SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.22 número1Determinación de la Efectividad de la Remediación de Suelos Accidentalmente Contaminados con Ácido Sulfúrico mediante Métodos GeofísicosSíntesis y Refinado por el Método Rietveld de la fase perovsquita obtenida a partir del Método de Co-precipitación vía Oxalato índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Información tecnológica

versión On-line ISSN 0718-0764

Inf. tecnol. v.22 n.1 La Serena  2011

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-07642011000100003 

Información Tecnológica Vol. 22(1), 9-16(2011)

 

MEDIO AMBIENTE

 

Remoción de Cromo Hexavalente por el Hongo Paecilomyces sp. Aislado del Medio Ambiente

 

Hexavalent Chromium Removal by a Paecilomyces sp Fungal Strain Isolated from Environment

 

Juan F. Cárdenas-González e Ismael Acosta-Rodríguez

Universidad Autónoma de San Luis Potosí, Facultad de Ciencias Químicas, Centro de Investigación y de Estudios de Posgrado, Laboratorio de Micología Experimental. Av. Dr. Manuel Nava No. 6, Zona Universitaria, 78320 San Luis Potosí, S.L.P. México (e-mail: iacosta@uaslp.mx)


Resumen

Se aisló un hongo resistente y capaz de remover cromo hexavalente a partir del medio ambiente de una zona cercana a la Facultad de Ciencias Químicas, Universidad de San Luis Potosí en México. La cepa fue identificada como Paecilomyces sp, en base a sus características macro y microscópicas. La biomasa fúngica remueve eficientemente Cromo (VI) en solución y puede utilizarse para descontaminar nichos acuáticos contaminados, ya que 1 g de biomasa fúngica remueve 100 y 1000 mg/100 mL del metal a una y tres horas de incubación, y elimina totalmente 297 mg Cr(VI)/g de tierra contaminada.

Palabras clave: resistencia fúngica, bioadsorción de cromo, biomasa fúngica, biorremediación


Abstract

A fungal strain resistant to Cr (VI) and capable of removing the oxyanion from the médium was isolated from the environment near the Chemical Science Faculty, University San Luis Potosí in México. The strain was identified as Paecilomyces sp, by macro and microscopic characteristics. It was concluded that this fungal biomass can be used for the removal of Cr (VI) in aqueous solutions, since 1 g of fungal biomass removes 100 y 1000 mg/100 mL of this metal after one and three hours of incubation, and removes 297 mg Cr (VI) from contaminated soil.

Keywords: fungal resistance, chromium biosorption, fungal biomass, bioremediation


 

INTRODUCCIÓN

Debido a las actividades industriales, como la producción de acero, minería, cemento y curtido de pieles, ciertas zonas de la República Mexicana, tienen altos niveles de cromo en suelo y agua (Armienta-Hernández y Rodríguez, 1995). El uso de lodos de aguas negras o de fertilizantes con diferentes concentraciones del catión, en algunas prácticas agronómicas, son otros de los factores contribuyentes a la contaminación ambiental por el metal. El cromo se encuentra presente en agua y suelo principalmente en dos estados de oxidación: Cr (III) o Cr (VI), aunque también puede encontrarse como óxido de cromo, sulfato de cromo, trióxido de cromo, ácido crómico y dicromato (Zouboulis et al., 1995). En presencia de la materia orgánica, el Cr (VI) presente en aguas y suelos es reducido a Cr (III); sin embargo, las altas concentraciones del ion en estado hexavalente pueden sobrepasar esta capacidad de reducción, lo que impediría su adecuada eliminación (Cervantes et al., 2001).Pese a que el cromo es un elemento esencial para hombres y animales, niveles elevados de este metal (15 |a,g en agua de ríos y 0.10 mg/L en agua potable) resultan tóxicos en estos seres vivos. En las aguas residuales, el Cr (VI), se encuentra en solución como Cr042- (Cotton y Wilkinson, 1980), puede removérsele por reducción, por precipitación química, por adsorción y por intercambio iónico (Cervantes et al., 2001). Actualmente, el proceso más utilizado es la adición de un agente reductor que convierta el Cr (VI) a Cr (III) y posteriormente se le precipita con soluciones básicas a Cr (OH)3 (Campos et al., 1995).

Recientemente, se ha estudiado el aislamiento de microorganismos resistentes y estudio de la capacidad de remoción y/o reducción de Cr (VI), a partir de sitios contaminados con el mismo metal, como la bacterias Corynebacterium hoagii (Viti et al., 2003) y Staphylococcus saprophyticus (Ilhan et al., 2004), las levaduras Candida sp (Guillen-Jiménez et al., 2008), Candida maltosa (Ramírez-Ramírez et al., 2004), y los hongos filamentosos Penicillium sp y Aspergillus sp (Acevedo-Aguilar et al., 2008, Fukuda et al., 2008), Trichoderma inhamatum (Morales-Barrera y Cristiani-Urbina, 2008) y Aspergillus niger (Khambhaty et. al., 2009).

Por lo anterior el objetivo de este trabajo fue estudiar la resistencia y capacidad de remoción de Cr (VI) en solución acuosa por el hongo contaminante ambiental Paecilomyces sp para su utilización en la descontaminación o biodegradación de dicho metal en nichos acuáticos contaminados.

METODOLOGÍA

Aislamiento, pruebas de resistencia y obtención de la biomasa celular

Se prepararon cajas de Petri con medio mínimo de sales adicionado de 500 mg/L de Cr (VI) y se colocaron destapadas durante 10 minutos en una zona cercana a la Facultad de Ciencias Químicas, de la UASLP, San Luis Potosí, México (temperatura media anual de 18.6°C y 1860 metros sobre el nivel del mar) y se trasladaron al laboratorio, donde se incubaron a 28°C durante 7 días. Las colonias resultantes se purificaron por resiembras sucesivas en AEM-Cr y AEM. Los cultivos puros del hongo se identificaron por sus características macro y microscópicas en Agar Papa Dextrosa (López Martínez et al., 2004). La resistencia del hongo se analizó inoculando el hongo en medio mínimo de Lee et al., (1975), conteniendo de 200-2000 mg/L de Cr (VI), incubando durante 7 días a 28°C y 100 rpm, determinando el peso seco del hongo, comparándolo con un control sin metal. La biomasa celular fue obtenida mediante el crecimiento del hongo en caldo tioglicolato (8 g/L), a 28°C con agitación constante (100 rpm). 4 días después de la incubación, se obtuvo la biomasa por filtración en papel Whatman No. 2. Posteriormente se centrífugo (3000 rpm, 5 min), se lavó 3 veces con agua tridesionizada, se secó (80°C, 12 h) en estufa bacteriológica, se molió en mortero y se guardó en frascos de vidrio ámbar a temperatura ambiente hasta su utilización.

Soluciones de Cr (VI)

Se trabajó con 100 mL de una solución de 100 mg/L de concentración de Cr (VI) obtenida por dilución a partir de una solución patrón de 1000 mg /L. Se ajusto a 1.0 +/- 0.2 el pH de la dilución a analizar con H2S041M, antes de adicionar a la biomasa celular.

Estudios de remoción

1 g de la biomasa celular se mezcló con 100 mL de una solución de 100 y 1000 mg/L de concentración de metal (pH 1.0 +/- 0.2, a 28°C y 50°C) y se incubaron con agitación constante (100 rpm ) durante 10 h, tomando cada hora y en condiciones estériles, alícuotas de 5 mL cada una, las cuales se centrifugaron a 3000 rpm (5 min), y al sobrenadante respectivo se le determinó la concentración de Cr (VI), utilizando el método colorimétrico de la difenilcarbazida (desarrollo de coloración rosa violeta ). A las muestras (5 mL), que contenían de 0 a 7.2 mg /L de Cr (VI) se les añadió 0.5 mL de una solución de H2S041:1 (v/v), 0.1 mL de acido fosfórico al 85% (v/v) y 1.0 de difenilcarbazida al 0.2% (p/v) en etanol absoluto, se incubaron durante 10 minutos a temperatura ambiente, y se les leyó la absorbancia a una longitud de onda de 540 nm (Greenberg et al., 1992). Todos los experimentos se realizaron 3 veces y por triplicado.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

De las muestras del medio ambiente, se obtuvo una cepa fúngica capaz de crecer a 500 mg/L de Cr (VI), lo que indica que el hongo desarrolló la resistencia y tal vez el mecanismo de reducción del metal en un medio ambiente contaminado con el mismo, lo cual coincide con una gran variedad de estudios, pues a partir de efluentes de tenerías, se han aislado diferentes microorganismos con la capacidad de resistencia y reducción de Cr (VI) (Ilhan et al., 2004; Guillen-Jiménez et al., 2008; Ramírez-Ramírez et al., 2004; Acevedo-Aguilar et al., 2008, Fukuda et al., 2008; Morales-Barrera y Cristiani-Urbina, 2008). Las colonias del hongo aislado, crecieron rápidamente en AEM, con un diámetro de 7 a 8 cm a los 7 días de incubación, con la superficie blanco-crema y algunos tonos naranja, oscureciéndose con el tiempo. Las colonias son de textura algodonosa, densa, con borde lobulado y pigmento extracelular amarillo oscuro, con esclerocios que dan lugar a una apariencia flocosa y color café uniforme, con las hifas y los conidioforos verde claro, éstos son largos, con ramificaciones espaciadas, perpendiculares y con una única fialide terminal. Los conidios son citriformes y finamente equinulados. Con diferentes concentraciones de Cr (VI), se encuentran alteraciones en ambas morfologías, observándose menor crecimiento colonial y una menor conidiación (Figura 1) (López Martínez et al., 2004).

La Figura 2 muestra la influencia de diferentes concentraciones de Cr (VI) sobre el crecimiento del hongo como peso seco, observando que a medida que se aumenta la concentración del metal disminuye el crecimiento del hongo, pues el control presenta un crecimiento de 183 mg y de 16 mg con 2 000 mg/L del metal, lo que confirma que el hongo desarrolló resistencia, la cual es mayor a la reportada (100 mg/L) para la bacteria C. hoagii (176 mg/L) (Viti et al., 2003), las levaduras Candida sp (640 mg/L) (Guillen-Jiménez et al., 2008), C. maltosa (100 μg/mL) (Ramírez-Ramírez et al., 2004), y el hongo filamentoso T. inhamatum (680 mg/L) (Morales-Barrera y Cristiani-Urbina, 2008).


Fig. 1: Morfología microscópica del hongo Paecilomyces sp. en ausencia y presencia de 500 mg/L, de Cr (VI), respectivamente.

 


Fig. 2: Crecimiento en peso seco de Paecilomyces sp en presencia de diferentes concentraciones de Cr (VI). 1 x 106 esporas/mL, 28°C, 7 días de incubación. 100 rpm.

En lo que tiene que ver con la remoción del metal, se observó una mayor eficiencia a 50°C (Figura 3), pues a 1 y 3 h se remueve el 100% de Cr (VI) (100 y 1000 mg/L, respectivamente), mientras que a 28°C, se elimina el metal hasta las 9 h; resultados que son coincidentes con los de Park et al. (2005), quienes observaron que a 45°C y 24 h, ocurre la adsorción del mismo metal para Aspergillus niger, pero difieren de los 35°C y 24 h reportados por Sag y Aktay (2002) para Rhizopus arrhizus. El incremento en la temperatura, aumenta la velocidad de remoción de Cr (VI) y disminuye el tiempo de contacto requerido para la completa remoción del metal, por incrementar la velocidad de reacción redox (Wittbrodt y Palmer, 1996). También se observa que con 100 mg/L de Cr (VI), la biomasa estudiada, mostró las mejores respuestas de remoción, adsorbiendo el 100% a la hora, mientras que a una concentración de 1 000 mg/L, la remoción ocurre hasta las 3 h (Figura 3). Algunos autores (Tewari et. al., 2005; Bai y Abraham, 2001), sostienen que la cantidad de metal eliminado por las biomasas de diferentes microorganismos, tales como Mucor hiemalis y Rhizopus nigrícans aumenta en proporción directa con el incremento de la concentración del ion metálico en solución. De nuevo se encuentran discrepancias con los resultados de este trabajo, debido a que la biomasa utilizada en el estudio mostró la mayor capacidad de remoción a bajas concentraciones (100 mg/L).

 


Fig. 3: Porcentaje de remoción de Cromo (VI) en solución. 100 y 1 000 mg/100mL/1 g de biomasa, 50°C, con agitación constante (100 rpm).

También, se realizó un estudio de biorremediacion en el cual 5 g de la biomasa fúngica, se incubaron con 20 g de tierra no estéril, contaminada con aproximadamente 297 mg Cr (VI)/g de tierra, obtenida de una tina de lavado de una cromadora de Celaya, Gto, México, aforando a 100 mL con agua tridesionizada e incubando a 28°C y 100 rpm, observando que a los 5 días de incubación la remoción del metal es total (Figura 4). En comparación con otras biomasas estudiadas, como carbón activado de grano de maíz (35.2 mg de del metal/g de biomasa/4 días, El Nemr, 2009); levadura de pan (40 mg/L/6 horas, Menezes et. al., 1998), y por Staphylococcus saprophyticus (5.16 mg/L/3 horas, Ilhan et. al., 2004) fue la más eficiente. Finalmente la Tabla 1 muestra la eficiencia de adsorción de Cr (VI) por diferentes biomasas de microorganismos donde se muestra que la biomasa de Paecilomyces sp reportada en este estudio es la más eficiente en la remoción del metal.


Fig. 4: Biorremediacion de Cr (VI) a partir de tierra contaminada (297 mg Cr (VI)/g tierra) por la biomasa de Paecilomyces sp. 28°C, 100 rpm.


Tabla 1:
Capacidad de adsorción de algunas biomasas microbianas para remover Cr (VI) en solución acuosa.

Biosorbente

Capacidad de adsorción (mg/g)

Referencias

Aspergillus foetidus

2

Prasanjit y Sumathi (2005)

Aspergillus niger

117.33

Khambhaty et al. (2009)

Aspergillus sydoni

1.76

Kumar et al. (2008)

Rhizopus nigricans

47

BaiyAbraham (2001)

Rhizopus oligosporus

126

Ariffetal. (1999)

Rhizopus arrhizus

11

BaiyAbraham (1998)

Rhizopus arrhizus

78

Aksu y Balibek (2007)

Rhizopus sp.

4.33

Zafar et al. (2007)

Mucor hiemalis

53.5

Tewari et al. (2005)

Paecilomyces sp

1000

(presente estudio)

Bacillus coagulans

39.9

Srinathetal. (2002)

Bacillus meg aterí um

30.7

Srinathetal. (2002)

Zoogloea ramigera

2

Nourbakhshetal. (1994)

Streptomyces noursei

1.2

Mattuschka y Straube (1993)

Chlorella vulgarís

3.5

Nourbakhshetal. (1994)

Cladophora críspate

3

Nourbakhshetal. (1994)

Dunaliella sp.

58.3

Donmez y Aksu (2002)

Pachymeniopis sp.

225

Lee et al. (2000)

 

CONCLUSIONES

Se aisló un hongo contaminante ambiental, resistente hasta 2 000 mg/L de Cr (VI), identificado como Paecilomyces sp. La biomasa fúngica analizada remueve eficientemente Cr (VI) en solución (100 mg y 1000 mg/100mL/1 g de biomasa a los 60 y 180 min, 50°C, pH 1.0, 100 rpm). Además también es muy eficiente en la biorremediación de tierra contaminada con el metal, por lo que el hongo puede utilizarse para eliminar el Cr (VI) presente en aguas residuales industriales, pues presenta mayor capacidad a otras biomasas reportadas en la literatura. La aplicación de la bioadsorción en la purificación de aguas residuales presenta un gran potencial, pues las biomasas fúngicas son naturales, se pueden obtener en grandes cantidades, son económicas y pueden remover selectivamente diferentes iones metálicos de soluciones acuosas.

REFERENCIAS

Acevedo-Aguilar, F., A. y otros 7 autores, Analytical speciation of chromium in in-vitro cultures of chromate-resistant filamentous fungi, Analitycal and Bioanalitycal Chemistry: 392, 269-276 (2008).        [ Links ]

Ariff, A.B., M. Mel., M.A. Hasan, y M.I.A. Karim, The kinetics and mechanism of lead (II) biosorption by powderízed Rhizopus olgisporus,World Journal of Microbiology Biotechnology: 15, 291-298(1999).        [ Links ]

Aksu, Z. y E. Balibek, Chromium (VI) biosorption by dried Rhizopus arrhizus: effect of salt (NaCI) concentration on equilibrium and kinetic parameters, Journal of Hazardous Materials: 145, 210-220 (2007).        [ Links ]

Armienta-Hernandez, M. y R. Rodríguez Castillo, Environmental exposure to Chromium compounds in the valley of León, México, Environmental Health Perspectives: 103, 47- 51 (1995).        [ Links ]

Bai, R.S. y T.E. Abraham, Studies on biosorption of chromium (VI) by dead fungal biomass, Journal of Scientific & Industrial Research; 57, 821-824 (1998).        [ Links ]

Bai, R.S. y T.E. Abraham, Biosorption of Cr (VI) from aqueous solution by Rhizopus nigrícans, Bioresource Technology: 79, 73-81 (2001).        [ Links ]

Campos, J., M. Martínez-Pacheco y C. Cervantes, Hexavalent chromium reduction by a chromate-resistant Bacillus sp strain, Antoine van Leeuwenhoek: 68, 203-208 (1995).        [ Links ]

Cervantes, C, J. y otros 6 autores, Interactions of chromium with microorganisms and plants, FEMS Microbiology Review25, 333-347 (2001).        [ Links ]

Cotton, F.A. y G. Wilkinson, Advanced Inorganic Chemistry, 4a Ed. Chichester, Uk; John Wiley&Sons, 376-379 (1980).        [ Links ]

Donmez, G.C. y Z. Aksu, Removal of chromium (VI) from saline wastewaters by Dunaliella species, Process Biochemistry; 38, 751-762 (2002).        [ Links ]

El Nemr, A. Potential of pomegranate husk carbón for Cr (VI) removal from wastewater: Kinetic and isotherm studies, Journal of Hazardous Materials: 161, 132-141 (2009).        [ Links ]

Fukuda, T. y otros 4 autores, Cr(VI) reduction from contaminated soils by Aspergillus sp. N2 and Penicillium sp. N3 isolated from chromium deposits, Journal of General Applied Microbiology: 54, 295-303 (2008).        [ Links ]

Greenberg, A.E., L.S. Clesceri y A.D. Eaton, Standard methods for the examination of water and wastewater, 18a ed. American Public Health Association, Washington, D.C. 3, 58-3.60 (1992).        [ Links ]

Guillen-Jiménez y otro 4 autores, Modulation of tolerante to Cr(VI) and Cr(VI) reduction by sulfate ion in a Candida yeast strain isolated from tannery wastewater, Journal of Industrial Microbiology and Biotechnology: 35, 1277-1287 (2008).        [ Links ]

Ilham, S., M. N. Nourbakhsh, S. Kilicarslan y H. Ozdag, Removal of chromium, lead and copper ions from industrial waste waters by Staphylococcus saprophyticus, Turkish Electronic Journal of Biotechnology: 2, 50-57 (2004).        [ Links ]

Khambhaty, Y., K. Mody, S. Basha y B. Jha, Kinetics equilibrium and thermodynamic studies on biosorption of hexavalent chromium by dead fungal biomass of marine Aspergillus niger, Chemical Engineering Journal: 145, 489-495 (2009).        [ Links ]

Kratochvil, D. y B. Volesky, Advances in the biosorption of heavy metals, Trends in Bitechnology: 16,291-300(1998).        [ Links ]

Lee, D.C., Park, C.J., Yung, J.E., Jeong, e Y.H., Screening of hexavalent chromium biosorbent from marine algae, Applied Microbiology and Biotechnology: 54, 445-448 (2000).        [ Links ]

López Martínez, R. y otros tres autores, Hongos contaminantes comunes en el Laboratorio. En Micología Médica. Procedimientos para el diagnóstico de Laboratorio, 2a. Ed. Trillas, pp 137-148. México (2004).        [ Links ]

Mattuschka, B. y G. Straube, Biosorption of metals by waste biomass, Journal of Chemical Technology Biotechnology: 58, 57-63 (1993).        [ Links ]

Menezes, L.B., V.V. Braz y C.A. Cordeiro, Chromium uptake from aqueous effluents by immobilized baker's yeast, Revista Brasileña de Microbiología: 29 (4), 1-5 (1998).        [ Links ]

Morales-Barrera, L. y E. Cristiani-Urbina, Hexavalent Chromium Removal by a Trichoderma inhatum Fungal Strain Isolated from Tannery Effluent, Water Air Soil Pollution: 187, 327-336 (2008).        [ Links ]

Nourbakhsh, M. y otros cinco autores, A comparative study of various biosorbents for removal of chromium (VI) ions from industrial wastewater, Process Biochemistry: 29, 1-5 (1994).        [ Links ]

Park, D., Y. Yun, J. Jo y J.M., Park, Mechanism of hexavalent chromium removal by dead fungal biomass of Aspergillus niger, Water Research: 39, 533-540 (2005).        [ Links ]

Prasanjit, B. y S. Sumathi, Uptake of chromium by Aspergillus foetidus, Journal of Material Cycles and Waste Management: 7, 88-92 (2005).        [ Links ]

Ramírez-Ramírez, R. y otros siete autores, Cr (VI) reduction in a Chromate-resistant strain of Candida maltose isolated from the leather industry, Antonie van Leeuwenhoek: 85, 63-68 (2004).        [ Links ]

Sag, Y. e Y. Aktay, Kinetic studies on sorption of Cr (VI) and Cu (II) ions by chitin, chitosan and Rhizopus arrhizus. Biochemical Engineering Journal: 12, 143-153 (2002).        [ Links ]

Sarin, V. y K.K. Pant, Removal of chromium from industrial waste by using eucalyptus bark, Bioresource Technology: 97, 15-20 (2006).        [ Links ]

Srinath, T., T. Verma, P.W. Ramteke y S.K. Garg, Chromium (VI) biosorption and bioaccumulation bychromate resistant bacteria, Chemosphere: 48, 427-435 (2002).        [ Links ]

Tewari, N., P. Vasudevan, y B. Guha, Study on biosorption of Cr(VI) by Mucor hiemalis, Biochemical Engineering Journal: 23, 185-192 (2005).        [ Links ]

Vitti, C, A. Pace y L. Giovannetti, Characterization of Cr(VI) Resistant Bacteria isolated from Chromium-Contaminated Soil by Tannery Activity, Current Microbiology: 46, 1-5 (2003).        [ Links ]

Wittbrodt, P.R. y C.D. Palmer, Effect of temperature, ion strength, background electrolytes, and Fe(lll) on the reduction of hexavalent chromium by soil humic substances, Environmental Science Technology: 30 (8), 2470-2477 (1996).        [ Links ]

Zafar, S., F. Aqil, e I. Ahmad, Metal tolerance and biosorption potential of filamentous fungi isolated from metal contaminated agricultural soil, Bioresource Technology: 98, 2557-2561 (2007).        [ Links ]

Zouboulis, A.I., K.A. Kydros y K.A. Matis, Removal of hexavalent Chromium anions from solutions bypyrite fines, Water Research: 29 (7), 1755-1760 (1995).        [ Links ]

Recibido Ene. 26, 2010;

Aceptado Mar. 17, 2010;

Versión Final recibida May. 31, 2010

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons