SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número94Imaginarios de violencia. Léopold Lambert entrevistado por Francisco DiazEl imaginario dela NASA en Chile: entre diseño y redes invisibles índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.94 Santiago dic. 2016

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962016000300036 

Obras y proyectos

Tierra de nadie. Triángulo terrestre, Chile /Perú

José Tomás Pérez1  * 

1 Escuela de Arquitectura, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.

Resumen:

Ante las disputas limítrofes de larga data entre Chile y Perú - exacerbadas por el veredicto de la Corte Internacional de La Haya en 2014 que dejó una superficie triangular en una extraña ambigüedad legal - este proyecto imagina una solución arquitectónica al conflicto geopolítico: sustraer el triángulo de territorio en disputa para duplicar el perímetro de costa para ambos países. Así, el único enfrentamiento posible sería el de dos playas que se miran desde un país a otro.

Palabras clave: frontera; balneario; sustracción; conflicto; geopolítica

Esta investigación fue parte del proyecto de título presentado en abril de 2016. El lugar corresponde al interregno conocido como triángulo terrestre1, espacio que marca la controversia limítrofe entre Chile y Perú.

La operación se basó en la sustracción del lugar - mediante la remoción del volumen de terreno y la entrada cautiva del océano - seguida por la adición de un tramo de ruta entre los puertos de Arica e Ilo.

Figura 1 Localización. Escala publicada 1: 500.000 

El proyecto nace de la dificultad para encontrar soluciones a conflictos limítrofes en Sudamérica en las últimas décadas, activando juicios internacionales que suponen grandes inversiones de dinero y tiempo2, aumentan la desconfianza y bloquean los territorios por periodos indefinidos. En contraste, la sustracción explora una posible subversión estratégica: desactivar el conflicto a través de la transformación física del territorio. En otras palabras, una salida formal para el interregno politizado3.

En términos políticos, la sustracción del terreno admite una posición: el reconocimiento de la yuxtaposición de soberanías. Por un lado, acepta la costa seca que reclama Perú y, por el otro, la entrada del océano Pacífico en posesión de Chile, formando como remanente un sistema de taludes que rodea un artefacto de soberanía difusa: un espejo de agua de escala territorial. Al revés del monumento, el proyecto investiga la posibilidad del olvido desde lógicas propias del entusiasmo por el imaginario de la ruina, es decir, entre la desaparición y los escombros de la controversia de origen.

(c) José Tomás Pérez

Figura 2 Levantamiento fotográfico Tacna - Arica. Septiembre 2015 

Figura 3 Imagen de proyecto 

Figura 4 Imagen de proyecto 

A escala regional, el impulso sustractivo exorciza la imposibilidad de un vínculo entre países, en tanto se opone a la lógica divisoria presente en los 30 kilómetros de playa adyacentes a la frontera. Así, revisitar el plan de conexión entre bordes posibilita la adición de un tramo de carretera con influencia sobre una planicie costera de atributos espaciales inéditos en el contexto regional.

Hoy, comprender el panorama histórico - más allá de los últimos 87 años de frontera - permite cuestionar la construcción simplista basada en las rivalidades propias de la guerra del Pacífico. Así, como decisión política, el proyecto investiga su capacidad para resistir el paso del tiempo y ve, en la futura obsolescencia del límite, la posibilidad máxima de uso: una transición desde los escombros de un conflicto político a un balneario enmarcado en un litoral binacional.

El resto: un enclave-balneario que, en una posición simbólica y central, resiste a las presiones económicas propias de la conurbación entre Tacna y Arica.

Figura 5 Planta. Escala publicada 1: 5.000 

Figura 6 Comparación plantas triángulo terrestre y Palacio de La Moneda. Escala publicada 1: 5.000. 

Arquitecto

José Tomás Pérez

Profesor guía

Emilio De la Cerda

Ubicación

Triángulo terrestre ch/pe

Cliente

Proyecto de título

Pontificia Universidad Católica de Chile

Ingeniería

David Quezada

Sistema constructivo

Excavación y movimientos de tierra, arena seca y húmeda con refuerzos costeros de enrocado

Presupuesto

US$ 110/m2

Superficie terreno

37.000m2

Superficie de excavación

12.000 m2

Volumen a remover

208.900 m3

Año de proyecto

2015 - 2016

Maquetas

María Eugenia Schmidt, José Tomás Pérez

Fotografías

José Tomás Pérez

Referentes

BALTZ, Lewis. Park City. Nueva York: Aperture, 1980. [ Links ]

METAHAVEN. Uncorporate Identity. Zurich: Lars Müller, 2010. [ Links ]

1La controversia que origina el proyecto es la del triángulo terrestre: 37.000 m2 de terreno en disputa que se forman entre el Hito Nº1 y la línea de marea baja. Este caso deriva del juicio ante la Corte Internacional de Justicia por la disputa marítima entre Perú y Chile con fallo en 2014.

2 Entre 2008 y 2014, el Estado de Chile desembolsó US$ 16,5 millones en costos relacionados con la defensa ante la corte de La Haya en la disputa marítima (La Tercera, 2014).

3Un ejemplo es la propuesta de los arquitectos Humberto Eliash, Fernando Castillo Velasco y Carlos Martner, ya que toma posición frente al caso de la salida al mar para Bolivia. El proyecto se basa en un túnel y una isla artificial, paradójicamente obras de ingeniería. Sin embargo, la clave estuvo en abandonar la lectura de la frontera como línea para darle altura. Comprender el terreno como volumen fue un punto común con este proyecto. Con el fin de investigar sobre esta propuesta entrevisté al arquitecto Humberto Eliash.

4The controversy behind the project is that of the terrestrial triangle: 37,000 m2 of disputed land between the Milestone Nº1 and the low tide line. The case derives from the trial before the International Court of Justice of Peru and Chile's maritime dispute and its verdict in 2014.

5Between 2008 and 2014, the State of Chile spent us$ 16.5 million in connection with the defense before the International Court of Justice on the maritime dispute (La Tercera, 2014).

6An example is the proposal by the architects Humberto Eliash, Fernando Castillo Velasco and Carlos Martner, positioning on the Bolivian sea access affair. The project is based on a tunnel and an artificial island - paradoxically, engineering works. The key, however, was to abandon the traditional notion of the border as a line, considering instead its height. Understanding land as a volume was a characteristic shared with this project. In order to research on this proposal, I interviewed Humberto Eliash.

Arquitecto, Pontificia Universidad Católica de Chile, 2016. También realizó estudios de pregrado en la Escuela de Arquitectura y Diseño de Oslo (AHO) en 2014.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons