SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número1SENSIBILIDAD DE DIFERENTES ESTÁNDARES PARA DETECTAR LOS TRASTORNOS METABÓLICOS EN NIÑOS CON EXCESO DE PESOEVALUACIÓN DE UN PROGRAMA DE INFORMACIÓN EN NUTRICIÓN AL CONSUMIDOR índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de nutrición

versión On-line ISSN 0717-7518

Rev. chil. nutr. v.30 n.1 Santiago abr. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182003000100005 

Rev Chil Nutr Vol. 30, Nº1, Abril 2003

PUBLICIDAD DE ALIMENTOS Y CONDUCTAS ALIMENTARIAS
EN ESCOLARES DE 5º A 8º BÁSICO

FOOD ADVERTISING AND FOOD BEHAVIOR IN SCHOOL
AGE CHILDREN FROM 5th TO 8th GRADE

Sonia Olivares (1), Rossana Yáñez (2), Nora Díaz (1)
(1) Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), Universidad de Chile
(2) Nutricionista Consultorio de Melipilla, Servicio de Salud, Región Metropolitana.

ABSTRACT

In order to improve food and nutrition education in the school system, food behaviors and attitudes about food advertising in 274 primary school age children (5th to 8th grade) in Copiapó (north), Melipilla (center) and Dalcahue (south) were studied. The attitude and behavior test was based on the study carried out by INTA regarding television advertising and food preferences. Data were analyzed on a descriptive way for the total sample and for the cities. Chi 2 test was used to determine association between variables. School age children liked the advertising messages about french fries, chocolates, cookies and other sweets and salted products rich in fat (38.5%), soft drinks (28.4%), yogurt (19.5%) and fast food (13.6%). Thirty four % of total school children «always» had money to buy foods and 64.2% only «sometimes». With that money, 68.1% of the children bought those sweet and salted products, 17.2% soft drinks, 6.3% yogurt and 3.7% fast food. In conclusion, food behavior in school children are mainly related to unhealthy foods such as products rich in fat and soft drinks. This indicate that education in nutrition and health in school children as well as parents and teachers through government actions imperative.

Key words: food behavior, food advertising, food habits, nutrition education, health promotion.

Este trabajo fué recibido el 10 de Marzo de 2003 y aceptado para ser publicado el 4 de Abril de 2003.

INTRODUCCIÓN

Es relevante intentar formar hábitos alimentarios saludables en los niños, es especialmente si se considera la situación epidemiológica observada en el país en los últimos 20 años, que muestra una prevalencia creciente de obesidad infantil, donde los estilos de vida relacionados con una alimentación inapropiada y la falta de actividad física constituyen factores de riesgo posibles de prevenir y controlar (1-3).

La obesidad representa el principal problema nutricional de la población escolar, el que se acentúa en la adolescencia. Según evaluaciones efectuadas aplicando el índice de masa corporal (IMC) según CDC/NCHS 2000 (4) en niños de primer año básico, el año 2000 la prevalencia de obesidad alcanzaba al 14,7% en los varones y al 15,8% en las niñas asistentes a escuelas públicas (5). El 2001, utilizando el mismo indicador en 1717 escolares de 3º a 7º básico, también asistentes a escuelas públicas en tres regiones del país, se encontró un 17,0 % de obesidad en los niños y un 13,4 % en las niñas (6).

Entre los factores que explican el aumento del sobrepeso y obesidad, se menciona reiteradamente el tiempo que los niños ven televisión, el que se asocia a una disminución de su actividad física, un menor gasto energético basal y una inadecuada ingesta alimentaria (7-10).

En Estados Unidos, diversos estudios han estimado que los niños destinan 21 a 22 horas semanales a mirar televisión, de las cuales alrededor de 3 horas corresponderían a publicidad de alimentos. En un 91% de los casos, esta publicidad se refiere a alimentos con un elevado contenido de grasa, azúcar o sal (11-13). Adicionalmente, estudios en niños de 4º a 5º grado han observado que, independientemente de su sexo, capacidad de lectura, factores étnicos, ocupación de los padres y nivel educacional de éstos, la televisión correlacionaba positivamente con conceptos erróneos sobre los alimentos y la nutrición y con los malos hábitos alimentarios. Se ha indicado además que existe una correlación entre la elección de alimentos de niños de 3 a 8 años y la publicidad de esos alimentos por televisión (14).

En Chile, con el fin de identificar la influencia de la publicidad televisiva en la génesis de las preferencias alimentarias de los escolares, se aplicó una encuesta semiestructurada a 786 escolares de 6 a 11 años de edad de la región Metropolitana y se encontró que el 99% de ellos veía diariamente televisión durante los días que asistía al colegio de las cuales 20% veía más de tres horas diarias. Los comerciales preferidos eran los de productos envasados dulces y salados, como papas fritas, chocolates, galletas, bebidas con azúcar y en menor medida yogur. Los autores concluyen que el alto porcentaje de escolares que ve diariamente televisión y la aparente influencia de la publicidad sobre sus preferencias alimentarias, requiere de una urgente estrategia educacional para promover hábitos de alimentación saludable (15).

La FAO y la OMS, considerando que los factores de riesgo de las enfermedades crónicas del adulto se inician en etapas tempranas de la vida, han hecho un llamado a efectuar acciones de prevención en la niñez y juventud, tendientes a fomentar hábitos de vida saludables y han destacado especialmente el rol que juegan las escuelas, identificándolas como centros ideales de promoción de la salud comunitaria (17-20). En el país se han iniciado acciones para incorporar la educación en nutrición en la enseñanza básica (6). El Consejo Nacional de Promoción de la Salud «Vida Chile» está apoyando el desarrollo de escuelas saludables, algunas de las cuales han incorporado acciones en su alimentación (21).

El objetivo del estudio fue determinar la actitud frente a la publicidad de alimentos en la televisión y las conductas alimentarias de escolares de 5º a 8º básico que asisten a establecimientos educacionales municipalizados en tres regiones de Chile (norte, centro y sur), para contribuir al fortalecimiento de la promoción de la alimentación saludable en las escuelas del país.

MATERIAL Y MÉTODO

Se efectuó en el año 2000 un estudio descriptivo se efectuó en el año 2000 en una muestra de escolares de segundo ciclo de enseñanza básica (5º a 8º grado), asistentes a establecimientos educacionales municipalizados (gratuitos) de una ciudad del norte (Copiapó, III Región), una del centro (Melipilla, Región Metropolitana) y una del sur del país (Dalcahue, X Región). El nivel socioeconómico (NSE) de las escuelas se determinó de acuerdo la clasificación del Ministerio de Planificación y Cooperación (MIDEPLAN) (22) y el de los niños según los registros de las escuelas, correspondiendo a los NSE bajo y medio bajo.

Selección de la muestra: Para aplicar la encuesta sobre actitudes ante la publicidad de alimentos y conductas alimentarias, se seleccionó escuelas que tuvieran un mínimo de 25 alumnos por curso en Melipilla y Copiapó y 15 alumnos en Dalcahue. Entre ellas, se eligió aleatoriamente dos escuelas y de la misma forma se seleccionó 1 de cada 5 niños en cada curso. La muestra total estuvo formada por 274 escolares, 53% hombres y 47% mujeres. Del total de escolares, 87 (31,8%) fueron de Copiapó, 104 (37,9%) de Melipilla y 83 (30,3%) de Dalcahue. Los grupos de las tres comunas fueron homogéneos en cuanto a sexo, edad y NSE.

Diseño y validación de instrumentos: El tiempo que los escolares ven televisión y actitudes con respecto a las conductas alimentarias saludables, fueron determinados a través de la aplicación de una encuesta adaptada de las aplicadas previamente en estudios de la OMS (23) y en el estudio de la Región Metropolitana (15). La encuesta fue aplicada por una nutricionista entrenada que viajó a las 3 ciudades.

La validación inicial de este instrumento se realizó mediante el juicio de expertos, en el que participaron 14 profesoras encargadas de programas de salud en la ciudad de Melipilla y 4 nutricionistas que trabajan en educación en nutrición en las ciudades del estudio. Ellos evaluaron las preguntas de la encuesta en relación con su pertinencia; complejidad del vocabulario; construcción de las preguntas; extensión; preguntas que agregar y preguntas que eliminar (24,25). Una vez incorporadas las modificaciones emanadas del análisis de los especialistas, se realizó una prueba piloto con 10 escolares. La versión definitiva incorporó los resultados de ambas pruebas.

Los resultados obtenidos con las respuestas a la entrevista se presentan agrupados en 4 categorías, para facilitar su comprensión: Accesibilidad de la población objetivo a los mensajes publicitarios sobre alimentos y bebidas; Retención o recuerdo de los mensajes publicitarios sobre alimentos y bebidas y Publicidad de alimentos y conductas alimentarias. Esta clasificación, recomendada por Andrien (26), fue utilizada en el estudio sobre publicidad televisiva y preferencias alimentarias de escolares de la Región Metropolitana (15).

Análisis estadístico: Se realizó un análisis descriptivo para las variables agrupadas por comuna y para el total de la muestra. Con el fin de determinar la asociación o independencia de las variables se aplicó la prueba de Chi2 (nivel de significancia p<0.05).

En las preguntas sobre mensajes publicitarios preferidos o alimentos consumidos durante la colación, en las que los escolares tuvieron la opción de nombrar sus tres primeras preferencias, los resultados se presentan como porcentaje del total de respuestas. El análisis de los datos fue realizado por la Unidad de Estadística y Computación del INTA.

RESULTADOS

1. Accesibilidad de la población objetivo a los mensajes publicitarios sobre alimentos y bebidas

Con el fin de estudiar la accesibilidad de la población objetivo a los mensajes publicitarios, se consultó sobre el porcentaje de escolares que veían televisión en su casa, el número de horas que veían televisión, los días que iban al colegio y los fines de semana. Se consultó además por su gusto por los comerciales y su recuerdo de los comerciales referidos a alimentos y bebidas.

El 91,9% de los escolares encuestados veía televisión todos los días, lo que representa también su exposición a los mensajes televisivos. Dalcahue presentó el menor porcentaje (88,9%) y Melipilla el más alto (94,2%). No se encontraron diferencias significativas por comuna o por sexo.

La figura 1 muestra que el 31,8% de los escolares veía 3 a 4 horas de diarias de televisión los días que asiste al colegio y el 24,7% ve 5 o más horas. El día sábado, el 30,9% ve entre 3 y 4 horas y el 27,5% 5 ó más horas de TV al día. Las diferencias entre las comunas no fueron significativas.


FIGURA 1
Tiempo que los escolares ven televisión los días de semana y fines de semana.

2. Retención o recuerdo de los mensajes publicitarios sobre alimentos y bebidas

El 69,7% de los escolares manifestó que le gustaba mirar los comerciales de la televisión y el 88,7% de los escolares recordó algún comercial de alimentos que le gustaba, sin diferencias significativas por comuna o sexo.

En la figura 2 se puede observar que el 38,5% de los escolares de las 3 comunas prefiere los comerciales de productos envasados dulces y salados, porcentaje que alcanzó a un 46,8% en la comuna de Copiapó. Estos incluyeron las papas fritas, ramitas, suflitos, chocolates, galletas con y sin relleno y otros alimentos caracterizados por su alta densidad energética, elevado contenido de grasas saturadas, azúcar o sal y bajo contenido de fibra. El 28,4% de los escolares preferían los comerciales de bebidas y refrescos, el 19,5% los de yogur y el 13,6% los de comida rápida. Se encontraron diferencias significativas entre las comunas, observándose en Melipilla la mayor proporción de escolares que prefieren los comerciales de yogur, comida rápida y bebidas y en Copiapó los que prefieren los comerciales de los productos citados (p<0,05). No se encontraron diferencias significativas por sexo.


FIGURA 2
Comerciales de alimentos o bebidas preferidos por los escolares.

3. Publicidad de alimentos y conductas alimentarias de los escolares

Ante la consulta de si habían consumido algún alimento o bebida que aparecía en los comerciales del día anterior, el 40% de los escolares de las 3 comunas indicó haber consumido alguno de los productos dulces o salados ya citados y el 29,7% bebidas y refrescos (polvo reconstituido). Es interesante destacar que el 71,9% de los escolares de las 3 comunas manifestó su interés por probar los alimentos nuevos que aparecen en la televisión, en tanto el resto indicó que prefería seguir con lo acostumbrado.

El 34,3% del total de los escolares de las 3 comunas indicó que «siempre» disponía de dinero para comprar los alimentos y bebidas que deseaba, destacando la comuna de Melipilla con un 45,2% en esta categoría. El 64,2% de los escolares señaló que disponía de dinero «algunas veces», lo que en Dalcahue alcanzó a un 77,1%.

Al consultar a los escolares qué alimentos compraban con su dinero, en la figura 3 se aprecia que el 68,1% compraba productos envasados dulces o salados, el 17,2% bebidas y sólo el 6,3% yogur o leche. El 4,7% compraba otros alimentos. Las opciones de compra coinciden con sus preferencias. La categoría otros incluye, en el caso de Dalcahue, productos propios de la zona sur (milkao, chapaleles, tortillas), y en el resto del país sandwiches, calugas, chupetes, chicles. Se observaron diferencias significativas entre las comunas (p<0,05), destacando Dalcahue con una mayor compra de productos envasados dulces y salados. No se observaron diferencias significativas por sexo.


FIGURA 3
Alimentos y bebidas que los escolares compran con su dinero.

En la encuesta se incorporaron preguntas en relación con las colaciones escolares debido a la necesidad de conocer más sobre el tema para orientar la educación en nutrición. El 38,7% de los escolares llevaba colación a la escuela desde su hogar, el 47,4% de las cuáles consistía en productos envasados dulces y salados, lo que alcanzó al 60,4% en Dalcahue. El 19,5% llevaba fruta y el 18,1% yogur, ambos con distribuciones similares por comuna. Finalmente el 15% llevaba pan sólo o con agregado, porcentaje que es menor en la comuna de Dalcahue (7,5%). No se observaron diferencias significativas por comunas y por sexo (figura 4).


FIGURA 4
Colación que los escolares llevan al colegio.

DISCUSIÓN

Los resultados del presente estudio, sobre algunos factores relacionados con las actitudes y conductas alimentarias de los escolares, como la publicidad televisiva, fueron semejantes a los observados en un estudio anterior en escolares de 1º a 4º básico de la Región Metropolitana (15). En dicho estudio, realizado con niños de distinto NSE, el 99% refirió ver televisión todos los días, cifra que disminuyó levemente en éste, en el cual los niños eran de mayor edad y de NSE bajo y medio bajo.

En relación con el tiempo destinado a mirar televisión, en el estudio citado sólo se preguntó por esta actividad los días que los niños asistían al colegio, encontrando que el 40,7% de ellos veía entre 1 y 3 horas diarias y el 20,2% más de 3 horas durante esos días. En el presente estudio, el 56,5% de los niños veía más de 3 horas diarias de TV los días de colegio, cifra que aumentó a 58,8% el día sábado. En un estudio reciente, realizado también en tres regiones del país, el 22,5% y 46,9% de los escolares de 3º a 7º básico estudiados veían más de tres horas de TV los días de semana y fines de semana, respectivamente (6).

Gattás et al (27) reportaron que los escolares chilenos de 1º a 4º básico de la Región Metropolitana, veían 3 horas diarias de televisión en el caso de los varones y 2,4 horas en las mujeres durante los días de semana, cifra que aumentó a 4,4 y 3,4 horas durante los fines de semana.

Orellana I (28) en un estudio realizado en preescolares asistentes y no asistentes a jardines infantiles estatales, observaron que el tiempo dedicado a ver televisión en los niños asistentes a jardines fue en promedio de 2,1 horas diarias y el de los no asistentes de 4,0 horas. El fin de semana los niños aumentaron en una hora el tiempo que veían televisión.

El número de horas diarias que los niños ven televisión es especialmente relevante por su asociación con la falta de actividad física, la que a su vez se asocia a obesidad (7-10, 29).
En un estudio realizado por Lytle et al (30) en niños norteamericanos de kinder a 4º básico, éstos mencionaron a los padres y la escuela como las fuentes más frecuentes de información nutricional. En cambio los niños de 5º a 6º básico mencionaron la televisión como su fuente principal de información, incluyendo los comerciales, noticias y espectáculos.

En el estudio efectuado en la Región Metropolitana con niños de 1º a 4º básico (15), el 80% de los escolares manifestó recordar comerciales de alimentos que le gustaban, cifra que en este estudio alcanzó al 88,7%. Las preferencias por los comerciales de productos dulces y salados ricos en grasa y yogur fueron superiores a las encontradas en ese estudio, e inferiores en lo referido a bebidas y refrescos.

El porcentaje de escolares que manifestó comprar alimentos o bebidas que ofrecen premios o regalos fue inferior al encontrado en el estudio citado (64,6 versus 74,8%, respectivamente). Esto podría atribuirse a la mayor edad de los niños. Sin embargo, un porcentaje similar, superior al 70%, se interesa por probar los nuevos alimentos promocionados en la televisión. Por otra parte, el porcentaje de escolares de las 3 comunas que disponía de dinero para comprar alimentos y bebidas fue superior al encontrado en estudios con niños de menor edad. En ambos grupos, la primera prioridad de compra fueron los productos dulces y salados, tanto envasados como preparados en los kioscos escolares (aproximadamente el 70% de los niños) (15).

En los escolares de las 3 comunas, sólo el 38,7% manifestó llevar colación al colegio. Esta cifra es semejante al del estudio realizado en escolares de 3º a 7º básico el 2001 (6). En el estudio en escolares de 1º a 4º (1995), esta cifra alcanzó al 80%, probablemente debido a su menor edad. El tipo de colación que llevaban correspondía en un 47,4% a los mismos productos envasados, frutas (19,5%) y lácteos (18,1%), cifras levemente mayores a las referidas en el estudio de la Región Metropolitana (15).

La colación o alimentos entre comidas mencionados en la validación de las Guías Alimentarias chilenas (31) con escolares de algunas regiones consistían en bebidas y refrescos dulces, galletas, dulces, «completos», papas fritas y hamburguesas. Las frutas sólo fueron mencionadas como colación en forma ocasional.

Se concluye que éste, como otros estudios nacionales, confirman el alto consumo de productos de alta densidad energética y elevado contenido de grasas, con azúcar o sal, que contribuyen en forma importante a la ingesta energética total y a la creciente prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil observados en Chile en los últimos años. Esto pone de relieve una vez más, no sólo la necesidad de educar en nutrición a la población escolar y su familia, sino también la de mejorar las condiciones ambientales adversas relacionadas con la baja oferta, alto precio y escasa o nula publicidad de los alimentos saludables. Esto adquiere particular relevancia en lo referido a la venta de alimentos poco saludables, tanto en el interior de las escuelas como en su entorno. En la medida que se logre contar con recursos humanos capacitados en educación y, en forma muy importante, con el apoyo de los niveles de decisión que sustenten actividades de promoción en forma permanente, será posible revertir la tendencia que muestran los factores de riesgo de las enfermedades crónicas observada en la actualidad, que de mantenerse continuarán aumentando en forma inexorable.

RESUMEN

Con el fin de obtener información para mejorar la educación alimentaria y nutricional en el sistema escolar, se estudió las actitudes frente a la publicidad de alimentos y las conductas alimentarias de escolares de segundo ciclo de enseñanza básica, aplicando una encuesta previamente validada por el INTA a una muestra de 274 escolares asistentes a escuelas públicas de Copiapó (norte), Melipilla (centro) y Dalcahue (sur). Los datos se presentan en forma descriptiva para el total de la muestra y por comunas. Para determinar la asociación entre las variables se aplicó la prueba de Chi cuadrado. Los mensajes publicitarios preferidos por los escolares fueron los de productos dulces y salados como papas fritas, suflitos, chocolates, galletas y otros ricos en grasa, azúcar y sal (38,5%), bebidas (28,4%), yogur (19,5%) y comida rápida (13,6%). El 34,3% del total de escolares «siempre» disponía de dinero para comprar alimentos y el 64,2% «algunas veces». Con su dinero, el 68,1% de los escolares compraba alguno de los productos citados, el 17,2% bebidas, el 6,3% yogur y el 3,7% comida rápida. Se concluye que las conductas alimentarias de los escolares, semejantes en las 3 comunas, corresponden principalmente a alimentos poco saludables y bebidas con azúcar. Se reitera la necesidad de educar en nutrición a los escolares y a sus padres y profesores, a través de acciones gubernamentales de educación y promoción de la salud.

Palabras clave: conductas alimentarias, publicidad de alimentos, hábitos alimentarios, educación en nutrición, promoción de salud

Dirigir correspondencia a:
Sonia Olivares
Prof. Asociada
INTA, Universidad de Chile
Fax 56 2 2214030
E mail: solivare@uec.inta.uchile.cl

BIBLIOGRAFÍA

1. Albala C, Vio F, Kain J, Uauy R. Nutrition transition in Chile: determinants and consequences. Public Health Nutr 2002;5(A):123-128.         [ Links ]

2. Uauy R, Albala C, Kain J. Obesity trends in Lain America: transiting from under to overweight. J Nutr 2001;131:8935-8995.         [ Links ]

3. Vio F, Albala C. Nutrition policy in the chilean transition. Public health Nutr 2000;3:49-55.         [ Links ]

4. CDC/NCHS. CDC growth charts: United States. http://www.cdc.gov/growthchart. Posted May 30, 2000 on the Internet.         [ Links ]

5. Kain J, Uauy R, Vio F, Albala C. Trends in overweight and obesity prevalence in Chilean children: comparison of three definitions. European J Clin Nutr 2002;56:200-204.         [ Links ]

6. FAO/Ministerio de Educación, INTA Universidad de Chile. Proyecto TCP/CHI/0065 «Educación en nutrición en las escuelas básicas». Informe final. Santiago, 2003.         [ Links ]

7. Dietz WH, Gortmaker SL. Do we fatten our children at the television set? Obesity and television viewing in children and adolescents. Pediatrics 1985;75:807-812.         [ Links ]

8. DuRant R, Baranowski T, Johnson M, Thomspson W. The relationship among television watching, physical activity and body composition of young children. Pediatrics 1994;94:449-455.         [ Links ]

9. Gortmaker S, Must A, Sobol A, Peterson K, Colditz G, Dietz W. Television viewing as a cause of increasing obesity among children in the United States, 1986 -1990. Arch Pediatr Adolesc Med 1996;150:356361.         [ Links ]

10. Klesges R, Shelton M, Klesges L. Effects of television on metabolic rate: potencial implications for children obesity. Pediatrics 1993;91:281-286.         [ Links ]

11. Taras H, Gage M. Advertised foods on children's television. Arch Pediatr Adolesc Med 1995;149:649-652.         [ Links ]

12. Cotugna N. TV ads on saturday morning children's programming: what's new?. J Nutr Educ. 1988; 20: 125-127.         [ Links ]

13. Kotz K, Story M. Food advertisements during children's saturday morning television programmes: are they consistent with dietary recommendations? J Am Diet Assoc 1994;94:1296-300.         [ Links ]

14. Signorielli N, Lears M. Television and children's conceptions of nutrition: unhealthy messages. Health Communication 1992;4:245-257.         [ Links ]

15. Olivares S, Albala C, García F, Jofré I. Publicidad televisiva y preferencias alimentarias en escolares de la Región Metropolitana. Rev Méd Chile 1999; 127:791-799.         [ Links ]

16. FAO/OMS. Elementos principales de estrategias nutricionales. Fomento de dietas y estilos de vida sanos. Documento temático Nº 5. Conferencia Internacional sobre Nutrición. Roma: FAO/OMS: 1992.         [ Links ]

17. FAO. FAO's Programme on nutrition education in schools. Rome, 1998.         [ Links ]

18. OMS. Prevención en la niñez y en la juventud de las enfermedades cardiovasculares del adulto: es el momento de actuar. Informe de un Comité de Expertos de la OMS. Ginebra 1990.         [ Links ]

19. WHO. Healthy nutrition: An essential element of a health promoting school. WHO Information Series on School Health. WHO, Geneva, 1998. Document four.         [ Links ]

20. Olivares S, Snel J, McGrann M, Glasauer P. Educación en nutrición en las escuelas primarias: realidad actual, necesidades y limitaciones. Food Nutr Agric 1998;22:57-62.         [ Links ]

21. Salinas J, Vio F. Promoción de la salud en Chile. Rev Chil Nutr 2002;29(S1):164-173.         [ Links ]

22. Ministerio de Planificación y Cooperación (MIDEPLAN). División de Planificación Regional. Mapas territoriales de la pobreza por región: áreas pobres y comunas prioritarias. Documentos regionales Nº 28, Santiago de Chile. Julio 1995.         [ Links ]

23. WHO. Health behaviour in school-aged children. Research protocol for the 1997-98 survey. A World Organization Cross-National Study. WHO: 1999.         [ Links ]

24. Achterberg, Ch. Qualitative methods in nutrition education evaluation research. J Nutr Educ 1998; 20(5):244-249.         [ Links ]

25. Leide G. Juicios de expertos como datos de evaluación. En: Lewy A., ed. Manual de evaluación formativa del currículo. Voluntad Editores. UNESCO 1976. P 167-186.         [ Links ]

26. Andrien M. Guía metodológica de comunicación social en nutrición. Santiago. FAO 1996.         [ Links ]

27. Gattás V, Barrera G, Riumalló J, Uauy R. Actividad física en preescolares chilenos normales y de talla baja. Rev Chil Pediatr 1996;67(5):212-218.         [ Links ]

28. Orellana I. Características de la ingesta alimentaria y la actividad física de preescolares asistentes y no asistentes a jardines infantiles estatales de la Región Metropolitana. Santiago, INTA, Universidad de Chile. 1997. Tesis para optar al grado de M.Sc. en Nutrición.         [ Links ]

29. Taras HL, Sallis JF, Patterson TL, Nader PR, Nelson JA. Television's influence on children's diet and physical activity. J Dev Behav Pediatr 1989;10:176-180.         [ Links ]

30. Lytle L, Eldridge A, Kotz K, Piper J, Williams S, Kalina B. Children's interpretation of nutrition messages. J Nutr Educ 1997;29(3):128-136.         [ Links ]

31. Castillo C, Báez M, Benavides X. Validación de las guías alimentarias para la población mayor de dos años. En: Guías de alimentación para la población chilena. Editores: Castillo C, Uauy R, Atalah E. Chile 1997.         [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons