SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número100La arquitectura de la justicia espacialCuidar el tiempo, hacerse el tiempo, espaciar el tiempo índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


ARQ (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-6996

ARQ (Santiago)  no.100 Santiago dic. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-69962018000300082 

Obras y proyectos

Volviendo al presente

Cristóbal Palma1 

1 Fotógrafo, Santiago, Chile. cristobal@estudiopalma.cl

Resumen

La fotografía puede ser entendida como el registro visual hecho en un momento específico, tal como la publicación de arquitectura puede leerse como el registro de las discusiones y debates de un tiempo en particular. A partir del archivo de proyectos de los 99 números de ARQ, esta selección busca mostrar no tanto como los edificios escogidos han envejecido, sino más bien como lo ha hecho nuestra percepción de ellos.

Palabras clave: fotografía; cotidianeidad; vejez; oficinas; posmodernidad

La mayoría de las revistas de arquitectura con las que interactuamos los fotógrafos - ya sea por encargo o reciclando trabajos ya hechos - por lo general tienen tres obsesiones. La primera es celebrar (es difícil encontrar algo que se presente negativamente). La segunda es que les apasiona todo lo nuevo. La tercera es que prefieren mostrar el trabajo de arquitectos ya testeados. Esto hace que, al menos en formato revista, el consumo editorial de la arquitectura esté más cercano a los códigos del mundo lifestyle (moda, diseño, etc.) que a publicaciones de otras disciplinas un poco más autocríticas. Cuesta, por ejemplo, imaginarse un journal de economía que publique exclusivamente casos de políticas públicas que considere buenas o exitosas.

En este contexto, tener la posibilidad de revisitar proyectos publicados hace treinta años o más tiene un elemento de interés evidente, porque al menos se rompe la dinámica de lo nuevo. Este paso del tiempo también da mayor perspectiva para evaluar si algo terminó siendo realmente bueno o no. Y, por último - y acá el elemento de morbo no menor -, permite ver cómo se desarrolló en el tiempo nuestro avant-garde arquitectónico local.

Al revisar la lista de todos los proyectos publicados en ARQ desde sus inicios, los dos primeros que aparecen son lugares con los que convivo diariamente: Nuevo Centro y Plaza Lyon de Larrain Murtinho y Asociados. Instintivamente, entonces, busqué cronológicamente otros proyectos que tuvieran características similares, es decir, que fueran parte del inventario mental que tengo de Santiago. Y aunque intenté maneras un poco menos banales y más sofisticadas de generar un criterio de selección, me di cuenta de que la manera más efectiva era a través de esta modalidad de buscar lo familiar, incluyendo lo bueno, lo malo y lo feo.

Con este sistema de selección rápidamente se armaban dos grupos. Uno con los proyectos ya mencionados de Larrain Murtinho y Asociados (los dos completados en 1982), al que se le sumaba el Pueblo del Inglés (1978) de Enrique Brown, y que fueron publicados en el cuarto número de la revista. El segundo grupo de proyectos, la mayoría publicados en el número 25, corresponde a tipologías corporativas realizadas en la primera mitad de los 90. Entre medio, nada.

El primer grupo remite a un intento por desarrollar nuevos esquemas de arquitectura de retail de manera integrada a la ciudad y acogiendo otras necesidades programáticas como oficinas o vivienda. Esto a modo de respuesta, también en clave postmoderna, al problema de la arquitectura comercial en formato de caracoles que empezaron a construirse a mediados de la década de los 70. Tal como ocurrió con los caracoles, esta búsqueda quedó abruptamente interrumpida una vez que el mall se consolidó como la única respuesta que los desarrolladores inmobiliarios fueron capaces de articular en sus cabezas.

El segundo grupo corresponde a proyectos realizados en la primera mitad de los 90, durante el inicio de la transición política en Chile. Este conjunto de proyectos publicados (¿celebrados?) en la ARQ de la época corresponde a una arquitectura corporativa que representa muy bien todo lo que se venía por delante. Esto porque, si bien todos fueron realizados durante el primer gobierno democrático postdictadura, ninguno tiene carácter público. Por el contrario, todos son una suerte de celebración de la aplicación, ahora en democracia, del nuevo paradigma neoliberal; los hq de un holding financiero, los HQ de una tabacalera y los HQ de una telefónica. Se suma una cadena de hoteles internacional y, quizás para enfatizar el punto, el grupo incluye al «World Trade Center» de Santiago.

La arquitectura como disciplina siempre ha tenido la capacidad de adaptarse extremadamente bien a los tiempos que le toca vivir. A fin de cuentas, los encargos nunca vienen por parte de los que están perdiendo. En su primer número, a modo de declaración de principios, ARQ nos dice que busca: «La observación precisa. En el momento que hacemos escuela». Bueno, el año era 1980 y el lugar Chile, y la verdad es que cuesta encontrar ese momento en los primeros números de la revista. Las tres primeras ediciones se concentran principalmente en la actividad académica y en la relación alumno-profesor. Recién en el cuarto número de la revista es que la mirada está fuera de la escuela y el foco está puesto en… edificios comerciales.

Si bien esta negación de un contexto más amplio puede parecer casi violenta a la distancia, los proyectos reseñados aún mantenían un interés cívico por interactuar con la ciudad, de sumarse y no restarse a ella. Es difícil saber qué hubiera sido de Santiago si es que el ejercicio de este primer grupo no hubiera sido interrumpido tan abruptamente. Lo que sí sabemos es lo que fue de Santiago con el éxito que tuvo el segundo grupo de proyectos.

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 1 Pueblo del Inglés. Wenborne, San Martín y Browne Arquitectos, 1978. Publicado en: ARQ 04 (junio, 1981): 8 

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 2 Centro Nuevo. Larraín Murtinho y Asociados, 1982. Publicado en: ARQ 04 (junio, 1981): 8  

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 3 Plaza Lyon. Larrain Murtinho y Asociados, 1982. Publicado en: ARQ 04 (junio, 1981): 8  

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 4 Edificio Consorcio Vida. Enrique Browne, Borja Huidobro, 1993. Publicado en: ARQ 25 (enero, 1994): 18-21  

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 5 Edificio CCT Av. El Bosque. Mardones Arquitectos y Asoc., 1991. Publicado en: ARQ 17 (julio, 1991): 28-31 

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 6. Hotel Hyatt Regency. Alemparte, Barreda y Asociados, 1992. Publicado en: ARQ 22 (diciembre, 1992): 14-17 

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 7 Edificio La Industria. Abraham Senerman Lamas, Juan Echeñique Guzmán, José Cruz Covarrubias, 1994. Publicado en: ARQ 25 (enero, 1994): 8-11  

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 8 Edificio World Trade Center Santiago. Daniel Álamos, Sergio Amunátegui, 1995. Publicado en: ARQ 25 (enero, 1994): 12-14 

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 9 Edificio Corporativo de la Compañía de Teléfonos de Chile. Mario Paredes, Luis Corvalán, Jorge Iglesis, Leopoldo Prat, 1995. Publicado en: ARQ 25 (enero, 1994): 15-17 

Fuente: ©Cristóbal Palma

Figura 10 Aeropuerto Internacional de Santiago. Arturo Merino Benítez / Pudahuel. pal Sociedad Proyectos Aeroportuarios Ltda., compuesta por: P. Andreu, arquitecto, E. Duhart Architectes Associés, Montealegre Beach Arquitectos, Aeroports de Paris, Geotécnica Consultores, RFA Ingenieros Consultores, 1992. Publicado en: ARQ 22 (diciembre, 1992): 6-13 

* Cristóbal Palma

Realizó estudios de arquitectura en la Architectural Association de Londres, ciudad donde comenzó su carrera como fotógrafo. En 2008 se traslada a Santiago y funda Estudio Palma.

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons