SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número82El combate contra el ángel índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.82 Santiago dic. 2012

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962012000300001 

ARQ, n. 82 Fabricación y construcción, Santiago, diciembre 2012, p. 12.

EDITORIAL

Fabricación y construcción | Manufacturing and Construction

  

Patricio Mardones Hiche *

* Director Ediciones ARQ, Escuela de Arquitectura, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.


El título de la última edición ARQ de 2012, "Fabricación y construcción", trata de situar la realidad actual de la disciplina (o quizás, de la arquitectura que tenemos más a mano) en el punto de inflexión respecto a lo que podría entenderse como la producción de edificios. Alguna vez, hace unos diez años, el arquitecto paulista Paulo Mendes da Rocha -ante la pregunta por la elección de una obra arquitectónica por sobre todas- señaló las pirámides egipcias, porque "son la máquina de su propia construcción. El plano inclinado". Para Mendes da Rocha la pirámide encarnaba la síntesis perfecta entre forma y construcción; revisada hoy, esta observación vincula también a la pirámide como depositaria de un imaginario de la arquitectura que relaciona la construcción con una especie de artesanía pesada, dependiente de una mano de obra intensiva, frecuentes visitas de obra y elaboración de elementos constructivos en obra. La "obra" se acercaría más a una entidad única e irrepetible, en parte por la ausencia de matrices para su materialización pero también en parte por el enorme esfuerzo físico involucrado en ella. La dimensión "pesada" de la obra de arquitectura también era reconocida por Alberti en el tratado De Re Aedificatoria: "(la arquitectura) pone en práctica obras que, a partir del desplazamiento de los pesos y la unión y el ensamble de los cuerpos, se adecúe, de una forma hermosísima, a las necesidades más propias de los seres humanos".

Otro imaginario se consolida a inicios del s. XX gracias a sentencias como la de Le Corbusier, quien instala la noción de la "máquina de habitar" y propone el proyecto de la Maison Citrohan desde el modelo de producción de la industria automotriz. La arquitectura no solo se construye; para Corbusier se "fabrica", involucrando procesos en serie, algún nivel de automatización, ligereza y cierta movilidad. La idea de montaje también se asocia a esta visión respecto a la materialización de un proyecto, que se vincula en sus inicios a la prefabricación.

Ya entrado el s. XXI, y desde la periferia del mundo occidental, la realidad que este número de la revista ARQ intenta reflejar aparece en el cruce de una construcción fuertemente asentada en la disponibilidad de mano de obra barata, y la fabricación que surge como posibilidad desde tecnologías emergentes vinculadas a la producción paramétrica y asistida digitalmente (ciertamente aún no disponibles en todas las escalas ni para todos los presupuestos). Probablemente el precario equilibrio entre estas dos situaciones polares tiene alguna relación con la reciente notoriedad de la arquitectura chilena. Y quizás la única afirmación posible de sostener en este escenario de cambios es que las obras de arquitectura mantienen, a pesar de todo, un vínculo importante con la realidad física y material del mundo, esa misma realidad que las utopías intentan modelar: un vínculo con "las cosas", en palabras de Perec.


Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons