SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.66 número2LA ALMEJA DE AGUA DULCE DIPLODON CHILENSIS (BIVALVIA:HYRIIDAE) POTENCIAL BIOFILTRO PARA DISMINUIR LOS NIVELES DE COLIFORMES EN POZOS: EXPERIMENTO DE LABORATORIOCOMPOSICION DE LA DIETA DE ONCORHYNCHUS MYKISS (WALBAUM 1792) (PISCES: SALMONIDAE) EN UN SISTEMA FLUVIAL DE BAJA INTERVENCION ANTROPICA: ESTERO NONGUEN, VIII REGION, CHILE índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Gayana (Concepción)

versión impresa ISSN 0717-652Xversión On-line ISSN 0717-6538

Gayana (Concepc.) v.66 n.2 Concepción  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-65382002000200006 

Gayana 66(2): 119-127, 2002

BRYOZOA DE AGUAS SOMERAS EN BAHIA SOUTH, ISLA DOUMER,
PENÍNSULA ANTARTICA

BRYOZOA FRON SHALLOW WATER IN BAHIA SOUTH, DOUMER ISLAND,
ANTARCTIC PENINSULA

Hugo I. Moyano G1 & Juan M. Cancino2

RESUMEN

Como parte de las actividades del proyecto INACH 05-97 realizadas en Bahía South, Antártica, en enero de 1999 se extrajeron por buceo autónomo 43 especies de briozoos, de los órdenes Cheilostomatida (34), Ctenostomatida (2) y Cyclostomatida (7). De éstas 21 fueron nuevas para la Bahía South y el endemismo del conjunto alcanzó al 72%. Las especies dominantes fueron Himantozoum antarcticum y Nematoflustra flagellata y sobre ellas se desarrolló la mayoría de las otras como epibiontes. Dos especies de los géneros Smittina y Crisidia resultaron ser nuevas para la ciencia y serán descritas separadamente. El análisis de la distribución de especies epibiontes e incrustantes sobre substratos diversos mostró la mayor afinidad entre algas rodófitas, Himantozoum antarcticum, ascidias y Nematoflustra flagellata.

PALABRAS CLAVES: Antártica, briozoos, epibiosis, polimorfismo, submareal rocoso

ABSTRACT

As part of the activities of INACH 05-97 research project carried out in Bahía South, Antarctica, in January 1999, fourty-three species of bryozoans of the orders Cheilostomida (34), Ctenostomida (2) and Cyclostomida (7) were collected by scuba diving. Twenty-one species were new for Bahía South, the total endemism for bryozoans in this area was 72%. The dominant species were Himantozoum antarcticum and Nematoflustra flagellata, which were used as a substrata by most of the other species. Two new species of the genera Smittina and Crisidia were collected and will be described elsewere. The analysis of epibiotic and encrusting species distribution on different substrata showed the higher affinity between red algae (Rhodophyta), ascidians and the bryozoans Himantozoum antarcticum, and Nematoflustra flagellata.

KEYWORDS: Antarctica, bryozoans, epibiosis, polymorphism, rocky subtidal.

INTRODUCCION

Los briozoos son uno de los componentes principales del bentos antártico (Bullivant 1961, 1967, Winston 1983, Winston y Heimberg 1988, Barnes 1995a,b,c; Fogg 1998) y dada su alta diversidad y abundancia en él, han sido objeto de numerosos estudios taxonómicos desde comienzos del siglo veinte (Waters 1904, Calvet 1909, Kluge 1914, Rogick 1956, Moyano 1965, 1970, 1985, 1991 y Hayward y coautores en Hayward 1995). Más aún, varias especies de briozoos presentes en la Península Antártica fueron descritas a partir de mediados del siglo diecinueve, ya que están presentes en Magallanes y en aguas subantárticas (Busk 1852, 1854, 1884, Jullien 1888, Calvet 1904a,b y Waters 1905).

Para Bahía South, Isla Doumer (64°52'24''S; 63°36'00''W) existe un sólo trabajo previo relativo a la fauna de briozoos bajo los 50 m de profundidad. (Moyano 1978). A partir de muestras provenientes de cinco estaciones bentónicas localizadas entre 61 y 230 m de profundidad este autor dio a conocer 68 especies de briozoos, incluyendo un 43% de especies con colonias rígidas, un 31% de formas flexibles y un 26% de especies incrustantes, con un endemismo del 85%. A pesar de que los briozos son un componente principal de las comunidades bentónicas someras presentes en sustratos rocosos de aguas someras de Bahía South (15 a 40 m de profundidad, J. Cancino, observación personal), no hay estudios orientados a describir y caracterizar esta fauna.

Los briozoos son enteramente coloniales (Ryland 1970), estando las colonias contituidas por zoides que por lo general presentan algún grado de polimorfismo. El grado de polimorfismo y la forma colonial son considerados como elementos indicadores del grado de estabilidad del ambiente en que se desarrollan las colonias (Moyano 1979; Hageman et al. 1997; Hageman et al. 1998). Por otra parte, un análisis comparativo de la composición específica en distintos tipos de sustratos permite inferir algunos elementos relativos a la organización de los emsambles de las especies en estudio.

Dado que en general los estudios de la fauna de briozos antárticos de aguas someras son escasos (Barnes 1995a,b,c; Arntz et al. 1994, Fogg 1998), nos propusimos para el presente estudio los siguientes objetivos: (1) caracterizar por primera vez la fauna briozológica de aguas someras de Bahía South, incluyendo aspectos de la morfología colonial y una comparación de la composición específica en distintos tipos de sustratos, y (2) comparar la composición específica de esta fauna con estudios previos de ésta y otras localidades a fin de contribuir al conocimiento de la briozoofauna de la Península Antártica.

MATERIALES Y MÉTODOS

Las muestras estudiadas fueron recolectadas mediante buceo autónomo, el que se realizó desde la playa, siguiendo un paredón rocoso de alta pendiente y casi desprovisto de grietas. En este paredón existe una zona de sustrato rocoso casi completamente desnudo, que se extiende hasta los 3-5 metros de profundidad, seguido por una densa pradera de Desmarestia spp. que a los 10-12 m, es reemplazada por Himantothallus grandifolius, especie que domina hasta los 25-30 m de profundidad. Alrededor de los 15 m de profundidad, entre las algas y grietas empiezan a ser comunes los briozoos arborescentes, y éstos juntos a otros animales sésiles suspensívoros y filtradores dominan el sustrato por debajo de la zona dominada por algas.

Entre el 10 y el 28 de Enero de 1999 se realizaron 8 buceos de 15 a 40 minutos de duración cada uno, recolectándose briozoos a profundidades que fluctuaron entre los 15 y 36 metros en diversos sustratos, tanto inertes (rocas, conchas) como vivos (algas, tunicados, briozoos arborescentes).

Los especímenes fueron colocados en bandejas profundas con agua de mar corriente y situadas a la intemperie. Las muestras fueron inicialmente observadas mediante una lupa binocular lográndose una identificación preliminar de terreno. Seguidamente se confirmó su identidad siguiendo principalmente a Borg (1944), Rogick (1956), Moyano (1978) y Hayward (1995). Parte de los especímenes fueron fijados en alcohol de 70% para su ulterior estudio en la Universidad de Concepción.

El dendrograma de afinidad entre sustratos, según las diferentes especies de briozoos que soportan, se confeccionó siguiendo a Crisci & López 1983 usando el indice de Kulczinski-2 según Sibouet (1979).

RESULTADOS.

Las especies flustriformes Himantozoum antarcticum (Calvet 1909) y Nematoflustra flagellata (Waters 1904) fueron los briozos más abundantes, recolectados a aproximadamente 20 y 30 m de profundidad, respectivamente. Sobre éstas y sobre algas, ascidias y trozos rocosos pequeños se obtuvieron otras 41 especies de briozoos principalmente del tipo incrustante. La Tabla I contiene las 43 especies de briozoos obtenidas. Para cada una se incluye la forma zoarial y el número de polimorfos que presenta.

Tabla I. Listado sistemático de especies de Bryozoa obtenidas por buceo en el submareal rocoso de Bahía South, Isla Doumer, Antártica (enero de 1999).

Table I. Species of Bryozoa collected by scuba diving in the rocky subtidal of South Bay, Doumer island, Antarctica (January, 1999).

Como se desprende de la Tabla I, la colección obtenida está dominada por los briozoos queilostomados (79%) seguidos de los ciclostomados (16,3%) siendo los ctenostomados (4,7%) los menos representados. Dentro de los queilostomados las dos especies dominantes en cantidad de ejemplares y biomasa fueron Himantozoum antarcticum y Nematoflustra flagellata sobre las que se desarrollan la mayoría de las otras especies incrustantes (ver Tabla II). Estas dos especies se caracterizan por formar zoarios flustriformes unilaminares por lo que todo el lado abfrontal de las colonias puede ser usado como sustrato por los epibiontes pues allí no hay aberturas zooidales ni menos avicularias o vibracularias. Aunque no se llevó una estadística precisa del grado de abundancia o de dominio de las diversas especies incrustantes es notoria la predominancia de Celleporella bougain-villei cuyos zoarios tapizan en gran parte la superficie abfrontal de las colonias flustrinas especialmente de N. flagellata. Otras especies incrustantes muy abundantes fueron: Filaguria spatulata, Inversiula nutrix y Harpecia spinosissima. En contraposición, los ctenostomados Alcyonidium eightsi y Bowerbankia antarctica fueron hallados sólo después de un largo período de observación de las colonias flustriformes dominantes y estuvieron representados sólo por dos zoarios pequeños cada uno.

Tabla II. Bryozoa de Bahía South y sustratos en que se desarrollan.

Table II Bryozoa of Bahía South and substrata on which they are found.

De la Tabla I también se desprende que de entre las 43 especies obtenidas 21 son nuevas para la Bahía South aunque ya habían sido encontradas a menos de 50 m de profundidad en las Shetland del Sur o en otros lugares a lo largo de la costa occidental de la Península Antártica. Este resultado eleva a 88 el número total de especies de briozoos conocidos para Bahía South. El endemismo calculado para las 43 especies recolectadas en el presente estudio alcanza a un 72%, valor menor que el previamente conocido de 85% (Moyano 1978).

Dentro de las 43 especies obtenidas se distinguen 7 formas zoariales cuya diversidad zoarial indica un predominio absoluto de las especies incrustantes (28 = 65%) , a las que siguen las de zoarios flexibles o articulados (11 = 25,6%) representados por 4 especies flustriformes, 4 buguliformes y 3 celariformes. Las cuatro especies restantes (9,3%) presentan zoarios rígidos, irregulares, laminares erguidos y cilíndricos.

El examen de la presencia o ausencia de pólimorfos en las 34 especies del orden Chelostomatida, es decir, individuos especializados dentro de las colonias para actividades diferentes, se consigna al final de la Tabla I. Según éste casi un tercio de los queilostomados (29,4%) produce colonias constituidas sólo de un tipo de individuos, los autozooides, que realizan todas las funciones vitales mientras que los que desarrollan además de los autozooides un polimorfo avicularial o vibracularial hacen un 50%. Las especies más complejas con dos tipos de polimorfos llegan a casi 15% y las más especializadas y complejas de todas con tres o más polimorfos alcanzan a prácticamente un 6%.

La distribución de las especies de briozoos sobre sustratos vivos e inertes de Bahía South se puede observar en la Tabla II. El sustrato más común para la mayoría de las especies observadas entre 20 y 30 m de profundidad fue Nematoflustra flagellata a la que se fijaron 35 especies; esta fue seguida por rocas pequeñas como sustratos inertes, con 23 especies incrustadas. En Himantozoum antarcticum se encontraron 13 especies incrustantes y 11 especies adheridas a algas rojas. Finalmente, ejemplares de ascidias solitarias de túnica mamilada mostraron ocho especies incrustantes y una sola colonia del briozoo calcáreo laminar Lageneschara lyrulata presentó siete briozoos epibiontes. La única especie de briozoo que apareció en todos los sustratos estudiados fue Celleporella antarctica. Esta es seguida por C. bougainvillei, Hippa-denella inerma, Lichenopora canaliculata e Inversiula nutrix que incrustaron a cinco sustratos. Por el contrario 11 especies sólo se encontraron incrustando a N. flagellata, seis se fijaron exclusivamente a rocas, y exclusivamente una se asoció a L. lyrulata.

El análisis del dendrograma de la Fig. 1 que explicita la mayor o menor afinidad entre los sustratos sobre la base de los epibiontes e incrustantes sobre rocas que presentan, indica que los sustratos más afines, que soportan una fauna semejante son las algas rodófitas e Himantozoum antarcticum que comparten 11 especies. A éstos se añaden las ascidias y con estos tres se reune N. flagellata a un poco más de 60% de afinidad a pesar de compartir las anteriores casi todas o todas las especies incrustantes, pero manteniendo la individualidad que le confieren sus 11 (31%) epibiontes exclusivos.


Figura 1. Dendrograma UPGMA de afinidad usando el índice de Kulczinky-2 entre substratos que soportan especies de briozoos en Bahía South. Sustratos: Ha= Himan-tozoum antarcticum; Ro= Rocas; Al= Rodófitas; As= Ascidias; Nf=Nematoflustra flagellata; Ll= Lageneschara lyrulata.

Figure 1. UPGMA clustering of substrata in Bahía South, according to their epibiotic or encrusting bryozoan species, based on the Kulczinky-2index.

Más alejados se conectan con los anteriores a 50 % y 40% de afinidad el sustrato rocoso y L. lyrulata respectivamente. El sustrato rocoso presenta al igual que N. flagellata seis especies incrustantes exclusivas (26%). Las superficies frontal y abfrontal y las áreas basales con los rizoides de N. flagellata en Bahía South soportan 26 especies del orden Cheilostomatida (Tabla II) mientras que en las Orcadas del Sur Barnes (1994) halló 20 diferentes de las que 14 concuerdan con las de Bahía South. Esto significa que a las 26 especies encontradas en Bahía Sur hay que sumarle las 6 conocidas sólo de las Orcadas del sur llegando este valor a 30 queilostomátidos epibiontes. Sin embargo, el número total, incluyendo los tres órdenes de briozoos, es mayor a pesar de no podérsele añadir otros datos de Barnes (1994) porque él no identificó los briozos ciclostómidos ni tampoco indicó la existencia e identificación de briozoos ctenostómidos. Si a las 30 especies de queilostomátidos conocidos se agregan las de los otros dos órdenes, el total de epibiontes conocidos de N. flagellata llega a 39.

DISCUSION

Lo más novedoso que presenta esta colección de briozoos obtenidos por buceo a baja profundidad (15-36 m) es la presencia de 21 especies nuevas para el área, de las cuales seis están representadas en el área subantártica. Esto hace que este conjunto de 43 especies de baja profundidad tenga un componente mayor de especies subantárticas que el conjunto anteriormente conocido de especies bajo los 50 m de profundidad. Este hecho explica el endemismo de 72% de estas especies de baja profundidad contra el 85% de endemismo de las especies de mayor profundidad (Moyano 1978).

Los briozoos ctenostómidos son escasos en la antártica no conociéndose más de cinco especies. Dos de éstas - Alcyonidium eghtsi y Bowerbankia antarctica - presentes en las costas de la isla Low y en las de la isla Anvers y descritas como nuevas por Winston & Hayward en (1994) aparecieron en pequeña cantidad como incrustantes de las especies flustriformes. Es probable que también se hallara un tercer ctenostómido Terebripora parasitica Winston y Hayward horadando zoarios y zooides de muchas especies de briozoos, ya que sus autores la señalan como abundante para el área y para la islas Shetland del Sur.

En la Tabla III se comparan los datos de abundancia de especies de briozoos a nivel ordinal de Bahía South y de otras localidades antárticas señaladas por Winston & Hayward (1994). Las mayores diferencias apreciables del examen de la Tabla III tienen que ver con los briozoos ctenostómidos ausentes del Mar de Ross y de la Península Antártica y proporcionalmente sobrerrepresentados en las Shetland del Sur. Para el caso de los ciclostómidos la sobrerrepresentación aparece en el Mar de Ross con un 30%. Todos estos valores podrían variar al aumentar las recolecciones en las áreas aqui señaladas. Esto está avalado por la constatación de la existencia de más de veinte especies nuevas para Bahía South como se indicó más arriba.

Tabla III. Composición porcentual a nivel ordinal de briozoos obtenidos a menos de 50 m de profundidad en cuatro localidades antárticas.

Table III. Species composition (%) at the level of Order in shallow water bryozoans (<50 m depth) from four Antarctic localities.

La diferencia cualitativa entre los epibiontes de N. flagellata de Bahía South en la Península Antártica con los presentes sobre ejemplares de las Orcadas del Sur (Barnes 1994) probablemente tenga que ver con la fauna briozoológica un tanto diferente presente en los archipiélagos del Arco de Escocia, hecho deducible de las especies reportadas para esa zona por Hayward (1995). La existencia de una fauna diferente en esa áreas ha llevado a la proposición de provincias o áreas zoogeográficas diferentes de las del resto de la Antártica para el Arco de Escocia o parte de él (Hedgpeth 1969, Briggs 1974).

Otro aspecto que emerge del presente estudio, en comparación con estudios previos realizados en la fauna de aguas más profundas, es la mayor dominancia de especies incrustantes y la mayor abundancia relativa de especies que carecen de polimorfismo, lo cual sería un reflejo de que los ambientes someros son menos estables y sometidos a mayores disturbios (abrasión por hielo, aportes de agua dulce e efluencias terrígenas, Fogg 1998).

Finalmente hay que señalar la existencia de una nueva especie del género Smittina que se describirá separadamente. Este género ha demostrado ser muy rico en la Antártica (Rogick 1956) habiéndose descrito ya 13 especies (Hayward 1995). Además existe también la posibilidad que los especímenes de ciclostómidos determinados como Crisidia sp. constituyan otra nueva especie. Previamente (Moyano 1978), había señalado la existencia en Bahía Sur del ciclostómido Filicrisia sp. siguiendo a Borg 1944. Los especímenes recolectados con ocasión de este trabajo están más completos por presentar gonozooides a diferencia de los recolectados anteriormente (Moyano 1978) y de los examinados por Borg 1944, lo que permite asegurar que pertenecen a Crisidia y no a Filicrisia y compararlos con las dos especies previamente conocidas de Crisidia descritas para aguas frías boreales: C. cornuta y C. orientalis (Kluge 1962).

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen al Instituto Antártico Chileno, que a través del Proyecto INACH 005-97 financió el traslado a la Antártica y la ejecución de la primera parte del mismo en el Refugio Yelcho de la isla Doumer en Enero de 1999. Igualmente hacen extensivo este agradecimiento a la Armada de Chile en las personas de los capitanes, oficiales y tripulación de los buques Milcalvi e Isaza que transportaron a los investigadores desde Bahía Fildes a la isla Doumer. Sin la eficiente colaboración de nuestros amigos buzos Antonio Larrea , José Darias y el apoyo de Felipe Torres y Aurelio San Martín, este estudio no habría podido ser llevado a cabo. A todos ellos nuestros cordiales agradecimientos.

BIBLIOGRAFIA

Arntz, W. E. , T. Brey & V.A. Gallardo.1994. Antarctic Zoobenthos. Oceanography and Marine Biology: An annual review 32:241-304.         [ Links ]

Barnes, D. K. A. 1994. Communities of epibiota on two erect species of Antarctic Bryozoa. Journal of the Marine Biological Association U.K., 74:863-872.         [ Links ]

Barnes, D.K. A. 1995a. Sublittoral epifaunal communities at Signy Island, Antarctica. I. The ice-foot zone. Marine Biology 121:555-563.         [ Links ]

Barnes, D. K. A. 1995b. Sublittoral epifaunal communities at Signy Island, Antarctica. II. Below the ice-foot zone. Marine Biology 121:565-572         [ Links ]

Barnes, D. K. A. 1995c. Seasonal and annual growth in erect species of Antarctic bryozoans. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology, 188:181-198.         [ Links ]

Borg, F. (1944). The Stenolaematous Bryozoa. Further Zoological results of the Swedish Antarctic Expedition 1901-1903. III:1-276.         [ Links ]

Bullivant, J. S. 1961. Photographs of the bottom fauna in the Ross Sea. New Zealand Journal of Science, 2 (4):485-499.         [ Links ]

Bullivant, J. S. 1967. Ecology of the Ross Sea benthos. In Bullivant J.S. & JH Dearborn (eds). The Fauna of the Ross Sea. Part 5. General accounts, stations lists and benthic ecology. New Zealand Oceanograhic Institute, Memoir 32:1-77.         [ Links ]

Busk. G. 1852. Catalogue of Marine Polyzoa in the collection of the British Museum, I Cheilostomata (part) . Trustees of the British Museum (Natural History) London; 54 págs.         [ Links ]

Busk, G. (1854) Catalogue of Marine Polyzoa in the collection of the British Museum, II Cheilostomata (part). Trustees of the British Museum (Natural History) London: 55-120.         [ Links ]

Busk, G. 1884. Report on the Polyzoa collected by H. M. S. Challenger during the years 1873-1876. Part I. The Cheilostomata. Report on the Scientific Results of the Voyage of H.M.S. Challenger. Zoology, 10(30):1-216.         [ Links ]

Briggs, J. C. 1974. Marine Zoogeography. McGraw-Hill Book. Co. New York.         [ Links ]

Calvet, L. 1904a. Diagnoses de quelques espèces de Bryozoaires nouvelles ou incomplètement décrites de la Région sub-antarctique de l'Océan Atlantique. Bulletin de la Société zoologique de France, 29(3): 50-59.         [ Links ]

Calvet, L.1904b. Bryozoen: Hamburger Magalhaensische Sammelreise. Hamburg: L Friederichsen & Co. 45 págs.         [ Links ]

Calvet, L. 1909. Bryozoaires. Expedition Antarctique Française (1903-1905) commandée par le Dr. Jean Charcot. Masson et Cie, Paris. 45 págs.         [ Links ]

Crisci, J. V. & M. A. López. 1983. Introducción a la teoría y práctica de la taxonomía numérica. OEA Serie de Biología, Monografía 26:1-132.         [ Links ]

Fogg, G. E. 1998. The biology of polar habitats. Oxford University PressOxford, 263 pp.         [ Links ]

Hageman, S. J., Y. Bone & B. McGowran. 1997. Bryozoan colonial growth-forms as paleoenvironmental indicators: evaluation of methodology. Palaios V (12):405-419.         [ Links ]

Hageman, S. J., Y. Bone, Ph. E. Bock & B. McGowran. 1998. Bryozoan growth habits: Classification and analysis. Journal of Paleontology 72(3):418-436.         [ Links ]

Hayward, P. J. 1995. Antarctic Cheilostomatous Bryozoa. Oxford University Press, Great Britain, 355 pp.         [ Links ]

Hedgpeth, J. W. (1969) Introduction to Antarctic Zoogeography. In: American Geographical Society (ed.) Distribution of Selected Groups of Marine Invertebrates in Waters South of 35o S Latitude. Antarctic Map Folio Series 11:1-9.         [ Links ]

Jullien, J. 1888. Bryozoaires. Mission Scientifique du Cap Horn 1882-1883, 6(3):3-92.         [ Links ]

Kluge, G. A. 1914. Die Bryozoen der Deutschen Südpolar-Expedition. Die Familien Aetidae, Cellularidae, Bicellaridae, Farciminaridae, Flustridae, Membraniporidae und Cribrilinidae. Deutsche Südpolar- Expedition, 15, Zoologie 7:601-678.         [ Links ]

Kluge, G. A. 1962. Mshanki Severnij Morei SSSR. Akademiya Nauk SSSR. Moskva-Leningrad. 584 pp.         [ Links ]

Moyano, G. H. I. 1965. Bryozoa colectados durante la Expedición Antártica Chilena 1964-65. I. Familia Sclerodomidae. Instituto Antártico Chileno, publicación no. 5:1-16.         [ Links ]

Moyano, G. H. I. 1970. Una familia, tres géneros y una especie nuevos para la Antártica (Bryozoa, Cheilostomata) Cahiers de Biologie Marine 11:153-166.         [ Links ]

Moyano, G. H. I. 1978. Bryozoa de Bahías Antárticas: algunos aspectos ecológicos. Serie Científica Instituto Antártico Chileno 24: 35-60.         [ Links ]

Moyano, G. H. I. 1979. Bryozoa from Antarctic Bays: some ecological aspects. In: GP Larwood & MB Abbott (eds) Advances in Bryozoology : 383-402. Systematic Association Special Volume 13 Academic Press. London.         [ Links ]

Moyano, G. H. I. 1985. Bryozoa Lekythoporidae: discusión general y nuevas especies de los géneros Cathadysis y Orthoporidra de Chile Austral y de la Antártida. Gayana Zoología 49:103-149.         [ Links ]

Moyano, G. H. I. 1991. Bryozoa Marinos Chilenos VIII. Una síntesis zoogeográfica con consideraciones sistemáticas y la descripción de diez especies y dos géneros nuevos. Gayana Zoología 55(4): 305-389.         [ Links ]

Rogick, M. D. 1956. Bryozoa of the United States Navy's 1947-1948 Antarctic Expedition, I-VI. Proc. U. S. Natn. Mus. 105:221-317.         [ Links ]

Ryland, J. S. 1970. Bryozoans. Hutchinson University Library. London. 175 págs.         [ Links ]

Sibouet, M. 1979. Distribution and diversity of asteroids in Atlantic abyssal basins. Sarsia 64(1-2) : 85-91.         [ Links ]

Waters, A. W. 1904. Bryozoa. Resultats du Voyage du S. Y. `Belgica en 1897-99. Zoologie, 114 pp.         [ Links ]

Waters, A. W. 1905. Bryozoa from near Cape Horn. Journal of the Linnean Society of London, Zoology 29:230-251.         [ Links ]

Winston, J. E. 1983. Patterns of growth, reproduc-tion and mortality in bryozoans from the Ross Sea, Antarctica. Bulletin of Marine Science, 33:688-702         [ Links ]

Winston, J. E. & P. J. Hayward 1994. Bryozoa of the US Antarctic Research Program: Preliminary Report. In: Hayward P. J., J. S. Ryland & P. D. Taylor (eds.) Biology and Paleobiology of Bryozoans: 205-210. Olsen & Olsen: Fredensborg Denmark.         [ Links ]

Winston, J. E. & B. F. Hemberg 1988. The role of bryozoans in the benthic community at Low Island, Antarctica. Antarctic Journal of the U. S. A. 21:188-189         [ Links ]

Fecha de recepción: 16.04.02
Fecha de aceptación: 30.05.02 


1Departamento de Zoología, Universidad de Concepción, Casilla 160C, Concepción.

2Facultad de Ciencias, Universidad Católica de la Ssma. Concepción, Casilla 297, Concepción, Chile.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons