SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número16Palabras de Sur a Norte Edmundo Moure Rojas, (2004). Ediciones Nueva Galicia, Santiago de Chile, 242 págs.Brasil - Chile, ontem e hoje (Conferência apresentada em Santiago do Chile 11-12 julho-2005, seminario Brasil-Chile, patrocinado pela CEPAL e Embaixada do Brasil) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Literatura y lingüística

versión impresa ISSN 0716-5811

Lit. lingüíst.  n.16 Santiago  2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-58112005000100021 

 

Literatura y Lingüítica N° 16, págs: 314-319

Reseñas

 

Manual de Comprensión Lectora.
Leyendo para Comprender.
Alcaide, Carmen, Rosas, Carmen
y Silva, Mario, (2004). Santiago:
Ediciones Universidad Católica Silva Henríquez


Katica Obilinovic, Ph.D.
Universidad Católica Silva Henríquez



Este es un libro principalmente dirigido a estudiantes, con un espacio breve de reflexión didáctica en torno al desarrollo de la comprensión lectora dedicado a los docentes. De hecho, los autores dedican tres de sus cuatro capítulos a los alumnos-lectores y a su vez, consistentes con su principal objetivo, han utilizado un estilo coloquial. Es un manual de comprensión lectora y como tal, práctico, pero con una sólida base teórica.

Los autores esperan contribuir a la transformación de los alumnos en individuos estratégicos, autónomos, reflexivos y responsables de su aprendizaje. Su audiencia son estudiantes de enseñanza media, universitarios, pero no excluye a cualquier persona interesada en leer para aprender.

Sabemos que no es fácil definir el proceso lector. Entre otras alternativas, Patricia Cairel, Joanne Devine, y David Eskey, (1995) citan a Kenneth Goodman quien lo define así:

"El leer es un proceso psicolingüístico en el sentido de que se inicia con una representación lingüística superficial codificada por un escritor y termina con un significado que el lector construye. Por lo tanto, hay una interacción esencial entre lenguaje y pensamiento al leer. El escritor codifica pensamiento como lenguaje y el lector decodifica lenguaje como pensamiento.Es esta la famosa visión del leer como juego psicolingüístico de descubrimiento"

De todos los enfoques teóricos que intentan ofrecer una definición de la lectura, nuestros tres autores convienen en sintetizar el acuerdo en una definición clara, simple y que no admite mayor controversia. En la página 13 señalan "leer es un proceso de interacción del lector con un texto". El manual, en sí mismo, en la adopción de un estilo coloquial, es una fiel representación de esta interacción, diálogo que resulta directo, conciso, claro y fluido.
El aprendizaje que potencialmente se obtiene del manual es aplicable al desarrollo de comprensión lectora en un 2° idioma. Debemos hacer notar, sin embargo, la controversia existente entre la postura que indica que es la habilidad de leer en la primera lengua la que se transfiere a una segunda, no así el grado de control de la lengua meta en sí misma. Por otra parte, existe una postura contraria la cual enfatiza el rol de la proficiencia lingüística en la segunda lengua con respecto a la habilidad lectora en ese idioma.

El primer capítulo caracteriza en detalle la lectura comprensiva. En el segundo se presenta una muestra de estrategias probadas para favorecer el desarrollo de esta habilidad. Entre ellas, los autores destacan el modo exacto en que el estudiante puede lograr identificar ideas principales.

Se pone en práctica, en lenguaje sencillo, la teoría del aprendizaje verbal significativo. Así, se escucha -no en citas, pero sí en el trasfondo de base para la construcción del manual- a David Ausubel, específicamente en la caracterización y explicación de los principios de diferenciación progresiva y reconciliación integradora para dar cuenta de las bases organizativas de los mapas conceptuales (p. 58) y en general, se acentúa la orientación cognitiva, enfatizando la relación del nuevo aprendizaje con los conocimientos previos.

En el capítulo tres, las supuestas conversaciones entre estudiantes reflejan fielmente las preocupaciones y quejas que a los docentes nos resultan familiares. Esto confirma la experiencia docente de años del equipo académico y el objetivo de haber deseado dar respuesta a las dificultades percibidas en su propia labor en esta universidad y otras instituciones.

Al dar luces sobre cómo responder de forma adecuada a las pruebas escritas, los autores se enfocan en los conceptos claves generalmente usados por quienes evalúan. Al explicar cada uno de ellos, entregan ejemplificaciones a partir de conocimiento directamente relacionado con lo estudiado por nuestros(as) estudiantes en diversas actividades curriculares del plan de educación de nuestras pedagogías. El estudiante que lee el libro aprende cómo aprender mejor y a su vez revisa el conocimiento al que posiblemente ya ha sido expuesto: constructivismo, características cognitivas del niño de 9 años, socialización, educación, crítica a la postura Piagetana.

El último capítulo se titula "Algunas palabras para quienes enseñan". Es necesario resaltar que el título no apunta a académicos universitarios o profesores de enseñanza media sino "para quienes enseñan". No creo que sea fortuita la elección de esta expresión puesto que, consistentes con lo anunciado en la introducción, esta publicación está dirigida -como ya puntualizamos- a estudiantes en primer lugar y a todo docente que tenga una preocupación genuina por contribuir a ayudar a leer para aprender.

Los autores no se detienen en las explicaciones ofrecidas por los diversos modelos teóricos en cuanto al proceso en sí de lectura sino que enfatizan aspectos didácticos.

Los principios y las recomendaciones derivadas de ellos van principalmente dirigidos a académicos y profesionales que imparten docencia disciplinar y cuya labor cotidiana requiere de apoyo en el aspecto netamente pedagógico. Es definitivamente un manual basado en el discurso técnico de la psicología educativa.

Es este un interesante equipo de académicos. La filosofía de Carmen Alcaide, la consejería educacional de Mario Silva y la psicología de Carmen Rosas se funden en torno a esta preocupación por el proceso de aprendizaje en general y el de lectura comprensiva y el componente estratégico conducentes al aprendizaje en lo particular.

Es la suya una preocupación muy actual. Tal vez las generaciones que estudiaron hace décadas lo hicieron sin gran apoyo a procesos que eran considerados propios de individuos autónomos. El Chile de hoy no es el de entonces y más aún, la misión de nuestra UCSH apunta -entre otras cosas- a hacernos cargo de los estudiantes que nos eligen. Este hacerse cargo es contrario a la presunción de independencia intelectual o autonomía desde los inicios y en ese marco este libro contribuye directamente a nuestra misión pedagógica.

Aun cuando entendemos a la lingüística aplicada técnicamente como la disciplina que trata del aprendizaje y enseñanza del 2° idioma y temas relacionados, hay autores (Brumfít, 1991, por ejemplo, citado por Michael McCarthy, 2001 en "Issues in Applied Linguistics") que definen a esta ciencia como aquella disciplina "que ofrece soluciones a los problemas reales del mundo en los cuales el lenguaje es un asunto central" (traducción nuestra). En este sentido amplio de su definición, Michael Mc Carthy extrapola el objetivo central de la lingüística aplicada a cualquier profesional que bajo ese prisma conduzca su investigación y quehacer. Carmen, Mario y Carmen están haciendo lingüística aplicada, aún cuando ellos sean modestos al no reconocerlo.

Un ejemplo es su referencia a Cunningham y Moore (1990) cuando los citan para explicar su postura en torno al concepto de idea principal y cuando a su vez se detienen en los diversos tipos de estructuras de textos. También en la sección acerca de la relación entre lectura y escritura.

A futuro es posible visualizar algunas proyecciones de este trabajo. Los autores enfatizan en forma reiterada la necesidad de activar el conocimiento previo y experiencias. Es este un eje central de nuestra tarea pedagógica. Cómo contribuir a enriquecer los conocimientos previos y el trasfondo experiencial de nuestros(as) estudiantes. Aquí puede nacer otro libro con una proyección implícita que interpela a la totalidad de la comunidad académica, la necesidad de encontrar la forma de enriquecer la base experiencial de nuestros jóvenes.

Otro libro bien pudiera ahondar en el desarrollo léxico, aspecto algo deficitario en las nuevas generaciones y que en forma obvia y directa puede interferir con la lectura comprensiva.

Hacer del conocimiento y de la enseñanza algo complejo e indescifrable es muy sencillo. Lo contrario, sin embargo, es nuestra responsabilidad, al menos en el país actual y con nuestra misión particular, lo cual significa un intento sistemático (basado en la teoría y siempre teniendo en vista lo práctico) de simplificar lo complejo, lo cual en sí es un arte. Simplificar sin caricaturizar, simplificar para entregar claridad en lo que se aprende. Este libro ilustra esa claridad. Los felicitamos por ello.

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons