SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 issue27DIGITAL POETRY: ONGOING REFLECTIONSTHE DERIVATION AND WORS CLASS CHANGE IN MAPUDUNGUN author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Literatura y lingüística

Print version ISSN 0716-5811

Lit. lingüíst.  no.27 Santiago  2013

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-58112013000100008 

 LINGÜÍSTICA: ARTÍCULOS Y MONOGRAFÍAS

 

CONSTRUCCIONES DE MOVIMIENTO CAUSADO CON EL VERBO PONER: UN ESTUDIO DE CORPUS*

THE CAUSED - MOTION CONSTRUCTIONS WITH THE VERB PONER: A CORPUS STUDY

 

Daniel Ignacio Pereira**

Magíster en Lingüística. Doctor (c) en Lingüística, Universidad de Concepción, Concepción, Chile. danielpereira@udec.cl


Resumen

El presente trabajo aplica algunas herramientas de análisis construccionista a un caso específico en la lengua española: las construcciones de movimiento causado con el verbo poner y su relación de equivalencia aproximada con verbos simples transitivos. Para explicar la existencia y diferenciación de variantes en la construcción con poner, se utilizan los conceptos cognitivistas de perfil, base y metáfora y se aplican junto con los principios de fusión de roles, de coerción y de composicionalidad débil de las construcciones. Se trata de un estudio no exhaustivo, basado en el uso real de las expresiones con poner. Para lograr esto, las expresiones fueron extraídas del Corpus de Referencia del Español Actual (CREA), de la Real Academia Española. Se buscaron las coocurrencias de la entrada poner con expresiones que en su conjunto fueran equivalentes a verbos simples españoles. Luego de un proceso de análisis construccional de la estructura argumental del verbo, fueron desechadas aquellas construcciones que presentaban escasa representatividad en el corpus o que sus contextos eran muy restrictivos. De los casos seleccionados, en cambio, se analizaron sus roles participantes, los marcos semánticos que configuran y las diversas metáforas conceptuales que contienen.

Palabras clave: Gramática de Construcciones, construcciones de movimiento causado, marco semántico, metáfora conceptual


Abstract

This paper applies some constructionist analysis tools to a specific case in the Spanish language: the caused-motion constructions with the verb poner and its equivalence relationship to transitive simple verbs. To explain the existence and differences in variants in the constructions of poner, cognitivist concepts of profile, base and metaphor are used and applied along with the principles of role-fusion, coercion and weak compositionality of constructions. This non-exhaustive study is based on actual use of the expressions with poner. To accomplish this, the expressions were extracted from the Corpus de Referencia del Español, CREA (Corpus of Reference of Current Spanish), of the Real Academia Española. We sought the co-occurrence to the input poner with expressions that together were equivalent to simple verbs in Spanish. After a process of constructional analysis of the verb argument structure, those constructions that had little representation in the corpus were dismissed, as well as those that their contexts were very restrictive. In selected cases though, participant roles, semantic frameworks that shape and contain various conceptual metaphors were discussed.

Keywords: Construction Grammar, caused-motion constructions, semantic framework, conceptual metaphor.


 

1. Introducción

Es común observar en el habla cotidiana la frecuente utilización del verbo poner. 'Pon atención', 'le pondré fin a esta relación' y 'le pone mucho esfuerzo a su trabajo' son expresiones que habitualmente son proferidas en lugar de otras con verbos simples que parecieran ser equivalentes -'atiende', 'finalizaré esta relación', 'se esfuerza mucho en su trabajo', respectivamente-, las que parecen relegadas a usos formales o escritos. En este trabajo se pretende dar una explicación a este fenómeno. La hipótesis que subyace es que la equivalencia entre verbos simples y expresiones con poner es solo aparente, pues estas últimas entregan información diferencial respecto de los primeros. Para ello, se utilizarán algunas herramientas conceptuales de la teoría de la Gramática de Construcciones de Goldberg (1995), tales como perfil y base, coerción y metáfora, y se aplicará un análisis constructional de perfilamiento de roles a algunas expresiones con poner, extraídas del corpus CREA1. Pero, antes, es preciso explicar algunos aspectos teóricos, los que se expondrán en los tres siguientes apartados, luego de los cuales se analizarán las construcciones con el verbo en cuestión.

2. Los principios de fusión de roles

En la Gramática de Construcciones de Goldberg (1995), se denomina 'roles argumentales' a aquellos argumentos semánticos que contempla una construcción; mientras que a los argumentos propios del verbo, pertenecientes o asociados a ella, se les llama 'roles participantes'. Ambos, roles argumentales y roles participantes, se fusionan en las construcciones de acuerdo a dos principios:

a)  Principio de coherencia semántica: sólo pueden fusionarse los roles semánticamente compatibles, es decir, si un rol es una instancia de otro.
b) Principio de correspondencia: cada rol participante perfilado léxicamente se puede fusionar con un rol argumental de la construcción. Si el verbo posee más roles participantes que roles argumentales perfilados por la construcción, entonces, se puede agregar un rol más a la construcción. Lo mismo ocurre viceversa.

Para ejemplificar estos dos principios, pongamos el caso del verbo "golpear": este verbo perfila léxicamente dos roles participantes: un 'golpeador' y un 'golpeado'. Si este verbo ocurre en una construcción transitiva, que contiene los roles argumentales de 'agente' y 'paciente', podemos fusionar el rol participante 'golpeador' con el rol argumental 'agente', ya que un golpeador es un tipo de agente y el rol de 'golpeado' con el de 'paciente', puesto que un ente golpeado es una instancia del rol 'paciente' (principio de coherencia semántica). Los dos roles participantes del verbo 'golpear' han sido fusionados con los roles argumentales de la construcción transitiva (principio de correspondencia), lo que sintácticamente se expresa en la secuencia S (agente = golpeador) - V (evento = golpear) - CD2 (paciente = golpeado).

3. Los conceptos de perfil y base

Los conceptos de perfil y base son equivalentes a los que en la sicología de la forma o Gestalt se han denominado figura y fondo, respectivamente. La base se puede definir como "la matriz subyacente de dominios cognitivos relevante que se requiere o se evoca para comprender una expresión determinada" (Cuenca y Hilferty, 1999: 76), mientras que el perfil es aquel elemento destacado sobre la base y que cobra relevancia respecto de ella y en ella. Cuenca y Hilferty (1999) recuerdan el clásico ejemplo de la hipotenusa: no se entiende este concepto sin ponerlo en contraste con el de un triángulo rectángulo: en todo otro fondo (base) no tiene sentido. Si quitamos la base, la hipotenusa se convierte en una simple línea recta.

Los conceptos de perfil y base están relacionados con los llamados 'marcos semánticos', entendidos como idealizaciones de percepciones, memoria, experiencias, acciones u objetos (Cf. Goldberg, 1995:25), es decir, pedazos de conocimiento enciclopédico, en los que algunos elementos se perfilan, es decir, cobran relevancia generando ciertos cambios en la atención. Una analogía posible de hacer con el perfilamiento de subestructuras dentro de un marco es aquella del escenario teatral: conforme se desarrolla la acción dramática, los focos luminosos se posan en aquellos actores o lugares que cobran protagonismo a lo largo de la obra, quedando el resto en penumbras.

En la Gramática de Construcciones, el concepto de marco semántico y, por ende, los de perfil y base, tienen la utilidad de explicar la existencia de construcciones y las diferencias que pudieran existir entre unas y otras, principalmente en los perfilamientos argumentales implicados. Por ejemplo, en una construcción ditransitiva se perfilan tres argumentos, generalmente, un agente, un tema y un beneficiario o receptor, mientras que, en una construcción transitiva, solo se perfilan dos: agente y tema (o paciente). Esto tiene repercusiones luego en el emparejamiento con los roles participantes de los verbos que aparecen en una construcción y en la eventual aparición de 'nuevos' roles participantes, evitando generar sentidos imposibles o novedosos en los verbos, es decir, respetando el principio de la parsimonia semántica.

4. Las construcciones de movimiento causado

Un caso específico de construcción existente en la lengua es el de las expresiones de movimiento causado. De acuerdo a Goldberg (1995: 152), estas construcciones "the causer argument directly causes the theme argument to move along a path designated by the directional phrase; that is, 'X CAUSES Y to MOVE Z'." De acuerdo a esto, tres son los argumentos perfilados por la construcción: un agente causante del movimiento, un objeto o tema que es movido por el agente-causante y una trayectoria que sigue tal objeto. La noción de fuerza causante del movimiento de otra cosa está implicada en esta construcción, razón por la cual Langacker (2000: 48) las denomina 'construcciones energéticas'.

El esquema de la figura 2, extraído de Goldberg (1995:160), muestra de qué manera se perfilan y fusionan los roles en una construcción de movimiento causado:

Fig.2

En el esquema es posible observar que la realización sintáctica de la estructura semántica vincula al agente-causante con el sujeto (S), al objeto-tema con el complemento directo (CD) y al rol de meta con un complemento oblicuo, preferentemente, un complemento circunstancial (CC). En la sección intermedia del esquema, se han dejado espacios vacíos, pues estos se llenan con los roles participantes de los verbos que aparezcan en la construcción.

Una de las preocupaciones teóricas que surgen con este tipo de construcción, y derivada del principio de composicionalidad débil, tiene que ver con el sentido direccional del argumento meta. No se trata de un simple locativo que denota un espacio, material o figurado, sino de un lugar hacia el cual el argumento objeto-tema se dirige por acción del agente-causante. Se piensa que dicho sentido radica en la preposición que aparece en el complemento oblicuo; sin embargo, aceptar esto implicaría afirmar que en español sólo podrían aparecer en estas construcciones las preposiciones a, contra, de, desde, hacia, hasta, para y por, que contienen rasgos dinámicos de movimiento (Cf. Alarcos, 2008: 277), pero no en, preposición que presenta rasgos más bien estáticos. Por lo tanto, una oración como

Juan metió los papeles en un sobre

no podría explicarse como una instancia de la construcción de movimiento causado, ya que en no especificaría direccionalidad, cuando en verdad es justamente lo que hace: Juan es el causante de que los objetos papeles se muevan hacia dentro de la meta sobre. Atribuir el peso de la direccionalidad sólo a la preposición o a cualquier elemento aislado de la oración, implicaría volver a pensar una explicación composicional del significado de la construcción, cuestión que, de acuerdo a la teoría construccional, debe evitarse.

Para resolver este problema, se postula la existencia de una construcción particular, denominada 'coerción', la que consiste en la acomodación de la interpretación de una construcción, cuando no es posible deducirla de los ítems léxicos de dicha construcción (Cf. Goldberg, 1995: 159). En el caso que nos ocupa, el objeto oblicuo en el sobre adquiere el sentido direccional dentro de la construcción de movimiento causado, entendido como un punto de llegada del movimiento, lo que podríamos esquematizar de la siguiente manera:

Fig. 3

En la figura 3, la flecha continua señala la direccionalidad del movimiento y el recuadro con una equis, el fin del movimiento. La preposición en se interpreta justamente como punto de llegada de la trayectoria por un efecto de coerción de la construcción.

4.1. El verbo poner en construcciones de movimiento causado

Uno de los verbos que aparece en construcciones de movimiento causado es el verbo poner (Cf. Goldberg, 1995: 60), el que, en su acepción más básica, denota "colocar en un sitio o lugar a alguien o algo" (RAE). Esta definición nos presenta los tres roles participantes que se perfilan del verbo, los que esquematizaremos así:(figura 4)

Fig. 4

La estructura argumental de una construcción de movimiento causado, presentada en el apartado anterior, se puede completar ahora con los roles participantes. Las correspondencias operan como se muestra en la figura 5:

Fig. 5

Como se puede apreciar en el esquema anterior, y en consonancia con la definición del verbo español, los tres roles participantes se fusionan con los roles argumentales posibles para la construcción, entrando en una relación de uno a uno, en la estructura de predicado: X CAUSA que Y se MUEVA a Z3. La interacción de estos roles en su marco semántico correspondiente se presenta en la figura siguiente:

Fig. 6

El esquema de la figura 6 nos permite dar cuenta de expresiones tan distintas como las siguientes:

a)      Susana puso el vaso en la mesa
b)      Pedro puso agua en la tetera
c)      Felipe le puso atención a la profesora
d)      Tamara puso a prueba su talento
e)      José puso contento a su padre

En el caso de a) y b), el rol de 'ponedor' lo desempeñan Susana y Pedro, respectivamente; el de 'objeto puesto', el vaso y agua; y el de 'lugar donde se pone', la mesa y la tetera, respectivamente. En estas oraciones, la coerción ocurre en la interpretación direccional de los complementos en la mesa y en la tetera.

Los casos c), d) y e) son algo diferentes: en c) aparece un complemento indirecto en vez de un circunstancial4, por lo que cabe esperar -aunque no de manera terminante- que no haya argumento meta sino receptor; en d) aparece la preposición a, con rasgos dinámicos, pero encabezando un término abstracto, y en e) encontramos un complemento predicativo concordante con el núcleo del CD. A simple vista, pareciera que estos casos no fueran instancias de la construcción de movimiento causado, aun cuando contengan el verbo poner.

Lo que ocurre en c), d) y e) es que el verbo poner está siendo utilizado como verbo de apoyo de un tipo de construcciones de movimiento causado, caracterizadas por ser "grupos verbales semilexicalizados de naturaleza perifrástica constituidos por un verbo y un sustantivo abstracto que lo complementa" (RAE, 2009: 57). Lo particular de estas construcciones es que muchas veces admiten equivalencias con verbos simples, relacionados morfológica o léxicamente con el sustantivo abstracto contenido en el grupo. En los tres casos antes mencionados, las equivalencias serían las siguientes:

Los verbos simples equivalentes a la construcción con poner son transitivos (probar, finalizar, practicar) o ditransitivos (manifestar), o bien, intransitivos con acepciones transitivas (dudar). Como la transitividad perfila solo dos roles obligatoriamente (agente y objeto), si el verbo simple es transitivo, el tercer rol lo perfila la construcción con poner, es decir, la concepción de movimiento causado agrega a las equivalencias del verbo simple un argumento que no poseía. En la tabla de la figura 7 se muestran las equivalencias más comunes, de acuerdo a las coincidencias encontradas en el corpus CREA5:

Fig. 7

Ahora bien, en los ejemplos de la tabla podemos observar que algunas construcciones con poner contienen una preposición, mientras que otras no. Además, se observa que no todas las construcciones son verbonominales, sino que se incluyen también algunas verboadjetivales (poner contento). Las razones que permiten estas variantes de la construcción se relacionan con la relevancia que adquieren los roles argumentales en su marco semántico. Es decir, en la construcción pueden activarse ciertos perfiles que dejan en las sombras otros aspectos de la construcción, motivando procesos metafóricos6. En los siguientes apartados intentaremos explicar estos cambios de perfil y base.

4.2. Variantes perfiladas de la construcción con poner

Dos son las principales variantes de la construcción con poner: la variante que pone como figura (perfil) el objeto-tema de la construcción y la variante que perfila la meta.

4.2.1. Perfilamiento del objeto-tema: variante X CAUSA que Y se MUEVA a Z

En esta variante, el elemento destacado semánticamente es el objeto-tema de la construcción, lo que sintácticamente se expresa en la presencia de un CD que tiene como núcleo el elemento nominal equivalente a un verbo simple. En la figura 8 se esquematiza el perfilamiento de este argumento.

Fig. 8

Sin embargo, al operar este perfilamiento, ocurren otros procesos importantes al interior de la construcción. El principal de estos procesos es una reorganización de la estructura sintáctica, producto de una extensión metafórica: en vez de un CC de lugar que contenga la trayectoria del movimiento causado, aparece un complemento indirecto (CI) que puede organizarse en torno a un ente humano, instanciando la metáfora LAS PERSONAS son LUGARES; o alrededor de entes inmateriales, con lo que aparece la metáfora LO ABSTRACTO es LO CONCRETO. En estos procesos, aparecen expresiones tales como:

También puede darse el caso de que las metáforas sean mucho más gruesas, por ejemplo, de considerar todo ente material como un lugar. A pesar de esto, la estructura sintáctica original de la construcción se modifica de todos modos:

4.2.2. Perfilamiento de la Meta: Variante X CAUSA que Y se MUEVA a Z

En esta segunda variante, es el argumento meta el que se perfila sobre el marco de la construcción. El correlato en la estructura sintáctica es que el elemento nominal viene acompañado de una preposición, que puede ser a, de o en, interpretada direccionalmente. En la figura 9 se esquematizan estas relaciones:

Fig. 9

En este tipo de variante, los complementos que señalan la trayectoria necesariamente se construyen en base a procesos metafóricos, pues los términos nominales de las preposiciones señalan entidades más o menos abstractas (prueba, relieve, ejecución, orden, contexto, duda, evidencia, etc.).

Una subvariante de este tipo de construcción es aquella que expresa causatividad en el cambio de estado, es decir, perfila un causante, un experimentador de un cambio y un estado meta, estos dos últimos equivalentes al objeto-tema y al locativo-meta de las otras variedades. En el esquema de la figura 10 se muestran las relaciones existentes:

Fig. 10

Nuevamente aparecen procesos metafóricos, en este caso, las metáforas LOS ESTADOS son LUGARES y LAS PERSONAS son OBJETOS. A este tipo de subvariante pertenece la expresión

Yo puse contenta a mi madre,

en la que el adjetivo contenta manifiesta el estado meta en la función de predicativo (PREDIC), concordante con el CD a mi madre.

Para esta subvariante es necesario emparejar de un modo conveniente los roles argumentales con los participantes. El esquema quedaría reformulado, de acuerdo a la figura 11:

Fig. 11

5. Conclusiones

Las construcciones con poner son equivalentes a ciertos verbos simples con los que están relacionados, pero no son semánticamente idénticas. En las construcciones con poner se releva la agentividad, en el entendido de que son variantes causativas de la acción expresada por el nominal adjunto, en cualquiera que sea la función sintáctica en que se cristalice. Además, muchos de los verbos simples en cuestión tienen múltiples acepciones, algunas muy distantes entre sí. En cambio, la construcción con poner reduce drásticamente las posibilidades interpretativas, entregando un equivalente casi unívoco a la intencionalidad expresiva del hablante.

Se destaca el hecho de que la reorganización sintáctica de los constituyentes oracionales de la expresión con poner está motivada por procesos de extensión metafórica, los que permiten que entes animados o abstractos se interpreten como lugares, instanciando metáforas tales como LAS PERSONAS son LUGARES o LO ABSTRACTO es LO CONCRETO; o que predicados de cambio de estado, como contentar, se expliquen como manifestación de la metáfora LOS ESTADOS son LUGARES, facilitando la expresión con poner (poner contento). Estos procesos metafóricos también imponen coerción en la interpretación dinámica y direccional de las preposiciones que aparecen en la construcción de movimiento causado.

Por último, es preciso señalar que con los conceptos de perfil y base se pueden explicar las diferentes variantes de las expresiones con poner, dependiendo de qué se considere como perfil. Para sintetizar los hallazgos referidos a este aspecto, en la figura 12 se presenta la siguiente matriz:

 

Fig. 12

6. Notas

* Becario CONICYT.

** Chileno. Magíster en Lingüística. Doctor (c) en Lingüística, Universidad de Concepción, Concepción, Chile. danielpereira@udec.cl

1 Disponible en http://www.rae.es

2 En este trabajo, para referirse a las funciones sintácticas de sujeto, complemento directo, complemento indirecto y complemento circunstancial, se utilizan las siglas habituales en la lingüística hispánica: S, CD, CI, CC, respectivamente.

3 Esto es coincidente con lo propuesto por Aparicio (2007:30).

4 Es decir, en vez de en la profesora o en lo que dice la profesora (ambos complementos circunstanciales), se ha utilizado a la profesora.

5 Al respecto, es importante señalar que la búsqueda en el corpus se realizó utilizando como consulta el verbo poner en infinitivo. Luego, se seleccionaron aquellas expresiones con poner que tuvieran más concordancias dentro del corpus y que fuera posible equipararlas con verbos simples con significado equivalente al complemento de la expresión con poner. Tanto de unas como de otras se extrajeron ejemplos para verificar su funcionamiento.

6 Se entiende por metáfora el apareamiento de dos dominios conceptuales en uno solo (Cf. Rivano, 1997).

 

7. Bibliografía

Alarcos Llorach, Emilio (2008). Gramática de la Lengua Española. Madrid: Espasa.         [ Links ]

Aparicio, Juan José (2007). Clasificación semántica de los predicados del español. Tesis de magíster, Universidad de Barcelona [Online: <http://clic.ub.edu/sites/default/files/pagines/Clasificaci%C3%B3n%20sem%C3%A1ntica%20de%20los%20predicados.pdf> (consulta: 30 de julio de 2011)]         [ Links ]

Cuenca, María Josep y Joseph Hilferty (1999). Introducción a la lingüística cognitiva. Barcelona: Ariel.         [ Links ]

Goldberg, Adele (1995). Constructions. A constructions grammar approach to argument structure. Chicago: The University of Chicago Press.         [ Links ]

Langacker, Ronald (2000). "Estructura de la cláusula en la gramática cognoscitiva". En Revista Española de Lingüística Aplicada, Volumen monográfico.         [ Links ]

Real Academia Española (2009). Nueva gramática de la lengua española. Madrid: Espasa Libros.         [ Links ]

Real Academia Española: Banco de datos (CREA). Corpus de referencia del español actual. [Online: <http://www.rae.es> (consulta 30 de julio de 2011)]         [ Links ].

Rivano Fischer, Emilio (1997). Metáfora y lingüística cognitiva. Santiago: Bravo y Allende Editores. [Online: <http://es.scribd.com/doc/94946610/METAFORA-Y-LINGUISTICA-COGNITIVA> (consulta: 5 de agosto de 2011)]         [ Links ].

 

Recibido: 29-Febrero-2012 Aceptado: 03-Diciembre-2012

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License