SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número93El suelo como programa: Enmarcando el horizonteFood network: Diseño para una nueva lógica territorial índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.93 Santiago ago. 2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962016000200015 

OBRAS Y PROYECTOS

Extraction
Exposición canadiense en la Bienal de Venecia 2016

Pierre Bélanger *(1)

* Profesor asociado, Graduate School of Design, Harvard University, Cambridge, EE.UU. belanger@harvard.edu


Resumen

Extraction –la exposición canadiense en la Bienal de Venecia 2016– nos enfrenta a los últimos ocho siglos de explotación de los recursos naturales. Representado como un ‘contramonumento’ –que al invitar a los visitantes a mirar hacia el suelo los dejaba en una posición de reverencia hacia la corona– esta investigación y su manifiesto nos recuerdan que, aunque de forma menos obvia y evidente, la explotación de recursos es también un patrón de urbanización del suelo.

Palabras clave: explotación, recursos, suelo, Canadá, Bienal de Venecia.



1. Extraction, cubierta manifiesto.
Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

A escala 1:1.000.000.000, el mapa geológico del mundo revela las magnitudes de operación de la nación con mayor extracción del planeta, cuya política exterior surge de legados como la colonia, la confederación y, ahora, el imperio global de recursos. Sede de más del 75% de las empresas de exploración y extracción del planeta gracias a la Bolsa de Toronto, más de 10.000 proyectos de minería dan forma a la extensa imagen subterránea de la riqueza mineral global de Canadá. Si la ideología de la extracción ha definido a Canadá durante ocho siglos desde la Carta Magna, entonces las ecologías del intercambio revolucionarán el futuro. Reportando desde el borde del imperio, el instrumento de exploración por excelencia –una estaca de demarcación– se dirige a su corazón, bajo los pinos y planicies de los jardines de Venecia, en la intersección de los pabellones del Reino Unido, Francia y Canadá para declarar #THELASTVICTORIADAY. Exponiendo las fricciones entre mapa y territorio, este contramonumento marca un momento dorado para cuestionar el poder natural de la Corona sobre la superficie del Estado de cara al 150º aniversario de la Confederación de Canadá en 2017.


2. Âge d’Or: Reina Isabel II supervisando la bóveda de oro del Banco Central de Inglaterra.
Fuente: ©2014 WPA Pool


3. «Poseemos el imperio más vasto que haya habido» según el Imperio Británico del s. XIX.
Fuente: Estampilla navideña de Canadá #85. Canada Post Archive (1898)


4. Imperio de extracción: 9.000 proyectos mineros en el mundo.
Fuente: ©2016 OPSYS / Chris Alton

A lo largo de 800 años se despliegan 800 imágenes de 800 colaboradores en 800 segundos trazando las marañas del imperio: entre mundos ficticios de terrenos a concesiones, mundos materiales de minas a minerales, y mundos vivientes desde tribus a tratados. Miniaturizando esta geopolítica espacial a escala 1:1, una potente intervención sobre el suelo magnifica las realidades de la tierra, el derecho, la vida. Retroactivamente, un manifiesto portátil acerca de las ecologías territoriales reimagina nuevos territorios para el siglo XXII a partir de los débiles Estados.


5. Las 3 razones más importantes para la compra de oro. Detalle de aviso publicitario, 2007.
Fuente: World Gold Council

Socavando el imperio. Un manifiesto de paisaje para el próximo siglo.

1. Sobre los desplazamientos: Todo desarrollo, como cualquier forma de colonización, desplaza. Si el desplazamiento es consecuencia del desarrollo extractivo, entonces se necesitan formas de organización más imparciales, fiscalmente justas, vivas y acordadas de manera equitativa, para así evitar mayores saqueos.


6. Camión de arrastre. Mercedes-Benz Actros Caterpillar 797F.
Fuente: ©2014 Karanja Earl Simmons

2. Sobre los bordes: Todos los Estados rodean y encierran. Si su propósito es controlar y contener, entonces sus técnicas y tecnologías territoriales producen límites que excluyen tanto como conectan. Dado que las líneas separan, es necesario crear zonas delimitadas para los sistemas nativos indivisibles que yacen entre la tierra, la vida y el lenguaje.


7. Medio mineral: Inmersión de oro y OSP selectivo, tarjeta de circuitos del Iphone de Apple.
Fuente: PBC Sourcing (2014)

3. Sobre las fronteras: Lo remoto –así como lo salvaje– es un mito imperial y una mentira colonial. No hay ninguna frontera, ninguna terra nullius, nunca hubo una. Cada kilómetro cuadrado de Canadá, no importa que tan aparentemente remoto sea, tiene límites vivos, bordes, periferias, umbrales e historias vividas. Hoy sólo hay frentes. Las doctrinas del descubrimiento (mineral) latentes en ideologías de exploraciones remotas (de recursos) están llegando a un abrupto final de cara a nuevos frentes de acción y resistencia.


8. Patrulla de seguridad fronteriza. North Mara Mine, Tanzania.
Fuente: ©2011 David Chancellor / Intruders Series

4. Sobre el papel: La propiedad en Canadá está construida sobre tierra robada a las Primeras Naciones. La tierra ha sido subdividida por una burocracia colonial llevando a acuerdos territoriales y tratados: de la Carta de Hudson’s Bay Company en 1670 a la Confederación de 1867, y a los 11 Tratados Post-Confederación entre 1871 y 1921. Las revisiones legales futuras a las leyes coloniales y a los mapas imperiales residen en el medio, los medios en y los medios con que fueron redactadas originalmente.


9. Super mina de oro Kalgoorlie. Australia. Fotograma.
Fuente: ©2016 OPSYS / Zannah Matson

5. Sobre la corona: Si el poder asumido e incuestionable de la Corona se encuentra en la separación entre los derechos de superficie por encima y los derechos mineros por debajo, entonces la supremacía del mundo de papel de la extracción –donde el poder reside entre las líneas de las leyes y las concesiones– requiere ser diseccionado quirúrgicamente. El sistema de regalías controlado por la Corona y correspondiente al 95% de la tierra en Canadá necesita ser radicalmente rediseñado para reforzar los derechos integrales y el sustento de las Primeras Naciones y las poblaciones Métis (mestizas) que se basan en y sobre la tierra.


10. Entre imperios: localización de la estaca de demarcación de oro en el Giardini.
Fuente: ©2016 OPSYS / Zannah Matson

6. Sobre la comunicación oral: Como vehículo, la voz de la comunicación puede controlar y también liberar. Si el conocimiento oral trasciende generaciones a través de la herencia de historias vividas y la transferencia de técnicas verbales, la palabra hablada no sólo comunica la historia sino que, como una forma de evidencia forense, también conserva y produce historias previamente excluidas. La voz no sólo desafía las bases escritas de la jurisprudencia victoriana: desafía íntegramente los orígenes legales de la Magna Carta Libertatum del siglo XII.


11. Aplicación de prueba, vista hacia el pabellón inglés.
Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

7. Sobre la paradoja de la planificación: La resistencia a la industrialización es difícil; la negociación es complicada. La infiltración institucional y la desplanificación sistémica son propuestas tenues y a menudo contradictorias, pero se convertirán con el tiempo en estrategias necesarias. Como un caballo de Troya, el rol del contra-planificador es identificar y estimular la aparición de contra-economías dentro de nuevas ecologías políticas.


12. Viendo a través de la superficie del Estado, vista de la exhibición.
Fuente: ©2016 OPSYS / Zannah Matson

8. Sobre la producción: Si no se cultiva o cosecha, al parecer es porque será explotado. Gracias a los nuevos mercados y formas de intercambio, existe un enorme potencial en el diseño de medios de coproducción en donde los sitios de extracción estén cada vez más cerca de los espacios de consumo. Si un recurso no se deja en el suelo, puede refinarse donde se explota. Las ciudades concentradas tendrán necesariamente que desconcentrarse y abrir nuevos territorios.

9. Sobre el consumo: La dependencia de recursos no está disminuyendo. Si dos terceras partes del mundo actualmente se encuentran en vías de desarrollo, entonces serán necesarios nuevos patrones de cultivo y distribución de recursos para los siglos XXI y XXII.


13. Aplicación de prueba, vista hacia el pabellón francés.
Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

10. Sobre la energía: Repensar la extracción es repensar la energía. Si hemos de repensar la energía, debemos dominar las tecnologías de combustión y destruir el orden británico del motor a combustión, para dejar obsoletos a los combustibles fósiles y proponer flujos de carbono alternativos y formas vivas de energía. El poder de la energía humana es el mayor y más preciado recurso renovable sobre el planeta.


14. Embajador canadiense en Italia en la inauguración de Extraction. Bienal de Venecia, 27 de mayo de 2016.
© Rodrigo Tisi

11. Sobre el trabajo: La fuerza de trabajo, al igual que el conocimiento, es una mercancía valiosa y un recurso escaso. A diferencia de los números o las unidades, la fuerza de trabajo transgeneracional –a pesar de lo móvil que pueda parecer– no se mueve tan fácilmente, ni tampoco es tan fácil de manipular (como si las personas fueran datos, cifras o estadísticas). Las economías del trabajo sólo pueden alcanzarse desbloqueando la energía de su personal, cuya inteligencia está enraizada en la propia tierra.


15. En la superficie, fotomontaje.
Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

12. Sobre la minería: La megaminería crea microminería. Las formas de extracción distribuidas pueden traer consigo una estratificación desigual de la riqueza. La fricción y la confrontación usualmente ocurren en la autorregulación de una industria que se beneficia al subestimar los riesgos ambientales y de seguridad. Mayores niveles de intercambio económico y la interacción cultural a través de múltiples generaciones pueden llevar a eliminar las nocivas prácticas basadas en la selección de calidad y recalibrar las disparidades propias de la sobreexplotación.


16. Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

13. Sobre la geografía: Las minas redefinen radicalmente regiones mucho más allá de sus límites geopolíticos. Dibujan nuevas fronteras e inscriben nuevas geografías. No hay minería sin agua ni residuos. Encubierta gracias a la típica imagen de la excavación seca y a tajo abierto, cada mina se ubica dentro de una cuenca de drenaje, encima de una napa subterránea y aguas arriba de un cuerpo acuífero mayor: lago, laguna, río, bahía, delta, golfo u océano. Si los riesgos propios de los residuos y las emisiones no pueden ser eliminados, entonces ese recurso no es un recurso: es un lastre.


17. Estaca de demarcación de oro.
Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

14. Sobre el intercambio: La industria de los recursos no es una industria: es un patrón de urbanización. En lugar de la extracción y sus nocivos efectos, las ciudades son las minas de oro del futuro. El intercambio pronto despojará y suplantará a la extracción donde nuevas –y aún inexistentes– culturas comiencen a descolonizar los territorios industrializados. Para evitar la violencia que generalmente viene junto a la descolonización, se deben abrir e imaginar estos nuevos espacios de intercambio para extinguir la hegemonía del sector extractivo victoriano y más allá de la economía imperial basada en materias primas.

15. Sobre el territorio: Más allá de las huellas relativamente pequeñas y concentradas de las ciudades, una nueva cultura de los recursos está emergiendo a lo largo de más del 80% de las tierras en todo el mundo, más allá de las ciudades, y donde viven o pertenecen cerca de 1,5 mil millones de nativos. Este resurgimiento cultural marca un punto de inflexión regional para la política transnacional y la geografía política, con el consecuente debilitamiento gradual del Estado y la inminente disolución de la hegemonía de la Corona.


18. Punto de referencia para el próximo siglo: maxime vella terra «el mayor poder es la tierra».
Fuente: ©2016 OPSYS / Zannah Matson

16. Sobre la libertad: Las reivindicaciones territoriales y las ecologías políticas de los habitantes pre-estatales –cuyas reivindicaciones de los derechos de suelo y subsuelo así como su compromiso vivo con lo ‘no-antrópico’ formarán la base y estructura para la independencia de las naciones individuales– eventualmente darán lugar al nacimiento de nuevas ciudadanías y de libertades recuperadas. Avanzando hacia el siglo XXII todos vamos a tener que luchar, en esta vida, por la libertad que provee este paisaje vivo y este suelo dinámico.

17. Sobre la soberanía: Dado que la demarcación de fronteras ha infligido una opresión tácita sobre las culturas nativas que existían ya mucho antes que la Corona, las tierras deben ser remapeadas, refundadas, reexploradas, representadas, reinscritas, reclamadas y restituidas a las Primeras Naciones. La Constitución de Canadá necesita ser de-constituida con el fin de ser reconstituida. Al perturbar las tierras y recursos del Estado, la Corona eventualmente tendrá que rendirse.


19. Fuente: Extraction, Canada Exhibition at the Venice Architecture Biennale 2016. Curador: OPSYS / Pierre Bélanger

Título de la exposición: EXTRACTION / Comisionado por: Art Gallery of Alberta, Catherine Crowston / Curador: OPSYS, Pierre Bélanger / Organizadores y colaboradores: OPSYS, Christopher Alton, Zannah Matson; Ecological Design Lab, Nina-Marie Lister; RVTR, Geoff Thun, Kathy Velikov, Colin Ripley; Hume Atelier, Kevin Hume, Genevieve Ennis Hume; M+B Studio, Troels Bruun, Luca Delisle; Blackwell Studio, Kelsey Blackwell; Steven Beites; Alessandra Lai; Massimo Benedetti; Michael Awad; Sam Gillis; Jacob Moginot; Olga Semenovych; Jane Zhang; Tiffany Dang; Hamed Bukhamseen / Con el apoyo de: Canada Council for the Arts, Harvard Graduate School of Design, Landscape Architecture Canada Foundation, Ontario Association of Architects, The Walrus Foundation, MIT Press, RBC Foundation, IGEA SPA, Gloria Irene Taylor / Eventos y partnerships: Influentials.ca, Rich Bruggeman


1. Pierre Bélanger | Licenciado en arquitectura del paisaje (BLA), University of Toronto School of Architecture, Canadá. Master in Landscape Architecture, Harvard Graduate School of Design, EE.UU. PhD, Wageningen University, Holanda. Profesor Asociado de arquitectura del paisaje y co-director del programa MDES de Harvard University Graduate School of Design, su investigación se centra en la convergencia entre ecología, infraestructura y poder en el diseño, la ingeniería y el urbanismo. Como autor y editor, ha contribuido a una serie de revistas incluyendo Pamphlet Architecture, Harvard Design Magazine, Ecological Urbanism, Landscape Journal, entre otras. Curador y editor de EXTRACTION, el Pabellón Nacional de Canadá para la Bienal de Arquitectura de Venecia 2016. Entre sus próximos libros se encuentran Ecologies of Power (MIT Press, 2016) y Landscape as Infrastructure: A Base Primer (Taylor & Francis, 2016).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons