SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.57 número3-4Seroprevalencia de Babesia equi en tres diferentes sistemas de crianza de equinos: Rio de Janeiro - BrasilPrevalência e intensidade de infecção de cestóides Trypanorhyncha de elasmobrânquios nos estados do Paraná e Santa Catarina, Brasil índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Parasitología latinoamericana

versión On-line ISSN 0717-7712

Parasitol. latinoam. v.57 n.3-4 Santiago jul. 2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-77122002000300011 

Parasitol Latinoam 57: 146 - 148, 2002

ARTÍCULO ORIGINAL

Infección por coccidios en carnívoros silvestres de
cautiverio de Argentina

FÉLIX A. MARTÍNEZ*, JUAN CARLOS TROIANO*, LEONOR GAUNA AÑASCO**,
ROBERTO REARTE*** y DOMINGO JARA*

COCCIDIAN INFECTION IN CAPTIVE WILD CARNIVORES FROM ARGENTINA

With the objective to determine the infection frequency by coccidia protozoa, 159 fecal samples from captive wiid camivores were analyzed. A 10.7% of the animal analyzed were positive to the infection. Whereas the family Procyonidae has a high percentage of positivity (35%), Canidae have lower infection ratio (23-33%) and Felidae only 0.3%). Family Musteldiae show negative findings.

Key words: Coccidian, wild camivores, Protozoan, Survey, Argentina.

INTRODUCCIÓN

Los protozoarios pertenecientes al orden Eucoccida muestran una amplia distribución, y afectan a vertebrados e invertebrados, localizándose generalmente a nivel del tubo digestivo y sus glándulas asociadas. Se divide en dos grandes subórdenes, Eimeriina y Adeleina.

Los coccidios pertenecientes al suborden Eimeriina son fundamentalmente parásitos intracelulares del epitelio intestinal, aunque algunos se hallan en las células del hígado y del riñón. En su ciclo biológico se establece una reproducción sexual por gametogonia y asexual por esquizogonia y esporogonia. El estadio infectante es el ooquiste u oocisto eliminado con la materia fecal, de paredes gruesas, conformadas por dos membranas claras, transparentes y cuatro esporocistos con dos esporozoitos cada uno. El ciclo biológico comienza con la ingestión de los ooquistes maduros liberándose los esporozoitos dentro del intestino delgado, donde se vuelven activos, introduciéndose en las células epiteliales de las vellosidades; muchos son fágocitados por los macrófagos de la sangre y transportados a las glándulas de Lieberkuhn. Abandonan los macró-fagos, algunos se transforman en trofozoitos y otros han pasado ya a la primera esquizogonia, para producir la primera generación de merozoitos. Estos penetran mas profundamente, llegando hasta la submucosa e inician la segunda esquizogonia. Los merozoitos resultantes son mucho más grandes, penetran en nuevas células dando lugar a la tercera esquizogonia, aunque en su mayoría comienza la fase sexual del ciclo transformándose en gametocitos. Los micro-gametocitos producen por división nuclear numerosos microgametos que se dispersan y cada macrogametocito se transforma en un macrogameto grande que permanece en la célula hospedadora. Tras la fertilización se forma en el interior de la célula el ooquiste inmóvil que se libera. La espo-rogonia tiene lugar fuera del hospedador, allí el citoplasma se divide por esporulación, formando los esporoblastos y luego los esporozoitos.1

La familia consta de más de 25 géneros, pero los más importantes son Eimeria que posee ooquistes conteniendo 4 esporoquistes cada uno de ellos con dos esporozoitos e Isospora conteniendo 2 esporoquistes y cada uno de ellos con cuatro esporozoitos. Ambos géneros pro-vocan graves enfermedades en diferentes animales y en algunos casos llevan a la muerte de los afectados cuando se produce la llamada infección clínica, con presentación aguda o subaguda o bien puede ser subclínica, que se desarrolla sin síntomas, pero produce grandes perdidas por falta de producción, animales con problemas sanitarios y menor resistencia a las enfermedades.

El propósito del presente trabajo es dar a conocer la frecuencia de infección por coccidios en carnívoros silvestres en cautiverio en diferentes zoológicos de Argentina.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se procedió a la recolección manual de muestras de materia fecal de animales alojados en dos zoológicos del Nordeste argentino (Corrientes y Roque Saenz Peña, en la provincia de Chaco). Cada muestra se acondicionó en recipientes plásticos, rotulados en heladera a 4°C hasta su procesamiento. Para establecer la presencia de ooquistes se realizó su estudio por medio de los métodos cualitativos de Willis y de Bembrook (glucosada) y luego maduración por medio de bicromato de potasio al 2% por 72 horas para determinar el género predominante. Las muestras se observaron en microscopio óptico, con objetivos secos de 40X micrométricos y oculares de 10 X.

Se examinaron muestras de deposiciones de 159 animales pertenecientes a los siguientes géneros y especies; Familia Canidae: Chry-socyon brachiurus (aguará guazú o lobo de crin), Dusocyon thous (zorro de monte) y Dusicyon gymmocerus (zorro gris común o aguarachai). Familia Felidae: Felis geofroyii (gato montes), Felis yagoaroundi (gato moro o eirá), Felis pardalis (ocelote), Felis concolor (puma) y Panthera onca (jaguar o jaguareté). Familia Mustelidae: Lutra platensis (lobito de río) y Galictis cufa (hurón menor) y Familia Procyonidae: Procyon cancrivorus (aguará popé ) Nasua nasua (coatí).

RESULTADOS

De los 159 animales examinados se encon-traron 17 (10,7%) que presentaron infección por ooquistes de Eimeria e Isospora, mientras que 142 (89,3%) fueron negativos. Analizando las familias mas afectadas los mustélidos muestran un alto porcentaje de infección. En efecto 7 (35%) de 20 ejemplares examinados fueron positivos. En tanto, cánidos, como Ch. bra-chiurus 3 (33%) y D. thous 4 (23,5%) fueron positivos. Los porcentajes de infección en felinos fueron muy bajos, sólo 2 (3,3%) de 60 animales testados y en la familia Procyonidae fueron negativos todos los animales exami-nados (Tablas 1, 2 y 3).



 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES

Varias son las especies de coccidias hallados en mamíferos silvestres dentro de las que se citan para Argentina y otros países de América: Eimeria hydrochaeris y E. capybara en Hidrochaeris hydrochaerus2, Eimeria travasssoi en Chaeto-practus villosus3 e Isospora bougthoni y Sarcocystis sp. en Didephis albiventris4,5.

Dentro de carnívoros se han identificado más de 200, y dentro de ellas6 se menciona 39 especies de Eimeria y 18 de Sarcocystis.

La infección en la familia Canidae muestra un alto porcentaje en D. thous y Ch. bachiurus. Esto se condice con los hallazgos en zorros europeos descriptos en España, donde se menciona a Eimeria vulpis y E. mesnili como agentes causales de coccidiosis en zorros europeos silvestres7,8, también coincidentes con similares hallazgos en muéstreos parasitológicos de zoológicos africanos y europeos9.

Sorprendentemente el nivel de infección en felinos es bajo, a pesar de los informes en contrario de la bibliografía que indica infec-ciones por Isospora felis e I. viverrina en diferentes felinos silvestre de Europa9 ,10. Sólo fueron encontrados dos ejemplares dentro de los 60 examinados. Si bien esto no es un indicador de que los felinos sean resistentes a la infección, puede darse dos posibilidades para explicar este hecho. Una de ellas es que la mayoría de los animales permanece en alo-jamientos con piso de concreto, limpiado diariamente, lo cual disminuiría la carga de coccidios, o que podría tratarse de infecciones menores o bien un grado de comensalismo con escasa presencia de ooquistes en materia fecal.

También sorprende la infección negativa en procyonidos, ya que existen reportes de infección por I. viverrae, I. viverrina, E. mephitidis, E. mustelae, E. vison , E. ictidea, y E. furonis1,11 en diferentes carnívoros de Europa.

Es importante recalcar un hecho puntualizado por la mayoría de los autores cual es la necesidad de efectuar un adecuado diagnostico diferencial de los ooquistes hallados en materia fecal.

REFERENCIAS

1.- LAPAGE G. Coccidios. In Lapage, G. Ed. Parasitología Veterinaria.C.E.C.S.A. México. 3ra Edición. 1986. pp 607-49.         [ Links ]

2.- CARINI A. Sur deux nouvelles Eimeria du Hydrochaeris capybara. Ann Parasitol Hum Comp 1937; 14: 406-9.         [ Links ]

3.- SAMPIETRO J C. Coccidiosis en Armadillos (Dasypus sp.) Comunicación previa. Gac Vet 1978; 40: 560-2.         [ Links ]

4.- ERNST J V, COOPER C J. Isospora boughtoni Volk, 1938 and Isospora sp. from an opossum Didelphis marsupialis. Bull Wild Dis Assoc 1969; 5: 406-9.         [ Links ]

5.- MARTÍNEZ F A. Sarcocytis sp. (Soporozoa: Eucoccidia) en Didelphis albivetris. Vet Arg 1990; 7: 389-92.         [ Links ]

6.- ROKEN B O. Parasitic diseases of carnivores. In Fowler, M. Ed. Zoo and Wild Animal Medicine Current Therapy 3.W B Saunders Co Philadelphia 1993; pp 399-403.         [ Links ]

7.- ANDREWS J. New species of Coccidia from skunks and praire dogs. J Parasitol 1928; 14: 193-4.         [ Links ]

8.- NAVARRETE I, HABELLA M, REINA D et al. Parasites of the feral camivores in Caceres province, Spain. Ektr Zootiere 1990; 32: 229-31.         [ Links ]

9.- HASSINGER M A, EL-ASSALYI T M, SELIM M K. Comparative studies on coprologic results of camivore animáis in zological gardens of Giza, Egypt and Munich, Germany. Assiut. Vet Med 1992; 26: 102-9.         [ Links ]

10.- FOWLER M. Felidae. in Fowler, M. Ed. Zoo and Wild Animal Medicine. Current Therapy 3. WB Saunders Co Philadelphia 1993; pp 831-42.         [ Links ]

11.- AGRAWAI R D, CHAUHAM P P. On a new coccidian Isospora viverrina from físhing caí (Felis viverrina) Indian J An Sciences 1993; 63: 628-9.         [ Links ]


* Cátedra de Zoología y Recurso Fáunicos, Facultad de Ciencias Veterinarias (UNNE) Sargento Cabral 2805 (3400) Corrientes, Argentina.

** Cátedra de Histología y Embriología, Facultad de Ciencias Veterinarias (UBA) Av. Chorroarín 280 (1427) Buenos Aires, Argentina.

*** Jardín Zoológico Municipal de Presidencia Roque Saenz Peña. Presidencia Roque Saenz Peña. Chaco. Argentina.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons