SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número28Tryno MALDONADO. Temporada de caza para el león negroStuart BROCK & Edwin MARES. Realism and Anti-Realism índice de autoresíndice de assuntospesquisa de artigos
Home Pagelista alfabética de periódicos  

Serviços Personalizados

Journal

Artigo

Indicadores

Links relacionados

  • Em processo de indexaçãoCitado por Google
  • Não possue artigos similaresSimilares em SciELO
  • Em processo de indexaçãoSimilares em Google

Compartilhar


Alpha (Osorno)

versão On-line ISSN 0718-2201

Alpha  n.28 Osorno jul. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-22012009000100019 

ALPHA Nº 28 Julio 2009 (260-263)

RESEÑA

Alberto BLEST GANA. Durante la reconquista. Edición dispuesta y anotada por Iván Jaksic y Juan Durán Luzio. Santiago de Chile: Universitaria, 2009.


Lo que podríamos denominar como "la cuestión palpitante" en el ámbito cultural de la primera mitad del siglo XIX fue, sin duda, la urgencia por encontrar un modo de expresión que diera cuenta de las nuevas circunstancias y formas de vida del país y del continente.

La pasión de ese debate conducía, naturalmente, a una radicalización de los términos y a la consiguiente atenuación de los matices, algo que suele caracterizar, a menudo, todo debate ideológico sobre asuntos fundamentales. Uno de los términos del rechazo era la herencia literaria hispánica, cuyos sesgos negativos generaban, aquí, ese impulso de búsqueda de originalidad. Los conocidos principios expuestos por José V. Lastarria al incorporarse a Sociedad Literariaen 1842 lo indican claramente: "...muy poco tenemos que imitar: nuestra literatura debe sernos exclusivamente propia, debe ser enteramente nacional". Y agrega que los americanos tienen la necesidad imperiosa de "ser originales en la literatura".

En este punto, es ilustrativo comparar ese radicalismo de Lastarria —explicable y fecundo en su hora— con lo que escribió Alberto Blest Gana diecisiete años después. En 1859 apareció en Semanasu artículo "De los trabajos literarios en Chile" en el cual, con tono más moderado, señala algunas de las tareas que deberían asumir los intelectuales de su tiempo. En un pasaje central de ese breve ensayo dice que en una sociedad no preparada todavía para oír a sus trovadores y novelistas, son éstos los que han debido inspirarle a esa sociedad el gusto por tan hermosa ocupación. Es una idea novedosa y cuya validez ha tenido una larga vigencia, en la medida en que es efectivo que el escritor es quien puede crear a su público. Y porque todo esfuerzo en ese campo es necesario, Blest Gana se adelanta a exaltar "la dignidad de los talentos secundarios", al paso que le parece una presunción excesiva la exigencia de una "completa originalidad". El lector de la época habrá advertido, enseguida, que esas palabras se dirigían también a Lastarria, su inmediato antecesor en la manifestación de estas ideas.

Con mayor detenimiento y profundidad, Blest Gana volvió a reflexionar sobre la literatura chilena en su discurso de incorporación a la Facultad de Humanidades de la Universidad de Chile, el 3 de enero de 1861. Fue una exposición de notables alcances por cuanto tiene que ver con el debate de 1842. Aunque no lo mencione, Blest Gana define su opción entre originalidad y tradición al declararse partidario de una literatura ecléctica: "...quisiéramos ver que la poesía y la novela revistiesen el ropaje de la originalidad, al propio tiempo que buscasen su inspiración en el estudio de los numerosos y acabados modelos que la literatura antigua y moderna de Europanos ofrece". Igualmente sustantivas nos parecen sus reflexiones sobre la novela, ya que tienen tan inseparable relación con lo que era y sería su práctica creadora. Se impone entonces, aquí, la cita de un fragmento muy revelador del discurso. Después de haber señalado los tres géneros de novela que reconocía (de costumbres, histórica y fantástica), cuyo cultivo podía "prestar eminentes servicios a las letras nacionales", dice que

Al manifestar predilección por la novela de costumbres, estamos muy lejos de atribuir menos mérito a la histórica [...] Sin remontarnos al eterno batallar de la conquista, encontramos en los fastos de la guerra de la independencia variadas e interesantes peripecias, heroicas acciones, escenas animadas, que el novelista puede combinar con felicidad para la ejecución de amenísimas novelas, [...] No pensamos lo mismo de la novela o cuento fantástico.


 

 


Resulta imposible no ver en aquella referencia a los "méritos de la novela histórica" algo más que un esbozo de la novela que publicaría en 1897.

No para los estudiosos de Blest Gana, pero sí para los lectores poco familiarizados con los textos programáticos citados, estas ideas del autor resultarán muy llamativas por lo tempranero de su formulación: entre 1859 y 1861 Blest Gana no había dado a conocer todavía sus obras principales, como Martín Rivas (1862) o El ideal de un calavera (1863) aunque estaba ya próximo a hacerlo; pero aún faltaban muchos años para El loco estero (1909) y para que diera cumplimiento a su propósito de considerar un tema histórico capital, como lo hizo en Durante la reconquista (1897). Es cierto que el clima de la época orientaba en la dirección de un realismo crítico a los escritores hispanoamericanos: basta pensar en importantes coetáneos de Blest Gana, como José Tomás de Cuéllar e Ignacio Manuel Altamirano en México o en el Río de Plata respectivamente, pensar en los poetas gauchescos y, sobre todo, en José Hernández, cuyo inolvidable personaje invocaba hacia el final del famoso poema la necesidad de "cantar/en cosas de fundamento". Y "cosas de fundamento" fueron las que se propuso y llevó a cabo nuestro novelista mayor en sus animados estudios sociales y en el vasto cuadro histórico que desplegó en Durante la reconquista.

Es oportuno acercar las ideas contenidas en el artículo de 1859 y en el Discurso de a sus novelas futuras, porque tal relación muestra la coherencia de su conducta intelectual. En efecto, Blest Gana definió con gran claridad las tareas del escritor de su tiempo y las asumió como una suerte de misión. Durante la reconquista es una prueba admirable de esa conducta.

La breve relación anterior tiene la finalidad de insinuar el contexto literario-cultural en el cual se produjo la novela histórica más importante del siglo XIX y, tal vez, de nuestro entero proceso literario; pero, sobre todo, quiere ser una palabra "liminar" para la nueva edición de Durante la reconquista dispuesta y anotada por Iván Jaksic y Juan Durán Luzio y una invitación a la relectura de esta obra en un momento tan significativo como es el Bicentenario de Independenciade Chile.

Lo primero que debe destacarse es que se trata de una edición motivadora y orientadora, al mismo tiempo, gracias a las oportunas y necesarias informaciones que esclarecen lo que podrían ser referencias de época o del lenguaje algo oscuras o distanciadas para el lector de hoy.

Jaksic y Durán Luzio son escritores y estudiosos de reconocida sabiduría en las disciplinas históricas y literarias, como lo han podido apreciar desde hace años sus lectores de Chile y de Hispanoamérica: no es azaroso, por ejemplo, que ambos hayan dedicado a la personalidad fundadora de Andrés Bello investigaciones valoradas con justicia en muchos lugares por su novedad y por su rigor. Ahora han combinado con acierto ese apreciable saber y ese fervor por el conocimiento de nuestro pasado en torno a un meritorio propósito: el de entregar una edición de Durante la reconquista anotada con claridad, precisión y economía infrecuentes en trabajos de esta naturaleza. Tales ilustraciones históricas y léxicas favorecen con plenitud la mejor inteligencia de esta novela del noble autor que quiso, desde su juventud, establecer y cifrar su obra "en el estudio de la naturaleza, en el del hombre colectivamente considerado" y cantar "las glorias del pasado, las alegrías o tristezas del presente y las esperanzas del porvenir".

 

Pedro Lastra

Universidad del Estado de Nueva York-Stony Brook (USA), Res.: Augusto Villanueva 391 Dpto. 12, Ñuñoa, Santiago (Chile).
brimar21@hotmail.com

Creative Commons License Todo o conteúdo deste periódico, exceto onde está identificado, está licenciado sob uma Licença Creative Commons