SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 número2ANÁLISIS BIOMÉTRICO ENTRE MEDICIONES BIOANTROPOLÓGICAS CEFÁLICAS Y LA ARTERIA BASILARMÚSCULO FIBULAR DEL DEDO MÍNIMO índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. v.22 n.2 Temuco  2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022004000200012 

 

Int. J. Morphol., 22(2):169-172, 2004.

 

MORFOMETRÍA DEL PROCESO CONDILAR Y RAMA DE LA MANDÍBULA EN INDIVIDUOS ADULTOS DE LA CIUDAD DE TEMUCO, CHILE

MORPHOMETRY OF THE CONDYLAR PROCESS AND MANDIBULAR RAMUS IN ADULT INDIVIDUALS OF THE TEMUCO CITY ­ CHILE

 

*Silva, M. H. & **Fuentes, F. R.

* Depto. Ciencias Básicas, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Chile.
** Depto. de Odontología Integral, Facultad de Medicina, Universidad de La Frontera, Chile.

Dirección para correspondencia:


RESUMEN: Las alteraciones de la articulación temporomandibular son frecuentes en la práctica clínica odontológica. Esta disfunción tiene variados factores etiológicos, tales como deficiencia de la oclusión, alteraciones biomecánicas y anatomofisiológicas, entre otras.

Evaluamos 20 radiografías panorámicas de mandíbula, de individuos entre 21 y 77 años de edad. Medimos algunos parámetros del proceso condilar y de la rama de la mandíbula. Estudiamos las radiografías en un negatoscopio, efectuándose las medidas con una caliper digital. Se utilizó el programa estadístico SPS 10.0, realizándose un estudio descriptivo piloto.

La mayoría de los diámetros del proceso condilar fueron mayores en las mujeres, así el diámetro vertical izquierdo, ( C4), con valores de 19,7 mm en los hombres y 20,3 mm en las mujeres, en cambio, el diámetro vertical (R3) de la rama de la mandíbula fue mayor en los hombres con un valor 43,1 mm y en las mujeres 38,8 mm, en la rama derecha; la rama izquierda tuvo un valor en los hombres de 39,6 mm y 38,6. mm en las mujeres.

Estas diferencias podrían causar problemas en la masticación y diferencias en la mordida de los individuos, alterando la biomecánica de la articulación témporomandibular que contribuye a la disfunción y dolor que frecuentemente relatan los individuos.

PALABRAS CLAVES: 1. Anatomía; 2. Morfometría; 3. Mandíbula. 4. Proceso condilar.


SUMMARY: The temporomandibular dysfunction is common in the odontologic clinic practices. This dysfunction has lot of etiologic factors, like problem of occlusion, biomechanics, anatomical and physiological alterations.

20 panoramic mandibule radiography were evaluated, from people aged between 21 and 77 years old. Some parameters of the condylar process and mandibular ramus were measured . This measure was done with a negatoscopy, and digital calliper. The sample was analyzed with the statistical program (SPPS 10, 0).

Most of the diameters of the condylar process were higher in women, thus the left vertical diameter, ( C4), with values of 19.7 mm in men and 20,3 mm in women, on the other hand the vertical diameter (R3), of the mandibular ramus was higher in men with a value of 43,1 mm. and in women was 38,8 mm, in the right ramus; the left ramus had a value of 39,6mm. in men and 38,6mm in women.

This difference could cause problems in the mastication and bite of the individuals, producing unbalance in the biomechanics, dysfunction and pain in the temporomandibular joint.

KEY WORDS: 1. Anatomy; 2. Morphometry; 3. Mandibule; 4. Condyle.


 

INTRODUCCIÓN

El 60 a 70 por ciento de la población en general presenta signos y síntomas de trastornos témporo-mandibulares (TTM). El síntoma de disfunción más común es el dolor en reposo ó en movimiento uni ó bilateral en la zona preauricular, en la musculatura masticatoria y en los músculos de sostén de la cabeza, de la articulación témporo-mandibular (ATM), (Helkimo, et al., 1972 y Vimos, 1998).

En USA, el 22 % de los individuos mayores de 18 años han experimentado dolor en la región de la mandíbula, ATM y estructuras relacionadas (Lars, 1990), alrededor del 50% de ellos ha experimentado otros dolores orofaciales (Lipton et al., 1993; Kononen & Nystrom, 1993; De Wijer et al., 1996).

Los ruidos articulares, que se producen durante los movimientos articulares, tienen una prevalencia promedio de 26% (rango 9-50%). Estos son desórdenes internos de la ATM, como desplazamiento anterior del disco con reducción o procesos degenerativos, de acuerdo a lo indicado por Carlsson & Magnusson (1999).

En la alteración de la dinámica mandibular, se observan movimientos de apertura, con desviaciones, deflexiones y/o limitaciones en el rango de apertura.

La etiología de los trastornos témporomandibulares es multifactorial. Un modelo simple se puede explicar a través de tres tipos de factores: Anatómicos (incluye la oclusión y las articulaciones), neuromusculares y psicológicos. También se describen factores predisponentes (sistémicos, psicológicos o estructurales), desencadenantes (trauma, sobrecarga o parafunción) y perpetuantes (stress, problemas sociales y emocionales).

Existe una relación importante entre el desarrollo de los TTM y la posición del cráneo sobre la columna vertebral (Rocabado, 1984; Carlsson & Magnusson).

La postura corporal según Marvin (1996) y Farias et al. (2001) influye en la articulación de la columna vertebral, especialmente, la región cervical la cual es descrita como un factor a considerar en las etiologías de los TTM se acuerdo a lo señalado por Fuentes et al. (1999).

La posición de la cabeza es considerada un factor de disfunción, pero el estudio de la posición de ésta y su influencia en los TTM han sido discutidas por Marvin y Solow & Tallgren (1971).

Algunos autores han citado la anatomía de la ATM como un factor a considerar en la etiología de las TTM. Habets et al. (1988) ha reportado una mayor asimetría de la altura vertical condilar en pacientes con TTM, comparados con pacientes de un grupo de rutina medidos a través de radiografías panorámicas (ortopantomografías).

Bezuur et al. (1988, 1989) señalaron en un estudio, que el 74% de los pacientes con TTM tenían más de un 3% de asimetría vertical condilar. Por otra parte, los pacientes con TTM de origen miogénico presentaban mayor asimetría vertical condilar que los pacientes con origen artrogénico.

Estos estudios sugieren que factores morfológicos contribuyen a la etiopatogenia de los TTM. Así, cuando se reconoce en una ortopantomografía una asimetría en la altura vertical del proceso condilar, debe indicarse un examen funcional extenso del sistema estomatognático.

En el presente estudio analizamos la morfología radiológica de los procesos condilares y de la rama mandibular, dando especial énfasis a las simetrías y asimetrías.

MATERIAL Y MÉTODO

Evaluamos 20 radiografías panorámicas, de sujetos de ambos sexos (7 hombres y 13 mujeres), de edades entre 77 y 21 años.

En las placas radiográficas y utilizando un negatoscopio, medimos la altura del proceso condilar y de la rama de la mandíbula, a través de un cáliper digital.

Medición de cóndilo. Trazamos las siguientes líneas: Una paralela y horizontal tangente a la parte superior del proceso condilar (C1); una perpendicular a C1 y tangente al punto más posterior del proceso condilar de la mandíbula (C2); una paralela a C1 y tangente a la parte más profunda de la incisura de la mandíbula (C3); una perpendicular a la línea C1, desde el punto más alto del proceso condilar hasta la línea C3 (C4). Luego, la línea C4 fue dividida verticalmente en tres porciones iguales, trazándose las líneas C5 y C6 (Fig. 1).

Medición de la rama de la mandíbula. Trazamos las siguientes líneas: una a partir de la intersección de la línea oblicua y el borde anterior de la rama de la mandíbula, hacia el borde posterior de ésta (R1), posteriormente, se dividió la rama en dos partes iguales por medio de una línea horizontal (R2) paralela a R1 y C3. La altura de la rama se midió por una línea vertical (R3) que une C3 a R1 (Fig. 1).

Fig. 1. Método biométrico de medición de altura y diámetros del proceso condilar, según técnica de Habets et al.

Para medir la altura vertical del proceso condilar y la rama mandibular utilizamos la técnica de Habets et al., 1988, que consiste en trazar una línea tangente desde la parte más posterior del proceso condilar hasta la parte más posterior de la rama de la mandíbula (a nivel del ángulo) (Fig. 2).

Realizamos un análisis descriptivo y prueba de diferencias de promedios, trabajando con un nivel de 95% de confianza, aplicándose un procesador estadístico (SPSS. 10)

AC= Altura del proceso condilar.

AR= Altura de la rama de la mandíbula.

A = Línea tangente a la rama de la mandíbula.

B= Línea trazada perpendicular a A desde la parte superior del proceso condilar.

01 y 02 puntos más laterales de la imagen.

Fig. 2. Método biométrico utilizado para la medición de la rama de la mandíbula, según técnica de Habets et al.

RESULTADOS

En las Tablas I a V se encuentran los valores promedios del proceso condilar y la rama de la mandíbula.

Tabla I. Altura y diámetros de los procesos condilares (mm) en una muestra de 20 radiografías panorámicas de individuos adultos, de ambos sexos, de la ciudad de Temuco - Chile.


X Hombres

D. S.

X Mujeres

D.S.

C4 Derecho
C4 Izquierdo
C5 derecho
C5 Izquierdo
C6 derecho
C6 izquierdo

19,7
19,2
11,6
13,1
12,0
12,4

2,2
1,6
2,0
1,6
1,8
2,1

20,3
21,1
13,5
13,2
12,9
12,6

1,6
2,1
2,1
2,2
2,1
3,0


Tabla II. Valores de la rama (altura y diámetros medidos en mm.) entre el lado derecho e izquierdo de la rama de la mandíbula de una muestra de 20 radiografías panorámicas de edad entre 21 y 77 años de la ciudad de Temuco - Chile.

X diámetros
Hombres

D.S.

X diámetros
Mujeres

D.S.

C3 derecho
C3 izquierdo
R1 derecho
R1 Izquierdo
R2 derecho
R2 izquierdo
R3 derecho
R3 izquierdo

35,1
35,0
35,9
33,0
28,3
27,5
43,1
39,6

3,5
4,7
3,8
4,9
3,3
5,4
7,8
6,8

37,1
35,0
36,5
35,0
28,4
27,4
38,8
38,4

5,0
5,1
5,7
4,8
4,1
3,2
5,4
6,5


Tabla III. Valores del proceso condilar y rama de la mandíbula según el método de Habets, en 20 radiografías panorámicas de individuos adultos de ambos sexos de la ciudad de Temuco - Chile.

X Hombre

D.S.

X Mujer

D.S.

Cóndilo derecho
Cóndilo izquierdo
Rama derecha
Rama izquierda

10,2
9,9
48,6
45,1

1,1
1,6
5,0
3,8

9,7
8,9
47,7
46,7

1,8
1,9
4,2
4,9


Tabla IV. Prueba de Wilcoxon para promedios del proceso condilar en 20 radiografías panorámicas de individuos adultos de ambos sexos, de la ciudad de Temuco - Chile.

C4D

C4I

C5D

C5I

C6D

C6I

Significancia

0,6

0,03

0,6

0,7

0,6

0,8


D=derecho I=izquierdo

Tabla V. Prueba de Wilcoxon para los promedios de la rama de la mandíbula en 20 radiografías panorámicas de individuos adultos de la ciudad de Temuco - Chile.

R1D

R2I

R2D

R2I

R3D

R3I

Significancia

0,6

0,3

0,8

0,8

0,3

0,05


D=derecho I=izquierdo

DISCUSIÓN

Nuestros resultados demostraron diferencias estadísticamente significativas entre la altura del proceso condilar y la rama izquierda de la mandíbula. En las mujeres la altura de los procesos condilares fue mayor, en cambio en los hombres la mayor diferencia se presentó entre las ramas de la mandíbula.

Por otra parte, pudimos observar que los diámetros y longitudes C5 y C6 no mostraron diferencias a nivel del proceso condilar. Estos diámetros fueron producto de la medición en una radiografía de la imagen del proceso condilar.

En cuanto a la rama los diámetros y longitudes más estables fueron C3, R2 y R1. Estos resultados muestran que los variables antes descritas del proceso condilar y la rama de la mandíbula, no sufren mayores variaciones en relación a su simetría, confirmando que la técnica de Habets está bien planteada, por cuanto mide la altura vertical que es donde se producen las diferencias. Si bien es cierto que Habets encontró diferencias entre la altura del proceso condilar y la rama mandibular, éstas no fueron significativas con respecto al género.

Los datos obtenidos en el trabajo avalan lo reportado por Bezzur (1988, 1989), referente a que en el examen funcional del sistema cráneomandibular, resulta fundamental la evaluación de los aspectos morfológicos de las estructuras de la región, a través de radiografías panorámicas, especialmente, en lo que se refiere a las asimetrías. En relación a lo anterior, Hansson plantea que alteraciones morfológicas de la ATM pueden, eventualmente, constituir un factor etiológico en el desarrollo de los trastornos TTM.

Rocabado, Carlsson & Magnusson, Farías et al. y Fuentes et al. (2001) destacaron la importancia de la evaluación de la postura como factor etiológico de los TTM. Las asimetrías encontradas a nivel de la altura de los procesos condilares y de la rama de la mandíbula, podrían contribuir a alteraciones en la postura.

Ya que los signos y síntomas de los trastornos témporomandibulares son prevalentes en la población (Vimos, Helkimo, Lipton) y su etiología es multifactorial, proponemos que en la evaluación de estos pacientes se consideren los factores morfológicos como un eventual factor etiológico. Lo anterior se encuentra basado en que existen variaciones estadísticamente significativas entre las diversas variables métricas, tanto de los procesos condilares mandibulares como de las ramas de la mandíbula, en un mismo individuo.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Bezuur, J. N.; Habets, L. L. & Hansson, T. L. The recognition of craniomandibular disorders-a comparison between clinical, tomographical, and dental panoramic radiographical findings in thirty-one subjects. J. Oral Rehabil., 15(6):549-54, 1988.         [ Links ]

Bezuur, J. N. Habets LL, Hansson TL. The recognition of craniomandibular disorders; condylar symmetry in relation to myogenous and arthrogenous origin of pain. J. Oral Rehabil., 16(3):257-60, 1989.         [ Links ]

Carlsson, G. & Magnusson, T. Management of Temporomandibular Disorders in the General Dental Practice. Quintessence books, 1999.         [ Links ]

De Wijer A.; Steenks, M.; Bosman, F. &Helders, P. Symptoms of the stomatognathic system in temporomandibular and cervical spine disorders. J. Oral Rehabil., 23:733- 41, 1996.         [ Links ]

Farias, A.; Alves, V. & Gandelman, H. Estudo da relaçäo entre a disfunçäo da articulaçäo temporomandibular e as alteraçöes posturais. Rev. Odontol., 13(2):125-33, 2001.         [ Links ]

Fuentes, R.; Freesmeyer, W. & Henríquez, J. Influencia de la postura corporal en la prevalencia de las disfunciones craneomandibulares. Rev. Méd. Chile., 127:1079-85, 1999.         [ Links ]

Habets, L.L.; Bezuur, J. N.; Naeiji, M. & Hansson, T. L. The Orthopantomogram, an aid in diagnosis of temporomandibular joint problems. II. The vertical symmetry. J. Oral Rehabil., 15(5):465-71, 1988.         [ Links ]

Helkimo, M.; Carlsson, B.; Hedegard, E.; Helkimo, E. & Lewin, T. Function and Dysfuntion of the masticatory system in Lapps in northern Finland. Swed. Dent. J., 65:95-105, 1972.         [ Links ]

Kononen, M. & Nystrom, M. A longitudinal study of craniomandibular disorders in finish adolescents. J. orofacial Pain, 7:329-36, 1993.         [ Links ]

Lars, S. Prevalence of signs and syntoms of dysfunction in the maticatory system: An epidemiology study in a adult swedish ppulation. J. Cranioman. Dis. facial oral pain, 4(4):241-50 1990.         [ Links ]

Lipton, J.; Ship, J. & Larach-robinson, D. Estimated prevalence and distribution of reported: orofacial pain in the united states. JADA, 124:115-21, 1993.         [ Links ]

Marvin, J. R. The influence of head position on temporomandibular joint dysfunction. J. Pros. den., 16(1): 169-72, 1996.         [ Links ]

Rocabado, M. Análisis biomecánico craneocervical a través de una telerradiografía lateral. Rev. Chil. Ortod., 1:42-52, 1984.         [ Links ]

Solow, B. & Tallgren, A. Natural head position in standing subjects. Act. Odont. Scand., 29:591-607, 1971.         [ Links ]

Vimos, V.; Flores, M.; Arroyo, H.; Chanataxi, V. & Coronel, L. Articulación temporomandibular Rev. CIEZT., 3(6):85-8, 1998.        [ Links ]

Dirección para correspondencia:

Prof. Héctor Silva Mella
Facultad de Medicina
Universidad de La Frontera
Casilla 54-D
Temuco - CHILE

Email: hsilva@ufro.cl

Recibido : 07-01-2004
Aceptado : 15-05-2004

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons