SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número78Soft Pavilion: Anchorage, EE.UU.Portfolio Galería AFA: Lima 01(1) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.78 Santiago ago. 2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962011000200012 

ARQ, n. 78 Extranjeros, Santiago, agosto 2011, p. 76-79.

OBRAS Y PROYECTOS

 

Casa View Funes, Argentina

 

Diego Arraigada *, Mark Lee **, Sharon Johnston ***,

* Profesor, Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires, Argentina.
** Profesor, Technische Universität Berlin, Berlín, Alemania.
*** Directora, Johnston Marklee architects, Los Ángeles, EE.UU.


Resumen

El cruce entre exploraciones formales orientadas por herramientas digitales y los sistemas constructivos propios de la infraestructura agrícola de inicios del siglo XX es uno de los puntos de partida de este proyecto que, al mismo tiempo, hace un comentario a la exaltación de las vistas, a los modelos suburbanos y la simulación de privacidad que ellos promueven.

Palabras clave: arquitectura-Argentina, arquitectura en hormigón, transferencia tecnológica.


Abstract

Departing from a crossing point between formal explorations led by digital tools and construction systems developed for agricultural infrastructure during the early 20th century, this could be a commentary on overrated scenery, suburban developments and the illusion of privacy they promote.

Key words: architecture-Argentina, concrete architecture, technological transfer, single-family house.


Situada en las afueras de Rosario –en el paisaje pampeano argentino– la casa View está diseñada a partir de las posibilidades y las limitaciones de nuevos usos residenciales en áreas tradicionalmente rurales. El solar tiene una privilegiada posición periférica frente a un gran monte de eucaliptos que pertenecía a un antiguo casco de estancia.

La casa se concibe como un objeto sensible posado en la llanura. Tiene una lógica propia, pero es capaz de informarse y relacionarse con las características específicas del lugar.

Está condicionada por dos deseos contradictorios: establecer relaciones entre los espacios interiores domésticos y la escala del paisaje y, al mismo tiempo, lograr condiciones de privacidad visual con respecto a futuras casas vecinas.

La percepción del paisaje circundante organiza el programa como una sucesión de espacios continuos en una espiral ascendente de 360° que acompaña el desarrollo del horizonte. Estos espacios conforman una masa compacta de dos niveles con una huella pequeña sobre el suelo. Cuatro erosiones geométricas alternadas en cada cuadrante refuerzan el sentido rotacional del proyecto y colaboran también con las demandas tectónicas de la envolvente de hormigón. En estos vértices, la masa se comprime hacia abajo o bien despega del suelo, percibiéndose como leve o pesada a medida que se la rodea.

Las fachadas resultan en una sucesión dinámica de superficies continuas y desjerarquizadas donde cada plano de fachada se va transformando sucesivamente en principal y deja ver superficies oblicuas que anticipan la siguiente.

Como resultado de enmarcar las mejores vistas del paisaje y prever la ubicación de futuras casas vecinas las aberturas toman una disposición rotacional y alternada en una secuencia que comienza en la galería de acceso en la planta baja hacia el poniente y culmina en la ventana de la habitación principal, que mira hacia el Oriente y hacia el monte de eucaliptos. En la definición de las aberturas también se ha tenido en cuenta la reducción de demandas energéticas al controlar su receso con respecto a la fachada, facilitar ventilaciones cruzadas y proveer abundante luz natural. Al variar en orientación, altura y profundidad, cada abertura captura un tipo de luz y visión distinta del paisaje, lo que proporciona una variedad de relaciones entre el interior y el exterior.

La sucesión de operaciones formales y el encuadre de las aberturas causan impresiones volumétricas y visuales que tensan el espacio en el sentido de la circulación y conforman un paisaje interior continuo de superficies, vistas y efectos lumínicos.

Los tabiques perimetrales de hormigón exterior se construyeron utilizando técnicas locales habituales en la construcción de silos y su terminación rústica expone las marcas de su ejecución y se relaciona con el carácter agreste del entorno. En contraste, el interior de la casa es delicado y suave. Los pisos graníticos pulidos de la planta baja se distinguen de las paredes y cielorrasos solo por sus reflejos. Marcos de aluminio anodizado negro enmarcan los tonos verdes y azules del paisaje, que contrastan con la atmósfera interior y la tiñen levemente. En los espacios más íntimos de la planta alta, los pisos se cubren con madera de lapacho, que crea un nuevo contraste con los muros y cielos.

Como culminación del recorrido de la casa, una escalera exterior de hormigón conduce a un mirador panorámico en la terraza desde donde el paisaje circundante se redescubre en su totalidad, desde una nueva altura.

El hormigón armado es el único material estructural y de terminación exterior. Es un tabique continuo cuyo espesor varía entre los 15 y 30 cm y que por lo general, lleva una cara vista y la otra no. Existe una relación sinérgica directa entre la geometría del proyecto y las técnicas de encofrado: ambas se definieron mutuamente para lograr superficies de simple curvatura de construcción sencilla a través de cimbras que definen el arco de circunferencia de la curvatura y tablas de encofrar rectas de 10 cm de ancho. El tabique exterior se realizó en cuatro etapas, cada una correspondiente a una mitad del volumen en planta baja y planta alta. Se estudiaron detenidamente los límites entre las etapas de hormigonado y se dejaron elementos en espera para hormigonar las losas en un momento posterior; entre las distintas etapas se utilizaron puentes de adherencia.

Se ha usado hormigón H30 (con cemento Portland y aditivos superfluidificante e incorporador de aire) para lograr un mejor hormigonado e impermeabilidad en los tabiques curvos. Se utilizó también piedra partida granítica de baja granulometría. Las tablas de encofrar son de pino cepillado tratadas con líquido para desmoldar. Además, todo el encofrado fue cortado y ensamblado artesanalmente in situ; se utilizaron cantos vivos en todas las aristas y el hormigonado se hizo en estratos horizontales de baja altura. Para evitar el colado desde gran altura se hicieron aberturas horizontales en la mitad de los tabiques, en su cara no vista, mientras el control del corte y doblado de la armadura se realizó digitalmente, y las barras de acero –casi todas de distinta longitud– llegaron a la obra ordenadas y con su posición relativa especificada.

Para facilitar la ejecución, la masa de hormigón no incorpora ninguna de las infraestructuras de la casa o los equipos de iluminación. Estos elementos fueron resueltos ya sea con detalles especiales o bien en el tabique interior de mampostería cerámica, que junto con el tabique de hormigón exterior conforman un muro compuesto de óptimo comportamiento térmico para la región.

Casa View

Arquitectos: Diego Arraigada, Mark Lee, Sharon Johnston / Arquitectos colaboradores: Juliana Esposito, Jeff Adams, Pablo Gamba, Nazarena Infante, Nadia Carassai, Anne Rosenberg, Anton Schneider / Ubicación: Funes, Santa Fe / Cliente: MARKEE LLC- Lucas Ma / Cálculo: Gonzalo Garibay / Construcción: MECSA - Gustavo Micheletti / Climatización: Maers Climatización / Materiales predominantes: estructura de muros, vigas y losas de hormigón armado in situ; tabiques exteriores de hormigón visto con encofrados de tablas cepilladas de 4"; tabiques interiores de ladrillos huecos cerámicos; carpinterías de aluminio anodizado negro; muros y cielos revestidos con enlucido de yeso artesanal; pavimentos de hormigón llaneado, mosaicos graníticos pulidos y madera de lapacho / Superficie de terreno: 2.113 m² / Superficie construida: 296 m² / Año de proyecto: 2004-2005 / Año de construcción: 2006-2009 / Fotografías: Gustavo Fritegotto, archivo de Diego Arraigada

 

Referentes

ARRAIGADA, Diego y JOHNSTON MARKLEE. "View House". A+U Nº 477. Shinkenchiku-sha Co., Ltd., Tokio, junio de 2010, pp. 34-41.        [ Links ]

WEBB, Michael. "Sculpting suburbia". MARK Nº 20. MARK Publishers, Ámsterdam, junio de 2009, p. 128.        [ Links ]

http://www.diegoarraigada.com/index.htm        [ Links ]

http://www.as20.org/bal.html        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons