SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número90Patrimonio desmontable: El caso del Ara Pacis y la reconstrucción de la memoriaLas Pirámides de Arena: De lo absoluto a lo relativo en arquitectura índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.90 Santiago ago. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962015000200005 

OBRAS Y PROYECTOS

Trayectorias de un panel

 

Pedro Alonso *(1), Hugo Palmarola*(2)

* Profesor, Escuela de Arquitectura, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.
** Profesor, Escuela de Diseño, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.


Resumen

Un panel de hormigón, hecho para moverse de la fábrica a la obra, termina viajando desde Chile hasta Venecia para transformarse en el símbolo de un sistema constructivo moderno de alcance global. Sus trayectorias, sin embargo, partieron cuando el cemento aún estaba fresco, iniciando una historia única de montajes y desmontajes conceptuales, en la que un panel prefabricado para la construcción de vivienda termina siendo la piedra angular de un verdadero proyecto historiográfico.

Palabras clave: Arquitectura, Chile, Bienal de Venecia, prefabricación, modernidad.



Panel before departing to Venice, inner face.
© Omar Faúndez, Diseña

Un panel prefabricado de hormigón armado fue la pieza principal que presentamos en Monolith Controversies, el Pabellón de Chile en la 14ª Exposición Internacional de Arquitectura de la Bienal de Venecia en 2014(1). Esta pieza fue producida en la ciudad de Quilpué en 1972 por una industria donada por la Unión Soviética a Chile para impulsar el programa de vivienda social del gobierno de la Unidad Popular. El sistema constructivo fue conocido como KPD, derivado de la sigla rusa кпд que significa «gran panel constructivo» (krupnopanelnoye domostroyenie). El 22 de noviembre de ese año, este panel fue firmado sobre el cemento fresco por el presidente Salvador Allende para luego ser instalado como monumento conmemorativo en la entrada de la fábrica. Tras el golpe de Estado de 1973, la nueva administración de la industria a cargo de la Armada de Chile cubrió la firma, pintó el panel, y agregó en su ventana un retablo con la imagen de la Virgen María junto al Niño Jesús, además de dos lámparas neocoloniales (Alonso y Palmarola, 2014a). Este panel, a su vez, se inserta en una genealogía internacional de prefabricación de grandes paneles de hormigón armado iniciada con el sistema francés Camus (1948), su posterior rediseño en la Unión Soviética como el sistema I-464 (1955), la donación de este a Cuba y su readaptación como el sistema Gran Panel Soviético (1963), y su posterior arribo a Chile, donde el sistema fue asimilado en dos etapas antagónicas de transformación del país: el proyecto socialista y el neoliberal, sistemas denominados KPD y VEP, respectivamente(Alonso and Palmarola, 2014b).

Rem Koolhaas, director de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2014, tituló a su propuesta curatorial Fundamentals, dividiéndola en tres partes: Elements of Architecture (revisando 15 elementos universales de arquitectura), Monditalia (sobre la dualidad emblemática y global de la Italia contemporánea), y Absorbing Modernity 1914-2014 (con 64 participaciones nacionales que reflexionaban sobre los últimos 100 años de arquitectura internacional). De este modo, el Pabellón de Chile se insertó en una Bienal densa y ambiciosa, discutiendo la absorción de la modernidad planteada por Koolhaas con un solo gesto: un bloque de hormigón armado. En este sentido, el comentario de Pippo Ciorra «sharp, short, straight to the point»(2) –publicado en el periódico Il Manifesto– fue, probablemente, el análisis más certero sobre la propuesta curatorial chilena y la recepción pública del proyecto. Ciorra se refería al elemento central del pabellón de 2,75 metros de alto, 3,2 de ancho, y 2,6 toneladas de peso. Como la Bienal de Venecia no es un museo, el panel nos permitiría soslayar la producción de una exposición panorámica y museográfica, riesgo implícito en el mismo encargo. Lograr agudeza, brevedad, e ir directo al grano fue fundamental, considerando el breve tiempo del que disponen público, prensa y jurado para visitar el total de la Bienal.


Panel with inscriptions of President Salvador Allende and the Soviet ambassador Aleksandr Basov.
Based on: Castillo, Jimena. «Mujeres al volante de una grúa». Paloma, (1972), 33-35.


Production of a model identical to the memorial panel, Quilpué, Chile.
© Norberto Salinas González


Models of perforated panels leaving the factory towards the construction site. Quilpué, Chile, c. 1973.
© Nolberto Salinas González


Si bien una de las características principales del tipo de tecnologías constructivas basadas en la prefabricación de paneles es la transferencia del peso estructural y las demandas técnicas de la construcción al panel mismo, nuestro desafío expositivo fue mostrar cómo un solo elemento también puede sintetizar el traspaso del peso ideológico que convirtió a este tipo de paneles en símbolos y agentes de transformación social (Alonso y Palmarola, 2012 y 2014c). Nos interesaba lo que Nelly Richard llamó posteriormente «la memoria social y política de los objetos» (Richard, 2015). La presentación de una sola pieza, local y universal a la vez, nos permitió exponer la historia de más de 170 millones de departamentos construidos en todo el mundo con este tipo de tecnologías, aproximadamente cinco billones de metros cuadrados (Meuser, 2002; Hoffmann, 1999), situando –al menos en términos de escala– a la prefabricación por paneles como el modelo de vivienda de mayor impacto global, un dato que contradice el espacio marginal que este sistema aún ocupa en la historiografía tradicional de la arquitectura moderna.


Panel intervened with an altarpiece of the Virgin Mary and child, plus two neocolonial lamps. Quilpué, Chile.
© Nolberto Salinas González


Panel ruined and abandoned in dump of industrial junk. Quilpué, Chile.
© Hugo P. Rodríguez


Panel leaving the dump of industrial junk towards the municipal junkyard, Quilpué, Chile.
© Hugo P. Rodríguez

Con todo, a la Bienal decidimos llevar el panel sin firmas y sin vírgenes. Lo expusimos como un original, pero también como una ruina de la modernidad arquitectónica y política. En definitiva, en Venecia mostramos un escombro. Presentarlo así nos parecía una acción radical, pero fundamental, pues no se trataba de curar objetos que ya tuvieran un valor reconocido para la arquitectura. Al contrario, la operación curatorial consistía en problematizar el supuesto valor de este objeto para así rastrear las controversias contenidas en el panel, pero evitando resolverlas por medio de la restauración de firmas o vírgenes. La estabilidad historiográfica de obras maestras y singulares de la modernidad local o internacional estaba lejos de nuestro interés. Nos interesaba mostrar que era posible desplegar una compleja gama de interpretaciones y controversias a partir de un solo elemento de arquitectura. Intentamos presentar un objeto abierto, evitando cerrarlo a través de clasificaciones tranquilizadoras y estables. De esta manera, el panel se situaba como un nodo de relaciones múltiples y elementos en tensión: nos permitía conectar, desde una perspectiva crítica, la historia reciente de nuestro país con la historia de la arquitectura global de los últimos 100 años.


Panel covered by debris at the municipal junkyard, Quilpué, Chile.
© Hugo Palmarola


Panel leaving Quilpué's municipal junkyard towards Santiago, Chile.
© Hugo Palmarola


Panel departing from Santiago towards the port of San Antonio, Chile.
© Hugo Palmarola

El diseño del montaje de Gonzalo Puga permitió levantar el panel en vertical sobre un riel con sólo dos apoyos, además de una iluminación puntual y dramática; igualmente, la producción de Luigi D’Oro y Arguzia S.R.L. fue clave en los diversos anclajes. Ambas operaciones, estructuralmente complejas, permitieron consolidar el protagonismo y la tensión de un bloque de hormigón que parecía sostenerse por sí mismo al centro del pabellón. Una vez en él, los visitantes podían literalmente mirar las otras piezas que componían la muestra a través de la ventana del mismo panel. Este encuadre mostraba una aproximación doble: el panel como objeto de estudio, y también como herramienta de observación histórica, social y cultural. En oposición al distanciamiento del objeto en estudio y la pretensión objetivizante del conocimiento (propias del museo), se trataba de subjetivizar el panel, de estar lo más cerca posible, trabajar con él, modificarlo e intervenir sus trayectorias para potenciar lo que el objeto podía decir. Esto, pues consideramos al panel KPD como un agente directo de significativas controversias políticas, ideológicas y estéticas; un objeto altamente significativo producto de su naturaleza paradójica, situación que opera en varios niveles. Por ejemplo, es una pieza industrial y funcional producida en serie que, sin embargo, fue transformada, desde un inicio, en un monumento conmemorativo para su exposición permanente. Fue, también, un objeto controversial al ser instalado como símbolo de la cooperación soviético-chilena que luego sería censurado e intervenido durante la dictadura, rescatado de su destrucción por los ex trabajadores que lo fabricaron, olvidado como escombro junto a chatarra industrial, y puesto en valor nuevamente al ser presentado en Venecia. Este panel industrializado fue pensado para ser trasladado desde la fábrica al sitio de la obra, pero su transformación en monumento –y su posterior abandono y rescate– multiplicó sus trayectorias, moviéndose desde un botadero de escombros a un corral municipal para luego, con escalas en Santiago y San Antonio, viajar en la nave Rita Schepers v1407 a Livorno en su tránsito entre Quilpué y Venecia. Llevarlo a la Bienal y exponerlo al centro del pabellón son acciones propias de este panel diseñado para ser trasladado y monumentalizado desde su origen. Hoy ya está de vuelta en Chile a la espera de una nueva trayectoria.

Panel arriving from the port of Livorno to the Venice Biennale.
© Hugo Palmarola


Installation of the panel in the Chilean Pavilion at the Venice Biennale.
© Hugo Palmarola


The panel in the Chilean Pavilion at the Venice Biennale.
© Nicolás Saieh

Monolith Controversies obtuvo el León de Plata por su participación nacional en la 14ª Exposición Internacional de Arquitectura la Bienal de Venecia 2014 y su libro fue premiado en Alemania por el dam Architectural Book Award 2014 del Deutsches Architekturmuseum y la Frankfurt Book Fair. La exposición logró, además, el primer lugar en el ranking social de la Bienal en la sede Arsenale elaborado por la revista Domus(3), y obtuvo un Meeting on Architecture para la realización de un seminario internacional en la Bienal de Venecia.
Más información en: http://monolith-controversies.com


The panel arriving to Santiago from the port of San Antonio, Chile.
© Hugo Palmarola


Stored panel.
© Hugo Palmarola

 

Trayectorias de un panel

Muestra / The 14th International Architecture Exhibition – la Biennale di Venezia
Fechas / 7 de junio al 23 de noviembre de 2014
Curadores / Pedro Alonso, Hugo Palmarola
Comisionado por / Cristóbal Molina, Consejo Nacional de la Cultura y las Artes
Comité Científico / Pablo Allard, Beatriz Colomina, Sebastián Gray, Hugo Mondragón, Fernando Pérez Oyarzun, Rodrigo Pérez de Arce, Bernardo Valdés, Enrique Walker
Proyecto de Montaje / Gonzalo Puga
Identidad Visual / Martín Bravo
Artista Invitado / Gianfranco Foschino
Producción / Felipe Aravena, José Hernández
Multimedia / Francisco Hernández, Micol Riva
Comunicación / Communications Marcela Velásquez
Producción y montaje / Luigi D’Oro & Arguzia S.R.L.
Auspicio / Fundación Imagen de Chile, DIRAC, CSAV and SAAM
Colaboradores / Verne Díaz, Servando Mora, Héctor Pereira, Nolberto Salinas, Silvia Gutiérrez and other former workers, photographers and inhabitants of KPD
Transporte marítimo / Barco Rita Schepers, Naviera SAAM
Fecha de fabricación del panel / Nov., 1972
Ubicación original del panel / Ex fábrica KPD, Quilpué, Chile
Materialidad / Prefabricado de hormigón armado

 

Notas

1. Fundamentals, la 14ª Exposición Internacional de Arquitectura, la Biennale di Venezia, fue dirigida por Rem Koolhaas entre el 7 de junio y 23 de noviembre 2014. Curado por Pedro Alonso y Hugo Palmarola, el Pabellón de Chile fue comisionado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Los antiguos trabajadores de la fábrica KPD en Quilpué fueron parte integral de la exposición y del libro Monolith Controversies; colaboraron especialmente Verne Díaz, Servando Mora y Héctor Pereira, así como el fotógrafo de la fábrica Nolberto Salinas. Díaz, Mora y Salinas nos acompañaron a Venecia.

2. Pippo Ciorra, «Perdersi nella fondamenta,» en: Il Manifesto, 6 de junio 2014, p. 9.

3. Maria Novozhilova, «Venice 2014: social ranking», en: Domus, 25 noviembre de 2014, disponible en: http://www.domusweb.it/en/architecture/2014/11/25/venice_biennial_socialmedia.html. 

 

Referentes

ALONSO, Pedro; PALMAROLA, Hugo. «A Panel’s Tale: The Soviet I-464 System and the Politics of Assemblage», en: Patricio del Real y Helen Gyger (eds.), Latin American Modern Architectures: Ambiguous Territories (Nueva York: Routledge ,2012), pp. 153-169.

ALONSO, Pedro; PALMAROLA, Hugo. Panel (Londres: Architectural Association, 2014a).         [ Links ]

ALONSO, Pedro; PALMAROLA, Hugo (eds.). Monolith Controversies (Berlín-Ostfildern: Hatje Cantz, 2014b).         [ Links ]

ALONSO, Pedro; PALMAROLA, Hugo. «Tropical Assemblage: The Soviet Large Panel en Cuba», en: E. Medina, I. Costa Marques y C. Holmes (eds.), Beyond Imported Magic, Essays on Science, Technology, and Society in Latin America (Cambridge, Mass.: MIT Press, 2014c), pp. 159 – 179.         [ Links ]

HOFFMANN , Hans Wolfgang. «Aus Fehlern lernen. Erbe des komplexen Wohnungsbaus: Wie Berlin seinen Nachbarn bei der Sanierung der Platte hilft», Stadtforum (Oct. 1999).         [ Links ]

MEUSER , Philipp. «The Aesthetics of the Plattenbau». Project Russia 25 (Moscú y Ámsterdam: A-Fond / 010 Publishers, 2002)        [ Links ]

RICHARD, Nelly. «La Memoria Social y Política de los Objetos» (entrevista a Pedro Alonso y Hugo Palmarola). The Clinic, 29 de enero de 2015, pp. 24-26.         [ Links ].


1. Pedro Alonso | Arquitecto y Magister en Arquitectura, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2000. Doctor en Arquitectura, Architectural Association School of Architecture, Londres, 2008. Junto a Hugo Palmarola ha realizado exposiciones en Pratt Institute y Architectural Association, es autor de los libros Panel y Monolith Controversies, y obtuvo el RIBA Research Trust Award y el DAM Architectural Book Award del Deutsches Architekturmuseum. Junto a Palmarola obtuvo el León de Plata como curador del Pabellón de Chile –Monolith Controversies– en la 14.ª Bienal de Arquitectura de Venecia 2014. Alonso es Profesor Asociado en la Pontificia Universidad Católica de Chile, Profesor Visitante en Architectural Association, y Princeton-Mellon Fellow 2015-2016 en Princeton University.

2. Hugo Palmarola | Diseñador, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2004. Magíster en Teoría e Historia del Diseño, UNAM, 2010. Ha sido becado por The Society for the History of Technology, National Science Foundation, y Los Angeles County Museum of Art en EE.UU. Junto a Pedro Alonso ha realizado exposiciones en Pratt Institute y Architectural Association, es autor de los libros Panel y Monolith Controversies, y obtuvo el RIBA Research Trust Award y el DAM Architectural Book Award del Deutsches Architekturmuseum. Junto a Alonso obtuvo el León de Plata como curador del Pabellón de Chile –Monolith Controversies– en la 14ª Bienal de Arquitectura de Venecia 2014. Palmarola es Profesor de la Escuela de Diseño en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons