SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.28 número4Estudio de la Posición, Forma, Tamaño e Incidencia del Foramen Mentoniano y Foramen Mentoniano Accesorio en Cráneos Humanos de Indios AdultosInfluencia de la Alteración Oclusal en la Morfología Mandibular del Jerbo índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


International Journal of Morphology

versión On-line ISSN 0717-9502

Int. J. Morphol. v.28 n.4 Temuco dic. 2010

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022010000400026 

Int. J. Morphol., 28(4):1147-1149, 2010.

Revisión Anatómica del Músculo Bíceps Femoral del Canino

 

Anatomical Review of Canine Biceps Femoris Muscle

 

C. A. Arzone; C. J. Blanco; P. Genoud; F. C. Pellegrino; G. Sánchez & R. J. Vidal Figueredo

Cátedra de Anatomía I y II, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Dirección para correspondencia:


RESUMEN: El músculo bíceps femoral (BF) desempeña un rol fundamental en la biomecánica del miembro pelviano de los caninos, actuando en la flexoextensión de la articulación femorotibiorotuliana y la abducción del miembro. La evaluación correcta de su función es importante en la clínica veterinaria. Existen puntos controversiales entre los autores consultados acerca de la morfología de este músculo. El presente estudio tiene como objetivo discutir las distintas descripciones, reparando en las inserciones, la estructura e inervación del músculo. Se han realizado las disecciones bilaterales en 12 animales. La conservación de las piezas se realizó por inmersión en piletas, con una dilución de formol al 10 % y ácido fenico al 4% en agua. Se utilizaron diferentes técnicas de abordaje al músculo en cuestión, para obtener distintas observaciones de las estructuras. Se halló que el músculo BF se origina por medio de dos cabezas, como queda implícito en su denominación, una cabeza craneal, más voluminosa y una cabeza caudal más pequeña. La primera originada en el ligamento sacrotuberal y en la superficie lateral de la tuberosidad isquiática. La cabeza caudal, se origina de la tuberosidad isquiática. Estas partes a pesar de hallarse estrechamente unidas se individualizan a nivel de los vientres musculares por medio de una delgada lámina de tejido conectivo que se extiende hasta el tercio distal del músculo. Respecto a la inervación, no se encontraron ramas del nervio glúteo caudal que inerven las partes al músculo.

Palabras Clave: Músculo bíceps femoral; Canino; Estructura anatómica.


SUMMARY: The biceps femoris (BF) muscle plays a fundamental role in the biomechanics of the canine pelvic limb, acting in flexion ­ extension on knee articulation and abduction of the limb. Correct evaluation plays an important role in veterinary clinic. There are controversial issues among the authors consulted about the morphology of this muscle. The present study aims to discuss the various descriptions proposed for this muscle, considering insertions, structure and innervation. Bilateral dissections of 12 animals were carried out. Pieces conservation was done by immersion in pools with 10% formaldehyde and 4% carbolic acid in water. Different techniques were used in order to achieve various observations of muscle structures. It was found that BF muscle originates by two heads, as is implicit in its name, a craneal head, bulkier and a smaller caudal head. The first takes origin in the sacrotuberal ligament and the lateral surface of the ischial tuberosity. The caudal head, originates from the ischial tuberosity. These parts are closely linked but they can be identified at the level of the muscle bellies through a thin layer of connective tissue that extends to the distal part of the muscle. Regarding the innervation, we found that no caudal gluteal nerve branches reach this muscle.

Key words: Biceps femoris muscle; Canine; Anatomical structure.


INTRODUCCIÓN

El músculo bíceps femoral (BF) desempeña un rol fundamental en la biomecánica del miembro pelviano de los caninos, actuando en la flexoextensión de la articulación femorotibiopatelar y la abducción del miembro. La evaluación correcta de su función es importante en la clínica veterinaria. Existen puntos controversiales entre los autores consultados acerca de la morfología de este músculo (Schwarze et al., 1970; Dyce et al., 1999). El presente estudio tiene como objetivo discutir las distintas descripciones, reparando en las inserciones, la estructura e inervación del músculo.

Material y Método

Trabajamos sobre preparaciones cadavéricas de 12 caninos macho de tamaño mediano, 8 beagles y el resto mestizos. Los mismos fueron fijados por inyección intravascular y posterior inmersión en una solución fijadora compuesta por formaldehido al 10% y ácido fénico al 4% en agua. La inyección se realizó por goteo o mediante inyección con jeringa. Una vez retirada la piel, los animales fueron conservados por inmersión.

Disección. Luego de retirar la piel, queda expuesta la cara lateral de la región del muslo, la rodilla y porción proximal de la pierna.

A nivel de la región del muslo se observa que el área caudo-lateral está ocupada por el musculo BF, seguido caudalmente por el m. semitendinoso (ST) delimitando ambos el borde caudal de muslo. Un tabique de fascia separa estos músculos entre sí. El primer paso para poder identificar ambas cabezas del BF es seccionar dicho tabique, de manera que los vientres de ambos músculos queden bien separados. Al abordar la celda caudal y separar los músculos BF y ST puede o no observarse sobre el tejido conectivo remanente una abundante cantidad de tejido adiposo y la presencia del músculo aductor crural caudal, el mismo se separa fácilmente de los músculos BF y ST.

Dividiendo imaginariamente la región del muslo en tres tercios trabajamos sobre el tercio proximal (cerca de la tuberosidad isquiática). Separado el músculo BF del ST su borde caudal debe revertirse hacia craneal. Al realizar esta acción se podrá apreciar sobre la cara medial del mismo un fino tendón, fácilmente identificable, de aspecto nacarado y débilmente adherido por tejido conectivo laxo al vientre de la cabeza mayor. El mismo puede separarse por divulsión con tijera o utilizando delicadamente un bisturí, hasta aislar su origen en la borde ventro-lateral de la tuberosidad isquiática.

Una vez identificado y aislado el tendón es fácil observar la lámina de tejido conectivo que separa los vientres de ambas cabezas. Dicha capa puede seguirse de manera evidente hasta el tercio distal del músculo, punto a partir del cual se hace mucho menos manifiesto, y donde las fibras de ambos vientres se entremezclan de modo que al continuar la disección distalmente, la separación de las inserciones musculares es artificial.

Resultados

En todos los casos fue posible poner en evidencia la existencia de dos cabezas de origen para este músculo. Una craneal más importante y superficial y otra caudal, más delgada y ubicada profundamente con respecto a la craneal. La primera se origina en el ligamento sacrotuberal y en la superficie lateral de la tuberosidad isquiática. La cabeza caudal, lo hace en la tuberosidad isquiática (desde su borde ventro-lateral) mediante un delgado tendón que se halló en todas las preparaciones (Fig. 1). Estas partes a pesar de hallarse estrechamente unidas se individualizan a nivel de los vientres musculares por la presencia de una delgada capa de tejido conectivo que se extiende hasta el tercio distal del músculo. La inserción muscular ocurre en forma directa sobre la cara lateral del tercio proximal y la tuberosidad de la tibia. Algunas fibras terminan insertándose en un engrosamiento de la fascia crural, sobre la cara lateral de la pierna. Este engrosamiento aporta una fijación directa sobre el tendón calcáneo común al cual contribuye.

Fig. 1. Vista lateral de la disección del muslo izquierdo del
canino. Se ha separado la cabeza caudal del m. bíceps (A)
su delgado tendón de origen se identifica claramente
en todas las preparaciones (flecha).

La inervación de ambas cabezas proviene de ramos musculares del nervio isquiático. Este nervio recorre la cara medial del BF y envía entre dos y tres ramos que penetran en el vientre muscular. El nervio glúteo caudal no destina ramos para la inervación del músculo BF.

Discusión

La presencia de dos cabezas de origen en el BF en el canino es motivo de controversias ente los autores considerados clásicos. Es así como describen su existencia Grassé (1958), Evans (1993) y Getty (1984); mientras que Schaller (1996) no las menciona, pero cita dos orígenes. Finalmente, Barone (1996) dice que en los mamíferos domésticos no existen dos cabezas para este músculo pero en la descripción del BF del canino menciona "una parte accesoria (del origen) más delgada y profunda que contornea el borde caudal y se expande antes de perderse sobre la región de la rodilla".

Nosotros encontramos que esta cabeza más pequeña puede disecarse con facilidad del vientre principal casi hasta la inserción sobre el tercio proximal de la tibia en todos los casos estudiados. Proponemos aceptar entonces la existencia de dos cabezas para el BF del canino una craneal más superficial y voluminosa y otra caudal más pequeña y profunda.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Barone, R. Anatomie Comparée des Mammifères Domestiques, Arthrologie Myologie. Vigot, París, 1996. pp.877-9.        [ Links ]

Dyce, K. M.; Sack, W. O. & Wensing, C. J. G. Anatomía Veterinaria. 2 ed. Madrid, McGraw-Hill Interamericana, 1999.        [ Links ]

Evans, H. E. Miller's anatomy of the dog. Philadelphia, Saunders, 1993.        [ Links ]

Getty, R. Anatomía de los animales domésticos de Sisson y Grossman. Barcelona, Salvat, 1984.        [ Links ]

Grassé, P. P. Traité de zoologie, anatomie systematique, biologie. París, Masson, 1958.        [ Links ]

Schaller, O. Nómina Anatómica Veterinaria Ilustrada. Zaragoza, Ed. Acribia, 1996.        [ Links ]

Schwarze, E.; Schröder, L. & Michel, G. Compendio de Anatomía Veterinaria. Zaragoza, Acribia, 1970.        [ Links ]

El trabajo fue financiado en el desarrollo del Proyecto UBACYT V025. SCYT. 2008-2010, Universidad de Buenos Aires, Argentina.

Dirección para correspondencia:

Dr. Carlos Arzone
Cátedra de Anatomía
Facultad de Ciencias Veterinarias
Avda. Chorroarin 280
C1427CWO
Universidad de Buenos Aires
ARGENTINA

Email: carzone@fvet.uba.ar

Recibido : 12-07-2010
Aceptado: 06-09-2010

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons