SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.55 número1Bases neurocientíficas de la función masticatoria y su efecto sobre el estrés y las funciones cognitivasCaracterísticas sociodemográficas y clínicas de pacientes diagnosticados con depresión en Centros Comunitarios de Salud Mental (COSAM) de Santiago, Chile índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de neuro-psiquiatría

versión On-line ISSN 0717-9227

Rev. chil. neuro-psiquiatr. vol.55 no.1 Santiago abr. 2017

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272017000100003 

ARTÍCULO DE INVESTIGACIÓN

Relación entre inteligencia emocional y depresión-ansiedad y estrés en estudiantes de medicina de primer año

Relationship between emotional intelligence and depression-anxiety and stress in medical students freshmen

René Javier Barraza-López1,a, Nadia Andrea Muñoz-Navarro2,b y Claudia Cecilia Behrens-Pérez2,b

1 Magíster, Psicólogo, especialista en psicología educacional y evaluación infanto-juvenil, Académico.
2 Magíster en Educación para Ciencias de la Salud, Médico Cirujano.
a Escuela de Psicología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Central de Chile.
b
Oficina de Educación Médica, Facultad de Medicina, Universidad Católica del Norte.


Background: Emotional management has been described as part of the desirable clinical skills in medical students, however the high prevalence of depression, anxiety and stress, especially freshmen, would negatively affect their emotional perception deteriorating learning, welfare personal and social. Objective: To determine the degree of relationship between the branches of emotional intelligence and self-rated depressive-anxious and stress symptoms reported by college freshmen medicine. Method: Under a non-experimental design, a sample of 106 freshmen of medicine of the 2013-2014 cohorts were surveyed, to raise the TMMS-24 data and DASS-21 scale was used. Data analysis was done using the Pearson correlation coefficient. Results: The results indicate the existence of inverse correlations between branches clarity and repair anxious depressive symptoms and stress and direct correlations between branch care and depression. Discussion: Lower levels of depression-anxiety and stress involve greater perceived ability to understand and manage emotions, while higher levels of depression involve a tendency to pay more attention to emotions which perpetuate itself rumination of these states. These results provide valuable information as to the need to enhance the skills of emotional intelligence in order to reduce the negative effects of mood and anxiety symptoms in medical students and increase the positive perception of emotional management linked to clinical skills.

Key words: Emotional Intelligence, Depression, Anxiety, Stress, Medical Students.


Resumen

Antecedentes: El manejo emocional ha sido descrito como parte de las habilidades clínicas deseables en estudiantes de medicina, sin embargo, la alta prevalencia de depresión, ansiedad y estrés, especialmente de estudiantes de primer año, afectaría negativamente su autopercepción emocional deteriorando el aprendizaje, el bienestar personal y social. Objetivo: Determinar el grado de relación entre las ramas de la inteligencia emocional autopercibida y los síntomas depresivos-ansiosos y estrés reportados por estudiantes universitarios de primer año de medicina. Método: Bajo un diseño no experimental, se encuestó una muestra de 106 estudiantes de primer año de medicina de las cohortes 2013-2014. Para levantar los datos se utilizó el TMMS-24 y la escala DASS-21. El análisis de datos se hizo mediante el coeficiente de correlación de Pearson. Resultados: Los resultados indican la existencia de correlaciones inversas entre las ramas claridad y reparación con los síntomas depresivos ansiosos y estrés y correlaciones directas entre la rama de atención y depresión. Discusión: Los menores niveles de depresión-ansiedad y estrés implicarían una mayor percepción de habilidad para comprender y manejar las emociones, en tanto que mayores niveles de depresión implicarían una tendencia a prestar mayor atención a las emociones lo cual perpetuaría la rumiación propia de estos estados. Estos resultados aportan información valiosa en cuanto a la necesidad de potenciar las habilidades de inteligencia emocional a fin de disminuir los efectos negativos de los síntomas anímicos y ansiosos en los estudiantes de medicina e incrementar la percepción positiva de manejo emocional vinculada a las habilidades clínicas.

Palabras clave: Inteligencia emocional, depresión, ansiedad, estrés, estudiantes de medicina.


Introducción

La teoría de la inteligencia emocional considera a ésta como una inteligencia genuina, que propicia el uso adaptativo de las emociones facilitando el procesamiento de la información emocional, permitiendo utilizar nuestras emociones a favor de un razonamiento más efectivo1. En este sentido se reconoce que la inteligencia emocional es una variable que se pone en juego en las profesiones de la salud dado que facilita el razonamiento clínico2, la relación médico-paciente3, e incluso las habilidades clínico-quirúrgicas4. Es así como la literatura establece que el manejo emocional es parte fundamental de las habilidades clínicas deseables en los estudiantes de medicina5; no obstante, es posible que no todos los aspirantes a seguir estudios de medicina presenten el conjunto de estas cualidades6.

Por otra parte la alta prevalencia de depresión, ansiedad y estrés, asociada a este grupo especialmente a estudiantes de primer año7,8, afectaría negativamente su autopercepción emocional9,10, mermando los recursos emocionales disponibles para manejar los efectos negativos generados por la sobrecarga académica que impone la carrera a sus estudiantes7, deteriorando el bienestar físico11, personal12 y social13. En este sentido existe evidencia que una adecuada percepción de inteligencia emocional pudiera actuar como un factor protector de la carga emocional negativa14-15, particularmente en estudiantes del área de salud16.

Dado lo anterior cabe preguntarse por la relación entre la percepción de inteligencia emocional y la presencia de sintomatología depresiva, ansiosa y estrés en estudiantes de medicina de 1° año, considerando que la primera pudiera actuar como un elemento moderador de la segunda. A partir de ello, el presente trabajo buscó determinar el grado de relación entre las ramas de la inteligencia emocional autopercibida y los síntomas depresivos-ansiosos y estrés, reportados por estudiantes universitarios de primer año de medicina.

Materiales y Método

El presente estudio corresponde a un diseño no experimental de carácter correlacional, mediante un muestreo no probabilístico de participantes voluntarios17. Se conformó una muestra de 106 estudiantes universitarios de primer año, correspondiente a las cohortes 2013 y 2014, pertenecientes a la carrera de medicina de una universidad tradicional del norte de Chile.

Previa lectura y firma del consentimiento informado por parte de los/as estudiantes se procedió a entregar en formato lápiz papel, el cuestionario para la autopercepción de inteligencia emocional (Trait meta mood scale, en adelante TMMS-24) y la escala de depresión ansiedad y estrés (en adelante DASS-21). La escala TMMS-24 mide los niveles de adecuación de las ramas de la inteligencia emocional percibida, a saber; atención emocional como la capacidad para percibir los propios estados emocionales, cuyos rangos de adecuación para hombres están entre los 27 ± 6 puntos y en mujeres 30 ± 6; claridad entendida como la capacidad para comprender los estados emocionales, cuyos rangos de adecuación están entre los 30,5 ± 5,5 puntos para los hombres y 29 ± 6 en mujeres, y reparación como la capacidad para regular los estados emocionales negativos, donde los rangos de adecuación para los hombres están entre los 29,5 ± 6,5 puntos y 29 ± 6 en mujeres. Los puntajes bajo estos rangos indican necesidad de mejora en la habilidad, en tanto que los puntajes sobre el rango medio indican un alto nivel de autopercepción en el desarrollo de la habilidad18. Esta escala informa para Chile una consistencia interna total de a = 0,92 identificando una estructura de tres factores que explicarían el 56,5% de la varianza total18.

Por otra parte la escala de depresión, ansiedad y estrés (DASS-21), establece el nivel de normalidad o severidad de cada una de las patologías autore-portadas, cuyos rangos de severidad para depresión clasifican como "normal" de 0 a 9 puntos para depresión, 0 a 7 para ansiedad y 0 a 14 puntos para estrés, aumentando desde niveles "medio" hasta "extrema severidad" (10 a >28 para depresión; 8 a >20 para ansiedad y 15 a >37 para estrés), la escala informa para Chile una consistencia interna total de = 0,91 identificando una estructura de tres factores que explicarían el 49,9% de la varianza total19. Ambas escalas son de autorreporte tipo lickert.

El análisis de los datos se realizó mediante el software SPSS, versión15.020 por medio del cual fue posible obtener la distribución porcentual, medidas de tendencia central y finalmente el coeficiente de correlación de Pearson que permitió establecer la relación entre las ramas de la inteligencia emocional percibida y los síntomas depresivos, ansiosos y estrés.

Una vez obtenidos los resultados, se procedió a contactar a aquellos participantes del estudio que calificaron con altos niveles de depresión, ansiedad y/o estrés, a fin de ofrecerles la posibilidad de recibir atención gratuita por parte de los servicios de salud de la Universidad.

Resultados

Los resultados referidos a la autopercepción de inteligencia emocional, sitúan a la muestra de estudiantes en una proporción que oscila entre el 26% y 35% de déficit en cuanto al desarrollo de estas habilidades (Tabla 1). No obstante, las tres ramas de la inteligencia emocional, describen puntajes promedio, que sitúan al global de la muestra en niveles adecuados, no evidenciando diferencias estadísticamente significativas por sexo (Tabla 2), como tampoco relación entre los niveles de auto-percepción de inteligencia emocional y la variable sexo.

 

Tabla 1. Descriptivos respectos de las ramas de inteligencia emocional

 

Tabla 2. Comparación de la autopercepción de habilidad emocional por sexo

 

A su vez los resultados referidos al autorreporte de depresión, ansiedad y estrés, dan cuenta que entre un 37% a un 45% de la muestra de estudiantes se ubica en niveles patológicos (Tabla 3), donde las medias se sitúan al límite de la normalidad en los puntajes promedio para depresión, estrés y en rango medio en los puntajes promedio para ansiedad, no evidenciando diferencias estadísticamente significativas por sexo (Tabla 4), como tampoco relación entre los niveles de severidad de síntomas y la variable sexo.

 

Tabla 3. Distribución porcentual de la muestra en base a los rangos de
normalidad/patología

 

Tabla 4. Comparación de la autopercepción de síntomas de depresión, ansiedad y
estrés, por sexo

 

En cuanto a la relación entre las ramas de la inteligencia emocional percibida y los síntomas depresivos, ansiosos y estrés, los resultados indican la presencia de una relación inversa entre las ramas claridad y reparación con los síntomas depresivos ansiosos y estrés, además de una correlación directa entre la rama de atención con depresión (Tabla 5).

 

Tabla 5. Correlaciones entre inteligencia emocional percibida y síntomas depresivos,
ansiosos y estrés

*p = 0,05; **p = 0,01.

 

Discusión

El presente estudio tuvo como objetivo determinar el grado de relación entre la autopercepción de habilidad en inteligencia emocional y el autorreporte de los síntomas depresivos, ansiosos y estrés, en una muestra de estudiantes de primer año de medicina. Los resultados dan cuenta de una relación significativa de los síntomas con las distintas ramas de inteligencia emocional, lo cual permite afirmar la hipótesis referida a que una adecuada percepción de inteligencia emocional, pudiera actuar como un factor protector de la carga emocional negativa14-15 en estudiantes del área de salud16.

Junto a ello se encontró que la inteligencia emocional percibida, reporta en promedio niveles adecuados para la percepción, comprensión y manejo de las emociones, lo cual es concordante con lo descrito por otros estudios que refieren resultados similares en muestras de estudiantes de medicina de primeros años21. Pese a ello, el 31% (± 5%) de los participantes del estudio, refiere tener déficit en el desarrollo de alguna de las ramas lo cual implica que estos aspectos se deben desarrollar21.

En cuanto a la autopercepción de depresión, ansiedad y estrés, los resultados son concordantes con lo reportado por otros autores en estudios similares7-9. Si bien estos estudios han utilizado instrumentos diferentes, los actuales resultados confirman que la presencia de este tipo de patologías mantiene su tendencia de mayor prevalencia, en estudiantes del área de la salud respecto a la población general. Este hecho pone de relieve la necesidad de trabajar aspectos de orden personal como académico, a fin de prevenir o disminuir la manifestación de este tipo de síntomas en la muestra estudiada.

En este sentido, la presencia de correlaciones con distinta direccionalidad entre estas variables, estarían dando cuenta que menores niveles de depresión-ansiedad y estrés, implicarían una mayor percepción de habilidad para comprender y manejar las emociones, en tanto que mayores niveles de depresión implicarían una tendencia a prestar mayor atención a las emociones lo cual perpetuaría la rumiación propia de estos cuadros12-13.

A nivel conceptual, podría proponerse que la menor adecuación en los niveles de comprensión emocional de los estudiantes que presentan la sintomatología, se deba a que dichos cuadros propician una constante de emociones, como la tristeza, la ira o el miedo, las cuales conllevan un menor control en situaciones de alta sobrecarga emocional, excediendo las posibilidades de respuesta y comprensión del individuo. Por otra parte, una adecuada regulación emocional no sólo es un indicador de comunicación interpersonal y realización personal, sino también de salud mental. En este sentido los altos niveles de inteligencia emocional percibida permiten atender las emociones originadas en su entorno, comprender las posibles causas y consecuencias de ellas, desarrollar estrategias para regular y manejar diversos estados emocionales, lo que se traduce en mayores niveles de bienestar subjetivo22.

Los resultados obtenidos, aportan información preliminar valiosa, en cuanto a que la potenciación de una adecuada autopercepción de habilidades de inteligencia emocional pudiera vincularse a una disminución de los efectos negativos de síntomas anímicos y ansiosos. Como proponen algunos autores22, la inteligencia emocional puede ser considerada como un fuerte factor protector e indicador robusto, de diferentes aspectos de la salud mental, física y psicosomática, cobrando un papel relevante en el manejo de las situaciones cotidianas u otras que implican altos niveles de sobrecarga.

A partir de lo anterior, resulta oportuno proponer la pertinencia de incorporar en los programas de asignatura del currículo de medicina del grupo estudiado, logros de aprendizaje y contenidos, orientados de forma específica al desarrollo y mejoramiento de la autopercepción y uso de este tipo de habilidades23. En el entendido que el entrenamiento en habilidades en inteligencia emocional no sólo mejoraría las competencias propias de la profesión, generando un efecto positivo en la toma de decisiones clínicas2, en la relación médico-paciente3 y en las habilidades médico-quirúrgicas4, sino también favorecería el desarrollo de otras conductas adaptativas tales como disminución del abuso de sustancias, el aumento de la tolerancia al estrés y aumento en el rendimiento y éxito académico22.

Finalmente, el presente trabajo, declara como limitaciones el tipo de muestreo utilizado, lo cual no permite realizar generalización de los resultados, por lo cual se sugiere replicar el estudio con muestras más amplias de estudiantes de medicina y otras carreras de salud de la región y Chile, para aumentar la validez externa. Por otra parte, al ser un estudio correlacional-no experimental, no es posible establecer causalidad entre las variables en estudio, a partir de ello se sugiere realizar un estudio longitudinal y/o ex-post-facto, a fin de estudiar cómo se comportan los niveles de inteligencia emocional percibida a lo largo de la carrera y/o cómo influyen éstos en el surgimiento de sin-tomatología ansiosa y del ánimo del estudiante y futuro profesional.

 

Referencias

1. Mayer JD, Salovey P. What is emotional intelligence? En: Salovey P, Sluyter DJ, editores. Emotional development and emotional intelligence: educational implications. New York: Basic Books; 1997. p. 3-34.         [ Links ]

2. Smith M. Clinical decision making in acute care cardiopulmonary physiotherapy. [dissertation]. Sydney: University of Sydney; 2006.         [ Links ]

3. Weng HC, Chen HC, Chen HJ, Lu K, Hung SY. Doctors’ emotional intelligence and the patient-doctor relationship. Med Educ [Internet] 2008; 42: 703-11. Disponible en: doi: 10.1111/j.1365-2923.2008.03039.x PubMed PMID: 18588649 [Citado el 15 de enero de 2015].

4. Arora S, Russ S, Petrides K, Sirimanna P, Aggarwal R, Darzi A, et al. Emotional intelligence and stress in medical students performing surgical tasks. Acad Med. [Internet] 2011; 86 (10): 1311-7. Disponible en: doi: 10.1097/ACM.0b013e31822bd7aa. PubMed PMID: 21869667 [Citado el 15 de enero de 2015]         [ Links ].

5. Smith M, Higgs J, Ellis E. Factors influencing clinical decision making. En Higgs J, Jones M, Loftus S, Christensen N: Clinical reasoning in the health. Butterworth Heinemann. 2008. p. 89-100.         [ Links ]

6. Castaño J, Cerón A, Collazos A, Molina A, Osorio J, et al. Factores que inciden en la motivación académica en un programa de medicina, Manizales, Colombia, 2010. Archivos de Medicina [Internet] 2012; 12 (1): 46-61. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=273824148005 [Citado el 22 de abril de 2014]         [ Links ].

7. Santander TJ, Romero SM, Hitschfeld AM, Zamora AV. Prevalencia de ansiedad y depresión entre los estudiantes de medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Rev Chil Neuro-Psiquiat [Internet] 2011; 4947-55. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=331527724008 [Citado el 22 de abril de 2014]         [ Links ].

8. Barraza R, Muñoz N, Alfaro M, Álvarez A, Araya V, Villagra J, et al. Ansiedad, depresión, estrés y organización de la personalidad en estudiantes novatos de medicina y enfermería. Rev Chil Neuro-Psiquiat [Internet] 2015; 53 (4): 251-60. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272015000400005&lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-92272015000400005 [citado el 16 de junio de 2016]         [ Links ].

9. Azzam A, Chandavarkar U, Mathews C. Anxiety symptoms and perceived performance in medical students. Depress Anxiety 2007; 24 (2): 103-11. PubMed PMID: 16845642. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16845642.         [ Links ]

10. Gohm C, Corser G, Dalsky D. Emotional intelligence under stress: Useful, unnecessary, or irrelevant? Personality and Individual Differences [Internet] 2005; 39: 1017-28. doi: 10.1016/j.paid.2005.03.018. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/journal/01918869 [Citado el 15 de enero de 2015]         [ Links ].

11. Gloger S, Puente JAP, Fishman P, Caldumbie I, González R. Respuesta inmune disminuída por estrés académico intenso: cambios de la proliferación linfocitaria en estudiantes de medicina. Rev Med Chile 1997; 125: 665-70.         [ Links ]

12. Dávila FA, Ruiz CR, Moncada AL, Gallardo RI. Niveles de ansiedad, depresión y percepción de apoyo social en estudiantes de Odontología de la Universidad de Chile. Revista de Psicología [Internet] 2011; 20147-172. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=26421338007 [Citado el 15 de enero de 2015]         [ Links ].

13. Arrieta VK, Díaz CS, González MF. Síntomas de depresión, ansiedad y estrés en estudiantes de odontología: prevalencia y factores relacionados. Rev Colomb Psiquiatr [Internet] 2013; 42173-81. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80629187004 [Citado el 16 de enero de 2015]         [ Links ].

14. Lyons JB, Schneider TR. The influence of emotional intelligence on performance. Personality and Individual Differences [Internet] 2005; 39: 693-703. http://dx.doi.org/10.1016/j.paid.2005.02.018. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/journal/01918869 [Citado el 16 de enero de 2015]         [ Links ].

15. Noorbakhsha SN, Besharata M, Zarei J. Emotional intelligence and coping styles with stress. Procedia Social and Behavioral Sciences [Internet]. 2010; 5: 818-22. http://dx.doi.org/10.1016/j.sbspro.2010.07.191. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/journal/18770428 [Citado el 16 de enero de 2015]         [ Links ].

16. Ruiz AD, Extremera N, Pineda GC. Emotional intelligence, life satisfaction and subjective happiness in female student health professionals: the mediating effect of perceived stress. J Psychiatr Ment Health Nurs [Internet] 2014; 21: 106-13. doi: 10.1111/jpm.12052 PubMed PMID: 23578272. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23578272 [Citado el 16 de enero de 2015]         [ Links ].

17. Hernández R, Fernández C, Batista L. Metodología de la investigación. 6° ed. México: Mc Graw Hill; 2014.         [ Links ]

18. Espinoza-Venegas M, Sanhueza-Alvarado O, Ramírez-Elizondo N, Sáez-Carrillo K. Validación de constructo y confiabilidad de la escala de inteligencia emocional en estudiantes de enfermería. Rev Latino-Am Enfermagem [Internet] 2015; 23 (1): 139-47. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0104-11692015000100139&lng=pt. http://dx.doi.org/10.1590/0104-1169.3498.2535 [citado el 20 de junio de 2016]         [ Links ].

19. Antúnez Z, Vinet E. Escalas de Depresión, Ansiedad y Estrés (DASS-21): Validación de la Versión abreviada en Estudiantes Universitarios Chilenos. Terapia psicológica 2012; 30 (3): 49-55. doi: 10.4067/S0718-48082012000300005.         [ Links ]

20. SPSS Inc. Released 2006. SPSS for Windows, Version 15.0. Chicago, SPSS Inc.         [ Links ]

21. Lolaty HA, Tirgari A, Fard JH. Emotional intelligence and related factors in medical sciences students of an Iranian university. Iran J Nurs Midwifery Res [Internet] 2014; 19 (2): 203-7. PubMed PMID: 24834092 [Citado el 16 de enero de 2015]         [ Links ].

22. Pineda C. Inteligencia emocional y bienestar personal en estudiantes universitarios de ciencias de la salud. [Tesis doctoral en Internet]. Málaga: Universidad de Málaga; 2012. 221 p. Disponible en: http://hdl.handle.net/10630/5384 [Citado el 20 de diciembre de 2016]         [ Links ].

23. Lolaty HA, Ghahari S, Tirgari A, Fard JH. The effect of life skills training on emotional intelligence of the medical sciences students in iran. Indian J Psychol Med [Internet] 2012; 34 (4): 350-4. doi: 10.4103/0253-7176.108217. PM-CID: PMC3662132 [Citado el 16 de enero de 2015]         [ Links ].

 


Recibido: 21/06/2016
Aceptado: 03/01/2017

Los autores no presentan ningún tipo de conflicto de interés.

Estudio Financiado por la Vicerrectoría académica de la Universidad Católica del Norte.

Correspondencia: René Barraza López,
Escuela de Psicología, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad Central de Chile. Avda. Francisco de Aguirre 0405, La Serena. Teléfono: 56-51-2479109.
E-mail: rene.barraza@ucentral.cl, renebarrazalopez@gmail.com

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons