SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34VÍCTOR FARÍAS. Los nazis en ChileCARLOS HUNEEUS. El régimen de Pinochet índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Historia (Santiago)

versión On-line ISSN 0717-7194

Historia (Santiago) v.34  Santiago  2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-71942001003400012 

CRISTIÁN GAZMURI, Eduardo Frei Montalva y su época, Aguilar, Santiago, 2000, dos volúmenes, 998 págs.

Eduardo Frei Montalva fue una de las figuras políticas chilenas más destacadas de mediados del siglo veinte. Elegido por una mayoría absoluta de los votantes con un programa de reformas que se presentaba como alternativa a un régimen marxista, su gestión presidencial fue atacada tanto por la derecha como por la izquierda que presionaba por cambios aún más radicales. Pese a las críticas a su gobierno, Frei conservó el respeto de la ciudadanía y una reputación de hombre inteligente y capaz. Este "capital político", que representaba su nombre y apellido, contribuyó poderosamente a la candidatura de su hijo Eduardo a la Presidencia de la República y a su posterior elección a la primera magistratura de la nación. Faltaba, hasta ahora, una biografía sobre Eduardo Frei Montalva de una calidad acorde con la importancia del personaje. El profesor Cristián Gazmuri, con la colaboración de los investigadores Patricia Arancibia y Álvaro Góngora, ha estudiado con acuciosidad las sucesivas etapas de la vida del ex mandatario, logrando un buen equilibrio entre la dimensión personal e intelectual, su trayectoria política y su gobierno.

El equipo de trabajo tuvo acceso a los papeles personales conservados por la Fundación Frei, que no habían sido utilizados hasta la fecha y que resultan indispensables para la primera etapa de su biografía. Se revisaron, asimismo, los numerosos libros y artículos publicados por Eduardo Frei, y una amplia gama de diarios y revistas de la época. Se recurrió también a los métodos de historia oral, a través de unas 40 entrevistas a miembros de la familia, amigos, políticos, compañeros de trabajo y su médico personal, a las que se suman los recuerdos de testigos, ya publicados en la prensa. Se trata, pues, de una investigación muy bien documentada.

Una "historia del tiempo presente", como el caso de esta obra, no siempre tiene acceso a todas las fuentes necesarias para el conocimiento de los hechos que se desea estudiar, pero, como bien argumenta Matías Tagle en su "reflexión introductoria", nunca se puede declarar que la revisión ha sido exhaustiva, pues siempre queda la posibilidad de que aparezcan más documentos. Con nuevos materiales y nuevas inquietudes, las generaciones posteriores podrán plantearse otras preguntas desde perspectivas diferentes, lo que no debe impedir a la actual generación que interrogue el pasado reciente. Lo importante, agrega, es que el tratamiento de las fuentes disponibles "sea honesto, crítico, exhaustivo; en una palabra: científico".

Estimo que esta exigencia se cumple. Cristián Gazmuri y su equipo son sensibles a los diversos rumores y opiniones sobre su vida y obra –y los hay muchos–, para luego sopesar la evidencia y emitir un juicio fundado. Es evidente que hay una empatía entre el autor y su personaje, la que fluye de ideas y valores compartidos y, en los últimos años, experiencias comunes. Diría que Cristián Gazmuri entiende esta mezcla de intelectual y de político que conforma la personalidad de Frei. No obstante, el autor conserva en todo momento su sentido crítico y su capacidad para recoger en el momento oportuno el detalle doméstico y familiar que hace del prócer un ser humano, con sus fortalezas y debilidades. Por lo mismo, es muy probable que el resultado final no haya sido del agrado de algunos familiares que, al parecer, habrían preferido proyectar una imagen idealizada del presidente Frei Montalva, que acrecentara el prestigio político de la familia. Ello explica sus declaraciones a la prensa con motivo de la publicación del libro y la insólita nota de los editores que "esta obra no refleja necesariamente ni integralmente la opinión de la Fundación Eduardo Frei Montalva", advertencia que resulta casi una garantía de honradez intelectual para el lector y, de paso, hace presente algunos riesgos inesperados del oficio del historiador.

Aunque la imagen de Frei está inexorablemente ligada a la de su gobierno, su trayectoria intelectual y su carrera pública comienzan mucho antes. Sus años formativos como estudiante de Derecho en la Universidad Católica y dirigente de la Falange fueron claves en la formación de su personalidad y su opción por la política. El profesor Cristián Gazmuri realiza un aporte significativo al conocimiento de esta etapa de su vida. A manera de ejemplo, el viaje del Frei a Europa en 1933, para tomar parte en un Congreso Iberoamericano de Estudiantes Católicos en Roma, le sirvió para ampliar sus horizontes culturales, darle más "mundo", seguridad y roce social. Aún menos conocido es su paso por la dirección del diario Tarapacá de Iquique y su fallido intento para ser elegido diputado por la zona. La integración de los elementos personales y el contexto histórico está muy lograda; el autor no pierde de vista que se trata de una biografía, pero sabe que no se puede comprender al hombre sin la época, más aún en el caso de Eduardo Frei que tanto contribuyó a moldearla.

El segundo volumen está dedicado a la gestación de la candidatura de Frei desde el intento de 1958, a su período presidencial y a sus posiciones frente al régimen de la Unidad Popular y el gobierno militar. En esta parte hay un mayor énfasis en el contexto histórico, en particular cuando se refiere a los logros de su gobierno y las dificultades que enfrentaba dentro y fuera de su partido. Aunque el autor recoge en parte las críticas que se han hecho a su administración, el balance es manifiestamente favorable. No así respecto a lo que vino después. Gazmuri hace ver el creciente anticomunismo de Frei y sus temores respecto de la mantención del régimen democrático bajo Allende. Ello explicaría, en buena parte, la actitud favorable del ex mandatario al pronunciamiento militar, cuyos jefes, a su juicio, iban a restablecer la normalidad política, para luego, en un plazo relativamente breve, llamar a elecciones y volver al sistema democrático. Cristián Gazmuri no intenta disimular este grave error de apreciación del ex mandatario, una verdad que no agrada a algunos, aunque señala que el propio Frei reconoció haberse equivocado y que fue derivando a una posición cada vez más crítica hacia el gobierno de Pinochet.

Más allá de su innegable aporte al conocimiento del pasado reciente, esta obra constituye una revalorización del género biográfico en Chile, donde, a diferencia de lo que sucede en otros países, había sido descuidado en los últimos años por los historiadores volcados a las nuevas corrientes historiográficas de inspiración europea. Es de esperar que este ejemplo sea imitado, más aún teniendo en cuenta la claridad de estilo y facilidad de la lectura.

JUAN RICARDO COUYOUMDJIAN

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons