SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 issue2ULTRASTRUCTURAL STUDY OF THE COAGULATING GLAND EPITHELIUM OF THE RAT (Rattus norvegicus) AFTER VASECTOMYVARIATIONS OF THE LYMPHATIC-VENOUS COMMUNICATIONS IN THE HUMAN LEFT SUPRACLAVICULAR FOSSA author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


Revista chilena de anatomía

Print version ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. vol.15 n.2 Temuco  1997

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98681997000200009 

EFECTOS DEL ETANOL SOBRE LA EPIDERMIS DE FETOS DE RATA. ESTUDIO
MORFOLOGICO Y MORFOMETRICO

ETHANOL EFFECTS ON THE EPIDERMIS OF RAT FETUSES. MORPHOLOGIC
AND MORPHOMETRIC STUDY

 

*
*
*
**
**
**
***
Lucélia R. G. Caputo
Denise H. Iunes
João Wagner R. Hernandez
Ruberval A. Lopes
Miguel A. Sala
Marisa Semprini
Ii-Sei Watanabe

 

* Universidad de Alfenas, UNIFENAS, Alfenas, MG, Brasil
** Facultad de Odontología de Ribeirão Preto, Universidad de São Paulo, Ribeirão Preto, SP, Brasil.
*** Instituto de Ciencias Biomédicas, Universidad de São Paulo, São Paulo, SP, Brasil.

RESUMEN: Fueron estudiados los efectos de la intoxicación prenatal con etanol sobre la histología y los parámetros morfométricos de la epidermis de la región occipitofrontal de la bóveda del cráneo fetal. Una solución de etanol al 25%, administrada intraperitonealmente en dosis de 0,03 ml/g de peso corporal, en los días 9°, 10° y 11° de embarazo, en ratas Wistar, causó retardo en el crecimiento intrauterino de fetos y placentas. Fue demostrado que la epidermis de la bóveda del cráneo es más delgada en los fetos del grupo intoxicado. Los resultados del análisis morfométrico sugieren que el etanol causa retardo de crecimiento (hipoplasia) en las células epidérmicas de la bóveda craneal en los fetos de ratas intoxicadas con etanol.

PALABRAS CLAVE: 1. Epidermis; 2. Bóveda craneal; 3. Morfometría; 4. Feto; 5. Rata; 6. Etanol.

  INTRODUCCION

A pesar que los efectos del alcoholismo materno sobre la descendencia son conocidos desde los tiempos de Aristóteles, el poder teratogénico del etanol solamente fue establecido con certeza después de las observaciones de LE MOINE et al. (1968) y JONES et al. (1973).

     El alcoholismo crónico materno está asociado a un patrón específico de malformaciones congénitas, conocido como "síndrome de alcoholismo fetal" (JONES et al.; JONES & SMITH, 1973). Este síndrome incluye retardo en los crecimientos intrauterino y postnatal, dimorfismo facial, ptosis, estrabismo, estrechamiento de la hendedura palpebral, anomalías de miembros, disfunción del sistema nervioso central (CLARREN & SMITH, 1978), microcefalia, defectos cardíacos (JONES et al.; JONES & SMITH; HANSON et al., 1976; CLARREN & SMITH; PEIFFER et al., 1979), renales (DE BEUKELAER et al., 1977; GOLDSTEIN & ARULANANTHAM, 1978; PEIFFER et al.) y del tubo neural (GOLDSTEIN & ARULANANTHAM). Aunque no existe relación clara entre los efectos en especies diferentes, dosis usadas o vías de administración (PAPARANICHOLSON & TELFORD, 1957; TZE & LEE, 1975; KRONICK, 1976; ROSMAN & MALONE, 1976; RANDALL et al., 1977; CHERNOFF, 1977; HENDERSON & SCHENKER, 1977; HOLLSTEDT et al., 1977), la mayoría de los estudios coinciden en señalar la existencia de retardo de crecimientos intrauterino y postnatal (SANDOR & AMELS, 1971; TZE & LEE; HENDERSON & SCHENKER; ABEL & DINTCHEFF, 1978; ABEL & GREIZERSTEIN, 1979; DETERING et al., 1979; LEICHTER & LEE, 1979), reducción del número de crías (HENDERSON & SCHENKER; DETERING et al., 1979; LEICHTER & LEE; BROWN et al., 1979), aumento de la mortalidad perinatal (SANDOR & AMELS), anomalías congénitas (KRONICK; CHERNOFF; RANDALL et al.; RANDALL & TAYLOR, 1979) y disturbios de comportamiento postnatal. Otros autores han relatado retardo en el ritmo de la maduración ósea (LEICHTER & LEE), aumento de la incidencia de reabsorciones fetales y de anomalías en el sistema nervioso central (SANDOR & AMELS).

La ingestión de etanol al 15% en el agua del bebedero, sin ser teratogénica, provocó evidente reducción de la sobrevida de las crías de rata, durante la lactación (GILMAN, 1970). BEAUCHEMIN et al. (1984) observaron que la administración de etanol al 25%, en dosis de 0,03 ml/g de peso corporal, en el 10 día de gestación de la rata, provocó malformaciones como adactilia, arrugamiento de la piel, gastrosquise, hernia umbilical severa y defectos interauricularseptal del tipo ostium secundum.

     RANDALL & RILEY (1981) y ABEL (1984) describieron que el alcoholismo crónico materno causa anomalías congénitas de los sistemas cardiovascular, neurológico, urogenital y esquelético, así como también, malformaciones faciales. El alcoholismo agudo materno, muestra resultados variables con relación a las malformaciones fetales. Por otra parte, SULIK et al. (1981), SULIK & JOHNSTON (1983) y WEBSTER et al. (1984) no observaron aumento de la incidencia de malformaciones cardiovasculares, mientras que DAFT et al. (1986) describieron diversas anomalías.

Como el alcoholismo constituye un grave problema de salud pública, juzgamos conveniente realizar un estudio con el objetivo de evaluar los efectos de la administración de etanol al 25%, durante el período de organogénesis, sobre el desarrollo de la epidermis de la bóveda del cráneo, mediante técnicas histopatológicas y morfométricas.

MATERIAL Y METODO

Fueron utilizadas ratas Wistar, vírgenes, de 160 a 240 gramos de peso, alojadas en jaulas de polipropileno y alimentadas con ración comercial y agua ad libitum. Durante la noche, las ratas fueron colocadas con machos para cruzamiento, considerándose el día siguiente del descubrimiento de espermatozoides en la vagina, como primer día de preñez.

Cinco de las ratas preñadas recibieron inyecciones intraperitoneales de etanol al 25% en suero fisiológico, en dosis de 0,03 ml/g de peso, en los días 9°, 10° y 11° de preñez. Otras 5 ratas preñadas recibieron inyecciones intraperitoneales de volumen semejante de suero fisiológico en los mismos días de preñez, constituyendo el grupo control.

Al 20° día de gestación, las ratas tratadas y controles fueron sacrificadas mediante inhalación de éter y les fueron retirados el útero y fetos.

Cinco de los fetos de cada grupo fueron destinados a estudios morfométricos. Después de 24 horas de fijación en solución de alcohol 80% (85 ml), formol (10 ml) y ácido acético (5 ml), los fetos y placentas fueron secados y pesados en balanza de precisión, midiéndose los cordones umbilicales. A continuación, las cabezas de los fetos fueron separadas de los cuerpos, cortadas longitudinalmente e incluidas en parafina para procesamiento histológico. Cortes, de 6 µm de espesor, fueron teñidos con hematoxilina y eosina para examen histopatológico. De un total de 500 cortes por bloque, se separaron 10, de modo que cada corte corresponde a un intervalo de 50 secciones (300 µm).

Cariometría. Los núcleos de las células de los estratos basal y del estrato espinoso de la epidermis de la región occipitofrontal de la bóveda del cráneo, de los fetos del grupo control y del grupo intoxicado con etanol, fueron proyectados y dibujados sobre papel con una cámara clara, con aumento de 1000 x. Fueron elegidos, al azar, 50 núcleos de contornos elípticos, de cada estrato, por animal. En esos dibujos fueron medidos los diámetros mayor y menor, estimándose los siguientes parámetros: diámetro medio, relación entre diámetros, perímetro, área, superficie, volumen, relación superficie-volumen, coeficiente de forma, índice de contorno y excentricidad (SALA et al., 1994).

Estereología. El estudio estereológico fue realizado mediante una gratícula con 100 puntos (MERZ, 1968), en 20 campos histológicos por cada animal, a 1000 x. Fueron estimados, en las capas basal y espinosa, los siguientes parámetros: volumen celular medio, relación nucleocitoplasmática, espesor, densidad numérica superficial (número de células por mm2 de superficie epitelial) y densidad numérica volumétrica (número de células por mm3 de tejido epitelial) (SALA et al., 1992).

En la epidermis fueron determinados los siguientes parámetros: espesor de los estratos celulares y de la queratina, relación superficie basal-superficie libre, relación superficie-volumen, densidad numérica superficial (número de células por mm2 de superficie epitelial) y densidad numérica volumétrica (número de células por mm3 de tejido epitelial) (SALA et al., 1992).

Estadística. Los resultados obtenidos con los métodos cariométricos y estereológicos en el grupo intoxicado con etanol fueron comparados con los resultados correspondientes a los animales control mediante el test no paramétrico de Mann Whitney.

RESULTADOS

El peso de las ratas preñadas fue ligeramente menor en los animales inyectados con etanol, pero sin alcanzar diferencia significativa al compararlo con el peso de los animales controles.

No se observaron malformaciones en los fetos de los animales intoxicados con etanol durante el período de organogénesis.

El peso medio de los fetos de las ratas intoxicadas con etanol, fue significativamente menor (2,16 ± 0,17 g) que el correspondiente a los fetos controles (5,18 ± 0,23 g) (p< 0,01). De la misma manera, el peso medio de la placenta fue significativamente menor en el grupo tratado (391,1 ± 36,4 mg) que en el grupo control (583,2 ± 32,4 mg) (p<0,01). La longitud media del cordón umbilical,no mostró diferencias significativas entre el grupo intoxicado (2,2 ± 0,2 cm) y el grupo control (2,3±0,2 cm).

Histopatología. La epidermis de la bóveda del cráneo está constituida por un epitelio estratificado plano quera-tinizado, con escasas papilas, en el cual se pueden reconocer los estratos basal, espinoso, granuloso y córneo (Fig. 1).

El estrato basal es bastante evidente y está formado por una capa única de células cilíndricas, con citoplasma escaso y basófilo. Las células basales tienen un núcleo ovoide, ligeramente más teñido y menor que los núcleos de las células de los estratos más superficiales, y presentan nucléolos poco evidentes. Estas células se disponen, generalmente, con su eje mayor perpendicular a la membrana basal.

El estrato espinoso presenta tres o cuatro filas de células poligonales superpuestas, siendo las más superficiales aplanadas, con su eje mayor paralelo a la superficie. Estas células poseen citoplasma eosinófilo, núcleos vesiculosos grandes, claros, con cromatina laxa y nucléolos evidentes.

El estrato granuloso está constituido por dos o tres capas de células aplanadas, con su eje mayor paralelo a la superficie. Estas células, de citoplasma eosinófilo, se caracterizan por poseer granulaciones basófilas de queratohialina, de tamaño variado, tanto mayores cuanto más próximas a la superficie. Los núcleos de las células granulosas son pequeños, claros, achatados y con nucléolos evidentes.

El estrato córneo presenta grosor variable, constituyendo 1/5 a 1/4, aproximadamente, del espesor total de la epidermis de la bóveda del cráneo.

La dermis, nítidamente separada de la epidermis por la membrana basal, está constituida por delicadas fibras colágenas, dispuestas de forma dispersa, con abundantes fibroblastos y capilares bien definidos.

En los fetos de las ratas intoxicadas con etanol, la epidermis de la bóveda del cráneo es más delgada que en los fetos del grupo control (Fig. 2). Pueden ser evidenciados todos los estratos celulares, y son más delgados que en los animales controles.

Las células del estrato basal de la epidermis de los animales tratados, son más bajas, con citoplasma escaso, debilmente eosinófilo, núcleo grande, ovoide, con cromatina escasa y uno o dos nucléolos evidentes. La membrana basal no es tan nítida como en los animales controles. Son observadas figuras de mitosis con mayor frecuencia que en los fetos del grupo control.

El estrato espinoso está constituido por dos o tres capas de células poligonales, dispuestas de manera compacta. Estas células son menores que en los animales controles, con citoplasma débilmente eosinófilo, con núcleo más pequeño, claro, de cromatina laxa que presenta uno o dos nucléolos bien notorios.



Figura 1. Aspecto histológico de la piel de la bóveda del cráneo de feto del grupo control (Hematoxilinaeosina, 200 x).

El estrato granuloso está constituido por una o dos capas de células achatadas, los cuales presentan un núcleo grande y claro. Estas células muestran granulaciones basófilas, de tamaño mediano. El estrato córneo es de menor espesor que en los fetos controles.

La dermis de los fetos de las ratas intoxicadas con etanol, se presenta levemente edematosa, bastante celular, con fibras colágenas delicadas y escasas. Son observados algunos fibroblastos en proceso de mitosis.

Cariometría. Los núcleos de las células del estrato basal de la epidermis de la bóveda del cráneo no presentan diferencias estadísticamente significativas, tanto en el tamaño como en la forma, entre los fetos de los dos grupos considerados, (Tabla I).

Los núcleos de las células del estrato espinoso de la epidermis de la bóveda del cráneo, en los fetos del grupo intoxicado con etanol, presentan una disminución significativa de tamaño, verificada por las bajas del diámetro medio, perímetro, área, superficie y volumen. Los núcleos del estrato espinoso de la epidermis en los fetos del grupo tratado, no sufrieron modificaciones significativas de forma, presentando únicamente un aumento de la excentricidad y de la relación superficie-volumen (Tabla I).


Figura 2. Aspecto histológico de la piel de la bóveda del cráneo de feto del grupo intoxicado con alcohol. Notar el menor espesor de la epidermis y del estrato córneo y el aspecto edemaciado de la dermis (Hematoxilinaeosina, 200 x).

 

Tabla I. Parámetros nucleares de los estratos basal y espinoso de la epidermis de la bóveda del cráneo en los fetos del grupo control (C) y del grupo intoxicado con etanol (E) Test de Mann Whitney.

 
Estrato Basal
Estrato Espinoso

Parámetro

C

E

C

E


Diámetro mayor (µm)

7,0 ± 0,2

6,9 ± 0,2

8,9 ± 0,3

8,5 ± 0,3

Diámetro menor (µm)

4,9 ± 0,2

4,7 ± 0,2

5,1 ± 0,5

4,5 ± 0,4

Diámetro medio (µm)

5,8 ± 0,2

5,7 ± 0,2

6,7 ± 0,4

6,2 ± 0,3*

Perímetro (µm)

19,0 ± 0,5

18,5 ± 0,5*

22,5 ± 1,0

21,0 ± 0,9*

Area (µm2)

26,8 ± 1,6

25,5 ± 1,6

35,2 ± 4,4

29,8±3,1*

Superficie (µm2)

107,4 ± 6,2

101,9 ± 6,2

140,8±17,6

119,0 ± 12,3*

Volumen (µm3)

104,7 ± 9,1

97,8 ± 8,9

157,8±28,8

122,5± 19,2*

Rel.Sup./Vol. (µm-1)

1,05 ± 0,04

1,06 ± 0,03

0,92 ± 0,06

0,99 ± 0,04*

Rel.D.mayor/D.menor

1,47 ± 0,94

1,48 ± 0,10

1,83 ± 0,20

1,97 ± 0,17

Excentricidad

0,65± 0,05

0,67 ± 0,05

0,77 ± 0,05

0,82 ± 0,04*

Coeficiente de forma

0,94± 0,02

0,94 ± 0,02

0,87±0,04

0,84 ± 0,02

Indice de contorno
3,66±0,04
3,66±0,03
3,81± ,09
3,87±0,08

* - p < 0,05

Estereología. Entre los diferentes parámetros estereológicos correspondientes a los estratos basal y espinosogranuloso de la epidermis de la bóveda del cráneo, sólo hay modificaciones significativas en la densidad numérica/mm2 de superficie de la capa basal y en el espesor de ambas capas celulares, así como en el estrato córneo. De este modo, todos los estratos son significativamente más delgados en la epidermis de los fetos pertenecientes al grupo intoxicado con etanol (Tabla II). No hay alteraciones significativas en la relación nucleocitoplasmática ni en la densidad numérica volumétrica de las células (número de células por mm3 de superficie epitelial).

Cuando se considera la epidermis en su totalidad, se demuestra que los espesores del epitelio y del estrato córneo, así como la densidad numérica superficial (número de células por mm2 de superficie epitelial), están significativamente disminuidos, mientras que la relación superficie-volumen y la densidad numérica volumétrica (número de células por mm3 de epitelio) están significativamente aumentadas (Tabla II). Mientras que, la relación entre la superficie libre y la superficie basal es semejante en los dos grupos de animales.

 

Tabla II. Parámetros estereológicos de la epidermis de la bóveda del cráneo en los fetos del grupo control (C) y del grupo intoxicado con etanol (E). Test U de Mann Whitney.

Parámetro
C
E
U
P

Estrato Basal        
Volumen celular (mm3)

186,3±29,0

167,1±26,1

  6

ns

Rel. nucleocitoplasmática

0,2888±0,0147

0,2928±0,0355

11

ns

Espesor (µm)

20,0±1,9

12,7±1,7

  0

< 0,01

Dens.num.sup. (N. 103/mm2)

108,64±15,00

77,7±18,63

  3

< 0,05

Dens.num.vol. (N. 106/mm3)

5,47±0,82

6,09±0,85

  6

ns

Estrato Espinoso-Granuloso
Volumen celular (µm3)

528,0±145,5

533,0±243,0

10

ns

Rel. nucleocitoplasmática

0,1532±0,0413

0,1140±0,0251

  5

ns

Espesor (µm)

30,6±2,8

20,9±2,6

  0

< 0,01

Dens.num.sup. (N.103/mm2)

61,55±17,53

44,58±15,13

  8

ns

Dens.num.vol (N.106/mm3)

2,02±0,59

2,11±0,66

10

ns

Epidermis
Rel. Sup. Vol. (mm2/mm3)

15,88±1,80

24,77±1,89

  0

< 0,01

Rel. Sup. ext./Sup.basal

1,044±0,064

1,192±0,500

  9

ns

Espesor (µm)

63,5±6,3

40,5±2,9

  0

< 0,01

Espesor de queratina (µm)

13,0±2,1

7,0±1,0

  0

< 0,01

Dens.num.sup. (N.103/mm2)

170,19±31,73

122,29±15,08

  0

< 0,01

Dens.num.vol. (N.106/mm3)
2,69±0,50
3,51±0,39
  0
< 0,01

DISCUSION

El consumo crónico de alcohol está asociado, generalmente, a mal nutrición y subnutrición, debido a que el alcohol es una fuente energética no nutritiva. En el presente trabajo no se observaron diferencias relevantes en la ganancia de peso, duración de la gestación, viabilidad fetal ni tampoco en el número de crías, entre los grupos control e inyectado intraperitonealmente con etanol.

En el presente trabajo se observó que el peso medio de los fetos de las ratas intoxicadas con etanol, es significa-tivamente menor que el de los fetos controles. Es razonable atribuir el retardo de crecimiento fetal a un efecto secundario relacionado a la carencia nutricional consecuente al consumo habitual de alcohol. ABEL & GREIZERSTEIN (1982) demostraron la existencia de una relación inversa entre la ganancia de peso materno, ingestión de alimentos, consumo de agua y dosis de alcohol administrada a las ratas grávidas, concluyendo que el alcohol impide o reduce la ganancia de peso materno durante la preñez, sin afectar la ganancia de peso fetal. Aunque la rata grávida reciba una dieta nutricionalmente adecuada durante la gestación, en el caso de consumo regular y concomitante de alcohol, es posible que el feto sea subnutrido o malnutrido, debido a la inhibición alcohólica de la absorción sanguínea de nutrientes en el tracto intestinal (LIEBER, 1979). De este modo, no basta una dieta nutricionalmente adecuada, si no se tiene en consideración su bioviabilidad. Además, la absorción de agua y electrolitos en ayunas está significativamente perjudicada en los alcoholizados, pudiendo provocar diarrea, con pérdida mayor de líquidos y electrolitos (SMITH, 1979).

La exposición de los animales al alcohol, in utero, da como resultado retardo de crecimiento tanto prenatal como postnatal (TZE & LEE; HENDERSON & SCHENKER; ABEL, 1978; SCHWETZ et al., 1978; ABEL & DINTSHEFF; HENDERSON et al., 1979; BROWN et al.). Los mecanismos mediante los cuales el etanol induce retardo de crecimiento en los fetos, no están absolutamente claros. Existen evidencias de que la exposición al alcohol puede alterar los mecanismos básicos de síntesis, indispensables para el crecimiento y desarrollo fetal normal, siendo ya demostrado que el etanol puede alterar la síntesis proteica (HENDERSON et al., 1982).

Otros factores a ser analizados en relación a la viabilidad nutricional, son el tamaño y función de la placenta. Fue demostrado que el etanol altera la función placentaria (FISHER et al., 1982), contribuyendo en el retardo del crecimiento intrauterino. Así, ocurre alteración del crecimiento placentario (WIENER et al., 1981; GORDON et al., 1985; FISHER et al., 1985), disminuyendo en la placenta, entre otras, la síntesis proteica (WUNDERLICH et al., 1979), la actividad del receptor de ácido fólico (FISHER et al.), el transporte maternofetal de cinc (GHISHAN et al., 1982) y de aminoácidos (LIN 1981; HENDERSON et al., 1981; FISHER et al., 1981, 1983), y la actividad enzimática de adenosin trifosfatasa estimulada por sodio y potasio (FISHER et al., 1986).

En el presente trabajo se observó que los pesos de las placentas de los animales inyectados con etanol son menores que en los animales controles. La longitud media del cordón umbilical, en cambio, no mostró diferencias significativas entre los fetos de los dos grupos. La disminución del peso de la placenta, con reducción del flujo sanguíneo, puede ser responsable del retardo de crecimiento intrauterino. Además, el alcohol, al inhibir la secreción de la hormona mamotrófica coriónica, que actúa facilitando el transporte de nutrientes a través de la placenta, reduce la capacidad de este órgano para el transporte de nutrientes (WUNDERLICH et al.).

En el presente trabajo fue posible observar que la epidermis que recubre la región occipitofrontal de la bóveda del cráneo, se mostró más delgada en los fetos de las ratas intoxicadas con etanol durante la gravidez, que en los fetos del grupo control. Este adelgazamiento de la epidermis fue debido a la disminución del grosor de todos los estratos en los fetos del grupo tratado. Como existieron diferencias significativas en el número de células por mm2 de superficie epitelial entre los dos grupos estudiados, mientras que los volúmenes celulares en los estratos basal y espinoso no están significativamente alterados en los animales del grupo intoxicado, se puede concluir que la disminución del grosor de la epidermis es debida a la existencia de hipoplasia celular.

Es probable que estas alteraciones se deban a una reducción de los contenidos de DNA, RNA y proteínas en el feto en desarrollo. Las disminuciones del DNA, RNA y proteínas provocan efectos perjudiciales en la división celular y en la síntesis proteica. En este sentido, HENDERSON & SCHENKER demostraron que el consumo prolongado de alcohol interfiere en las concentraciones totales de RNA y DNA en órganos vitales.

Realmente, el alcohol puede ejercer sus efectos perjudiciales al desarrollo fetal de muchas formas. Está establecido, por ejemplo, que el alcohol y su principal metabolito, el acetaldehido, atraviesan rápidamente la placenta (HO et al., 1972) y que ambos pueden ser directamente teratogénicos, ya que demostraron su capacidad de inhibición sobre la síntesis de ácidos nucleicos y proteínas, in vitro (BROWN et al.; DREOSTI et al., 1981; HENDERSON et al., 1982).

El alcohol etílico es relativamente poco tóxico. Sus efectos farmacológicos directos resultan de la narcosis de las membranas celulares, causando depresión generalizada de la función celular. Todos los tipos celulares son afectados de la misma manera, pero ese efecto es más pronunciado en las células con membranas excitables.

Además de los efectos farmacológicos directamente relacionados, el etanol puede actuar indirectamente, provocando alteraciones en el desarrollo prenatal, ya que el abuso del alcohol lleva muchas veces a una subnutrición concomitante (SHAW & LIEBER, 1979; TABAKOFF et al., 1979).

La actividad de la adenosin trifosfatasa NaK placentaria está disminuida en los animales alcoholizados (ABEL & GREIZERSTEIN), reduciendo, así, la disponibilidad de energía para el metabolismo celular, dificultando tanto la duplicación del DNA como la síntesis proteica, lo que se traduciría en hipoplasia e hipotrofia, con retardo de la diferenciación celular, como fuera observado en el presente estudio.

La rarefacción del estrato granuloso, que poseía gránulos de queratohialina menores en los animales del grupo tratado, y la disminución del espesor del estrato córneo, indicarían un retardo de la diferenciación celular.

Es posible concluir que la exposición prenatal al etanol, administrado en la dosis de 0,03 ml/g de peso corporal durante el período de organogénesis, a pesar de no causar malformaciones externas, provocó alteraciones de desarrollo, caracterizadas por la reducción del peso del feto y de la placenta, así como por hipoplasia y retardo de la diferenciación de las células epidérmicas de la bóveda del cráneo de los fetos.

AGRADECIMIENTOS

Este trabajo fue financiado por el "Conselho Nacional de Desenvolvimento Científico e Tecnológico" (Proc. N 300.535/902)

SUMMARY: The effects of prenatal ethanol intoxication on histology and morphometric parameters of the fetal rat skull epidermis were studied. A 25% ethanol solution etanol (0.03 ml/g body weigth), administered intraperitoneally to Wistar rats in the 9th, 10th en 11th day of pregnancy, caused retarded intrauterine growth of the fetus and placenta. It was demonstrated that the epidermis of the skull was thinner in the fetus of the intoxicated group than in the control one. Results of the morphometric analysis suggest that ethanol induces retarded growth (hypoplasia) in the cells of the fetal skull epidermis from ethanol intoxicated rat fetuses.

KEY WORDS: 1. Epidermis; 2. Skull; 3. Morphometry; 4. Fetus; 5. Rat; 6. Ethanol.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ABEL, E. L. Effects of ethanol on pregnant rats and their offspring. Psychopharmacol., 57:5-11, 1978.         [ Links ]

ABEL, E. L. Fetal alcohol syndrome and fetal alcohol effects. New York, Plenum Press, 1984.         [ Links ]

ABEL, E. L. & DINTCHEFF, B. A. Effects of prenatal alcohol exposure on growth and development in rats. J. Pharmacol. Exp.Ther., 207:916-21, 1978.         [ Links ]

ABEL, E. L. & GREIZERSTEIN, H. B. Ethanol induced prenatal growth deficiency: Changes in fetal body composition. J. Pharmacol. Exp. Ther., 211:668-71, 1979.         [ Links ]

ABEL, E. L. & GREIZERSTEIN, H. B. Growth and development in animals prenatally exposed to alcohol. In: Fetal alcohol syndrome (ABEL, E. L., ed.), Vol. III, Animal Studies. Boca Raton, CRC Press, 1982.         [ Links ]

BEAUCHEMIN, R. R.; GARTNER, L. P. & PROVENZA, D. V.. Alcohol induced cardiac malformations in the rat. Anat.Anz., 155:17-28, 1984.         [ Links ]

BROWN, N. a.; GOULDING, E. H. & FABRO, S. Ethanol embryotoxicity: Direct effects on mammalian embryos in vitro. Science, 206:573-5, 1979.         [ Links ]

CLARREN, S. K. & SMITH, D. W. The fetal alcohol syndrome. New Engl. J. Med., 298:1063-7, 1978.         [ Links ]

CHERNOFF, G. F. The fetal alcohol syndrome in mice: an animal model. Teratology, 15:223-30, 1977.         [ Links ]

DAFT, P. A.; JOHNSTON, M. C. & SULIK, K. K. Abnormal heart and great vessels development following acute ethanol exposure in mice. Teratology, 33:93-104, 1986.         [ Links ]

DE BEUKELAER, M.M.; RANDALL, C.L. & STRAND, D.R. Renal abnormalities in a child with fetal alcohol syndrome. J. Pediat., 91:759-60, 1977.         [ Links ]

DETERING, N.; REED, W. D.; OZAND, P.T. & KARAHASAN, A. The effects of maternal ethanol consumption in the rat on the development of their offspring. J. Nutr., 109:999-1009, 1979.         [ Links ]

DREOSTI, I.V.; BALLARD, J.; BELLING, B.; RECORD, I. R.; MANUEL, S. J. & HETZEL, B. S. The effect of ethanol and acetaldehyde on DNA synthesis in growing cells and on fetal development in rat. Alcoholism Clin. Exp. Res., 5:357-62, 1981.         [ Links ]

FISHER, S. E.; ATKINSON, M.; VAN THIEL, D. H.; ROSENBLUM, E.; DAVID, R. & HOLZMAN, I. Selective fetal malnutrition: Effect of ethanol and acetaldehyde upon in vitro uptake of aaminoiso-butyric acid by human placenta. Life Sci., 29:1283-8, 1981.         [ Links ]

FISHER, S. E.; ATKINSON, M.; BURNAP, J.K.; JACOBSON, S.; SEHGAL, P. K.; SCOTT, W. & VAN THIEL, D. H. Ethanol associated selective fetal malnutrition: A contributing factor in the fetal alcohol syndrome. Alcoholism. Clin. Exp. Res., 6:197-201, 1982.         [ Links ]

FISHER, S. E.; ATKINSON, M.; JACOBSON, S.; SEHGAL, P.; BURNAP, J.; HOLMES, E.; TEICHBERG, S.; KAHN, E.; JAFFE, R; & VAN THIEL, D.H. Selective fetal malnutrition: The effect of in vivo ethanol exposure upon in vitro placental uptake of amino acids in the nonhuman primate. Pediat. Res., 17:704-7, 1983.         [ Links ]

FISHER, S. E.; INSELMAN, L.S.; DUFFY, L.; ATKINSON, M.; SPENCER, H. & CHANG, B. Ethanol and fetal nutrition: Effect of chronic ethanol exposure upon rat placental growth and membraneassociated folic acid receptor binding activity. J. Pediat.Gastroent. Nutr., 4:645-9, 1985.         [ Links ]

FISHER, S. E.; DUFFY, L. & ATKINSON, M. Selective fetal malnutrition: Effect of acute and chronic ethanol exposure upon rat placental Na, KATPase activity Alcoholism Clin. Exp. Res., 10:150-3, 1986.         [ Links ]

GHISHAN, F.K.; PATWARDHAN, R. & GREENE, H.L. Fetal alcohol syndrome: Inhibition of placental zinc transport as a potential mechanism for fetal growth retardation in the rat. J. Lab. Clin. Med., 100:45-52, 1982.         [ Links ]

GILMAN, M. R. A preliminary study of the teratogenic effects of inhaled carbon tetrachloride and ethyl alcohol consumption in the rat. Ph.D. Thesis. Drexel Institute of Technology. Ann Harbor University, 1970.         [ Links ]

GOLDSTEIN, G. & ARULANANTHAM, K. Neural tube defect and rectal abnormalities in a child with fetal alcohol syndrome. J. Pediat., 93:636-7, 1978.         [ Links ]

GORDON, B. H. J.; STREETER, M. L.; ROSSO, P. & WINICK, M. Prenatal alcohol exposure: Abnormalities in placental growth and fetal amino acid uptake in the rat. Biol. Neonate, 47:113-9, 1985.         [ Links ]

HANSON, J.W.; JONES, K.L. & SMITH, D.W. Fetal alcohol syndrome. Experience with 41 patients. JAMA, 235:1458-60, 1976.         [ Links ]

HENDERSON, G.T. & SCHENKER, S. The effect of maternal alcohol consumption on the viability and visceral development of the newborn rat. Res. Comm. Chem. Path. Pharmacol., 16:15-32, 1977.         [ Links ]

HENDERSON, G.I.; HOYUMPA, A.M.; MCCLAIN, C. & SCHENKER, S. The effects of chronic and acute alcohol administration on fetal development in the rat. Alcoholism, 3:99-106, 1979.         [ Links ]

HENDERSON, G. I.; TURNER, D.; PATWARDHAM, R.V.; LUMENG, L.; HOYUMPA, A. M. & SCHENKER, S. Inhibition of placental valine uptake following acute and chronic maternal ethanol consumption. J. Pharmacol. Exp. Ther., 216:465-72, 1981.         [ Links ]

HENDERSON, G.T.; HOYUMPA, A.M. & SCHENKER, S. Effect of chronic and acute maternal ethanol consumption on fetal growth parameters and protein synthesis in fetal tissues. In: Fetal alcohol syndrome (ABEL, E.L., ed.). Vol. III, Animal studies. Boca Raton, CRC Press, 1982.         [ Links ]

HO, B.T.; FRITCHIE, G.E.; IDÄNPÄÄN-HEIKKILÄ, J. E. & MOISSAC, W.M. Placental transfer and tissue distribution of ethanol-1-14C. A radioautographic study in monkeys and hamsters. Quart. J. St. Alc., 33: 485-93, 1972.         [ Links ]

HOLLSTEDT, C.; OLSSON, O. & RYDBERG, U. The effect of alcohol on the developing organism. Med. Biol., 55:1-14, 1977.         [ Links ]

JONES, K.L. & SMITH, D.W. Recognition of the fetal alcohol syndrome in early infancy. Lancet, 2:999-1001, 1973.         [ Links ]

JONES, K.L.; SMITH, D.W.; ULLELAND, C.N. & STREISSGUTH, A.P. Pattern of malformations in offspring of chronic alcoholic mothers. Lancet, 1:1267-71, 1973.         [ Links ]

KRONICK, J.B. Teratogenic effects of ethyl alcohol administered to pregnant mice. Amer. J. Obstet. Gynecol., 124:676-80, 1976.         [ Links ]

LE MOINE, P.; HAROUSSEAU, H.; BOURTEYRU, J.P. & MENUET, J.C. Les enfants de parents alcooliques: Anomalies observées. A propós de 127 cas. Quest.Méd., 25:477-82, 1968.         [ Links ]

LEICHTER, J. & LEE, M. Effect of maternal ethanol administration on physical growth of the offspring in rats. Growth, 43:288-97, 1979.         [ Links ]

LIEBER, C. S. Alcoholnutrition interaction. In: Alcohol and nutrition (LI, T.; SCHENKER, S. & LUMENG, L., Ed.), Rockville, U.S. Department of Health, Education and Welfare, 1979.         [ Links ]

LIN, G.W.J. Effect of ethanol feeding during pregnancy on placental transfer of aaminoisobutyric acid in the rat. Life Sci., 28:595-601, 1981.         [ Links ]

MERZ, W.A. Die Streckenmessung an gerichteten Strukturen im Mikroskop und ihre Anwendung zur Bestimmung von OberflächenVolumenRelationen in Knochengewebe. Mikroskopie, 22:132-42, 1968.         [ Links ]

PAPARA-NICHOLSON, D. & TELFORD, I.R. Effects of alcohol on reproduction and fetal development in the guinea pig. Anat. Rec., 127:438-9, 1957.         [ Links ]

PEIFFER, J.; MAJEWZKI, F.; FISHBECK, H.; BIERICH, J.R. & VOLK, B. Alcohol embryo and fetopathy. Neuropathology of 3 children and 3 fetuses. J. Neurol. Sci., 41:125-37, 1979.         [ Links ]

RANDALL, C.L. & RILEY, E.P. Prenatal alcohol exposure: Current issues and the stage of animal research. Neurobehav. Toxicol. Teratol., 3:11-5, 1981.         [ Links ]

RANDALL, C.L. & TAYLOR, W.J . Prenatal ethanol exposure in mice: Teratogenic effects. Teratology, 19:305-12, 1979.         [ Links ]

RANDALL, C .L.; TAYLOR, W. J. & WALKER, D. W. Ethanol induced malformations in mice. Alcoholism Clin. Exp. Res., 1:219-24, 1977.         [ Links ]

ROSMAN, N.P. & MALONE, M.J. An experimental study of the fetal alcohol syndrome. Neurology, 26:365, 1976.         [ Links ]

SALA, M. A.; KOMESU, M. C.; LOPES, R. A. & MAIA CAMPOS, G. Karyometric study of basal cell carcinoma. Braz.Dental J., 5:11-4, 1994.         [ Links ]

SALA, M.A.; LOPES, R.A. & MATHEUS, M. Método morfométrico para análisis cuantitativo de los tejidos. Determinación de los parámetros normales para el hepatocito de rata. Arch. Fac. Med. Zaragoza, 32:29-31, 1992.         [ Links ]

SANDOR, S. & AMELS, D. The action of ethanol on the prenatal development of albino rats. Rev. Roum. Embryol. Cytol., 8:105-12, 1971.         [ Links ]

SCHWETZ, B.A.; SMITH, F.A. & SHAPLES, R.E. Teratogenic potential of ethanol in mice, rats and rabbits. Teratology, 18:385-92, 1978.         [ Links ]

SHAW, S. & LIEBER, C. S. Effects of ethanol on nutritional status. In: Human nutrition. Metabolic and clinical application (HODGES, R.E., Ed.), New York, Plenum Press, 1979.         [ Links ]

SMITH, J. C. Marginal nutritional states and conditioned deficiences. In: Alcohol and nutrition (LI, T.; SCHENKER, S. & LUMENG, L., Ed.), Rockville, U.S. Department of Health, Education and Welfare, 1979.         [ Links ]

SULIK, K.K. & JOHNSTON, M.C. Sequence of development alterations following acute ethanol exposure in mice: Craniofacial features of the fetal alcohol syndrome. Amer. J. Anat., 166: 257-69, 1983.         [ Links ]

SULIK, K. K.; JOHNSTON, M. C. & WEBB, M. A. Fetal alcohol syndrome: Embryogenesis in a mouse model. Science, 214:936-8, 1981.         [ Links ]

TABAKOFF, B.; NOBEL, E. P. & WARREN, K. R. Alcohol, nutrition and the brain. In: Nutrition and the brain. (WURTMANM R.J. & WURTMAN, J.J., Ed.), Vol IV, New York, Raven Press, 1979.         [ Links ]

TZE, W. J. & LEE, M. Adverse effects of maternal alcohol consumption on pregnancy and foetal growth in rats. Nature (London), 257:479, 1975.         [ Links ]

WEBSTER, W.S.; GERMAIN, M.A.; LIPSON, A. & WALSH, D. Alcohol and congenital heart defects: An experimental study in mice. Cardiovasc. Res., 18: 335-8, 1984.         [ Links ]

WIENER, S. G.; SHOEMAKER, W. J.; KODAL, L. Y. & BLOOM, F. E. Interaction of ethanol and nutrition during gestation: Influence of maternal and offspring development in the rat. J. Pharmacol. Exp. Ther., 216:572-9, 1981.         [ Links ]

WUNDERLICH, S.M.; SURENDRA, B. & MUNRO, H.N. Rat placental protein synthesis and peptide hormone secretion in relation to malnutrition from protein deficiency or alcohol administration. J. Nutr., 109: 1534-41, 1979.         [ Links ]

Correspondencia:
Prof. Dr. Ruberval A. Lopes
Departamento de Estomatología (Patología)
Facultad de Odontología de Ribeirão Preto
Avenida do Café, s/n,
CEP 14.090904
Ribeirão Preto, SP
BRASIL

Recibido : 03-09-1997
Aceptado : 22-10-1997

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License