SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.35 issue1Analysis of 5382insC (BRCA1) and 6174delT (BRCA2) mutations in 382 healthy Chilean women with a family history of breast cancer author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Biological Research

Print version ISSN 0716-9760

Biol. Res. vol.35 no.1 Santiago  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-97602002000100012 

A Scientometric view of some Biological disciplines in Chile

Una visión epistemométrica de algunas disciplinas Biológicas en Chile

MANUEL KRAUSKOPF


Universidad Nacional Andrés Bello
Instituto Milenio de Biología Fundamental y Aplicada
Santiago, CHILE

Received: March 22, 2002. Accepted: April 5, 2002

ABSTRACT

During the last decade the articles published by Chilean Research Centers grew 1,73 which compares to the 2.34 fold increase of mainstream research articles registered as a whole in Latin America. However, the relative impact of the Chilean publications surpassed that of Latin America. In Biological Sciences, traditionally the strongest research area within Chile, Latin America also shows a steeper slope of growth. Qualitatively, biological disciplines in Chile are comparable to those published in Latin America although in Chile there are specialties as Physiology that surpass the average world's impact.
The scientometric data is consistent with the fall in individual grants that the Chilean Research Fund (FONDECYT) has been allocating during the last decade.

Key terms: research output, biological sciences, Chile, Latin America, scientometric analyses.

 

La productividad científica en Chile ha avanzado en forma significativa tanto en cantidad como en calidad. Si se compara el rendimiento del quinquenio 1987-1991 con lo publicado diez años más tarde (1997-2001), mientras en la región los artículos aumentaron 2,34 veces, en Chile sólo se incrementaron 1,73 veces. En términos cualitativos, claro está, Chile exhibe un claro liderazgo en la región. En efecto, el país subió su impacto relativo al promedio mundial de 0,58 a 0,73 al tanto que América Latina lo hizo sólo de 0,48 a 0,59 entre los quinquenios analizados. Es preciso señalar, eso sí, que los impactos medios que se derivan de artículos que conciernen a distintas disciplinas no constituyen un buen referente por lo que es necesario, siempre, desagregar adecuadamente la información. Con todo, el indicador es utilizado como una primera aproximación. Vistas así las cosas la ciencia y tecnología acreditadas como contribución al nuevo conocimiento han constituido en Chile una "industria eficiente." Así como preocupa resaltar los incrementos anuales en ventas de bienes y servicios u observar el crecimiento del producto geográfico bruto, la métrica del conocimiento recurre al número de artículos en revistas de reputación para acreditar los avances. Este indicador revela que Chile ha aumentado en promedio casi un 6% anual. Pero claro, el conocimiento medido a través de las publicaciones, representa investigación realizada al menos dos o tres años antes. Consecuentemente, es importante analizar las variables que podrían frenar los avances logrados en el marco del portafolio de instrumentos para ciencia y tecnología que ha operado en Chile durante la última década.

El sistema de asignación de recursos a proyectos de investigación que surgen del intelecto de los proponentes, en el contexto de normas rigurosas y probadas y de un concurso público trasparente, ha sido uno de los pilares sobre los que la ciencia ha avanzado en los tiempos modernos. Particularmente la ciencia básica.

La estructuración de un FONDECYT cuya inspiración tuvo en cuenta el rol social de los talentos individuales en la generación de conocimiento que determina la riqueza cultural, la excelencia académica y el desenvolvimiento socio-económico, constituye una experiencia local notable que no ha sido transmitida a nivel político en su verdadera dimensión. Con todo, durante los últimos años, y de modo incomprensible, el presupuesto de FONDECYT está prácticamente congelado. Demás está decir que si el número de investigadores crece, la demanda por recursos aumenta. Tal situación está aconteciendo, entre otros aspectos, porque en su afán de progreso y en cumplimiento de su misión esencial, algunas Casas de Estudio han convocado a un número significativo para Chile de biólogos que residían en el extranjero. El estancamiento de los recursos de FONDECYT, probablemente por el costo creciente que implica la complejidad de proyectos competitivos, ha provocado que en poco más de una década los Proyectos Regulares de FONDECYT que financian a las Ciencias Biológicas (incluyendo a las Ciencias Médicas y también a las Silvoagropecuarias) han caído prácticamente a la mitad (1). Empero, respecto a estas disciplinas, no sólo el número de proyectos ha disminuido, sino que también la fracción del presupuesto que FONDECYT les destina. Tan sólo hace 7 años las disciplinas biológicas, silvoagropecuarias y médicas convocaban poco más del 50% de los recursos asignados a los proyectos FONDECYT. Hoy, de acuerdo a lo informado el presente año, las investigaciones aprobadas en el ámbito de estas disciplinas recibieron para su primer año el 46,7 % del total de recursos asignados a los proyectos.

Suele escucharse que biología y biomedicina copan recursos desproporcionados en desmedro de otras disciplinas. Sin embargo, la sociología en que se desenvuelve la industria de crear nuevo conocimiento en biología y biomedicina a través de subsidios públicos exhibe en distintos países porcentajes de recursos bastante parecidos. Así, mientras en 1995 FONDECYT (1) destinó a estas disciplinas el 50,8 % en Estados Unidos las mismas convocaron el 58,7% de los fondos federales asignados a proyectos que realizaron instituciones académicas (2). A pesar de la cuantía porcentual, el fortalecimiento de la investigación en estas disciplinas aumenta, toda vez que se ha dado a conocer el propósito de duplicar en 5 años el presupuesto del National Institutes of Health. Tan sólo para el 2003 se presupuesta un incremento de casi 5% en el número de proyectos de investigación concursables (3), tendencia que contrasta claramente con la caída de los Proyectos FONDECYT en Chile.

El esfuerzo de los investigadores en ciencias biológicas ha rendido claros frutos como consecuencia de una política que hasta mediados de la década pasada logró asignar recursos, que aunque siempre insuficientes, permitieron a prácticamente todos los grupos con trayectoria mantener continuidad a la vez que potenció con nuevos instrumentos el trabajo de mayor competitividad. A pesar de ello, hay disciplinas muy básicas como la Bioquímica & Biofísica que comienzan a experimentar un serio freno. Como se observa en la Fig 1A hoy se publican menos artículos que hace 20 años. En efecto, el quinquenio 81-85 produjo 282 artículos en Bioquímica & Biofísica con al menos una dirección en Chile y entre 1997 y 2001 sólo se publicaron 268 contribuciones. Mientras tanto, en América Latina, durante el mismo período, el ISI registró un aumento de casi 230% en estas disciplinas. En términos de impacto, Chile remontó en su desempeño y hoy exhibe un impacto relativo al mundo, levemente superior a la media latinoamericana (Fig 1B)

Figura 1. Publicaciones con al menos un autor cuya dirección indica Chile, registradas por el ISI y categorizadas como Bioquímica & Biofísica (A) Número de artículos registrados por quinquenio; (B) Impacto relativo a la media mundial (=1) en el mismo período para la disciplina. ¨Chile; oLatinoamérica.

 

La Fig 2A demuestra que en Biología Molecular y Genética Chile creció de 31 a 74 artículos entre los quinquenios 81-85 y 97-01. Empero, en el mismo período, Latinoamérica que ya estaba distanciada notoriamente creció aun más: de 712 artículos a 1757. Exceptuando un corto período donde las citas se elevan significativamente, Chile y la región producen un impacto cercano a la mitad de la media mundial (Fig 2B). Claro está, el número de publicaciones por quinquenio es tan bajo en Chile que basta un par de artículos (principalmente en colaboración con grupos de prestigio en el extranjero) para generar alzas que no representan estadísticamente la realidad que se vive en ciencia en las disciplinas que como Biología Molecular y Genética tienen una escasa presencia en el país. Es de interés tener en cuenta que el impacto base mundial en Biología Molecular y Genética se ha elevado sostenidamente durante las últimas dos décadas (de 6,05 a 10,60) lo que revela la demanda de conocimientos que la investigación en este ámbito tiene a nivel internacional. Algo similar ocurre con otras disciplinas como la Biología Celular y del Desarrollo. Esta situación demuestra la difícil tarea de realizar proyectos competitivos en disciplinas tan fundamentales para el país, sobre todo con recursos restringidos.

Figura 2. Publicaciones con al menos un autor cuya dirección indica Chile, registradas por el ISI y categorizadas como Biología Molecular y Genética (A) Número de artículos registrados por quinquenio; (B) Impacto relativo a la media mundial (=1) en el mismo período para la disciplina.¨ Chile; oLatinoamérica.

 

La dinámica de las publicaciones en Neurociencias es muy similar a la anterior. Como se observa en la Figura 3A el número de artículos originados en Chile subió de 86 a 221 entre los quinquenios 81-85 y 97-01 al tanto que en Latinoamérica el aumento exhibe una pendiente mayor y una productividad más masiva (de 820 a 2905 artículos entre los quinquenios analizados). Por su parte, a partir de 1996 Chile sobrepasa a la región en cuanto al impacto relativo al mundo que generan las publicaciones en este campo (Fig. 3B). Esta disciplina, aunque en términos menos exagerados que la anterior, genera incrementos de impacto base significativos entre los años estudiados.

Figura 3. Publicaciones con al menos un autor cuya dirección indica Chile, registradas por el ISI y categorizadas como Neurociencias (A) Número de artículos registrados por quinquenio; (B) Impacto relativo a la media mundial (=1) en el mismo período para la disciplina.¨ Chile; oLatinoamérica.

 

La Biología Celular y del Desarrollo exhibe entre las dos décadas indicadores que muestran un claro fortalecimiento. La Figura 4A señala que en Chile los artículos aumentan de 49 por quinquenio a 162 (81-85 vs 97-01). Con todo, se aleja dramáticamente de la dinámica regional donde de 253 publicaciones registradas por el ISI entre 1981 y 1985, los últimos dos quinquenios América Latina en su conjunto produjo más de 1000 artículos. Sin embargo, el impacto relativo al mundo es consistentemente superior en Chile respecto a América Latina (Fig 4B). Este aspecto no es menor toda vez que el impacto base de esta disciplina a nivel mundial casi se duplicó en 20 años alcanzado durante el último quinquenio a 15,90

Figura 4. Publicaciones con al menos un autor cuya dirección indica Chile, registradas por el ISI y categorizadas como Biología Celular y del Desarrollo (A) Número de artículos registrados por quinquenio; (B) Impacto relativo a la media mundial (=1) en el mismo período para la disciplina. ¨Chile; oLatinoamérica.

 

Microbiología, como las disciplinas anteriores, exhibió en Chile un desarrollo claramente inferior al de la región (Fig.5A) y aunque durante un período superó levemente el impacto que genera la productividad regional, está exhibiendo una caída por 6º quinquenio consecutivo (Fig 5B).

Figura 5. Publicaciones con al menos un autor cuya dirección indica Chile, registradas por el ISI y categorizadas como Microbiología (A) Número de artículos registrados por quinquenio; (B) Impacto relativo a la media mundial (=1) en el mismo período para la disciplina. ¨Chile; oLatinoamérica.

 

Entre las disciplinas analizadas en este breve examen a las ciencias biológicas Fisiología es claramente la estrella en el país. Aunque son extremadamente pocos los artículos, creció casi tres veces para llegar a 62 publicaciones durante el último quinquenio (Fig. 6A) retomando con vigor el impacto que provocaba, toda vez que a partir del quinquenio 95-99 supera la media mundial duplicando el desempeño regional Fig. 6B).

Figura 6. Publicaciones con al menos un autor cuya dirección indica Chile, registradas por el ISI y categorizadas como Fisiología (A) Número de artículos registrados por quinquenio; (B) Impacto relativo a la media mundial (=1) en el mismo período para la disciplina.¨ Chile; oLatinoamérica.

 

Los indicadores que representan a las 6 disciplinas revelan que la biología ha crecido en 20 años pero a un ritmo menor que el conjunto de países de nuestra región. En términos cualitativos, exceptuando a Fisiología, impactan aproximadamente un 50% respecto a la media mundial. Como cualquier promedio oculta los islotes de competencia que son diluidos por el todo.

Sin embargo, el referente considera las mismas variables en cada uno de los países lo que demuestra que son muchos más los grupos destacados.

La Ley de Lotka describe la existencia de una relación cuantitativa entre los autores y los artículos producidos en un campo y en un periodo de tiempo. Pone de manifiesto que, en un universo dado, hay una distribución asimétrica donde la mayoría de los artículos están concentrados en un número de autores altamente productivos, lo mismo que sus citas.

A pesar de las percepciones públicas, en Chile, Biología también cuenta con un universo de investigadores muy pequeño. Consecuentemente, y consistente con la Ley de Lotka, el número de islotes configurados por científicos de alta excelencia también es pequeño. Sin duda los últimos requieren el mejor financiamiento. Crecer, impone sin embargo, aparte de asegurar su labor de investigación aumentar la base. La ciencia epistemométrica permite predecir que la disminución del número de proyectos que financia FONDECYT (salvo que exista un instrumento alternativo que retome la responsabilidad de financiar nuevos proyectos individuales y cautelar la continuidad de los esfuerzos que han demostrado productividad adecuada) amenaza no solo con desestabilizar la base existente sino que además iniciar un camino de retroceso que resultará en una reducción de la masa de investigadores calificados. Tal situación en una sociedad que se sustenta en el conocimiento puede constituir un error político de graves consecuencias.


REFERENCES:

1. Ver Tabla A4 en PROGRAMA FONDECYT. Impacto y Desarrollo 1981-2000, pp. 153         [ Links ]

2. National Science Board, Science & Engineering Indicators-1998. Arlington, VA: National Science Foundation, 1998 (NSB98-1), pp. A-203

3. FERNHAM P (2002) Administration´s FY 2003 Budget Caps Drive to Double Funding for NIH ASBMB News, 11:1

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License