SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número1RELACIONES ECOMORFOLÓGICAS EN SEIS ESPECIES DE LAGARTOS DE LA RESTINGA DE LA BARRA DE MARICÁ, RÍO DE JANEIRO, BRASILLA ANATOMÍA EN UNA PROPUESTA CURRICULAR INTEGRADA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de anatomía

versión impresa ISSN 0716-9868

Rev. chil. anat. v.19 n.1 Temuco abr. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0716-98682001000100008 

ARTERIAS METATARSIANAS PLANTARES EN EL HOMBRE

PLANTAR METATARSAL ARTERIES IN MAN

Gabrielli, C.*; Olave, E.**; Mandiola, E***; & Braga, M. T. T.*

RESUMEN: El principal elemento arterial del pie es el arco plantar profundo (APP), del cual se originan entre otras, las aa. metatarsianas plantares (AMP), responsables por la irrigación de parte de la región plantar profunda y de los dedos. Con el objetivo de aportar detalles anatómicos y biométricos a la cirugía e imagenología del pie, estudiamos el número de AMP, origen, trayecto y calibre de las mismas. El estudio fue realizado en 50 pies de 25 cadáveres de individuos adultos, brasileños, de ambos sexos. Las arterias fueron inyectadas con látex neoprene (Artifix L14) teñido de rojo, para luego disecar la región plantar por planos. Observamos 3 AMP en 5 casos (10%), de las cuales, 2 no tenían la 2a AMP (4% del total) y 3 la 4a AMP (6%). La presencia de 4 AMP fue encontrada en 43 pies (86%) y sólo en 2 (4%) se encontraron 5 AMP. Las 1a y 2a AMP se originaron del APP o de la arteria dorsal del pie, mientras que las 3a y 4a AMP siempre provinieron del APP. Cuando las arterias fueron otorgadas por el APP, en 6% de los casos las 1a y 2a AMP se originaron de un tronco común, situación que también ocurrió con las 2a y 3a AMP (10%) y con las 3a y 4a AMP (8%). La 1a AMP transcurrió por el primer espacio interóseo en 92% de los casos y las 2a, 3a y 4a AMP lo hicieron por el espacio correspondiente en 100%. El calibre promedio de la 1a AMP fue de 1,73 mm, el de la 2a de 1,43 mm, el de la 3a de 1,54 mm y el de la 4a de 1,52 mm. La 1a AMP fue más calibrosa que la 2a AMP en ambos lados. Estas cuatro arterias alcanzan las comisuras interdigitales y son fundamentales para la irrigación de los dedos del pie.

PALABRAS CLAVE: 1. Anatomía; 2. Pie; 3. Arterias; 4. Arterias metatarsianas plantares.

INTRODUCCIÓN

El pie tiene como importantes funciones la sustentación del peso corporal, la mantención de la postura bípeda, el equilibrio y la locomoción, condiciones indispensables para las actividades ocupacionales, deportivas y recreativas del hombre.

La vitalidad de sus estructuras depende de su sistema arterial, cuyo elemento central es el arco plantar profundo. De éste, se originan, entre otros vasos, las arterias metatarsianas plantares, fundamentales para la irrigación de los dedos y de la región plantar profunda.

Dentro de las cirugías reconstructivas realizadas en el pie, podemos mencionar la transferencia del hálux o del segundo dedo del pie para la mano, con el propósito de reemplazar un pulgar traumáticamente amputado (Ohtsuka, 1981). Este procedimiento requiere de un estudio angiográfico adecuado para evaluar el aporte arterial del primer espacio interóseo y la elección del vaso fuente (Greenberg & May, 1988). Además, es creciente la utilización de colgajos plantares para cubrir ulceraciones o defectos de la piel, en que una de las arterias metatarsianas plantares es usada como el pedículo vascular (Luo et al., 1997).

Con el objetivo de aportar mayores datos anatómicos de interés para la imagenología, la cirugía vascular y reconstructiva del pie, estudiamos las características de las arterias metatarsianas plantares, describiendo su número, origen, trayecto y calibre.

MATERIAL Y MÉTODO

En esta investigación se utilizaron 50 pies de 25 cadáveres de individuos brasileños adultos, de edades entre 25 y 70 años, de ambos sexos, conservados en solución acuosa de formaldehído al 10%, provenientes de los Departamentos de Morfología de las Universidades Federales de São Paulo y Santa Catarina, Brasil.

Para una mejor visualización, las arterias del pie fueron inyectadas con látex neoprene (Artifix L 14) teñido de rojo, el que fue introducido a través de la arteria tibial anterior, en el tercio distal de la pierna. En seguida, se realizó la disección de la región plantar y dorsal, con auxilio de una lupa Ranson, observándose el número de las arterias metatarsianas plantares, su origen y trayecto. El diámetro externo de cada una de ellas fue registrado con un paquímetro digital de marca Starrett.

Los diámetros registrados fueron analizados estadísticamente. Se usó el test no paramétrico para medias relacionadas de Wilcoxon para la comparación entre lados. Para la comparación de los diámetros entre las referidas arterias, se usó el test de Friedman. Si éste era significativo, fue complementado por el test de Comparaciones Múltiples. Cuando la estadística calculada presentó un valor significativo, usamos un asterisco (*) para caracterizarlo. En caso contrario, usamos N. S. (no significativo).

RESULTADOS

El número de arterias metatarsianas plantares (AMP) observadas fue de 4 en 43 casos (86%), denominadas 1a , 2a, 3a y 4a (Fig. 1); de 3 arterias en 5 casos (10%), de los cuales en dos casos (4% del total) faltó la 2a AMP y en los tres restantes (6% del total) faltó la 4a AMP (Fig. 2); 5 arterias fueron observadas solamente en dos casos (4%), donde además de las cuatro AMP, había una 4a AMP accesoria, la que transcurrió por el 4o espacio interóseo.


Fig. 1. 1, 2, 3, 4 . 1a, 2a, 3a y 4a arterias metatarsianas plantares; 5. Arco plantar profundo; 6. Tendón del músculo flexor largo del hálux.


Fig. 2. 1. Músculo flexor corto de los dedos; 2. Músculo cuadrado plantar; 3. Rama superficial de la arteria plantar lateral reemplazando a la 4a arteria metatarsiana plantar, que está ausente; 4. Rama perforante proximal; 5. 2a arteria metatarsiana plantar, de origen dorsal; 6. Arco plantar profundo

Con respecto al origen de las AMP, la 1a se desprendió del arco plantar profundo (APP) en 47 casos (94%), de la arteria dorsal del pie en dos casos (4%) y de un tronco común con la 1a arteria metatarsiana dorsal en un caso (2%). La 2a AMP, presente en 48 casos, se originó del APP en 45 (93,8%) y de la arteria dorsal del pie en tres o 6,2% (Fig. 2). La 3a AMP provino del APP en todos los casos al igual que la 4a AMP, que se presentó en 47 casos.

En algunas muestras se observó la presencia de un tronco común de origen para algunas AMP. Uno de estos troncos dió origen a la 1a y 2a AMP en 3 casos (6%); otro, a la 2a y 3a AMP en 5 casos o 10% (Fig. 3) y finalmente a la 3a y 4a AMP en 4 casos (8%). Estos troncos comunes estuvieron presentes en un total de 12 casos (24%).


Fig. 3. 1. Músculo flexor corto de los dedos; 2. Músculo cuadrado plantar; 3. Músculo aductor del hálux; 4 y 5. Arterias metatarsianas plantares (2a y 3a) originándose de un tronco común; 6. Arco plantar profundo

Con relación al trayecto, la 1a AMP transcurrió inicialmente por el 1er espacio interóseo, desviándose hacia el I hueso metatarsiano, para volver finalmente al 1er espacio, lo que ocurrió en 40 casos (80%). Esta arteria recorrió íntegramente el 1er espacio interóseo en 6 casos (12%). En los 4 casos restantes (8%), esta AMP comenzó en el 1er espacio para luego adoptar una posición medial al I hueso metatarsiano.

Lo mismo ocurrió con la 4a AMP, cuyo origen varió entre el segundo y el cuarto espacio interóseo.

La 2a AMP se dirigió hacia el espacio correspondiente, independiente de su local y nivel de origen, el cual varió desde el 1er espacio interóseo hasta el III hueso metatarsiano. La 3a AMP también siguió hacia el espacio correspondiente, no importando su local y nivel de origen, el que varió entre el II y el IV huesos metatarsianos.

Los diámetros externos de las AMP (en promedio) y el resultado estadístico del test de Wilcoxon son mostrados en la Tabla I.

Tabla I . Promedios (en mm) y desviación standard de los diámetros externos de las arterias metatarsianas plantares y estadística calculada.
Arterias Lado Derecho Lado Izquierdo z calc Promedio general
1a AMP 1,73 + 0,36 1,72 + 0,28 - 0,417 N.S. 1,73
2a AMP 1,40 + 0,28 1,45 + 0,30 - 0,341 N.S. 1,43
3a AMP 1,52 + 0,29 1,55 + 0,22 - 0,040 N.S. 1,54
4a AMP 1,53 + 0,33 1,51 + 0,29 - 0,227 N.S. 1,52

En seguida, se realizó el test de Friedman, comparándose los diámetros entre las AMP derechas e izquierdas. Para el lado derecho, el valor del X2 calculado fue 9,67* y en el lado izquierdo fue 9,29*. Basados en estos resultados, se realizó el test de Comparaciones Múltiples, cuyos valores son presentados en la Tabla II.

Tabla II . Valores calculados a través del test de comparaciones múltiples.
Lado Derecho
Lado Izquierdo
1a AMP x 2a AMP = 26,5* 1a AMP x 2a AMP = 25,5*
1a AMP x 3a AMP = 14 NS 1a AMP x 3a AMP = 8 NS
1a AMP x 4a AMP = 13,5 NS 1a AMP x 4a AMP = 14,5 NS
2a AMP x 3a AMP = 12,5 NS 2a AMP x 3a AMP = 17,5 NS
2a AMP x 4a AMP = 13 NS 2a AMP x 4a AMP = 11 NS
3a AMP x 4a AMP = 0,5 NS 3a AMP x 4a AMP = 6,5 NS

DISCUSIÓN

En las últimas décadas ha sido creciente el uso de las arterias del pie en las cirugías reconstructivas del mismo, destacándose los puentes para evitar amputaciones en casos de lesiones por accidentes industriales o automovilísticos (Olinsky et al., 1985), como también en pacientes con isquemia severa del miembro inferior, generalmente diabéticos (Friedman et al., 1990; Luther & Lepäntalo, 1997). La construcción de puentes arteriales requiere de una arteriografía pre-operatória, para evaluar el lecho arterial y la elección de un vaso receptor, y de otra, intra o post-operatoria, para verificar el éxito de la construcción (Davidson & Callis, 1993). Por otra parte, defectos o ulceraciones de la piel y tejidos blandos de la planta del pie pueden ser tratados con colgajos que llevan a las AMP como pedículos (Luo et al., 1997). Por lo tanto, el conocimiento del sistema arterial del pie es de extrema importancia para llevar a cabo estos procedimientos.

Las arterias metatarsianas plantares son las ramas principales del arco plantar profundo y frecuentemente se presentan en número de cuatro (86%), lo que concuerda con las descripciones generales de Cruveilhier (1852), Testut & Latarjet (1945), Testut & Jacob (1947), Healey & Seybold (1972), Rouvière & Delmas (1984) y Williams et al. (1995), entre otros.

La presencia de 3 AMP fue observada en 10% de los casos de nuestra serie, faltando la 2a o la 4a AMP, hecho ya relatado por Adachi (1928), que describió la ausencia de la 2a AMP en 2,3% y de la 4a AMP en 6,1%. Sin embargo, la presencia de 5 AMP no fue relatada en la literatura consultada, aunque encontramos sólo 2 casos.

En varias ocasiones observamos que algunas AMP se originaron a partir de un tronco común (24%), lo que ya fue mencionado por Debierre (1890). El tronco común más frecuentemente encontrado en nuestro estudio fue el que dió origen a la 2a y a la 3a AMP (10%), seguido del que originó a las 3a y 4a AMP, contrariamente a lo expresado por Dubreuil-Chambardel (1925) y Adachi, que encontraron más frecuentemente el tronco para las 3a y 4a AMP.

Con relación al origen de cada una de las AMP, la 1a de ellas se desprendió del APP, a nivel del 1er espacio interóseo en la mayoría de los casos, y proviniendo directamente de la arteria dorsal del pie en apenas dos casos. Edwards (1960) citó que es raro que una AMP pueda originarse enteramente a partir de arterias dorsales.

En la mayoría de los casos, la 1a AMP transcurrió por el 1er espacio interóseo, desviándose hacia medial, pasando inferiormente al I hueso metatarsiano, para retornar finalmente al 1er espacio. Este trayecto coincide con las descripciones generales de Cruveilhier, Poirier & Charpy (1902) y Paturet (1951). Por su parte, Murakami (1971) relató algunas posibilidades de trayecto para la 1a AMP, la que podría situarse superficial o profundamente a los músculos interóseos y aún, yuxtapuesta al I hueso metatarsiano.

Su diámetro externo fue en promedio de 1,73 mm, lo que concuerda con la descripción de Ohtsuka, que señaló que en raras ocasiones ella es pequeña. Un estudio más específico sobre esta arteria fue realizado por Greenberg & May, con el propósito de utilizarla como vaso-fuente en las cirugías de transferencia del hálux para la mano, para reemplazar la pérdida del pulgar. A través de arteriografías, calcularon su diámetro externo, el cual fue 1,27 mm, valor relativamente menor al encontrado en nuestra serie.

La 2a AMP se originó en la mayoría de los casos directamente del APP y su nivel de origen varió desde el 1er espacio interóseo al III hueso metatarsiano, concordando con Hamada et al. (1994) que informaron que las 2a, 3a y 4a AMP se originan de varias partes del APP; en la mayoría de los casos, de la porción metatarsiana o intermetatarsiana correspondiente.

Las 3a y 4a AMP se originaron del APP en la totalidad de los casos en que estuvieron presentes.

Analizando el trayecto de las 4 AMP conjuntamente, verificamos que el de la 1a es diferente al de las otras tres, ya que se desvía medialmente y después retorna al 1er espacio interóseo, concordando con Chiarugi (1912), que señaló que sólo por excepción ella se comporta de manera análoga a las demás. Este desvío medial realizado por esta arteria tiene por objetivo, en este punto, dar origen a una rama que irriga el lado medial del hálux.

En cuanto al trayecto de las 2a, 3a y 4a AMP, observamos que en la mayoría de los casos, se relacionaron a los espacios interóseos correspondientes, concordando con ciertos autores, que inclusive las denominaron "arterias interóseas plantares" (Cruveilhier, Debierre, Poirier & Charpy, Corsy (1913), Dubreuil-Chambardel, Testut & Latarjet, Paturet, Rouvière & Delmas).

En el artículo publicado por Hamada et al., se describen dos tipos de AMP, unas, transcurriendo a lo largo de los espacios interóseos correspondientes y otras, a lo largo de los huesos metatarsianos, pero no se informa sobre las frecuencias de cada tipo.

Por su parte, Murakami señaló que las AMP superficiales (las que transcurren superficialmente a los músculos interóseos y a lo largo del hueso metatarsiano correspondiente), fueron más frecuentes. Para Edwards y Sarrafian (1983), las cuatro AMP corren a lo largo de la línea media de los cuatro huesos metatarsianos mediales.

Si consideramos el nivel de origen de las AMP y su destino, pudimos verificar que en ciertos casos, ellas presentaron un trayecto oblicuo. Autores como Corsy y Vann (1943) explicaron esta disposición, señalando que este trayecto estaría relacionado al tipo de arco plantar, esto es, cuando hay predominio de la arteria dorsal del pie, las AMP tienden a originarse más medialmente y cuando predomina la arteria plantar lateral, ellas se originan más lateralmente, lo que también fue observado por Murakami. En nuestras observaciones se apreciaba claramente tal disposición.

El análisis de los diámetros externos de las AMP, a través del test de Comparaciones Múltiples, nos indicó notoriamente que la 1a AMP fue más calibrosa que la 2a, tanto en el lado derecho como en el izquierdo. Sin embargo, este hecho no ocurrió cuando la 1a AMP fue comparada con las 3a y 4a AMP y tampoco cuando comparamos las otras AMP entre sí. De este modo, no concordamos con las descripciones de Cruveilhier y Paturet, que refirieron que la 1a AMP es más calibrosa que las demás.

Los resultados obtenidos en este estudio contribuirán a un mayor conocimiento anatómico del sistema arterial del pie, sirviendo de base a los distintos procedimientos quirúrgicos efectuados en el mismo, así como a la interpretación de arteriografías e imágenes de la región plantar.

* Depto. de Ciências Morfológicas - Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil
* * Facultad de Medicina - Universidad de la Frontera, Chile
* * * Universidad Andres Bello, Chile

ABSTRACT. The principal arterial formation of the foot is the deep plantar arch (DPA) which give off the plantar metatarsal arteries (PMA), responsibles by the blood supply of part of the plantar deep region and the fingers. With the purpose to give anatomical and biometric details to the surgery and images techniques of the foot, the number, origin, course and calibers of the PMA were studied. We injected latex neoprene (Artifix L 14) in 50 feet of 25 adult cadavers of both sexs and brasilian origin. Then, we dissected the plantar region and we found 3 PMA in 5 cases (10%), in two of these cases the 2nd PMA was absent (4% of total cases) and in 3 the 4th PMA no was present (6 %). We observed 4 PMA in 43 cases (86%) and in only 2 cases (4 %) we found 5 PMA. The first and second PMA originated from DPA or from the dorsal artery of the foot and the 3rd and 4th PMA always originated from DPA. When the arteries originated from the DPA, in 6 % of the cases the first and second PMA originated from the common trunk, similar disposition ocurred with the 2nd and 3rd (10%) and with the 3rd and 4th PMA (8%). The first PMA coursed by the first interosseous space in 92% of the cases and the 2nd, 3rd and 4th PMA coursed by the corresponding space in 100%. The averages calibers of the PMA were the followings: first PMA= 1.73 mm; 2nd PMA= 1.43 mm; 3rd PMA= 1.54 mm and 4th PMA= 1.52 mm. The caliber of the first PMA was greater of the 2nd PMA in both sides. The PMA reach the interdigital commissures and are of fundamental importance for the blood supply of the foot fingers.

KEY WORDS: 1. Anatomy; 2. Foot; 3. Arteries; 4. Plantar metatarsal arteries.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Adachi, B. Das arteriensystem der Japaner. Kyoto, Universität zu Kyoto, 1928. v.2.         [ Links ]

Chiarugi, G. Istituzioni di anatomia dell'uomo. Milano, Società Editrice Libraria, 1912. v. 2.         [ Links ]

Corsy, F. Contribution à l'etude de la circulation artérielle du pied chez le nouveau-né. Bibliog. Anat., 23: 54-65, 1913.         [ Links ]

Cruveilhier, J. Traité d'anatomie descriptive. 3.ed. Paris, Labé, 1852. v. 2.         [ Links ]

Davidson, J. T. & Callis, J. T. Arterial reconstruction of vessels in the foot and ankle. An. Surg., 217 (6):699-710, 1993.         [ Links ]

Debierre, C. Traité élémentaire d'anatomie de l'homme. Paris, Félix Alcan, 1890. v.1.         [ Links ]

Dubreuil-Chambardel, L. Variations des artères du pelvis et du membre inférieur. Paris, Masson, 1925.         [ Links ]

Edwards, E. A. Anatomy of the small arteries of the foot and toes. Acta Anat., 41:81-96, 1960.         [ Links ]

Friedman, S. G.; Krishnasastry, K.V.; Doscher, W. & Deckoff, S. L. Lower extremity revascularization via the lateral plantar artery. Am. Surg., 56(11):721-5, 1990.         [ Links ]

Greenberg, B.M. & May, J. W. Jr. Great toe-to-hand transfer: role of the preoperative lateral arteriogram of foot. J. Hand Surg., 13A(3):411- 4, 1988.         [ Links ]

Hamada, N.; Ikuta, Y. & Ikeda, A. Arteriographic study of the arterial supply of the foot in one hundred cadaver feet. Acta Anat., 151:198-206, 1994.         [ Links ]

Healey, J. E. & Seybold, W. D. Anatomía clínica. México, Interamericana, 1972.         [ Links ]

International Anatomical Nomenclature Committe . Nomina Anatomica. 5. ed. Cidade do México, Medsi, 1984.         [ Links ]

Luo, Y.; Wwang, T. & Fang, H.  Clinical application of retrograde island flap carrying plantar metatarsal arteries as pedicle. Chung Kuo Hsiu Fu Chung Chien Wai Ko Tsa Chih, 11(2):80-2, 1997.         [ Links ]

Luther, M. & Lepäntalo, M. Arterial reconstruction to the foot arteries - a viable option? Eur. J. Surg., 163(9): 659-65, 1997.         [ Links ]

Murakami, T. On the position and course of the deep plantar arteries, with special reference to the so-called plantar metatarsal arteries. Okajimas Fol. Anat. Jap., 48: 295-322, 1971.         [ Links ]

Ohtsuka, H. Angiographic analysis of the first metatarsal arteries and its clinical applications. An. Plast. Surg., 7(1): 1-17, 1981.         [ Links ]

Olinsky, D.I.; Lieberman, J.A. & Shader, A. F. Anastomosis of small vessels in the foot. J. Foot Surg., 24(3):209-14, 1985.         [ Links ]

Paturet, G. Traité d'anatomie humaine. Paris, Masson, 1951. v. 2.         [ Links ]

Poirier, P. & Charpy, A. Traité d'anatomie humaine. 2. ed. Paris, Masson, 1902. v. 2.         [ Links ]

Rouvière, H. & Delmas, A. Anatomie humaine: descriptive, topographique et fonctionnelle. 12.ed. Paris, Masson, 1984. v.3.         [ Links ]

Sarrafian, S. K. Anatomy of the foot and ankle: descriptive, topographic, functional. Philadelphia, Lippincott, 1983.         [ Links ]

Siegel, S. Estatística não-paramétrica (para ciências do comportamento). São Paulo, McGraw-Hill, 1975.         [ Links ]

Testut, L. & Jacob, O. Tratado de anatomía topográfica con aplicaciones médicoquirúrgicas. 7. ed. Barcelona, Salvat, 1947. v. 2.         [ Links ]

Testut, L. & Latarjet, A. Tratado de anatomía humana. 8.ed. Barcelona, Salvat, 1945. v. 2.         [ Links ]

Vann, H. M. A note on the formation of the plantar arterial arch of the human foot. Anat. Rec., 85: 269-275, 1943.         [ Links ]

Williams, P.; Warwick, R.; Dyson, M. & Bannister, L. Gray Anatomia. 37. ed. Rio de Janeiro, Guanabara Koogan, 1995. v. 2.         [ Links ]

Dirección para correspondencia:
Prof. Dra. Carla Gabrielli
Depto. de Ciências Morfológicas
Universidade Federal de Santa Catarina
Campus Trindade
Caixa Postal 476
CEP 88040-900
Florianópolis
BRASIL

Email: cgabriel@ccb.ufsc.br

Recibido : 22-08-2000
Aceptado: 12-01-2001

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons