SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 número1Novedades en la Revista Chilena de Neuro-PsiquiatríaPsiquiatría, Neurología y Neurocirugía en el cambio de siglo: Presentación índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de neuro-psiquiatría

versión On-line ISSN 0717-9227

Rev. chil. neuro-psiquiatr. v.39 n.1 Santiago ene. 2001

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272001000100002 

 

Rev Chil Neuro-Psiquiat 2001; 39(1): 7-8

EDITORIAL

 

Presente y futuro de nuestra sociedad

Present and Future of our Society


 

La Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía se apronta a celebrar sus 70 años de existencia. Actualmente cobija a más de trescientos asociados y muchos otros preparan su ingreso. El público general y nuestros colegas no afiliados están acostumbrados a identificarnos por los congresos anuales y por nuestras revistas, pero muy pocos conocen la diversidad y el caudal de trabajo que la Sociedad realiza. Porque si bien se trata de una sociedad científica, en los últimos años ha ido asumiendo cada vez más responsabilidades, nacionales e internacionales.

En el ámbito local, nuestra Sociedad realiza regularmente actividades científicas, gremiales y educativas, intentando favorecer el desarrollo y la difusión de las especialidades médicas que congrega. La organización de 55 Congresos Anuales y la publicación ininterrumpida durante 52 años de nuestro órgano oficial, la Revista Chilena de Neuro-Psiquiatría, constituyen sólidos ejemplos de ello. Asimismo, la sociedad presta colaboración y servicios a otras instituciones relacionadas, como son el Colegio Médico, la Sociedad Médica, otras sociedades de especialistas, Facultades de Medicina, Universidades, Ministerio de Salud, Comisiones Parlamentarias, etc. En esta colaboración generalmente se nos solicita una participación activa, eficiente e informada. A su vez, la Sociedad realiza numerosas actividades educativas y de actualización, las que no sólo se limitan a los temas de mayor demanda y a las regiones de mayor densidad poblacional, sino que intentan abarcar tópicos menos populares pero igualmente relevantes para el adecuado ejercicio de nuestras profesiones, realizándolas frecuentemente en regiones.

En los últimos años se han aunado esfuerzos para iniciar estrategias que permitan a nuestra comunidad de especialistas acceder a un programa de educación continua, mediante cursos, seminarios, congresos y publicaciones. La línea editorial de libros ha beneficiado al ambiente científico y médico nacional con la publicación de más de 12 libros especializados, tan sólo en la última década, todos de amplia distribución y demanda.

En el ámbito internacional la Sociedad ha desarrollado un programa de activa y progresiva inserción en el medio latinoamericano y mundial de nuestras especialidades, permitiendo alcanzar un importante nivel de relacionamiento e intercambio con las principales fuentes de acción y conocimiento internacional. Ejemplo de esto lo constituye la pionera organización en Chile de un Simposio Regional de la Asociación Mundial de Psiquiatría, la realización de diferentes eventos internacionales relacionados con temas como Movimientos Anormales, Psiquiatría Biológica, Psicopatología, etcétera, y su reciente nominación como organizador oficial del próximo Congreso Panamericano de Neurología en el año 2003. A su vez, nuestra Sociedad representa oficialmente a la psiquiatría, neurología y neurocirugía nacional en los más relevantes foros de especialistas latinoamericanos o mundiales. Esta representación puede parecer a primera vista prescindible, pero no lo es. La globalización no sólo se ha extendido a los aspectos técnicos de nuestro trabajo, sino que abarca con creciente profundidad los aspectos gremiales y éticos ligados a nuestras profesiones. Así, por ejemplo, podemos observar que los principales criterios de clasificación diagnóstica que utilizamos actualmente, como también las reglamentaciones éticas que rigen nuestro trabajo, provienen directamente de las instituciones internacionales formadas por las distintas sociedades nacionales.

Cabe mencionar la responsabilidad ética que nuestra Sociedad comparte. El vertiginoso avance de la medicina conlleva un serio riesgo de desactualización o incluso de relajación ética en el ejercicio de nuestras especialidades. La carencia de un marco legal regulatorio, que defina claramente las especialidades médicas y sus responsabilidades, facilita aún más este proceso. Varios autores sostienen que esta falta de control podría haber conducido progresivamente a un deterioro de la calidad de nuestros servicios y del estado de actualización del conocimiento individual. Las cifras que obtenemos de los EE.UU., donde continuamente se están controlando los niveles de calidad profesional, son alarmantes, reportando una elevada tasa de mortalidad por concepto de error médico, superando incluso a los accidentes de carretera, cáncer de mama o SIDA. Si bien no contamos con cifras nacionales, es posible suponer que nuestro país no está demasiado distante de este problema. Por ello, una importante fracción del trabajo de nuestra Sociedad se vincula directa o indirectamente con la responsabilidad ineludible de actualizar y optimizar el ejercicio profesional de nuestras especialidades, intentando tener siempre en consideración las necesidades, derechos e intereses de nuestra población.

La Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía es una entidad sin fines de lucro que ha facilitado, estimulado y favorecido históricamente el encuentro de los especialistas nacionales. Fruto de estos encuentros ha sido, entre otros, el surgimiento de agrupaciones profesionales destinadas a la resolución de problemas gremiales. En su seno, numerosos problemas vinculados con el ejercicio de nuestras profesiones han podido ser analizados con seriedad, mesura y racionalidad, entregando contribuciones generalmente bien recibidas por las instituciones o autoridades relacionadas. Desde sus inicios, el trabajo desarrollado por los Directorios de nuestra Sociedad ha sido realizado en forma ejemplarmente responsable, seria y desinteresada. Resulta sorprendente apreciar la motivación y el espíritu de colaboración que caracteriza el trabajo del actual Directorio y de numerosos socios y colegas que, en forma generalmente anónima, prestan valiosos servicios o contribuciones en las diferentes tareas que les son asignadas.

Es evidente que las demandas de nuestra población en materias relacionadas con nuestras especialidades se han incrementado en forma explosiva. Así mismo, el vertiginoso avance de las neurociencias y de las disciplinas médicas relacionadas hace muy difícil mantener un adecuado nivel de información.

Nuestros gremios, las autoridades e instituciones y la población general esperan y merecen un adecuado y vigoroso desarrollo de nuestras disciplinas. La Sociedad enfrenta gustosamente estos desafíos amparada en una historia de eficiencia creciente y de abnegada entrega profesional.

ANDRÉS HEERLEIN
Presidente
Sociedad de Neurología,
Psiquiatría y Nurocirugía

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons