SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número68Intervención en las ruinas del Teatro Municipal de Lima: Lima, PerúRestaurante Ópera y bar Catedral índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  n.68 Santiago abr. 2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962008000100009 

ARQ, n. 68 Intervenciones / Interventions, Santiago, abril, 2008, p. 60-65


OBRAS Y PROYECTOS

Complejo Deportivo Municipal Can Ricart
Barcelona, España

Pere Buil *
Jordi Fornells
*

* Miembro de VORA arquitectura, Barcelona, España


Resumen

A partir de la construcción en una piscina cubierta, se ha consolidado un conjunto de equipamientos para un barrio en proceso de renovación; un edificio del s. xix y un gimnasio existente se han integrado en una propuesta plural, que asume la superposición de lenguajes, materiales y lógicas diversas en un mismo predio.

Palabras clave: Arquitectura-España, polideportivo, Raval, recuperación urbana.


Abstract

Starting with the construction of a covered pool, a recreational complex has been consolidated for a neighborhood in the process of renovation; a nineteenth century building and an existing gymnasium have been integrated in a multifaceted proposal that assumes the superimposition of diverse building languages, materials and strategies in the same site.

Key words: Architecture-Spain, community center, Raval, urban recovery..


 

El Complejo Deportivo Municipal Can Ricart es un edificio situado en el corazón del Raval sur, en Barcelona, una zona con actuaciones importantes en los últimos años. El equipamiento es importante para la revitalización del barrio en su sector tradicionalmente más degradado y tiene que contribuir a la integración de todos los sectores sociales habitantes de la zona a través de su uso en las actividades deportivas y de bienestar.
El edificio completa la manzana comprendida entre la Rambla del Raval y los Jardines dels Horts de Sant Pau. A nivel arquitectónico la estrategia del proyecto partía de unas preexistencias que lo hacían especialmente complejo, pues en el conjunto se han integrado dos edificios de fuerte entidad como el pabellón polideportivo (de 1989) y el edificio industrial del s. XIX de Can Ricart, presumiblemente del maestro de obras Josep Fontserè. El principal esfuerzo de los arquitectos fue llegar a un conjunto compacto y coherente a nivel funcional, que volumétricamente mantiene la lectura de los tres cuerpos que lo conforman: los dos edificios existentes y la nueva construcción que contiene la piscina, formalmente autónoma.
El edificio de Can Ricart, que estaba en bastante mal estado, se ha rehabilitado con el espíritu del original en sus características definitorias. Se ha reparado la fachada de Josep Fontserè recuperando los colores originales del estucado y se ha dejado al descubierto un espacio central de doble altura en el que la familia Ricart tenía la sala de contratación. Este espacio se ha intervenido con sensibilidad, manteniendo el espíritu del original y recuperando un lucernario que se había cubierto sobre el espacio central. En el resto de fachadas, más maltratadas por las múltiples intervenciones acontecidas a lo largo de los años añadiendo y derribando naves de producción alrededor, la obra consistió en recuperar el orden de aberturas original y dar una pátina unificadora que permite visualizar de forma sutil las heridas de la historia sobre sus muros.
El edificio nuevo es austero en materiales y formalmente en contenido. La fachada es de hormigón visto, al que se ha dado una textura que quiere ser un homenaje a los inicios de la industria textil en Cataluña en esta zona de la ciudad.
El espacio principal, donde se ubica la piscina, es abierto y luminoso. Establece unas relaciones visuales intensas por un lado, en toda su anchura, con el parque de Sant Pau –que está ligeramente elevado– y con la iglesia de Sant Pau del Camp; por el otro lado con un generoso patio en el interior del complejo y con la fachada posterior del edificio de Can Ricart.
El proyecto del Complejo Deportivo Municipal Can Ricart fue obtenido mediante concurso público de ideas. La obra mereció el Premio Bonaplata a la intervención en Patrimonio Industrial 2006.

 

Ficha Técnica
COMPLEJO DEPORTIVO MUNICIPAL CAN RICART
Arquitectos Pere Buil, Jordi Fornells, vora Arquitectura
Arquitectos obra Pere Buil, Esteve Roca
Colaboradores Filipe Araújo, Ricardo Borges, Arnau Boronat, Rubén Heras, Sónia Bom, Iñigo Ribera, Sónia Gaspar
Ubicación Carrer Sant Oleguer 10, Barcelona, España
Cliente Foment de Ciutat Vella
Cálculo estructural Manuel Arguijo y Asociados
Construcción Acciona Infraestructuras
Instalaciones sanitarias JG Asociados
Materialidad edificio existente estructura de pilares de fundición, muros de ladrillo, bovedillas cerámicas y viguetas metálicas, pavimentos de cemento y vinílico en vestuarios, revestimientos exteriores de fachada principal de estuco con mortero teñido en masa, fachadas laterales de ladrillo visto pintado blanco, revestimientos interiores de paneles de yesocartón, carpinterías exteriores en madera
Materialidad edificio nuevo estructura de muros y pilares de hormigón visto, cubierta de losas nervadas de prefabricados de hormigón, pavimentos vinílicos, baldosas de hormigón y parquet laminado, revestimientos interiores de azulejo esmaltado en zonas húmedas, paneles de cemento-madera pintados en zona de piscina y salas, carpinterías exteriores de aluminio anodizado con paneles de cristal simple o laminado
Presupuesto 43 UF/ m2 (US$ 1.905/m2)
Superficie terreno 5.060 m2
Superficie construida 4.485 m2
Año proyecto 2000 – 2004
Año construcción 2005 – 2006
Fotografía Adriá Goula Sardá


Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons