SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.41 número3Enseñanza de pre-grado en neurología; algunas reflexionesDía Mundial de la Salud Mental 2003: Trastornos emocionales y conductuales de niños y adolescentes. Programa de educación en salud mental de la Federación Mundial de Salud Mental índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de neuro-psiquiatría

versión On-line ISSN 0717-9227

Rev. chil. neuro-psiquiatr. v.41 n.3 Santiago jul. 2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272003000300008 

NOTA HISTÓRICA

A propósito del Síndrome de Claude Bernard-Horner

Claude Bernard-Horner Syndrome: historical data

 
Claude Bernard (1813-1878)   Johann Friedrich Horner (1831-1886)

La primera vez que tuve conocimiento de este síndrome, cursaba el 5º año de Medicina, y reconozco que me produjo un profundo impacto. A ello puede haber contribuido la importancia que nuestros maestros le daban como elemento localizatorio, la perfecta armonía que encierran en su constitución los elementos anatómicos, fisiológicos y clínicos, o tal vez la atracción que desde ya sentía por las neurociencias. En cuanto a los personajes incluidos en su denominación, no era de extrañar el nombre de Claude Bernard, cuyos principales trabajos conocíamos desde los años anteriores, siendo considerado el padre de la fisiología experimental. Por el contrario, sobre Horner no teníamos ninguna información, ni siquiera cuando expresamente la solicitamos a nuestros docentes, permaneciendo durante mucho tiempo como un ilustre desconocido.

Con el correr del tiempo, he visto con asombro que la alusión al gran investigador francés poco a poco fue perdiendo importancia, convirtiéndose en el Síndrome de Bernard-Horner y actualmente la literatura científica, mayoritariamente anglosajona, lo olvidó completamente transformándolo en el Síndrome de Horner a secas. Como el fenómeno me ha parecido por lo menos curioso, he querido indagar sobre cuáles son los principales antecedentes.

Claude Bernard

Nació el 12 de julio de 1813 en el pueblito de Saint-Julien, en la región de Beaujolais, Departamento de Rhône. Hijo de un modesto viñatero, debió ganarse la vida como empleado de botica en Lyon, soñando siempre con ser autor dramático. En 1830, con gran sacrificio viajó a Paris, donde se recibió de bachiller. Sin mucho entusiasmo, cursó la carrera de Medicina obteniendo su título en 1843. Tres años antes, sin embargo, al tomar contacto con Francois Magendie, Jefe de Fisiología en el Collège de France, se había despertado su vocación de fisiólogo. En 1847 fue nombrado Auxiliar de Magendie. Inició desde ese momento una prolífica actividad científica que comprende estudios sobre la función hepática, pancreática, sistema nervioso, especialmente el sistema simpático y la inervación vasomotora. Fue riguroso impulsor del método experimental, planteando la estricta asociación que debe existir entre los principios fisiológicos y las leyes físico-químicas. Magistralmente agregó el pensamiento fisiológico a la doctrina celular planteada por Virchow, Golgy y Ramón y Cajal. Sus investigaciones condujeron a correlacionar la acción nerviosa con el control del metabolismo, circulación y respiración, introduciendo el revolucionario concepto de los mecanismos de retroalimentación, actualmente conocidos como feed-back.

En 1854 fue nombrado Profesor de Fisiología General en La Sorbona y académico de Ciencias y en 1861 ocupa un sillón en la Academia de Medicina de Francia. En 1865 publicó Introduction a l’etude de la Médicine experiméntale, afirmando Pasteur que "nada más luminoso, completo, ni profundo se ha escrito sobre los principios del difícil arte de la experimentación". En 1865 reemplazó a Pierre Flourens en la Academia Francesa de Ciencias, la cual le había otorgado el Gran Premio de Fisiología en 1849, 1851 y 1853. Napoleón III le concede la Medalla de la Legión de Honor de Francia, primero en el grado de caballero y luego como comendador. En 1869 es nombrado Senador Vitalicio. Sus últimos años fueron afectados por una profunda depresión, llegando a decir que "Los disgustos y los honores me han abrumado juntos". Falleció en París el 10 de febrero de 1878.

Johann Friedrich Horner

Nació en Zurich, Suiza, el 27 de marzo de 1831. Su padre era médico y su madre una talentosa lingüista, con quien aprendió varios idiomas. Luego de efectuar el servicio militar, en 1849 inició la carrera de Medicina en Zurich bajo la dirección de Karl Ewald Hasse (1810-1892) y Ernst Hasse, obteniendo su doctorado en 1854 con una tesis sobre la curvatura de la columna vertebral.

Viajó a Viena donde se impuso de diferentes disciplinas, entre ellas las enfermedades de los ojos. Eduard Jaeger Ritter von Jaxtthal (1818-1884) le enseñó el uso del oftalmoscopio, que había sido inventado unos pocos años antes por Hermann Helmholtz (1821-1894). Así mismo, Jaeger lo contactó con el famoso Albrecht von Graefe (1828-1870) en Berlín, del cual fue su asistente, decidiéndose definitivamente por la oftalmología.

En 1856 retornó a Zurich donde trabajó en la clínica oftalmológica universitaria, entonces parte del Departamento de Cirugía. Sin embargo, pronto esta clínica se independizó y Horner fue su primer director y profesor extraordinario. Tuvo una importante práctica privada, estimándose en 100.000 el número de pacientes que llegaban de todas partes. En 1873 fue designado profesor titular de oftalmología. Publicó cerca de 40 trabajos clínicos en relación a diferentes enfermedades de los ojos.

Fue considerado un excelente docente y un activo cirujano realizando alrededor de 2.000 operaciones (cataratas, glaucoma). Con especial capacidad para organizar, construyó su propia clínica privada, Hottingof, y contribuyó a la fundación de un hospital de niños.

Al deteriorarse su salud por enfermedad cardíaca y renal, debió abandonar su carrera académica en 1885, falleciendo en Zurich el 20 de diciembre del año siguiente

Ahora bien, revisemos brevemente cómo llegó a ser conocido el Síndrome de Claude Bernard-Horner.

La entidad, caracterizada básicamente por miosis, enoftalmos y ptosis palpebral, no es privativa del ser humano, observándose con cierta frecuencia en perros, gatos, caballos y otras especies. Fue mencionado inicialmente en animales de experimentación en 1727 por Francois Pourfour du Petit (1664-1771), quien seccionaba nervios en el cuello de perros en un intento de demostrar que ellos no provenían del cerebro. El médico británico Edward Selleck Hare (1812-1838) en 1838 se refirió someramente en un paciente con tumor cervical. En 1852 Claude Bernard dio una explicación fisiológica detallada a través de sus estudios experimentales sobre el simpático cervical. Una descripción clínica del síndrome fue hecha en 1864 por los médicos militares Silas Weir Mitchell (1829-1814), William Keen Jr (1837-1932) y George Read Morehouse (1829-1905), el primero de ellos influenciado por los estudios de Claude Bernard. Otros casos fueron publicados por Sir William Tennant Girdner (1824-1989), John William Ogle (1824-1905) y Jonathan Hutchinson en 1855, 1858 y 1865 respectivamente. Finalmente, Horner en 1869 lo destaca en una mujer de 40 años.

Con las referencias que hemos relatado anteriormente y sin desconocer los méritos de Horner, ¿es de justicia que el nombre de Claude Bernard haya pasado al olvido en la nomenclatura neurológica?

PATRICIO TAGLE
Editor Asociado Neurocirugía

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons