SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.18 número1DESARROLLO MORFOLOGICO DEL ESTOMAGO EN TERNEROS ALIMENTADOS CON DOS SUSTITUTOS LACTEOSREVISIÓN ANATÓMICA DEL NEOPALIO DEL PERRO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.18 n.1 Temuco  2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98682000000100004 

CONDUCTO HEPATOPANCREÁTICO DE LA LLAMA (Lama glama)

HEPATOPANCREATIC DUCT OF LLAMA (Lama glama)

* Ghezzi, M. D.
** Alzola. R. H.
** Lupidio, M. C.
*** Massone, A.
* Castro, A.N.
**** Rodriguez, J.A.

* Laboratorio de Anatomía. Facultad de Ciencias Veterinarias, UNICEN, Argentina.
* * Laboratorio de Histología. Facultad de Ciencias Veterinarias, UNICEN, Argentina.
* * * Laboratorio de Patología, Facultad de Ciencias Veterinarias, UNLP, Argentina.
* * * * Laboratorio de Biología Celular y Molecular, Facultad de Ciencias Veterinarias, UNICEN, Argentina.
Subsidiado: SECYT-UNICEN.

RESUMEN: La estructura de las vísceras y glándulas anexas del aparato digestivo de los camélidos sudamericanos, muestran diferencias morfológicas con relación a otros rumiantes.

Los estudios macroscópicos realizados, nos permitieron observar que en los camélidos sudamericanos la ampolla duodenal y el conducto hepatopancreático (CHP) presentan características particulares que le confieren una marcada diferencia con los bovinos domésticos, al presentar una desembocadura común de ambos conductos. Los estudios se realizaron mediante técnicas histológicas de rutina y por medio de histoquímica de lectinas.

El conducto biliar se une al pancreático a unos 3 cm del duodeno, formando el CHP que desemboca sobre el duodeno en el pliegue duodenal, bien visible, con dirección caudal a favor del tránsito intestinal, recorriendo 2 cm por dentro de la mucosa intestinal. Presenta un orificio terminal en forma de bisel, ubicado a unos 40 cm del píloro. No se observa conducto pancreático accesorio.

El CHP se halla tapizado por epitelio cilíndrico simple, sin células caliciformes. Sobre el pliegue duodenal se observa mayor desarrollo glandular, aumentando su espesor. El epitelio cilíndrico es más alto, más acidófilo y se invagina formando glándulas rodeadas de tejido conectivo. Las glándulas son tubulares con células acidófilas y basófilas, ricas en mucopolisacáridos.

Para caracterizar los glicoconjugados, se utilizó una batería de siete lectinas (Con A, UEA-1, SBA, DBA, PNA, RCA-1, WGA). En las células epiteliales de la mucosa, los glucoconjugados más destacados presentes son la N-acetilglucosamina y N-acetilgalactosamina dado que dieron marcada reactividad con las lectinas WGA y SBA. La N-acetilglucosamina y N-acetilgalactosamina son aminoazúcares que suelen encontrarse como carbohidratos estructurales. En las glándulas de la mucosa del CHP se observó que las células presentan N- acetilgalactosamina y en menor proporción N-glucosamina.

PALABRAS CLAVE: 1.Conducto hepato-pancreático; 2. Hígado; 3. Páncreas; 4. Lectinas; 5. Camélidos sudamericanos; 6. Llama.

INTRODUCCIÓN

La estructura de las vísceras y glándulas anexas del aparato digestivo de los camélidos sudamericanos, muestran diferencias morfológicas y funcionales, en relación a otros rumiantes, especialmente los bovinos (HANSEN & SCHMIDT NIELSEN, 1957; BOHLKEN, 1960; DELLMANN et al., 1968; VALLENAS et al., 1971 y LUCIANO et al., 1979 y 1980). En los bovinos, el estómago está dividido en cuatro compartimentos de los cuales tres carecen de glándulas, mientras que en los camélidos el estómago presenta tres compartimentos y los tres presentan glándulas. El omento mayor no se desarrolla como en rumiantes y la masa intestinal no está cubierta por esta porción del peritoneo en camélidos sudamericanos. El omento mayor presenta en los camélidos un desarrollo intermedio entre el equino y bovino (PAVAUX, 1965 y OUSHINE & ZGUIGAL, 1989). El hígado difiere profundamente por su lobulación, la ausencia de vesícula biliar y por el parénquima hepático. En cuanto al páncreas, se observa en los camélidos un gran desarrollo del lóbulo izquierdo, reducción del lóbulo derecho y ausencia del conducto pancreático accesorio (OUSHINE, 1983).

Los estudios macroscópicos nos permitieron observar que en los camélidos sudamericanos la ampolla duodenal y el conducto hepatopancreático (CHP), presentan características particulares los cuales les confieren una marcada diferencia con los bovinos domésticos, al presentar la desembocadura en común de ambos conductos (GALOTTA et al., 1994).

Los estudios microscópicos de rutina, mostraron la presencia de glándulas en las distintas porciones del CHP. Con el fin de caracterizar los carbohidratos presentes en el epitelio secretor del CHP y de la papila duodenal, se utilizaron conjugados lectina-peroxidasa, para la caracterización de azúcares terminales. Las lectinas son proteínas o glicoproteínas de origen no inmune extraídas de vegetales y de algunos animales, que se unen en forma reversible y altamente específica con carbohidratos. Esta propiedad ha extendido su uso para el estudio de glucoconjugados en diversos tejidos (DELHON et al., 1998; GAUNA AÑASCO & von Lawzewitsch, 1998; PASTOR et al.,1998 y SAMAR et al., 1998), permitiendo determinar los sitios histológicos que reaccionan a diferentes lectinas (DANGY et al., 1998). Nuestro interés fue caracterizar las distintas glándulas que se hallan en las porciones inicial, intermedia y distal del CHP.

MATERIAL Y MÉTODO

Las observaciones fueron realizadas en un total de 4 animales, 2 machos adultos provenientes de la Reserva Natural Sierra del Tigre -Tandil - Provincia de Buenos Aires- Argentina, que debieron ser sacrificados por superpoblación y dos hembras del rebaño "Tama Lama" de F.U.C.A.S.U.D. - González Moreno - Provincia de Buenos Aires - Argentina.

Estudios macroscópicos: Los animales fueron indurados "in situ" y perfundidos con formol al 10%. Una vez fijados, se realizaron las disecciones correspondientes en la cavidad abdominal.

Estudios microscópicos:

-Histología de rutina: Las muestras de las diversas partes del CHP, fueron fijadas en formol bufferado al 10% y procesadas aplicando técnicas histológicas de rutina.

-Histoquímica de lectinas: Se obtuvieron cortes de 4 a 5 µ de espesor, los que fueron desparafinados mediante pasaje por xileno y etanol en concentraciones decrecientes e hidratados.

La peroxidasa endógena fue bloqueada por tratamiento con agua oxigenada en metanol.

La tinción inespecífica de fondo se redujo cubriendo las muestras con solución de albúmina bovina 0.1%, durante 30', a temperatura ambiente. Las muestras se incubaron durante 12h, a 4ºC, con lectinas biotiniladas (Tabla I).

Tabla I. Lectinas utilizadas para la identificación de los residuos de carbohidratos en secciones de tejidos embebidos en parafina.

Lectinas Abreviatura Carbohidratos Concentración
  Específicos    
Concanavalina ensiformes Con A alfa-D-Man; alfa-D-Glc 30 µg/ml
Ules europeus UEA-1 alfa-L-Fuc 30 µg/ml
Glycine maximus SBA alfa-D-GalNAc, alfaD-Gal 30 µg/ml
Dolichus biflotus DBA alfa-D-GalNAc 30 µg/ml
Arachis hypogaea PNA beta-D-Gal(beta 1 - 3) - D-GalNAc 30 µg/ml
Ricinus communis RCA-1 beta-D-Gal 30 µg/ml
Triticum vulgaris WGA alfa-D-GlcNAc, NANA 10 µg/ml

Fuc = Fucosa; Gal = Galactosa; GalNAc = N-acetil galactosamina; Glc = Glucosa; GlcNAc = N-acetil glucosamina; Man = Manosa; NANA = ácido neuroamínico (ácido siálico).

Posteriormente las muestras fueron incubadas con una solución de complejo avidina-biotina-peroxidasa durante 30', a temperatura ambiente. La actividad de la peroxidasa se reveló con diaminobencidina (DAB). Se aplicó tinción de contraste (hematoxilina de Gill), doble control negativo, bloqueándose las lectinas por el azúcar respectivo y sustituyendo las lectinas por albúmina sérica bovina. Los cortes fueron deshidratados y montados.

RESULTADOS

Estudios macroscópicos: En la llama, el conducto biliar se une al pancreático a unos 3 cm del duodeno, formando el CHP que desemboca sobre el duodeno, en un pliegue duodenal ubicado debajo del hígado y en craneal del cuerpo del páncreas. La porción sigmoídea del duodeno es corta y recibe en su ángulo distal la desembocadura del CHP (Fig. 1A).



Fig. 1. Conducto hepato pancreático, origen y desembocadura.
A. Vista de las vías biliares y pancreáticas.

El CHP luego de penetrar el duodeno, se dirige por el pliegue en una dirección vertical hacia caudal a favor del tránsito intestinal, recorriendo unos 2 cm entre la mucosa intestinal, formando el pliegue duodenal, bien visible, con un orificio terminal en forma de bisel, ovalado, alargado y ubicado a unos 40 cm del píloro. No se observa conducto pancreático accesorio (Fig. 1B).



B. La sección punteada enmarca el sitio de desembocadura del pliegue duodenal.

Estudios microscópicos: El CHP, está tapizado por un epitelio cilíndrico simple, sin células caliciformes.

La papila duodenal es alargada, recorre unos pocos centímetros formando la porción intramural sobre la curva distal del asa sigmoidea del duodeno hacia ventral de la misma, la porción terminal del conducto finaliza en forma de bisel (Fig. 1C), formando un pliegue que arrastra la mucosa intestinal que es reemplazada por la mucosa del conducto, carente de células caliciformes.



C. Corte del duodeno sigmoídeo mostrando el pliegue duodenal.

Cuando el conducto ha entrado en el intestino observamos: En cercanía del pliegue duodenal, la mucosa adquiere diferentes características, observándose un mayor desarrollo glandular, lo que provoca un notable aumento en su espesor. El epitelio de revestimiento cilíndrico es más alto, es más acidófilo y se invagina formando glándulas rodeadas de tejido conectivo.

No se observa muscular de la mucosa. Las glándulas son tubulares con células acidófilas y basófilas, ricas en mucopolisacáridos. El tejido conectivo está muy vascularizado y la túnica muscular (de músculo liso) es común al intestino y al conducto.

Estudio con lectinas: Para la caracterización de glicocon-jugados, se dividió al conducto hepatopancreático y su desembocadura en 5 zonas (ver Fig. Nº 1 D): Conducto hepatopancreático (CHP), porción intramural inicial (PII), porción intramural media (PIM), porción intramural terminal (PIT), y pliegue duodenal (PD).



D. Esquema que representa las zonas utilizadas para los cortes histológicos.
CHP = conducto hepato pancreático
CH = conducto hepático
CP = conducto pancreático
PD = pliegue duodenal
PII = porción intramural inicial
PIM = porción intramural media
PIT = porción intramural terminal

Se utilizó una batería de 7 lectinas, con las lectinas WGA, SBA (Fig. 2), y DBA, se observó unión en la porción apical del epitelio de las secciones mencionadas del CHP. Fue menor la afinidad observada para las lectinas con A y PNA. Se observó afinidad en el epitelio con la lectina RCA-1. En las glándulas del CHP, se observó afinidad con las lectinas WGA (Fig. 3), SBA y DBA de material distribuido en el citoplasma de las células glandulares. No se observó afinidad en el tejido glandular con la lectina PNA, pero sí con RCA _1, que no se había manifestado en el epitelio.


Fig. 2. CHP: Se observa (ver flechas) unión con la lectina SBA en la porción apical del epitelio. X200.

 


Fig. 3. CHP: Se observa (ver flechas) unión con la lectina WGA en el epitelio glandular. X100.

Con la lectina UEA-1 (ver Fig. Nº4 ) no se observó afinidad en el epitelio, ni en el tejido glandular. Todos estos datos han sido tabulados en los Gráficos I y II.


Fig. 4. CHP: No se observa unión con la lectina UEA¾1, ni en la porción apical del epitelio, ni en el epitelio glandular. X100.

Gráfico I.
CHP = Conducto hepato-pancreático PII = Porción inicial intramural
PIM =
Porción intramural media PIT = Porción intramural terminal PD = Pliegue duodenal

Gráfico II.
CHP = Conducto hepato-pancreático PII = Porción inicial intramural
PIM =
Porción intramural media PIT = Porción intramural terminal PD = Pliegue duodenal

DISCUSIÓN

La topografía del píloro, y particularmente, de la ampolla duodenal, presenta notables diferencias con los bovinos. En los camélidos la porción terminal del compartimento distal del estómago se presenta muy alargada y se continúa por un estrecho píloro, con un relieve o torus pilórico de alargado y muy elevado. La ampolla duodenal en los camé-lidos es voluminosa, mientras que es poco evidente o ausente en otros mamíferos domésticos (BARONE, 1996).

El hígado de los camélidos, al igual que en los bovinos se ubica a la derecha, apoyado sobre el diafragma y el hipocondrio derecho, difiere por su lobulación, la ausencia de vesícula biliar y la reducción del lóbulo cuadrado (FERNANDEZ-BACA, 1991).

El conducto colédoco constituye la vía de excreción de la bilis, penetra en la pared del duodeno en ángulo muy agudo, atraviesa la túnica muscular antes de formar la papila duodenal. En los camélidos, caballo, carnívoros, oveja, cabra y en el hombre se hallan vecinos al conducto pancreático formando la ampolla hepato-pancreática. En el bovino, cerdo y conejo, falta y sólo se forma un orificio terminal del colédoco (BARONE).

El conducto pancreático en el hombre, en equinos y en el gato, presentan un conducto pancreático principal y uno accesorio; el conducto pancreático principal desemboca con el colédoco formando el CHP, mientras que el conducto pancreático accesorio lo hace en la ampolla duodenal menor.

El perro posee los dos conductos pancreáticos pero el que se une al colédoco es muy delgado, mientras que el conducto pancreático accesorio es muy grueso. En los bovinos, cerdo y conejos sólo se observa el conducto pancreático accesorio, el cual desemboca en forma alejada del conducto colédoco. En los camélidos, oveja y cabra se desarrolla el conducto pancreático principal, el cual se une al conducto colédoco para formar el CHP.

En los camélidos, el CHP presenta similitudes con el del ovino y cabra, por la unión del conducto pancreático principal con el conducto colédoco. Con los equinos se asemeja en la ausencia de vesícula biliar, pero se diferencia por la desembocadura de los conductos hepático, pancreático principal y pancreático accesorio que lo hacen en forma separada en el equino. En el bovino, difiere, porque existen vesícula biliar y conducto pancreático accesorio, el cual sale del extremo caudal del lóbulo derecho del páncreas y desemboca en el duodeno a 30 cm caudal del colédoco.

Por sus características morfológicas el CHP de los camélidos actúa funcionalmente como en la oveja y la cabra, dado que al terminar en un conducto común, las secreciones pancreáticas entran a la luz intestinal junto con la bilis. Por carecer de vesícula biliar y, aparentemente, el esfínter del CHP no es funcional, la bilis es secretada hacia el intestino durante todas las fases del ciclo digestivo como ocurre en el equino (CUNNINGHAM, 1996).

El presente estudio caracteriza y compara la expresión de glicoconjugados en 5 zonas del CHP por histoquímica de lectina, utilizando una batería de 7 diferentes glicocon-jugados.

Las lectinas pueden ser consideradas como las herramientas más apropiadas para la demostración histoquímica de residuos de azúcares. Cada una de ellas tiene la capacidad de unir no covalentemente a uno o a pocos residuos de azúcares, con gran afinidad y especificidad. La afinidad y especificidad de una lectina da la configuración del sacarido, la naturaleza del residuo de azúcar y su distribución dentro del carbohidrato (LEATHEM & ATKINS, 1983 a y b).

En las células epiteliales de la mucosa, los glucoconjugados presentes más destacados son la N-acetilglucosamina y N-acetilgalactosamina, dado a que dieron marcada reactividad con las lectinas WGA y SBA. La N-acetilglucosamina y N-acetilgalactosamina son aminoazúcares que suelen encontrarse como carbohidratos estructurales.

En las glándulas de la mucosa del CHP se observó que las células presentan N- acetilgalactosamina y en menor proporción N-glucosamina.

SUMMARY: It is known that viscera and annex glands of South American camels digestive apparatus show morphological differences regarding other ruminants. Macroscopical studies allowed to us to observe that in this class of camels, duodenal ampulla and the hepatopancreatic ductus (HPD) show a common opening; this fact gives a prominent difference with farm cattle for instance. The studies were carried out by means of common histological techniques and also by lectins histochemistry.

The bile duct joint the pancreatic duct at around 3 cm from the duodenum making the HPD which opens on the duodenal fold clearly visible, with caudal direction, in the sense of intestinal transit and running 2 cm inside the intestinal mucosal. The HPD has a terminal foramen bevel-shaped, located at around 40 cm from the pylorus. The accessory pancreatic duct was not observed.

The HPD is covered by simple cylindrical epithelium without goblet cells. Over the duodenal fold the epithelium is thick because it has greater gland development. In addition, this epithelium is taller, more acidophilic and it undergoes invagination yielding glands surrounded by connective tissue. The glands are tubular with acidophilic and basophilic cells also rich in mucopolysaccharides. In order to characterize the glycoconjugate a set of seven lectins (Con A, UEA-1, SBA, DBA, PNA, RCA-1 and WGA) was used. N-acetyl-glucosamine and N-acetylglactosamine gave a prominent reaction with lectins WGA and SBA indicating that these glycoconjugates are the major glycosilated compound present in the epithelial cells of the mucous. In the glands of HPD mucous it was observed that the cells have N-acetylgalactosamine but N-acetylglucosamine in less proportion.

KEY WORDS: 1. Hepatopancreatic duct; 2. Liver; 3. Pancreas; 4. Lectins; 5. South american camelids; 6. Lama glama.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BARONE, R. Anatomia comparata dei mammiferi domestici. Splanologia - Apparechio digerente e respiratorio. Ed. Edagricole Bologna, 1996. V. 3. pp 329-35.         [ Links ]

BOHLKEN, H. Remarks on the stomach and the systematic position of the tylopoda. Proc. Zool. Soc. London 134: 207-15, 1960.         [ Links ]

CUNNINGHAM, J. Fisiología veterinaria. Interamericana, Buenos Aires, 1996. pp 311-4.         [ Links ]

DANGUY, A.; DECAESTECKER, C.; GENTEN, F.; SALMON, I. & KISS, R. Applications of lectins and neoglycoconjugates in histology and pathology. Acta Anat., 161:206-18, 1998.         [ Links ]

DELHON, G. A.; GONZALEZ, M. J. & von LAWZEWITSCH I. Histoquímica de carbohidratos de las glándulas bulbouretrales de la llama (Lama glama). VIII Congreso Argentino de Ciencias Morfológicas - Tandil - Buenos Aires, 26, 1998.         [ Links ]

DELLMANN, H. D.; BLIN, P. C. & FAHMY, M. F. A. Contribution l'étude de l'anatomie microscopique du tube digestif chez le chameau. Rev. Elev. Méd. Vét. Pays. Trop., 21:1-32, 1968.         [ Links ]

FERNANDEZ-BACA, S. Avances y perspectivas del conocimiento de los camélidos sudamericanos. Oficina Regional de Producción animal. Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación. FAO- Santiago, Chile, 56, 1991.         [ Links ]

GAUNA AÑASCO, L. G. & von LAWZEWITSCH I. Lymphatic system of the thyroid gland of Bos Taurus (1758) ultraestructural and immunocytochemical analysis. XX Congress of the European Association of Veterinary Anatomists (EAVA) - NAPLES - Italy _ 141, 1998.         [ Links ]

GALOTTA, D. R.; GALOTTA, J. M.; MARQUEZ, S. G. Proposiciones relativas a la nomenclatura de los compartimentos de los estómagos de los camélidos sudamericanos. Rev. Cs. Agr. UCA, 11:10-7, 1994.         [ Links ]

HANSEN, A. & SCHMIDT NIELSEN, K. On the stomach of the camel with special reference to the structure of its mucous membrane. Acta Anat., 31:353-75, 1957.         [ Links ]

LEATHEM, A. J. C. & ATKINS, M. Lectin binding to paraffin sections. In: Bullock, G. R. & Petrusz, P. (eds) Techniques in immunochemistry, Academic Press. London, 1983a. V. 2. pp 39-69.         [ Links ]

LEATHEM, A. J. C. & ATKINS, M. Lectin binding to formalin-fixed paraffin sections. J. Clin. Pathol., 36:747-50, 1983 b.         [ Links ]

LUCIANO, L.; VOSS-WEMBTER, G.; BEHNKE, M.; ENGELHARDT, W. & von, REALE, E. Die Struktur der Magenschleimhaut beim Lama (Lama guanicoe and Lama lamae) I. Vormägen. Gegenbaurs Morphol. Jb., 125:519-49, 1979.         [ Links ]

LUCIANO, L.; REALE, E. & ENGELHARDT, W. von, The fine structure of the stomach mucosa of the llama (Lama guanacoe). II The fundic region of the hind stomach. Cell. Tissue Res, 208: 207-28, 1980.         [ Links ]

OUSHINE, A. Étude de la topographie des viscéres abdominaux chez le dromedaire (Camelus dromedarius) en decúbitus sternal. Revue Élev. Méd. Vet. Pays trop., 42 (1):73-8, 1989.         [ Links ]

OUSHINE, A. & ZGUIGAL, H. La conformation extérieure et la lobation du foie du dromedaire (Camelus dromedarius). Zentbl. Vet. Med. C. Anat. Hist. Embryol., 12:25-32, 1983.         [ Links ]

PASTOR, R.; DALLARD, B.; LORENTE, J. A.; ORTEGA, H.; SALVETTI, N. & LUDUEÑA, M. Características lectinhistoquímicas del epitelio germinal de pezuñas de fetos bovinos. VIII Congreso Argentino de Ciencias Morfológicas. Tandil - Buenos Aires, 24, 1998.         [ Links ]

PAVAUX, C. Contribution á l´étude de la topographie viscérale des Camélidés. Revue Méd. Vét., 66:409-18, 1965.         [ Links ]

SAMAR, M. E.; AVILA, R. E.; OLMEDO, L.; PORFINO, L. & RABINO, M. Histoquímica convencional y lectin histoquímica de las glándulas palatinas del pollo. VIII Congreso Argentino de Ciencias Morfológicas. Tandil -Buenos Aires, 26, 1998.         [ Links ]

VALLENAS, A. P.; CUMMINGS, J. F. & MUNNEL, J. F. A gross study of the compartmentalized stomach of two new world camelids, the llama and guanaco. J. Morphol., 134:399-424, 1971.         [ Links ]

Dirección para correspondencia:
Prof. Dr. Marcelo Ghezzi
Facultad de Ciencias Veterinarias
Universidad Nacional del Centro
de la Provincia de Buenos Aires
Campus Universitario 7000
Tandil
ARGENTINA

Recibido : 14-12-2000
Aceptado: 10-02-2000

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons