SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número51OBITUARIO: LA APASIONADA OBRA DE DONALD GUILLERMO JACKSON SQUELLA Y SU MUERTE INESPERADA (1960-2015) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Estudios atacameños

versión On-line ISSN 0718-1043

Estud. atacam.  no.51 San Pedro de Atacama dic. 2015

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-10432015000200001 

EDITORIAL

Estudios Atacameños. Pasado, presente y proyecciones...

Queremos dedicar la editorial del volumen N°51 de Estudios Atacameños a presentar el proceso de revisión y definiciones que hemos estado desarrollando con miras a fortalecer la revista frente a los desafíos locales y globales que hoy nos tocan. A 42 años de su primera edición y contando con una sólida trayectoria que la ubica como una de las principales revistas arqueológicas y antropológicas surandinas, los desafíos son dobles. Debemos asegurar su continuidad y proyectarla con más calidad y rigurosidad en esta nueva era marcada por la globalización del conocimiento, las redes virtuales y la cada vez mayor mercantilización y concentración de la producción científica, entre otros aspectos.

Como medio permanente de difusión de las investigaciones arqueológicas, antropológicas e históricas de los Andes del Sur, la historia de la revista va de la mano con las primeras etapas de la profesionalización de las ciencias antropológicas en Chile, conteniendo por lo tanto parte importante de las problemáticas teóricas y metodológicas que han impactado en los estudios andinos de las últimas cuatro décadas. Hagamos un poco de historia.

Estudios Atacameños nace en 1973 bajo el gobierno de Salvador Allende, y gracias a las gestiones de su fundador, R.P. Gustavo Le Paige, siendo su primer editor el también sacerdote George Serracino. En su primera etapa (1973-1978), se recogen principalmente artículos de arqueología de San Pedro de Atacama, aunque ya se mostraba un temprano interés por integrar otras áreas de estudio y otros campos disciplinarios como la historia (Casassas 1974; Hidalgo 1978), la antropología social (Krussell 1976), la lingüística (d'Ans 1976) e incluso la geología (Pimentel 1976). Tempranamente la revista también se abre a investigadores de los países vecinos (p.e., Tarragó 1976; Raffino 1977), así como se publican artículos de arqueólogos anglosajones que presentan sus trabajos en español, toda una novedad para la época (p.e., Lanning 1973; Lynch 1975; Druss 1976; Grove 1978). Un hito relevante de estos primeros años fue el número temático dedicado a la trashumancia andina (volumen 3, 1975), bajo la coordinación de Lautaro Núñez. Estos tres elementos de multidisciplinariedad, internacionalización y la publicación de volúmenes temáticos, han sido pilares constantes de la revista. Tal como lo señala Le Paige en la editorial del volumen 3: "nuestra revista seguirá el ritmo impuesto por las investigaciones y trabajos en desarrollo" (Le Paige 1975: 5). Dicha receta se ha mantenido invariable en el tiempo.

A partir de la década de 1980, junto con el fallecimiento de Le Paige y la creación en 1984 del Instituto de Investigaciones Arqueológicas R. P. Gustavo Le Paige s. j., dependiente entonces de la Universidad del Norte, se entra a un nuevo ciclo de la revista con Lautaro Núñez como editor. Se da entonces un notable impulso y profesionalización de las investigaciones arqueológicas e históricas en el Área Centro Sur Andina. Un hito que cabe destacar en este momento es la publicación del volumen 7 (1984) que recoge 34 trabajos presentados en el Primer Simposio Atacameño, publicando por primera vez en la revista una nueva generación de investigadores que hoy, más de 30 años después, tienen un gran reconocimiento en nuestras disciplinas, como David Browman, Mario Orellana, Victoria Castro, Agustín Llagostera, José Berenguer, Bente Bittmann, Carlos Aschero, Hugo Yacobaccio, Manuel Constantino Torres, Eugenio Aspillaga, Calogero Santoro, Vivien Standen, entre otros. El otro hito lo marca el volumen 8 (1987) que reúne las ponencias presentadas en el Seminario "Tecnología paleoindia al sur de la línea ecuatorial", organizado en conjunto con el Smithsonian Institution de Washington y en el que participan investigadores chilenos, argentinos, peruanos, bolivianos, brasileños y norteamericanos. Con ambos números, Estudios Atacameños se posiciona definitivamente como un referente internacional relevante en los estudios arqueológicos y etnohistóricos surandinos.

En la década de los 90, y especialmente a partir de la última parte del decenio, la revista alcanza mayor regularidad, profesionalización, multidisciplinariedad y cada vez más colaboraciones internacionales.

A cargo de la editorial están Lautaro Núñez, Agustín Llagostera, y se conforma además un primer comité editorial compuesto por ambos editores y Hans Gundermann. El primer volumen de este momento -hoy un clásico- fue publicado en 1992, marcando un nuevo hito en Estudios Atacameños al presentar un número especial dedicado a la etnohistoria temprana de la región atacameña, incluyéndose documentos históricos entre los siglos XVI y XVII que son publicados por primera vez en forma íntegra (Hidalgo y Martínez 1992).

En adelante será permanente la presencia de artículos de antropología social, bio-antropología e historia, configurándose así el perfil multidisciplinario que hoy es característico de la revista. Este nuevo espíritu queda plasmado en la editorial del volumen 13, un número especial dedicado por primera vez a artículos de antropología social: "Otra manera de expresar esta apertura es señalando la vocación antropológica general del Instituto que, más allá de la arqueología regional en cuanto matriz de origen, busca incorporar en una totalidad mayor prehistoria, etnohistoria y antropología social andinas" (Núñez et al. 1997: 7).

Con la integración de Carolina Agüero al comité editorial en 1999 se inicia un proceso de mayor periodicidad de la revista, publicándose regularmente desde entonces dos números anuales. En los últimos diez años Estudios Atacameños ha sido indizada en 14 bases de datos internacionales de revistas científicas en el mundo, entre las que destacan Thomson Reuters (ISI), Scopus y SciELO. Se ubica en el quinto lugar entre las revistas chilenas y en el número 17 del ranking latinoamericano de revistas indizadas en Scopus en la categoría de Ciencias Sociales. En este último año además se ha logrado un ascenso en su posición en cuartiles, pasando a Qi en las categorías de Arqueología, Historia y Estudios Culturales, y a Q2 en Antropología.

Todos estos logros han sido posibles gracias a la periodicidad y continuidad de la revista, a una política editorial permanente, al profesionalismo de los distintos editores y el personal de apoyo, y especialmente al compromiso institucional que ha tenido el IIAM y la Universidad Católica del Norte (UCN) con la publicación. Actualmente nos encontramos en una etapa de reestructuración institucional como nuevo Instituto de Arqueología y Antropología (IAA-San Pedro de Atacama-UCN), implementándose una serie de cambios que, sin perder su identidad histórica, busca actualizar la revista a los nuevos tiempos.

Manteniendo nuestra política de publicar trabajos especializados, multidisciplinarios e inéditos de arqueología, antropología social, bio-antropología e historia, apostamos a seguir potenciando su internacionalización con cada vez más apertura a trabajos de otras áreas vecinas y temáticas. Teniendo como ejes de gestión el alcanzar mayor internacionalización, alta calidad, profesionalismo, rigurosidad, transparencia y la reducción de los tiempos de evaluación, se debe destacar que el año pasado se conforma un equipo editorial compuesto por cuatro editores representantes de cada una de las disciplinas presentes y un coordinador ejecutivo, en el marco del plan de desarrollo de Estudios Atacameños 2014-2016. Este año estamos materializando la instalación del software libre Open Journal System (OJS), a través del cual se recibirán las evaluaciones y lo que deberá redundar en una mayor agilidad editorial, la reducción significativa de los tiempos, así como más rigurosidad y transparencia en el proceso de evaluación. Se empezará a trabajar también bajo el sistema de "doble ciego", asegurando con ello igualmente el anonimato de los autores ante los evaluadores externos. Se aplicará además el sistema AOP, lo que permitirá la publicación anticipada en formato digital de los artículos aprobados, acortando sustancialmente los tiempos en la difusión de las publicaciones.

Por otra parte, junto con mantener los dos volúmenes anuales regulares y debido a la mayor convocatoria que hemos logrado, nos proponemos ampliar los números temáticos, para lo cual quedan invitados todos los investigadores a presentar propuestas de números especiales. En su momento se darán a conocer las normas específicas que regularán estos volúmenes temáticos, sin embargo, se adelanta que no habrá limitaciones de áreas de estudio ni de temáticas, aunque se privilegiarán aquellas propuestas que tengan un mayor alcance internacional y que recojan problemáticas emergentes e interdisciplinarias. Los artículos se podrán presentar tanto en español como en inglés. Estas ediciones temáticas serán exclusivamente publicadas en sistema digital.

Con la digitalización de la colección completa de la revista, disponible ahora además en formato E-book, tanto nuestros lectores especializados como el público en general pueden acceder libre y gratuitamente a todos nuestros volúmenes desde cualquier parte del mundo. Otra medida que aporta en su mayor internacionalización es la traducción al inglés de los artículos más visitados online, lo que esperamos seguir ampliando en el futuro. En ese sentido, debemos recalcar que estamos comprometidos con todas aquellas gestiones tendientes a potenciar una mayor democratización del conocimiento especializado, el libre acceso a las redes digitales científicas y a enfatizar el carácter público de los resultados de las investigaciones.

De cara a este proceso de internacionalización, Estudios Atacameños se expande más allá de las lógicas fronterizas actuales. Si bien nos debemos primero a los estudios del mundo andino y surandino en particular—sin frontera-, los números regulares serán cada vez más abiertos a las regiones sudamericanas en general, desde sus propias especificidades históricas, ambientales y sociales, y los números temáticos nos permitirán trascender espacialmente nuestro ámbito continental, permitiendo de esta manera dar cabida a estudios comparados y al análisis de problemáticas globales.

Dr. Gonzalo Pimentel

Editor General

Estudios Atacameños- Arqueología y antropología surandina
Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo R. P. Gustavo Le Paige s.j.
Universidad Católica del Norte - Chile

 

 

REFERENCIAS CITADAS

CASASSAS, J. M. 1974. Noticias demográficas sobre la región atacameña durante el siglo XVIII. Estudios Atacameños 2: 73-88.         [ Links ]

D'ANS, A.M. 1976. Chilueno o arauco, idioma de los changos del norte de Chile, dialecto mapuche septentrional. Estudios Atacameños 4: 113-118.         [ Links ]

DRUSS, M. 1976. Medio ambiente, economía de subsistencia y patrones de asentamiento del Complejo Chiu Chiu (ca. 3000 a 2000 AC), norte de Chile. Estudios Atacameños 4: 19-24.         [ Links ]

GROVE, R.B. 1978. Investigaciones acerca del Complejo Chuqui. Estudios Atacameños 6: 9-20.         [ Links ]

HIDALGO, J. 1978. Incidencias de los patrones de poblamiento en el cálculo de la población del Partido de Atacama desde 1752 a 1804: las revisitas inéditas de 1787-1792 y 1804. Estudios Atacameños 6: 49-105.         [ Links ]

HIDALGO, J. y J. L. MARTÍNEZ. 1992. Presentación. Estudios Atacameños 10: 5-8.         [ Links ]

KRUSSELL, H. 1976. Artesanos y artesanías de los pueblos precordilleranos de la zona circundante al Salar de Atacama (II región, Chile). Estudios Atacameños 4: 19-24.         [ Links ]

LANNING, E. 1973. Industrias de buriles en el Pleistoceno de los Andes. Estudios Atacameños 1: 21-32.         [ Links ]

LE PAIGE, G. 1975. Editorial. Estudios Atacameños 3: 3-5.         [ Links ]

LYNCH, T. 1975. Algunos problemas básicos del estadio de caza recolección andina: transhumancia. Estudios Atacameños 3: 9-12.         [ Links ]

NÚÑEZ, L., A. LLAGOSTERA y H. GUNDERMANN. 1997. Editorial. Estudios Atacameños 13: 7-8.         [ Links ]

PIMENTEL, F. 1976. Informe geológico resumido: área San Pedro de Atacama. Estudios Atacameños 4: 13-18.         [ Links ]

RAFFINO, R. 1977. Las aldeas del Formativo Inferior de la quebrada del Toro (Salta, Argentina). Estudios Atacameños 5: 65-109.         [ Links ]

TARRAGÓ, M. 1976. Alfarería típica de San Pedro de Atacama (norte de Chile). Estudios Atacameños 4:37-67.         [ Links ]

 

 

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons