SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.67 número6ACERCA DE LOS DERECHOS DEL MEDICOTerapia de reemplazo hormonal menopáusica y riesgo de cáncer de ovario índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de obstetricia y ginecología

versión impresa ISSN 0048-766Xversión On-line ISSN 0717-7526

Rev. chil. obstet. ginecol. v.67 n.6 Santiago  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262002000600015 

REV CHIL OBSTET GINECOL 2002; 67(6): 513-515

Revista de Revistas

La terapia periodontal puede reducir el riesgo de parto prematuro con bajo peso de nacimiento en mujeres con enfermedad periodontal: un
estudio controlado y randomizado

Nestor López, Patricio Smith y Jorge Gutiérrez: J Periodontol 2002; 73: 911-24.

Resumió: Dr. Sergio Dolz Carvajal


El bajo peso de nacimiento tanto por prematurez como por restricción de crecimiento son las principales causas de morbimortalidad perinatal. Existen factores que se han asociado a prematurez de causa infecciosa y ruptura prematura de membranas, como infección urinaria o la vaginosis bacteriana, pero el tratamiento de esta última no han llevado a conclusiones absolutas en reducir los partos prematuros. Se han reportado 3 estudios previos (2 casos y controles y uno cohorte) que mostraron la posible asociación entre enfermedad periodontal (EP) y parto prematuro con bajo peso (PPBP).

La enfermedad periodontal se define como la inflamación gingival y del tejido periodontal, seguida de la progresiva pérdida del hueso alveolar, debido a infección provocada por bacterias Gram (-), anaerobios y bacterias microaerófilas. La respuesta de los mediadores proinflamatorios como citoquinas y enzimas del huésped serían los causantes del daño local y a distancia causando RPM y parto prematuro. Por lo tanto se decidió realizar un estudio controlado y randomizado con los siguientes objetivos.

1. Determinar la relación entre EP y PPBP.
2. Cuantificar la asociación entre otros factores de riesgo para PPBP.
3. Determinar si la terapia periodontal en mujeres con EP disminuye el riesgo de PPBP.

Material y Método

Se reclutaron mujeres en control prenatal del Consultorio Carol Urzúa de la comuna de Peñalolén en Santiago de Chile, quienes presentaban características demográficas similares y de bajo nivel socioeconómico.

Criterios de inclusión: mujeres sanas embarazadas entre 18 y 35 años con gestación única reclutadas entre las 9 y 21 semanas, con EP y < 18 dientes naturales.

Criterios de exclusión: cardiopatía materna que requirieran antibióticos en procedimientos invasivos, diabetes, uso de corticoides, enfermedad renal crónica, inestabilidad de domicilio.

- Diagnóstico de enfermedad periodontal: se definió EP por la presencia de 4 o más dientes comprometidos con > de 4 mm en el test de profundidad del hueso alveolar y con una pérdida de unión periodontal 3 mm. Además se evaluó el porcentaje de placa bacteriana y de sangrado al contacto con el instrumental usado en el test de profundidad, enrojecimiento gingival e higiene. Luego de la randomización se inició tratamiento periodontal antes de las 28 semanas al primer grupo, y al segundo se observó hasta la resolución del parto para ser tratadas posteriormente.

- Registro de antecedentes y estudio perinatal: se preguntó sobre partos anteriores, antecedentes de partos prematuros y pesos de nacimiento, abortos e hijos vivos. En relación al embarazo actual se registró la edad, edad gestacional al ingreso, número de controles, estado nutricional, tabaco, alcohol, drogas, ETS, bacteriana asintomática, ITU, vaginosis o cualquier otra infección. En el parto se estudiaron los pesos de nacimiento, edad gestacional por examen físico, RCIU. Además se realizaron los exámenes de rutina, incluyendo estudio de flujo vaginal y examen de orina para tratar a las pacientes que lo requerían.

- Terapia periodontal: consistió en el control de la placa, educación, destartage, pulido radicular bajo anestesia local, enjuagues 1 vez al día con Clorhexidina al 0,12%. La terapia fue completada antes de las 28 semanas, y la terapia de mantención se llevó a cabo cada 2-3 semanas hasta el parto. Además se trataron las caries, extrayéndose la pieza si estaba indicado (en este caso también se incluyeron las pacientes sin tratamiento periodontal que fueron observadas cada 4 a 6 semanas hasta el parto).

- Evaluación de la resolución del parto: el parto de pretérmino se definió como parto espontáneo antes de las 37 semanas o por RPM. El bajo peso de nacimiento se consideró < 2.500 g. Neonatos > 37 semanas ó > 2.800 g se consideraron normales.

La edad gestacional se calculó de acuerdo a la fecha de última regla y sobre todo por la ecografía precoz antes de las 16 semanas. En los casos de discordancia entre la FUR y la Eco o discordancia entre los seguimientos ecográficos se consideró la EG obtenida a través del Test de Ballard donde los neonatólogos desconocían este estudio.

Las mujeres con indicación de interrupción prematura antes del término por complicaciones materno-fetales como preeclampsia, polihidroamnios y placenta previa entre otras, fueron excluidas del estudio.

Análisis estadístico

Se utilizaron análisis de regresión logístico multivariable, X cuadrado y Fisher test para el cálculo de significancia de las variables y los riesgos relativos corregirlos.

Resultados

De las 400 pacientes reclutadas, 49 (37 tratadas y 12 controles) fueron excluidas (12,7%) por diversas causas. De las 37 tratadas 8 tuvieron aborto, 5 tuvieron indicación de interrupción médica por preeclampsia (1), diabetes (1), placenta previa (1), polihidroamnios (1), 18 abandonaron el tratamiento por intolerancia y 6 se perdieron de seguimiento. Por otra parte de las 12 pacientes controles excluidas, 6 tuvieron aborto espontáneo, 2 se interrumpieron médicamente (1 preeclampsia y 1 PHA) y 4 se mudaron del área.

Por lo tanto, 353 mujeres en total se analizaron: 163 recibieron tratamiento periodontal y 188 se observaron. La incidencia de prematuros en las tratadas fue de 3/163 es decir, 1,84%, mientras que en el grupo control fue de 19/188 que corresponde a un 10,11% con un RR corregido de 4,7 en las pacientes controles para tener parto prematuro.

El 18% de las mujeres tratadas (29 casos) tuvieron periodontitis severa por lo que se debió agregar al tratamiento metronidazol 250 mg más amoxicilina 500 mg c/8 horas por 7 días.

Con respecto al estudio de la población correspondió a chilenas de un nivel socioeconómico bajo con un promedio de edad de 27,56 años, 24,5% de solteras, 62,4% con menos de 12 años de educación, 23,6% de primigestas y 5,95% con antecedentes de parto prematuro.

El grupo tratado tuvo una > edad gestacional final de alrededor de 1 semana de diferencia (39+6 sem de promedio) que el grupo no tratado (39+1 sem promedio). Lo mismo sucedió con los pesos de recién nacido donde el grupo tratado obtuvieron RN de 3501 g v/s 3344 g en el grupo no tratado, es decir alrededor de 180 g de diferencia. Por otra parte el grupo tratado tuvo un mayor número de controles prenatales (promedio 9,4) que el grupo control (promedio 7,9). Estos resultados fueron estadísticamente significativos. Todas las pacientes incluyendo ambos grupos tenían moderada a severa periodontitis marginal sin diferencias significativas. Luego del tratamiento periodontal todos los parámetros mostraron una mejoría significativa en los seguimientos finales comparado con el grupo control que por el contrario los parámetros tendieron a deteriorarse.

Hubo 22 prematuros bajo peso en los 351 nacidos vivos (6,26%). De estos 14 fueron prematuros y 8 tuvieron bajo peso. Los prematuros bajo peso tratados tuvieron una mayor EG (34,4 ± 2 sem. v/s 33,6 ± 4) y un mayor promedio de peso (2353 ± 112 v/s 2156 ± 562) que el grupo control. Cinco de los prematuros del grupo control y 2 del grupo tratado tuvieron RPM. De las 2 madres tratadas que tuvieron prematuros, 1 se complicó con pielonefritis aguda las 31 semanas y el otro presentó desde las 28 semanas vaginosis recurrente con abandono de tratamiento. Nueve de los prematuros bajo peso del grupo control se complicó con DPPNI, traumatismo, ITU, vaginosis, enf. venéreas, corioamnionitis clínica, defectos genéticos, todos los cuales recibieron tocolisis y AINE.

Los factores de riesgo asociados a prematuros bajo peso en orden decreciente de riesgo relativo corregido fueron: Enfermedad periodontal (RR 4,7), parto prematuro previo (RR 3,98), menos de 6 controles (RR 3,7) y baja ganancia de peso materno (RR 3,4). Estos factores de riesgo al sumarse en una paciente aumentan la probabilidad de presentar un parto prematuro.

Conclusiones

1. La enfermedad periodontal es un factor de riesgo independiente de prematurez y bajo peso.

2. Otros factores de riesgo asociados significativamente fueron la historia de parto prematuro, < 6 controles prenatales y baja ganancia de peso materno.

3. La terapia periodontal reduce significativamente la incidencia de parto prematuro y bajo peso en mujeres con enfermedad periodontal.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons