SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número1LA CIENCIA EN CHILE Y EL PROGRAMA MILENIO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Biological Research

versión impresa ISSN 0716-9760

Biol. Res. v.34 n.1 Santiago  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-97602001000100001 

Editorial

Fortalecimiento de las ciencias biológicas en
Chile durante la era posgenómica

Una antigua cita dice «Ojalá que el tiempo que te toque vivir te sea interesante» (cit. Kierkegaard, S.). Los biólogos podemos asegurar que esto es así. Es más, nuestro tiempo es revolucionario. En este milenio nos toca la responsabilidad de incorporarnos a los nuevos y espectaculares desarrollos relacionados con la genómica y proteómica tanto desde un punto de vista fundamental como de sus aplicaciones. Estos nuevos avances influirán horizontalmente todas las áreas de la biología, permitiendo un desarrollo de una magnitud difícil de prever. Nos corresponde además tener una visión y postura críticas relacionadas con los problemas biorritmos en la generación, manejo y usos de los nuevos conocimientos. La amplia difusión de estos nuevos descubrimientos y tecnologías han puesto a la biología mucho más presente en la sociedad. Vivimos pues una época especialmente importante para destacar nuestras actividades y hacer un aporte al país.

Existe una clara correlación entre el desarrollo en ciencia y tecnología y el desarrollo económico. Al ingresar a la Comunidad Europea, el Gobierno de España se vió en la necesidad de incrementar fuertemente su inversión en Ciencia y Tecnología para disminuir las diferencias con los demás países europeos. Chile debe hacer un esfuerzo similar si pretende concretar tratados de libre comercio con países desarrollados. Esto toma especial relevancia si consideramos que evaluaciones internacionales recientes sobre la capacidad del país en desarrollo científico y tecnológico han destacado claramente una deficiencia en este aspecto.

Aparentemente el Gobierno le ha dado una valoración política y social a la Ciencia y la Tecnología, prometiendo un incremento gradual de los fondos destinados a la investigación en el mediano plazo. Si a un año del nuevo Gobierno hacemos un balance del grado de implementación de este ofrecimiento, por un lado, constatamos que en el concurso reciente de FONDECYT, muchos biólogos con líneas de investigación establecidas y productivas siguen quedando sin financiamiento por falta de recursos. Evidentemente el país no se puede dar el lujo de mantener estos recursos humanos valiosos inactivos. Por otro lado, se está preparando un programa con un cofinanciamiento del BID y del Gobierno para implementar la infraestructura y equipamientos necesarios para desarrollar la genómica y la bioinformática en áreas de interés productivo para el país, en el que se podrá concursar en forma competitiva. Esta es una importante nueva iniciativa que abre las posibilidades para que el país no sea un mero espectador de estos grandes avances biológicos y pueda disminuir el grado de dependencia de los países desarrollados en la generación de estos conocimientos.

Tenemos pues optimismo, pero debemos estar muy activos y alertas para concretar este anhelo de ingresar al nuevo Milenio disminuyendo la brecha tecnológica con los grandes centros internacionales y definiendo nuestro propio quehacer científico.

Carlos A. Jerez
Presidente

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons