SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.50 número2ACTA DE TARAPACÁ: “PUEBLO SIN AGUA, PUEBLO MUERTO”En torno al sueño infinito de Patricio Núñez Henríquez (1938 - 2017) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Chungará (Arica)

versión On-line ISSN 0717-7356

Chungará (Arica) vol.50 no.2 Arica jun. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-73562018000200175 

Homenaje

PATRICIO NÚÑEZ Un “pirata sin dios ni ley” de la arqueología chilena

Calogero M. Santoro1 

1Instituto de Alta Investigación, Universidad de Tarapacá, Arica, Chile.

Presentamos el sentido homenaje de los amigos y colegas de Patricio Núñez, quien seguirá viviendo en los sueños de cada uno de los que lo conocimos y tuvimos la suerte de disfrutar su “carismática e imponente presencia”, hasta su “última fuga” ocurrida el 10 de noviembre de 2017. No hay quien no lo recuerde con su vestimenta completamente “al margen de las convenciones”, sin camisa, corbata, pantalón y chaqueta o zapatos lustrados, como señala Jorge Hidalgo. En definitiva, un personaje valiente un soñador profesional con un verdadero compromiso social y generoso educador. Todos destacan el sentimiento y humanidad que “Pato” le imprimió a todo lo que hacía. Un gran enamorado, excelente maestro y amigo. En sus últimos años estaba dedicado a plasmar su ímpetu por escribir una serie de ideas y visiones del mundo en libros de factura renacentista, sobre lo que hablamos un día de invierno de 2016, en un café en la esquina de Pedro de Valdivia casi al llegar a Irarrázaval por la acera oriente, donde era reconocido como cliente frecuente; su cuartel de operaciones en Santiago. Vestía como siempre lo describen sus colegas y amigos, cuando en esos momentos los santiaguinos caminaban enfundados en gorros, chaquetas y botas, sin poder soportar el frio capitalino del medio día.

Victoria Castro, Branco Marinov, Benjamín Ballester, Lautaro Núñez, Jorge Hidalgo y Rodolfo Contreras entregan perspectivas complementarias de distintas etapas de su vida académica y también personal, en la que abundan anécdotas “macondianas”. En particular, Vicki Castro entrega una visión de su relación con Pato tanto en el plano científico y también personal, que se resume cuando señala que “gozó de la vida y escribió como quiso”. Por su parte, Lautaro Núñez presenta un detallado testimonio de la trayectoria de Patricio en su contexto histórico y del esfuerzo conjunto en la odisea por desarrollar el programa Arqueología y Museo antes de 1973 en la Universidad de Chile de Antofagasta, que incluyó entre otras actividades la excavación de varios sitios arqueológicos que ahora son íconos de la prehistoria del norte de Chile. Rodolfo Contreras, relata cómo desarrolló con la inspiración y apoyo desinteresado de Pato, una serie de estudios en la costa de Taltal y la fundación del Museo Augusto Capdeville Rojas, donde Pato estableció, a su vez, su hogar número desconocido, en su itinerante vida como arqueólogo y habitante de este planeta. Benjamín Ballester, quien acompañó y apoyó con todo a Pato en sus últimos años de vida intelectual y su “fuga perpetua”, destaca cómo fue que Pato construyó “una alternativa paralela, crítica y vanguardista” o, como señala Jorge Hidalgo, que valientemente eligió su destino “al margen de las convenciones”. Branko Marinov detalla las vicisitudes personales que les tocó enfrentar durante los tumultuosos años sesenta y setenta del país, sin perder la misión de generar conocimiento, pero más que nada, difundir la historia de los pueblos que habitaron en el norte de Chile. De paso, Branko, releva también al más silencioso miembro de este equipo del Programa de Arqueología y Museo de la ex-sede de la Universidad de Chile en Antofagasta, Vjera Zlatar, poco reconocida en la historia de la arqueología nacional. Lamentablemente, Adriana Goñi quien conoció a Pato cuando todavía era joven y tenía miles de sueños durante los trabajos arqueológicos pioneros en la Isla de Pascua, por razones personales no pudo llegar a esta cita. En suma, todos los textos reflejan muy bien el espíritu de vida de Pato, de reflexión profunda despojada de egocentrismo, una lección para nuestros tiempos, que exacerba la individualidad por sobre la colectividad. Queda la impresión, sin embargo, que en su fuero más interno se identificaba con los piratas de la época colonial de América que “no reconocían autoridad sobre ellos, no tenían Dios ni Ley”, como señala en su publicación póstuma de Le Monde Diplomatique (Núñez 2018).

Referencia Citada

Núñez, P. 2018. Corsarios patriotas del cono sur de América. Le Monde Diplomatique, http://sc.mondediplo.com/article. php3?id_article=5685. [ Links ]

*Autor por correspondencia: csantoro@uta.cl

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons