SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.46 número83Género internacional, sabor local: Análisis del Informe de Sostenibilidad de PetroChinaLa influencia del área disciplinar en la variación terminológica: Un estudio en un corpus interdisciplinario sobre pesca índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista signos

versión On-line ISSN 0718-0934

Rev. signos vol.46 no.83 Valparaíso dic. 2013

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-09342013000300003 

ARTICULOS

 

La evaluación del discurso referido en la prensa española a través de los verbos introductores*

The evaluation of reported speech in the Spanish press through introducers verbs

 

Manuel Casado Velarde
Universidad de Navarra, España.
mcasado@unav.es

Alberto de Lucas
Universidad de Navarra, España.
adelucas@alumni.unav.es


Resumen: Un recurso privilegiado que poseen los redactores para hacer comparecer diversas voces y, simultáneamente, mantener sus principios editoriales consiste en el empleo estratégico de los verba dicendi, mediante los cuales el narrador señala al lector cuál es la valoración que le merecen los discursos ajenos que reproduce, legitimándolos o deslegitimándolos. Basándonos en un corpus de noticias de dos diarios españoles antagónicos (ABC y El País durante el año 2010) integrado por un total de 536.863 palabras, analizamos y clasificamos 122 lexemas verbales introductores de discurso en un total de 4.437 estructuras sintácticas. El análisis nos permite concluir que ambos periódicos hacen abundante uso del recurso valorativo a los verba dicendi para persuadir a los lectores y defender así sus correspondientes principios editoriales.

Palabras Clave: Polifonía discursiva, verba dicendi, valoración, prensa española, persuasión.


Abstract: A privileged resource for editors to bring diverse voices –maintaining at the same time their editorial principles– is the strategic use of the verba dicendi. By means of these verbs, the narrator points out to the reader what kind of value other speeches that he produces deserve, legitimizing or de-legitimizing them. We base our study on a 536,863-word corpus collected in 2010 from two antagonistic Spanish newspapers, El ABC and El País. We analyze and classify 122 verbal lexemes in a total of 4,437 syntactic structures. The analysis conducted led us to conclude that the writers of both newspapers abundantly use the verba dicendi as a resource to persuade readers and thus defend their own editorial principles.

Key Words: Discourse polyphony, verba dicendi, appraisal, Spanish newspapers, persuasion.


 

INTRODUCCIÓN

Las sociedades democráticas se caracterizan, con palabras de Habermas (2000: 130), "por un pluralismo de formas de vida y de convicciones axiológicas rivales". Este hecho se manifiesta de manera particularmente emblemática en el discurso de los medios de comunicación. De ahí la rica fenomenología polifónica que nos ofrecen tales discursos. La comparecencia de diferentes fuentes informativas, la pluralidad de voces enunciadoras, constituye algo nuclear en el lenguaje periodístico de las sociedades democráticas, como queda reflejado en múltiples estudios (Méndez, 2000a, 2000b, 2001; López Pan, 2002; Bednarek, 2006; Kaplan, 2007; Casado Velarde, 2008; Thomson & White, 2008; etc.). La mayor parte de los contenidos informativos de los periódicos se basa en relatos de testigos, declaraciones, informes, encuestas, reacciones verbales de los protagonistas de la vida política y social en sus diferentes niveles. Son discursos sobre discursos: un periodismo declarativo tejido de múltiples y heterogéneas voces, como no podía ser de otra manera tratándose de textos con finalidad persuasiva en el seno de una sociedad plural.

Ahora bien, la argumentación en los medios reviste una forma particular. Si bien los autores (periodistas, editorialistas, comentaristas) de los textos no disponen normalmente ni de espacio ni de tiempo –tampoco, por lo demás, la mayoría de los lectores– para desarrollar una argumentación plausible, cuentan, sin embargo, con una gran diversidad de procedimientos semióticos para hacer intervenir a diferentes enunciadores, de ideologías dispares, sin perder el control del sentido que se desea dar al propio discurso. En efecto, la plurivocidad de cada texto y de cada medio informativo no constituye, por lo común, un foro caótico, sino que las varias voces aparecen cuidadosamente jerarquizadas por el emisor responsable, en función del sentido global de cada unidad textual y/o de la línea editorial del medio. Hay, en cada texto, una voz dominante que decide sin ambigüedad su sentido. La construcción polifónica se encuentra, pues, subordinada a la finalidad persuasiva. Hay un director de orquesta de las múltiples voces que se expresan en cada texto y en cada medio (Moirand, 2007).

Una de las formas de hacer comparecer en el discurso una voz ajena y discrepante, a la vez que se la desactiva argumentativamente, consiste en su evaluación desautorizadora. Desautorizar no exige rebatir con razonamientos las ideas, recurso de difícil encaje, como hemos dicho, en el género breve y divulgativo de las unidades hemerográficas. Puede bastar de ordinario una simple palabra, expresión o signo gráfico para dejar inoperante la voz heteroglósica. El recurso se ve facilitado cuando, como es habitual, el medio informativo y sus destinatarios comparten planteamientos ideológicos. En lo que sigue vamos a mostrar, precisamente, cómo se realiza la función evaluadora (des)autorizadora a través de los verba dicendi introductores de discurso reproducido en español, en un corpus de noticias de prensa.

1. Marco teórico

1.1. Estrategias lingüísticas valorativas

Nuestra investigación se inscribe en el marco más amplio y complejo de las estrategias lingüísticas valorativas (Bednarek, 2006; White, 2011), ampliamente desarrollado y aplicado en la lengua inglesa, pero poco trabajado en español. Dentro de lo que tradicionalmente se ha entendido como valoración, existen fundamentalmente dos enfoques distintos: aquel que hace referencia al contenido valorativo (positivo o negativo) desde la perspectiva del significado de las palabras (connotation), y aquel que se centra en la actitud de quien las produce (affect/attitude). Desde una perspectiva funcional, la Teoría de la evaluación (Hunston & Thompson, 2000) se centra en el segundo tipo: la perspectiva del usuario de la lengua. Se entiende que en la tradicional dicotomía modus/dictum, el modus incluye no solo la opinión del usuario sobre lo dicho, sino también sobre las entidades envueltas en el proceso de enunciación, incluida la realidad a la que hacen referencia las palabras proferidas, y, por tanto, la valoración puede afectar a entidades (world-entities) o a (segmentos de) enunciados (discourse-entities) (Hunston & Thompson, 2000), de acuerdo con cuatro parámetros: bondad, certeza, obviedad o grado de expectativa, e importancia; de los cuales, el principal es el primero y los demás pueden interpretarse de acuerdo con él. En ese marco hay que situar los verba dicendi (Caldas-Coulthard, 1994; Maldonado, 1999; Hunston & Sinclair, 2000; Bednarek, 2006; Casado Velarde, 2010). No parece fijada aún, sin embargo, una terminología para designar la actitud personal (punto de vista, sentimientos) del hablante (incluimos aquí también a quien escribe) en relación con las entidades o las proposiciones de las que está tratando. En inglés se usan términos como attitude, appraisal, modality, stance, evaluation (Hunston & Thompson, 2000).

La teoría de la valoración (Appraisal Theory), nacida de la lingüística sistémico funcional, ofrece un marco de trabajo para analizar el lenguaje evaluativo, al ocuparse de "los recursos lingüísticos por medio de los cuales los textos/hablantes llegan a expresar, negociar y naturalizar determinadas posiciones intersubjetivas y, en última instancia, ideológicas"1. No obstante, no se interesa tanto en los contenidos valorativos como expresión individual, sino que:

"it is concerned with the social function of these resources, (…) as the means by which they [speakers/writers] engage with social-determined value positions and thereby align and dis-align themselves with the social subjects who hold to these positions" (Martin, 2011: 14).

Esta teoría propone tres grandes dominios semánticos o sistemas de valores: actitud, compromiso y gradación.

A pesar de que algunos estudios (Alonso Belmonte, McCabe & Chornet Roses, 2011; Díaz Rojo, 2012) que emplean el marco teórico del Appraisal para su aproximación al estudio de estos verbos, los inscriben en el subsistema del compromiso, donde uno de los subsistemas es el de la atribución; la interpretación que se ofrece en este trabajo los muestra como una estrategia persuasiva que relaciona los tres sistemas, actitud, gradación y compromiso, por cuanto su análisis muestra cómo la actitud del redactor sobre la proferencia o sobre el sujeto que la produce supone un mayor o menor grado de compromiso con ellos.

