SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 issue2LOS DERROTEROS CIENTÍFICOS DE FRANCISCO VARELA (1946-2001) author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Biological Research

Print version ISSN 0716-9760

Biol. Res. vol.34 n.2 Santiago  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-97602001000200001 

La Educación en Ciencias Biológicas
demanda urgentes cambios

Bruce Alberts y su libro "Biología Molecular de la Célula" parecieran ser, ya, una sóla entidad académica. Como si los aportes científicos no bastaran, como ocurre afortunadamente en algunas ocasiones, Bruce Alberts volcó su talento y experiencia para contribuir a la construcción permanente de un mundo que necesita conocer el conocimiento. Desde hace años preside la National Academy of Sciences en Estados Unidos, la más dinámica, contundente e influyente de las academias. En efecto, sin perder su tradición convoca los más granado de la ciencia norteamericana ampliando año a año el contigente intelectual lo que le permite una representatividad a toda prueba y consecuentemente un auténtico rol protagónico en el diseño e implementación de las políticas públicas para la ciencia. Consecuente con su propósito, reconoce miembros extranjeros, los que ciertamente vitalizan la visión global que requieren para el cumplimiento de su cometido. Chile ha sido privilegiado al ser nominados, hasta ahora, tres prestigiosos investigadores del ámbito de las ciencias biológicas (1-3).

Al inaugurar el Simposio New frontiers in teaching biochemistry, que organizó Cecilia Hidalgo en el reciente Congreso FEBS/PABMB realizado en Lisboa, Bruce Alberts compartió con la audiencia su preocupación acerca de la educación en ciencias y en particular de las ciencias biológicas. A comienzos de la década de los 80' James Watson le propuso a Bruce Alberts acometer la difícil tarea de escribir un libro que aborde la célula de un modo integrado, inteligible, transformando la enseñanza de la tradicional citología para adentrarse en el conocimiento que surgía con la creciente información acerca de los mecanismos moleculares que sustentan su vida. Aceptando el desafío, aparece en 1984 la primera edición del texto que hoy tiene un sólido reconocimiento internacional. La cuarta edición, enfrentó al grupo liderado por Alberts a un profundo análisis y reflexión y a un renovado desafío. El conocimiento acerca de la célula se había incrementado, entre 1984 y el año 2001, en aproximadamente 100 veces.

En este escenario, donde el conocimiento avanza vertiginosamente, la educación adquiere una mayor preocupación. ¿Qué enseñar? ¿Cómo enseñar? Parece claro que quedó atrás el transmitir más de lo mismo. Parece claro que hay que concentrarse en los conceptos fundamentales sobre los que se construye el conocimiento y entregar las herramientas para seguir indagando o aprendiendo lo nuevo. En este contexto, Bruce Alberts plantea que la convergencia de distintas vertientes es fundamental en la formación de cuarto ciclo. El Ph.D. formado exclusivamente en el túnel del conocimiento que impregna el devenir de Departamentos muy acotados, desfavorece la amplitud que este requiere hoy para enfrentar los desafíos que lo desconocido impone. Siempre es difícil cambiar, abrirse más, reconocer la similar relevancia de disciplinas distintas a las nuestras cuando todas están circunscritas artificialmente, algunas veces para retroalimentar intereses grupales. Los siempre nuevos tiempos están pidiendo lo mejor de la ciencia como un todo. En Chile, la educación de cuarto ciclo, aunque de corta biografía y de volumen pequeño y precario, ha hecho aportes notables. Su desarrollo reclama una atención adecuada del Estado, que más allá de las palabras, como en todos los países, debe incrementar los recursos que la tarea demanda. Su desarrollo reclama una atención adecuada de las Universidades para reconocer que esta tarea es sustantiva, y que en términos cuantitativos nunca podrá ser comparada al imprescindible pregrado. Su desarrollo reclama que las Universidades reconozcan que el desempeño de los académicos involucrados en la formación de Ph.D.s no puede ser el mismo que inspira la evaluación en el pregrado. Su desarrollo reclama, que los académicos se abran hasta hacer posible una convergencia auténtica de vertientes disciplinarias que, como el arco iris, mantiene permanentemente el sustento esencial que lo conforma, cubre siempre distintos parajes y dispone una amplio y resplandeciente pórtico que permite avanzar acompañado de la luz y el cambio.

MANUEL KRAUSKOPF*

 

 

PRENAFETA S (1999) Importante reconocimiento a la Dra. Mary Kalin Arrollo. Biol Res 32: v-vii         [ Links ]
ANONIMO (1999) Ramón Latorre es incorporado a la Academia de Ciencias de EEUU. Biol Res 32: viii-ix         [ Links ]
ORELLANA O (2001) Dr. Jorge Allende nuevo miembro de la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Biol Res 34: xv-xvi
        [ Links ]

* Editor de Biological Research, Universidad Andres Bello, Instituto Milenio de Biología Fundamental y Aplicada, Santiago, Chile

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License