SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.14 número2AGRESIÓN Y VIOLENCIA EN LA ESCUELA COMO FACTOR DE RIESGO DEL APRENDIZAJE ESCOLARINFIDELIDAD MASCULINA Y VIOLENCIA DOMÉSTICA: LA EXPERIENCIA DE UN GRUPO DE MUJERES índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Ciencia y enfermería

versión On-line ISSN 0717-9553

Cienc. enferm. v.14 n.2 Concepción dic. 2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95532008000200005 

CIENCIA y ENFERMERÍA XIV (2): 31-37, 2008

ARTÍCULOS

HISTORIA DE LA ENFERMERÍA BRASILEÑA EN EL ÁMBITO INTERNACIONAL

HISTORY OF THE BRASILIAN NURSING AT THE INTERNATIONAL CONTEXT

 

TAKA OGUISSO*, ALMERINDA MOREIRA**, GENIVAL FERNANDES DE FREITAS***

* Enfermeira e advogada. Professora Titular do Departamento de Orientação Profissional, da Escola de Enfermagem da Universidade de São Paulo, takaoguisso@vol.com.br

** Enfermeira. Professora Adjunta de Escola de Enfermagem da Universidade Federal do Estado do Rio de Janeiro (UNIRIO). Doutora em Enfermagem pela Escola de Enfermagem, Universidade de São Paulo, almerindaprof@yahoo.com.br

*** Enfermeiro e advogado. Professor Doutor do Departamento de Orientação Profissional, da Escola de Enfermagem da Universidade de São Paulo, glnivalf@usp.br


RESUMEN

Internacionalización de la enfermería brasileña - En contexto del mundo globalizado, la profesión enfermera tiene empleado esfuerzos para producir conocimientos y compartir con las expectativas y necesidades sociales, sobre todo en las cuestiones relativas a las necesidades de salud de las poblaciones de nuestros países y del continente latinoamericano. Es necesario asegurar la producción académica y diseminación del conocimiento en diferentes áreas de actuación del enfermero es fundamental para consolidar el proceso social de valoración de los enfermeros. Los objetivos de este trabajo son reflejar sobre el desarrollo de la historia de la enfermería brasileña y contribuir para conocer mejor nuestra propia memoria e identidad profesional. También sería deseable que los enfermeros participen más activamente en sus organizaciones profesionales, y que tales organizaciones tuvieran mayor representatividad política que permita su inclusión en la delegación brasileña para las reuniones y asambleas internacionales.

Palabras Claves: Historia de la enfermería; Enfermería; Historia.


ABSTRACT

Internationalization of Brazilian Nursing - In the context of the globalized world, efforts are realized to produce knowledge and to share socials expectative and needs, in special in the questions relationed with the needs of health of the populations of our countries and of the Latin-American Continent. It's necessary to accurate the academic production and dissemination of the knowledge in different áreas of actuation of nurses is fundamental factor to consolídate the social process of valorization of nurses. This paper aims at reflecting on the development of Brazilian History Nursing and to contribute to better know our own profession's memory and identity. It would be also desirable that nurses particípate more actively in their professional organizations, and that these organizations had better political representavity to allow inclusión of them in the Brazilian delegation for international meetings and assemblies.

Key words: History of nursing; nursing; history.


 

INTRODUCCIÓN

La enfermería brasileña sufrió un proceso de internacionalización con la llegada de enfermeras extranjeras, de diversos orígenes, que vinieron para implantar algún modelo de la acción de cuidar, profesionalizando su práctica. Los religiosos y religiosas de varias congregaciones fueron los primeros en llegar, cuidando de enfermos, no como profesión remunerada, pero sí como una forma de practicar la caridad por amor a Cristo, como ya había ocurrido con las matronas romanas y los innúmeros precursores de la enfermería a lo largo del período medieval.

En Brasil, a fines del siglo XIX, los candidatos a médicos iban a estudiar a Europa, y a su retorno traían para el país, no sólo el concepto de la pasteurización y asepsia, sino también las ideas laicas de los servicios de enfermería. El escenario que envolvió el inicio de la profesión de enfermería fue la Escuela Profesional de Enfermeros y Enfermeras, instalada en el Hospicio Nacional de Alienados, en la ciudad de Río de Janeiro, y su cortina de fondo fue la secularización de la enfermería en ese nosocomio (Moreira, 2006).

De cualquier modo, el modelo de Florence Nightingale acabó llegando al país, por manos de enfermeras inglesas del Hospital Saint Thomas, primeramente en la ciudad de Sao Paulo, en 1894, y después en Río de Janeiro, en 1923, por intermedio de enfermeras norteamericanas, contratadas por la Fundación Rockefeller. Estas últimas enfermeras, lide-radas por Ethel Parsons, permanecieron en Brasil hasta 1939. Ellas organizaron el servicio de enfermería del Departamento Nacional de Salud Pública y fundaron una escuela de enfermería dentro de ese Departamento, actualmente, Escuela de Enfermería Anna Nery (Sauthier & Barreira, 1999).

La internacionalización en la enfermería se está convirtiendo en una necesidad exigi-ble y, realmente, ya exigida como condición para el crecimiento de la profesión dentro del actual mundo globalizado. Los objetivos del presente estudio, de abordaje histórico y social, son reflejar el desarrollo de la historia de la enfermería brasileña y contribuir para conocer mejor nuestra propia memoria e identidad profesional.

Tres destacadas pioneras brasileñas

Muchas brasileñas fueron enviadas, también, a estudiar enfermería en el exterior y tuvieron intensa actuación internacional. Merecen ser destacadas especialmente las enfermeras Edith de Magalháes Fraenkel, Rachel Haddock Lobo y Maria Rosa Pinheiro, por la notable contribución a la profesión de enfermería.

Rachel Haddock Lobo (1891-1933), de familia ilustre de Río de Janeiro, al separarse de su marido, "condición reprobada por la sociedad de la época para cualquier mujer, procuró salvaguardar de forma indiscutible la visibilidad de su conducta moral, y para eso, permaneció en un convento durante ocho meses" (Santos & Oliveira, 2002) y después, en 1922 fue a Francia para cursar enfermería en la "Ecole des Infirmiéres de l'Assistance Publique", recibiéndose en 1924. Al regresar a Brasil, fue invitada por Ethel Parsons, superintendente del Servicio de Enfermería, del Departamento Nacional de Salud Pública, a trabajar como docente en la Escuela Anna Nery. En 1927, como becada de la Fundación Rockfeller, fue a los Estados Unidos a perfeccionarse en administración, regresando en 1929 año en que pasó a ocupar el cargo de asistente de dirección y, finalmente, en 1931, fue nombrada como directora de esa Escuela. Fue la primera brasileña que ocupó el cargo de directora de la Escuela de Enfermería Anna Nery, en el período de 1931 a 1933. En esa Escuela enseñó Historia de la Enfermería, Ética y Masaje. Fue también la fundadora y jefe-redactor a de la revista Annaes de Enfermagem, creada en mayo de 1932, en estrecha colaboración con Edith de Magalháes Fraenkel (Carvalho, 1976), en aquel entonces presidenta de la Asociación Brasileña de Enfermería. Ambas habían participado en el Congreso Internacional promovido por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIÉ), en 1929, en Montreal -Canadá, juntamente con otras cuatro enfermeras brasileñas. Durante ese evento, Doña. Edith oyó de Lilian Clayton, su ex-profesora de ética, y en aquella ocasión, presidente de la Asociación Americana de Enfermeras, sobre la importancia que tenía para la profesión tener una asociación y una revista. Esa sugerencia fue aceptada y concretizada con la fundación del primer órgano de divulgación de la enfermería brasileña, actualmente, Revista Brasilera de Enfermería. Escribió la editorial, titulada Era Nova, del primer número, puntualizando la importancia de Florence Nightingale para la enfermería y el papel de las enfermeras norteamericanas en la difusión del modelo instituido por ella. Lamentablemente, por complicaciones post-operatorias de una colecistectomía que había sufrido, Rachel Haddock Lobo falleció en setiembre de 1933, interrumpiendo una intensa vida profesional que habría rendido grandes realizaciones para la enfermería.

Doña Edith de Magalháes Fraenkel (1889-1968), nació en Río de Janeiro, el dia 9 de mayo de 1889. Era hija de Karl Fraenkel y Al-dina Botelho de Magalháes Fraenkel, y nieta por el lado materno, de Benjamim Constant de Botelho Magalháes, uno de los fundadores de la República del Brasil. Su padre era cónsul de Brasil y fue sucesivamente nombrado para servir en Alemania, Suecia y Uruguay, donde la joven Edith realizó sus estudios primarios y secundarios. Con la muerte de su padre, en 1906, la familia se acento en Río de Janeiro, cuando Doña Edith hizo el curso de samaritana de la Cruz Roja, en 1918, y pudo colaborar en la asistencia a los enfermos en ocasión de la gripe española, en ese mismo año. En 1920 hizo también el curso de visitadora, del Servicio de Tuberculosis, donde trabajó como enfermera jefe. En 1922, recibió una beca de la Fundación Rockfeller para estudiar enfermería en el Hospital General de Filadelfia, en Estados Unidos, para donde partió y regresó en 1925, ya diplomada. En Brasil, asumió el cargo de instructora de la Escuela Anna Nery y diversos cargos en el Departamento Nacional de Salud Pública, hasta convertirse en superintendente general de los servicios de enfermería en ese Departamento. Mientras se desempeñaba en la Escuela ayudó a fundar la Asociación Nacional de Enfermeras Diplomadas Brasileñas, hoyAsociación Brasileña de Enfermería (ABEn) y fue su primera presidenta de 1926 a 1938. En 1929, influyó decisivamente para que la ABEn se tornase miembro del Consejo Internacional de Enfermeras (CIÉ). A inicios de la década de 1930 ayudó a Bertha Lutz en la lucha por el derecho a voto de la mujer brasileña, lo que fue obtenido en 1933. En 1939, fue invitada a organizar y dirigir una escuela de enfermería, que sería creada en Sao Paulo, para lo cual partió nuevamente hacia Estados Unidos y Canadá, como becada de la Fundación Rockfeller, para observar y estudiar la organización de diversas escuelas de enfermería en esos dos países. De regreso a Brasil, se dedicó enteramente ala fundación y a la organización de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Sao Paulo, de la cual fue directora hasta su jubilación, en 1955. Afirma Carvalho (1976), que su eficiente dirección llevaron a esa Escuela a alcanzar, en pocos años un patrón de enseñanza comparable al de las mejores instituciones congéneres de Estados Unidos. Participó de innumerables eventos internacionales, y en 1949, en el Congreso del CIÉ, en Estocolmo - Suecia, invitó a esa organización a realizar su congreso siguiente, en Brasil, lo que ocurrió en julio de 1953, en Petrópolis - Río de Janeiro. Fue la fundadora y primera presidenta (1946-48) de la ABEn-Sección Sao Paulo. Falleció en la ciudad de Rio de Janeiro, el dia 5 de abril de 1968, a los 79 años de edad.

Las contribuciones de Doña Maria Rosa Sousa Pinheiro (Oguisso, 2003), fallecida el dia 21 de junio del 2002. Realizó sus estudios de enfermería en la Universidad de Toron-to - Canadá, regresando en 1944. Ocupó el cargo de vice directora de la Escuela de Enfermería de la USP, a lado de Doña Edi-th Fraenkel. Posteriormente hizo, estudios de Postgrado, en el Teachers College, de la Universidad Columbia, en Nueva York, donde adquirió el grado de magíster, en 1948. En 1955, con la jubilación de Doña Edith, asumió el cargo de directora de la Escuela de Enfermería, donde permaneció hasta 1978, año en que se jubiló. En ese período, entre algunas de sus mayores realizaciones, también como Presidenta de la ABEn, pueden ser citadas: la planificación, organización, ejecución y conclusión de los Recursos y Necesidades de Enfermería en Brasil, que fue la primera investigación realizada con toda la metodología científica en la enfermería de la época, con recursos de la Fundación Rockefeller. Una de las más graves constataciones de esa investigación fue que el "70,8% del trabajo de enfermería estaba entregado a los auxiliares, personal sin preparación profesional y, en la mayoría de las veces, sin supervisión del enfermero". La influencia de Doña María Rosa se puede resaltar en muchos otros aspectos. Apenas para enumerar, pueden ser citados: promulgación de la Ley n. 2604/55 sobre la reglamentación del ejercicio de la enfermería y del Decreto n. 50387/61, la aprobación del Código de Ética de Enfermería, el inicio de los trámites legales para conseguir la donación del terreno en Brasilia, para donde el Gobierno Federal pretendía transferir la capital del Brasil. En ese terreno obtenido gracias al trabajo sucesivo de otras líderes de la enfermería está construida actualmente la sede nacional de la ABEn. Fue también la primera Presidenta del Consejo Federal de Enfermería (COFEN), creado en 1973. Realmente, pocas pioneras de la enfermería brasileña consiguieron ser tan proficuas en su trabajo, empeñándose con dedicación y tenacidad a toda actividad, siempre en beneficio de la enfermería, para tornarla comprendida, reconocida, valorizada y respetada.

Enfermeras norteamericanas en Sao Paulo.

Así como ocurrió en los inicios de la Escuela de Enfermería Anna Nery, también en Sao Paulo, dos enfermeras americanas prestaron inestimable colaboración. No obstante, hubo una diferencia fundamental en ese trabajo, pues en Sao Paulo, no hubo una figura fuerte, del tipo de Ethel Parsons, pero sí de dos brasileñas: Doña Edith Fraenkel y Doña. María Rosa Pinheiro. Para la fundación de la Escuela en Sao Paulo, dos norteamericanas tuvieron importante papel (Carvalho, 1980). Mary E. Tenant, representante de la Fundación Rockefeller, y Ella Hasenjaeger, consultora, del Instituto de Asuntos Interamericanos. La primera enfermera fue fundamental para la concretización del convenio firmado, en 1925, con el Gobierno del Estado de Sao Paulo, año en que la Fundación Rockefeller condicionó la colaboración financiera para la construcción y equipamiento de la Facultad de Medicina y del Instituto de Higiene a la creación de una escuela de enfermería, en los moldes de la Escuela Anna Nery, de Río de Janeiro. Hasta 1938, nada había hecho, a pesar de que la Facultad de Medicina ya estaba inaugurada desde 1931. A inicios de 1940, la Fundación Rockefeller envió a Mary Tenant con el encargo de presionar a las autoridades para cumplir el convenio de 1925.

Ella Hasenjaeger, enfermera con el título de magíster en enfermería, por el Teachers College, de la Universidad Columbia de Nueva York, con gran experiencia en el ejercicio y la enseñanza de enfermería en su país, incentivó grandes innovaciones en el curriculum de enfermería, como la práctica en enfermería psiquiátrica. Llegó en junio de 1944 para auxiliar a la directora, Edith de Magalháes Fraenkel, con quien actuó para "establecer definitivamente la filosofía de trabajo del cuerpo docente, destinada a elevar el nombre de la institución, colocándola entre las mejores del país".

Realmente, varias enfermeras extranjeras, en su mayoría americanas, contribuyeron para asentar las bases de la enseñanza de enfermería en el Brasil, sin embargo posteriormente, hubo también enfermeras brasileñas que tuvieron la oportunidad de actuar internacionalmente, a través de instituciones tales como María de Lourdes Verderese, en la Organización Mundial de la Salud, Olga Verderese y María Valderez Borges, en la Organización Panamericana de la Salud, Roseni Rosángela de Sena, en la Fundación Kellogg, y Taka Oguisso, en el Consejo Internacional de Enfermeras. Como consultoras a corto plazo de esas y de otras organizaciones internacionales pueden ser citadas Doña María Rosa Pinheiro, Amalia Correa de Carvalho, Glete de Alcántara, Wanda de Aguiar Horta, Circe de Meló Ribeiro, entre las pioneras y líderes de la enfermería brasileña.

Organizaciones internacionales de salud y de enfermería.

En el campo de la enfermería, es el Consejo Internacional de Enfermeras (CIÉ), fundado en 1899, en la ciudad de Londres, por un grupo de enfermeras de varios países, liderado por Ethel Bedford Fenwick, la entidad más representativa (Oguisso, 2004). Es la más antigua organización de profesionales de la salud en el mundo y tiene, actualmente, su sede en Ginebra, Suiza. El CIÉ es una federación no gubernamental de organizaciones nacionales de enfermería, (apenas una por país), que tiene como misión representar a los enfermeros de todo el mundo, hacer avanzar la profesión e influenciar en las políticas de salud. Actualmente tiene 129 miembros y mantiene relaciones oficiales con la OMS. Esa federación es gobernada por el Consejo de Representantes Nacionales (CRN), que es el mayor órgano de deliberación del CIÉ, que se reúne una vez cada dos años y por un directorio, compuesto por quince miembros, procedentes de siete regiones del mundo, elegidos por el CRN. Existen también comisiones especiales para tratar sobre asuntos específicos, de ser necesario. El staffde la organización está compuesto por 15 a 17 personas, de los cuales 5 o 6 de ellos son enfermeros consultores. Como fue citado anteriormente, en 1929, la Asociación Brasileña de Enfermería (ABEn) fue admitida como miembro del CIÉ, gracias a los esfuerzos de Doña Edith Fraenkel, no obstante en 1997, esa representación fue sustituida por el Consejo Federal de Enfermería.

El CRN ha decidido sobre políticas de la organización, aprobación de cuentas, establecimiento de cotizaciones, admisión de nuevos miembros y elección de los miembros del Directorio. Entre los temas ya votados se encuentran: Código de Ética de Enfermeros, negociación de cuestiones remunerativas, asistencia primaria de la salud, reglamentación profesional de enfermería, liderazgo en enfermería. Hay interpretación simultanea entre inglés, francés y español. Entre algunos de los grandes problemas internacionales ya enfrentados por el CRN pueden ser citados: la cuestión de los idiomas oficiales y de trabajo en el CIÉ, la disputa política internacional entre China y Taiwán; el problema del apar-theid que hubo en África del Sur, la mutilación genital femenina en países musulmanes.

Entre los temas actuales o tendencias internacionales en la enfermería pueden ser mencionados: la migración de enfermeros, deficiencia de enfermeros en los servicios de salud, prescripción de medicamentos por enfermeros, envejecimiento de la población, grandes epidemias y pandemias como el VIH/ SIDA, protección de la salud de la niña (aún discriminada en muchos países).

Lafuerza de un CRN puede ser ejemplificada por la última participación de asociaciones miembros en el CRN 2005, con la presencia de 236 delegados, oriundos de 104 países. Cuatro asociaciones nuevas fueron admitidas en el CIÉ: la de los Emiratos Árabes Unidos, de Rusia, Georgia y Servia Montenegro, totalizando así 129 miembros en el CIÉ. Hubo la elección de la nueva Directiva, con la Dra. Hiroko Minami, del Japón, como Presidenta y la reelección de la brasileña Dulce Dirclair Bais, como representante de la región de América Latina, área 5. Para la presidencia hubo también otra candidata, Ginette Rodgers, de Canadá.

En cuanto al XXIII Congreso Cuadrienal, hubo la participación de 4028 enfermeros de 148 países (como países no miembros estuvieron: Qatar, Arabia Saudita, Moldovia, Rwanda, Nueva Guinea, Yugoslavia, Vietnam, Faroe Islands, China, Guadalupe) además de Cuba, que siendo miembro, no envió delegado oficial al CRN, pero tuvo un participante en el Congreso, y de Brasil participaron 58 enfermeros. En los temas científicos fueron sobre: salud y derechos humanos, la Enfermería avanza, la enfermería a la vanguardia de la innovación, coeficiente de enfermeras por pacientes - tema debatido con representantes líderes-enfermeras de New York, Irlanda, Granada y Australia.

En la sesión de tema libre, de los 2500 resúmenes sometidos a evaluación, fueron seleccionados 1503 los cuales fueron presentados. De ese total 596 realizados por enfermeros taiwaneses, 227 norteamericanos, 128 japoneses, 15 brasileños.

Además del CIÉ, la enfermería brasileña participa de otro órgano internacional, en el ámbito continental, la Federación Panamericana de Profesionales de Enfermería (FEPPEN), donde está representada por la ABEn. La FEPPEN también es una organización no gubernamental, que mantiene relaciones oficiales con la OPS, de la misma forma que el CIÉ, con la OMS, y está compuesta por asociaciones miembros de 19 países (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela), además de Puerto Rico (Frei-tas, 2005). Todas las asociaciones miembros de la FEPPEN pertenecen también al CIÉ, con excepción de la ABEn y del Colegio de Enfermeros de Puerto Rico, que llegó a ser admitido por el CIÉ en 1975, pero que tuvo que retirarse, en la década de 1990, cuando se tornó Estado Asociado de los Estados Unidos. Como el CIÉ ya tenía una representación americana, con derecho a voto, no podía mantener la afiliación de Puerto Rico, de acuerdo a su principio constitucional.

Consideraciones finales

Es importante participar en esos eventos a fin de visitar universidades, hospitales y otras entidades de mayor interés para su propia área de conocimiento, estableciendo así nuevas relaciones para futuros contactos e intercambios, que hoy están extremadamente facilitados por la comunicación electrónica.

En esa perspectiva, el Consejo Internacional de Enfermeras ha promovido reuniones de especialistas en asuntos específicos como recursos humanos, prescripción de medicamentos por enfermeros, envejecimiento de la población, migración de profesionales, epidemias y pandemias entre otros. La participación activa en seminarios dentro de congresos, por ejemplo, es una buena forma de hacerse visible y establecer contactos con especialistas del mundo entero, en pocos días, sobre temas específicos.

Para participar en eventos de organizaciones gubernamentales como la OMS y OPS es necesario que la entidad representativa de la enfermería tenga representatividad o fuerza política suficiente para que el Ministerio de Salud incluya siempre a un profesional de enfermería en la delegación que representa el país en esas reuniones internacionales. Varias enfermeras brasileñas ya tuvieron esa oportunidad, pero su participación, aún, es muy incipiente y esporádica, cuando en muchos países africanos y de América del Norte y Europa, los enfermeros son sistemáticamente incluidos como delegados, con derecho a voz y voto, y muchas veces hasta en la Jefatura de la delegación nacional. Es importante destacar que, aparte de la Asamblea Mundial de la Salud, existe también anualmente la Conferencia Internacional del Trabajo, promovido por la Organización Internacional del Trabajo, en Ginebra, y donde se tratan asuntos de interés parala enfermería, como sueldos, condiciones de trabajo, negociaciones colectivas y otros. En esta Conferencia, que es tripartita, participan no apenas los ministros de trabajo de los países miembros, sino también delegados que representan a los trabajadores, empleadores y al gobierno.

En contexto del mundo globalizado, la profesión enfermera tiene empleado esfuerzos para producir conocimientos y compartir con las expectativas y necesidades sociales, sobre todo en las cuestiones relativas a las necesidades de salud y bien estar de las poblaciones de nuestros países y del continente latinoamericano. En esa perspectiva, se puede asegurar la participación de la academia en la producción y diseminación de conocimiento en diferentes áreas de acción de la enfermería es fundamental para consolidar el proceso social de valoración o reconocimiento de la importancia de la enfermería.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Carvalho, A. C. (1976). Associação Brasileira de Enfermagem - 1926-1976. Documentário. Brasilia, Distrito Federal.         [ Links ]

Carvalho, A. C. (1980). Escola de Enfermagem da Universidade de São Paulo, resumo histórico (1942-1980). São Paulo.         [ Links ]

Freitas, G. F. (2005). Entidades de classe de enfermagem. En: Oguisso T. Trajetória histórica e legal da enfermagem. São Paulo. Ed. Manóle.         [ Links ]

Moreirá, A. (2006). Pro fissionalização da enfermagem brasileira. Rio de laneiro. Ed. Guanabara Koogan.         [ Links ]

Oguisso, T. (2003). María Rosa Sousa Pinheiro - a grande líder da enfermagem. Revista Brasileira de Enfermagem 56, (1), 76-78.         [ Links ]

Oguisso, T. (2004). O Conselho Internacional de Enfermeiras - quem é e o que faz. Revista Técnico-científica de Enfermagem (RECENF) 2, (8), 65-68.         [ Links ]

Santos, T.C.F., Oliveira, S.T. (2002). Rachel Haddock Lobo: vida profissional e sua contribuição para a REBEN. Revista Brasileira de Enfermagem 55, (3), 264-8.         [ Links ]

Sauthier, L, Barreira, LA. (1999). As enfermeiras norte-americanas e o ensino da enfermagem na Capital do Brasil: 1921 -1931. Rio de Janeiro. Ed. Escola Anna Nery, UFRL.         [ Links ]


Fecha Recepción: 20 febrero 2006. Fecha Aceptación: 09 septiembre 2008.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons