SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.36 número53Carrasquer, Francisco: Ramón J. Sender, el escritor del siglo XX índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista signos

versión On-line ISSN 0718-0934

Rev. signos v.36 n.53 Valparaíso  2003

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-09342003005300010 

Revista Signos 2003, 36(53), 143-144

RESEÑAS

Salazar Chapela, Esteban: En aquella Valencia (Editorial Renacimiento, Biblioteca del exilio, Sevilla 2001. Estudio preliminar y al cuidado de la edición la profesora Francisca Montiel Rayo).

Eduardo Godoy Gallardo

Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Universidad de Chile


 

El nombre de Esteban Salazar Chapela evoca, en un lector habitual del novelar del exilio republicano, al autor de Perico en Londres (1947), una de las novelas más significativas de ese momento, y remite a la escena final en que un pequeño niño español, hijo de un miliciano muerto en el campo de batalla, se dirige a una escuela inglesa, en Londres, para asistir a su primer día de clases. Esta escena sintetiza el problema de la integración o no integración que sacude a quienes permanecen en tierra ajena. Los dos personajes en quienes se centra el desenlace, Perico, ­el emigrado mayor que busca en la historia de las emigraciones españolas en Inglaterra, su propia identidad, y el pequeño Perico que inicia el camino de su pérdida al integrase a un mundo no propio­ clarifican lo afirmado.

Recuerdo esto porque acabo de recibir la segunda edición de una novela casi desconocida del autor, En aquella Valencia. La historia del texto nos remite a circunstancias que fueron comunes a tantas otras obras de autores republicanos, pues se publicó postumamente en 1995. La edición que hoy manejamos está a cargo (la primera también lo estuvo) de la profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, Francisca Montiel Rayo que pertenece a Gexel (Grupo de Estudios del Exilio Literario) e incorporada en la colección Biblioteca del Exilio.

Narrada en primera persona muestra parte de la vida de Sebastián Escobedo, un exiliado español en Londres. Tres partes estructuran el texto: en la primera, el personaje central encuentra en una calle londinense a una antigua compañera de trabajo con quien compartió en Valencia (pp. 57-63), encuentro que le permite, mediante un largo racconto, entrar a una segunda parte que se despliega en el pasado (pp. 63-257) en un lapso de veinticuatro horas, pues al día siguiente vuelve a encontrarse con Mary, con lo que se cierra el texto (pp. 257-265).

La parte central se sitúa en Valencia en momentos en que el gobierno de la República abandona Madrid y se instala en dicha ciudad. Mediante la voz narrativa de Sebastián Escobedo ­claro reflejo del autor­ que ejerce su labor en la Secretaría de Propaganda del gobierno se observa la conducta de una serie de personajes que pertenecen a ambos bandos, a la vez que distintos frentes de la guerra (Málaga, Guadalajara, el Jarama y, sobre todo, lo sucedido en Madrid) adquieren presencia, fondo histórico que recalca el transitar de personajes reales por las calles valencianas: por ahí se ve a Antonio Machado, Gutiérrez Solana, Emilio Prados, Rafael Alberti y otros.

La mezcla de lo testimonial y lo ficticio recorre el texto: junto a los personajes reales mencionados, se encuentran aquellos ficticios con los que el protagonista convive en su residencia valenciana, en especial Socorritos cuya trágica historia no está exenta de humor. Salazar Chapela logra crear un clima en que lo inestable y lo ambivalente se convierte en lo natural: es el clima generado por una guerra civil lo que predomina.

La novela viene precedida de un extenso estudio preliminar de la profesora Francisca Montiel Rayo en que se sitúa al novelista en su entorno y en los principales acontecimientos personales que jalonan su vida, a la vez que pasa revisión a su obra creativa. En este sentido, la ensayista afirma, certeramente, que "El exilio condicionó su producción de la misma manera que había condicionado su existencia: le obligó a vivir en una permanente fluctuación entre el mundo inglés ­su presente­ y su pasado en España, país del que solo habían logrado apartarlo físicamente" (p. 33), lo que tiene influencia directa en su producción. "Salazar Chapela llevó ese vaivén vital a sus novelas, donde se entremezclan ambos mundos, del mismo modo que se alternaron en las reflexiones que realizó Sebastián Escobedo, su alter ego" (p. 33)

La ensayista logra configurar un plano situacional que permite ubicar con precisión al autor, tanto en su vida personal como en su labor creativa. Creemos que es un aporte importante a la narrativa del exilio republicano que aún sigue esperando estudios definitivos. Mucho se ha hecho, es cierto, en estos últimos años, en especial en torno a 1999: ahí están los distintos Congresos realizados. Ensayos como el de la profesora Montiel son necesarios, porque, además, vienen acompañados de una visión certera e inteligente sobre un autor que no ha gozado de mayor preocupación crítica.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons