SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.38 número3Declaración de Margarita índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de neuro-psiquiatría

versión On-line ISSN 0717-9227

Rev. chil. neuro-psiquiatr. v.38 n.3 Santiago jul. 2000

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272000000300010 

 

Comentario de Libros y Revistas

Plan Nacional de Salud Mental y Psiquiatría

Autor: Unidad de Salud Mental, Ministerio de Salud

Documento técnico MINSAL, Santiago de Chile, 2000; 230 pgs.

El Plan Nacional de Salud Mental y Psiquiatría del año 2000 ha sido presentado recientemente a la comunidad psiquiátrica nacional, proponiendo una ruta para las tareas públicas y privadas de los próximos años.

Sus primeros capítulos se abocan a las formas de actuar ante los problemas de Salud Mental, planteando los valores y principios en que se deben encauzar las acciones y actividades, en especial en los temas prioritarios más urgentes.

En el capítulo cuatro se describe la organización a la que deben tender los Servicios de la red de Salud Mental y Psiquiatría, incluyendo en el siguiente capítulo un impulso importante al desarrollo de las agrupaciones de usuarios y familiares. Particular importancia tienen los capítulos destinados al tema de la regulación y del financiamiento, que buscan cumplir la tarea normativa y el aumento de los recursos destinados a psiquiatría y salud mental y su control para una mayor eficacia.

Los demás capítulos incorporan diversas ponencias relativas a eventos y actividades que se han o se están desarrollando actualmente con el patrocinio e interés de la Unidad de Salud Mental del Minsal.

En síntesis, el Plan Nacional de Salud Mental y Psiquiatría basado en las políticas gubernamentales enunciadas en 1993, retoma el sentido práctico de ellas, haciendo énfasis en un plan que orienta las acciones en el campo público y privado.

Cabe destacar el esfuerzo integrador de este Plan, al originarse del pensamiento colectivo de personas de diversa índole que se relacionan con el tema de Salud Mental como profesionales, familiares, autoridades del sector público y privado, y personal de distintos organismos de la red de Salud Mental del país, cuyos pensamientos y reflexiones sirvieron para dar sustento a este plan.

El Plan de Salud Mental y Psiquiatría parece tener importancia por ser una expresión concreta de las políticas públicas de salud. Lo anterior, se justifica por la prioridad que le ha dado el Ministerio del ramo a la Salud Mental en la población chilena.

Cabe destacar la sensibilidad y el consenso que existen en la sociedad nacional respecto a los problemas de Salud Mental. Esta característica es bien aprovechada en la normativa, donde se utiliza la estrategia de integrar las normas, orientaciones técnicas y administrativas para así proveer de un estándar adecuado a los actores del cambio.

Juan Maas

PRETERITO IMPERFECTO

Autor: Carlos Castilla del Pino

Tusquets Editores, Barcelona, 1997, 543 páginas.

Carlos Castilla del Pino es una figura muy conocida de la psiquiatría española, y su obra ha ejercido una importante influencia en diversos sectores de la especialidad. El libro que reseñamos no es, sin embargo, otra de sus obras psiquiátricas, sino la primera entrega de su autobiografía.

Se trata de un libro extenso, pese a lo cual se deja leer con facilidad. No en vano se hizo merecedor del "Premio Comillas" por sus méritos literarios. Esto no debiera extrañar si se tiene en cuenta que Castilla del Pino es autor de una dilatada obra, en la que destacan sus ensayos sobre diversos temas psiquiátricos y sus libros de ficción.

Los avatares biográficos del autor permiten entender el desarrollo de sus posiciones ideológicas y de sus valores. Sus experiencias como estudiante del lúgubre colegio salesiano de Ronda, durante los cuatro años previos a la guerra civil, parecen decisivos para marcar su alejamiento de la religión y su progresivo anticlericalismo. Sus abundantes lecturas bajo la guía del sabio Don Federico anticipan su vocación de intelectual. La creación de su propio laboratorio es también un anticipo de su interés en la investigación. Asimismo, su postura ideológica parece fuertemente determinada por las experiencias de la guerra civil. El modo en que ésta afectó a su familia y a todo su entorno es relatado en algunos de los pasajes más dramáticos del libro. Los Castilla pertenecían a una familia conservadora y de ideas monárquicas. El advenimiento de la república significó una fuerte polarización de la sociedad española, que se reflejó también en el pequeño pueblo andaluz de San Roque, donde vivía el autor. El pueblo fue ocupado primero por los milicianos republicanos ("los rojos"), que asesinan a cuatro miembros de su familia, y luego por el ejército alzado en armas contra el gobierno ("los nacionales"), el que procede a un sangriento e implacable exterminio de todo sospechoso de adherir a la república. La familia de los Castilla se traslada a Gibraltar buscando refugio después de la tragedia.

Luego de terminar como puede sus estudios en la zona ocupada por los nacionales, Castilla viaja a Madrid a estudiar medicina. El panorama que ofrece la capital al término de la guerra es desolador. Es una época de grandes privaciones materiales. Las grandes figuras de la intelectualidad española admiradas por el autor ­Ortega, Marañón, Baroja­, se encuentran en el exilio. Las cátedras son ocupadas por oscuros e ineptos personajes, cuyo único mérito es su adhesión incondicional al nuevo régimen liderado por Franco, y de cuyas características el autor nos entrega una irónica y a ratos cruel descripción.

Para nosotros resulta de especial interés el retrato que nos entrega de las figuras de la psiquiatría española de la época. Castilla se forma con Juan José López-Ibor, padre del actual presidente de la Asociación Mundial de Psiquiatría. Siendo sin lugar a dudas el académico más meritorio en las oposiciones para ocupar la cátedra de psiquiatría de Madrid, López-Ibor es desplazado por Vallejo Nágera, coronel del ejército y cercano de la familia Franco. En todos los ámbitos, las razones políticas pesan más que los méritos y proliferan las actitudes acomodaticias y serviles.

Crudo resulta el relato de las virtudes y mezquindades, las segundas más abundantes que las primeras, de personajes como Sarró, López Ibor, Laín Entralgo y otras conocidas figuras de la psiquiatría y de la medicina españolas de esa época. Sin duda se trataba de tiempos difíciles, lo que contribuye a explicar, ya que no a justificar, algunas de sus conductas. Como toda su generación, Castilla quedó marcado de modo indeleble por esa gran tragedia del pueblo español, la guerra civil, antesala de otra mayor y que cambió para siempre el destino de los europeos: la segunda guerra mundial.

El libro de Castilla tiene el mérito de ser un verdadero mosaico de la España de esa época, en especial de la medicina y de la psiquiatría. Asimismo, es una galería de personajes, cuyas obras nos eran conocidas, pero que aquí se nos muestran en sus verdaderas dimensiones humanas.

HERNÁN SILVA

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons