SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.15 número2ANILLOS INGUINALES: UN ESTUDIO MORFOMETRICO EN VARONES RECIEN NACIDOS BRASILEÑOSASPECTOS ULTRAESTRUTURALES DE TROMBOCITOS, EOSINOFILOS Y HETEROFILOS DE Caiman crocodilus yacare (Daudin, 1802) (Reptilia, Crocodilia) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.15 n.2 Temuco  1997

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98681997000200013 

INVESTIGACION ANATOMICA DE LAS ARTERIAS PLACENTARIAS DE CAPRINOS

ANATOMIC STUDY ON THE ARTERIAL SUPPLY IN THE CAPRINE PLACENTA

 

*
**
*
*
Williams Costa Neves
María Angélica Miglino
Mônica Arrivabene
Maria Acelina Martins de Carvalho

* Depto. Morfofisiología Veterinaria, Centro de Ciencias Agrarias, Universidade Federal do Piauí, Brasil.
** Depto. Cirugía, Facultad de Medicina Veterinaria y Zoootecnia, Universidade de São Paulo, Brasil.

RESUMEN: Se estudió la ramificación de las arterias umbilicales en la placenta de 35 caprinos, adultos originarios del Estado de Piauí, Brasil. Las arterias fueron inyectadas con látex Neoprene "650" y corroídas después de haber inyectado acetato de vinilo. En 17 casos de gestación única, la arteria dirigida al cuerno uterino gestante, presentó una media de 12 ramas colaterales y 2 terminales. La arteria del cuerno uterino no gestante mostró, en promedio, 19 ramas colaterales y 2 terminales. En 13 observaciones de gestación gemelar, la arteria del cuerno uterino derecho, dirigida al cuerpo del útero, dio origen en promedio, a 8 ramos colaterales y 2 terminales. La arteria del cuerno uterino derecho dirigida a su extremidad tuvo un promedio de 11 ramos colaterales y 2 terminales. La arteria del cuerno uterino izquierdo dirigida al cuerpo del útero, otorgó en promedio 9 ramos colaterales y 2 terminales. La arteria del cuerno uterino izquierdo dirigida a su extremidad, emitió una media de 10 ramas colaterales y 2 terminales. A nivel de cotiledones, las arterias adoptaron un trayecto marginal, formando una verdadera "vuelta" vascular, de la que partían ramas menores y perpendiculares a ella, formando múltiples arborizaciones terminales para irrigar al cotiledón.

PALABRAS CLAVE: 1. Anatomía; 2. Placenta; 3. Caprino; 4. Vascularización.

INTRODUCCION

DRIEUX e THIÉRY (1951) evidenciaron en los placentomas de los bovinos, dos zonas que denominaron zona de engranaje central, rodeada por la zona de resorción sanguínea. La vascularización de la zona de engranaje es abundante, tanto en las estructuras maternas, como en la parte fetal. La zona de resorción sanguínea forma una cobertura alrededor del cotiledón. PANIGEL (1959) estudió la vascularización del cotiledón, utilizando los úteros de 20 vacas en diferentes momentos de la gestación. Este autor afirmó que los vasos umbilicales se ramificaban hasta la extremidad del cuerno uterino en gestación, y que, durante su trayecto, ofrecen múltiples ramificaciones al alantocorion y amniocorion, irrigando los cotiledones y la zona intercotiledonaria (paraplacenta). Los vasos principales llegaban al cotiledón en su base mayor y transversalmente a la superficie de la cara fetal, presentando un trayecto marginal y formando un anillo vascular alrededor del placentoma.

STEVEN (1968), al estudiar los vasos umbilicales de los ovinos, afirmó que en las gestaciones únicas, éstos siguen la pequeña curvatura de la bolsa corioalantoidea. Los principales vasos arteriales umbilicales y sus ramas, raramente tienen un trayecto similar, y en algunas ocasiones existe cierta proximidad en su origen. El territorio de vascularización de cada rama arterial parece ser limitado (tipos a, b, c, d, e), en su comunicación con otros ramos, está frecuentemente se encuentra confinado a pequeños vasos de la membrana intercotiledonaria. En las gestaciones gemelares de ovinos (STEVEN), las bolsas coriónicas pueden estar separadas, incompletamente juntas a través de un estrechamiento avascular de las membranas, o fusionadas de manera completa. PELAGALLI et al. (1973) afirmaron que existen pocos datos bibliográficos sobre la dinámica vascular y los aspectos morfológicos de la circulación placentaria de los mamíferos domésticos y muchas veces la información es incompleta, limitándose a descripciones macroscópicas. El comportamiento general de las arterias umbilicales en los ovinos es muy parecido al de los bovinos, no obstante, algunos autores notaron que mientras en los ovinos la ramificación de cada colateral se presenta en la base del cotiledón con disposición radiada (ramas pequeñas que se dirigen del centro para la periferia y en el espesor del cotiledón), en los bovinos los colaterales circundan la base del cotiledón, dividiéndose en numerosas arteriolas destinadas al mismo cotiledón.

La arteria que se dirige al cuerno uterino gestante es mas corta que aquella que va hacia el cuerno no gestante. Esta se origina a nivel del cuerpo gestante, atraviesa el cuerpo del útero, y llega al cuerno no gestante, recorriendo la curvatura menor de los cuernos uterinos. Tanto la arteria del cuerno uterino gestante como la del cuerno no gestante, presentan ramos colaterales (cotiledonarios, paraplacentarios y mixtos) y ramos terminales (cotiledonarios, paraplacentarios y mixtos). Las anastomosis vasculares a nivel de placenta, se presentan tanto en la distribución de las arterias como en las venas (MIGLINO, 1991).

MATERIAL Y METODO

En el presente trabajo se utilizaron 35 (treinta y cinco) úteros en diferentes etapas de gestación, retirados de cabras sin raza definida, originadas en el estado de Piauí, Brasil. Pocos minutos después del sacrificio y de la abertura de la cavidad abdominal cada animal se retiró el útero con su contenido, respetando las técnicas convencionales utilizadas en frigoríficos.

Inmediatamente después, se realizó una incisión dorsal a lo largo del cérvix uterino hasta el cuerno gestante, evitando lesionar los placentonios. A continuación, se incidieron las membranas fetales en forma separada y fueron retirados los líquidos fetales y el feto.

Realizada la exposición del feto y aún conectado a la placenta por medio del funículo umbilical, medimos la distancia céfalococcígea (CR="CrownRump") con la intención de confirmar, juntamente con lo relatado por GURLT & KROLLING (1963), la fase de gestación y edad del feto. Una vez identificado el cuerno uterino gestante y el sexo del feto, se midió el largo del funículo a nivel de su conexión con la pared abdominal. Cada pieza fue debidamente identificada y llevada al laboratorio a fin de aplicar las técnicas macroscópicas de inyección, corrosión y fijación. Una vez observados los preparados macroscópicos, se procedió a la inversión de los cuernos uterinos, realizando la maniobra a través de la incisión por la cual se había retirado el feto y los líquidos fetales. Fueron seccionados los ligamentos intercornuales con el fin de apartarlos de los cuernos uterinos.

Los preparados se lavaron con agua a temperatura (40°C), mientras que se les masajeaba suavemente en el sentido de la extremidad seccionada del funículo umbilical. La finalidad de este procedimiento fue retirar el exceso de sangre. Luego de esto, fueron canalizados cada uno de los vasos del funículo e inyectados con látex Neoprene "650" (Du Pont) coloreado con pigmento específico, en cuatro tonos diferentes. La fijación y conservación de las placentas se realizaron mediante el uso de solución acuosa de formol al 10 %, durante, mínimo, 48 horas. En esta etapa se tomaron los cuidados necesarios para extender las piezas de manera conveniente para su posterior disección.

La disección se inició a través de la individualización de los vasos del funículo umbilical, retirándose en primer lugar la membrana corio-alantoidea, para luego extraer la gelatina de Wharton presente en su trayecto. En los vasos umbilicales de 2 animales (1 gemelar y otro de gestación única) fue inyectado acetato de vinilo coloreados con pigmentos específicos, y, posteriormente, se llevó a cabo la corrosión con ácido sulfúrico al 30%, para obtener los moldes.

Se tomaron fotografías de los preparados, con la finalidad de describir los resultados obtenidos. Además, se hicieron esquemas de la sistematización de las arterias y venas de la placenta de estos rumiantes. La terminología utilizada, sigue las determinaciones del "International Committee on Veterinary Gross Anatomical Nomenclature", Nomina Anatomica Veterinaria (1994), con las sugerencias vertidas por MIGLINO.

RESULTADOS

Los resultados de las observaciones relativas a la distribución de las arterias umbilicales placentarias, son presentados en el siguiente orden:

Gestaciones únicas:

Arteria del cuerno uterino gestante (A1)
Arteria del cuerno uterino no gestante (A2)

Gestaciones gemelares:

Arterias del cuerno uterino derecho (A3)
           Arteria dirigida al cuerpo del útero (A3')
           Arteria dirigida a la extremidad cornual (A3'')
Arterias del cuerno uterino izquierdo (A4)
           Arteria dirigida al cuerpo del útero (A4')
           Arteria dirigida a la extremidad cornual (A4'')

En las gestaciones únicas, la distribución vascular fue la siguiente (Fig. 1):

A1. La Arteria del cuerno uterino gestante (17 casos) presentó 201 ramificaciones colaterales mixtos, siendo 16 (obs. 31,38) el número máximo, 8 (obs. 36) el número mínimo y 11,8 @12 número medio. Esta arteria emitió 28 ramificaciones terminales mixtos, siendo 3 (obs. 23) el número máximo, 1 (obs. 17, 24, 26, 29, 33, 37, 38) el número mínimo y 1,6 @ 2 el número medio.

A2. La arteria del cuerno uterino no gestante originó en 17 observaciones, 323 ramos colaterales mixtas, siendo 24 (obs. 4) el número máximo, 11 (obs. 36) el número mínimo y 19 el número promedio. Esta arteria originó 36 ramificaciones terminales mixtas, siendo 3 (obs. 04, 22, 23, 27, 33, 38) el número máximo, 1 (obs. 11, 36) el número mínimo y 2,1 @ 2 el número promedio.

La distribución vascular en las gestaciones gemelares fue la siguiente:

A3. Arterias del cuerno uterino derecho:

A3'. La arteria dirigida al cuerpo del útero (13 casos), dió origen a 108 ramos colaterales mixtos, siendo 0.14 (obs. 20) el número máximo, 6 (obs. 08, 10, 12, 18, 25, 32) el número mínimo y 8,3 @ 8 número medio. Esta arteria emitió 27 ramificaciones terminales mixtas, siendo 3 (obs. 19,39) el número máximo, 1 (obs. 7, 8, 13) el número mínimo y 2 el número medio.



Fig. 1 Fotografía de la disección de los vasos placentarios, arteriales (a) y venosos (v) en los cuernos uteri-nos gestantes y no gestantes. Cuerno uterino gestante izquierdo CR = 18 centímetros, de un feto macho con aproximadamente 3 meses de vida intraute-rina. En la fotografía puede identificarse: A1 y V1 Arteria y vena de cuerno uterino gestante; A2 y V2 Arteria y vena del cuerno uterino no gestante.

A3''. La arteria dirigida a la extremidad cornual (13 casos), emitió 139 ramas colaterales mixtas, siendo 25 (obs. 39) el número máximo, 7 (obs. 10) el número mínimo y 10,6 @ 11 el número medio. Esta arteria originó 28 ramificaciones terminales mixtas, siendo 3 (obs. 2, 7, 20) el número máximo, 1 (obs. 18) el número mínimo y 2,1 @ 2 el número medio.

A4. Arterias del cuerno uterino izquierdo:

A4'. La arteria dirigida al cuerpo del útero (13 casos) originó 122 ramas colaterales mixtas, siendo 16 (obs. 13) el número máximo, 5 (obs. 32) el número mínimo, y 9,3 @ 9 el número medio. Esta arteria emitió 22 ramificaciones terminales mixtas, siendo 3 (obs. 18) el número máximo, 1 (obs. 08, 10, 19, 20, 30) el número mínimo y 1,6 @ 2 el número medio.

A4''. La arteria dirigida a la extremidad cornual (13 casos) dió origen a 133 ramas colaterales mixtas, siendo 16 (obs. 12) el número máximo, 7 (obs. 10) el número mínimo, y 10,2 @ 10 el número medio. Esta arteria emitió 22 ramificaciones terminales mixtas, siendo 2 (obs. 2, 7, 8, 10, 13, 19, 30, 32, 39) el número máximo, 1 (obs. 12, 18, 20, 25) el número mínimo, y 1,6 @ 2 el número medio.

Tipos de distribución arterio cotiledonaria

Considerando en conjunto, los ramos colaterales y terminales, pudimos verificar lo expuesto por STEVEN: 5 tipos de conjuntos arterio-cotiledonarios más frecuentes de la placenta de los caprinos (Fig. 2).

Durante el análisis tridimensional de los conjuntos de vasos arteriales y venosos en el interior de los cotiledones, verificamos que la disposición de las arterias y venas umbilicales a nivel de la placenta, muestran una sobreposición vascular durante su trayecto, ya que en la mayor parte de su recorrido la arteria se sobrepone a la vena (Fig. 3).

Los vasos principales llegaban al cotiledón en su base mayor (en relación a la superficie fetal). Las arterias presentaban un trayecto marginal, formando un verdadero arco vascular alrededor del cotiledón, del cual partían ramificaciones menores y perpendiculares a él, dando origen a una arborización terminal múltiple, que irrigaba el cotiledón (Fig. 4).



Fig. 2 Los 5 tipos de conjuntos arterio-cotiledonarios más frecuentes de la placenta de los caprinos.



Fig. 3. Fotografía de la vascularización de placenta de un caprino con gestación única, cuerno uterino gestante (izquierdo), feto hembra, CR=10cm, con aproximadamente 2 meses de vida intra uterina. Pueden observarse los vasos arteriales (a) superpuestos a los venosos (v). En este caso, se inyectó acetato de vinilo coloreado, realizándose inmediatemente después la corrosión con ácido sulfúrico al 30%.



Fig. 4 Fotografía del molde de vascularización de un cotiledón, gestación única, cuerno uterino gestante izquierdo, feto hembra, CR = 10 cm, con aproximadamente 2 meses de vida intra uterina. Se observan los vasos penetrando a través de la base del cotiledón, las arterias (a) marginan esta estructura, formando un arco vascular(av).

DISCUSION

Varios investigadores realizaron trabajos en relación a la vascularización de la placenta de los rumiantes, particularmente de los bovinos. A pesar de esto, no hay relatos de tal trabajo en caprinos. Por lo tanto nuestros resultados serán confrontados con aquellos trabajos originados en las investigaciones relativas a rumiantes domésticos, es decir bovinos, búfalos y ovinos. La distribución vascular en relación a los cotiledones y al área intercotiledonaria, fue investigada de acuerdo con el destino de los vasos arteriales y sus ramificaciones. Nuestras observaciones y las de MIGLINO, en líneas generales, confirman lo expuesto por PELAGALLI et al., al comprobar que la arteria que se dirige al cuerno uterino gestante es más corta que la del no gestante.

Solamente MIGLINO ha demostrado que en la arteria que se dirige al cuerno uterino gestante, existirían aproximadamente 30 ramificaciones colaterales, de las cuales 28 eran cotiledonarias, 1 paraplacentaria y 2 mixtas. La media de ramos terminales observados, fue cerca de 2, siendo 1 cotiledonario, 1 paraplacentario y 1 mixto. La aproximación fue la responsable de la discrepancia en las sumas, y por el hecho de que la MIGLINO considera 1 vaso, cualquiera fuera la fracción de la media encima de cero. Para esta arteria, en 17 gestaciones únicas de caprinos, obtuvimos una media de 11,8 @ 12 ramificaciones colaterales mixtas, y 1,6 @ 2 ramificaciones terminales mixtas. La arteria del cuerno uterino no gestante, de acuerdo con MIGLINO, presentaba una media de 8 ramificaciones colaterales (cerca de 6 cotiledonarios, 2 paraplacentarios y 1 mixto). Las ramas terminales fueron en promedio 2 (1 cotiledonario, 1 paraplacentario y 1 mixto). Reiteramos aquí la discrepancia numérica debida a la aproximación de los número fraccionarios. En relación a este vaso obtuvimos una media de 19 ramificaciones colaterales mixtos y 2,1 @ 2 ramos terminales mixtos. Puede observarse que el número medio de colaterales en los caprinos, es mayor en el cuerno no gestante, resultados contrarios a los bovinos donde este número es mayor en el cuerno gestante, de acuerdo a MIGLINO.

En un caso de gestación gemelar, MIGLINO encontró en la arteria del cuerno uterino derecho, 46 ramificaciones colaterales (34 cotiledonarias, 1 paraplacentaria y 6 mixtas), y 4 ramas terminales (2 de cada lado), siendo 2 cotiledonarias y 2 paraplacentarias. La arteria del cuerno uterino izquierdo, emitió 40 ramificaciones colaterales (34 cotiledonarias, 2 paraplacentarias y 4 mixtas), originando a su vez 4 ramas terminales (2 de cada lado), todas ellas cotiledonarias. En 13 casos de gestación gemelar en caprinos, la arteria del cuerno uterino derecho dirigida al cuerpo del útero, ofreció una media de 8,3 @ 8 ramificaciones colaterales mixtas y 2 terminales mixtas. La arteria que se dirige a la extremidad cornual emitió una media de 10,6 @ 11 ramos colaterales mixtos y 2,1 @ 2 terminales mixtos. La arteria del cuerno uterino izquierdo dirigida al cuerpo del útero, originó una media de 9,3 @ 9 ramos colaterales mixtos y 1,6 @ 2 terminales mixtos. La arteria que se dirige a la extremidad cornual ofreció una media de 10,2 @ 10 colaterales mixtos y 1,6 @ 2 terminales mixtos. Debido al hecho de que MIGLINO encontró sólo un caso de gestación gemelar, y al hecho de haber usado criterios diferentes a los del citado autor, en nuestro caso no podremos establecer una confrontación más detallada entre ambos trabajos. Al no haber encontrado en la literatura consultada, publicaciones referidas a los tipos de conjuntos vásculocotiledonarios en la placenta de caprinos, creemos conveniente enfrentar nuestros resultados con el trabajo de ovinos de STEVEN, teniendo en cuenta que las dos especies pertenecen al grupo de pequeños rumiantes. Los tipos (a), (d) y (e) de STEVEN se corresponden con nuestro tipo, donde los vaso se dirigen a un cotiledón grande. La ausencia de datos porcentuales en el trabajo de STEVEN, nos impidió establecer una confrontación numérica.

A nivel de cotiledones, DRIEUX y THIÉRY encontraron una zona central zona de engranaje central y una zona de resorción sanguínea en los placentomas de bovinos, que forma una corona alrededor del cotiledón. Según PANIGEL, un ramo arterial puede irrigar más de un cotiledón, y un cotiledón puede ser irrigado por varios ramos, lo que permite la libre comunicación del área intercotiledonaria con la vascularización de diferentes cotiledones. En los bovinos, los vasos principales llegan al cotiledón por su fase mayor, y transversalmente a la superficie de la fase fetal, adoptando un trayecto marginal y formando un arco vascular alrededor del placentoma. De estos troncos cotiledonarios principales partían múltiples arborizaciones, donde las ramificaciones del trayecto superficial se profundizaban dentro de las vellosidades fetales. En los caprinos que estudiamos en este trabajo, pudo verificarse un arco vascular arterial a nivel de los cotiledones, del mismo modo que describió PANIGEL.

SUMMARY: The three-dimensional analysis of the arterial ramification of the umbilical cord was studied in placenta of 35 mixed breed adult goats (originated from the State of Piauí, Brazil), after intravascular injection of Neoprene 630 and vinyl acetate followed by corrosion. Plastic casts of the vascular network made it possible to verify that in 17 single gastations the artery reaches the pregnant uterine horn gives rise to 12 colateral branches and 2 terminal ones. The artery of the non pregnant uterine horn showed, an average of 19 colateral and 2 terminal branches. In 13 samples of gemelar gestations, the artery of the right uterine horn directed to the uterus body had 8 colateral and 2 terminal branches average. The artery of the right uterine horn directed to the horn's extremity, had an average of 11 colateral and 2 terminal branches. The artery of the left uterine horn directed to the uterus body, had 9 colateral and 2 terminal branches on average. The artery of the left uterine horn directed to the horn's extremity, originated a mean of 10 colateral and 2 terminal branches. At the cotyledons level, the arteries adopted a marginal course forming a true vascular "loop" from which smaller and more perpendicular branches arise, which by their turn give rise to multiple terminal arborizations irrigating the cotyledon.

KEY WORDS: 1. Anatomy; 2. Placenta; 3. Caprine; 4. Vascularizaction.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

DRIEUX, H.; THIÉRY, G. La placentation chez mammiféres domestiques III. Placenta des bovidés. Recueil de médecine vátérinaire., 127:5-25, 1951.         [ Links ]

GURLT & KROLLING apud BENESCH, F. Tratado de obstetricia y ginecología veterinarias. Barcelona, Labor, 1963. op cit.         [ Links ]

INTERNATIONAL COMMITTEE ON VETERINARY GROSS ANATOMICAL NOMENCLATURE; INTERNATIONAL COMMITEE ON VETERI-NARY HISTOLOGICAL NOMENCLATURE; INTERNATIONAL COMMITEE ON VETERI-NARY EMBRIO-LOGICAL NOMENCLATURE. Nomina Anatomica Veterinaria. 4. ed., Nomina Histologica. 2. ed. and Nomina Embriologica Veterinaria. 1. ed. Ithaca, Word Association on Veterinary Anatomists, 1994.         [ Links ]

MIGLINO, M. A. Pesquisa anatômica sobre artérias e veias do cordão umbilical, sua ramificação e disposição na placenta de bovinos. São Paulo, 1991, Tese (Livre Docência) Faculdade de Medicina Veterinária e Zootecnia, Universidade de São Paulo, 1991.         [ Links ]

PANIGEL, M. Observations sur les rapports anatomiques quis établissent au cours du developpement entre les circulations maternelles ef foetales dans le placenta de certains mammiféres I. Anatomie vasculaire du placenta des Rogeus II. Note preliminaire sur l'anatomie vasculaire du cotyledon (placentome) chez les bovidés. Comptes Rendus de la Association Anatomistes., 46:565-80, 1959.         [ Links ]

PELAGALLI, G.V.; MASTRONARDI, J. & POTENA, A. Il circolo placentare in alcuni ruminanti. Studio morfostruturale. Bolletino Societa Italiana Biologia Sperimentale., 49(14):845-8, 1973.         [ Links ]

STEVEN, D.H. Placental vessels of the foetal lamb. J. Anatomy,103(3):539-52, 1968.         [ Links ]

Dirección para correspondencia:
Prof. Willams Costa Neves
Universidade Federal do Piauí
Centro de Ciencias Agrárias
Departamento de Morfofisiologia
CEP. 64000000
TeresinaPiauí
BRASIL

Recibido : 23-09-1997
Aceptado : 26-10-1997

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons