SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.34 número1ECUADOR: CADA VEZ MENOS DEMOCRACIA, CADA VEZ MÁS AUTORITARISMO... CON ELECCIONESHAITÍ: ¿LA MISIÓN DE LA ÚLTIMA OPORTUNIDAD? índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista de ciencia política (Santiago)

versión On-line ISSN 0718-090X

Rev. cienc. polít. (Santiago) vol.34 no.1 Santiago  2014

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-090X2014000100008 

ARTÍCULOS

 

EL SALVADOR: RETOS A LOS PARTIDOS POLÍTICOS

El Salvador: Challenges to Political Parties

 

NIVARIA ORTEGA MONCHE

Universidad Centroamericana José Simeón Cañas


RESUMEN

La violencia no ha sido tratada de la manera más efectiva en El Salvador desde, al menos, los Acuerdos de Paz de 1992. Las tasas que la reflejan solo han ido en aumento y las políticas represivas implementadas hasta el momento no parecen haber funcionado. En el 2013, preelectoral para elegir al nuevo Presidente, la campaña enmarca este tema con el telón de fondo de una tregua entre pandillas. Planteamos aquí una descripción de estos acontecimientos clave: elecciones y tregua y proponemos que los partidos políticos están dejando pasar una oportunidad de enfrentar este asunto. A cambio, son otras organizaciones las que están tomando las riendas en el proceso.

Palabras clave: Violencia, tregua, elecciones, campaña, partidos políticos.


ABSTRACT

Violence has not been effectively addressed in El Salvador since, at least, the 1992 Peace Accords. The annual rate of violence has steadily increased, and repressive policies to date have not worked. In 2013, the presidential electoral campaign has framed the topic of violence as the backdrop for a truce between gangs. In this article, we offer a description of key events such as the presidential elections and the gang truce, and suggest that political parties are missing an opportunity to grapple with the issue of violence. Instead, other organizations are leading this process.

Key words: violence, truce, elections, campaing, political parties.


 

I. INTRODUCCIÓN

En este trabajo abordamos una descripción de dos hechos fundamentales durante 2013 en El Salvador: la campaña de las elecciones presidenciales y el desarrollo de la tregua entre pandillas. Destapada por la prensa en 2012, esta no ha sido enfrentada por los partidos políticos, hasta el momento, de una manera contundente. En la campaña presidencial tampoco, o no con la rotundidad que este hecho reclama. Esto propicia que otras instituciones, Iglesias, sobre todo la católica, la Organización de Estados Americanos, OEA, y algunos actores a título individual protagonicen un proceso donde instituciones elegidas podrían tener un peso mayor que el que tienen en la actualidad.

El Salvador tiene unas campañas electorales prolongadas. Para las elecciones presidenciales del 2 de febrero de 2014 la contienda comenzó oficialmente el primero de octubre de 2013. Si a esto sumamos que desde 2012 a 2015 se llevaran a cabo tres procesos electorales distintos, podemos imaginar un escenario donde se parece vivir en eterna campaña. La elección del nuevo Presidente en 2014 se enmarca entre dos elecciones asamblearias y municipales distintas, las de 2012 y 2015. La primera vuelta, ocurrida el 2 de febrero de 2014, se celebró en un ambiente marcado por el descubrimiento de casos de corrupción que afectan a los anteriores gobiernos de Arena y a la figura del expresidente Francisco Flores (1999-2004) y han tenido unas tasas de abstencionismo inusuales. Delincuencia, corrupción, campañas electorales que llevan al cansancio y tregua entre pandillas han marcado la vida política salvadoreña en 2013. Para el desarrollo de este artículo hemos seguido el curso de los principales hechos conocidos de la tregua, analizado las campañas de todos los partidos que se presentan y sus principales apuestas. En las mismas notamos un vacío de respuesta para el resto de la negociación entre pandillas, o maras, rivales. El nuevo gobierno deberá enfrentar junto a viejos problemas, como el estancamiento económico, la pobreza, la delincuencia, el nuevo que representa si negociar, y de qué manera, con grupos que atemorizan al país. La lucha contra la violencia generada por estos grupos parece no haber encontrado hasta ahora los caminos adecuados para lograr su propósito. Después de unos años marcados por la "Mano Dura", la "Supermano Dura", el "Puño de Hierro" e incluso la militarización del ministerio de seguridad en la figura de Munguía Payés y la Policía Nacional Civil con Francisco Salinas,1 en 2012 se hizo público el proceso que algunos ven como irrenunciable si se considera seriamente pacificar el país y otros consideran la equiparación de grupos de delincuentes a actores válidos para el gobierno. La negociación entre pandillas facilitada por el gobierno o la negociación del gobierno con las pandillas presenta tantas dudas como esperanzas y actitudes escépticas. El ganador de la contienda tendrá que tomar la decisión de si continuar por esa línea o por el contrario ahondar en el camino represivo que durante tantos años se ha implementado.

La tregua ha sido conocida primeramente por los medios de comunicación. Cuestionándose sus éxitos, y a los mediadores del mismo, los partidos principales no parecen tomar una postura unánime e incuestionable sobre el tema. Otras instituciones, sin embargo, sí lo han hecho, así la Organización de Estados Americanos, OEA, se sitúa como garante del proceso, asumiendo un papel importante en el desarrollo de los acontecimientos. La postura de la Iglesia católica, clave, es más difícil de definir, pero es protagonista. También han intervenido autodenominados "representantes de la sociedad civil".2 Todo esto dibuja un panorama donde el proceso parece haberse fraguado de espaldas a los partidos políticos y lo que parece más grave, no parece haber indicios de que esto cambie.

Finalmente se concluye que el vacío de los partidos políticos a encarar esta negociación no ha supuesto el fin de la misma, sino que sean otros actores no elegidos democráticamente los que la protagonicen. En junio de 2014 habrá nuevo Presidente. Esto puede suponer un cambio en dicho proceso o por el contrario la profundización en el ausentismo de los partidos, lo que a la larga puede poner en jaque al proceso mismo.

II. LA TREGUA

El decir que El Salvador es uno de los países más violentos del mundo no es nada nuevo, el que las tasas de homicidios se vean reducidas drásticamente en menos de un mes, sí. Esto es lo que sucedió en el primer semestre de 2012. Tras una serie marcada por una tendencia creciente en el número de homicidios por cada cien mil habitantes, con un pico en 2009, esta tuvo un descenso radical durante 2012. En un mes, de febrero a marzo, los fallecidos por día bajaron de un promedio de 14 a 5.

El periódico digital El Faro publicó el 14 de marzo de 20123 que existía una negociación entre gobierno y pandillas. Se acordaba la reducción de homicidios a cambio de beneficios penitenciarios o, dicho de otra manera, el gobierno propiciaba una tregua entre estos grupos a cambio de suavizar la situación carcelaria de sus miembros.

 

Tabla 1. Relación de homicidios y tasas por 100.000 habitantes en la década 2003-2013
 
 
Fuente: Instituto Universitario de Opinión Pública, IUDOP, basado en datos de la Mesa Técnica de Homicidios (2003-2008) y de la Policía Nacional Civil, PNC (2009-2013), ajustados a los datos del Censo de Población y Vivienda, 2007.

 

Durante un tiempo estas negociaciones fueron negadas por el gobierno, e incluso en la campaña electoral presidencial, durante el debate entre los candidatos, celebrado el 12 de enero de 2014, el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN y actual vicepresidente, Sánchez Cerén, se reiteraba en la negativa: "Los que nos acusan de pactar con pandillas saben que no es verdad", pero ya en noviembre de 2012, si bien Funes niega que impulsara el acuerdo reconoce haber tomado medidas para facilitarlo. Asumió que la iniciativa de la misma partió de la Iglesia católica. En julio de 2012 el Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza llegó a El Salvador invitado por el gobierno, para comprometer a dicha institución en el proceso.

Según Mijango4 (2013: 19), el proceso de paz tiene por meta "buscar por vías civilizadas la neutralización del conflicto librado por más de 17 años entre las pandillas rivales que acumula ya la pérdida de 50.000 vidas y un poco más de 30 mil millones de dólares".

Una característica del mismo es que parece estar escrito en clave teocrática. Desde las declaraciones de las maras, hasta las de algunos mediadores se puede observar una constante mención a Dios y a las iglesias. Destacamos declaraciones de Mijango (2013: 15, 20, 23) donde afirma: "Sin lugar a dudas el éxito inicial de este proceso se debe al haber combinado cuatro factores esenciales: teología, filosofía, visión estratégica pragmática y receptividad y voluntad por parte de las pandillas... El oír que Dios los quiere y, si se arrepienten, los puede perdonar, o que, pese a sus errores pueden ser de mucha utilidad al país, han sido frases de mucho poder persuasivo". (...) "Fue necesaria la creación de unas condiciones previas; teológicamente era necesario expresarles y convencerles que Dios les ama. Era necesario expresarles que Dios no pide la muerte del pecador sino su reconversión". Para él, exguerrillero, firmante de los Acuerdos de Paz y exdiputado por el FMLN, el éxito de esta tregua es la confianza basada en "la fe y búsqueda de la reconversión del pecador, confianza en que se genere una conciencia social de la necesidad de este proceso, en la visión estratégica y actuación pragmática en el marco de lo que la ley permite y la receptividad y voluntad de los generadores principales de violencia en contribuir a la solución".

El poder encuadrar esta tregua requiere de unas apreciaciones preliminares que nos permitan ir avanzando en un análisis que requerirá del necesario filtro del tiempo. Primeramente tenemos que definir qué queremos decir con negociación, si este término es efectivo para lo que sucede en El Salvador, qué retos se presentan en este momento y que papel juegan los diferentes actores.

Según Fisas (2013:14), por negociación se entiende el "proceso por el que dos o más partes enfrentadas, ya sean países o actores internos de un país, acuerdan discutir sus diferencias en un marco concertado para encontrar una solución satisfactoria a sus demandas. Esta negociación puede ser directa o mediante la facilitación de terceros".

En este caso, y atendiendo a dicha definición, podríamos entrever, por un lado, que estamos ante una negociación entre pandillas facilitada por el gobierno, con lo que no estaría siendo un actor primario, limitándose a mediar, o lo que es lo mismo, a intervenir para que los actores en conflicto puedan buscar por sí mismos una solución a su disputa, en el proceso. Por otra parte, al otorgar en el ejercicio de su poder beneficios penitenciarios, rompería esa figura de arbitraje para situarse un paso más allá de la mediación. De hecho, el entender que los beneficios que otorga el gobierno serían un simple incentivo no obedece a situar la problemática de las pandillas en el equilibrio del sistema político del país en la actualidad.

Siguiendo a dicho autor, dos son los elementos indispensables que necesitan estos procesos para llegar a buen puerto: tiempo: "normalmente una gran cantidad de años" (Fisas, 2013: 14) y convencimiento de las partes.

El tiempo que ha pasado, reconocido desde 2012, no es suficiente para poder completar todo el ciclo que según Fisas llevan fenómenos de este tipo, es decir: una fase exploratoria, donde se observan las condiciones para las negociaciones y en qué se diferencian de otras donde no han sido posibles, el acuerdo preliminar entre las partes donde se concreta la voluntad de llegar a un entendimiento, un acuerdo de prenegociación donde se determina el modo, el acuerdo macro u hoja de ruta donde se define la agenda, la firma de acuerdos parciales, el acuerdo general y el acuerdo de implementación, verificación y solución de controversias. Leyendo la crónica de Mijango (2013) pareciera que nos situamos en un proceso ya desarrollado, sin embargo nos encontramos en un punto con más interrogantes que respuestas.

El convencimiento de las partes al que menciona Fisas como elemento indispensable es todavía una cuestión sin resolver. Lo primero que hemos de tener claro para poder responder a esta cuestión es determinar con exactitud qué partes hay en la negociación y cuál es el papel de cada una. El que las maras son actores protagonistas no presenta duda. El 19 de marzo de 2012 la mara salvatrucha, MSX3, y la pandilla 18, M18, emiten un comunicado conjunto donde junto a negar la negociación con el gobierno afirman encontrarse en un proceso de reflexión sobre la problemática del país de la cual ellos son solo una parte. A partir de ahí, y hasta el momento, ofrecen una serie de declaraciones donde destacamos:

 

Tabla 2. Declaraciones destacadas de las maras durante la tregua
 
 
Elaboración: Propia.

 

En este momento la tregua presenta retos en referencia a su éxito y los puntos destacados por Fisas, entre los cuales destacamos el mencionado convencimiento de las partes. El responder a esto nos plantea la pregunta primero de responder qué partes están involucradas y cuáles deberían estar y no aparecen.

No hay una definición clara del papel de los actores presentes en el proceso. El definir claramente la actuación del gobierno en el mismo es una necesidad. En la actualidad no está clara su participación ya sea como mediador o como actor principal. Esto en sí cuestiona no solo el reconocimiento de las pandillas como interlocutores válidos, algo en lo que no todos están de acuerdo, sino la fortaleza misma del Estado en el caso que se considere al gobierno obligado a negociar dicha tregua.

Si el gobierno participa estrictamente como mediador no tendría que otorgar nada. Por tanto y aunque en sus declaraciones se sitúen no estrictamente como facilitadores, el ofrecimiento de mejora en la situación penitenciaria de los mareros11 dificulta ubicarlos en ese papel. Hasta que no se produzca una autoubicación sin ambagajes es difícil saber si la tregua reafirma o mina la iniciativa estatal y su capacidad para mantener el orden público.

Indiscutiblemente las pandillas son parte elemental. Expresan su convencimiento, como ellos han destacado, en la pacificación del territorio mediante desarmes parciales y de la reducción del número de homicidios. Esto no obvia el hecho que en municipios declarados zonas libres de violencia12 sigan ocurriendo asesinatos, aunque bien es cierto que en menor medida. Si vemos la evolución del número de desaparecidos vemos que 2012 presenta una notable disminución respecto del año anterior, el que reporta mayores desapariciones del quinquenio. Sin embargo, la Policía Nacional Civil, PNC, reporta hasta el 7 de julio de 2013 949 personas desaparecidas, lo que supone un aumento respecto del valor absoluto del año anterior y de 18% respecto del mismo período de 2012.

Si bien no podemos establecer una relación directa entre baja de número de asesinatos con subida de desapariciones, tampoco hay muchas razones para el optimismo.

 

Tabla 3. Evolución del número de desaparecidos por año
 
 
Fuente: Policía Nacional Civil, PNC. La Prensa Gráfica, LPG, (2013). Elaboración: propia.

 

Por otro lado, no existe un acuerdo entre los datos de la Policía Nacional Civil, PNC, y el Instituto de Medicina Legal, IML, en cuanto al número de muertes atribuible a las pandillas. Este desacuerdo se ve patente sobre todo en el 2012. Una diferencia de más de veinte puntos porcentuales plantea la duda sobre la interpretación de los hechos que tienen las partes.

Junto a lo anterior, la ciudadanía concibe un empeoramiento continuo de la violencia, independientemente de la tregua. Esto queda reflejado en la encuesta del Instituto Universitario de Opinión Pública, IUDOP, presentada en diciembre de 2013 donde un 59,6% considera que la situación delincuencial del país empeoró durante dicho año. Ante la pregunta de si la delincuencia debida a pandillas en su zona había variado, el 43,8% consideró que había aumentado y solo 21,9% consideró que había disminuido. En definitiva, para el 42,5% de la población (IUDOP, 2013b) la tregua no genera ninguna confianza.

Por lo tanto, el dato de la variación de homicidios como un único indicador del convencimiento de las partes al que se refiere Fisas es insuficiente, ya que plantea dudas sobre su validez y sobre su fiabilidad. En este momento ni podemos cuantificar exactamente qué porcentaje de homicidios son responsabilidad de las maras y si la reducción del número es una cifra que refleje el acuerdo al producirse paralelamente un aumento en el número de desaparecidos. El convencimiento teológico al que hace referencia Mijango debe poder tener traducciones que puedan analizarse claramente más allá de cualquier duda.

Otros actores clave son los mediadores. En la tregua han destacado indiscutiblemente dos personas: Raúl Mijango y el obispo castrense Fabio Colindres. Los motivos de ambos para participar han sido, según ellos, muy personales. Así Mijango ha afirmado que fue un secuestro lo que le planteó el poner freno a este problema y las razones que declara Colindres para participar recogidas por Dudley (2013b) son estrictamente religiosas debido al tradicional papel de la Iglesia en la mediación de conflictos y su preocupación personal respecto del tema de las maras por su relación con las fuerzas armadas. El que este proceso dependa tanto de personas y no de instituciones da pie a que esta se ponga al filo de la navaja cuando son cuestionados personalmente.

El convencimiento de las Iglesias, especialmente la católica, genera dudas, ya que, por un lado, todo el proceso ha estado lleno de escenificaciones con alto contenido religioso. Por otro, junto al notable protagonismo de Fabio Colindres y el involucramiento posterior de otros grupos religiosos, la Iglesia católica cuestiona claramente la misma por medio de un comunicado de la Conferencia Episcopal en mayo de 2013 (La Página, 2013). Dicho comunicado cuestiona los resultados de las negociaciones y su incidencia real en la vida de la ciudadanía. Las declaraciones oficiales de las pandillas destacan por otro lado el papel de Colindres pero también, y como hemos ya expuesto, el de la Iglesia católica13 como clave, casi indispensable, en el proceso. Son notables las referencias pragmáticas al papel de las Iglesias en el proceso negociador, frente a las declaraciones de Mijango continuamente referidas a Dios. Así, este solo es mencionado directamente por las pandillas, y hasta mediados de 2013, en su primera declaración conjunta cuando al afirmar querer ser parte de la solución del país, piden "apoyo de toda la sociedad y del Estado para llevar a feliz término con la ayuda de Dios este proceso". Las relaciones tan difusas entre Colindres, como facilitador del proceso, y la Conferencia Episcopal es un asunto que debe ser resuelto y así situar a la Iglesia en su exacta posición al respecto.

 

Tabla 4. Porcentaje de homicidios cometidos por pandilleros según distintas fuentes
 
 
Fuentes: IUDOP basado en los datos otorgados por la PNC y el IML. Elaboración propia.

 

La OEA es otra institución que se ha ofrecido como observador y garante del proceso. A petición del gobierno de El Salvador, se compromete a acompañar y garantizar la tregua y facilitar la coordinación entre las instituciones involucradas.

Se establece un Comité Técnico de Coordinación, CTC, conformado por:

1. Exoficio del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de EL Salvador (en la fecha Munguía Payés).

2. Monseñor Fabio Colindres, obispo castrense y facilitador de la tregua.

3. Raúl Mijango, facilitador de la tregua.

4. Representantes de la Fundación Humanitaria, señor Antonio Cabrales y Paolo Lüers.

5. Representante de la Organización de Estados Americanos, Secretario de Seguridad Mulidimensional, embajador Adam Blackwell y/o su delegado.

En este escenario faltan representantes de los partidos políticos y/o de la Asamblea como institución electa por la ciudadanía. Al no haberlas la tregua parece haberse estado construyendo de espaldas a la sociedad por medio de su institución representativa.

La campaña electoral podría haber sido un escenario donde se discutieran las propuestas claras de los partidos frente a la misma, pero no ha sido así.

III. ELECCIONES PRESIDENCIALES DE 2014

Los resultados de las elecciones municipales y legislativas de 2012 plantearon un escenario político donde el ejecutivo, detentado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, desde 2009, veía cómo la Alianza Republicana Nacionalista, Arena, ganaba la mayoría de los municipios del país y la mayor parte del número de diputados a la Asamblea. Ganó las cabezas departamentales de nueve de los 14 departamentos, concretamente: San Salvador, Sonsonate, La Unión, Chalatenango, Cojutepeque en Cuscatlán, Ahuachapán, Francisco Gotera en Morazán, San Vicente y Sensuntepeque en Cabañas. El Frente controlaba Santa Tecla, Santa Ana y Zacatecoluca en el departamento de La Paz.14 De los 262 municipios, Arena ganó 116 alcaldías15 y de los 84 diputados de la Asamblea, ganó 33.16

Con la Asamblea en manos de Arena y la presidencia en las del Frente la campaña para elegir Presidente en 2014 se presentó muy reñida. Los partidos inscritos para la elección fueron el FMLN, encabezado por Salvador Sánchez Cerén, hasta el momento vicepresidente, y Oscar Ortiz, alcalde de Santa Tecla, Arena, con Norman Quijano, alcalde de San Salvador y René Portillo, vinculado a la Universidad Tecnológica del país, el movimiento Unidad con Antonio Saca y Francisco Lainez, este último autodefinido como "agricultor"17 y excanciller durante el gobierno de Saca (2004-2009), el partido Fraternidad Patriota Salvadoreña, FPS, con Oscar Lemus, abogado y de carrera militar y Rafael Menjívar y el Partido Salvadoreño Progresista, PSP, con René Rodríguez Hurtado, teniente coronel retirado y Adriana Bonilla, dedicada, según sus propias palabras, al negocio de los bienes raíces.18

La primera vuelta tuvo una tasa de participación, según el Tribunal Supremo Electoral, TSE, del 53%, 12 puntos por debajo de las anteriores presidenciales que se situaron en el 65%. Podremos encontrar varias explicaciones tentativas al respecto. Según el último Índice de Transparencia Internacional (2013) la ciudadanía percibe los partidos políticos como las instituciones más corruptas del país. Esto sumado a las continuas campañas electorales, candidatos poco atractivos para el electorado, sobre todo más joven, las sobredimensionadas expectativas con el gobierno de Funes y que más de la mitad de la población siente que el gobierno escuchó poco o nada sus demandas,19 configuran un ambiente de hastío que puede explicar en parte dicha abstención.

Poniendo atención en la campaña, esta presenta varias novedades y continuidades. Dentro de las continuidades destacamos los principales problemas del país percibidos por la población. Sin embargo, si en 2009 la economía era tenida como el mayor problema por la ciudadanía, en 2013 la violencia se sitúa a la cabeza. Otra continuidad es la permanencia como favoritos de los partidos Arena y Fmln.

 

Tabla 5. Principal problema para la población20
 
 
Fuente: IUDOP. Informes 118: Encuesta de evaluación del 2008 y sobre el proceso electoral 2009 e Informe 132: Encuesta de evaluación del cuarto año de gobierno de Mauricio Funes, Asamblea Legislativa y Alcaldías. Elaboración propia.

 

Entre las principales novedades destacamos que: a) se celebran bajo una Ley de Partidos Políticos, b) la presentación del Movimiento Unidad, c) Arena se encuentra en una de sus horas más bajas, d) la celebración de un debate entre todos los candidatos e) la tregua de telón de fondo.

La ley de partidos políticos, aprobada en 2013, tiene como objeto regular la institucionalidad de los mismos, su relación con la ciudadanía y otros entes en el marco de la Constitución. Si bien es indudable la importancia de esta ley, ya hay críticas que reclaman una mayor claridad sobre sus fuentes de financiamiento.21

En esta campaña se presentó una nueva coalición de varios partidos, Unidad, encabezado por dos exareneros notables, un expresidente del gobierno, Antonio Saca (2004-2009) y su entonces ministro de exteriores Francisco Laínez. Esta coalición es, según los resultados de la primera vuelta, la alternativa más destacada que se enfrenta a los dos principales partidos desde que en 1994 el Partido Demócrata Cristiano, PDC, lograra el 16%.22 Si bien en ese entonces el PDC era un partido en decadencia, la plataforma encabezada por Saca se formó expresamente para las elecciones. En un primer momento tras la primera vuelta se esperaba un pronunciamiento de Saca a favor de alguno de los dos candidatos finales, cosa que no se hizo, por tanto la distribución de su caudal de votos quedó totalmente en suspenso hasta la votación final.

El Frente se sitúa y las encara por primera vez desde el gobierno y no desde la oposición, lo que permitiría por primera vez aprovecharse de las ventajas que esta situación le ofrece. Casi llegando a final de campaña el expresidente del país durante el período 1999-2004 y primer director de la campaña de Arena 2014 Francisco Flores, fue señalado por malversación de fondos, unos 10 millones de dólares,23 concretamente sobre la ayuda económica que brindó el gobierno de Taiwán. Eso unido a sus respuestas en la comparecencia ante los diputados y su intento de huida y posterior desaparición, colocaron al partido Arena en uno de sus momentos más complicados a la hora de encarar unas elecciones24. La estrategia hasta ahora del partido parece ser la del avestruz, esconder la cabeza. Se niega a condenar la actuación de Flores y si bien no podemos obviar la presunción de inocencia, el mantener posturas tibias ante estos hechos puede pasar factura definitiva en una segunda vuelta.

El sistema electoral de El Salvador exige una victoria de más del 50% en primera vuelta para que el candidato más votado sea elegido. El Frente aún situándose en el poder y con numerosos casos de corrupción que afectan al partido Arena descubiertos durante la campaña, logró el 48,93% de los votos frente al 38,95% de Arena, que si bien son más de 10 puntos les resultó insuficiente para proclamarse vencedor.

La campaña fue más tranquila que otras veces y así fue destacado por ejemplo por el Jefe de la Misión de Observación electoral de la OEA en el país.25

El Frente presentó su Programa de Gobierno: "El Salvador adelante", centrado en destacar los logros de su mandato, los llamados "Cambios de Verdad". Su programa electoral es una propuesta para la profundización de los mismos. Entre lo conseguido en el período 2009-2014 se destaca, en primer lugar, los logros en política social con acciones como la creación de Ciudad Mujer, la entrega de uniformes, útiles y zapatos escolares y la baja del precio de los medicamentos".26 El programa está estructurado en ejes temáticos: empleo, reducción del costo de la vida, bienestar, seguridad, sustentabilidad ambiental, desarrollo local, ciudadanos desde el exterior, integración para la gente, fuerza cultural y colaboración ciudadana. El tema de la seguridad está contemplado en el eje 4: todo el país por la seguridad, control de los territorios para la ciudadanía. En este capítulo se observa indeterminación y propuestas como la coordinación entre distintas instituciones de lucha contra el crimen organizado, poner fin a las extorsiones, fortalecer la policía, centros penitenciarios de verdadera readaptación y protección a las víctimas. No existe ningún posicionamiento al respecto de la tregua. Con bazas programáticas como la reducción de la pobreza y la creación de empleo27 pretenden conservar el poder ejecutivo y atraer a un electorado que como hemos dicho considera los partidos políticos como la institución más corrupta del país.

 

Tabla 6. Resultados porcentuales en la primera vuelta
 
 
Elaboración propia según datos del Tribunal Supremo Electoral, TSE.

 

Arena presentó su Plan País, estructurado en capítulos, los temas principales de su campaña son: educación, cultura y deportes, equidad de género, seguridad, empleo, democracia e integración. Uno de sus lemas distintivos de campaña ha sido: "recuperemos El Salvador". Llama la atención que en el plan arenero los primeros capítulos estén destinados también a temas sociales, siendo el dedicado a la economía el cuarto de cinco capítulos". En el capítulo dedicado a la seguridad se destaca, en la línea también de propuestas difusas, la necesidad de coordinación entre las distintas instituciones, la combinación entre prevención y castigo a la criminalidad, promocionar y dotar de mayores y mejores medios a la policía, combatir las extorsiones, y como mención concreta a las pandillas: "investigar y conocer el interior de las pandillas como organización delincuencial, su modus operandi y su relación con las comunidades" (Arena, 2013). Con esto se pretende "una mayor comprensión de la manera de operar de las pandillas que facilite neutralizar la actividad delincuencial a nivel local y se tome el control del territorio a favor de los ciudadanos". Nada sobre la tregua.

En estas elecciones por primera vez también se produce un debate público entre los candidatos a la presidencia, el llamado "Gran Debate Presidencial". Organizado por la Asociación Salvadoreña de Radiodifusores, ASDER y el Tribunal Supremo Electoral, TSE, se celebró el 12 de enero y fue moderado por el periodista mexicano Armando Guzmán. Los temas que se trataron en el debate se determinaron por sorteo con anterioridad a la celebración del mismo y fueron: educación, salud, seguridad ciudadana, y economía.

Lo más destacado fue, por un lado, la posibilidad de escuchar a los cinco candidatos juntos, aunque no a la vez, y con la misma cantidad de tiempo y, por otro, la poca objetivización de las propuestas de los partidos favoritos, junto a la radicalización en las medidas en torno a la seguridad pública.

Las propuestas fueron muy escasas, solo los participantes con menos probabilidades de ganar expresaron concreciones a los temas planteados. Hubo, no obstante, un cierto acuerdo entre los principales candidatos al indicar los dos la intención de dedicar un 6% del PIB a la educación en el período 2014-2019 y la necesidad e una educación "en valores", aunque estos no quedaran definidos.

El tema de seguridad fue donde se observó una radicalización en las respuestas a la delincuencia que raya en los límites de lo legal. Así René Rodríguez apostó por el "Plan 100 días" y "Plan cadena segura", estrategias que conseguirían según el candidato "pacificar el país en 300 días". Consistiría en "Pacificar el país en 100 días por zona" mediante el mejoramiento de las fuerzas de seguridad, el despliegue de la policía militar y la creación una nueva ley, la ley de seguridad ciudadana que permita a los vecinos "ser vigilantes".

Oscar Lemus se expresó en dicha línea y propuso reforzar la Policía Nacional Civil y establecer el régimen de excepción o toque de queda en el país, que "los presos oren, trabajen y estudien". Además pedía trabajos forzados para los presos y "recurrir a los francotiradores" para hacer un país más seguro.

Saca optó por un discurso menos radical que los anteriores y se refirió junto a respetar la ley, optar por medidas económicas que prevengan la violencia: "Meter a la cárcel y darle oportunidad: empleo". Para ello apuesta por un "Plan integral de seguridad" y "Doblar el número de policías".

Quijano en este momento atacó la tregua tachándola de "negociación oscura, ilegal" y su apuesta pasa por: "Hacer uso de todos los poderes que nos otorga la Constitución de la República para poder militarizar la seguridad pública", crear "un Estado Mayor de seguridad pública"; "Establecer granjas militares" y "Aplicar a los pandilleros el código de justicia militar y no el código penal".

Sánchez Cerén es el que menos concretó en dicho problema. Se limitó a negar su pacto con pandillas: "los que nos acusan de pactar con pandillas saben que no es verdad" y proveer de un mayor ingreso a la familias, educación, garantizar oportunidades a las comunidades, y, "con la otra mano, no vamos a tolerar el crimen y la delincuencia", "garantizar oportunidades a las comunidades".

El que las respuestas vayan radicalizándose en la línea represiva ya fue destacado por Reserve (2012); y si bien el autor se planteaba la dificultad de establecer un consenso sobre la mejor estrategia a la hora de enfrentarla, en este nuevo momento nos muestra cómo, por un lado, los partidos descartados en primera vuelta avanzan hacia los límites de lo legal28 y ninguno de los candidatos, ni los partidos que los sustentan emitieron una declaración oficial situándose frente a la tregua y adquiriendo compromisos ante ella, negando en el caso de Cerén directamente su participación en la misma.

La fecha de la segunda vuelta quedó establecida para el mes de marzo. Si leemos el teorema de Downs (1973), en unos comicios mayoritarios y bipartidistas el candidato elegido sería aquel cuyas propuestas se acerquen más al elector medio, traducido en este caso al partido que proponga lo más acercado a lo mediano para captar así el mayor número de votantes. Con un país con problemas tan radicalizados, viendo el carácter habitual de las campañas y los primeros pasos que se dan en la segunda vuelta, no parece que esta proposición sea entendida en El Salvador. Arena, el partido que ha de remontar más de diez puntos pareció decidirse por la campaña del miedo. "Si quieres ser libre para comer pupusas, pizza o pollo, vota Arena"; no es el camino más moderado, si bien ha sido la tónica arenera para enfrentar las campañas presidenciales.29 Tampoco enfrenta el caso que afecta a Francisco Flores con contundencia y el político sigue ocupando oficialmente puestos de importancia dentro del partido. El Frente ha optado por esperar la victoria.

El 9 de marzo, en una jornada relativamente tranquila se llevó a cabo la votación definitiva. Los resultados, ofrecidos por el TSE, arrojan un resultado muy reñido con 50,11% para el Frente y 49,89% para Arena30. Miembros del partido perdedor han presentado distintos recursos ante el Tribunal, que fueron desestimados, y ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. En la actualidad están siendo estudiados para su aceptación a trámite. No obstante, las distintas misiones de observación presentes en el país han declarado la ejemplaridad del TSE en el recuento de los votos.

Un hecho significativo en esta segunda vuelta, junto a la tradicional reticencia del partido perdedor a asumir la derrota, fue el discurso de Norman Quijano el mismo 9 de marzo afirmando, cuando ya se habían dado los primeros datos que situaban al Frente en cabeza:

"Quiero dar gracias a Dios por esta victoria que hemos obtenido esta noche. No vamos a permitir fraudes al estilo chavistas en Venezuela. Estamos en pie de guerra para defender esta victoria, no nos lo van a robar. La vamos a defender con nuestra propia vida" así como llamó al ejército para "estar atentos". Estas declaraciones: "en pie de guerra" y la llamada al ejército, tuvieron una gran repercusión en un país que ha sufrido una guerra civil de más de diez años y que hace poco acaba de celebrar 22 años de paz. Este discurso hizo que el Ministro de Defensa, Munguía Payés, arropado por altos mandos de defensa, compareciera ante los medios de comunicación afirmando que respetarían los resultados electorales y que el ejército "bajo ninguna circunstancia se prestará a la manipulación de persona o grupo alguno, que pretenda instrumentalizarla o influenciarla para objetos que atenten contra la voluntad del pueblo salvadoreño", así como reiteraban su lealtad al Presidente de la República (Tribuna Hispana USA, 2014). En los días siguientes, Norman ha expresado su voluntad de crear un "gobierno legítimo" al estilo de López Obrador en México. Eso y sus constantes referencias a la oposición venezolana, y a la figura de Leopoldo López, hacen preveer las líneas de su estrategia postelectoral. Habrá que esperar si su partido avala la misma u opta por una reflexión y reorganización más profunda.

IV. CONCLUSIONES

Hemos centrado nuestro artículo en dos temas que han marcado la agenda política del país durante 2013 y tienen visos de ser clave en 2014: las elecciones y la tregua. El país es presidencialista y el que resulte elegido en marzo de 2014 deberá enfrentar, junto a los problemas clásicos del país, la gestión de una tregua que hasta ahora parece no ir con los partidos que soportan a dichos candidatos. Las estrategias puramente represivas parecen en estos momentos una excusa para no enfrentar los retos que los acontecimientos han presentado durante estos últimos años. El que ni uno ni otro partido quiera asumir responsabilidades en temas clave que afectan la vida de la ciudadanía reconoce implícitamente la necesidad que sean otras instituciones no elegidas las que protagonicen el proceso. Las Iglesias, especialmente la católica, la OEA y mediadores a título personal están liderando las negociaciones y esto es uno de los elementos clave de estas negociaciones. El pacto entre pandillas en la actualidad presenta, además, dudas respecto de los actores implicados; en concreto, dudas sobre su papel y su convencimiento sobre la necesidad de la misma. En resumen, el proceso es cuestionable y parece estar llevándose de espaldas a la sociedad y a los propios partidos.

Las elecciones presidenciales de 2014 presentan algunas novedades. Entre ellas destacamos que han sido las primeras con el Frente en el poder Ejecutivo, se han celebrado con una ley de partidos, hubo un debate entre todos los candidatos y en estas elecciones Arena se encuentra en horas bajas. No obstante, el Frente no ha podido rentabilizar de manera inmediata los escándalos de corrupción, desacuerdos en Arena y se ve forzado a una segunda vuelta que, si bien, siempre había ganado el partido que gana en primera, hasta el recuento de los votos no se tiene asegurada la victoria. Arena, por otro lado, se niega públicamente a reconocer errores y a dar soluciones ejemplares ante casos que escandalizan a la opinión pública. Empezó la segunda vuelta con la recurrida campaña del miedo con eslóganes apelando a la libertad de poder elegir una comida u otra que tendrían los ciudadanos del país si ganan y confiando en que estos mensajes dieran resultado y pudieran conseguir el reto de remontar la diferencia del 2 de febrero. La última encuesta preelectoral presentada por el IUDOP a mediados de febrero de 2014, otorgó al FMLN una ventaja de más de 10 puntos. Sin embargo, el 9 de marzo los resultados arrojan un margen mínimo de victoria para el Frente. Arena puede optar por huir hacia adelante, apoyados en su casi triunfo o hacer una reflexión más profunda que le lleve a analizar sus propias necesidades.

NOTAS

1 Munguía Payés militar de baja fue destituido en mayo de 2013, al declarar su nombramiento inconstitucional la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. De igual manera y por el mismo motivo también fue destituido Francisco Salinas como cabeza de la Policía Nacional Civil, PNC.

2 Así se autodenomina Raúl Mijango cada vez que se refiere a su papel en el proceso.

3 Posteriormente se reconoció por, entre otros Raúl Mijango, mediador clave en el proceso y las propias pandillas implicadas que este había empezado el 9 de marzo de 2012.

4 Reconocido como uno de los principales impulsores de este proceso.

5 Existe una recopilación de las declaraciones hasta julio de 2013 en Mijango (2013).

6 El faro (2012): http://www.elfaro.net/es/201207/noticias/9145/

7 La categoría de General de División es expresa en la declaración. Posteriormente Munguía reconoce que su papel fue exclusivamente de facilitador.

8 Clicas son células locales de las pandillas.

9 Fabio Colindres y Raúl Mijango.

10 Textualmente: "No depende de nosotros sino del involucramiento de ellos dando su aporte para hacerlo sostenible". Mijango (2013: 69).

11 11 Así se llaman los integrantes de las maras.

12 Se denominan así a aquellos donde se implementa activamente la tregua. Hasta ahora son declarados libres de violencia: Santa Tecla, Quezaltepeque y La Libertad, en el departamento del mismo nombre; Ilopango, Ciudad Delgado y Apopa en San Salvador; Sonsonate; San Vicente; Zacatecoluca en La Paz; Puerto El Triunfo en Usulután y Nueva Concepción en Chalatenango. Fuente: Contrapunto (2013).

13 A medida que avanzan estas declaraciones también se hace referencia a otros grupos: evangélicos, luteranos, anglicanos.

14 Gran Alianza por la Unidad Nacional, Gana, fue la primera fuerza en San Miguel, cabeza del departamento con su mismo nombre y la Concertación Nacional, CN, se situó como primera fuerza de Usulután, en el departamento con el mismo nombre.

15 El Frente gana 85 alcaldías, el Partido de Concertación Nacional, PCN se llevó 24, Gran Alianza por la Unidad Nacional, GANA, 17, la coalición FMLN con Cambio Democrático, CD 8, el Partido de la Esperanza PES 4, CD en solitario se llevó 3 y las coaliciones PCN /PES ganaron 3, las del FMLN/PES ganaron 1 y, por último, PES/GANA se hizo con una alcaldía. Fuente: TSE.

16 El Frente 31, Gana 11, PCN 6, PES 1, CD 1, PCN/PES 1.

17 Tony Saca (2014) http://tonysaca.sv/el-candidato-a-la-vicepresidencia-por-el-movimiento-unidad-francisco-lainez-recibio-hoy-el-apoyo-de-mas-de-70-organizaciones-sociales-y-campesinas-de-diferentes-puntos-del-pais/

18 Mediolleno (2014) http://mediolleno.com.sv/entrevista/adriana-bonilla-candidata-a-la-vicepresidencia-por-el-psp

19 Encuesta Iudop mayo 2013. En la misma también se refleja que el 78,2% de los encuestados consideran que los diputados responden poco o nada a sus intereses.

20 Expresado en el porcentaje de la población que considera el principal problema dicho asunto.

21 Véase por ejemplo el comunicado de la Misión de Observación Electoral de la OEA sobre la primera vuelta de las elecciones 2014.

22 En dicho año el PDC obtuvo en primera vuelta el 16% de los votos . Unidad obtuvo el 11.44%. Fuente: TSE.

23 Entre 2003 y 2004 Taiwán donó 10 millones de dólares, según unas fuentes, Transparencia Activa 11 de enero, y 15 según otras, La Prensa Gráfica 26 de enero, que serían destinados a combatir la pobreza y a infraestructuras básicas. Según el presidente de la Corte de Cuentas Rosalío Tóchez, Este dinero fue usado discrecionalmente, sin fiscalización, y se violó la Constitución en lo relacionado a la canalización de fondos públicos. La cifra exacta de la donación no se conoce a fecha de cierre de este artículo.

24 A la fecha de escribir este artículo, 10 de febrero de 2014, Francisco Flores se encuentra requerido por la Asamblea Legislativa y en paradero desconocido.

25 Véase diario ABC, 2 de febrero de 2014, p. 44.

26 Youtube (2014, 28 enero) http://www.youtube.com/watch?v=f0bnNRMgt3M

27 Mucho menos de lo que el Informe sobre Desarrollo Humano El Salvador 2013, elaborado por el PNUD, considera necesario.

28 Salvo Unidad.

29 Así por ejemplo en la campaña de 2004 y 2009 amenazaban con la llegada del comunismo si ganaba el Fmln y la pérdida de libertades.

30 Con lo que, a priori, parece ser el principal beneficiado de los votos de Unidad.

 

REFERENCIAS

Alianza Republicana Nacionalista, Arena. 2013. Plan País. http://miplanpais.com/ebook/        [ Links ]

Downs. A. 1973. Una teoría económica de la democracia. Aguilar. Madrid.         [ Links ]

Contrapunto. 2013. "Intercambian buenas experiencias de municipios 'libres de violencia'". 19 de septiembre. http://contrapunto.com.sv/ultimas-noticias/intercambian-buenas-experiencias-de-municipios-libres-de-violencia        [ Links ]

Dudley, S. 2013. "Iglesia Católica de El Salvador: ¿Peón o Jugador en la Tregua Entre Pandillas?". http://es.insightcrime.org/analisis/iglesia-catolica-de-el-salvador-%C2%BFpeon-o-jugador-en-la-tregua-entre-pandillas.         [ Links ]

______. 2013b. "The El Salvador Gang Truce and the Church. What was the role of the Catholic Church?". Center for Latin American and Latino Studies. American University. Washington DC. http://es.insightcrime.org/analisis/iglesia-catolica-de-el-salvador-%C2%BFpeon-o-jugador-en-la-tregua-entre-pandillas        [ Links ]

El Faro. 2012. "Todo sobre la tregua". http://www.especiales.elfaro.net/es/todosbrelatregua        [ Links ]

El Salvador. "Ley de partidos políticos". Decreto 307/2013 de 27 de febrero, d.o. 40, tomo 398, pp. 1-39.         [ Links ]

El País. 2012. "En ocho meses de tregua entre las maras ha habido 1.600 asesinatos menos", http://internacional.elpais.com/internacional/2012/11/19/actualidad/1353335331_403887.html        [ Links ]

Equipo Regional de Monitoreo y Análisis de Derechos Humanos en Centroamérica (2011). "Informe sobre derechos humanos y conflictividad en Centroamérica 2012-2013". http://www.lwfcamerica.org/uploaded/content/article/1456574699.pdf        [ Links ]

Fisas. V. 2013. Anuario de procesos de paz. Barcelona: Icaria.         [ Links ]

Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN. 2014. "El Salvador adelante. Programa de gobierno para la profundización de los cambios". http://www.fmln.org.sv/oficial/index.php/nuestropartido-37/documentos/el-salvador-adelante        [ Links ]

Gilbert, L., & Mohseni, P. 2011. "Beyond Authoritarianism: The Conceptualization of Hybrid Regimes". Studies In Comparative International Development 46 (3): 270-297. doi: 10.1007/s12116-011-9088-x        [ Links ]

Instituto Universitario De Opinión Pública, UDOP. 2014. "Los salvadoreños y salvadoreñas frente a la segunda ronda de la elección presidencial 2014". http://www.uca.edu.sv/publica/iudop/archivos/boletin3_2014.pdf        [ Links ]

______. 2013. "Los salvadoreños y salvadoreñas evalúan la situación del país a finales de 2013 y opinan sobre las elecciones presidenciales de 2014". http://www.uca.edu.sv/publica/iudop/archivos/boletin2_2013.pdf        [ Links ]

______. 2013b. "Encuesta de evaluación del cuarto año de gobierno de Mauricio Funes, Asamblea Legislativa y Alcaldías. Consulta de opinión pública de mayo de 2013". http://www.uca.edu.sv/publica/iudop/archivos/informe132.pdf        [ Links ]

______. 2009. "Informe de resultados sobre la observación de las elecciones de Diputados y Alcaldes, 18 de enero de 2009". http://www.uca.edu.sv/publica/iudop/Web/2009/Informe118.pdf        [ Links ]

La Página. 2013. "Munguía Payés. 'Cumplí y me voy con la frente en alto'" (22 mayo). http://www.lapagina.com.sv/nacionales/81927/2013/05/21/Munguia-Payes-Cumpli-y-me-voy-con-la-frente-en-alto        [ Links ]

La Página. 2013. "Obispos católicos piden que tregua entre pandillas sea 'creíble y sostenible'" (13 mayo) http://www.lapagina.com.sv/nacionales/81546/2013/05/12/Obispos-catolicos-piden-que-tregua-entre-pandillas-sea-%oE2%80%9Ccreible-y-sostenible%E2%80%9D        [ Links ]

La Prensa Gráfica. 2013. "Casi mil personas desaparecidas en 2013" (1 agosto). http://www.laprensagrafica.com/casi-mil-personas-desaparecidas-en-seis-meses        [ Links ]

Mijango, R. 2013. Tregua entre pandillas y/o proceso de paz en El Salvador. San Salvador: Red imprenta.         [ Links ]

Organización de los Estados Americanos, OEA. 2014. "Comunicado de la Misión de observación Electoral de la OEA". http://www.oas.org/es/sap/deco/moe/ElSalvador2014/        [ Links ]

Powell. Jr., G., & Whitten, G. D. 1993. "A Cross-national Analysis of Economic Voting: Taking Account of the Political Context". American Journal Of Political Science 37 (2): 391-414.         [ Links ]

Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD. 2013. "Informe sobre desarrollo humano El Salvador 2013". http://www.pnud.org.sv/2007/idh/content/view/43/109/        [ Links ]

Reserve, R. 2012. "El Salvador entre el continuismo y la desilusión". Revista de Ciencia Política 32 (1): 151-169.         [ Links ]

Transparencia Internacional. 2013. "Global Corruption Barometer 2013: Report". http://www.transparency.org/gcb2013/report        [ Links ]

Tribuna Hispana USA. 2014. "Ejército condena Arena por llamado a militares". http://www.tribunahispanausa.com/ejercito-condena-a-quijano-por-llamado-a-militares/        [ Links ]

 


Nivaria Ortega Monche es doctora en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid, UCM, España y licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la UNED de España. Con formación complementaria en Desarrollo de Proyectos de Investigación; y en Diseño, evaluación y gestión de políticas de inserción social y con experiencia profesional como consultora del PNUD El Salvador; es profesora e investigadora de la Universidad José Simeón Cañas, UCA. Radica en San Salvador desde el 2011. E-mail: nortega@uca.edu.sv