Por otra parte, los contenidos valorativos pueden activarse en los textos ya sea: (a) de forma explícita (a través de unidades lingüísticas que poseen valor positivo o negativo: lexemas como ‘admitir’, ‘precisar’, ‘revelar’, ‘insinuar’, ‘sentenciar’, ‘exclamar’, ‘soltar’, etc.) (‘inscribed’ evaluation); o bien (b) a través de implicaturas (las inferencias dependerán de la pericia hermenéutica de los destinatarios (‘invoked’ evaluation) ( White, 2011). Por lo general, ambos tipos de valoración aparecen complementándose. Nosotros nos ocupamos de los contenidos valorativos explícitos expresados a través de los verbos introductores de discurso. A través de estos verba dicendi el narrador señala al lector cuál es la valoración que le merece una determinada proferencia (ajena) en el interior de un texto (Maldonado, 1999; Méndez, 1999, 2000a, 2000b, 2001; Bednarek, 2006; Casado Velarde, 2010)2.

1.2. Verbos introductores de cita en español

Todos los verba dicendi, según Maldonado (1999: 3558-3559):

"excepto ‘decir’, aportan distintos tipos de información sobre el acto lingüístico efectuado, siendo muchos los que incluyen una información que condiciona directamente la manera en que el receptor interpretará el discurso citado e imponen, por tanto, una cierta lectura al destinatario" (la negrita es nuestra).

No todos los autores son unánimes a la hora de adscribir los lexemas verbales de carácter epistémico al catálogo de los de lengua, como hacemos en nuestra propuesta. Así, mientras Maldonado (1999) excluye expresamente del grupo de los verba dicendi a los epistémicos, Reyes (1993) y Méndez (2001), en cambio, los incluyen. Como a estas autoras, nos parece adecuado incluirlos porque, a pesar de "que no se construyen como los verbos de comunicación (…), sí transmiten, verbalizándolos, los contenidos del pensamiento o la percepción" (Reyes, 1993: 19). Por otra parte, hemos excluido en esta primera aproximación los verbos de percepción sensible (‘ver’, ‘oír’, etc.) utilizados con carácter epistémico, cuyo uso como introductores de discurso es más. Incluimos, sin embargo, ‘observar’ por tratarse de un verbo cuyo uso como introductor de discurso aparece consolidado en el sistema de la lengua, como lo reflejan los diccionarios (‘decir [algo] como observación o comentario’, DEA).

No abundan los trabajos específicos dedicados al tema que aquí abordamos. Además de los citados, contienen planteamientos y conclusiones de interés trabajos como los de Reyes (1993, 1996, 2002), Méndez (1999, 2000a, 2000b, 2001), López Pan (2002), Kaplan (2007), Vicente Mateu (2007), Mancera Rueda (2009), Casado Velarde (2010), por citar solo algunos.

2. Marco metodológico

2.1. Datos relativos al corpus

El corpus está constituido por noticias de dos periódicos españoles de referencia, de ámbito nacional, ABC y El País, de tendencia ideológica y política netamente distinta. Simplificando mucho, podrían considerarse, respectivamente, de derechas (tradicionalista, conservador, monárquico, católico, próximo al PP [Partido Popular]) y de izquierdas (progresista, defensor del consenso, intelectualista, próximo al PSOE [Partido Socialista Obrero Español, en el gobierno entre 2004 y 2011, presidido por J. L. Rodríguez Zapatero]) (Barrera, 1995; Seoane, 2004). Todas las noticias se publicaron a lo largo de 2010, pertenecen a la sección ‘Nacional’ de los citados diarios y tratan básicamente de política. Hemos seleccionado una noticia por día y periódico, la que cada diario consideraba más relevante. Utilizamos la versión digital de los diarios. Para las búsquedas dentro del corpus nos hemos servido de la herramienta Sketch Engine (http://www.sketchengine.co.uk/). El corpus lo integra un total de 536.863 palabras (tokens), distribuidas de la siguiente forma entre ambos diarios: ABC: 254.268 palabras (47,36%); El País: 282.595 palabras (52,64%).

2.2. Criterios para la selección de los verbos introductores de discurso

Los resultados que vamos a dar constituyen un anticipo provisional de un trabajo de investigación más amplio, previsto para los próximos tres años. Partiendo de diferentes nóminas de verbos introductores de cita3 , y de acuerdo con lo expuesto en el apartado 1.2., hemos localizado en nuestro corpus 122 lexemas verbales introductores de discurso, formando parte de las estructuras sintácticas que se detallan en la sección 2.3. No conocemos ninguna investigación análoga en que se trabaje con una cifra tan elevada de verbos introductores de cita. Por periódico, los verbos introductores se distribuyen de la siguiente forma: ABC: 104 lexemas verbales diferentes; El País: 114 lexemas verbales diferentes. Algunos verbos (26 en total) se documentan solo en uno de los dos diarios.

2.3. Criterios para la selección de las estructuras con verbos introductores de discurso estudiadas

Hemos incluido las estructuras sintácticas comúnmente consideradas como de estilo o discurso directo (DD) e indirecto (DI). Contamos con que "el DI puede introducir fragmentos sintácticos menores que la oración", puesto que "desde el punto de vista de su estructura interna no son oraciones, pero sí enunciados" (NGLE, 2009: 3279). Hemos prescindido, en cambio, por una parte, del llamado discurso directo libre (DDL) por carecer de verbo introductor; y por otra, del discurso indirecto libre (DIL) por su escasa relevancia en el género periodístico informativo. Tampoco tenemos en consideración las meras menciones a actos de enunciación en las que no se reproduce ni el contenido ni la forma del enunciado (por ej., ‘Reconoció su error’, ‘Manifestó su desconcierto’).

Cabe resaltar el elevado número de estructuras estudiadas con verbos introductores de discurso: 4.437, muy superior al de otros trabajos de temática similar publicados4, por lo que es de esperar que los resultados posean una apreciable significación también desde el punto de vista meramente descriptivo del fenómeno estudiado en español actual.

Hemos distinguido y cuantificado los siguientes tipos y subtipos de estructuras con verbo introductor de discurso (el número que figura entre corchetes remite a uno de los testimonios5 de uso que reproducimos en el apartado 3.4., como ejemplo de la correspondiente estructura):

1. Discurso directo (DD), que ofrece las siguientes variedades

1.1. Discurso directo canónico (DDc), entrecomillado en su totalidad, cuyo verbo introductor puede ir [14]:

1.1.1. Antes de la cita (en posición inicial: DDc-pi)
1.1.2. Intercalado en la cita (en posición media: DDc-pm)
1.1.3. Pospuesto a la cita (en posición final: DDc-pf )

1.2. Discurso directo sin empleo de comillas (DDsc): presenta la misma estructura del DDc, pero sin entrecomillar. A su vez, el verbo introductor puede ir [6]:

1.2.1. Antes de la cita (en posición inicial: DDsc-pi)
1.2.2. Intercalado en la cita (en posición media: DDsc-pm)
1.2.3. Pospuesto a la cita (en posición final: DDsc-pf )

1.3. Discurso directo parcialmente entrecomillado (DDpe): presenta la misma estructura del DDc, pero la cita aparece solo parcialmente entrecomillada. También en este caso el verbo introductor puede ir [23]:

1.3.1. Antes de la cita (en posición inicial: DDpe-pi)
1.3.2. Intercalado en la cita (en posición media: DDpe-pm)
1.3.3. Pospuesto a la cita (en posición final: DDpe-pf )

2. Discurso indirecto (DI), que ofrece las siguientes variedades:

2.1. Discurso indirecto canónico (DIc) [1]

2.2. Discurso indirecto no canónico (DInc). En este tipo distinguimos:

2.2.1. Discurso pseudo-directo (DInc-pd), que a su vez puede

2.2.1.1. Presentar la marca ‘que’ [7]; o
2.2.1.2. Con infinitivo [18]

2.2.2. Con infinitivo (DInc-inf ) [19].

3. Análisis de los resultados y propuesta de clasificación

3.1. Estudio comparativo por tipos de estructuras sintácticas y por periódico

El número total de estructuras con verbos introductores de discurso estudiadas en el corpus (4.437) aparece distribuido de la siguiente forma entre los dos diarios, en una proporción equilibrada, que se corresponde con el tamaño del corpus de cada publicación: ABC, 2.130 estructuras, 48% del total; El País, 2.307, el 52% restante.

Hemos querido incluir en este apartado datos cuantitativos del verbo ‘decir’, con ser argumentativamente neutro, porque pueden servir de base útil de comparación con las estructuras sintácticas de los restantes verbos introductores. La Tabla 1 muestra la distribución del total de estructuras con el archilexema ‘decir’ (528, 11,89% del total de estructuras) entre los dos diarios, en cifras absolutas y relativas:

Tabla 1. Estructuras con el archilexema ‘decir’.

Diario

Cantidad absoluta

% del corpus de cada diario

% del corpus completo

ABC

202

9,48%

4,55%

El País

326

14,13%

7,34%

El Gráfico 1 recoge los porcentajes de cada una de las estructuras sintácticas que hemos distinguido, en cada periódico (para las abreviaturas, ver la sección 2.3.), con el verbo ‘decir’:

Gráfico 1. Frecuencia de estructuras sintácticas con el verbo ‘decir’.

Como se puede observar, en El País las estructuras con ‘decir’ en DD y DI aparecen cuantitativamente equilibradas (1,84% de diferencia), frente a ABC, en el que predominan un 21,78% las de DI.

Por lo que respecta a las estructuras sintácticas con los restantes verbos (excluido, por tanto, ‘decir’), presentan la siguiente distribución por diarios (Gráfico 2):

Gráfico 2. Frecuencia de estructuras sintácticas con todos los verbos, salvo ‘decir’.

Frente a la distribución relativamente equilibrada entre DD y DI de las estructuras con ‘decir’, con los restantes verbos de lengua se percibe un claro predominio global del DI, ligeramente superior en ABC.

No se observan (Gráfico 2) diferencias cuantitativas relevantes entre ambos diarios en el empleo de las diferentes estructuras sintácticas introductoras de discurso, salvo la relativa al "Discurso indirecto no canónico pseudo-directo con que" (ver testimonio 20 en la sección 3.4), y la relativa al "Discurso indirecto canónico" (testimonio 1 en la sección 3.4). En la primera, las cifras del ABC casi duplican (33,76%) a las de El País (17,9%). Cabría relacionar esta disimilitud con la comentada antes a propósito de las estructuras sintácticas con ‘decir’, en la que, en cambio, El País (49,08%) sobrepasaba significativamente a ABC (39,11%). En efecto, la estructura comentada ("DInc- pd con que") ofrece como característica la presencia relevante de islotes textuales entrecomillados. En la segunda (DIc), en cambio, El País aventaja en 10,54 puntos porcentuales a ABC.

3.2. Clasificación de los verbos introductores de discurso presentes en el corpus

Ofrecemos a continuación una clasificación de los verbos introductores de discurso presentes en el corpus6. El criterio seguido para la división en clases es el del empleo evaluativo, es decir, la valoración que el periodista imprime con ellos en el discurso reproducido. Hemos procurado identificar los rasgos semánticos discernibles en cada unidad léxica (o, en su caso, en cada acepción)7 registrada en el corpus. No es preciso advertir que el contexto lingüístico y pragmático motiva que los verbos se carguen, en muchos casos, de evaluaciones positivas o negativas no inherentes al contenido semántico del lexema verbal tal como este aparece registrado en las obras lexicográficas de referencia.

I. IMPLICAN LA VERDAD, CERTEZA, NOVEDAD O RELEVANCIA DEL DISCURSO INTRODUCIDO

A) Presuponen la verdad de un discurso anterior de carácter ofensivo o contrario a los intereses del sujeto del verbo introductor: ‘admitir’, ‘conceder’, ‘confesar’, ‘reconocer’.

B) Presuponen un discurso anterior válido (al menos provisionalmente): ‘confirmar’, ‘ratificar’, ‘recordar’.

C) Presuponen la existencia de algo oculto o secreto y que en el discurso introducido se pone de manifiesto: ‘desvelar’, ‘revelar’.

D) Presuponen la existencia de algo oscuro, ambiguo, confuso, impreciso…: ‘aclarar’, ‘dejar claro’, ‘especificar’, ‘explicar’, ‘matizar’, ‘precisar’, ‘puntualizar’.

E) Presuponen la existencia de algo desconocido: el discurso introducido por estos verbos tiene un contenido que se presupone ignorado por el destinatario (‘informar’, ‘manifestar’; ‘anunciar’, ‘predecir’, ‘vaticinar’), o no tenido en cuenta (‘poner de relieve’). Lo supuestamente desconocido puede ser:

- relativo al pasado, a lo acontecido (no marcado, por lo que también puede referirse al futuro): ‘describir’, ‘informar’, ‘manifestar’, ‘notificar’, así como algunos usos de ‘destacar’, ‘poner de relieve’, ‘remarcar’, ‘proclamar’, ‘señalar’, ‘subrayar’.

- o relativo al futuro (marcado; es decir, no se refiere al pasado): ‘anunciar’, ‘predecir’, ‘vaticinar’.

F) Presuponen la existencia de algo dicho que es equivocado, inexacto, inexistente o que no se ajusta a lo deseado: ‘desmentir’, ‘negar’, ‘rectificar’.

G) Presuponen que algo ha ocurrido realmente, y que provoca sentimientos de algún tipo en el hablante8: ‘aplaudir’, ‘lamentar’.

II. CON ESTOS VERBOS EL NARRADOR SE DESENTIENDE (SE DISTANCIA) DEL VALOR DE VERDAD DEL DISCURSO INTRODUCIDO (NO SE IMPLICA EN ÉL):: Connota el carácter de res dubia, es decir, asunto discutido o controvertido donde existen opiniones dispares a las que cabe prestar, por parte del locutor, diverso grado de adhesión9. Es la clase de verbos introductores que consideramos menos marcada desde el punto de vista argumentativo: ‘afirmar’, ‘alegar’, ‘aludir’, ‘apuntar’, ‘argumentar’, ‘asegurar’, ‘aseverar’, ‘comentar’, ‘contar’, ‘considerar’, ‘creer’, ‘declarar’, ‘escribir’, ‘estimar’, ‘exponer’, ‘hablar’, ‘invocar’, ‘mantener’, ‘narrar’, ‘observar’10, ‘opinar’, ‘pensar’, ‘presumir’, ‘relatar’, ‘sostener’.

III. IMPLICAN EN EL HABLANTE UNA ACTITUD QUE RESTA AUTORIDAD O CREDIBILIDAD A SU DISCURSO:

A) Especifican el modo de realización fónica del discurso introducido11: ‘clamar’, ‘corear’, ‘exclamar’, ‘gritar’, ‘jalear’, ‘proclamar’.

B) Denotan que los discursos atribuidos infringen normas pragmáticas como la oportunidad, cortesía, franqueza, sinceridad, economía lingüística, etc.: ‘alardear’, ‘censurar’, ‘echar en cara’, ‘deslizar’, ‘enfatizar’, ‘insinuar’, ‘insistir’, ‘ironizar’, ‘recalcar’, ‘remachar’, ‘repetir’, ‘sentenciar’ (sin que el sujeto sea juez), ‘soltar’, ‘sugerir’1.

IV. CLASIFICAN ILOCUTIVAMENTE LOS DISCURSOS REPRODUCIDOS

La mayoría de los verbos ilocutivos documentados en el corpus designan actos directivos: ‘aconsejar’, ‘advertir’, ‘amenazar’ (ver también el valor propio del punto III B), ‘animar’, ‘avisar’, ‘emplazar’, ‘exhortar’, ‘exigir’, ‘interrogar’, ‘mandar’, ‘ordenar’, ‘pedir’, ‘preguntar’, ‘proponer’, ‘reclamar’, ‘reivindicar’, ‘retar’, ‘solicitar’, ‘recomendar’, ‘rogar’, ‘sugerir’2. Hay otro grupo, menor, de verbos que designan actos expresivos (ver también valor propio de I): ‘agradecer’, ‘disculparse’, ‘protestar’, ‘reprochar’. Designa acto compromisivo ‘jurar’. Otros verbos designadores de acto ilocutivo son ‘acusar’, ‘criticar’, ‘denunciar’, ‘justificar’.

V. VERBOS INTRODUCTORES CONTEXTUALES

Hemos documentado en nuestro corpus los siguientes verbos contextuales: ‘adelantar’, ‘añadir’, ‘apostillar’, ‘concluir’, ‘contestar’, ‘continuar’, ‘objetar’, ‘proseguir’, ‘repetir’ (también en el grupo III B), ‘replicar’, ‘responder’, ‘resumir’, ‘zanjar’ (ver también valor propio de I). El valor argumentativo de estos verbos es sensiblemente menor que el de los anteriormente citados, aunque el contexto puede marcar evaluativamente su uso.

3. 3. Resultados del estudio comparativo por tipos de verbos introductores de discurso y por periódico

La Tabla 2 ofrece las cifras absolutas y los porcentajes de la presencia de cada tipo y subtipo de verbos en el corpus globalmente considerado:

Tabla 2. Frecuencia global absoluta y relativa de los tipos y subtipos de verbos.

 

Total

Abs.

%

Abs.

%

I

I.A

195

4,94

1454

36,81

I.B

212

5,37

I.C

22

0,56

I.D

342

8,66

I.E

613

15,52

I.F

38

0,96

I.G

32

0,81

II

1224

30,99

1224

30,99

III

III.A

44

1,11

243

6,15

III.B

199

5,04

IV

750

18,99

750

18,99

V

279

7,06

279

7,06

En la Tabla 3 se recogen los datos comparativos entre diarios por tipos de verbos introductores. Cabe subrayar la equilibrada proporción de los tipos de verbos en los dos diarios, sorprendente, por lo igualitaria, en los grupos I y IV. El equilibrio decae, sin embargo, en el grupo III, el más marcadamente argumentativo, en el que El País supera de modo significativo (7,13%) en el empleo de este tipo de verbos a ABC (4,94%).

Tabla 3. Frecuencia absoluta y relativa de los tipos y subtipos de verbos en cada diario.

 

ABC

EP

Abs.

%

Abs.

%

Abs.

%

Abs.

%

I

I.A

90

4,61

752

37,88

105

5,25

770

37,88

I.B

103

5,28

109

5,45

I.C

7

0,36

15

0,75

I.D

155

7,94

187

9,35

I.E

326

16,71

287

14,36

I.F

19

0,97

19

0,95

I.G

18

0,92

14

0,70

II

 

619

31,73

619

31,18

605

30,27

605

29,76

III

III.A

22

1,13

98

4,94

22

1,10

145

7,13

III.B

76

3,90

123

6,15

IV

 

375

19,22

375

18,89

375

18,76

375

18,45

V

 

141

7,23

141

7,10

138

6,90

138

6,79

No es de extrañar que, tratándose de un corpus constituido por diarios de información general, destinados a un lector culto, y con géneros predominantemente informativos (no hay columnas o textos de carácter creativo), se documenten pocos usos de los verbos del tipo III, aunque su diversidad sea relativamente alta (los usos reflejados en la tabla corresponden a 19 lexemas distintos). En el empleo de estos verbos es donde los diarios difieren más entre sí, es decir, en donde existen unidades solo utilizadas en uno de los periódicos.

En cambio, los verbos introductores más utilizados, como cabía esperar, son los del grupo I, que unen, a su contenido evidencial, un carácter argumentativo, más marcado en los subtipos A, C, F y G. Dentro del grupo I, los verbos más prototípicos (y también los más frecuentes del grupo en nuestro corpus) son los del apartado E (presuponen la existencia de algo desconocido), ya que la prensa se propone precisamente dar a conocer al gran público lo que resulta nuevo. De ahí que este subtipo E acapare el mayor porcentaje de usos de I (15,52 sobre 36,81, Tabla 2).

Con el empleo de los verbos del tipo II (los segundos en frecuencia de uso) los diarios potencian su imagen de neutralidad y objetividad informativas, en la medida en que el narrador no se implica en el valor de verdad del discurso que reproduce. No presuponen la verdad o falsedad del contenido de la cita, ni desautorizan a su emisor, si bien el periodista, por el mero hecho de distanciarse del discurso reproducido, contribuye a devaluar o dejar en suspenso su fiabilidad.

Los verbos del grupo IV, por su parte, etiquetan ilocutivamente diferentes actos verbales de los actantes de la comunicación. Es evidente que el hecho de aplicar a una determinada proferencia lingüística un verbo u otro (por ejemplo, ‘aconsejar’, ‘amenazar’, ‘ordenar’, ‘prometer’, ‘comprometerse a’, ‘reivindicar’, etc.) presupone su interpretación por parte del periodista, que puede diferir de un diario a otro: pueden modificar, por ejemplo, un contenido de simple aserción otorgándole un sentido de compromiso, involucrando al "locutor original en lo dicho, imponiéndole el cumplimiento de la aserción" (Méndez, 2001: 363).

Los denominados "verbos introductores contextuales" (grupo V), con significativa y equilibrada presencia en ambos medios, informan sobre el papel que desempeña el discurso reproducido respecto de otros discursos, desde el punto de vista de su situación temporal o de su distribución entre los locutores (Strauch, 1972). Así, ‘contestar’, ‘replicar’ o ‘responder’ marcan la consecutividad y el cambio de locutor; ‘añadir’, ‘proseguir’ o ‘repetir’ (también otro valor de ‘repetir’ propio de III B), la consecutividad con o sin cambio de locutor; ‘concluir’, consecutividad sin cambio de locutor; etc. Son verbos que permiten al periodista relacionar discursos de distintos enunciadores en situaciones comunicativas complejas (Méndez, 2000b). Su función radica sobre todo en ordenar sintagmáticamente las diversas proferencias. Algunos de estos verbos, sin embargo, pueden adquirir contextualmente un valor argumentativo:
‘objetar’, ‘repetir’, ‘replicar’, ‘zanjar’..., que los aproxima a los del subgrupo III B.

Gráficamente:

Gráfico 3. Gráfico comparativo por tipos de verbos y por diarios.

3.4. Testimonios del aprovechamiento evaluativo- argumentativo de los verbos introductores

Veamos algunos testimonios representativos, extraídos de nuestro corpus, de empleos argumentativos (autorizadores o desautorizadores) de los verbos estudiados. Seleccionamos testimonios que permitan apreciar y contrastar, sin aclaraciones contextuales, el uso argumentativo que realiza cada diario en función de su particular ideología. Agrupamos los ejemplos por tipos de verbos introductores e incluimos en este apartado solo dos o tres por grupo12. No citamos testimonios de los verbos de los grupos IV y V. Del IV porque lo pertinente sería realizar comparaciones acerca de cómo etiquetan ilocutivamente, dos o más diarios, idénticos enunciados originales, cuestión que nos reservamos para futuras investigaciones. Y del V por su menguado carácter argumentativo.

a) Testimonios de I, A

Como cabe esperar, los sujetos de los verbos introductores del tipo I, A (que presuponen un discurso anterior de carácter ofensivo o contrario a los intereses del sujeto del verbo introductor) tenderán a ser personas o instituciones de ideología diferente a la de cada diario, o con planteamientos ocasionales que contrastan con los del medio informativo:

(1) En este sentido, un alto cargo del Grupo Socialista [partido gobernante] admite a ABC que en el próximo período de sesiones parlamentarias veremos cómo el Gobierno envía a las Cortes el proyecto de Ley de Igualdad de Trato (ABC, 08.11.10).

(2) Fuentes del PP [partido de la oposición] admiten que la decisión de Aznar de viajar a Melilla tapó la reunión de la dirección del partido, pero añaden que esta vez coincide con su estrategia y, por tanto, no les crea problemas (El País, 20.08.10).

b) Testimonios de I, B

Los discursos reproducidos de los verbos de I, B (que presuponen un discurso anterior válido, al menos provisionalmente) tenderán a ser de la línea ideológica representada por cada medio, como se muestra en los siguientes textos:

(3) Este partido [PP] confirmó a ABC que cerca de la cuarta parte de los parlamentarios de este grupo [socialista] (son 25) podrían haber incurrido en una situación anómala por el cobro irregular de las dietas de desplazamiento (ABC, 27.02.10).

(4) Rajoy [presidente del PP] confirma así que el PP ha decidido hacer bandera política del conflicto con Marruecos (El País, 20.08.10).

c) Testimonios de I, C

Lo que se desvela o se revela se presupone, además de oculto o secreto, suficientemente probado y argumentativamente co-orientado con la línea ideológica del medio informativo:

(5) El sumario del caso Gürtel desvela que el ex secretario de Organización del PP de Galicia Pablo Crespo, el número dos de la trama corrupta, dio instrucciones desde la prisión de Soto del Real en relación con los fondos de la organización en Suiza (El País, 15.03.10).

(6) Según ha desvelado El Periódico, el coche en el que viajaba Carod-Rovira [político catalán de la izquierda nacionalista, ERC, que gobierna en coalición con los socialistas catalanes] superaba en 55 kilómetros la velocidad máxima permitida en la autopista -120 kilómetros/hora-, por lo que los agentes de la Guardia Civil detuvieron el vehículo y procedieron a identificar al conductor, un policía autonómico que se identificó como tal. (ABC, 03.06.10)

(7) El último de ellos fue el histórico dirigente de HB Tasio Erkizkia [izquierda radical vasca], que el pasado martes reveló que el PSE-EE [Partido Socialista de Euskadi] conoce "de primera mano" los pasos que la izquierda abertzale está dando en su apuesta por las vías exclusivamente políticas y precisó que "es evidente que hay vías de comunicación" (ABC, 29.10.10).

(8) En una reciente conferencia de prensa, Villalonga fue la persona designada por el Gobierno valenciano [del Partido Popular] para tratar de refutar el informe pericial judicial que revela que la Generalitat vulneró la ley al trocear contratos entre 2004 y 2009 por un importe total de 7,2 millones de euros. (El País, 28.06.10)

d) Testimonios de I, D

Los verbos de este subtipo connotan positivamente a su sujeto, cuyo discurso reproducido contribuiría a subsanar algún déficit cognitivo previo:

(9) En su carta, los presos etarras aclaran que en ningún caso han sido "expulsados" sino que dejan la banda "por voluntad propia" y recuerdan que su situación es similar a la de otros nueve miembros de ETA que abandonaron la organización en los últimos meses (ABC, 29.01.10).

(10) Zapatero [presidente del gobierno socialista] insistió en que plantea la búsqueda de acuerdos "sin ninguna condición previa". Eso sí, el presidente puso también énfasis en aclarar que ninguna reforma laboral que se aborde, ni ninguna medida "necesaria" de reducción del déficit público supondrán ningún tipo de recorte ni de derechos de los trabajadores ni de las políticas de bienestar social y de I+D (El País, 22.02.10).

El verbo aclarar otorga, en principio, como hemos visto, legitimidad al sujeto que aclara, salvo que, en determinados contextos (por otras determinaciones lingüísticas –en los testimonios aducidos, el modal intentar o el adverbio ahora– o por datos externos consabidos: una intervención desafortunada que compensa dejar como está), se vuelva contra el hablante:

(11) Aguirre [del PP] intentó aclarar después que el "hijoputa" al que se refería no era Alberto Ruiz-Gallardón [del PP], como creyeron casi todos, también en la dirección nacional del PP, sino a un ex consejero de Caja Madrid llamado Fernando Serrano (El País, 30.01.10).

(12) A pesar del desplome de la recaudación, […] de la bajada de impuestos a las empresas que hizo el PSOE en 2007 y del enorme endeudamiento, […] el PP insiste en proponer más bajadas de impuestos como receta para salir de la crisis, aunque ahora aclara que deben ser "selectivas" (El País, 13.02.10).

e) Testimonios de I, E

Al presuponer la existencia de algo desconocido, los verbos de este apartado representan el subtipo más prototípicamente periodístico:

(13) Las mismas fuentes manifestaron que en lo único que puede apoyarse el alto cargo de la ministra Bibiana Aído [PSOE] es en el hecho de que el servicio "no era para ella en particular" (ABC, 27.02.10).

(14) "Queremos una estrategia que dé resultados", ha manifestado Moratinos [PSOE]. "Ello supone que haya consecuencias para los Estados que no cumplen los objetivos" (El País, 02.01.10).

f) Testimonios de I, F

Los verbos de este apartado refieren un discurso que a su vez remite a un discurso anterior equivocado, inexacto, inexistente o que no se ajusta a lo deseado, y cuya orientación argumentativa será, por tanto, contraria a la línea ideológica del medio informativo. El autor de este discurso erróneo, que puede coincidir (17) o no (16) con el sujeto (sintáctico y semántico) del verbo, queda asimismo desautorizado. Sin embargo, estos verbos pueden perseguir el resultado contrario (acreditar al autor de un discurso, en ocasiones el propio periódico, y a dicho discurso) mediante la negación del verbo, que lo aproxima a los verbos del apartado I, B (15):

(15) La mariscada se le atraganta al Ayuntamiento de Sevilla. El concejal de IU [Izquierda Unida], Torrijos, no desmiente que se pagara con dinero público (ABC, 30.10.10).

(16) El Gobierno español [del PSOE] desmintió anoche que los dos voluntarios de la ONG Barcelona Acció Solidària hubieran sido puestos en libertad (El País, 23.08.10).

(17) Rajoy [presidente del PP] aprovechó para rectificar: "Respeto y acato lo que ha dicho el Tribunal Supremo, y respetaré y acataré lo que diga cualquier otro tribunal. Es bueno que lo hagamos todos porque ahí están las bases de las reglas de juego de nuestra democracia" (El País, 05.06.10).

f ) Testimonios de II

Como queda dicho en el apartado 3.2, este grupo de verbos es el menos marcado argumentativamente. Su función principal es la atribución, de modo que el periodista muestra su distancia (y, por tanto, su ausencia de responsabilidad) respecto al discurso introducido y evidencia la fuente de este:

(18) La ministra de justicia alemana Sabine Leutheusser-Schnarrenberger dijo sentirse "furiosa" por la forma en que la Presidencia española [del PSOE] había gestionado la votación y sus asesores aseguraban no haber visto nunca "un consejo manejado de esta manera". (ABC, 05/06/10)

(19) En el momento más difícil de su relación con la sociedad catalana, el presidente del Gobierno [del PSOE] utilizó toda su capacidad dialéctica para dar a entender que ha captado el mensaje de la masiva manifestación del 10 de julio. Se comprometió así a poner remedio al "malestar" que percibe en un "amplio sector" de la sociedad catalana, pidió "calma" y aseguró sentirse partícipe de la situación generada. (El País, 24/07/10)

g) Testimonios de III, A

La deslegitimación del discurso citado se efectúa aquí mediante un verbo introductor que especifica su realización fónica. El autor del discurso introducido, que queda desautorizado por su actitud, será un representante de la línea ideológica contraria a la del periódico:

(20) La vicepresidenta [del gobierno del PSOE] tuvo que responder a varias preguntas de los periodistas sobre la posibilidad de que haya un adelanto electoral. Pero en todos los casos insistió en que sería una "irresponsabilidad" pensar ahora en esta cuestión y recordó que los ciudadanos otorgaron su confianza "para gobernar durante cuatro años". "Estos aún no han finalizado", exclamó (ABC, 28.05.10).

(21) "Es inaceptable que el Gobierno español haya desaparecido", exclamó [Rajoy, presidente del PP] (El País, 20.08.10).

h) Testimonios de III, B

La desacreditación del discurso reproducido se realiza mediante verbos introductores que denotan infracción de normas pragmáticas por parte de su sujeto, que, como en los verbos de III, A, será un representante de la línea ideológica opuesta a la del medio informativo:

(22) En esta línea, pero en clave interna, la ministra [del PSOE] se mostró partidaria de que la política de Defensa "dejara de ser un debate de partido" y que se convirtiera en una política de Estado al margen de la disputa parlamentaria. Por ello, recalcó que la ley que regulará los derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas saldrá adelante sólo si logra el apoyo de todos (ABC, 15.06.10)

(23) El grupo terrorista se dirige a continuación al Gobierno español. La liberación de la rehén, recalca [el grupo terrorista], "es una iniciativa positiva que le obliga [al Ejecutivo] a responder favorablemente a nuestras peticiones legítimas que constituyen la única condición para que los otros ciudadanos [ Vilalta y Pascual] salgan sanos y salvos" (El País, 12.03.10).

CONCLUSIONES

Los textos periodísticos son construcciones polifónicas. Al mismo tiempo, todo periódico tiene un ideario propio, que se manifiesta a través de sus textos. Un recurso privilegiado en manos de los redactores para hacer presentes las diversas voces (también, por supuesto, las contrarias al propio ideario) y, simultáneamente, mantener sus principios editoriales estriba en el empleo estratégico de los verba dicendi, con el fin de orientar al lector sobre cuál es la valoración que merecen los discursos ajenos que se reproducen, legitimándolos o deslegitimándolos. Se trata de un procedimiento estudiado en el ámbito de la teoría de la valoración (Appraisal Theory), marco de referencia en que nos basamos para analizar el uso evaluativo de los verbos de lengua, escasamente aplicado hasta ahora al español. Basándonos en un abultado corpus de noticias de dos diarios nacionales españoles antagónicos (ABC y El País durante el año 2010), hemos identificado y clasificado 122 lexemas verbales introductores de discurso en un total de 4.437 estructuras sintácticas. Ello nos ha permitido conocer con detalle, globalmente y en cada diario, qué estructuras sintácticas de DD y DI, con sus correspondientes subtipos (y con qué frecuencia absoluta y relativa) presenta, en la prensa española actual de calidad, la reproducción del discurso, cuestión hasta ahora ignorada. Ambos periódicos arrojan una proporción muy parecida de estructuras con verbos introductores de discurso (2.130 el ABC, 2.307 El País). Las estructuras con el archilexema ‘decir’ son significativamente más frecuentes en El País (14,13%) que en ABC (9,48%). Por otra parte, la frecuencia de estructuras con ‘decir’ en DD y DI es bastante equilibrada en El País (1,84% de diferencia a favor del DI), frente a ABC (predominan un 21,78% las de DI). Con estas cifras cabría sugerir que El País presenta de forma más neutral, lingüísticamente hablando, el discurso reproducido, tanto desde el punto de vista léxico-semántico (mayor uso del neutro ‘decir’) como desde el punto de vista sintáctico (equilibrio entre estructuras en DD y DI, frente al neto predominio del DI en ABC).

Con verbos introductores distintos de ‘decir’ nuestro corpus ofrece un claro predominio global del DI, de nuevo más acusado en ABC (72,72%) que en El País (68,01%). Nada nos parece destacable –comparativamente hablando– respecto al uso del DD: ambos diarios ofrecen cifras parecidas. En cambio, en el uso del DI cabe realizar dos observaciones: a) el ABC casi duplica (33,76%) a El País (17,9%) en el empleo del "Discurso indirecto no canónico pseudo-directo con que", estructura que se caracteriza por la presencia relevante de islotes textuales entrecomillados; b) en el uso del "Discurso indirecto canónico" El País aventaja en 10,54 puntos porcentuales al ABC; es decir, el empleo de estructuras introductoras de discurso con verbos distintos de ‘decir’ sugiere mayor neutralidad en ABC que en El País.

Otro de los resultados relevantes de nuestro trabajo ha sido la clasificación semántica de los verbos introductores de discurso, en función del papel argumentativo que desempeñan, clasificación que no había sido realizada hasta la fecha con el detalle que aquí se propone, y que permite la comparación del empleo que realiza cada periódico del recurso valorativo de los verba dicendi para persuadir a los lectores y defender así sus correspondientes principios editoriales, claramente diferentes en cada medio según se puede observar en el elenco de testimonios que hemos reproducido.

Por lo que respecta a la clasificación en sí, hemos identificado los rasgos semánticos con incidencia valorativo-argumentativa, ampliando y detallando anteriores clasificaciones ajenas. De la comparación de los dos diarios en función del empleo que hacen de los diferentes tipos de verbos, cabe destacar la similar proporción que ofrecen, salvo en el caso de los del grupo III, el más marcadamente valorativo, en el que El País supera de forma significativa (7,13%) al ABC (4,94%). Por lo demás, y como era de esperar, se documentan pocos casos de verbos de este grupo (si bien su diversidad es alta: 19 lexemas distintos), por tratarse de géneros periodísticos informativos de diarios generalistas.

Ambos diarios recurren de manera muy notable –los gráficos y estadísticas son elocuentes– a los verba dicendi como procedimiento para valorar el discurso ajeno, acreditándolo o desacreditándolo ante el lector. Por la cantidad de verbos y de estructuras estudiados en el corpus, así como por su clasificación y tratamiento estadístico, el presente trabajo ofrece también una visión de conjunto de la reproducción del discurso en la prensa española actual, a la vez que pone de manifiesto la importancia de los verbos de cita en la configuración del discurso periodístico noticioso. Por todo ello puede ser de utilidad como referencia para posteriores estudios comparativos, tanto en español como en otras lenguas. Dejamos para otro lugar, por falta ahora de espacio, la reproducción del elenco completo de verbos de lengua, con su frecuencia absoluta y relativa en cada diario.

NOTAS

1 Spanish Translation of Overview of Appraisal. (The Appraisal Website)

2 Otro recurso evaluador, que aquí dejamos de lado, está constituido por los nombres que se dan a los discursos, como ha estudiado Loureda (2003).

3 Hemos examinado un total de 225 lexemas verbales introductores de cita diferentes, si bien no todos se encontraban representados en nuestro corpus.

4 Alonso Belmonte et al. (2011), por ejemplo, analizan un corpus de solo 135 citas para estudiar el uso que hacen los periodistas de las citas directas e indirectas en periódicos españoles.

5 Utilizamos el término ‘testimonio’, de uso difundido en la tradición historiográfica lingüística, para subrayar el hecho de que los textos aducidos no son ejemplos inventados.

6 Se excluye de esta clasificación el archilexema ‘decir’ por su carácter argumentativamente neutro, si bien en determinados contextos o construcciones (‘llegó a decir’, ‘dice ahora’, ‘decir con segundas’, ‘por lo bajo’, ‘decir con el corazón en la mano’, ‘decir noblemente’, etc.) puede adquirir un notable valor (des)autorizador. También hemos excluido ‘rezar’, ya que las ocurrencias de este verbo en el corpus se corresponden con la acepción, argumentativamente neutra, de ‘decir [algo (cd) un escrito (suj)]’ (dea). Muchos de los verbos aquí incluidos poseen acepciones irrelevantes a nuestros efectos, y, por tanto, no se han tenido en cuenta en esta clasificación.

7 Cfr. dea.

8 No consideramos aquí verbos como ‘demostrar’, ‘mostrar’, ‘probar’, que manifiestan que existe una evidencia, aunque no necesariamente derivada de enunciado discursivo.

9 Los verbos que Méndez (2001: 368) denomina "de aprehensión intelectual" (y cita ‘estimar’, ‘estar persuadido’, ‘saber’, ‘creer’, ‘considerar’, ‘recordar’) "son los más subjetivos de todos y por eso siempre introducen discurso indirecto en los textos periodísticos, sirven, podríamos decir, a la omnisciencia periodística". En nuestro corpus no siempre introducen discurso indirecto, como se verá:

10 No incluimos usos figurados de ‘ver’. A diferencia de ‘observar’, ‘ver’ no admite construcciones en estilo directo.

  ABC El País
  DD DI DD DI
considerar 0 % 100 % 1,45 % 98,55 %
estimar 10 % 90 % 0 % 100 %
opinar 33,33 % 66,67 % 16,67 % 83,33 %
recordar 13,70 % 86,30 % 22,09 % 77,91 %
sostener 23,53 % 76,47 % 8,70 % 91,30 %

 

11 Este tipo de verbos ofrece mayor variedad y frecuencia en otros géneros textuales o estilos periodísticos: relato, géneros interpretativos, prensa sensacionalista o deportiva, etc. Tienen connotaciones valorativas evidentes hacia sus sujetos, de carácter generalmente negativo y desautorizador.

12 Para ver testimonios de todos los verbos listados, ver el ANEXO.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Alonso Belmonte, I., McCabe A. & Chornet Roses, D. (2011). En sus propias palabras: La construcción de la imagen del inmigrante en la prensa española. Discurso & Sociedad, 5(3), 547-568.         [ Links ]

Barrera, C. (1995). Sin mordaza. Veinte años de prensa en democracia. Madrid: Temas de hoy.         [ Links ]

Bednarek, M. (2006). Evaluation in media discourse: Analysis of a newspaper corpus. Londres: Continuum.         [ Links ]

Caldas-Coulthard, C. R. (1994). On reporting reporting: The representation of speech in factual and factional narratives. En M. Coulthard (Ed.), Advances in written text analysis (pp. 295-308). Londres: Routledge.         [ Links ]

Casado Velarde, M. (2008). Algunas estrategias discursivas en el lenguaje periodístico de hoy. Boletín Hispánico Helvético, 12, 71-97.         [ Links ]

Casado Velarde, M. (2010). Algunas estrategias para la desautorización del discurso ajeno en la prensa. En C. Martínez Pasamar (Ed.), Estrategias argumentativas en el discurso periodístico (pp. 69-85). Franckfurt: Peter Lang.         [ Links ]

DEA = Diccionario del español actual (1999). Madrid: Aguilar.         [ Links ]

Díaz Rojo, J. A. (2012). Los verbos de lengua como recurso retórico valorativo en noticias periodísticas españolas sobre avances médicos. Español Actual, 95, 7-16.         [ Links ]

Habermas, J. (2000). Aclaraciones a la ética del discurso. Madrid: Trotta.         [ Links ]

Hunston, S. & Thompson, G. (Eds.) (2000). Evaluation in text: Authorial stance and the construction of discourse. Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Hunston, S. & Sinclair, J. (2000). A local grammar of evaluation. En S. Hunston & G. Thompson (Eds.), Evaluation in Text: Authorial Stance and the Construction of Discourse (pp. 74-101). Oxford: Oxford University Press.         [ Links ]

Kaplan, N. (2007). La construcción discursiva del evento conflictivo en las noticias por televisión. Tesis doctoral, Caracas, Universidad Central de Venezuela.         [ Links ]

López Pan, F. (2002). Las citas directas en el periodismo escrito. Literalidad y objetividad a la luz de los estudios lingüísticos. Comunicación y Sociedad, 15(2), 79-93.         [ Links ]

Loureda, Ó. (2003). Los nombres de los tipos de texto. El campo léxico lo que se dice en el español actual. Pamplona: Eunsa.         [ Links ]

Maldonado, C. (1999). Discurso directo y discurso indirecto. En I. Bosque & V. Demonte (Dirs.), Gramática descriptiva de la lengua española (pp. 3549-3595). Madrid: Espasa.         [ Links ]

Mancera Rueda, A. (2009). El discurso referido en teletipos y noticias de la prensa española. Círculo de lingüística aplicada a la comunicación (CLAC) [en línea]. Disponible en: http://www.ucm.es/info/circulo/no40/mancera.pdf        [ Links ]

Martínez Pasamar, C. (2010). Estrategias argumentativas en el discurso periodístico. Frankfurt: Peter Lang.         [ Links ]

Méndez, E. (1999). Análisis de la reproducción del discurso ajeno en los textos periodísticos. Pragmalingüística [en línea]. Disponible en: http://revistas.uca.es/index.php/pragma/article/viewFile/502/436        [ Links ]

Méndez, E. (2000a). La literalidad de la cita en los textos periodísticos. Rsel, 30(1), 147-167.         [ Links ]

Méndez, E. (2000b). Análisis de las formas de introducir el discurso ajeno en los textos periodísticos: El contexto reproductor. En J. J. Bustos Tovar (Ed.), Lengua, discurso, texto (pp. 2082-98). Madrid: Visor.         [ Links ]

Méndez, E. (2001). Aspectos gramaticales y discursivos de los verbos de comunicación. En J. Mendoza, Y. Congosto Martín & E. Méndez (Coords.), Indagaciones sobre la lengua: Estudios de filología y lingüística españolas en memoria de Emilio Alarcos (pp. 349-370). Sevilla: Universidad.         [ Links ]

Moirand, S. (2007). Les discours de la presse quotidienne. Observer, analyser, comprendre. París: PUF.         [ Links ]

NGLE = Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2009). Nueva gramática de la lengua española. Madrid: Espasa.         [ Links ]

Reyes, G. (1993). Los procedimientos de cita: Estilo directo y estilo indirecto. Madrid: Arco Libros.         [ Links ]

Reyes, G. (1996). Los procedimientos de cita: Citas encubiertas y ecos. Madrid: Arco Libros.         [ Links ]

Reyes, G. (2002). Metapragmática. Lenguaje sobre lenguaje, ficciones, figuras. Valladolid: Universidad.         [ Links ]

Seoane, M. C. (2004). Una historia de El País y del Grupo Prisa. Barcelona: Plaza y Janés.         [ Links ]

Strauch, G. (1972). Contribution à l´étude sémantique des verbes introducteurs du discours indirect. Recherches Anglaises et Américaines, 5, 226-242.         [ Links ]

Thomson, E. & White, P. R. R. (Eds.) (2008). Communicating conflict. Londres: Continuum.         [ Links ]

Van Dijk, T. A. (2010). Discurso, conocimiento, poder y política. Hacia un análisis crítico epistémico del discurso. Revista de Investigación Lingüística, 13, 167-215.         [ Links ]

Vicente Mateu, J. A. (2007). Discurso reproducido e interpretación de la fuerza ilocutiva en la prensa escrita. Revista de Investigación Lingüística, 10, 225-42.         [ Links ]

White, P. R. R. (2011). Appraisal. En J. Zienkowski, J. O. Östman & J. Verschueren (Eds.), Discursive pragmatics (pp. 14-36). Amsterdam: John Benjamins.         [ Links ]

Recibido: 23-II-2012 / Aceptado: 18-III-2013.

AGRADECIMIENTOS

* La presente contribución se inscribe en el marco del Proyecto de investigación "El discurso público. Estrategias persuasivas y de interpretación", del Grupo Análisis del discurso (gradun), financiado por el Instituto Cultura y Sociedad (ics) de la Universidad de Navarra. Agradecemos a los evaluadores anónimos de la Revista Signos. Estudios de Lingüística sus sugerencias.

ANEXO

Se ofrecen aquí testimonios de los verbos clasificados que no se muestran en el apartado 3.4, si bien se excluyen los de los grupos IV y V por las razones allí aducidas. Todos los verbos de los subgrupos I, C y I, F están presentes en los testimonios ofrecidos en la sección 3.4, por lo que tampoco los incluimos aquí.

Testimonios de I, A

(24) El debate de las propuestas de resolución derivadas del Debate sobre el estado de la Nación ha sido la "excusa" perfecta para que el PSOE comience su cortejo con los nacionalistas vascos. Y lo ha hecho sin ningún disimulo […]. "Hacemos esto para dar una idea de la necesidad de estabilidad que hay en este momento", confesó el diputado vasco José María Benegas (ABC, 20.07.10).

(25) Matas ofreció sus servicios a una firma de abogados […], cuyo administrador, Enrique Arnaldo, ex vocal del Poder Judicial a propuesta del PP y contratista de la Administración balear durante la presidencia de Matas, le recibió con los brazos abiertos. "Me ofreció prestar los servicios que habitualmente prestan los que dejan la política y que, básicamente, consistía en ofrecer relaciones, identificación de proyectos para inversiones, captación de clientes y consultora económica-financiera", confesó Arnaldo al juez (El País, 01.04.10).

(26) La dirigente socialista sí reconoció que no todos los países de la UE "tienen la misma sensibilidad hacia Cuba que España". No obstante, insistió en que, por este motivo, "es España quien influye en la posición europea sobre Cuba" y quien tratará de consensuar con los 27 una revisión de la posición común, que "tiene 15 años", y desde entonces "han cambiado bastantes cosas" (ABC, 10.01.10).

(27) "La tarea de los últimos tiempos ha sido muy difícil en el PP de Baleares", reconoció Javier Arenas, el hombre fuerte del partido (El País, 16.01.10).

(28) Las mismas fuentes manifestaron que en lo único que puede apoyarse el alto cargo de la ministra Bibiana Aído [PSOE] es en el hecho de que el servicio "no era para ella en particular". […] Pero sí está especificada la ruta y las ocasiones en las que se realizó ese trayecto, y hay testigos que pueden ratificar que Seara integraba la comitiva habitualmente (ABC, 27.02.10).

(29) El número dos de Alberto Ruiz-Gallardón detalló el resto de su agenda pública y privada […]. Cobo ratificó ante la juez que toda esta actividad política se producía con el horizonte puesto en el congreso nacional del PP que debía celebrarse en junio en Valencia, y en el que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, amagaba con presentar su candidatura frente a Mariano Rajoy para liderar el partido (El País,
03.02.10).

(30) Con respecto a la permanente impresión de que Gallardón es un "verso suelto" dentro de su partido, el primer edil recordó que "el verso suelto forma parte del poema; peor es cuando se está fuera del poema", y subrayó su militancia en el PP desde el Congreso fundacional del partido (ABC, 16.02.10).

(31) Tras confirmar que el próximo jueves comparecerá en el Congreso para dar una amplia explicación de lo sucedido, [Zapatero] recordó que la decisión de decretar el estado de alarma, una facultad que la Constitución atribuye al Gobierno, se inscribe precisamente dentro del título que regula las relaciones entre el Gobierno y las Cortes (El País, 07.12.10).

Testimonios de I, D

(32) La presidenta, cuando fue consciente de la repercusión que iban a tener sus palabras, se apresuró a matizar a ABC que el insulto no iba dirigido, "ni mucho menos, al alcalde"; es decir, a Alberto Ruiz-Gallardón, sino que se refería "a un consejero cuyo nombre no recuerdo" (ABC, 30.01.10).

(33) "Estoy a favor de la inmigración. Soy gallego y nosotros hemos emigrado a muchos países. A España ha venido gente que ha contribuido a generar riqueza", dijo el líder popular quien, no obstante, precisó que la verdadera pregunta que debe hacerse un gobernante es "qué capacidad de acogida tenemos" (ABC, 23.01.10).

(34) Estos seis presos aprovechan también para desmentir que otras nueve personas condenadas por su pertenencia a ETA hubieran sido "expulsadas" por la organización […]. Así, precisan en su escrito que [N.N.], todos ellos con un largo historial terrorista y condenados a elevadas penas, "tomaron la decisión de desvincularse del colectivo de presos políticos vascos" (El País, 29.01.10).

(35) El "número dos" del PSOE ha querido puntualizar que a Asunción no se le ha "quitado ningún aval", sino que se han "anulado sencillamente porque ha presentado avales de gente que no es compañera de partido" (ABC, 23.09.10).

(36) También puntualizó que la policía sí tiene competencia para efectuar las detenciones realizadas durante la operación (El País, 08.07.10).

Testimonios de I, E

(37) Pere Bosch, diputado de ERC, que también busca erosionar a CiU poniendo de relieve que un partido nacionalista se financie con empresas constructoras con sede en Madrid, hizo ayer hincapié en que el Palau era un canal para que CDC se financiara ilegalmente (El País, 05.08.10).

(38) Expertos del Instituto de Política Familiar vaticinan que tanto en 2010 como en 2011 se cerrarán los balances del número de abortos en torno a los 116.000 (ABC, 26.07.10).

(39) La encuesta de Metroscopia para EL PAÍS vaticina que CiU podrá gobernar en solitario, al quedarse al borde de la mayoría absoluta, que en el Parlamento autónomo se sitúa en 68 diputados (El País, 21.11.10).

(40) Rajoy aprovechó para rectificar: "Respeto y acato lo que ha dicho el Tribunal Supremo, y respetaré y acataré lo que diga cualquier otro tribunal. Es bueno que lo hagamos todos porque ahí están las bases de las reglas de juego de nuestra democracia" (El País, 05.06.10).

Testimonios de II

(41) Los catorce españoles retenidos en El Aaiún tras una manifestación a favor del Sahara regresan esta noche a España. Afirman haber sido golpeados brutalmente por la Policía marroquí (ABC, 29.08.10)

(42) "Es más seguro conducir hoy a 140 que hace 30 años a 100 con uno de esos viejos vehículos", alegan muchos de los integrantes de Movimiento140.com (ABC, 02.02.10).

(43) A su vez, Rajoy está convencido de que a Zapatero no le interesa el pacto con el PP porque el presidente cuenta con 169 diputados en el Congreso, está a tan sólo siete de la mayoría absoluta, dispone de múltiples opciones para completarla y tiene una estabilidad interna en el partido muy clara. De hecho, alegan en el entorno de Rajoy, se muestra más interesado en buscar el pacto entre empresarios y trabajadores que en atraerse al PP (El País, 14.02.10).

(44) Sobre las declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en las que recomendó al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, remodelar su Gobierno tras el semestre de la Presidencia de la UE y reducir ministerios, Bono [PSOE] ha comentado que fueron "interpretadas maliciosamente" por otros (ABC, 13.02.10).

(45) Rajoy, a su vez, suele comentar a los suyos que, al salir de Presidencia, nunca sabe muy (17) Muy al contrario, el presidente del Gobierno estima que la huelga general ha supuesto, en cierto modo, atravesar el "cabo de las tormentas" de la legislatura y entrar en aguas políticas más tranquilas (ABC, 03.10.10).

(46) Muy al contrario, el presidente del Gobierno estima que la huelga general ha supuesto, en cierto modo, atravesar el "cabo de las tormentas" de la legislatura y entrar en aguas políticas más tranquilas (ABC, 03.10.10).

(47) Si para ese momento se hubiera producido la tregua de ETA, la izquierda abertzale estima que eso podría ser suficiente para lograr su legalización (El País,
20.06.10).

(48) La admisión de al menos uno de estos escritos es condición indispensable para que Varela pueda dictar auto de apertura de juicio oral contra Garzón, puesto que la Fiscalía mantiene que se debe sobreseer este procedimiento (ABC, 23.04.10).

(49) El tribunal, y en paralelo destacados dirigentes populares, mantuvieron que el juez instructor no emitió ninguna orden de detención ni cédula de citación, y que tampoco tuvo conocimiento del desarrollo de la operación (El País, 08.07.10).

(50) Los casi ocho meses de instrucción de esta causa parecen excesivos no sólo a la defensa del magistrado de la Audiencia [Baltasar Garzón], que ha llegado a sostener que está siendo "injustificadamente retardada" (ABC, 25.01.10).

(51) Los estrategas del entorno de Rajoy sostienen que una de las claves de la derrota de 2008 fue el voto anti-PP especialmente en Cataluña (El País, 24.01.10).

Testimonios de III, A

(52) La manifestación, convocada por Izquierda Unida y otras plataformas ciudadanas, circuló sin problemas por el centro de la ciudad. […] Al enfrentar la sede consistorial y lanzar proclamas en contra de los derribos en El Cabanyal y la actuación policial, gran parte de los presentes decidió sentarse y corear: "Aquí estamos, nosotros no pegamos" (El País, 10.04.10).

(53) Cuando ambos grupos se han visto, los partidarios de Franco han comenzado a cantar el "Cara al sol" y a gritar "Viva Franco", mientras los recién llegados han coreado "Madrid será la tumba del fascismo" y "Nosotros no olvidamos" (ABC, 20.11.10).

(54) "¡Que se besen, que se besen!", gritaban los diputados del PP, mientras Zapatero, entre sonrisas almibaradas, le decía a Josu Erkoreka: "Estoy muy de acuerdo con su intervención. Estoy muy de acuerdo con su actitud. Estoy muy agradecido con la posición del PNV, y no era fácil. Siempre quedará en mi memoria su sentido de la responsabilidad y seré coherente" (El País, 19.11.10).

(55) Y desde el banco azul voló el argumento de que el PP lo hace para tapar sus casos de corrupción y para acabar con el juez que destapó la trama Gürtel, a costa de jalear que se juzgue a quien quiere investigar los crímenes del franquismo (El País, 22.04.10).

Testimonios de III, B

(56) García Montero ha censurado, literalmente, que "las mismas siglas que en el año 1936 rompieron la legalidad para imponer el terror sean las que ahora utilizan las leyes para burlar y despreciar a los descendientes de las personas a las que ellos mismos ajusticiaron", en referencia a la denuncia interpuesta por Falange Española (ABC, 22.04.10).

(57) El portavoz de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura, Antonio García Martínez, censuró, en una entrevista en Euskadi Radio, que "salga el presidente del Gobierno a mediar" y calificó los elogios a Garzón como "una irresponsabilidad supina" (El País, 09.03.10).

(58) El portavoz popular se aferró a los datos de la Intervención General de la Administración del Estado para echarle en cara al Gobierno que, a 31 de agosto de este año, el gasto en incentivos había aumentado en 36 millones, un 8 por ciento más, respecto al mismo periodo del año anterior (ABC, 22.10.10).

(59) Luego, desde la Fiscalía se deslizó que no se podía considerar que los implicados [políticos del PP alicantino] hubiesen sido formalmente detenidos (ABC, 08.07.10).

(60) Respecto a su propio futuro, el presidente eludió pronunciarse sobre su tan polémico comentario del pasado 20 de diciembre en el que deslizó que tanto su esposa, Sonsoles Espinosa, como un miembro del PSOE conocían sus planes de futuro (El País, 31.12.10).

(61) Enfatizó que pretendía buscar en torno a esa ley un amplio acuerdo social, institucional y político, pero cuando se produjo el debate en el Congreso sólo encontró críticas durísimas de todos los grupos de la oposición, que vieron en el proyecto de ley otra operación de marketing de La Moncloa y ninguna de las reformas estructurales que demandaban para sacar a España del pozo económico (ABC, 31.05.10).

(62) Desde "Gara" […] se llegó a insinuar que las advertencias de Rubalcaba sobre un atentado de envergadura o un secuestro […] eran montajes de Interior para cargarse el debate interno y las propuestas de un "polo oberanista" y de un "proceso democrático" (ABC, 28.02.10).

358 Manuel Casado Velar de y alberto de luCas

(63) "Cuando parecía que todo iba bien, vuelven a asaltarnos las dudas y las alarmas a quienes nos tememos que el Gobierno tiene prisas y puede repetir errores del pasado", aseguró [María Caballero, UPN] Caballero, insinuando que Zapatero pueda tener la tentación de volcarse en el final de ETA como gran baza electoral en 2012, ante las malas perspectivas económicas (El País, 03.11.10).

(64) El PP insiste en proponer más bajadas de impuestos como receta para salir de la crisis, aunque ahora aclara que deben ser "selectivas" (El País, 13.02.10).

(65) El PSOE insiste en que la misión de Afganistán "no se llama guerra" (ABC, 10.01.10).

(66) Pese a ello, tras ironizar que a veces de los divorcios salen escándalos como el de Juan Guerra -hermano del ex vicepresidente socialista implicado en presuntos tratos de favor-, [Aguirre] afirmó que lo investigaría y que se producirían ceses si hallaba irregularidades (El País, 24.06.10).

(67) "Y cualquier cosa que haga Manuel Cobo tendrá siempre el apoyo de Alberto Ruiz-Gallardón", recalcó, asegurando a renglón seguido que entiende sus críticas a la intervención de Aguirre en el proceso de renovación de los órganos de dirección de Caja Madrid (ABC, 16.02.10).

(68) El agredido asegura que éste sólo repetía que cuando "ve a un fascista le pega" (ABC, 27.04.10).

(69) "Zapatero está amortizado", repitió [Artur Mas, líder de CiU] (El País, 03.07.10).

(70) "Dentro del PSOE no puede haber ningún proceso de elección que no tenga como fundamento la democracia interna", sentenció [Zapatero] (ABC, 21.12.10).

(71) "Lo que hemos dicho es que se abra el debate porque está en la calle. Hasta ahí hemos llegado. No hemos dicho que vayamos a llevarla al Congreso", sentenció [Cospedal, PP], desautorizando parcialmente a Arenas (El País, 26.01.10).

(72) "Hoy está tranquila la frontera porque no hay mujeres policía. Esas son las peores, les gusta maltratar", suelta Chaouki sin inmutarse (ABC, 17.08.10).

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons