SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 issue2MICE TESTICULAR DAMAGE ELICITED BY MALATHIONII REUNIÓN ANUAL SOCIEDAD DE ANDROLOGÍA Y GAMETOLOGÍA DE CHILE: IV JORNADAS INTERNACIONALES DE MEDICINA REPRODUCTIVA Y BIOLOGÍA DE LA REPRODUCCIÓN author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

Share


International Journal of Morphology

On-line version ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. vol.21 no.2 Temuco  2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022003000200011 

Int. J. Morphol., 21(2):161-165, 2003.

INERVACIÓN DEL MÚSCULO SEMITENDINOSO, BIOMETRÍA DE SUS RAMOS
Y LOCALIZACIÓN DE SUS PUNTOS MOTORES

INNERVATION OF THE SEMITENDINOUS MUSCLE, BIOMETRY OF THE BRANCHES 
AND LOCATION OF ITS MOTOR POINTS

*Olave, E. & **Braga, M. T. T.


RESUMEN: La inervación motora de la musculatura esquelética es conocida, sin embargo, los padrones de distribución de esos ramos y los puntos motores son descritos de forma general. Con el propósito de aportar antecedentes anatómicos y biométricos sobre la inervación de la musculatura de los miembros, estudiamos las características de los ramos que inervan al músculo semitendinoso, considerando su origen respecto a la tuberosidad isquiática (TI), su longitud, la división de los ramos principales, como también la localización de los puntos motores respecto de la TI.

La investigación se realizó en 28 miembros inferiores de 14 cadáveres formolizados, de individuos brasileños, adultos, de ambos sexos, de edades entre 25 y 65 años, pertenecientes a la disciplina de Anatomía Humana de la Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil. Inicialmente registramos la distancia entre la parte inferior de la TI y una línea transversal que se extendió entre las partes más sobresalientes de los cóndilos femorales (LBE). En cada una de las muestras se realizó cuidadosa disección, observando los ramos musculares y registrando las mediciones respectivas.

En la totalidad de los casos, los ramos dirigidos al músculo en cuestión procedieron de la porción tibial del nervio isquiático. El número más frecuente de ramos encontrados fue de 2, presentándose 9 casos en el lado derecho y 11 en el izquierdo; con 3 ramos observamos 2 casos en el lado derecho y 1 en el izquierdo; con un ramo hubo 3 casos en el lado derecho y 2 en el izquierdo. La distancia promedio para el origen de R1 fue de 30,5 + 10,4 mm y para R2 fue de 112,5 + 44,3 mm en el lado derecho, y, de 22,8 + 12,7 mm para R1 y de 106,2 + 38,2 mm para R2 en el izquierdo. La longitud promedio de R1 en el lado derecho fue de 9,2 + 5,3 mm y de R2 fue de 53,5 + 31,6 mm; en el lado izquierdo R1 tuvo una longitud de 12,2 + 6,6 mm y R2 de 49,3 + 25,6 mm. La mayoría de los ramos musculares principales se subdividieron antes de ingresar en el vientre muscular en 2,3,4 y hasta 5 ramos secundarios. Se presentan también las distancias entre la TI y los puntos motores, como también la correlación entre la distancia TI-LBE y el origen de los ramos así como con los puntos motores. Los datos aportados podrán ser usados como referencia en los procedimientos clínico-quirúrgicos y de electroestimulación.

PALABRAS CLAVE: 1. Muslo 2. Músculo semitendinoso, 3. Nervio isquiático, 4. Puntos motores 


INTRODUCCIÓN

El conocimiento de la localización de los puntos motores como también del número de fibras que se distribuye en las subdivisiones de un ramo nervioso principal es necesario para realizar estimulaciones con propósitos terapéuticos. La microcirugía reparadora requiere también de abundante y detallada información de la inervación para efectuar con éxito sus procedimientos. En general, los textos de Anatomía describen bien los trayectos y relaciones de los nervios espinales, pero no detallan sus ramos de distribución ni los puntos de penetración en el vientre muscular.

La escasa información respecto a estos puntos motores, nos ha motivado a estudiar los ramos que inervan los diferentes músculos de los miembros, considerando desde el punto de vista biométrico, su origen y puntos de penetración motora, además de conocer también los padrones de

división antes del ingreso en el vientre muscular, localizando cada uno de los puntos motores en relación a puntos de referencia que son visibles o palpables en la superficie del cuerpo.

Entre estos nervios, la porción tibial del nervio isquiático, a través de ramos musculares, es la responsable de la inervación motora del músculo semitendinoso. Al conocer los puntos motores en este músculo y sabiendo que estos puntos son el lugar de penetración de las fibras motoras a través del epimisio, su estimulación producirá la máxima contracción muscular efectiva.

El músculo semitendinoso es también una alternativa al músculo grácil para la construcción de un neoesfínter anal electroestimulado en pacientes con incontinencia fecal ( Rab et al., 1997). Textos clásicos de anatomía tales como Testut & Latarjet (1971), Goss, (1977), Wilson & Wilson (1978), Williams et al. (1995), Moore& Dalley (2002), entre otros, describen de manera general la inervación del músculo semitendinoso. Debido a lo anterior, estudiamos detalladamente sus ramos, considerando parámetros tales como su origen, longitud y puntos de penetración motora, como también las subdivisiones del ramo principal antes de ingresar en el vientre muscular. Con los datos anatómicos y biométricos obtenidos esperamos aportar conocimiento sobre estos parámetros a las áreas quirúrgica y de electroestimulación.

MATERIAL Y MÉTODO

Para esta investigación se utilizaron 28 miembros inferiores de 14 cadáveres formolizados de individuos brasileños, de ambos sexos, con edades entre 25 y 70 años, pertenecientes a la Disciplina de Anatomía Humana de la Universidade Federal de Santa Catarina, Florianópolis, Brasil.

En cada muslo se disecó el nervio isquiático, identificando y siguiendo el trayecto de los ramos que van en dirección al músculo semitendinoso. En cada ramo se observó la subdivisión antes del ingreso en el vientre muscular. Para realizar la biometría de los ramos e identificar los niveles de origen y el punto de penetración de cada ramo, tomamos como nivel de referencia a la parte inferior de la tuberosidad isquiática (TI). Además, consideramos una línea transversal que pasó por los dos puntos más sobresalientes de los epicóndilos medial y lateral del fémur (línea biepicondilar, LBE), registrando la distancia entre los dos puntos descritos. Para los registros de mediciones usamos una cinta métrica y un caliper de precisión 0, 05 mm. Los resultados obtenidos fueron tratados estadísticamente, para lo cual se usó el programa SSP11, que permitió obtener la estadística general y asociaciones estadísticas entre la distancia TI-LBE y los parámetros de origen y puntos de penetración a través de la prueba de Spearman, fotografiándose además las muestras más representativas.

RESULTADOS

En el 100 % de los casos estudiados, los ramos dirigidos al músculo semitendinoso procedieron de la porción tibial del nervio isquiático.

El número más frecuente de ramos encontrados fue 2, presentándose 9 casos en el lado derecho y 11 en el izquierdo. Con 1 ramo se observaron 3 casos en el lado derecho y 2 en el izquierdo. Con 3 ramos hubo 2 casos en el lado derecho y 1 en el izquierdo.

Tabla I. Distancias entre el punto de origen de los ramos para el m. semitendinoso con respecto a la tuberosidad isquiática cuando se presentaron 2 ramos ( expresadas en mm).


Caso Lado derecho Caso Lado izquierdo
  R1 R2   R1 R2
      2 23,6 101,2
3 38,4 139,6   335,50 133,8
4 29,9 048,7   48,3 101,4
      5 41,2 110,7
6 46,8 200,0   636,00 180,0
7 24,8 061,4 7 22,2 064,3
8 28,3 128,7      
9 43,8 111,5 9 35,5 040,2
100 25,8 104,6 100 11,3 124,7
110 19,5 096,7 110 17,0 122,1
120 17,1 121,1 120 02,8 069,1
      140 18,3 121,7

X =
30,5 112,5   22,8 106,2
SD =
10,4 044,3   12,7 038,2

Tabla II. Longitud de los ramos de inervación del músculo semitendinoso cuando se presentaron 2 ramos (expresado en mm).


Caso Lado derecho Caso Lado izquierdo
  R1 R2   R1 R2
      2 12,4 28,6
3 12,2 31,1 3 11,1 41,0
4 17,2 102,30 4 16,5 45,6
      5 14,0 51,9
6 16,7 19,8 6 10,2 43,2
7 06,0 67,5 7 03,8 51,3
8 03,6 17,6      
9 11,4 45,4 9 09,2 114,50
100 07,6 84,9 100 09,1 40,7
110 05,7 64,8 110 11,5 18,6
120 02,9 38,2 120 29,5 73,4

X =
9,2 53,5   12,2 49,3
SD =
5,3 31,6   6,6 25,6

En los 2 casos con 3 ramos en el lado derecho: R1 tuvo una longitud de 10,9 y 33,5 mm; R2 de 33,7 y 79,4 y R3 de 61,8 y 42,8, respectivamente. En el único caso del lado izquierdo R1 presentó una longitud de 21,0 mm; R2 de 33,9 y R3 de 37,0.

En los casos 1 y 13 con 1 ramo en ambos lados, en el derecho fue de 41,3 y 45 mm, respectivamente y en el izquierdo las longitudes fueron de 53,8 y 24 mm, respectivamente. En el caso 14, con 1 ramo sólo en el lado derecho, esta longitud fue de 29,1 mm.

Tabla III. Número de ramos secundarios (RS) derivados de la división de los ramos R1 y R2 en el músculo semitendinoso


División Lado derecho Lado izquierdo
  R1 R2 R1 R2
Sin division 1 2 1 3
en 2 RS 4 5 4 6
en 3 RS 2 2 3 2
en 4 RS 2 1 2 -
en 5 RS - 1 1 -

Total de casos 9 9 110 110

En los 2 casos con tres ramos en el lado derecho: en uno de ellos, R1 se subdividió en 2 RS y en el otro en 3 RS; R2 no se subdividió y R3 en uno no se subdividió y en el otro se subdividió en 4 RS. En el único caso del lado izquierdo, R1 no se subdividió al igual que R2, pero R3 lo hizo en 2 RS

Tabla IV distancias promedios del punto de ingreso de los ramos secundarios de R1 en el músculo semitendinoso respecto de la tuberosidad isquiática (en mm).


R1 Lado derecho Lado izquierdo
S1 38,6 + 14,2 31,4 + 13,3
S2 55,2 + 24,8 48,9 + 17,6
S3 55,6 + 16,0 58,1 + 23,2

Tabla V. Distancias promedios del punto de ingreso de los ramos secundarios de R2 en el músculo semitendinoso respecto de la tuberosidad isquiática (en mm).


R2 Lado derecho Lado izquierdo
S1 166,8 + 32,2 163,4 + 37,4
S2 171,6 + 30,2 185,6 + 31,2
S3 180,4 + 42,8 198,0000000

Los ramos de subdivisión de R1, o sea, RS1,RS2 y RS3 penetraron en el tercio proximal de la distancia entre la TI y la LBE.

Los ramos de subdivisión de R2, o sea, RS1,RS2 y RS3 penetraron en el tercio medio de la distancia mencionada.

Tabla VI. Sector de ingreso de los ramos secundarios en el vientre muscular. Promedios de las distancias entre el primer ramo y el último en los casos con más de un ramo (en mm).


  Lado derecho Lado izquierdo
R1 33,1 ± 25,1 39,1 ± 20,5
R2 23,6 ± 16,4 17,3 ± 6,6

El valor mínimo encontrado para esta distancia en el caso de R1 y en el lado derecho fue de 2,5 mm y el máximo fue de 75,4 mm, ambos con dos ramos secundarios; en el lado izquierdo los valores fueron de 8,5 y 61,7 mm. respectivamente, ambos con dos ramos secundarios.

Para R2, los valores encontrados en el lado derecho fueron de 4,8 para el mínimo y de 51,0 mm para el máximo, donde el primero tuvo dos ramos secundarios y el segundo tres; en el lado izquierdo los valores fueron de 8,4 y 27,6 mm, respectivamente, ambos con dos ramos secundarios

En el análisis estadístico de correlación (Spearman) entre el origen de los ramos dirigidos al músculo en estudio y la distancia TI-LBE, la cual fue en promedio de 334 ± 26,2 mm en el lado derecho y de 342,7 ± 24,6 mm en el izquierdo, no se presentó una correlación positiva. En el análisis de correlación entre los puntos motores y la distancia TI-LBE tampoco se obtuvo una correlación positiva.


Fig. 1. Nervio isquiático; 2. Músculo semitendinoso; 3. Músculo bíceps femoral (cabeza larga); 4. R1 del músculo semitendinoso; 5. Ramos secundarios de R1; 6. R2 del músculo semitendinoso; 7. Ramos para la cabeza larga del músculo bíceps femoral.

DISCUSIÓN

El conocimiento de la inervación motora de los diferentes músculos del cuerpo y de sus variaciones es de importancia para realizar el diagnóstico correcto cuando algún nervio ha sido lesionado y sin duda, para realizar un adecuado tratamiento. La mayoría de los textos de Anatomía describen bien los trayectos y relaciones de los nervios espinales, pero no detallan sus ramos de distribución, el número de fibras y menos sus lugares de ingreso en el vientre muscular. Un acabado conocimiento sobre estos últimos, los puntos motores, puede tener positivos efectos, sabiendo que éstos son el lugar de penetración de las fibras motoras en el músculo a través del epimisio y que cuando son estimulados producen la máxima contracción muscular efectiva.

Ya en 1855, Duchenne había descrito el uso práctico de conocer la ubicación de los puntos motores de los músculos. La estimulación eléctrica funcional ha sido utilizada para restaurar las funciones motoras de los miembros en pacientes con lesiones de la medula espinal. La estimulación con electrodos colocados cerca o en el punto motor de los músculos da origen a una corriente que fluye a través de las redes nerviosas intramusculares lo que activa las fibras musculares. Se sabe que varios músculos de los miembros tienen múltiples puntos motores. Los resultados de experimentos fisiológicos han mostrado que músculos inervados de forma múltiple tienen propiedades contráctiles especiales. Markee & Lowenbach (1945) encontraron que al estimular sólo uno de los ramos que inervan a un músculo, por ejemplo un ramo proximal, ocurre la contracción proximal del mismo acompañada de un alargamiento de la porción distal.

La importancia de los puntos motores ha sido ampliamente aceptada en el área de la estimulación eléctrica. Liu et al. (1995) mostraron que al estimular uno de los puntos motores (distal y proximal) en la cabeza larga del músculo tríceps braquial de conejos, existía diferencia en el grado de extensión del codo, siendo mayor cuando se estimulaba eléctricamente el punto motor distal y que cuando se estimularon ambos puntos hubo un mayor rango de extensión que cuando se hacía individualmente. Señalaron también que la estimulación de un punto motor individual produce la contracción de fibras musculares inervadas por los ramos nerviosos que entran en ese punto y que clínicamente esto puede tener una aplicación importante en la estimulación eléctrica funcional, donde la estimulación de múltiples puntos motores producirá una óptima acción muscular.

El énfasis en la investigación de los ramos de inervación de los diferentes músculos aporta importantes datos que pueden servir de referencia en algunos procedimientos clínico-quirúrgicos y de electroestimulación o cuando se necesita inyectar directamente en los puntos motores, anestésicos locales y/o agentes neurolíticos (Buchanan & Erikson, 1996, Olave et al., 2002).La espasticidad de los músculos isquiotibiales puede ser tratada a través del bloqueo de los nervios y puntos motores usando fenol u otros agentes (Seidel et al., 1996).

En relación al origen de los ramos de inervación del músculo en estudio, cuyos valores son informados en la tabla I, el registro obtenido corresponde a una fluctuación entre los 2,8 mmm y los 46,8 mm para el ramo proximal (R1) y de 40,2 mm y los 200 mm para el ramo distal(R2), los cuales fueron correlacionados con la distancia TI-LBE, pensando que el origen pudiera ser función de la distancia mencionada, sin embargo, no obtuvimos un valor positivo para ello. Sunderland(1985) describió valores que fluctuaron entre 40 y 107 mm para el ramo más proximal y de 160 mm para el distal, siempre en relación con la tuberosidad isquiática.

El número de ramos destinados al músculo en estudio fue de 2 en 71,4 %, recibiendo sólo 1 ramo en 17,8 %, encontrando 3 ramos para el porcentaje restante. Estos resultados son concordantes con los descritos por Seidel et al., quienes obtuvieron 77 % con 2 ramos y un 23 % con 1.Sunderland también había relatado esta disposición.

En 1997, Rab et al. realizaron un estudio de la vascularización e inervación del músculo semitendinoso pensando en la posibilidad de usar a éste como una alternativa en la formación de un neoesfinter anal electroestimulado en pacientes con incontinencia fecal, encontrando que el músculo está formado por dos vientres, uno superior y otro inferior, recibiendo dos ramos motores procedentes del nervio isquiático, resultado con el que concordamos, ya que ese número lo encontramos en la mayoría de nuestros casos.

Sobre el punto de ingreso del ramo proximal (R1) en el vientre muscular, estos autores registraron una distancia que fluctuó entre los 20 y 70 mm distal a la tuberosidad isquiática, obteniendo un promedio de 47,5 mm. Para el ramo distal (R2) obtuvieron una distancia entre 110 y 220 mm, con un promedio de 144,7 mm, siempre distal a la tuberosidad isquiática. Los valores obtenidos en nuestra serie no difieren de los autores mencionados, pero complementando, le incorporamos el registro del punto de penetración de cada uno de los ramos secundarios del ramo proximal (R1), valores promedios informados en la tabla IV. Los valores que obtuvimos para el ramo distal (R2) también son concordantes con estos autores, a pesar de algunas diferencias menores.

Estos datos nos permiten señalar el sector de vientre muscular que ocupan los ramos secundarios, o mejor dicho, donde se encuentran los puntos motores, por lo que son una importante orientación para electroestimular el músculo o inyectar sustancias en los mismos.

La investigación realizada nos permite afirmar que los puntos motores del ramo proximal se localizan en el tercio proximal de la distancia TI-LBE y los del ramo distal en el tercio medio de ésta. Por otra parte, la longitud de los ramos que generalmente encontramos inervando al músculo en estudio corresponde a un ramo corto para el caso del R1 ya que tiene alrededor de 10 mm, diferente del R2 que tiene alrededor de 50 mm.

Por lo general, ambos ramos de inervación se dividen en 2 ramos secundarios, existiendo también algunos casos con uno y tres ramos, que son los que penetran en el vientre muscular. Al conocer las distancias o los promedios entre éstos y la parte inferior de la tuberosidad isquiática, quienes actuen en el área, desde el punto de vista quirúrgico o de electroestimulación, tendrán una mayor certeza en su localización.

En relación a los puntos motores, nuestros valores promedios fueron menores a los informados por Seidel et al., quienes obtuvieron 92 mm para el punto motor 1 y de 202 mm para el punto motor 2. Los promedios entre lado derecho e izquierdo que obtuvimos para estos parámetros fueron de 35,5 mm para el primero y de 167,9 mm para el segundo Es importante considerar que el número más frecuente de puntos motores encontrados por nosotros correspondió a 2 y 3, encontrando en algunos casos 4 y 5. Los autores mencionados refirieron que en más del 90 % de sus casos los puntos motores fueron sólo 2.

El análisis estadístico nos ha mostrado que no existen diferencias estadísticamente significativas al comparar entre los lados derecho e izquierdo, los orígenes de estos ramos, ni tampoco respecto de los puntos de penetración de sus divisiones.

Con los datos biométricos obtenidos esperamos contribuir al conocimiento morfológico, el cual puede ser de utilidad a la cirugía de la región, al posicionamiento de los electrodos en el tratamiento de músculos lesionados y en estudios electromiográficos.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a la Profesora Dra. Carla Gabrielli su valiosa colaboración en las disecciones de las muestras. 


SUMMARY: Motor innervation of skeletal muscle are quite understood, despite neural patterns and also nerve motor distributions are described in general manners. In order to improve anatomical and biometrical knowledge on these subjects, we explore in this work, the semitendinous muscle innervation and also their origin and disposition, which are associated to the ischiatic tuberosity (IT), we also referred to their length, division on their principal branches, as well as the localization of their motor points related to the IT.

These research was performed on 28 lower limbs belonging to 14 formalized corpses of adult, all Brazilian origin, of both sexes. Corpses belong to the Human Anatomy Department of the Universidade Federal de Santa Catarina, Brazil.

Initially, the distance measured was taken between the inferior part of the IT and a transversal line, which was extended between the most prominent parts of the femoral condyles (biepicondylar line, BEL) . On each one of the limbs we made a careful dissection considering muscular branches and their measurements were recorded.

In all cases the nerve branches for the questioned muscle come from the tibial nerve portion of the ischiatic nerve. The most frequent number of branches found here were two, 9 cases in the right side and 11 in the left side, in other cases were found 3 branches, 2 cases in the right side and 1 in the left, finally on the one branch case, 3 were found in the right side and two in the left side. The average distance of the R1 source was of 30.5 ± 10.4 mm and for R2 was 112.5 ± 44.3 mm in the right side, and, 23.3 ± 13,4 mm for R1 and 104,8 ± 39,9 for R2 in the left side. In the right side, the average length of R1 was 9.2 ± 5.4 mm and of R2 52.4 ± 29.4 mm; in the left side, this length for the R1 was 12.7 ± 6.8 mm and for R2 was 50.9 ± 26.6 mm. Most of the main nerve branches were subdivided, before penetrating the muscular belly up to 2, 3, 4 and still 5 secondary branches. Distances between IT and the motor points were also presented as well as their correlationships between the IT-BEL distance and also the source of the branches including their motor points. We hope these data could be used as a reference for clinical-surgical and electro stimulation procedures.

KEY WORDS: 1. Lower limb; 2. Semitendinous muscle; 3. Ischiatic nerve; 4. Motor points. 


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Buchanan, T. S. & Erickson, J. C. Selective block of the brachialis motor points. An anatomic investigation of musculocutaneous nerve branching. Reg. Anesth., 21(2):89-92, 1996.         [ Links ]

Duchenne apud Liu et al. A rabbit muscle model for studying contraction characteristic ofmuscle with multiple motor points. Muscle & Nerve, 17:1477-9, 1994.         [ Links ]

Liu, J.; Lau, H.; Pereira, B.; Kumar, V. & Pho, R. Terminal nerve branch entries (motor points) of forearm muscles: a comparative study between monkey and human. Acta Anat., 155:41-9, 1996         [ Links ]

Markee. J. & Lowenbach, H. The relations between multiple innervation and segmental response of skeletal muscles of the dog. J. Neurophysiol., 8:409-20, 1945.         [ Links ]

Moore, K. & Dalley, A. Anatomía con orientación clínica. 4a. ed. Buenos Aires, Panamericana, 2002.         [ Links ]

Olave, E.; Gabrielli, C.; Braga, M.T.T. & del Sol, M. Aspectos biométricos de los ramos motores del nervio musculocutáneo para el músculo braquial. Rev. Chil. Anat., 20(2):231-6, 2002.         [ Links ]

Rab, M.; Mader, N.; Kamolz, L.P.; Hausner, T.; Gruber, H. & Girsch, W. Basic anatomical investigation of semitendinosus and the long head of biceps femoris muscle for their possible use in electrically stimulated neosphincter formation. Surg. Radiol. Anat., 19:287-291, 1997.         [ Links ]

Seidel, P.; Seidel, G.; Gans, B. & Dijkers, M. Precise localization of the motor nerve branches to the hamstring muscles: an aid to the conduct of neurolytic procedures. Arch. Phys. Med. Rehabil., 77:1157-60, 1996         [ Links ]

Sunderland, S. Nervios periféricos y sus lesiones. 2. ed. Barcelona, Salvat, 1985.         [ Links ]

Testut, L. & Latarjet, A. Tratado de Anatomía Humana. 9a. ed. Barcelona, Salvat, 1971. V. 1.         [ Links ]

Williams, P.; Warwick, R.; Dyson, M. & Bannister, L. Gray Anatomia. 37. ed, Rio de Janeiro, Guanabara Koogan, 1995.         [ Links ]

Wilson, D. & Wilson, W. Human Anatomy. New York, Oxford University, 1978.         [ Links ]

Dirección para Correspondencia:
Prof. Dr. Enrique Olave
Facultad de Medicina
Universidad de La Frontera
Casilla 54-D
Temuco - CHILE

Email: eolave@ufro.cl

Recibido : 11-03-2003
Aceptado : 23-05-2003 


Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Chile.
Departamento de Morfología, Universidade Federal de Santa Catarina, Brasil.
Proyecto DIUFRO 140207, Universidad de La Frontera, Chile

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License