SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.70 número1EDITORIALEVALUACIÓN GRÁFICA DEL PARTOGRAMA EN PRIMIGESTAS CON MANEJO MÉDICO DEL TRABAJO DE PARTO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de obstetricia y ginecología

versión On-line ISSN 0717-7526

Rev. chil. obstet. ginecol. v.70 n.1 Santiago  2005

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262005000100002 

 

REV CHIL OBSTET GINECOL 2005; 70(1): 3-7

TRABAJOS ORIGINALES

 

FRECUENCIA DE TRICOMONAS VAGINALIS DETECTADAS MEDIANTE PAPANICOLAOU EN CUATRO SERVICIOS DE SALUD, 1997-2002

 

Claudia Otárola U.a, Jorge Briceño F.a, María Inés Bahamondes M.1, Rosa Muñoz M.b, Myriam Lorca H.1

1Unidad de Parasitología, Facultad de Medicina, Universidad de Chile. Chile.
aAlumnos de Medicina, Departamento de Citopatología, Facultad de Medicina, Universidad de Chile. Chile.
bCitotecnóloga, Departamento de Citopatología, Facultad de Medicina, Universidad de Chile. Chile.


RESUMEN

La tricomonosis es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en el mundo. El Papanicolaou (PAP) no constituye el examen de elección para su diagnóstico, sin embargo, es frecuente el hallazgo del parásito en muestras obtenidas de población en control ginecológico. Para establecer la frecuencia de Tricomonas vaginalis en los PAP procedentes de los Servicios de Salud de Atacama, Metropolitano Norte, Oriente y Bío-Bío se realizó un análisis retrospectivo de 504.638 muestras entre los años 1997 y 2002.

Los resultados demostraron la presencia del parásito en 20.270 muestras, (4,0%). En los 5 años estudiados se observó una tendencia a la disminución de la frecuencia de T. vaginalis de 4,96% a 3,31% en todos los Servicios de Salud. El grupo etario de 30-39 años fue el más afectado. Se discute la utilidad del PAP como método diagnóstico, los factores que pudieran incidir en la tendencia observada y las diferencias encontradas entre los servicios. Se concluye que la frecuencia de T. vaginalis disminuyó en los Servicios de Salud estudiados, y que la técnica de Papanicolaou permitió identificar a T. vaginalis, como también efectuar estudios de prevalencia y tratar los casos pesquisados.

PALABRAS CLAVE: Tricomonas vaginalis, Papanicolaou, prevalencia


SUMMARY

Trichomoniasis is one of the most frequent sexually transmitted disease in the world. Papanicolau (PAP) stain is not the test of choice for diagnosing the infection, however it is a common finding during gynecological examination of vaginal samples. A study to determine the report frequency of T. vaginalis in 504,638 PAP samples was conducted. The study included samples collected from 1997 to 2002 at the Health Services of Atacama province, North Metropolitan and West Metropolitan area, and Bio-Bio province. The results showed that the parasite was present in 20,270 samples (4.0%). It was observed that the frequency shows a numerical reduction from 4.96% to 3.31% during the 5 years in all Health Services. The most frequent age ranged from 30 to 39 years old in the sampled women. The usefulness of PAP as diagnostic method, the factors affecting the observed tendency, and differences between health services is discussed. It was concluded that a reduced frequency of T. vaginalis has been observed in all Health Services included in the study, and the technique of Papanicolaou allows to identify T. vaginalis and carry out prevalence studies and also to make treatment in the searched cases.

KEY WORDS: Trichomonas vaginalis, Papanicolaou, frequency


 

INTRODUCCIÓN

La tricomonosis es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en el mundo, se distribuye ampliamente sin presentar variaciones climáticas ni estacionales, y se ha asociado a bajos niveles socioeconómicos. Datos recientes revelan que la incidencia anual de infecciones es de aproximadamente 170 millones de nuevos casos en todo el mundo, afectando principalmente a la población de 20 a 50 años de edad, en especial a mujeres con múltiples parejas sexuales (1, 2). En Estados Unidos de Norteamérica, más de 8 millones de casos se reportan anualmente, con una tasa estimada de casos asintomáticos cercana a 50% (3).

En Chile, los estudios de prevalencia señalan 12% en mujeres aparentemente sanas (4) y 31,4% en mujeres controladas en policlínicos de enfermedades venéreas (1).

La clínica por sí sola es inespecífica, por lo que es necesario utilizar técnicas adicionales de diagnóstico para su detección, entre las que se encuentran el cultivo, la observación directa al microscopio, anticuerpos monoclonales y PCR. De estos, y a pesar del desarrollo de nuevas técnicas, el cultivo sigue siendo el método de referencia, fácil de interpretar, de alto rendimiento, pero no realizado de rutina por mayor demora (2 a 77 días) y costo (3, 5, 6). Sin embargo, la observación directa del protozoo móvil en fluido vaginal, es la técnica más utilizada pese a su limitada sensibilidad (30 a 80%) (3, 7).

El Papanicoloau (PAP) es un examen realizado como tamizaje de cáncer cervicouterino. En el se informa una frecuencia de observación de tricomonas que varía entre 1,4 y 15% dependiendo de la población estudiada (8-10). El rendimiento de esta técnica es bajo, con una sensibilidad de 35 a 85%, y una especificidad de 78 a 100% (8-11). Sin embargo, debido a su uso masivo permite realizar el diagnóstico de trichomonosis en un elevado número de mujeres, obteniéndose así información acerca de la epidemiología de esta infección. En Chile la cobertura de este examen alcanza cifras relativamente homogéneas a lo largo del país, con un promedio de 68,2% de la población femenina entre 25 y 64 años en 2000 (12).

El objetivo de este estudio fue establecer la frecuencia y tendencia de T. vaginalis detectadas en los frotis de Papanicolaou, provenientes de cuatro servicios de salud chilenos entre 1997 y 2002.

MATERIAL Y MÉTODOS

El estudio se efectuó en la totalidad de los Papanicolau (PAP) practicados a mujeres procedentes de las regiones de Atacama, Metropolitana Norte, Metropolitana Oriente y Bío-Bío, entre 1997 y 2002. Las muestras son referidas al Centro de Oncología Preventiva, institución que depende la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y que es uno de los laboratorios de referencia nacional para el programa de pesquisa y control del cáncer cérvico-uterino.

Luego de recibidas las muestras y realizada la tinción de Papanicolaou (13), se distribuyen al azar entre los tecnólogos médicos para su observación y paralelamente se ingresa la información a una base de datos (Cito Expert). La información incluye: identificación de la paciente, datos sobre el PAP actual, antecedentes de PAP anteriores, descripción del cérvix al momento de tomar el examen y uso de contraceptivos. Asimismo incluye información obtenida luego de la observación de la muestra, tales como diagnóstico principal, otros diagnósticos asociados y la conducta a seguir (14).

Desde esta base se obtuvieron los resultados del total de PAP realizados en cada una de las regiones entre los años 1997 y 2002. Se consignaron también la totalidad de las muestras en que se observó la presencia de T. vaginalis como diagnóstico asociado durante el mismo período de tiempo. Posteriormente se procedió a clasificar los datos según año, procedencia y edad de las pacientes.

RESULTADOS

El total de PAP analizados entre 1997 y 2002 en el conjunto de los servicios estudiados fue de 504.638 muestras, con un promedio anual de 84.106 ± 9.346. Es posible establecer un incremento en la cobertura de este examen durante el período estudiado de 26,2%, tendencia observable en todos los servicios estudiados. En la Tabla I se muestra la cantidad de exámenes realizados en cada uno de los servicios de Salud; el Servicio de Salud Metropolitano Oriente es el que deriva el mayor número de exámenes y el Servicio de Salud de Atacama el menor número de muestras, debido principalmente a la diferencia de poblaciones que cubren estos servicios.


Del total de casos analizados se observó T. vaginalis en 20.270 muestras (4,0% del total de PAP realizados). Es posible observar una disminución global de la infección durante el período estudiado, estableciéndose una frecuencia global de 4,96% en 1997 y de 3,31% en 2002 (Tabla II, Figura 1).


La Figura 2 muestra la distribución por edad de las pacientes en las muestras con T. vaginalis, según servicio de salud. El 6,4% de los casos es menor de 29 años, 33,9% entre 30 y 39 años, 31,1% entre 40 y 49 años, y 21,5% es mayor de 50 años. Existe un comportamiento similar entre los cuatro servicios estudiados.



Figura 2. Distribución etárea de los 20.270 casos positivos para T. vaginalis detectados por Servicios de Salud, 1997-2002.

DISCUSIÓN

El PAP es una técnica citológica utilizada ampliamente en nuestro país para la pesquisa de cáncer cérvico-uterino, en las muestras obtenidas para este efecto es posible observar también la presencia de microorganismos patógenos, entre los que se encuentran Trichomonas vaginalis, Candida sp, Gardenella vaginalis y Actinomyces. De tal forma que la identificación de estos gérmenes constituye un hallazgo y depende directamente de la capacidad del observador.

La presencia de T. vaginalis en 4% de las muestras, se ubica dentro del rango de frecuencias encontradas por otras publicaciones extranjeras actuales en que se utiliza metodología similar (8-10); en este caso es en el Servicio de Salud de Atacama donde proporcionalmente se encuentran una mayor frecuencia de hallazgos, y es al mismo tiempo donde existe una menor concentración de población.

Mercado y Basaldua, señalaban que la prevalencia de tricomonas establecida por PAP en el Servicio de Salud Metropolitano Occidente en el año 1983 era de 11,4% (15), frecuencia mayor a la observada en nuestro estudio. Además, al analizar la dispersión de los datos (Figura 1) se aprecia en todos los Servicios una tendencia a la disminución de los casos detectados, la cual se ratifica por el 46,6% de variación, observado en el Servicio de Salud de Atacama y el 27,97% en el Servicio de Salud Bío-Bío. Esta tendencia a la disminución de los casos de Trichomonas vaginalis concuerda con la literatura internacional (15-17), y se explicaría principalmente debido al amplio uso de metronidazol en los distintos tratamientos médicos y a una mejoría en las condiciones de higiene y probablemente a los hábitos sanitarios, debido a otras campañas sanitarias. Debido a la metodología de análisis y la alta calificación de los profesionales y del Centro (centro de referencia internacional de la OPS) consideramos que esta tendencia es real y no producto de menor pesquisa.



Figura 1. Frecuencia de Trichomonas vaginalis en PAP por Servicio de Salud, 1997-2002.

Al intentar comparar esta tendencia con la de otras ITS, observamos que los datos existentes en nuestro país muestran una mantención o un leve aumento de la incidencia de sífilis, gonorrea y VIH (enfermedades de notificación obligatoria) (18), pero en ningún caso semejante a lo observado con tricomoniasis. Sin embargo, cabe mencionar que las poblaciones evaluadas difieren considerablemente ya que este estudio analizó solo población femenina, aparentemente sana y asintomática.

La distribución etárea de las mujeres afectadas es similar entre los servicios observados y semejantes a la esperada como ITS. Sin embargo, el pico de mayor frecuencia se observó entre los 30 y 39 años de edad, lo que concuerda con lo indicado en la literatura internacional, pero sería más tardío en comparación a otras ITS como gonorrea que presentan un promedio entre 21 y 24 años (16).

CONCLUSIÓN

La técnica de Papanicolaou permite identificar indirecta y confiablemente a T. vaginalis, permitiendo efectuar estudios de prevalencia y también para realizar tratamiento en los casos pesquisados.

BIBLIOGRAFÍA

1. Sagua H, Chiang V, Varela H. Tricomonosis en adolescentes embarazadas de Antofagasta, Chile. Parasitol Día 1999; 23(1-2): 9-14.         [ Links ]

2. Gerbase AC, Rowley JT, Mertens TE. Global epidemiology of sexually transmitted diseases. Lancet 1998; 351: 2-4.         [ Links ]

3. Petrin D, Delgaty K, Renuka B. Clinical and Microbiological Aspects of Tricomonas vaginalis. Clin Microbiol Rev 1998;11(2): 300-17.         [ Links ]

4. Prado R, Ogueta A, Ojeda B. Frecuencia de infección por Tricomonas vaginalis en mujeres chilenas aparentemente sanas. Bol Chil Parasitol 1976; 31: 43-44.         [ Links ]

5. Lawing L, Spencer H, Schwebke J. Detection of trichomonosis in vaginal and urine specimens for women by culture and PCR. J Clin Microbiol 2000; 38(10): 3585-8.         [ Links ]

6. Swygard H, Seña A, Hobbs M. Trichomonosis: clinical manifestations, diagnosis and management. Sex Transm Infect 2004; 80: 91-95.         [ Links ]

7. Weinberger M, Harger J. Accurancy of the Papanicolau smear in the diagnosis of asymptomatic infection with Trichomonas vaginalis. Obstet Gynecol 1993; 82(3): 425-9.         [ Links ]

8. Lecke S, Tasca T, Souto A. Perspective of a new diagnostic for human trichomonosis. Mem Inst Osvaldo Cruz 2003; 98(2): 273-6.         [ Links ]

9. Burja IT, Shurbaji MS. Clinical impact of identifying Trichomonas vaginalis on cervicovaginal (Papanicolaou) smears. Diagn Cytopathol 2001; 24(3): 195-9.         [ Links ]

10. Lara-Torre E, Pinkerton J. Accuracy of detection of Trichomonas vaginalis organisms on a liquid-based Papanicolaou Smear. Am J Obstet Gynecol 2003; 188(2): 354-6.         [ Links ]

11. Wiese W, Patel S, Ohl C. A meta-analysis of the Papanicolau smear and wet mount for the diagnosis of vaginal trichomoniasis. Am J Med 2000; 108(4): 301-8.         [ Links ]

12. Mideplan, Gobierno de Chile. Situación de salud, Chile 2002. Documento N°5. Hallado en: www.mideplan.cl/sitio/Sitio/estudios/documentos /salud2000.pdf         [ Links ]

13. Salas I, Prado R, Muñoz R. Manual de Procedimientos del Laboratorio de Citología. Organización Panamericana de la Salud. División de Prevención y Control de Enfermedades. Programa de Enfermedades no Transmisibles, 2002. Cito Expert Software 2000. Laboratorio de Referencia de Chile.         [ Links ]

14. Mercado R, Basaldua J. Frecuencia de infección por Tricomonas vaginalis en mujeres aparentemente sanas del área Occidente de Santiago. Bol Hosp San Juan de Dios 1985; 32(2): 85-8.         [ Links ]

15. Dragsted DM, Farholt S, Lind I. Occurrence of trichomoniasis in women in Denmark, 1967-1997. Sex Transm Dis 2001; 28(6): 326-9.         [ Links ]

16. Adad SJ, Vaz de Lima R, Elias Z, Gobo M. Frecuency of Tricomonas vaginalis, Candida sp, and Gardnerella vaginalis in cervical-vaginal smears in four different decades. Sao Paulo Med J/Rev Paul Med 2001; 119(6): 200-5.         [ Links ]

17. Bowden FJ. Was the Papanicolaou smear responsible for the decline of Trichomonas vaginalis? Sex Transm Infect 2003; 79(3):263. Setter.         [ Links ]

18. Gobierno de Chile, Ministerio de Salud. Boletín Nº 4 de Enfermedades de Transmisión Sexual, Diciembre 2001.         [ Links ]