SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.13 número1CARACTERISTICAS DE LAS HEMORRAGIAS INTRACRANEANAS ESPONTANEAS EN TC Y RMLESIONCES MUCOCELE-LIKE DE LA MAMA: EXPERIENCIA LOCAL Y REVISION DE LA LITERATURA índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista chilena de radiología

versión On-line ISSN 0717-9308

Rev. chil. radiol. v.13 n.1 Santiago  2007

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-93082007000100006 

Revista Chilena de Radiología. Vol. 12 Nº 4 , año 2006; 31-34

IMAGENES EN MAMA

 

BIOPSIAS CORE DEL HOSPITAL PADRE HURTADO

 

Drs. Bárbara Monje R(1), Heriberto Wenzel K(1), José M. Nuñez A(1), Patricia Sanhueza S(1), Mt. Claudia Hernández R(2).

1. Unidad de Imagenología, Hospital Padre Hurtado. Santiago de Chile.
2. Unidad de Mama, Hospital Padre Hurtado. Santiago de Chile.

Dirección para correspondencia


Abstract: The objective of our study was to describe the experience in US-guided core biopsy of the Radiology Department of Hospital Padre Hurtado. Case files of women that had undergone core biopsy during 2005 and the first semester of 2006 were retrospectively reviewed, obtaining basic demographic data, mammography and ultrasound reports, and results of core biopsy and surgical biopsy, when these were available. Our study population consisted of 37 women with a mean age of 49.8 ± 11.0 years. The main indication for core biopsy was breast nodule (91.7%). A 67.6% of core biopsies were benign and the remaining 32.4% were indicative of malignancy. 15 women had surgical excisions, all of those with indicative malignant core biopsies (12), and 3 with benign ones. Only two surgical biopsies were not consistent with their previous core, with a Spearman correlation coefficient of 0.72 (high), p = 0.0001. Core biopsy at Hospital Padre Hurtado showed high correlation with surgical biopsy, and, was useful avoiding unnecessary surgeries of benign lesions.

Key words: Breast cancer, Breast ultrasound, US-guided core biopsy.

Resumen: El objetivo de nuestro estudio fue dar a conocer la experiencia en biopsias core de la Unidad de Imagenología del Hospital Padre Hurtado. Se revisaron retrospectivamente fichas de pacientes sometidas a core durante los años 2005 y primer semestre del 2006, registrando antecedentes importantes, resultados mamográficos, ultrasonográficos, de biopsias core y quirúrgicas, cuando existían. La población fue de 37 mujeres con edad promedio de 49,8 ± 11,0 años. La principal indicación de core fue la presencia de un nódulo sólido (91,7%); el 67,6% de estas biopsias resultaron benignas y 32,4% indicaron malignidad. 15 mujeres fueron sometidas a biopsias quirúrgicas, todas aquellas con core indicativas de malignidad (12), y 3 con core benignas. Sólo dos biopsias quirúrgicas no fueron concordantes con sus core, dando un coeficiente de correlación de Spearman de 0,72 (alta), p = 0,0001. La biopsia core en nuestro hospital demostró una alta correlación con la biopsia quirúrgica y fue de gran utilidad, evitando cirugías innecesarias de lesiones benignas.

Palabras clave: Biopsia core, Cáncer de mama, Ultrasonografía mamaria.


Introducción

En los últimos 15 años, el avance tecnológico de las imágenes mamarias ha permitido la detección de un gran número de lesiones, surgiendo la necesidad de demostrar la benignidad o malignidad de éstas de la manera menos invasiva posible. A partir de esta problemática, nace la aplicación de técnicas mínimamente invasivas como son las biopsias percutáneas, que evitarían la biopsia quirúrgica (BQ). Se estima que hasta 60 a 80% de las BQ serían benignas y, si consideramos que este procedimiento conlleva mayor disconfort para la paciente, mayor ausentismo laboral, cicatrices más amplias y costos más elevados, vemos claramente la importancia de reducir las BQ innecesarias(1).

En el caso de lesiones malignas, el uso de la biopsia percutánea facilita la planificación quirúrgica evitando muchas veces dos o más cirugías posteriores a la primera diagnóstica, requeridas para completar el tratamiento quirúrgico (disección de linfonodos axilares, mastectomía versus tumorectomía). El diagnóstico prequirúrgico de cáncer de mama permitiría una discusión más específica entre el cirujano y la paciente sobre las distintas opciones de terapia.

Dentro de las técnicas percutáneas (punción aspirativa con aguja fina, biopsia core, Mammotome, MIBB, ABBI), la biopsia core (BC) guiada por ultrasonido (US) es un procedimiento mínimamente invasivo, con excelente tolerancia, alto rendimiento diagnóstico y bajo costo. Ofrece varias ventajas: no utiliza radiación ionizante, es un procedimiento rápido (20 a 30 minutos), entrega accesibilidad a toda la mama y axila, la posición de la aguja puede observarse en tiempo real y no se utiliza compresión de la mama durante el procedimiento, lo que puede hacer que la biopsia sea menos incómoda para la paciente(2). La desventaja de esta técnica es que sólo es aplicable a lesiones visibles con US.

Las complicaciones del procedimiento son en general bajas: 4,3% de equimosis significativa (más de 5 cm.), 1% de hematoma, 0,1% infecciones locales y 5,4% de dolor. Las contraindicaciones a la BC serían sólo relativas, incluyendo: antecedentes de alteraciones de la coagulación, alergia a la anestesia local y falta de cooperación voluntaria o involuntaria de la paciente.

En la Unidad de Imagenología del Hospital Padre Hurtado, centro que lleva 8 años de funcionamiento, se comenzaron a realizar BC guiadas por US en el año 2005. El propósito de nuestro estudio fue dar a conocer la experiencia de la Unidad en BC.

Material y métodos

Se revisaron de manera retrospectiva las fichas clínicas de aquellas pacientes sometidas a BC durante el año 2005 y el primer semestre del 2006. Se registraron datos demográficos básicos: edad, antecedentes gineco-obstétricos relevantes (menarquia, gestas, edad de primer parto, duración de lactancia, uso de anticonceptivos orales, menopausia, uso de hormonoterapia de reemplazo) y antecedentes mórbidos de importancia. Los informes e imágenes de las mamografías y ultrasonografías mamarias fueron revisadas cuando éstas eran de la Unidad de Imagenología del hospital y, sus resultados se tabularon, tomando en cuenta la clasificación BIRADS, la presencia de nódulo sólido y/o microcalcificaciones. Se registraron además los resultados histopatológicos de las BC y el resultado anátomo-patológico final, en aquellos casos en que existía además BQ.

Todos los datos fueron tabulados en una planilla Excel y posteriormente analizados con el software estadístico Stata 7.0. Se obtuvieron medidas de resumen en forma de promedios, con sus respectivas desviaciones estándar y rangos, y se obtuvo un coeficiente de correlación de Spearman para muestras independientes con el objeto de evaluar la correlación entre la BC y la BQ, considerando una p < 0,05 como significativa.

Las pacientes sometidas a BC fueron derivadas desde la Unidad de Mama del Hospital Padre Hurtado. Las principales indicaciones fueron: masas sólidas sugerentes de malignidad (BIRADS 4-5), masas con baja sospecha de malignidad (BIRADS 3) en pacientes con antecedentes familiares, hormonoterapia de reemplazo, aislación geográfica o social, o ansiedad, lesiones sólidas indeterminadas, distorsiones de la arquitectura fibroglandular y microcalcificaciones asociadas a nódulos o distorsión.

Las pacientes no requirieron preparación previa al procedimiento, salvo suspensión del uso de medicamentos con ácido acetilsalicílico, una semana previa a la biopsia.

Todas las BC fueron realizadas por el mismo médico radiólogo, entrenado en US mamario y en BC. En posición decúbito supino o lateral, la paciente fue evaluada primero con un equipo de US Philips HDI 5000 System®, utilizando un transductor lineal de 12-5 MHz para identificar la lesión a biopsiar y la mejor vía de abordaje. A continuación, se realizó desinfección de la piel y transductor con povidona yodada, colocando un protector al transductor. Una vez ubicada la lesión a puncionar y previa anestesia local con lidocaína, se practicó una pequeña incisión cutánea de aproximadamente 3 mm, a través de la cual se introdujo una aguja 14G montada en una pistola automática, hasta contactar la lesión. El disparo fue efectuado por una ayudante, mientras el médico radiólogo sostenía la pistola y el transductor. Después de cada disparo se retiró la aguja recuperando una muestra de 22 mm de longitud y 1 mm de grosor, que era colocada en un frasco previamente rotulado. Este paso se repetía entre 3 a 5 veces. Concluida la toma de muestras se revisó la región mediante US, aplicando compresión local para facilitar la hemostasia. Todos los procedimientos fueron documentados con imágenes y registrados en la ficha clínica de las pacientes. Las figuras 1 y 2 muestran un ejemplo de BC realizada en la Unidad de Imagenología del Hospital Padre Hurtado, incluida en este trabajo.


Figura 2. Ejemplo BC de nódulo mamario.

Resultados

La población analizada fue de 37 mujeres, de las cuales cinco fichas que no pudieron ser recuperadas para recolección de datos, dos debido a que el número de la ficha registrado en la Unidad no correspondía a la paciente, y tres porque no pudieron ser encontradas en el archivo del Hospital.

La edad promedio de la población estudiada fue de 49,8 ± 11,0 años, con un rango entre 30 a 76 años. La menarquia promedio fue de 13,5 ± 1,8 años (10 - 19). El 85,7% tenían 2 o más gestas, dando en promedio 24,8 ± 23,5 meses de lactancia. El 48,6% era o había sido usuaria de anticonceptivos orales y el 40% eran mujeres post menopáusicas. Se pesquisó un 18,2% de antecedentes familiares de cáncer de mama.

Se realizaron 42 BC en el período analizado. La principal indicación para biopsia fue la presencia de un nódulo sólido (91,7%).

El 67,6% de las BC resultaron benignas y 32,4% mostraron elementos de malignidad. El 45,95% (17) mostró hiperplasia fibroadenomatoidea, 5,4% (2) mastitis, 13,5% (5) hiperplasia ductal sin atipia, 27,03% (10) carcinoma ductal infiltrante, 2,7% (1) carcinoma ductal in situ, 2,7% (1) tumor filoides y 2,7% (1) carcinoma mucinoso. La Figura 3 grafica los resultados histopatológicos de las BC por frecuencia absoluta.


Figura 3. Resultados de BC.

Del grupo estudiado, 15 mujeres fueron a cirugía. Doce pacientes, que corresponden al 100% de las mujeres con BC que mostraban algún elemento de malignidad, fueron sometidas a una BQ dentro del contexto de una cirugía terapéutica. Tres mujeres con BC benignas fueron sometidas a BQ; el diagnóstico histopatológico en las BC de dos de ellas fue hiperplasia fibroadenomatoidea, y la indicación de cirugía de estas lesiones fue, en el primer caso el deseo de tumorectomía de la propia paciente y, en el segundo caso la presencia de microcalcificaciones sospechosas en relación a la lesión nodular en la mamografía. La tercera BC benigna sometida a cirugía fue una hiperplasia ductal sin atipia cuyas imágenes eran altamente sospechosas de malignidad.

Los resultados histológicos de las BQ mostraron hiperplasia fibroadenomatoidea en un 20% (3), carcinoma ductal infiltrante en un 66,7% (10), carcinoma lobulillar infiltrante en un 6,7% (1) y carcinoma mucinoso en un 6,7% (1). La Figura 4 grafica los resultados histológicos de las BQ por frecuencia absoluta.


Figura 4. Resultados de BQ.

De las 15 BQ, sólo dos no fueron concordantes con sus BC previas para benignidad o malignidad. El primer caso fue una mujer cuya BC mostró un carcinoma ductal in situ, cuya BQ demostró hiperplasia fibroadenomatoidea con hiperplasia ductal sin atipia, lo cual correspondería a un falso positivo. Cabe destacar que este caso fue revisado en mayor profundidad, encontrando que las muestras de la BC fueron cortes congelados, lo cual puede generar un artefacto que altere el resultado de la biopsia. Posteriormente, la BC diferida indicó una hiperplasia fibroadenomatoidea asociada a una condición fibroquística con artefacto por congelación. Para efecto de esta revisión, se considera falso positivo ya que el informe preliminar determinó la decisión quirúrgica posterior. El segundo caso fue una BC que informaba hiperplasia ductal sin atipia, que debido a sus características imagenológicas parecía altamente sospechosa de malignidad por lo cual fue a cirugía, demostrándose un carcinoma lobulillar infiltrante en la BQ, lo cual equivaldría a un falso negativo. El coeficiente de correlación de Spearman entre la BC y la BQ fue de 0,72 (alta correlación) con p = 0,0001.

Sólo hubo una complicación post BC en la población estudiada, que correspondió a un pequeño hematoma en el sitio de punción.

Discusión

Múltiples estudios han puesto en evidencia la gran utilidad de la BC guiada por US. A comienzos de la década de los 90, Parker y cols. mostraron la gran correlación de la BC guiada por US y la BQ; en su estudio de 1993, este autor describe su experiencia en BC de 181 lesiones, observando un 100% de correlación entre las 49 core posteriormente biopsiadas quirúrgicamente y ningún caso de cáncer de mama en las 132 lesiones que fueron controladas en los siguientes 12 a 36 meses(3). Al año, Parker y cols. publicaron una revisión de más de 6 mil lesiones biopsiadas con la técnica core, en un estudio multi-institucional; en este estudio, 1.363 lesiones biopsiadas por core fueron extirpadas quirúrgicamente, mostrando 910 cánceres, 173 neoplasias intraepiteliales y 280 lesiones benignas, observándose en estas últimas sólo 15 falsos negativos. Los autores concluyen que sus datos claramente demuestran que la BC es una alternativa reproducible y confiable a la BQ(4).

Posteriormente, se han publicado variados estudios que afirman las conclusiones iniciales de Parker y cols., mostrando incluso alta relación costo-efectividad del procedimiento guiado por US, que implicaría menos gastos que la cirugía(2).

La BC guiada por US no sólo evitaría la cirugía innecesaria de lesiones benignas, sino también facilitaría la cirugía de aquellas lesiones informadas como malignas, permitiendo márgenes quirúrgicos iniciales más amplios y así menos márgenes positivos, como también menos procedimientos quirúrgicos para lograr el tratamiento definitivo(1).

La experiencia en BC en el Hospital Padre Hurtado hasta la fecha ha demostrado ser muy prometedora, mostrando una alta correlación de esta técnica con las BQ posteriormente realizadas y una disminución de cirugías por lesiones benignas. Sólo hubo dos resultados discordantes, equivalentes a una BC falso-positiva y una segunda falso-negativa. A pesar de estos dos resultados, el coeficiente de correlación se mantiene dentro de un rango alto, con un p significativo.

Nuestra muestra es aún muy pequeña y reciente, siendo necesario recolectar más casos y realizar un seguimiento de mayor duración para asegurar que aquellos casos sin biopsia quirúrgica no demuestren malignidad en el futuro. Nuestra intención es lograr controlar a aquellas mujeres con BC benignas, con imágenes a los 6 meses y al año. Esta primera revisión nos permite evaluar objetivamente la metodología utilizada para el procedimiento en nuestra unidad, los resultados obtenidos, los aspectos que deben ser analizados y, planificar estudios futuros respecto al tema.

Agradecimientos

Los autores agradecen el apoyo continuo de Eloida, nuestro técnico paramédico de US, cuya organización, eficiencia y alegría facilitan diariamente nuestro trabajo.

 

Bibliografía

1. White R, Halperin T, Olson J, y cols. Impact of Core-Needle Breast Biopsy on the Surgical Management of Mammographic Abnormalities. Annals of Surgery 2001; 233: 769-777.         [ Links ]

2. Liberman L, Feng T, Dershaw D, y cols. US-guided Core Breast Biopsy: Use and Cost-effectiveness. Radiology 1998; 208: 717-723.         [ Links ]

3. Parker S, Jobe W, Dennis M, y cols. US-guided Automated Large-Core Breast Biopsy. Radiology 1993; 187: 507-511.         [ Links ]

4. Parker S, Burbank F, Jackman R, y cols. Percutaneous Large-Core Breast Biopsy: A Multi-institutional Study. Radiology 1994; 193: 359-364.         [ Links ]

 

Monje B, y cols. Biopsias core del Hospital Padre Hurtado. Rev Chil radiol 2007; 1: 31-34.

Correspondencia: Dra. Bárbara Monje R.
Hospital Padre Hurtado, Esperanza 2150, San Ramón
babmonje@gmail.com

Recibido para publicación: 0ctubre 2006; aceptado: Enero 2007.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons