SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.39 número1Alimentación de protozoeas del langostino Pleoticus muelleri Bate utilizando diferentes microencapsulados y especies de microalgas índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Revista de biología marina y oceanografía

versión On-line ISSN 0718-1957

Rev. biol. mar. oceanogr. v.39 n.1 Valparaíso jul. 2004

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-19572004000100001 

 

Revista de Biología Marina y Oceanografía 39(1): 1-11, julio de 2004

ARTÍCULOS

Desarrollo embrionario y larval  de la vieja Paralabrax dewegeri Metzelaar (Pisces: Serranidae)

Embryonic and larval development of sea bass Paralabrax dewegeri Metzelaar (Pisces: Serranidae)

 

David Querales1, Jesús Rosas2, Aidé Velásquez1, Tomas Cabrera1 y Carlos Maneiro1

1 Escuela de Ciencias Aplicadas al Mar, Venezuela
2 Instituto de Investigaciones Científicas, Universidad de Oriente. Isla de Margarita. Venezuela
rosas@ne.udo.edu.ve


RESUMEN

Se describen las etapas del desarrollo embrionario y larval de Paralabrax dewegeri, desde la fertilización hasta la metamorfosis. Los huevos, obtenidos de desoves espontáneos, son esféricos, transparentes, pelágicos, lisos y poseen una sola gota lipídica. El diámetro total promedio fue de 0,89 ± 0,02 mm y el de la gota de aceite de 0,19  ± 0,01 mm. El estadio de mórula se alcanzó  2 h después de la fertilización, la blástula aparece a las 2 h: 40 min, la gastrulación comenzó a las 3 h: 50 min y finalizó a las 6 h: 50 min. A las 7 h: 20 min se observó el escudo embrionario indiferenciado, a las 7h: 50 min comenzó a observarse los esbozos de las cápsulas ópticas, dando inicio al  estadio de néurula. Después de 9 horas a partir de la fertilización se observó bien diferenciada la cabeza de la cola, contándose de 10 a 12 somitas;  35 min después, se observó la formación de  las cápsulas ópticas y óticas. Transcurridas 10 h: 50 min, se inició  el  proceso de pigmentación del embrión. A las 12 horas después de la fertilización se observó entre 20 y 25 somitas y algunos pigmentos en la gota de aceite, la cual se ubica entre la cabeza y la cola. A las 12 h: 50 min, la pigmentación es dispersa dorsolateralmente haciéndose más intensa y extendiéndose desde la parte posterior de la cabeza hasta la región caudal. La eclosión se produjo a las 16 h: 20 min después de la fertilización, a una temperatura de 27 ± 1ºC; la longitud promedio de las larvas recién eclosionadas fue de 1,44 ± 0,07 mm. A las 48 horas de la eclosión se reabsorbió el saco vitelino y la gota de aceite. La flexión del notocordio ocurrió desde el día 12 hasta el día 15 después de la eclosión y la metamorfosis se completó transcurridos 30 días.

Palabras clave: Reproducción, embriogenesis, larvas de peces, océano Atlántico, Venezuela


ABSTRACT

The embryonic and larval development of Paralabrax dewegeri are described from fertilization to metamorphosis. The gametes were obtained from spontaneous spawning. Fertilized eggs are spherical, floating, transparent, pelagic, with smooth chorion with one oil globule. The average egg diameter was 0.89 ± 0.02 mm and the average oil globule diameter was 0.19  ± 0.01 mm. The morula stage was observed 2 h after fertilization, the blastula stage at 2 h: 40 min. The gastrulation  started at 3 h: 50 min and finished at 6 h: 50 min. At 7 h: 20 min the germinal ring was observed. The neurula stage started at 7h: 50 min. The differentiation between head and embryo tail with 10 to 12 somites was observed  9 h after fertilization and  35 min later the optical and auditory capsules were observed. After 10 h: 50 min, pigmentation embryo process started. Twelve hours after fertilization  20 to 25 somites were observed, and some pigments into the oil globule which is located between the head and the tail. At  12 h: 50 min the disperse dorsolateral pigmentation spreaded out from the posterior region of the head to the caudal region.  Hatching took place 16 h :20 min after fertilization, at 27 ± 1ºC. Recently hatched larvae have an average body length of 1.44 ± 0.07 mm. About 48 h after hatching the yolk sac was reabsorbed. The notochord flexion occurred from day 12 to 15,  and the metamorphosis was completed at day 30  after hatching.

Key words: Reproduction, embryogenesis, fish larvae, Atlantic ocean, Venezuela


INTRODUCCIÓN

La familia Serranidae está conformada por peces que habitan principalmente en fondos duros de la plataforma continental, aunque también se encuentran sobre sustrato blando y algunas especies por debajo de los 300 m de profundidad. Son especialmente abundantes en aguas cálidas tropicales y característicos de aguas someras claras con desarrollo de arrecifes coralinos. La gran mayoría de sus especies son muy apreciadas para el consumo humano que junto con los pargos (Lutjanidae) constituyen dos de las familias más importantes como recurso pesquero, especialmente en el Caribe (Cervigón 1991).

Dentro de la familia Serranidae, el género Paralabrax está bien representado en el Pacífico tropical con diez especies (Butler et al. 1982)  pero en el Atlántico existe una sola especie P. dewegeri (Cervigón 1991); se distribuye en el Caribe Sur y nordeste de Sudamérica, mas no en el Caribe Norte, lo cual parece indicar su procedencia del Pacífico, antes de que se cerrara el istmo de Panamá. Es común en las costas orientales de Venezuela, y se ha reportado  una talla máxima de 43 cm y 1300 g. La taxonomía y distribución geográfica de P. dewegeri han sido referidas por Fischer (1978) y Cervigón (1991).

En el aspecto reproductivo, Kendall (1979) describió la morfología general de las larvas de Paralabrax y las comparó con otros géneros de la familia. Butler et al. (1982) realizaron la descripción embrionaria y larval de tres especies (Paralabrax clathratus, P. nebulifer y P. maculatofasciatus) encontradas en California. Martínez-Díaz et al. (2001) observaron el desarrollo embrionario y completaron el ciclo vital de P. maculatofasciatus en condiciones del laboratorio.

En Venezuela, Cervigón (1991) estableció que P. dewegeri es una especie hermafrodita protogínica, con huevos esféricos de 0,8 mm de diámetro aproximadamente y con una sola gota de aceite; Parra de Loré (1992, 1994) estudió las características tróficas, hábitos alimentarios y aspectos biométricos de Paralabrax dewegeri con individuos capturados en aguas circundantes a la isla de Cubagua y Punta de Araya, y Rosas et al. (1996) ensayaron la inducción al desove de Paralabrax dewegeri con la hormona gonadotropina coriónica humana (GCH), obteniendo huevos fértiles, pelágicos, lisos, transparentes y provistos de una sola gota de aceite, describiendo además algunos aspectos morfométricos de  las larvas recién eclosionadas.

Según la literatura consultada, se registran  pocos estudios detallados sobre el desarrollo embrionario de P. dewegeri, mientras que el desarrollo larval en condiciones controladas en el laboratorio no se ha realizado, lo que justifica esta investigación. Este estudio contribuye al conocimiento de la biología reproductiva y posterior cultivo de esta especie que presenta excelente calidad para el consumo humano y captura poco abundante según Cervigón (1991).

El objetivo de este trabajo fue realizar la descripción del desarrollo embrionario y larval de Paralabrax dewegeri, hasta completar su metamorfosis.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

Adultos de Paralabrax dewegeri (40) recolectados en Boca de Río, isla de Margarita, Venezuela, (11º 48” 29' N y 64º 13” 10' W), se transportaron a la sala de cría de peces del Instituto de Investigaciones Científicas. Los peces maduros fueron pesados y separados según el sexo en estanques de fibrocemento de 400 L, con agua de mar filtrada, de 38 ups y 27 ± 1°C, en donde  permanecieron por un período de 3 horas.  El peso y la longitud total promedio de las hembras seleccionadas fue 274,25 ± 66,55 g y 254,50 ± 21,52 mm respectivamente, tomándose en consideración el estado de madurez ovárica, tamaño y grado de transparencia de los ovocitos  según Manrique (1988); para los machos el peso y longitud total promedio fue 297,75 ± 39,52 g y 322,75 ± 70,92 mm respectivamente, seleccionándolos en  base a la expulsión de líquido seminal y su posterior actividad observada al microscopio. Se produjo el desove espontáneo, tomándose al azar un grupo de 200 huevos, los cuales fueron  colocados en recipientes  de 2 L con el fin de medir su diámetro y el de la gota de aceite, con un microscopio equipado con un micrómetro ocular de 7X provisto además de un equipo fotográfico.

Los huevos embrionados se colocaron en seis recipientes  de 50 L (25 huevos/L), con aireación constante y luz natural. Se siguió el desarrollo larval, registrándose el tiempo en que ocurrió cada estadio con respecto a la hora de fertilización, la  temperatura del agua se midió con un termómetro de 1°C de precisión ; la descripción embrionaria se realizó según  Kendall et al. (1984) y la descripción larval se realizó hasta completarse la metamorfosis.

Las larvas recién eclosionadas (32 larvas/L) se colocaron  en nueve recipientes de flexiglas de 50 L de capacidad.  A tres recipientes seleccionados al azar se les agregó una especie de las microalgas (Tetraselmis chuii, Nitzschia oculata  e  Isochrysis galbana) a 1 x 105  cel/mL; las  larvas comenzaron a alimentarse entre las 48 y 72 horas después de la eclosión, con rotíferos Brachionus plicatilis tipo “L” (10 rot/mL) por 5 días, luego se añadió también copépodos (Apocyclops distans), en estadio de nauplio, copepodito y adulto (2 y 4 ind/mL); desde el décimo día se añadió además nauplios de Artemia junto con rotíferos y copépodos (manteniéndose en concentraciones de 2-4 ind/mL) hasta el día 30, después de los cuales se comenzó a suministrar el misidáceo Metamisidopsis insularis (100 ind/L) a los juveniles hasta el final del experimento.

 

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Características de los huevos de Paralabrax dewegeri

El desove ocurrió a 38 ups y 27 ± 1°C en forma espontánea. Los huevos fértiles de P. dewegeri, son esféricos con un diámetro de 0,89 ± 0,02 mm lo cual concuerda con lo señalado por  Cervigón (1991) quien indica que los huevos son pelágicos, con una sola gota de aceite de diámetro de 0,17 ± 0,01 mm y de una tonalidad amarillo-verdosa, con vitelo uniforme y no coloreado, sin apéndices ni membranas adhesivas y transparentes (Fig. 1A). Sin embargo, Butler et al. (1982) reportaron para P. maculatofasciatus un rango de diámetro de huevo de  0,80 a 0,89 mm y diámetro de la gota de aceite de 0,17 mm;  para P. clathratus un diámetro de huevo de  0,94 a 0,97 mm y  para P. nebulifer de 0,94 a 0,97 mm, aunque Rosas et al. (1996) refieren que para la época de  desove los huevos de P. dewegeri tienen un diámetro de 0,80 mm, resultado similares a los obtenidos en el presente estudio.

 

Desarrollo embrionario

Diez minutos después de la fertilización se observó en el polo animal el disco germinativo o blastodisco; la duración de la etapa de división celular se presenta en la Tabla 1  y en la Fig. 1B, 1C, 1D; el estadio de mórula (Fig. 1E) se alcanzó  2 h después de la fertilización; el estado de blástula aparece a las 2 h: 40 min (Fig. 1F); el proceso de gastrulación comenzó a las 3 h: 50 min, produciéndose un engrosamiento en la periferia del disco embrionario a causa de la invaginación de las células germinales. A las 5 h: 50 min las células cubrieron aproximadamente la mitad del vitelo. El proceso de gastrulación finalizó a las 6 h: 50 min al hacerse visible el blastoporo y el escudo embrionario (Fig. 2A); además, fue posible distinguir una porción prominente de vitelo, conocida como tapón de vitelo. Las observaciones antes referidas  concuerdan con las señaladas por Rosas et al. (1996) para P. dewegeri, quienes registraron el estadio de gástrula 6 horas después de la fertilización a 29 ± 1°C.

 

Tabla 1. Cronología del desarrollo embrionario de la vieja Paralabrax dewegeri a 27 ± 1ºC
Table 1. Embryonic development chronology of sea bass Paralabrax dewegeri at 27 ± 1ºC

 

Figura 1. Desarrollo embrionario de Paralabrax dewegeri: A) huevo fertilizado; B) Primera división; C) Cuarta división; D) Quinta división; E) Mórula; F) Blástula
Figure 1. Embryonic development of Paralabrax dewegeri: A) Fertilized egg; B) First cleavage; C) Fourth cleavage; D) Fifth cleavage; E) Morula stage; F) Blastula stage

 

Figura 2. Desarrollo embrionario de Paralabrax dewegeri: A) Gástrula avanzada; B) Neúrula con esbozos de cámaras ópticas; C) Neúrula con vesícula de Kupffer; D) Embrión con cámaras óticas y ópticas; E) Inicio de la pigmentación del embrión; F) Embrión con melanóforos
Figure 2. Embryonic development of Paralabrax dewegeri: A) Advanced gastrula; B) Neurula with early optical capsules;
C) Neurula with Kupffer vesicle;  D) Embryo with auditory and optical capsules;  E) Early embryo pigmentation;  F) Embryo with melanophores

 

A las 7 h: 20 min se observó el escudo embrionario indiferenciado mientras que  a las 7 h: 50 min comenzó a observarse los esbozos de las cápsulas ópticas (Fig. 2B), dando inicio al  estadio de néurula. Rosas et al. (1996) registran este estadio a las 8 horas después de la fertilización. A las 8h: 20 min el escudo embrionario se hizo más grueso comenzando la formación de los cuatro primeros somitas y a las 8h: 50 min se incrementó  de 5 a 7 somitas, observándose además, la vesícula de Kupffer en la posición extrema caudal (Fig. 2C), lo que concuerda con lo observado por Rosas et al. (1996), quienes observaron para la misma especie los primeros somitas y la vesícula de Kupffer a las 9 horas.

A las 9h: 05 min horas a partir de la fertilización se observó bien diferenciada la cabeza de la cola, contándose de 10 a 12 somitas. A las 9h: 35 min, se observó la formación de  las cápsulas ópticas y óticas (Fig. 2D). A las 10 h: 50 min, se inició  el  proceso de pigmentación (Fig. 2E), con pequeños puntos distribuidos a lo largo del cuerpo del embrión. A las 12 horas después de la fertilización se observaron entre 20 y 25 somitas y algunos pigmentos en la gota de aceite, la cual se ubicó entre la cabeza y la cola. A las 12 h: 50 min, la pigmentación fue dispersa dorsolateralmente haciéndose más intensa y extendiéndose desde la parte posterior de la cabeza hasta la región caudal, además de los pigmentos puntiformes, se observaron algunos melanóforos dendriformes en la región cefálica y en la gota de aceite. Igualmente se observó la aleta media primordial, la gota de aceite se ubicó entre la cabeza y la cola. A las 14 horas comenzaron los movimientos periódicos del embrión dentro del huevo, los cuales alternan con momentos de inactividad. Se observaron melanóforos dendriformes en el extremo anterior del embrión y en la mitad de éste; los latidos del corazón tuvieron una frecuencia de 50 a 100 pulsaciones por minuto. A las 15 horas, los embriones estaban cercanos a la eclosión, y los movimientos de la región caudal eran bastante mas amplios. La pigmentación en esos momentos, estuvo representada por 4 - 5 melanóforos dendriformes grandes ubicados en ambos lados del embrión, además de otros sobre la gota de aceite.  A las 16 h: 20 min, a 27 ± 1ºC, las primeras larvas comenzaron a eclosionar.  Esto ocurrió mediante  movimientos bruscos de la región caudal de los embriones, que rompen la membrana coriónica, observándose en pocos instantes un giro de estos sobre sí mismos para salir del huevo por su parte anterior. Rosas et al. (1996) registraron la eclosión de las larvas  de P. dewegeri 13 horas después de la fertilización, a una temperatura de 29 ± 1°C, presentándose una diferencia de 3h: 20 min con relación a la presente investigación la cual se realizó a 27 ± 1ºC, indicándose que a mayor temperatura el tiempo de eclosión es más corto (Cabrera 1993). El tiempo de eclosión registrado en este estudio se encuentra por debajo del informado para otros serránidos, en los cuales la eclosión ocurrió entre las 18 y 21 horas después del desove, a temperaturas de incubación entre 27-30ºC (Tamaru et al. 1996).

 

Desarrollo larval

En la Tabla 2 se presenta un resumen del desarrollo larval de P. dewegeri. Las larvas recién eclosionadas  presentaron una longitud promedio de 1,44 ± 0,07 mm, con un abultado saco vitelino de 0,95 ± 0,03 mm de longitud, equivalente a dos tercios (66%) de su talla; presentaron una gota de aceite, en la parte posterior del saco de  0,18 ± 0,01 mm. Al eclosionar, las larvas permanecieron ligeramente arqueadas. La cabeza sobresalía por delante del saco vitelino. Los ojos aún no estaban pigmentados, definiéndose claramente los lentes ópticos. Rosas et al. (1996) presentaron resultados referentes a la morfometría de la larva recién eclosionada de P. dewegeri, registrando una longitud total promedio de 1,36 mm, la cual es inferior a la obtenida en el presente estudio, pero se ubica dentro del rango de mediciones realizadas. Con respecto a otras especies de la familia Serranidae, como Diplectrum radiale las larvas recién eclosionadas midieron 1,33 ± 0,02 mm (López et al. 2002)  por lo que, como indica Tamaru et al. (1996), las medidas de las larvas de Paralabrax dewegeri se encuentran dentro del rango de tamaños hasta ahora reportados en distintos estudios.

 

Tabla 2. Cronología del desarrollo larval de la vieja Paralabrax dewegeri
Table 2.  Larval development chronology of sea bass Paralabrax dewegeri

 

La aleta embrionaria media o marginal se extiende desde la parte posterior de la cabeza hasta donde se formará el ano, y desde la parte anterior de éste, hasta el saco vitelino. Dorsolateralmente la pigmentación se observó dispersa, haciéndose más intensa en dos bandas, una ubicada transversalmente detrás del saco vitelino y la otra cerca de la porción caudal. Los movimientos de las larvas fueron espasmódicos, intermitentes y no orientados, permaneciendo en suspensión con la cabeza hacia abajo cerca de la superficie del agua y hundiéndose lentamente en posición invertida o diagonal, dejándose arrastrar pasivamente por las corrientes del sistema de aireación de los estanques de cría.

A las 6 horas, las larvas medían 2,18 ± 0,11 mm, el saco de vitelo 0,93 ± 0,03 mm, mientras la gota de aceite mantuvo su tamaño original, ubicándose por debajo de la boca. A las 12 horas tenían una talla media de 2,67 ± 0,09 mm, el saco vitelino comenzó a disminuir de tamaño, midiendo 0,32 ± 0,12 mm, aproximadamente un tercio del tamaño original. La gota de aceite se ubicó por detrás de los lóbulos oculares y de la futura boca. Los melanóforos son más conspicuos en los pliegues de las aletas dorsal y ventral. Se comienza a observar los primeros esbozos del tracto digestivo. Son visibles los rudimentos de las aletas pectorales. La parte caudal de la aleta embrionaria está ligeramente constreñida.

Luego de transcurridas 30 horas las larvas miden 2,64 ± 0,13 mm y su comportamiento cambia, ya no nadan en posición invertida, se agrupan en los 20 cm superficiales de la columna de agua y son muy difíciles de atrapar. Según los resultados obtenidos puede observarse que durante 18 horas aproximadamente las larvas no crecieron; al respecto Martínez-Díaz et al. (2001) indican que el crecimiento es lento en larvas de serranidos durante los primeros 15 días después de las eclosión y, específicamente en Paralabrax  maculatofasciatus, encontraron disminución en el crecimiento (llegando a ser negativo) durante los primeros 4 días después de la eclosión, debido a la reabsorción de las reservas vitelinas y el comienzo de la alimentación exógena, igualmente señalan que patrones de crecimiento similares han sido reportados en otros peces marinos.  El saco de material nutritivo ha disminuido casi a un quinto de su tamaño inicial, midiendo ahora 0,18 ± 0,02 mm. La parte caudal de la aleta embrionaria media está más constreñida. Las aletas pectorales rudimentarias comienzan a desarrollarse. A las 36 horas, las larvas alcanzan un tamaño promedio de 2,75 ± 0,09 mm. La pigmentación es más evidente y los melanóforos se distribuyen irregularmente en las aletas y a lo largo del cuerpo. Los ojos van adquiriendo una notable pigmentación y se hacen iridiscentes a la luz. El aparato digestivo está muy avanzado en su formación, se distingue el primordio del futuro estómago y el corto intestino.

Entre las 48 y 72 h, el material de reserva ha sido reabsorbido completamente. Las larvas miden 2,8 ± 0,12 mm (Tabla 3). La boca es móvil y la mandíbula inferior está perfectamente formada. Se observa la presencia de aletas pectorales, con al menos tres radios. Ojos bien definidos y pigmentados de azul. Las larvas realizan súbitos giros horizontales de 360º y permanecen a media agua cerca de la superficie o cerca del fondo de los recipientes de cultivo. En este momento las larvas  están capacitadas para alimentarse efectuando movimientos natatorios muy activos para capturar a sus presas. A partir de  las 48 horas, se detectó en el contenido estomacal de larvas sacrificadas la presencia de mastax, indicativo de que las larvas están consumiendo el alimento (rotíferos) suministrado  (Cabrera 1993).

Al tercer día después de la eclosión el comportamiento de alimentación es evidente. Ojos bien pigmentados. La vejiga natatoria comienza a formarse. La pigmentación en la región periférica disminuye. Una hilera de melanóforos está presente a lo largo tanto del borde dorsal como del borde ventral de los miotomos. Las fotografías desde el momento de la eclosión hasta el tercer día de desarrollo larval no se presentan debido a fallas técnicas con el equipo fotográfico utilizado.

 

Tabla 3. Longitud total promedio (LT) (mm) y su desviación estándar (DE) durante el desarrollo larval de
Paralabrax dewegeri
Table 3.  Mean total length (LT) (mm) and standard deviation (DE) during Paralabrax dewegeri larval development

 

Al cuarto y quinto día después de la eclosión (Fig. 3A), las larvas presentaron cinco cromatóforos a nivel medio de la láminas pectorales. La reflexión de los lentes ópticos es perceptible y las larvas muestran una intensa actividad alimenticia.  Para el sexto y séptimo día (Fig. 3B), presentaron una longitud promedio de 3,7 ± 0,25 mm (Tabla 3). Se puede detallar las  regiones oromandibular y opercular,  notándose el desarrollo de los arcos branquiales. Las láminas pectorales están bien desarrolladas. Para el octavo y noveno día, las larvas no aumentaron significativamente de talla con respecto a las mediciones anteriores. Se observa completamente formada la región craneal, notándose incluso, las espinas de los opérculos. Se empieza a formar el pedúnculo caudal. Numerosos melanóforos en las láminas pectorales.

Para el décimo día, las larvas presentaron una longitud promedio de 3,86 ± 0,78 mm (Tabla 3; Fig. 3C). Comenzó la formación de los primeros esbozos de la aleta dorsal a partir de la aleta embrionaria media. Abundante pigmentación en las aletas pectorales. La aleta caudal se hace más diferenciada. El cuerpo se hace transparente y se hace visible el contenido del estómago.

A partir del día 10 se inició el suministro y consumo de nauplios de Artemia spp. Para el día 11 las aletas embrionarias dorsal y anal se separan de la aleta embrionaria caudal.  Los días 12 y 13 presentaron una longitud promedio de 3,89 ± 1,01 mm (Fig. 3D). La aleta embrionaria caudal está separada de las aletas embrionarias dorsal y anal, y presentan los radios en desarrollo, aletas pélvicas en formación. Para el día 12 se comenzó a flexionar el notocordio y a formarse los radios de la aleta caudal.

 

Figura 3. Larvas de Paralabrax dewegeri según edad después de la eclosión: A) De cinco días; B) De siete días; C) De diez días; D) De doce días; E) De catorce días; F)  De quince días, flexión del notocordio
Figure 3. Paralabrax dewegeri larvae according to age after hatching: A) Five days old; B) Seven days old; C) Ten days old;
 D) Twelve days old; E) Fourteen days old;  F) Fifteen days old, notochord flexion

 

Los días 14 y 15, las larvas presentaron una longitud promedio de 5,39 ± 0,28 mm (Tabla 3); se observaron claramente las dos primeras espinas de la aleta dorsal y continuó la formación de radios en las demás aletas (Fig. 3E, 3F). Se completó la flexión del notocordio. Las larvas nadan más rápidamente formando círculos durante el día y lentamente a contra corriente durante la noche. Los días 16 y 17 las larvas presentaron una longitud promedio de 6,11 ± 0,38 mm. Aletas caudal, anal y dorsal formadas (Fig. 4A, 4B). Larvas muy activas que reaccionan con movimientos súbitos, al agregarse alimento. Los días 18, 19 y 20, presentaron una longitud promedio de 9,07 ± 0,42 mm (Fig. 4C, 4D), esqueleto claramente osificado, comienza a aparecer la pigmentación definitiva de los peces. El día 23 se observó el comienzo de la formación de escamas, se inició la etapa de metamorfosis. Las larvas de 30 días de eclosionadas (Fig. 4E) presentaron mucha resistencia al manipuleo; la longitud promedio fue de 13,97 ± 0,57 mm (Tabla 3), el cuerpo se cubrió completamente de escamas,  y apareció  la línea lateral. El día 50 (20 días después de completada la metamorfosis) los ejemplares en fase juvenil presentaron una longitud total  de 32,56 ± 5,02 mm, y una longitud estándar de 27,26 ± 4,26 mm (Fig. 4F).

 

Figura 4. Larvas de Paralabrax dewegeri según edad después de la eclosión: A) De diecisiete días, osificación avanzada; B) Aleta dorsal con espinas y radios; C) De 19 días; D) Aleta caudal bien desarrollada; E)  Juvenil de 30 días; F) Juvenil de 50 días
Figure 4. Paralabrax dewegeri larvae according to age after hatching: A) Seventeen days old larva showing advanced ossification; B) Dorsal fin with spines and rays; C) Nineteen days old larva; D) Caudal fin advanced formation; E)  Fifty days old Juvenile; F) Fifty days old juvenile

 

 

CONCLUSIONES

Los huevos fertilizados de Paralabrax dewegeri son típicos de especies pelágicas, esféricos, transparentes, pelágicos, lisos, con un diámetro promedio de 0,89 ± 0,02 mm, con una sola gota lipídica de 0,19 ± 0,01 mm de diámetro.

La eclosión de las larvas con una longitud promedio de 1,44 ± 0,07 mm ocurrió a las 16h: 20 min después de fertilizados los huevos, a  27 ± 1ºC.

La flexión del notocordio de las larvas se inició el día 12 y finalizó el día 15, con una longitud larval promedio de 5,39 ± 0,28 mm, completándose la escamación el día 30 (fin del período larval); los juveniles sobrevivieron 20 días después de la metamorfosis.

 

LITERATURA CITADA

Butler JL, HG Moser, GS Hageman & LE Nordgren. 1982. Developmental stages of three Californian sea basses (Paralabrax, Pisces: Serranidae). California Cooperative Oceanic Fisheries Investigation Reports 23: 252-268.         [ Links ]

Cabrera T. 1993. The nutritional value of live feeds and egg quality on the larval growth and survival of flounder (Paralichthys olivaceus Temminck et Schlegel). Ph D. Thesis Department of  Fisheries Biology, University of Pusan. Pusan, South Korea. 194 pp.        [ Links ]

Cervigón F. 1991. Los peces marinos de Venezuela. Fundación Científica de Los Roques. Caracas, Venezuela. 1: 355-356.        [ Links ]

Fischer W. 1978. FAO. Species identifications sheets for fishery purpose. Western central Atlantics (Fishing area 31. IV-V),  Rome, Italy.        [ Links ]

Hussain  N, S Akatsu & C El-Zahr. 1981. Spawning, egg and early larval development, and growth of Acanthopagrus cuvieri (Sparidae). Aquaculture 22: 125-136.        [ Links ]

Kendall AW, Jr. 1979. Morphological comparisons of North American sea bass larvae (Pisces: Serranidae). NOAA Technical Report, NMFS Circular 428, 50 pp.        [ Links ]

Kendall AW Jr, EH Ahlstrom & HG Moser. 1984. Early life history stages of fishes and their characters. En: Moser HD, Richards M, Fahay A & S Richardson (eds) Ontogeny and Systematics of Fishes. pp. 11-22. American Society of Ichthyologist and Herpetologists, Lawrence, Kansas.          [ Links ]

López P, J Rosas, A Velásquez, T Cabrera & C Maneiro. 2002. Desarrollo embrionario y larval del bolo Diplectrum radiale Quoy y Gaimard, 1824 (Pisces: Serranidae). Revista de Biología Marina y Oceanografía 37 (2): 127-137.        [ Links ]

Manrique R. 1988. Inducción a la puesta, desarrollo embrionario y prelarval  de la yuqueta, Diplectrum formosum (Linnaeus: 1766). Trabajo de Maestría, Universidad de Oriente,  Cumaná, Venezuela, 98 pp.        [ Links ]

Martínez - Díaz  S F, R Martínez-Pecero, M O Rosales-Velásquez, R Alvarado-Castillo, H Pérez-España & J W Jr. Tucker. 2001. Voluntary spawning, early development, and completion of the life cycle of spotted sand bass Paralabrax maculatofasciatus in the laboratory. Journal of the World Aquaculture Society 32 (1): 122-137.        [ Links ]

Parra de Loré B. 1992. Análisis del contenido estomacal y hábitos alimenticios de Paralabrax dewegeri (Pisces: Serranidae) de los alrededores de la Isla de Cubagua y Punta de Araya, Venezuela. Boletín del Instituto Oceanográfico 31 (1- 2): 73-89.        [ Links ]

Parra de Loré B. 1994. Aspectos biométricos de Paralabrax dewegeri (Pisces: Serranidae) de los alrededores de la Isla de Cubagua y Punta de Araya, Venezuela. Boletín del Instituto Oceanográfico 33 (1- 2): 101-112.        [ Links ]

Rosas J, T Cabrera & J Millán. 1996. Inducción al desove de peces marinos utilizando hormona gonadotropina coriónica humana. En: Creswell RL (ed) Proceedings of the 49th Gulf and Caribbean Fisheries Institute 49: 46-51.        [ Links ]

Tamaru C, C Carlstrom-Trick, W FitzGerald & H Ako. 1996. Induced final maturation and spawning of the marbled groupers Epinephelus microdon captured from spawning aggregations in the Republic of Palau, Micronesia. Journal of World Aquaculture Society 27 (4): 363-372.        [ Links ]

Recibido en mayo de 2003  y aceptado en abril de 2004

 

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons