SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.29 número1PREVALENCIA DE DEFICIENCIA DE HIERRO EN PREESCOLARES DE LA COMUNA LA PINTANACAMBIOS EN LA ESTRUCTURA ALIMENTARIA Y CONSUMO APARENTE DE NUTRIENTES DE LOS HOGARES DEL GRAN SANTIAGO 1988-1997 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de nutrición

versión On-line ISSN 0717-7518

Rev. chil. nutr. v.29 n.1 Santiago abr. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182002000100003 

METODOLOGÍAS DE LAS CIENCIAS SOCIALES APLICADAS AL
ESTUDIO DE LA NUTRICIÓN

SOCIAL SCIENCES METHODS APPLIED TO NUTRITIONAL ISSUES

Marcela Romo M., Carlos Castillo D.
Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), Universidad de Chile.

ABSTRACT

We review the new challenges in nutritional studies associated to the rapid changes in eating habits present in the modern world. The strategies applied to analyze this core include a complementation between nutritional and social sciences. We describe here social sciences techniques, particularly those from anthropology, in order to the better understanding of health disorders associated with eating behavior. Qualitative methodologies of research applicable to the nutritional issues are emphasized. We finally describe the potential and difficulties of the different techniques: ethnographic, observation, interview, discussion and focus groups.
Key words: social sciences, nutritional behavior, methodology, qualitative techniques.

Este trabajo fue recibido el 13 de Noviembre de 2001 y aceptado para ser publicado el 15 de Marzo de 2002.

INTRODUCCIÓN

Los rápidos cambios en los hábitos alimentarios de la población chilena en las últimas décadas han significado un aumento de la prevalencia de algunas enfermedades, tales como la obesidad, las dislipidemias, la diabetes y junto con ello crecientes problemas de salud para la población y para las instituciones de salud (objetivos, prioridades y financiamiento, tanto en estructuras públicas como en las privadas). Los estudios con enfoques biomédicos y/o económicos no han permitido hasta ahora un avance sustancial en la comprensión de este fenómeno. Para entender el comportamiento nutricional y los serios problemas que conllevan los malos hábitos alimentarios del mundo moderno, es fundamental el rol de los cientistas sociales integrados en su investigación, con sus metodologías y técnicas e inclusive con nuevos paradigmas de investigación.

El objetivo de este trabajo es dar a conocer algunas de las metodologías de las ciencias sociales aplicables a la investigación relacionada con la nutrición. Asimismo, se analizan en su aplicación las interacciones con las preguntas biológicas mas vigentes y las posibles implicancias de sus hallazgos.

RELACIONES ENTRE CIENCIAS SOCIALES Y NUTRICIÓN

La antropología nutricional es una rama de la antropología, con un fuerte desarrollo en las últimas dos décadas, en la que muchos antropólogos y otros cientistas sociales se han interesado en una aproximación multidisciplinaria al tema de la malnutrición. Esto ha resultado en el surgimiento de esta subdisciplina donde se aplican teorías y métodos de la antropología, la economía, la ecología y la nutrición.

El foco central de esta disciplina son los factores que inciden en la selección que hacen las personas de los alimentos a ingerir, tales como: características sensoriales; factores económicos y ecológicos; percepción que tienen de los alimentos y como los clasifican; factores simbólicos ligados a ellos en relación con elementos de estatus social, de género, de edad, creencias, conocimientos y valores asignados a los mismos. Por otra parte, existen encadenamientos con otros campos simbólicos, tales como la salud y la enfermedad, la imagen y estética corporal, el placer y las relaciones interpersonales, todos los que poseen profundos componentes socioculturales (1-3).

Los aspectos sociales y sobre todo los culturales, han sido poco abordados en la investigación nutricional en América Latina, y aquellos más estudiados dicen relación con la lactancia materna en ambientes con poblaciones con fuerte componente indígena (4, 5) y con la desnutrición (6, 7). Sin embargo, en la actualidad estos estudios están cobrando importancia, sobre todo en los países desarrollados, por los fuertes cambios en la dieta y el consumo de alimentos industriales. En un proceso de transición socioeconómica este fenómeno también se está produciendo en Chile y otros países de similares características, con investigación aún más incipiente (8-10).

Hay que tener en cuenta que en todo estudio sobre el comportamiento alimentario, existen interacciones entre los factores biológicos y culturales, que están insertos en el proceso de selección de los alimentos. Las personas aceptan los alimentos clasificándolos como comestibles o no comestibles y establecen preferencias entre los comestibles, sobre la base de características sensoriales y culturales. El término sensorial incorpora factores psicofísicos, cognitivos y afectivos (usualmente analizados por separado por los sicólogos) que incurren en la discriminación de sabores y preferencias en la selección de alimentos. El término cultural incluye factores simbólicos, sociales y económicos que en interacción con los datos sensoriales y preferencias, forman los patrones alimentarios y determinan la selección de alimentos (3).

TEORÍAS PARA ANALIZAR LA REALIDAD SOCIAL Y SUS METODOLOGÍAS

Existen dos posturas antagónicas al enfrentar la investigación social, en relación con las teorías acerca de cómo se conforma la realidad social y la forma en que el investigador debe acceder a dicha realidad. A continuación mostraremos estas dos posturas, denominadas etic y emic (Tabla 1).

La postura etic plantea que la realidad social es externa al investigador y posible de aprehender a través de metodologías científicas. Las técnicas permiten recoger solamente las acciones externas que son hechos objetivos; plantea la imposibilidad de penetrar en la mente de las personas, la que se constituye en una caja negra. Esta visión está marcada por el positivismo u objetivismo, e inspirada en las metodologías de las ciencias naturales. Su forma de razonamiento es hipotético deductivo, construyendo sus modelos en base a las matemáticas, desde donde se desarrollan la metodología cuantitativas.

Por otra parte la visión emic está fundamentada en la fenomenología, teoría social que sostiene que la realidad (y más aún la realidad social) es una construcción intersubjetiva, una especie de consenso de toda la sociedad. Es por esto que la misión del investigador es rescatar los significados y sentidos de dicha construcción para el actor social. El investigador debe estar libre de preconcepciones sobre el fenómeno social; luego de recoger sus datos, inductivamente puede realizar sus generalizaciones. Aquí el énfasis está puesto en la calidad y riqueza de las informaciones que las personas pueden entregarnos acerca del fenómeno estudiado; es en este campo donde se han desarrollado las metodologías cualitativas de investigación social. Entre ambas existen múltiples posturas intermedias.

En el área de la investigación en nutrición son ampliamente conocidas las metodologías cuantitativas, no así las cualitativas, las que explicaremos en este artículo; también discutiremos cuales pueden ser sus aportes a la investigación nutricional.

La meta de la investigación cualitativa es el desarrollo de conceptos que ayuden a entender fenómenos sociales en las configuraciones naturales (más bien que experimentales), dando énfasis a los significados, experiencias y opiniones de todos los actores sociales. Por ejemplo, entender cómo los mensajes educativos para tener una dieta saludable pueden ser bien conocidos por los jóvenes, pero no percibidos como relevantes en su vida diaria (11).

TABLA 1

Enfoque Emic y Etic

 

Emic

Etic

Significado y sentido

Para el actor social

Significado y sentido para el observador

Marco Teórico

Fenomenología

Objetivismo/Positivismo

Cuestionamiento

Pone en duda la capacidad comprensiva del observador etic

Pone en duda la capacidad de observar lo que sucede en la mente del informante

Pregunta

¿Cuánto x? (enumeración)

¿Qué es X? (clasificación)

Tipo de razonamiento

Deductivo

Inductivo

Método de muestreo

Estadístico

Teórico o estructural

Metodología

Cualitativa

Cuantitativa

Técnicas

Experimento, encuesta

Observación, entrevista, focus group

APROXIMACIONES CUANTITATIVAS Y CUALITATIVAS

En el campo de la salud, con una tradición en investigación biomédica y usando métodos experimentales convencionales y cuantitativos, la investigación cualitativa es muchas veces criticada por "su carencia de rigor científico". La críticas más comunes son que es sólo un ensamblaje de anécdotas e impresiones personales, fuertemente sujeto a las predisposiciones del investigador, que carece de reproducibilidad, y que carecen de posibilidad de generalización. Estas investigaciones cualitativas generan grandes cantidades de información detallada sobre un pequeño número de casos dada la dificultad de estudiar grupos más grandes (12).

Se asume en estas críticas que los acercamientos cuantitativos y cualitativos son fundamentalmente diferentes en su capacidad de asegurar la validez y confiabilidad de sus resultados. Esta distinción, sin embargo, es más de grado que de fondo. El problema de la relación entre los resultados de una investigación y una cierta "verdad subyacente" se aplica a cualquier forma de investigación social. En el análisis cuantitativo de datos es posible generar representaciones estadísticas de los fenómenos no plenamente justificadas, puesto que también dependen del juicio y la habilidad del investigador, y de la conveniencia de la pregunta contestada por el dato recogido.

¿VALIDEZ O CONFIABILIDAD DE LA INFORMACIÓN OBTENIDA?

Las encuestas son criticadas por la sobresimplificación que realizan de la realidad, al usar cuestionarios y respuestas con categorías preconcebidas, las que entregarían una lectura o imagen fotográfica de la realidad, cuando la realidad es más bien interactiva y dinámica. Además, está el problema de la formulación correcta de las preguntas y de su adecuación o relevancia con respecto a la cultura o valores de las personas estudiadas. Toda investigación es selectiva ya que no es posible capturar totalmente la complejidad de la realidad, por lo que depende de recoger tipos determinados de evidencia a través del prisma de los métodos, cada uno de los cuales tiene sus fuerzas y debilidades. Britten y Fisher (11) resumen la posición precisando que "hay una cierta verdad en la idea de que los métodos cuantitativos son confiables, pero no válidos y que los métodos cualitativos son válidos, pero no confiables". Esta dicotomía sugiere que mientras los métodos cuantitativos apuntan a la confiabilidad, es decir, a su coherencia y posibilidad de reexaminar, los métodos cualitativos ponen énfasis en la validez, en cómo la gente realmente se comporta y cómo describe sus experiencias, actitudes y comportamientos (11).

Los métodos cualitativos no deben ser juzgados por las medidas convencionales de validez, generalización y fiabilidad generados en la tradición cuantitativa positivista. Aceptando que la realidad social no es independiente del investigador ni del proceso de investigación, existen múltiples perspectivas que son creadas y construidas en el proceso de investigación.

Las técnicas citadas a continuación permiten mejorar la validez de una investigación cualitativa. Cada una de ellas requiere de una evaluación por parte del investigador, o de la persona que juzga la investigación. 1.- La reflexividad, la revisión sobre las maneras en que el investigador ha desarrollado el proceso de la investigación, incluyendo el papel de los supuesto a priori y de las experiencias anteriores. 2.- La triangulación, la comparación de los resultados de dos o más técnicas diferentes de recolección de datos, o de dos o más fuentes de datos. 3.- La validación del informante, técnica en las cual los resultados del investigador son enseñados a los sujetos de investigación, y sus reacciones se incorporan en los resultados del estudio. 4.- La exposición clara y detallada de los métodos de colección de datos y análisis, dado que las técnicas usadas en la investigación influyen inevitablemente en los objetos de investigación, aunque aumente la longitud de los informes de la investigación. 5.- La atención a los casos negativos y la exploración de explicaciones alternativas para los datos recogidos (13).

¿CUALITATIVO O CUANTITATIVO?

Frente al tema de cuál metodología utilizar para analizar los problemas nutricionales en el contexto cultural, existen finalmente tres posturas. Primero están los investigadores puristas o segregacionistas, quienes argumentan que los paradigmas cualitativos y cuantitativos son incompatibles por sus mutuamente excluyentes supuestos epistemológicos y ontológicos acerca de la naturaleza de la ciencia y de la sociedad. En segundo término los eclécticos que reivindican ambas aproximaciones como válidas. La aplicación de una u otra depende de la situación, y ambos tipos de métodos pueden ser usados complementariamente, en paralelo o secuencialmente. La última postura, la de los investigadores pragmáticos o integracionistas, señala que ésta es una falsa dicotomía, y argumentan por la integración de ambas metodologías para el mismo tema de estudio (14).

TÉCNICAS CUALITATIVAS

Frente al problema actual de los cambios en la nutrición, y en cómo desarrollar mejores herramientas que permitan intervenir en dichos cambios, es fundamental una aproximación cualitativa que entregue información sobre los significados, conocimientos, percepciones y creencias que guían a las personas en la construcción sociocultural de las dietas (13). Las técnicas cualitativas tienen algunas características particulares: primeramente está la profunda preocupación por el sujeto de estudio, la necesidad de establecer un contacto directo y una relación empática con el informante y a la vez un respeto por los límites que pueda establecer el investigado. Este enfoque no sólo tiene que ver con la búsqueda de validez de los datos obtenidos, sino con la tradición humanista en la que se han desarrollado dichas técnicas, donde la persona es valorada no como un objeto de estudio, sino como un sujeto activo y pensante.

La tradición cualitativa plantea que es importante durante el proceso de recolección de datos, no imponer categorías y conceptos previos del conocimiento del investigador. Se debiera comenzar con una pregunta amplia de investigación e incentivar a que no se separen las etapas del diseño, de la recolección de datos y del análisis; debe existir una flexiblidad que permita al investigador moverse entre las informaciones en bruto y el proceso de la conceptualización, de tal modo que los datos vayan adquiriendo sentido (11).

Las técnicas cualitativas, también se caracterizan por un bajo nivel de estandarización o formalización. En este sentido el investigador requiere de práctica y reflexión acerca de la técnica. En palabras de Canales y Peinado "se aprende haciendo y mirando lo que hacemos pues la técnica no reposa tanto en una serie de procedimiento precodificados, cuanto en proposiciones que ha de asumir y regular un sujeto" (15).

LA ETNOGRAFÍA

La etnografía consiste en la descripción y análisis del comportamiento humano, la que ha sido la base de toda la investigación antropológica. Para un entendimiento cabal de la cultura de un grupo, los antropólogos han obtenido información a través de contactos informales prolongados en el tiempo, para establecer una buena compenetración con la comunidad estudiada y adquirir habilidad en su lenguaje. Una buena etnografía toma en cuenta todos los aspectos del comportamiento humano y de las interrelaciones entre los diferentes comportamientos, las creencias, actitudes y valores asociados con las prácticas (16). En la etnografía clásica un investigador se iba a vivir a la comunidad estudiada durante un período prolongado de tiempo, registrando información acerca de todos los aspectos de la cultura. En la actualidad esta fórmula resulta difícil de desarrollar, optándose por una o varias estadías breves de un par de semanas, por un equipo de investigadores y con un objetivo puntual, ya sea una temática o un problema de la comunidad, anexando la información pertinente sociocultural.

La etnografía es más bien una metodología que está conformada por técnicas cualitativas, siendo las principales la observación participante y la entrevista en profundidad (las que serán analizadas más adelante). Lo anterior va unido a un fuerte componente participativo, involucrándose el investigador activamente en la comunidad estudiada.

La etnografía en la investigación nutricional se ha utilizado mayormente en el diseño de programas de intervención en comunidades (ejemplos en la tabla 2). Una intervención basada en la comprensión de la complejidad de los factores que afectan el estatus nutricional, permite un plan más realista para modificar positivamente el comportamiento alimentario (16).

TABLA 2

Investigaciones en nutrición con técnicas cualitativas.

Tema

Lugar

Técnica

Prácticas alimentarias en el embarazo y puerperio y en la infancia (16).

Bangladesh rural

Etnografía

Prácticas alimentarias de los niños (20)

Indonesia, Camerún, Swazilandia, Ecuador, Ghana y Zaire

Etnografía, entrevista en profundidad, observación, focus group

Retardo en desarrollo infantil (21)

Indonesia

Observación y entrevista no estructurada

Valoración de los programas de nutrición en atención primaria (22)

Brasil

Entrevista y Observación

Manual para la evaluación de la disponibilidad de vitamina A en comunidades (23).

 

Entrevista en profundidad y entrevista estructurada, encuesta

Comprensión de los factores culturales que afectan la ingesta de vitamina A (24)

Perú, Nigeria, China, Filipinas, India

Etnografía

Malnutrición (25)

India

Entrevistas semiestructuradas, grupo de discusión, focus group, y observación directa

Seguridad alimentaria (26)

Benin

Entrevistas semiestructuradas, focus group, observación directa

LA OBSERVACIÓN

La observación es quizás una de las técnicas más elementales en investigación social. Lo que diferencia la observación de una persona común de la de un investigador social, es que esta última tiene un objetivo específico dictado por la investigación y es realizada por una persona entrenada (17) (Tabla 3).

Existen distintos tipos de observación: observación no estructurada, o bien estructurada de acuerdo a los elementos a observar; en ésta última existe una pauta de registro muchas veces precodificada. Además la observación puede ser directa, en la que el investigador es testigo presencial de los hechos, o indirecta, en la que la información es recibida a través de otro observador, o a través de otros medios como fotografías o filmaciones. En relación a los métodos de registro, están el escrito, la grabación, fotografías, video, dibujos o esquemas.

En investigación nutricional se han utilizado observaciones directas e indirectas (por ej. grabaciones de video de conductas alimentarias) y observaciones con distintos grados de estructuración y participación del observador. Esta es una técnica considerada clave para poder obtener datos reales del comportamiento alimentario, especialmente en lo concerniente a la preparación de los alimentos y las "reglas de la cocina" y también en lo referido a los ciclos alimentarios, diarios o por períodos de tiempo prolongados (18).

La observación participante

Existe una forma especial de la observación practicada especialmente en la etnografía, la observación participante. Aquí el investigador tiene una participación activa en el fenómeno observado, para así comprenderlo mejor. Sin embargo, algunos fenómenos no pueden ser estudiados con la observación participante, debido a la interferencia que puede ejercer el investigador (por ejemplo, prácticas alimentarias infantiles) y a restricciones que tienen que ver con la edad o sexo del investigador.

LA ENTREVISTA

La entrevista intenta tomar la forma de la conversación, ya que la conversación es un entrelazamiento de lenguaje y emoción y no sólo transmisión de palabras sino también de sentido. En una entrevista clásica, por ejemplo periodística o médica, existe una relación asimétrica, donde subyace una estructura de poder, una persona pregunta y la otra responde. La entrevista en investigación cualitativa trata de romper esta asimetría y recorrer de una manera flexible junto al informante los universos semánticos que interesan a la investigación. En el otro extremo se encuentra la entrevista estructurada o cuestionario con un set de preguntas predefinidas.

Se recomienda la utilización de la entrevista en la investigación de diferentes tipos de fenómenos como las percepciones y evaluaciones de la realidad (percepciones sobre la propia conducta alimentaria, opiniones sobre lo que es un alimento, los gustos, entre otros), para conocer las construcciones de la realidad que hace un grupo social (por ejemplo la estructura de los ciclos de alimentación, o acerca de la imagen corporal), cuando se trata de relatos verbales de hechos o situaciones pasadas (recordatorios de 24 horas), o de las conductas de personas o actividades en escenarios que no son acsequibles al investigador (prácticas de comedores compulsivos o bulímicos). En este punto la percepción de la persona acerca de lo que son sus actividades nunca coincide totalmente con lo que realmente hace; por esto debiera ser complementada con la observación. El registro de las entrevistas se puede realizar mediante el método escrito, la grabación y la videograbación. En general es aconsejable usar la grabación de audio ya que en la actualidad estos aparatos no resultan tan extraños a los informantes y permiten al investigador concentrarse más en la conversación. La grabación debe ser aceptada por el informante y no impuesta y no se recomienda el uso de grabadoras ocultas. Las entrevistas son transcritas textualmente, lo más fidedignas posible, existiendo protocolos de trascripción en los que se registran inclusive entonaciones de voz, interjecciones, silencios, de acuerdo a las características del análisis que desea realizarse.

La entrevista en profundidad

La entrevista denominada en profundidad es una sucesión de ellas. Las primeras aproximaciones parten tocando diferentes temas en forma general y abierta, paulatinamente en sucesivos encuentros se van cerrando las preguntas y resolviendo las contradicciones; la saturación marca el momento de término, cuando el informante es incapaz de entregar nuevos contenidos. Este tipo de entrevista, si bien tampoco es equivalente a la observación, permite un mejor acercamiento a las conductas reales del individuo, ya que en el proceso va reflexionando y haciendo conciente muchas conductas cotidianas; y permite el cruce de distintas entrevistas con respecto al mismo tema, lo que posibilita observar su consistencia.

EL FOCUS GROUP Y EL GRUPO DE DISCUSIÓN

El grupo focal o focus group es una técnica muy popular en la actualidad, a la que se le suele confundir con el grupo de discusión. Ambas técnicas toman la forma conversacional pero difieren en las bases teóricas en que se sustentan. El grupo focal tiene su origen en la tradición norteamericana aplicada principalmente a los estudios sobre televisión y marketing, mientras que el grupo de discusión tiene su base teórica en las investigaciones europeas sobre el discurso social, con un fuerte componente psicoanalítico. El grupo focal tiene predominantemente una finalidad práctica, buscando recopilar la mayor cantidad de información posible sobre un tema definido; tiende a asemejarse algo más a una entrevista grupal, mientras que el grupo de discusión está destinado a producir un discurso social que se deriva del consenso de los integrantes del grupo sobre un tema o situación propuesta.

A continuación nos referiremos al grupo de discusión, por ser más complejo, haciendo mención de las diferencias con el grupo focal. La muestra se denomina muestra estructural, es decir, debe tener personas de todos los grupos sociales que pudieran tener opiniones distintas respecto al tema, pero a la vez la conversación debe ser posible en lo social; se evitan las relaciones excluyentes (por ejemplo padres con hijos, personas de clase alta con clase baja, obreros con empresarios, entre otras). Se busca la mayor heterogeneidad dentro de la homogeneidad y los participantes no deben conocerse previamente. Estas reglas no suelen ser tan estrictas en los grupos focales. El número de grupos está dada por la saturación, es decir, cuando se considera que la adición de un nuevo grupo no entregará información nueva respecto al tema. El número de personas en los grupos de discusión es entre 5 y 10 personas y en los grupos focales de 8 a 12 (15). El rol del moderador es el de motor del grupo y su preocupación es fomentar las relaciones simétricas entre los miembros. Debe limitar la divagación del grupo, e intervenir para la resolución de los nudos del discurso, aclarar puntos confusos, incompletos o contradictorios, que no aborde el grupo espontáneamente. En general, el moderador debe ser cuidadoso en no verter sus propias ideas u opiniones, siendo su actitud en el grupo de discusión más distante y observadora, mientras que en el grupo focal es más activa y directiva. Debe haber un observador que se preocupe del funcionamiento de la grabadora y tome nota de los factores ocurridos durante la sesión que sirvan para interpretar la información, como por ejemplo mensajes no verbales, y ayudará al moderador en la discusión si es necesario.

TABLA 3

Objetivos, ventajas y dificultades de las distintas técnicas

Técnica

 

Objetivo

Ventajas

Dificultades

Etnografía

Descripción cultural general

Posibilidad de observar la conducta real e interactuar.

Costosa, en tiempo y recursos.

Observación

Descripción del comportamiento actitudes, y acciones personas

Única forma de observar conducta real. Posibilidad de observar comportamientos y actitudes que son altamente inconscientes

Dificultades biológicas y psicológicas de la observación, teorías previas del observador, modificación de la conducta del observado por la presencia del observador.

Observación participante

Compenetración con el fenómeno observado

La posibilidad de observar las prácticas en forma espontánea; no importa si el investigador posee escasa información previa

Evento único; depende de las características personales del investigador; requiere de mucho tiempo de observación; puede resultar riesgosa (accidentes o enfermedades).

Entrevista

Descripción de: percepciones, evaluaciones y construcciones de la realidad; hechos o situaciones pasadas, conductas de personas o actividades que no son observables

Posibilidad del entrevistado de responder con sus propias categorías, la posibilidad de conocer la experiencia humana subjetiva ya que aporta una mejor comprensión sobre el modo en que las personas conciben el mundo

Problemas técnicos del registro (equipos, ruido ambiente); dificultades del contexto (lugar en que se realiza o hacerlo en contacto con el fenómeno estudiado), en las zonas rurales o personas socialmente aisladas incomodidad ante el registro

Entrevista en profundidad

Las mismas que la entrevista pero con un mayor grado de profundidad y validez

Las mismas de la entrevista

Costosa en tiempo; un reducido número de informantes y problemas de error en la elección del informante (que este no sea representativo del fenómeno investigado)

Focus group y grupo de discusión

Exploración y descripción de creencias, actitudes y opiniones generales de los grupos sociales

Menor costo en tiempo y recursos; estimulan la creatividad de los participantes; se crea un sentimiento de coparticipación; son entretenidos.

Existe poco conocimiento sobre los fundamentos de la técnica y su alcance de aplicación; se suele confundir con la entrevista grupal

Grupos de discusión y otras técnicas grupales

Es importante distinguir los grupos focales y grupos de discusión de otras técnicas. Se diferencian de la entrevista grupal, ya que en ésta el discurso investigado no alcanza la conversación, y queda desdoblada como una persona que pregunta y personas que contestan; se escucha en grupo, pero se habla como entrevistado individual y aislado (16). Por otro lado, están los grupos nominales o grupos de expertos en que se reúne a un grupo de personas que tienen conocimientos sobre un tema en particular.

Tanto el grupo focal como el grupo de discusión se han utilizado para explorar y describir las creencias, actitudes y opiniones generales de los grupos sociales. Sin embargo, no debieran ser usados para realizar descripciones detalladas o estudios sobre creencias específicas, o para documentar prácticas sociales o comportamientos. Son muy útiles para crear líneas de base, como guía para el diseño de pautas para entrevistas o encuestas específicas, o para validar materiales educativos (19)

CONCLUSIONES

Los métodos cuantitativos, incluyendo ensayos controlados seleccionados al azar, han contribuido a los avances en la investigación de la salud y la nutrición. Sin embargo, los profesionales de la salud necesitan respuestas a preguntas adicionales, referidas al comportamiento de los pacientes en situaciones relacionadas con la alimentación. Aquí es donde la investigación cualitativa puede ser pertinente.

Es útil distinguir entre dos ámbitos íntimamente relacionados del comportamiento alimentario humano, los universos simbólicos y las prácticas . Los primeros dicen relación con todos los conocimientos, creencias, percepciones y opiniones acerca de los alimentos y sus propiedades (alimentos calientes-fríos, pesados-livianos, nutritivos-no nutritivos, que pueden producir enfermedades o ayudar a curarlas, los diferentes alimentos recomendados para cada etapa del ciclo vital), las diferencias de género (alimentos o bebidas propios del consumo de hombres o mujeres), los alimentos que tienen que ver con ciertos rituales o festividades, y los alimentos que son marcadores de estatus o clase social. Los universos simbólicos son mejor estudiados mediante la entrevista en profundidad, grupos focales y grupos de discusión. Por el otro lado están las prácticas, éstas son las formas socialmente aprendidas de hacer en lo cotidiano, cuáles son los distintos sets de alimentos (alimentos básicos, alimentos habituales, alimentos ocasionales), cuáles son las formas de prepararlos o recetas, cómo es la distribución de estos sets de alimentos en los ciclos ya sea diarios o anuales, y cuáles son las prácticas de comensalidad. En ese caso la mejor técnica es la observación, aunque se pueden obtener buenas aproximaciones a través de entrevistas más o menos estructuradas y para ideas generales a través de grupos focales o de discusión.

Finalmente, es necesario tender puentes entre las metodologías cuantitativas y cualitativas, que se complementen en la comprensión del fenómeno de la nutrición humana, y así poder entregar mejores herramientas para la intervención en los temas de salud pública y para la educación en nutrición.

RESUMEN

Revisamos los nuevos desafíos en los estudios nutricionales asociados a los rápidos cambios en los hábitos de alimentación que están ocurriendo en el mundo moderno. Las estrategias para analizar este hábito deben incluir una implementación entre las ciencias nutricionales y sociales. Describimos aquí las técnicas utilizadas en ciencias sociales, particularmente aquellas de la antropología que aportan a una mejor comprensión de los problemas de salud relacionados con la conducta alimentaria. Se pone especial énfasis en las metodologías cualitativas aplicables a los problemas nutricionales. Finalmente describimos las potencialidades y dificultades de diferentes técnicas tales como: etnográfica, observación, entrevista, grupos de discusión y grupos focales.

Palabras claves: ciencias sociales, conducta nutricional, metodología, técnicas cualitativas.

Dirigir correspondencia a :
Marcela Romo
INTA, Universidad de Chile
Casilla 138-11
Santiago, Chile
e-mail: mromo@uec.inta.uchile.cl

BIBLIOGRAFÍA         [ Links ]

2. Margetts BM, Martínez JA, Saba A, Holm L, Kearney M, Moles AA. Definitions of 'healthy' eating: a pan-EU survey of consumer attitudes to food, nutrition and health. Eur J Clin Nutr 1997;51 :S23-S29.        [ Links ]

3. Messer E. Methods for determinants of food intake. En: Research methods in nutritional anthropology. Pelto G, Pelto P and Messer E eds. United Nations University Press, Tokio, 1989        [ Links ]

4. Hurtado H. y Gittelsohn J. Factores sociales y culturales que influyen en el proceso de alimentación del niño en América Latina.. En: Nutrición y alimentación del niño en los primeros años de vida. O`Donnell A, Bengoa JM, Torún B, Caballero B, Lara Pantín E, y Peña M eds. Organización Panamericana de la Salud, Washington DC, 1997, p 391-422.         [ Links ]

5. Pigott J, Kolasa K. Infant feeding practices and beliefs in one community in the sierra of rural Ecuador: a prevalence study. Arch Latinoam Nutr 1983;33:126-138.        [ Links ]

6. Fonaroff A.. Percepciones culturales y trastornos nutricionales: estudio de casos de Jamaica. Bol Ofic Sanit Panam 1976;80:135-50.        [ Links ]

7. Ortale S y Rodrigo MA. Estudio biocultural de la desnutrición infantil de causa primaria en el ámbito urbano del gran La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Arch Latinoam Nutr 1996;46:136-42.        [ Links ]

8. Barker ME, Thompson KA, McClean SI. Attitudinal dimensions of food choice and nutrient intake. Brit J Nutr 1995;74: 649-59.        [ Links ]

9. Rozin P. Human food selection: why do we know so little, and what can we do about it? Internat J Obesity 1980;4:333-7.        [ Links ]

10. Schroll K, Carbajal A, Decarli B, Martins I, Grunenberger F, Blauw YH, de Groot CP, 1996. Food patterns of elderly Europeans. SENECA Investigators. Eur J Clin Nutr;50:86-100.        [ Links ]

11. Pope C, Mays N. Qualitative Research: Reaching the parts other methods cannot reach: an introduction to qualitative methods in health and health services research. BMJ 1995; 311:42-45        [ Links ]

12. Mays N, Pope C. Qualitative research: Rigour and qualitative research. BMJ 1995; 311:109-112        [ Links ]

13. Mays N, Pope C. Qualitative research en Health care. Assessing quality in qualitative research. BMJ 2000; 320:50-52.        [ Links ]

14. Pedersen D. Qualitative and quantitative: Two styles of viewing the world or two categories of reality?. In: Rapid assessment procedures, qualitative methodologies for planning and evaluation of health related Programs. Scrimshaw NS and Gleason GR eds. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston, 1992.        [ Links ]

15. Canales M, Peinado A. Grupo de discusión. Métodos y técnicas cualitativas de investigación en ciencias sociales. Gutiérrez, J y Delgado JM eds. En: Editoral Síntesis S.A., Madrid, 1999, p 287-316        [ Links ]

16. Rizvi N. The use of ethnography in the development and communication of messages for modifying food behavior. En:. Effective Communications for Nutrition in Primary Heath Care. Andersen JE y Valyasevi A. Eds. Unites Nations University Press, Hong Kong, 1998.        [ Links ]

17. Gutiérrez J, Delgado JM. Teoría de la observación. En: Métodos y técnicas cualitativas de investigación en ciencias sociales. Editorial Síntesis S.A., Madrid. 1999, p 141-173        [ Links ]

18. Goode J. Cultural pattering and group-shared rules in the study of food intake.In: Research methods in nutritional anthropology. Pelto G., Pelto P. and Messer E. Eds. United Nations University Press, Tokio, 1989.        [ Links ]

19. Dawson S, Manderson L. A Manual for the Use of Focus Groups. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston,1993.         [ Links ]

20. Griffiths M. Understanding infant feeding practices: Qualitative research methodologies used in the weaning project. In: Rapid assessment procedures, qualitative methodologies for planning and evaluation of health related Programs. Scrimshaw NS, Gleason GR eds International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston, 1992.        [ Links ]

21. Husaini M., Satoto, Karyadi D. The use of RAP in the assessment of growth monitoring and promotion in north Sulawesi: Indonesia. In: Rapid assessment procedures, qualitative methodologies for planning and evaluation of health related Programs: Scrimshaw NS, Gleason GR eds. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston, 1992.        [ Links ]

22. Novaes da Mota C. Applying RAP in Cape Verde, Africa and in poor areas of Rio de Janeiro, Brazil. In: Rapid assessment procedures, qualitative methodologies for planning and evaluation of health related programs. Scrimshaw NS and Gleason GR eds. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston, 1992.        [ Links ]

23. Blum L, Pelto JP, Pelto GH, Kuhnlein HV. Community Assessment of Natural Food Sources of Vitamin A - Guidelines for an Ethnographic Protocol. International Nutrition Foundation for Developing Countries, IDRC, Ottawa, 1997.        [ Links ]

24. Kuhnlein HV, Pelto GH. Culture, Environment, and Food to Prevent Vitamin A Deficiency. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Ottawa, 1997        [ Links ]

25. Kashyap P. 1992. Rapid rural appraisal (RRA) methodology and its use in nutrition surveys. In: Rapid assessment procedures, qualitative methodologies for planning and evaluation of health related programs. Scrimshaw NS, Gleason GR eds. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston, 1992.        [ Links ]

26. Niaemogo N. The use of rapid rural appraisal methodologies in development research. In: Rapid assessment procedures, qualitative methodologies for planning and evaluation of health related programs. Scrimshaw NS, Gleason GR eds. International Nutrition Foundation for Developing Countries, Boston, 1992.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons