SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número58Cuatro observaciones sobre la plantaCasa Duhart, Chile índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  n.58 Santiago dic. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962004005800005 

ARQ, n. 58 En Planta / Plan view, Santiago, diciembre, 2004, p. 26-27.

Notes English

LECTURAS

Huellas de edificios

Eduardo Sacriste

RESUMEN
En medio de un panorama dominado por la cultura de las imágenes, donde la fotografía de arquitectura y el render se han vuelto los medios de comunicación predilectos, volvemos por un minuto a detenernos en las plantas de arquitectura. Verdadera huella del edificio sobre el suelo, la planta contiene una parte importante de las claves del proyecto, siendo al mismo tiempo medio de representación, herramienta de diseño para el arquitecto, patrón de trazado e instrucción para el constructor. Aunque la planta se presenta invisible al habitante, ella determina con precisión la calidad de los espacios en que vivimos.
Sin fotografías, vemos nuevamente en planta.
Palabras clave: Plantas de arquitectura, dibujos de arquitectura, representación, trazados, levantamientos.


Sala Hipóstila, Karnak, Egipto
El plano corresponde a lo que fue la gran sala del templo al imperial dios Ammón. Edificada sobre la costa este del río Nilo en la ciudad de Tebas –hoy Luxor–, su superficie cubre un tercio de la de San Pedro en Roma. Fue construida por los faraones Seti I y Ramsés II en un período que va desde 1312 hasta 1235 a.C. Prácticamente fue terminada durante la dinastía XX. Su material es una piedra arenisca de color rojo pardusco. Todos los paramentos están prácticamente cubiertos de bajorrelieves, los que originalmente tenían una rica policromía.
Esta sala fue construida sobre el pilono de Amenofis III al este y el de Ramsés I al oeste. El primero se ha indicado solamente en el plano hasta su eje.
Plano: Luigi Cannina, L’architettura antica.
Véase : Lange e Hirmer, Egypt, 1957.


Hall de las Cien Columnas, Persépolis, Persia
Esta famosa sala fue construida por Jerjes en los últimos años de su reinado, alrededor del año 500 a.C. La terraza de Persépolis está emplazada en la planicie de Merudacht, Persia, al pie de una cadena montañosa en cuyas barrancas se encuentran talladas directamente en la roca las famosas tumbas de los monarcas Aqueménidas. La terraza tiene 473 m de largo por un ancho de 286 y su altura sobre el llano oscila entre los 10 y 13 metros.
Los muros de la sala eran de adobe con un grueso revestimiento de piedra que formaba igualmente las jambas y dinteles de las aberturas. Este revestimiento fue cubierto de bajorrelieves que representaban escenas de la corte y la guerra. Las esbeltas columnas de piedra remataban en capiteles tauriformes del mismo material. La viguería del techo plano era de cedro del Líbano. Según Perrot y Chipiez la sala era iluminada en su parte central por una diferencia de nivel en el techo. Los intercolumnios de la sala de Jerjes son apreciablemente menores que los de su antecesora la apadana de Darío.
Plano: E.F. Schmidt, Persepolis, The University of Chicago, The Oriental Institute Publications, 1956.
Véase : Perrot y Chipiez, Histoire de l’art dans l’antiquité, Persia.
A.T. Olmstead, History of the Persian Empire.

Textos en castellano e inglés y dibujos tomados de Sacriste, Eduardo; Huellas de edificios. Ed. Eudeba, Buenos Aires, 1960.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons