SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 número1Estado nutricional de escolares y su relación con el hábito y calidad del desayunoPatrón adaptativo obesogénico cerebral: una propuesta para comprender y evaluar la obesidad en la práctica clínica índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de nutrición

versión On-line ISSN 0717-7518

Rev. chil. nutr. vol.42 no.1 Santiago mar. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182015000100007 

ARTÍCULOS ORIGINALES

 

Caracterización de estudiantes de nutrición de la Universidad del Mar de Talca según composición de capital cultural y social

Characterization of nutrition students of the Universidad del Mar of Talca according to cultural and social capital composition

 

Claudio Díaz H. (1) Gabriela Galán T. (2)

1 Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Chile. Santiago, Chile.
2 Escuela de Nutrición y Dietética, Universidad Católica del Maule. Santiago, Chile.
Dirigir la correspondencia a: Sr. Claudio Díaz Herrera
AXIOMA - CIPSA Ingenieros Consultores.
Pje. Phillips #84, oficina 39 Santiago - Chile Fono: 02 26642739 cdiaz77@ug.uchile.cl


ABSTRACT

Considering the increase in higher education institutions that offer the Nutrition program and the paradigm shift in the healthcare area oriented to a bio psychosocial approach, which can be understood as a holistic look at the principal actors in the educational process and whose development is not only technical and professional, but also educational. The aim of this article was to describe the composition of the cultural and social capital of the students enrolled in the Nutrition and Dietetics program at the University del Mar of Talca. This was a quantitative, non-experimental, cross-sectional and descriptive study; a survey with close ended question was applied to 45 students. The descriptive statistics results were analyzed using SPSS v.20 and indicated the composition of cultural and social capital of the universe of this study, allowing characterization of each individual whose program training implies a search for social mobility, security, notions of self-expression, and valoric composition proper to modernity.

Key words: nutrition and dietetics students; cultural capital; social capital; modernity expression.


RESUMEN

Considerando el incremento de instituciones de educación superior que ofertan la Carrera de Nutrición, y el cambio paradigmático en el área de salud orientado a un enfoque biopsicosocial, el que podemos entender como una mirada holística hacia los actores en este proceso educativo, cuyo desarrollo no es sólo técnico y profesional, sino también formativo; el presente artículo pretende describir la composición del capital cultural y social de estudiantes de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Mar de Talca. Estudio cuantitativo, no experimental, transversal y descriptivo, con muestra de 45 estudiantes a quienes se les aplicó un cuestionario con preguntas cerradas. Los resultados analizados con estadística descriptiva y utilizando el programa SPSS v.20, indican que la composición del capital cultural y social de los sujetos, permite caracterizar a un estudiante cuya formación disciplinar implica una búsqueda de movilidad social, seguridad, generando nociones de autoexpresión, y una composición valórica muy propia de la modernidad.

Palabras clave: Estudiantes de nutrición y dietética; capital cultural; capital social; expresión de modernidad.


 

INTRODUCCIÓN

El incremento de oferta y demanda en programas académicos de Nutrición y Dietética, nos invita a reflexionar respecto a la formación disciplinar y los actores involucrados en el proceso educativo, en este caso, los/as estudiantes. Según Mi futuro.cl, existen inscritos en la actualidad 104 programas de estudios en el área en Chile, de los cuales podemos diferenciar entre carreras de "Nutrición y Dietética", "Nutrición y Dietética con Licenciatura", "Nutrición y Dietética con Mención", "Nutrición y Alimentación", y por último "Nutrición Dietética"; las que se disponen entre universidades estatales, particulares, particulares con aportes del Estado e institutos profesionales. Dichos programas se imparten en jornadas diurnas y/o vespertinas, algunas de ellas exigen puntaje de ingreso mediante la Prueba de Selección Universitaria (P.S.U) y otras no; existen programas de 8, 9, 10, 11 y hasta 12 semestres de duración; y en calidad de "acreditada" y "no acreditada" por la Comisión Nacional de Acreditación (C.N.A) (1).

Por otro lado, la riqueza del presente estudio la cual forma parte de una investigación más amplia llevada a cabo en la misma universidad (2), se sustenta en su propio contexto, destacada por la crisis sufrida por la Universidad del Mar a nivel nacional, situación enfatizada por problemas de gestión económica, cuestionamientos de lucro en la forma de llevar a cabo esta administración, atrasos en pagos docentes y administrativos, entre otras (3). Este contexto se torna relevante, considerando que es la primera universidad chilena a la cual se le revoca el reconocimiento oficial y cancela la personalidad jurídica en condición de "acreditada" por la C.N.A (4,5).

Lo anterior, nos sirve de ejemplo al ser una casa de estudios superiores que imparte la carrera de Nutrición y Dietética, y que representa una institución declarada como "inclusiva" (6) al no exigir requisitos de ingreso, cumpliendo así el supuesto rol social que permite abrir posibilidades de estudios superiores, a quienes por una u otra razón no pudieron acceder a otro tipo de institución. Esta dinámica de proceso educativo se ve afectado por los antecedentes mencionados, incide de alguna forma en la praxis y rol profesional del futuro nutricionista, al connotar que la constitución de una forma de capital cultural y social del cual provienen, se reproduce desde la familia y compone ciertas representaciones profesionales, expectativas y visiones de mundo en un contexto marcado por la modernidad, es decir, que existen acervos de índole cultural, que determinan el capital cultural de los individuos y de los cuales, su socialización tanto primaria como secundaria, fortalecen dimensiones históricas, políticas, y económicas (7).

Estudios de capital cultural son un hecho a partir de los años sesenta. Bourdieu y Passeron (8) invitan a reflexionar cómo inciden los cúmulos de conocimiento, tipos de capital y formas de socialización, en diferentes aspectos para la educación como rendimiento escolar, acceso a la educación y ciertas prácticas que se traducen en habitus desde el sentido práctico (9). El capital cultural en estudiantes universitarios, ha sido investigado por Carrasco y cols. (10), Sánchez (11), Baeza (12), Colorado (13) así como el respectivo estudio del autor, el cual inspiró el presente artículo (2).

Por lo anterior, y considerado la disposición desde un enfoque biomédico hacia uno biopsicosocial dentro del área de salud (14), es fundamental asumir la necesidad desde una perspectiva multidisciplinar para la formulación de diagnósticos en salud, pero en este caso particular, la importancia en la formación profesional desde este enfoque, considerando así que la composición y forma de capital social y cultural de estudiantes de pregrado, es esencial para dilucidar la proyección en el ejercicio tanto académico, como profesional, ya que, son los/as educandos quienes en calidad de futuros profesionales y promotores de la salud, configuran ciertas representaciones y visiones de mundo, transmitidas desde su experiencia a la práctica cotidiana, y que son motivadas por un sentido muy propio de la modernidad. Según lo anterior, la literatura especializada nos explica que existe una directa correlación en que a mayor nivel educativo y socioeconómico, hay mayores índices de seguridad y sentidos de autoexpresión en los individuos (15).

SUJETOS Y MÉTODOS

Se realizó un estudio con diseño no experimental, de tipo descriptivo y transversal en estudiantes de pregrado de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Mar, Sede Centro Sur, con asiento en la ciudad de Talca (Región del Maule, Chile).

Participantes del estudio

La población en estudio fue 106 estudiantes, de los cuales se tomaron 65 de primero a quinto año con 95% de confianza, 7,6% de error y una prevalencia estimada de 50%, los que fueron seleccionadas mediante un tipo de muestreo no probabilístico accidental, a partir de los sujetos presentes en aula de clases luego de terminada la sesión académica correspondiente, a quienes se les solicitó el consentimiento informado escrito para su participación voluntaria, previa autorización del Director de la Carrera. Si bien la institución no contaba con un Comité de Ética, el investigador responsable y en calidad de Coordinador de Asuntos Estudiantiles de Sede de la casa de estudios en la que se aplicó la investigación, tomó las medidas éticas respectivas con el objeto de respetar el carácter voluntario del estudio, señalando los objetivos respectivos, el hecho de no implicar riesgos en su participación, que no tendría costos de algún tipo más que el tiempo dedicado al cuestionario, que el uso de los resultados serían con fines académicos, asegurando el anonimato de los estudiantes, y cuyos resultados fueron sistematizados en el programa estadístico aleatoriamente, asignándole de esta forma, un número correlativo a cada estudiante. El levantamiento de los datos, se llevó a cabo durante el mes de octubre del año 2011.

Procedimientos para la construcción del instrumento

El instrumento final se construyó a partir de 77 ítems, los que fueron creados considerando los parámetros teóricos propuestos por Bourdieu (16), en relación a la composición de capital cultural y social lo que determina el estudio de ciertas dimensiones históricas, políticas, económicas, las que emanan desde la influencia familiar y otras instituciones sociales como la educación, transformándose así en dimensiones simbólicas. De ahí, que se considere abarcar concepciones propias de la cultura, en cuya categoría corresponde a la denominada cultura "inmaterial" (17). Antes de aplicar el instrumento fue sometido a validación por juicio de expertos, donde se trianguló el cuestionario con dos profesionales más, cuya formación se encuentra dentro del área de las ciencias sociales y con grado académico de Magíster y Doctor; y en segunda instancia, con aplicación piloto, con el objeto de evaluar la consistencia interna del instrumento. Finalmente, para el presente artículo se exponen los resultados de 54 ítems, los cuales terminan siendo los más representativos para dar cumplimiento a los objetivos del presente artículo. Complementando la validez del instrumento, Díaz y López (18) constituyen una versión de medición de capital cultural "interiorizado" del cuestionario, equivalente a 16 ítem y validado estadísticamente.

Procesamiento de los datos.

Se llevó a cabo un análisis de tipo estadístico descriptivo en el programa SPSS versión 20 en español, describiendo las variables de tipo nominal y ordinal a nivel de frecuencias válidas, y asumiendo el 95% de confiabilidad y el 5% de error.

RESULTADOS

Se estudiaron 65 educandos de pregrado, 6,2% eran de sexo masculino y 93,8% femenino; 85,7% provenía de zona urbana, 41,5% ingresó con un promedio de notas de enseñanza media que fluctuó entre 5.6 y 6.0. El tipo de establecimiento de origen, era predominantemente particular subvencionado con aportes estatales (55,4%); seguido de establecimientos públicos (38,5%) y finalmente establecimientos particulares (6,2%). Un 63,1% dijo manejar el idioma inglés en términos "básico" y 35,4% "Intermedio"; 41,5% era el primer profesional de su familia en relación a 52,3% que no lo era.

El área laboral del padre fluctuaba: 26,2% era "independiente", 16,9% "profesional de otra área" y 10,8% "obrero/ campesino". Los padres profesionales alcanzaban 23% entre profesional de la salud o ciencias sociales, de otra área o de Fuerzas Armadas y de Orden, 61,6% se ha dedicado al servicio y comercio. El área laboral de la madre, alcanzó un 43,1% como "dueña de casa", 15,4% "profesional de otra área" y 10,8% en "servicios y venta".

En relación a su cultura musical, lo que predominaba en sus hogares era música "romántica" (30,8%), seguido de música "pop" (16,9%), lo que puede incidir de alguna manera en el consumo musical de los/as estudiantes, ya que, es la música "pop" con 26,2% la cual prevalece en gusto musical, seguido de "rock" con 24,6%, y muy de cerca la música "romántica" con 23,1%. Respecto al tipo de programa de televisión que más consumían en el hogar, predominaba el "noticiero" (36,9%), seguido de "películas" (24,6%) y "telenovelas" (20%); situación que se replica de alguna forma, ya que, los estudiantes ven principalmente "películas" (33,3%), seguido de "noticieros" (20,6%) y luego "telenovelas" (12,7%).

El medio de comunicación más utilizado era la "televisión" (67,7%), seguido de "internet" (27,7%), con un acceso a internet del hogar de 90,8%. La aplicación o programa más utilizado era la red social "facebook" (63,1%), seguido muy de lejos por el "mail" (10,8%). Cabe destacar que no se menciona la utilización de "publicaciones especializadas en salud", y sólo 6,2% el uso era de orden académico.

En relación a los viajes y el tipo de ellos, 92,3% dijo haber viajado por Chile, 64,6% dijo no haber viajado al extranjero, en relación a 35,4% que dijo haber visitado otra nación, y cuyo tipo de viaje fue predominantemente de "placer" (81%). Un 54,7% ha visitado museos, 93,8% no escribe algún tipo de género literario y 50% poseía algún tipo de instrumento musical.

En relación a la escolaridad de padre/madre, predominó en ambos casos la "media completa". Sólo 12,3% tenía un padre con estudios universitarios completo y 9,2% de madre con el mismo nivel educativo.

Un 66,2% aduce poseer una vida social activa (43,1%) cuya red informal social más cercana son los amigos, seguido por la pareja (23,1%). En relación a la red social formal más cercana, 44,6% dijo "no vincularse" con dichas redes.

La identificación política era 52,3% ninguno, 20% entre derecha y centro derecha, 10,7% entre izquierda y centro izquierda y 4,6% como centro. En términos de auto adscripción socioeconómica 58,5% se declaró de clase media, 23,1% de clase media alta y 10,8% clase media baja.

 

TABLA 1

Posesión de pinturas en hogar.

Fuente: Elaboración propia.

 

TABLA 2

Contemplación de pinturas.

Fuente: Elaboración propia.

 

TABLA 3

Escolaridad padre.

Fuente: Elaboración propia.

 

El 67,7% dijo tener su "futuro laboral claro", sobre 32,3% que dice tener "medianamente" esta proyección futura; 53,8% respecto al área de desempeño profesional, el cual se sustentaría desde el "servicio público", en contraposición a 9,2% el cual proyecta dedicarse profesionalmente desde la esfera privada, y 6,2% expresó la intención de formar una empresa propia.

En términos culturales-simbólicos, 50% y 34,4%, dijo estar de acuerdo y muy de acuerdo respectivamente con la idea de posponer la paternidad/maternidad. A su vez, 41,5% y 23,1%, dijo estar de acuerdo y muy de acuerdo respectivamente, con la idea de posponer la independencia con su familia de origen. El 32,3% y 26,2% respectivamente, dijo estar muy en desacuerdo y en desacuerdo respecto a la opinión frente al aborto, y 21,5% dijo estar de acuerdo con la medida.

En relación a la opinión de adopción por parejas homosexuales, 46,9% y 14,1% dijo estar respectivamente muy en desacuerdo y en desacuerdo con la medida, y un 25% ni de acuerdo ni en desacuerdo con ello.

Destacando el predominio favorable (56,3% de acuerdo y muy de acuerdo) frente la opción de convivir por sobre el contrato nupcial, al plantear la opinión del libre uso de la pastilla anticonceptiva de emergencia "la pastilla del día después", 31,3% y 26,6% dijo estar de acuerdo y muy de acuerdo respectivamente, 26,6% dijo estar ni de acuerdo ni en desacuerdo con su uso.

Respecto al interés en temas de historia, 58,5% dijo estar de acuerdo, 13,8% muy de acuerdo y 20% ni de acuerdo ni en desacuerdo. El interés en temas de salud 75,4% y 16,9% muy de acuerdo y de acuerdo respectivamente. El interés en temas de educación 47,7% y 38,5% respectivamente de acuerdo y muy de acuerdo; el interés en temas de economía 55,4% y 26,4% de acuerdo y muy de acuerdo respectivamente; el interés en los derechos humanos 44,6% y 36,9% de acuerdo y muy de acuerdo respectivamente; el interés en ecología y medio ambiente 47,7% y 40% muy de acuerdo y de acuerdo respectivamente; el interés en la problemática del pueblo mapuche 41,5% de acuerdo, 41,5% ni de acuerdo ni en desacuerdo.

Frente al incentivo primordial por el cual se eligió el área de estudio, la familia destaca con 32,8%, la vocación con 12,5% y por la remuneración, considerar los estudios como un sueño de vida y como una expectativa de vida, equivalentes a 10,9% cada una.

 

TABLA 4

Escolaridad de la madre.

Fuente: Elaboración propia.

 

TABLA 5

Opinión sobre el matrimonio homosexual.

Fuente: Elaboración propia.

 

Los estudiantes tienen claro, que el área de estudios donde se obtiene una mejor remuneración considerando el área de salud y ciencias sociales, es en las disciplinas de su propia formación, con 52,3%, y 29,2% dijo que en ambas áreas de estudio, dejando replegada a 6,2% al área de las ciencias sociales. Cuando se consultó respecto a la carrera de mejor remuneración, fue derecho quien obtuvo mayor preferencias (70,8%), replegando la propia carrera de Nutrición a 12,3%.

Podemos connotar que 61,5% dice que su expectativa de remuneración profesional será por sobre los $525.001, seguido por 15,4% entre $503.001 y $525.000, y 7,7% dice no saber o no contestar cuanto puede llegar a ser esta expectativa de renta. Lo anterior resulta interesante, considerando que 30,8% de las familias de estudiantes, dicen percibir más de $525.000 mensuales.

DISCUSIÓN

Estudios respecto a mediciones de capital cultural datan de los años sesenta en Europa (8); a partir de ahí, Bourdieu se dedica con intensidad a esta temática, estipulando que existen cúmulos de conocimientos que gracias a la socialización del sujeto (7), termina este tipo de capital heredándose de una u otra forma, dando como resultado la existencia de tres formas de capital cultural: "interiorizado"; "objetivado" e "institucionalizado" (19). Así, la cultura y los saberes se transforman en un tipo de herencia que escapa de la dimensión exclusivamente economicistas de endoso de un producto; sino más bien, de un capital simbólico dotado de sentido y significado; un recurso legitimado, que termina siendo objetualizado para potencialmente ser institucionalizado por credenciales académicas (8).

A la luz de los resultados, podemos decir que efectivamente la composición de un tipo de capital cultural y social de estudiantes, que ingresan a una institución de educación superior con ciertas características propias de una lógica de mercado, y que repercuten con efectos tan conocidos y cuestionados hoy por hoy, nos hacen reafirmar la preocupación por el sentido y rol profesional en un contexto de modernidad y economía neoliberal, el cual determina de alguna manera ciertas prácticas, representaciones o cosmovisiones de mundo canalizadas por la práctica pedagógica y que se extienden proyectándose en el futuro y rol profesional. La importancia del cambio de enfoque, desde biomédico a biopsicosocial, no incide sólo en un cambio de paradigma del ejercicio profesional, sino también en la mirada holística y multidisciplinaria de quienes estudian en el área de la salud. Lo anterior, comprendiendo que a partir de agentes socializantes (7), como la composición familiar (10), el educando forja su práctica educativa, anclando como representación este quehacer para proyectarlo a nivel profesional, y con ello darle sentido a su formación. A su vez, se otorgan componentes valóricos cargados de creencias con cierto tipo de connotación positiva, negativa, buena o mala, dependiendo de estos procesos socializadores (17) y de transformaciones que bien expresa Baeza (12). Interesante resulta considerar, que en mayor o menor medida los gustos musicales y televisivos se endosan desde la familia, reproduciendo estas prácticas culturales por los/as estudiantes, tal como refiere Bourdieu (8).

 

Tabla 6

Opinión de convivir en vez de casarse.

Fuente: Elaboración propia.

 

TABLA 7

Interés en política.

Fuente: Elaboración propia.

 

A partir de ello surge desde un tipo de sociedad moderna, con disposiciones de estudiantes en posponer la independencia familiar, la paternidad-maternidad, entre otras, para emerger un tipo de estudiante donde prevalece la estabilidad económica con el objeto de asegurar un futuro adecuado en términos económicos (17). Los resultados demuestran que los/as estudiantes de esta universidad, dan supuesto este tipo de orientación más individual y de valorización económica, donde la vocación no es primordial. En este sentido, Maldonado parafraseando a Inglehart y Welzel (15), plantea que los procesos educativos que son paralelos al desarrollo de un nivel socioeconómico, dirigen de alguna manera la modernización de los países, ya que, las personas quienes poseen mayores índices de instrucción educacional, tienden a poseer visiones del mundo más modernas, repercutiendo en cambios de las percepciones de la supervivencia, las cuales se manifiestan de forma más segura y menos incierta, dando prioridad a la auto-expresión, individualización y mayores índices de autonomía. En consecuencia, existe una suerte de fortalecimiento del yo, gracias al desarrollo económico que se puede alcanzar. De esta forma, los/as estudiantes tienen mayor seguridad en sus expectativas de vida y logros por alcanzar, los cuales se demuestran en sus expectativas de renta, seguridad en el espacio donde se desempeñarán, el hecho de superar en el futuro la renta que percibe en promedio su familia, o disponerse a posiciones más progresistas, mientras esta composición valórica no entre en conflicto con la base económica que sustenta su proyección profesional.

Finalmente, el cambio de un enfoque biomédico a uno biopsicosocial, implica no sólo poner atención exclusiva al ejercicio profesional de un nutricionista o del área de la salud en estos paradigmas, sino que este cambio debe estar concatenado con la preocupación en la formación y en consecuencia, con el tipo de estudiante heterogéneo que ingresa a la educación superior (13). Por tanto, estudios de capital cultural y social en estudiantes de Nutrición, terminan por caracterizar un tipo de estudiante que a la luz de los resultados, nos permite visualizar cuál debe ser la orientación desde la disciplina y formación académica. De ahí que dichos agentes de la salud, cuya esencia es la promoción en salud, se deben entender como sujetos activos y de cambio, tanto en la familia como en la comunidad, y para llevarlo se necesitan estudiantes con un capital cultural y social que debemos potenciar como política social, educacional y formación disciplinar que apunte a transformar su propio espacio profesional.

Agradecemos a los/las estudiantes de Nutrición y Dietética de la Universidad del Mar-Talca, y a José Luis Pino V., como Director de Carrera al momento de la investigación, por su colaboración y disposición.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Mi futuro.cl. Base de datos de oferta académica. Ministerio de Educación, Gobierno de Chile. Citado el26 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.mifuturo.cl/index.php/bases-de-datos/oferta-academica        [ Links ]

2. Díaz C. Caracterización de estudiantes de la Universidad del Mar-Talca, según composición de tipos de capital de Bourdieu. Acta científica XXIX Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS). (Chile), 2013. Disponible en: http://actacientifica.servicioit.cl/biblioteca/gt/GT25/GT25_DiazHerrera.pdf        [ Links ]

3. Centro de Investigación Periodística (CIPER). Cómo lucraron los dueños de la Universidad del Mar (I), 2012. Citado el 26 de noviembre de 2014, disponible en: http://ciperchile.cl/2012/07/30/las-pruebas-de-como-lucraron-los-duenos-de-la-universidad-del-mar-i/        [ Links ]

4. Consejo Nacional de Educación (CNED). Instituciones de Educación Superior cerradas. Citado el 26 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.cned.cl/public/Secciones/SeccionEducacionSuperior/listadoinstitucionescerradas.aspx#Uni        [ Links ]

5. Ministerio de Educación, Gobierno de Chile. Decreto N° 17 Cancela la personalidad jurídica y revoca el reconocimiento oficial a la Universidad del Mar. Citado el 26 de noviembre de 2014, disponible en: http://ciperchile.cl/pdfs/02-2013/udelmar/decreto_17_2013_del_Ministerio_de_Educacion.pdf        [ Links ]

6. Universidad del Mar. Misión de la universidad. Citado el 26 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.udelmar.cl/index.php?page=p        [ Links ]

7. Berger, P. y Luckmann, T. La construcción social de la realidad. Ed. Amorrortu, Bs. Aires, 2005.         [ Links ]

8. Bourdieu, P y Passeron, J.C. Los herederos: los estudiantes y la cultura. Ed. Siglo XXI, Argentina, 2003.         [ Links ]

9. Bourdieu, P. El sentido práctico. Ed. Siglo XXI, Bs. Aires, 2007.         [ Links ]

10. Carrasco A, Castillo V, Escalona J y Fernández E. Dimensión familiar del capital cultural aplicado al desarrollo educativo en estudiantes de Trabajo Social. Investigación Cualitativa I, Universidad del Bío-Bío. Facultad de Educación y Humanidades. Escuela de Trabajo Social (Chile), N°3 (15), 2013. Citado el 26 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.ubiobio.cl/miweb/webfile/media/357/Articulos/Articulo-Dimensi%C3%B3n%20familiar%20del%20capital%20cultural.pdf        [ Links ]

11. Sánchez R. A. ¿Quiénes son los estudiantes de la maestría en pedagogía de la UNAM?: Influencia del capital cultural y el habitus en el desarrollo académico en un posgrado. Revista Electrónica de Investigación Educativa, 2009; 11 (1). Citado el 26 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1607-40412009000100005        [ Links ]

12. Baeza M. A. Jóvenes universitarios chilenos actuales y transformaciones culturales. Estudio sobre nuevas percepciones y prácticas. Revista Sociedad Hoy, 2006; N° 011:9-33, Universidad de Concepción, Chile. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=90201102        [ Links ]

13. Colorado A. El capital cultural y otros tipos de capital en la definición de las trayectorias escolares universitarias. X Congreso Nacional de Investigación Educativa Veracruz. Veracruz (México), 2009. Disponible en: http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v10/pdf/area_tematica_16/ponencias/1732-F.pdf        [ Links ]

14. Vanegas J y Gil L. La discapacidad, una mirada desde la teoría de sistemas y el modelo biopsicosocial. Revista Hacia la promoción de la Salud, 2007; (12) 1: 51-61. Citado el26 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/hpsal/v12n1/v12n1a04.pdf        [ Links ]

15. Maldonado G. Modernization, Cultural Change, and Democracy. The Human Development Sequence, por Ronald Inglehart y Christian Welzel. Revista Política y gobierno. 2008; Vol.15, N°1: 195-198. Citado el 27 de noviembre de 2014, disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1665-20372008000100011&script=sci_arttext        [ Links ]

16. Bourdieu, P. Capital cultural, escuela y espacio social. Ed. Siglo XXI, México, 2008.         [ Links ]

17. Gilbert, J. Introducción a la Sociología. LOM Ed., Santiago, 1997.         [ Links ]

18. Díaz Cy López M.A. Construcción y validación de escala de capital cultural interiorizado en estudiantes de educación superior. Acta científica XXIX Congreso de la Asociación Latinoamericana de Sociología (ALAS). (Chile), 2013. Disponible en: http://actacientifica.servicioit.cl/biblioteca/gt/GT16/GT16_DiazHerrera_LopezEspinoza.pdf        [ Links ]

19. Bourdieu, P. Poder, Derecho y Clases Sociales. Ed. Descleé, Bilbao, 2000.         [ Links ]

 


Este trabajo fue recibido el 1 de Octubre de 2013 y aceptado para ser publicado el 25 de Noviembre de 2014.

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons