SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.8 número3EDITORIALULTRASONOGRAFIA DE TIROIDES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de radiología

versión On-line ISSN 0717-9308

Rev. chil. radiol. v.8 n.3 Santiago  2002

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-93082002000300002 

Revista Chilena de Radiología. Vol. 8 Nº 3, año 2002

CASO RADIOLOGICO

Dr. Claudio Cortés A.


Hospital Clínico Universidad de Chile, Clínica Alemana de Santiago, Centro de diagnóstico San Vicente de Paúl.

Historia Clínica

Por diarrea prolongada se efectuó una colonoscopía a una mujer de 54 años. La auxiliar advierte insistentemente al gastroenterólogo ejecutante del examen: "eructa mucho la paciente, cuando usted le insufla el colon". Aterrado el colonoscopista interrumpió su examen y luego de mantener en observación a la paciente por largas horas y al no existir evidencias de abdomen agudo, solicitó una enema baritada (Figura 1) para visualizar el colon que él no pudo ver.

¿Cuál es su diagnóstico?

Figura 1.

 

Diagnóstico
Fístula colecistocólica

Hallazgos radiológicos
Durante la enema baritada desde el ángulo hepático de colon se opacifica el bacinete vesicular, el cístico, el árbol biliar intra y extrahepático y también el duodeno, habiendo una discreta cantidad de bario en el fórnix gástrico en la figura 1, que se expuso en decúbito supino.

Figura 1.

Discusión
El bario de la enema llegó al estómago por reflujo desde el duodeno que se opacificó a través de la vía biliar (Figura 2). Por reflujo transpilórico progresó al estómago y en mayor cantidad llegó el aire desde el colon insuflado durante la colonoscopía que efectuada en decúbito lateral izquierdo deja el ángulo hepático hacia el cenit. Ello condujo a eructos reiterados y el gastroenterólogo temió haber producido una fístula gastrocólica.

Figura 2.

Las fístulas biliodigestivas espontáneas son frecuentes en Chile por la gran prevalencia de litiasis y patología inflamatoria vesicular. También las vemos pero con menor frecuencia en carcinomas de vesícula biliar propagados y perforados a colon, duodeno o estómago. Menos frecuente es el cáncer de colon propagado a vesícula o árbol biliar. De vez en cuando úlceras pépticas duodenales se perforan a la vesícula biliar y muy raramente divertículos cólicos se han reportado perforados al árbol biliar.

Bibiliografía

1. Gore R., Levine M. and Lauffer I. Textbook of gastrointestinal radiology. Vol 2, página 1781. W. Saunders Co, USA. 1994.         [ Links ]

2. Stephens R. B. The abdominal plain film. página 273, Applenton and Lange 1994.         [ Links ]

3. Margulis R. A. Alimentary tract radiology. Fourth edition, página 1215, Mosby 1989.         [ Links ]

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons