SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.14 número2NUESTRA REVISTA EN LA EVOLUCIÓN DE LA TRANSMISIÓN Y ARCHIVO DEL CONOCIMIENTO MEDICOOBTENCIÓN DE COORDENADAS TALAIRACH A PARTIR DE MAPAS CORTICALES DE AREA VISUAL CON RESONANCIA MAGNÉTICA FUNCIONAL índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de radiología

versión On-line ISSN 0717-9308

Rev. chil. radiol. v.14 n.2 Santiago  2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-93082008000200002 

 

Revista Chilena de Radiología. Vol. 14 N° 2, 2008; 56, 99-101.

 

CASO RADIOLOGICO PARA DIAGNOSTICO

 

DOLOR COLICO Y DISTENSION ABDOMINAL

 

Int. Pablo Avaria(1), Dr. Andrés O'Brien(2).

1. Interno séptimo año. Facultad de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.
2. Departamento de Radiología. Pontificia Universidad Católica de Chile.


Historia clínica

Mujer de 47 años de edad, con historia de haber consultado por un cuadro de dolor abdominal tipo cólico, hipogástrico, severo, de aproximadamente 18 días de evolución. Se estudió con coprocultivo, leucocitos fecales, serología para yersinia, y colonoscopía, todos dentro de límites normales. La tomografía computada (TC) de abdomen y pelvis mostró hallazgos compatibles con ileitis distal asociada a dilatación de asas de intestino proximal y miomas uterinos; dada la buena evolución clínica se dio de alta con manejo sintomático y tratamiento antibiótico.

Paciente consulta nuevamente 10 días más tarde, por un cuadro de similares características al anterior, con dolor más intenso, asociado a distensión abdominal marcada, disminución en la eliminación de gases y constipación de 2 días de evolución, por lo que se realiza nueva TC de abdomen y pelvis (Figura 1 y Figura 2).



 

RESULTADO CASO CLÍNICO RADIOLÓGICO PARA DIAGNOSTICO

 

Int. Pablo Avaría(1), Dr. Andrés O'Brien(2).

1. Interno séptimo año. Facultad de Medicina. Pontificia Universidad Católica de Chile.
2. Departamento de Radiología. Pontificia Universidad Católica de Chile.

Viene de la página 56.

 

Diagnóstico:

Endometriosis de íleon distal, causa infrecuente de obstrucción intestinal.

En la TC (Figura 1) se observa engrosamiento parietal de íleon distal, compatible con una ileítis, con mayor dilatación secundaria del intestino delgado proximal.


Se obtiene el antecedente que en ambas consultas, el dolor abdominal coincidió con el inicio del ciclo menstrual. Evaluada por ginecología, la paciente refiere dismenorrea severa, dispareunia invalidante, dolor pélvico crónico cíclico en relación a la menstruación y existencia de una hermana con diagnóstico de endometriosis. Dados estos antecedentes y los hallazgos de los estudios radiológicos, se sugiere el diagnóstico de endometriosis intestinal y se decide complementar estudio con enteroclisis por tomografía computada (E-TC) (Figura 2), que muestra engrosamiento masiforme excéntrico a nivel de íleon distal, asociado a lesión quística adyacente, con contenido hemorrágico y signos de obstrucción parcial de intestino delgado, que corresponde como primera posibilidad a foco de endometriosis.


 
     
 

Dados estos hallazgos, se decide resolución quirúrgica, que consistió en la resección laparoscó-pica del íleon terminal y ciego, con posterior anastomosis entero-cólica. La anatomía patológica mostró un segmento de íleon con endometriosis multifocal en túnica muscular propia y subserosa, asociada a endometriomas peri-ileales.

Discusión

La endometriosis es un desorden ginecológico común en mujeres en edad fértil, de carácter crónico, benigno, cíclico y dependiente de estrógenos. Se presenta con mayor frecuencia en mujeres nulíparas, entre los 25 y los45 años (33 años en promedio)(1,2,4).

Se caracteriza por la presencia de tejido endo-metrial fuera de su ubicación normal en el útero. Los órganos más afectados son el peritoneo pélvico y los órganos reproductivos, que incluyen ovarios, trompas de Falopio y septo rectovaginal. También puede afectar el tracto gastrointestinal (12%)(5), siendo el rectosigmoides el sitio más afectado (85%), seguido en frecuencia por colon derecho, intestino delgado, ciego y apéndice.

Su prevalencia alcanza hasta el 15% de las mujeres menstruantes(6). Sus principales manifestaciones clínicas incluyen dolor pélvico, en general asociado a la menstruación, infertilidad, dispareunia y dismenorrea(1,7-9). Cuando existe compromiso del tracto gastrointestinal, puede manifestarse por dolor abdominal difuso, dolor rectal, náuseas, vómitos, diarrea, constipación, tenesmo y hemorragia digestiva baja.

Aún no está claro el sustrato fisiopatológico detrás de la aparición de endometriosis. La teoría mas aceptada considera la regurgitación menstrual transtubaria, con implantación de células glandulares y de estroma endometrial en la serosa de órganos pélvicos y abdominales(1,19). Alternativamente, el crecimiento extrauterino de tejido endometrial pudiera ocurrir por transformación metaplástica de mesotelio pluripotencial peritoneal.

Las manifestaciones gastrointestinales de la endometriosis fueron descritas por Meyer et a/.(3), caracterizándose por cuadros clínicos inespecíficos, incluyendo náuseas, vómitos, dolor abdominal difuso y distensión abdominal, por lo que el diagnóstico preoperatorio es difícil y requiere de alta sospecha diagnóstica, pudiendo confundirse con síndrome de intestino irritable, enteritis regional, enfermedad de Crohn, apendicitis, colitis isquémica, diverticulitis y neoplasias. Las biopsias endoscópicas también pueden ser confusas, ya que sólo consideran las capas más internas, que podrían presentar signos de inflamación crónica sin focos de endometriosis, porque éstos en general están en la serosa(11,12).

Las complicaciones abdominales quirúrgicas son más frecuentes a nivel de recto y colon sigmoides(1,9,13-15), incluyendo hemorragia digestiva baja, constipación crónica y obstrucción intestinal. El compromiso de íleon distal es poco frecuente y puede presentarse como obstrucción intestinal, siendo ésta una causa poco habitual de obstrucción, ya que las más frecuentes son bridas, hernias y tumores.

En casos más avanzados se puede presentar como obstrucción intestinal, siendo el íleon la zona de transición más frecuente en el intestino delgado, existiendo engrosamiento masiforme a ese nivel, usualmente excéntrico. Existen reportes de estenosis ¡leal secundaria a endometriosis, que condiciona obstrucciones más bien crónicas; sin embargo, la presentación más frecuente es una obstrucción solitaria en íleon terminal, que debe ser resecada(16). La resección de intestino delgado por obstrucción intestinal es necesaria en el 0.7% de todas las pacientes que requieren cirugía por endometriosis intestinal(17).

La E-TC consiste en una TC de abdomen y pelvis con contraste endovenoso bifásico, tras la administración de 2 litros de agua a través de una sonda nasoenteral localizada a nivel de yeyuno proximal, lo que permite distender las asas de intestino delgado en forma adecuada, con alto rendimiento en la detección de patologías intestinales(18). Esto permite una adecuada evaluación, no sólo de la pared intestinal sino que del mesenterio adyacente, con posibilidad de reconstrucciones multiplanares. El hallazgo de engrasamiento masiforme asimétrico en relación al íleon distal, asociado a una lesión quística con componente hemorrágico es altamente sugerente de esta patología. En el diagnóstico diferencial debe considerarse patología neoplásica y menos probablemente Inflamatoria; esta última por lo general determina un engrasamiento parietal concéntrico con estratificación de la pared(19).

Tanto el tratamiento médico de la endometriosis no complicada como la terapia post quirúrgica consisten en la supresión hormonal, que produce involución y eventual atrofia de los focos de endometriosis(2,3). Existen diferentes esquemas terapéuticos que incluyen el uso de danazol, esteroides antiprogestestaciona-les, anticonceptivos orales, agonistas de GnRH, antl Inflamatorios no esferoidales.

En conclusión, la endometriosis es una causa Infrecuente de obstrucción intestinal, requiere de alto índice de sospecha y debe ser considerada en pacientes sin antecedentes de cirugías previas, con dolor abdominal severo, cíclico y asociado al período menstrual. La E-TC es una modalidad diagnóstica de gran utilidad por su alto rendimiento en patologías de intestino delgado, con las ventajas de la TC multicorte.

 

Bibliografía

1. Duepree HJ, Senagore AJ, Delaney CP, Marcello CP, Brady KM, Falcone T. Laparoscopic resection of deep pelvic endometriosis with rectosigmoid involvement. J Am Coll Surg 2002; 195: 754-758.        [ Links ]

2. Fagan CJ, Endometriosis: clinical and roentgenographic manifestations. Radiol Clin North Am 1974; 12:109-125.        [ Links ]

3. Meyers WC, Kelvin FM, Jones RS, Diagnosis and surgical treatment of colonic endometriosis. Arch Surg 1979; 114: 169-175.        [ Links ]

4. Douglas C, Rotimi O, Extragenital endometriosis. A clinicopathological review of a Glasgow hospital experience with ilustrations. J Obstet Gynaecol 2004; 24: 804-808.        [ Links ]

5. Macafee CHG, Greer HLH, Intestinal endometriosis. BR J Obstet Gynecol 1960; 67: 539-555.        [ Links ]

6. Gerbie A, Merrill J. Pathology of Endometriosis. Clin Obstet and Ginecol. 1988, 31(4): 779-889.        [ Links ]

7 Giudice LC, Kao LC Endometriosis. The Lancet 2004; 364:1789-99.        [ Links ]

8. Olive DL, Pritts EA. Treatment of endometriosis. N enlg J Med 2001; 345: 266-274.        [ Links ]

9. Kumar D. Irritable bowel syndrome, chronic pelvic disease and endometriosis. Eur J Gastroenterol Hepatol 2004; 16:1251-2.        [ Links ]

10. Markham S, Carpenter SE, Rock Ja, Extrapelvic endometriosis. Obstet Gybecik Clin North Am 1989; 16:193-219.        [ Links ]

11. Scarmato VJ, Levine MS, Herlinger H, Wickstrom M, Furth EE, Tutrck RW, Heal endometriosis: radiographic findings in five cases, Radiology. 2000; 214(2): 509-12.        [ Links ]

12. Yantiss RK, Clement PB, Young RH. Endometriosis of the intetinal tract: a study of 44 cases of a desease that may cause diverse challenges in clinical and pathologic evaluation. Am J Surg Pathol. 2001; 25(4): 445-54.        [ Links ]

13. Bailey HR, Ott MT, Hartendorp P. Aggressive surgical management for advanced colorectal endometriosis. Dis colon Rectum 1994; 37 747-53.        [ Links ]

14. Cameron IC, Rogers S, Collins MC, Reed MW, Intestinal endometriosis: Presentation, investigation, and surgical management. Int J Colorectal Dis 1995; 10: 83-86.        [ Links ]

15. Midorikawa Y, Kubota K, Kawai K, Mori M, Kajiura N. Endometriosis of the rectum causing bowel obstruction: A case report. Hepatogatroenterology 1997; 44: 706-709.        [ Links ]

16. Singh KK, Lessells AM, Adam DJ, Jordan C, Miles WF, Macintyre IM, et al. Presentation of endometriosis to general surgeons: a 10-year experience. BR J Surg 1995; 82: 1.349-1.351.        [ Links ]

17 Prystowsky JBm Stryker SJ, Ujiki GT, Poticha Sm. Gastroitestinal endometriosis. Incidence and indications for resection. Arch Surg 1988; 123: 855-8        [ Links ]

18. O'Brien A, Cruz JP, Berríos C, Melipillán Y, Butte JM, Alvarez M. Advances in radiography of the small intestine: computed tomography enteroclisys. Gastroenterol Hepatol 2006; 29(9): 528-33.        [ Links ]

19. Paulsen SR, Huprich JE, Fletcher JG, Booya F, Young BM, Fidler JL, Jonson CD, Barlow JM, Earnest F 4th. CT enterography as a diagnostic tool in evaluating small bowel disorders: review of clinical experience with over 700 cases. Radiographics 2006(3): 641-57; discussion 657-62.        [ Links ]

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons