SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número40ReseñaReseña índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de estudios histórico-jurídicos

versión impresa ISSN 0716-5455

Rev. estud. hist.-juríd.  no.40 Valparaíso ago. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-54552018000100705 

Bibliografía

Reseña

Herzog, Tamar. Frontiers of Possesssion. Spain and Portugal in Europe and the Americas. Cambridge, Mass., London: Harvard University Press, 2015. 384p.

La idea genérica de frontera (también podría decirse delimitación) admite dos variedades. Una es el limes (de donde viene límite). La otra es la limitatio.

El limes es la delimitación que forman los ejércitos (campamentos, trincheras, guarniciones). Por su naturaleza es esencialmente móvil y cambiante, en la medida en que los ejércitos avanzan o retroceden. El Imperium romanum originalmente no tenía más que limes. La palabra imperium significa “poder de mando militar”, de modo que el imperio, así entendido, llega hasta donde llega el ejército. En época más avanzada la idea de imperio se territorializó: ya no es tanto la región ocupada por el ejército, sino el espacio terrestre con fronteras prefijadas. Todavía solemos decir que los límites del Imperio Romano eran al norte los ríos Rin y Danubio, al Sur el desierto de Sahara, al Oeste el Atlántico y al Este, los Cárpatos. Pero una concepción así no corresponde a la romana original.

La limitatio se acerca más a la concepción que acabamos de describir. Supone un territorio estabilizado, el cual puede ser encerrado en líneas artificiales (por lo general, de origen trigonométrico).

La concepción del territorio con limes, que es la más antigua, fue muy perdurante. Vino a desaparecer definitivamente con el Estado moderno (o sea, hacia el siglo XVI), una de cuyas características es tener limites y no limes.

El libro que presentamos está cargado de datos sobre lo que en general podemos llamar la formación de España y Portugal y de sus dominios americanos; pero se echa de menos una doctrina o teoría sobre la delimitación donde quede permitido insertar ese cúmulo de datos.

La obra consta de una Introducción y dos partes. La parte I se titula: Defining Imperial Spaces: How South America Became a Contested Territory; y la parte II: Defining European spaces: The Making of Spain and Portugal in Iberia. Cada una, a su vez, constade divisiones numeradas, equivalentes a capítulos; y se presenta una sección de Conclusión. Al final se insertan las abreviaciones, las notas (no al pie de página por ende), unos reconocimientos o agradecimientos de la autora y un índice de personas citadasy palabras técnicas empleadas. El libro está pulcramente impreso, como suele ocurrir siempre con las ediciones de la Harvard University Press.

No parece un método adecuado tratar unitariamente, aunque sea en partes diferentes, los proceso de delimitación en España y Portugal como reinos europeos y los de sus dominios americanos, procesos tan diferentes en sus contornos históricos. El especialista, con todo, podrá y sabrá establecer las oportunas y necesarias discriminaciones.

Red.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons