SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número1Impacto de la Declaración Universal de Principios Éticos Para Psicólogas y PsicólogosAcerca de la Metodología de Investigación en la Historia de la Psicología índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Psykhe (Santiago)

versión On-line ISSN 0718-2228

Psykhe vol.23 no.1 Santiago mayo 2014

http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.23.1.527 

2014, Vol. 23, 1, 1-11 doi:10.7764/psykhe.23.1.527

SERIE HISTORIA DE LA PSICOLOGIA EN CHILE

Sergio Yulis: Pasado y Presente del Enfoque Conductual en Chile

 

Sergio Yulis: Past and Present of the Behavioral Approach in Chile

 

Vanetza E. Quezada*, Álvaro Vergés**, Mario A. Laborda*

* Universidad de Chile

** University of Missouri


Se describen y analizan detalles de la vida personal, académica y profesional de Sergio Yulis, precursor del enfoque conductual en Chile, con el objetivo de comprender el pasado y presente de dicha aproximación y dar a conocer su legado a la psicología chilena. Se realizó una revisión exhaustiva de sus artículos, publicaciones acerca de él y entrevistas para conocer la opinión de sus familiares, colegas y amigos. Los hechos son analizados a la luz de los acontecimientos ocurridos durante el período de la dictadura militar chilena (1973-1990), cuyo impacto en el mundo político y social se vio también reflejado en el ámbito académico y, en particular, en el debilitamiento progresivo del enfoque conductual en Chile. Los principales aportes de Sergio Yulis fueron su estilo de abordar el conocimiento en psicología desde un prisma estrictamente científico, su rigurosidad como docente, mentor, profesional e investigador y su capacidad de traducir los hallazgos de la investigación en hechos clínicamente relevantes.

Palabras clave: Sergio Yulis, historia, psicología, enfoque conductual, dictadura


The article describes and analyzes the personal, academic, and professional life of Sergio Yulis, pioneer of the behavioral tradition in Chile, in order to understand the past and present of this approach and to disseminate Yulis’ legacy in Chilean psychology. A thorough review was conducted of his articles, publications about him, and interviews with his relatives, colleagues, and friends. The events are analyzed in the light of the military dictatorship in Chile (1973-1990) which had an impact not only in political and social areas, but also in academia, as was the case in the weakening of the behavioral approach during this period. Sergio Yulis’ main contributions were his purely scientific approach to psychology, his rigorous work as teacher, mentor, professional, and researcher, and his ability to translate research findings into clinically relevant tools.

Keywords: Sergio Yulis, history, psychology, behavioral approach, dictatorship


 

Sergio Yulis introdujo el enfoque conductual en la enseñanza de la psicología en Chile cuando, luego de cursar estudios de postgrado en el extranjero, comenzó a ejercer como docente en las dos universidades que impartían la carrera de psicología en el momento, a saber, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Chile. Su particular estilo de abordar la psicología como una disciplina científica, motivado por conocer los determinantes del comportamiento y disminuir el dolor del ser humano y la sociedad, hicieron de él una figura fundamental en la historia de la psicología en Chile y Latinoamérica, siendo su legado destacado en numerosas publicaciones nacionales y extranjeras (e.g., Ardila, 2004; Busto, 1990, 2000; Cruz, 1981; Montesinos, 2000; Vera-Villarroel, Montesinos & Prieto, 2006, 2010).

En este artículo se describen algunos fragmentos de la trayectoria biográfica y se analiza la obra de Sergio Yulis en base a una revisión exhaustiva de sus artículos, publicaciones sobre él y la opinión de sus familiares, colegas y amigos, con el objetivo de dar a conocer su legado para la psicología, en tanto disciplina científica, y aportar a la comprensión del devenir histórico y el estado actual del enfoque conductual en Chile. También se consideraron escritos y opiniones sobre los hechos ocurridos durante la dictadura militar chilena, evento que, junto con afectar su vida personal y familiar, tuvo un importante impacto en el proyecto académico y profesional de Sergio Yulis y, por tanto, en el desarrollo del enfoque conductual en el país.

La mayoría de las opiniones vertidas en este artículo fueron recogidas a través de entrevistas realizadas por los autores a su hija Claudia Yulis (C. Yulis, comunicación personal, Julio 28, 2008, Mayo 21, 2012, Noviembre 18, 2012), a una de sus principales discípulas, la psicóloga clínica, fundadora y actual Directora Docente del Instituto Ikastola Sergio Yulis, Mirentxu Busto (M. Busto, comunicación personal, Julio 23, 2008, Agosto 21, 2013) y a su colega y amigo, el psicólogo social Julio F. Villegas (J. F. Villegas, comunicación personal, Julio 10, 2008). Adicionalmente se realizaron comunicaciones personales con su esposa, Frida Kaplan y con el psicólogo conductual Jorge Luzoro, quien se desempeñó como académico en la Pontificia Universidad Católica de Chile y fue Director del Departamento de Psicología de la Universidad de Chile (1997-1999).

Luego del trabajo realizado, los autores destacan el sello científico que Sergio Yulis imprimió a la psicología como disciplina en el país, lo que inspira, a más de 30 años de su muerte, el futuro desarrollo del enfoque conductual en Chile.

Vida Personal y Política

Sergio Yulis Nemirovsky nació el 28 de Julio de 1936 en Santiago de Chile. Sus padres eran de origen judío. Su padre, Miguel Yulis, nació en Besarabia y su madre, Ana Nemirovsky, nació en Odessa, ciudad portuaria que posterior a la Revolución Bolchevique de 1917 llegó a ser la República Soviética de Odessa y, más tarde, la capital de la República Soviética Socialista de Besarabia. Posteriormente estas fueron absorbidas por la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). De su madre se sabe que llegó a Chile en 1917 escapando de los pogroms (ataques a los judíos en la ex URSS). No hay claridad en relación a la fecha y causa de la llegada de su padre (C. Yulis, comunicación personal, Noviembre 18, 2012).

Su educación primaria la llevó a cabo en el Instituto Hebreo (1944-1947) y la educación secundaria en el Liceo Manuel Barros Borgoño (1948-1953). Estudió psicología en la Universidad de Chile (1958-1962) y, entre los años 1959 y 1961, estudió filosofía en la misma Universidad (Yulis, s.f.). Se casó con Frida Kaplan Birnbaum en 1961, año en el cual ella estaba terminando su Tesis para optar al título de Psicóloga en la Universidad de Chile. Al igual que Sergio Yulis, Frida Kaplan era de origen judío: su madre, Rosa Birnbaum, nació en Polonia y su padre, Isaac Kaplan, nació en Lituania. Ambos llegaron a Chile en años previos a la Segunda Guerra Mundial (C. Yulis, comunicación personal, Noviembre 18, 2012).

Sergio Yulis y Frida Kaplan eran parte del movimiento Hashomer Hatzair, cuyo objetivo era integrar y educar a los jóvenes judíos hacia un profundo sentimiento de identidad con su pueblo, lo que los llevó a Israel en años distintos a hacer pasantías de un año de duración, financiadas por becas para el entrenamiento de líderes juveniles del pueblo israelí (Dubrovsky & Harris, 1980).

Su primer hijo, Julio, nació en 1963 y falleció producto de un accidente automovilístico a los 29 años de edad. En 1965 nació Isaac y en 1966 nació en Estados Unidos su hija menor, Claudia (C. Yulis, comunicación personal, Mayo 21, 2012).

En concordancia con los testimonios de los entrevistados para este artículo, Cruz (1981) resume en el siguiente párrafo la faceta más íntima de Sergio Yulis:

A los que tuvimos la suerte de contarlo entre nuestros amigos lo supimos generoso, dedicado con ternura a su esposa y sus tres hijos, amante de la lectura y la buena música, apasionado por la historia y la política internacional, promotor del diálogo y el debate amistoso alrededor de una mesa bien servida, hincha de nuestro fútbol latinoamericano, líder innato, gozador de la vida… (p. 317)

En 1965 Sergio Yulis obtuvo la Beca Fulbright para cursar el Doctorado en Psicología Clínica del Departamento de Psicología de la Universidad de Iowa, Estados Unidos, obteniendo su maestría en 1967 y el grado de Doctor en 1968. Poco después de recibir su grado de Doctor, fue nombrado Profesor Asistente en la Universidad de Iowa y llegó a ser Director del Servicio Psicológico de la Clínica de Salud Mental de Norristown, Pensilvania (Dubrovsky & Harris, 1980).

En el aspecto político, Sergio Yulis no militaba formalmente en ningún partido; no obstante, era de tendencia socialista (C. Yulis, comunicación personal, Mayo 21, 2012). Tenía una particular preocupación por los aspectos políticos y sociales, lo que se evidenció en su activa participación en el gobierno de la Unidad Popular (J. F. Villegas, comunicación personal, Julio 10, 2008), algo que, según Montesinos y Ugalde (1983), era común a la mayoría de los conductistas chilenos de la época, quienes se alineaban con el gobierno del Presidente Salvador Allende. Al respecto, Julio F. Villegas relata que, mientras Yulis fue Director de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica, creó el Departamento de Psicología Social y gestionó un convenio con el gobierno para capacitar a los jueces del Consejo Nacional de Menores, con el objetivo de que estos lograran comprender el comportamiento de los jóvenes inmersos en situaciones irregulares. Del mismo modo, Sergio Yulis impulsó una serie de cursos y seminarios que se llevaron a cabo en las minas Sewell y Caletones, a propósito de las huelgas para exigir la nacionalización del cobre, cuya ley se promulgó el 16 de Julio de 1971. En ambas instancias Sergio Yulis se preocupó de realizar un trabajo serio que permitiera posicionar a la psicología como una disciplina de prestigio y respeto.

Es importante destacar que la preocupación de Sergio Yulis por los aspectos políticos y sociales no aminoró su capacidad productiva en el ámbito académico. Mirentxu Busto recuerda que Sergio Yulis decía que “las personas que tenían el privilegio de estar en la universidad debían abocarse a ser buenos profesionales de izquierda y (…) aprovechar dicho privilegio como una fuente para el país” (M. Busto, comunicación personal, Julio 23, 2008).

Vida Académica y Profesional en Chile

Yulis introdujo el conductismo en los espacios académicos y específicamente en el proceso de enseñanza de la carrera de psicología en Chile, cuando a su regreso en 1969 (luego de sus estudios de postgrado en Estados Unidos) incorporó la terapia conductual en los cursos de psicoterapia en las entonces dos únicas escuelas de psicología existentes en el país (Vera-Villarroel et al., 2006, 2010), creando así un nicho para el desarrollo y la proliferación del enfoque conductual.

Previamente, el psiquiatra Sergio Peña y Lillo aplicó la técnica de desensibilización sistemática en pacientes con trastornos de características fóbicas (Peña y Lillo, De la Graza & Figueroa, 1966; Peña y Lillo & Guilbert, 1970), sin embargo, de acuerdo al análisis realizado por Vera-Villarroel et al. (2006), sus trabajos permanecieron más bien restringidos al ámbito clínico y psiquiátrico. Del mismo modo, la investigación experimental del comportamiento estaba ya presente en el país antes de que Yulis promoviera las aplicaciones clínicas del estudio de la conducta, esto en manos de pioneros como Teresa Pinto-Hamuy, María de los Ángeles Saavedra y Guy Santibáñez (Montesinos & Ugalde, 1983), quienes desarrollaron líneas de investigación básica en el Laboratorio de Psicofisiología de la Universidad de Chile (para una revisión histórica del trabajo básico de laboratorio desde los inicios de la disciplina en el país, ver Miguez, Betancourt & Vera-Villarroel, 2010).

En 1970, a través de una votación en que participaron académicos, estudiantes y funcionarios, Sergio Yulis fue electo Director de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, cargo que le permitió incorporar el método científico a través de la enseñanza de la psicología experimental en los primeros años de la carrera (Busto, 1990; M. Busto, comunicación personal, Julio 23, 2008), en una escuela que había adquirido una fuerte impronta fenomenológica y psicoanalítica durante la permanencia en el cargo de Director del sacerdote jesuita Hernán Larraín, durante los años 1957 y 1962 (Bravo, 2004, 2013). Desde 1970 y hasta Diciembre de 1973 fue también miembro del Claustro Pleno de la Pontificia Universidad Católica de Chile (Yulis, s.f.), el más alto cuerpo normativo de la Universidad.

Entre los años 1970 y 1973, paralelamente a su permanencia como Director de la Escuela de Psicología, Yulis fue profesor de la asignatura Técnicas de Tratamiento Psicológico en la Universidad de Chile y en la Pontificia Universidad Católica de Chile, profesor de Entrenamiento Avanzado en Psicoterapia en un programa de postdoctorado dictado en conjunto por la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de Chile y el Colegio de Psicólogos de Chile, y profesor invitado de un programa conjunto de la Organización de Estados Americanos y la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile para entrenar expertos en salud pública (Cruz, 1981; Dubrovsky & Harris, 1980; Yulis, s.f.).

Busto (1990) y Villegas (comunicación personal, Julio 10, 2008) recuerdan a Sergio Yulis como un hombre de apariencia sencilla y muy lejana al tono depresivo aconsejado para los psicólogos clínicos de aquella época, responsable y exigente como docente, pero a la vez cercano en lo personal. Sergio Yulis impresionaba por su valorización y compromiso con la disciplina psicológica y, por tanto, por su orgullo de ser psicólogo. Era capaz de presentarse frente a un auditorio y hacer sentir que la psicología era una disciplina tanto o más respetable que las demás en tanto ciencia. Sergio era un hombre controvertido, con posiciones definidas y claramente expuestas; no obstante, en palabras de Cruz (1981), “quien lo encontrara en la arena de la polémica veía siempre un contrincante calmado, racional y de una rara claridad expositiva” (p. 316).

Como terapeuta, Yulis es descrito por Busto (2000) como auténtico y natural en la expresión de emociones que se iban produciendo al interior de la terapia, al mismo tiempo que dominaba la situación. Utilizaba en la terapia las herramientas que le proveía la investigación, consciente de la necesidad de ser un especialista con claridad de su capacidad de acción así como de sus limitaciones. Argumentaba en contra de la neutralidad del terapeuta en tanto persona con valores, no así en relación a la neutralidad ética de la ciencia. Como terapeuta conductual, Yulis planteaba que se debía trabajar con y en el ambiente mismo, lo que lo llevó a desarrollar intervenciones que le permitían conocer a sus pacientes y sus relaciones, más allá del encuadre clínico clásico que para él no era un espacio físico determinado, sino un “límite relacional” (Busto, 2000, p. 187).

Su visión de la terapia se encuentra claramente resumida en un artículo publicado en la Revista Latinoamericana de Psicología (Yulis, 1974), donde expuso los fundamentos epistemológicos y teóricos de la terapia del comportamiento, su aplicación práctica y las técnicas que se crearon dentro de este marco. Basándose en una extensa revisión de la literatura de la época, Yulis planteó que la terapia del comportamiento constituye una revolución en psicología y que su ámbito de aplicación es cada vez más extenso. Del mismo modo, abordó las críticas que había recibido la terapia comportamental hasta ese momento y sus perspectivas futuras. En especial, respondió a la crítica de que la terapia conductual concibe al ser humano como una máquina, argumentando que en ella “los valores tanto del terapeuta como del paciente juegan un rol importante” y que “no existe razón valedera para suponer que los terapeutas del comportamiento sean menos ‘humanistas’ que los terapeutas de cualquier otra orientación” (p. 393). En este artículo Sergio Yulis hizo explicita su postura respecto al estatus científico de la psicología y, por tanto, de la terapia del comportamiento, comprendiendo su objeto de estudio como un fenómeno natural y sujeto a leyes. En este sentido, sus planteamientos son consistentes con el conductismo de Watson (1913), quien intentó posicionar a la psicología como una ciencia natural, proponiendo una revisión del objeto de estudio y del método de la disciplina en una época en que se la trataba como el estudio de la experiencia consciente. De este modo, Sergio Yulis renunció a la psicología animista para ceñirse al estudio del comportamiento de los organismos en interacción con su ambiente, reconociendo la importancia para la práctica clínica de los avances en psicología experimental y especialmente de la investigación básica sobre procesos de aprendizaje clásico (Pavlov, 1927) y operante (Skinner, 1953).

Sergio Yulis (1974) enfatizó en sus escritos la importancia del método, lo que le permitió incorporar en su modelo psicológico a los procesos cognitivos o mediacionales, en la medida en que se dispusiera de las técnicas y herramientas adecuadas para dilucidar su rol en el comportamiento (Yulis, 1982). Esto, según Busto (comunicación personal, Agosto 21, 2013), representa otro de los avances que Yulis trajo a Chile: la entrada a lo cognitivo desde una perspectiva científica.

Investigación

La memoria para optar al título profesional de Psicólogo en la Universidad de Chile de Sergio Yulis se denominó “Estudio Biotipológico de la Homosexualidad Masculina” (Barreiro & Yulis, 1962) y fue patrocinada por los psiquiatras Fernando Oyarzún P. y Carlos Whiting D’Andurain. Oyarzún es quien desarrolló la corriente clínico-antropológica que “promovía la personalización del acto médico” (Oyarzún & Silva, 2009, p. 151), influenciado fuertemente por Armando Roa (maestro fenomenológico) y por Ignacio Matte (maestro psicoanalítico). Este último también fue formador de Whiting, quien fue socio fundador y Presidente de la Asociación Psicoanalítica Chilena (Pualuan & Gomberoff, 1994). Cabe señalar que en el estudio de Barreiro y Yulis (1962) la homosexualidad es concebida como una enfermedad mental, tal como lo era en la época y hasta 1974, cuando el DSM-II elimina de su lista oficial de alteraciones mentales a la homosexualidad (Caponi, 1987; Spitzer, 1981; Stoller et al., 1973), situación que dista de su conceptualización moderna desde la evidencia de la disciplina psicológica y psiquiátrica (Drescher, 2012). Lo mismo cabe decir de la teoría testeada en el estudio, la teoría biotipológica de la personalidad propuesta por Sheldon y Stevens (1942), pues en la actualidad las teorías de la personalidad basadas en la constitución física de las personas no tienen suficiente sustento empírico (e.g., Pailhez & Bulbena, 2010).

Aun cuando con el tiempo Yulis cambió su marco teórico de referencia a las teorías conductuales, su trabajo de Tesis se puede considerar el preámbulo del desarrollo de una línea de investigación por la cual mantuvo un firme interés durante toda su carrera, el estudio del comportamiento sexual y de la etiología y tratamiento de sus trastornos. Lo anterior es visible al revisar sus publicaciones y escritos, así como lo que se ha escrito sobre él. No obstante, sus intereses fueron diversos, preocupado del tratamiento de los trastornos de ansiedad, desarrollo y divulgación de la terapia conductual y temas transversales a diversos tratamientos psicológicos. Gran parte de sus hallazgos sobre terapia conductual pueden encontrarse en revistas de circulación internacional y de alto impacto en la disciplina en la actualidad.

Durante su estadía en el Departamento de Psicología de la Universidad de Iowa, y como parte de su Tesis para obtener el grado académico de Doctor, Yulis realizó una serie de estudios en los que evaluó la relación entre los errores cometidos en la forma Canter Background Interference Procedure (BIP) del test Gestáltico de Bender (para más detalle sobre este test, revisar Bender, 1938/2003) y la inteligencia (Yulis, 1969a), así como también el efecto del aumento de los niveles de activación en la ejecución en la forma BIP entre sujetos normales y con daño orgánico (Yulis, 1969b, 1970). En el mismo período publicó junto a Donald Kiesler un artículo en el prestigioso Journal of Consulting and Clinical Psychology (Yulis & Kiesler, 1968), titulado “La Respuesta de Contratransferencia Como una Función de la Ansiedad del Terapeuta y del Contenido del Habla del Paciente”, en el cual alude a la contratransferencia como cualquier sentimiento o actitud del terapeuta en relación a un paciente. Dicho artículo reporta los hallazgos de una investigación en la que se comparan las interpretaciones de 12 terapeutas con altos niveles de ansiedad con las de 12 terapeutas que presentaban bajos niveles de ansiedad, escuchando las grabaciones de tres pacientes cuyos discursos tenían un contenido sexual, agresivo y neutral, respectivamente. Los resultados indican que los terapeutas con baja ansiedad pueden llegar a estar más personalmente involucrados con sus pacientes (mostrando menos contratransferencia) que aquellos con altos niveles de ansiedad.

En su permanencia como Director de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica, Yulis dirigió varias tesis para optar al título profesional de Psicólogo sobre la efectividad en psicoterapia y sobre la terapia sexual, período durante el cual diversas manifestaciones de disfunciones sexuales fueron enfocadas a la luz de la terapia de conducta y las técnicas de Masters y Johnson (1966, 1970) en pacientes ambulatorios y hospitalizados (Dorna, 1982). Sus investigaciones en este ámbito causaron más de alguna controversia. Alfonso Luco relata en este sentido, en una entrevista que le hicieron Rodríguez y Villegas (2007), una anécdota en relación a una investigación sobre sexualidad que preparó junto a Sergio Yulis, para lo cual debieron tomar imágenes de situaciones homo y heterosexuales. Unos alumnos de la Pontificia Universidad Católica de Chile se ofrecieron como voluntarios para simular las escenas y ser fotografiados. Quien reveló las fotos denunció la situación, probablemente por considerar que el contenido de estas atentaba contra la moral. Hubo un largo y tenso proceso antes de recuperar las fotos, que incluyó la oposición de los teólogos y de los decanos más reaccionarios y conservadores de la Universidad, razón por la cual fue necesario hablar con el entonces Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Fernando Castillo Velasco. Julio F. Villegas recuerda la forma en que Sergio Yulis defendió ante al Rector la libertad científica, logrando finalmente su respaldo y la posibilidad de realizar la investigación:

Fue impresionante ver a Sergio Yulis defendiendo, ante las máximas autoridades de la Iglesia y de la Universidad, la idea de que los psicólogos podían hacer estas cosas con un afán estrictamente científico y que la Iglesia Católica no tendría por qué bloquear situaciones de ese tipo (J. F. Villegas, comunicación personal, Julio 10, 2008)

De las tesis para optar al título profesional de Psicólogo patrocinadas por Sergio Yulis que pueden ser encontradas en los registros de la Biblioteca de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se destaca la de los psicólogos conductuales Mirentxu Busto y Alfonso Luco (1970) quienes aplicaron la técnica de desensibilización sistemática, además de un exhaustivo control ambiental, para tratar a un niño con fobia social en un proceso intensivo de 30 días. Durante dicho tratamiento, el nivel de desensibilización fue máximo, superando todos los ítems de las jerarquías de temor frente a la situación escolar y de ansiedad de separación.

La Tesis de Olga Reyes de Acuña (1972) es una sistematización de la información derivada de la psicología experimental y clínica sobre la técnica de tratamiento de desensibilización sistemática. Dada la época de desarrollo de la disciplina, llama la atención la calidad de las referencias bibliográficas utilizadas, las que corresponden fundamentalmente a revistas de prestigio internacional (e.g., Behaviour Research and Therapy).

La Tesis desarrollada por Macarena Agüero y Mónica Espinoza (1973), también bajo el patrocinio de Sergio Yulis, titulada “El Diferenciador Semántico, un Ejemplo de su Aplicación”, es una revisión sistemática de la técnica y sus conceptos fundamentales, además de un estudio en el cual se evaluó la comunicación paciente-terapeuta con la técnica del diferenciador semántico en función del tiempo de contacto con el lenguaje del psicólogo. Los resultados confirman la hipótesis de que “el significado connotativo de los conceptos normalmente usados en la atención clínica es diferente para los psicólogos y para los pacientes” (vol. 2, p. 25).

Por último, la Tesis de Jaime Boetsch (1973) es un análisis y descripción de las técnicas conductuales utilizadas para el tratamiento de la neurosis obsesivo-compulsiva, a la luz de casos tratados por connotados terapeutas conductuales de la época, como Walton, Bevan, Haslam, Wolpe, Eysenk, Rachman y Mather.

En la Universidad de Chile Yulis también asesoró trabajos de tesis. En el primero de ellos se estudió el rol de la relación terapeuta-paciente con la técnica de desensibilización sistemática en 60 pacientes con fobia a las arañas (Dreckmann, Escaff, Fernández, Lucke & Reyes, 1972). El primer grupo fue tratado por un terapeuta permanente, el segundo grupo, por un terapeuta diferente en cada sesión, el tercer grupo fue tratado a través de una grabación y el cuarto grupo permaneció sin tratamiento. Los resultados indicaron que no hubo diferencias en las medidas objetivas entre los tres grupos experimentales, pero que estos mostraron una mejora significativa con el tratamiento, en comparación con el grupo control. Sin embargo, el grupo que recibió tratamiento por un terapeuta permanente reportó subjetivamente un grado de mejoría mayor que los otros grupos. Estos datos fueron luego publicados en el Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina (Yulis et al., 1974).

Más tarde, su interés por la desensibilización sistemática lo llevó a asesorar una tesis en la que se estudiaron los mecanismos que hacen de esta una técnica efectiva (Brahm, Charnes, Jacard, Picota & Rutman, 1973). Pese al entusiasmo que despertaba la desensibilización sistemática, por esos años surgían críticas a la teoría en la que se basaba. En particular, existían cuestionamientos al concepto de inhibición recíproca, que suponía la necesidad de alcanzar un estado de relajación que inhibiera la respuesta de miedo. En este contexto, Yulis y sus colegas contrastaron el modelo de inhibición recíproca con un modelo cognitivo que proponía que los cambios atencionales controlados eran el elemento crucial para la eficacia del tratamiento, en conjunto con la exposición al estímulo generador de ansiedad. En efecto, los autores encontraron que la desensibilización sistemática tradicional no fue más efectiva que otros dos procedimientos en que la relajación fue sustituida por cambios controlados en la atención. Estos datos fueron luego publicados en Behaviour Research and Therapy (Yulis et al., 1975). En general, hoy se acepta que, si bien la atención es relevante en la desensibilización sistemática, su mecanismo fundamental es la extinción (e.g., Richard & Lauterbach, 2007). Del mismo modo, la conclusión de que la relajación no es indispensable para el éxito de la terapia es también comúnmente aceptada en la actualidad (Foa, Huppert & Cahill, 2006).

Durante su período en Canadá, y como Director del Departamento de Psicología del Allan Memorial Institute y Profesor Asociado del Departamento de Psicología de la McGill University en Montreal, Yulis alcanzó su mayor desarrollo y un amplio número de publicaciones en revistas de alto impacto, lo que le valió ser elegido como Didactic Therapist por la Corporación de Psicólogos de Quebec (1977) y Miembro Honorario de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica (1978) (Dubrovsky & Harris, 1980; Yulis, s.f.). En este período, Yulis comparó el efecto de la terapia conductual más entrenamiento asertivo con la terapia conductual por si sola en el tratamiento de la eyaculación precoz, demostrando que la probabilidad de generalización de los beneficios terapéuticos era mayor en el grupo de tratamiento combinado (Yulis, 1976). Del mismo modo, junto a Harris y Lacoste, estudió la relación entre la activación sexual, la capacidad de imaginar y la dimensión introversión/extraversión en una muestra de 200 estudiantes de pregrado, encontrando que tanto hombres como mujeres con gran capacidad para formar imágenes claras y vívidas presentaban una mayor activación sexual. Asimismo, las mujeres extrovertidas reportaban mayor activación sexual que su contraparte introvertida (Harris, Yulis & Lacoste, 1980). Por último, en un artículo escrito para la Revista Latinoamericana de Psicología (Yulis, 1977) Yulis hace una revisión de investigaciones en las cuales se utilizan métodos falométricos para evaluar objetivamente la respuesta sexual masculina. La falometría corresponde a la medición directa de la respuesta genital masculina y comúnmente incluye la medición volumétrica a través de un aparato diseñado por Freund (1963, citado en Yulis, 1977), llamado pene-pletismógrafo, y la medición de la circunferencia del pene, la cual es habitualmente evaluada con un instrumento construido por Barlow et al. (1970, citado en Yulis, 1977), que consiste en un anillo metálico, cuyos cambios en su circunferencia, producidos por variaciones de la tumescencia fálica, se transforman en cambios de voltaje que se registran gráficamente en un polígrafo. El artículo es desafiante en la medida que presenta evidencia experimental del uso diagnóstico de la falometría para determinar la orientación sexual; dicha medida presenta, además, una alta correlación entre la estimación subjetiva de la excitación y la erección. Reporta la validez y confiabilidad del método y realiza un análisis crítico y ético del uso de la técnica. Finalmente, se refiere al uso terapéutico de la falometría como un subconjunto del repertorio de técnicas empleadas por los terapeutas conductuales para la modificación del comportamiento sexual.

La última conferencia de Sergio Yulis, dictada en el Seminario organizado por la Sociedad Chilena de Análisis del Comportamiento, llevado a cabo en abril de 1980 en el Instituto Cultural de las Condes, fue integrada y sintetizada por Alfonso Luco en el artículo “Comunicación: Teoría y Técnicas de Tratamiento” publicado en Terapia Psicológica en el año 1982 con autoría de Yulis. Aquí, Yulis se refiere al proceso de comunicación en tanto proceso fisiológico y ambiental, incorporando la noción de ambiente semántico, la definición de la estructura de roles en el proceso de comunicación y refiriéndose a los axiomas de la comunicación humana, para finalizar en las aplicaciones prácticas del proceso de comunicación en virtud de ciertos postulados de eficacia. En dicha oportunidad muestra también un alejamiento explícito de Skinner respecto de la pertinencia de abordar los procesos cognitivos. Para Skinner, uno de los principales exponentes de la aproximación a nivel mundial, lo que ocurre bajo la piel no difiere del comportamiento observable o público; ambas formas de comportamiento son función de la interacción con el medio ambiente. Desde este punto de vista, buscar una explicación de la conducta al interior del organismo tiende a oscurecer las variables que están disponibles para el análisis científico, es decir, el ambiente inmediato y la historia de interacciones con el medio ambiente (Skinner, 1953). Por el contrario, Yulis (1982) plantea la urgencia de abordar los procesos internos, lo que se resume en la siguiente frase:

A mi juicio es un mandato adentrarse en la caja negra por una razón científica: en la medida que el comportamiento está parcialmente determinado por los eventos gestados por variables específicas al procesamiento neurofisiológico de información, renunciar a incorporar eso dentro de nuestro pensamiento, nos resta elementos capaces de predecir y explicar el comportamiento (Yulis, 1982, p. 8)

Su carrera académica e investigativa, que culmina en su última conferencia, da cuenta de un recorrido que recoge múltiples intereses y la capacidad de integrar diferentes elementos que convergen en las aplicaciones prácticas de la investigación científica, lo que da cuenta de su interés por aportar al conocimiento y a la eficacia del quehacer del psicólogo e, indirectamente, a los que padecen algún sufrimiento. También llama la atención su productividad en una carrera lamentablemente breve y su capacidad para mantenerse al corriente de los desarrollos de la psicología a nivel mundial, entregándole a la psicología chilena un renovado aire de actualidad.

Dictadura, Exilio y Muerte

En Noviembre de 1970 Salvador Allende Gossens es elegido presidente de Chile, iniciando un proceso de transición hacia una sociedad socialista edificada bajo un modelo democrático. El 11 de Septiembre de 1973 el General Augusto Pinochet Ugarte lideró en Santiago de Chile el golpe de estado al gobierno de la Unidad Popular, como se le llamó al período de Allende, iniciándose una dictadura que se extendió por 17 años, período en el cual se cometieron flagrantes violaciones a los derechos humanos (Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, 1991; Vásquez, 2010; Zalaquett, 1999).

La dictadura militar tuvo importantes efectos en el campo del conocimiento en general y en la psicología en particular. Las universidades del país fueron intervenidas bajo Decreto Ley N° 50 del 2 de Octubre de 1973, siendo nombrado Rector de la Universidad de Chile el general de aviación César Ruiz Danyau y en la Pontificia Universidad Católica, el vicealmirante en retiro Jorge Swett Madge, quien fuera confirmado por el Cardenal Raúl Silva Henríquez y en 1978 por la Santa Sede. Ejerció su cargo hasta el 12 de Marzo de 1985. Lo anterior causó, en palabras de Luco (2010), “un duro revés a las universidades y en especial a las ciencias sociales. Con las publicaciones restringidas y censuradas, muchos académicos emigraron y las escuelas de psicología languidecieron por un largo período” (p. 69). La Universidad de Chile cerró ese año el Departamento de Psicología, el cual fue abierto posteriormente bajo represión, expulsando al entonces Director Carlos Decouvières y asumiendo, en su lugar, Luis León, Ester Droguett y Moisés Aracena, consecutivamente (Luco, 2010). Este último se caracterizó por un carácter marcadamente persecutorio y abiertamente hostil (Ligüeño, Parra, Moncada & Laborda, 2010).

A Sergio Yulis se le insta a renunciar a su cargo de Director de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile (Cruz, 1981; Luco, 2010), cuando se opone a los planteamientos del Rector delegado Swett, quien le informa que se van a despedir masivamente a profesores de la Escuela.

De acuerdo a lo planteado por Mirentxu Busto y Julio F. Villegas (M. Busto, comunicación personal, Julio 23, 2008; J. F. Villegas, comunicación personal, Julio 10, 2008), luego del cierre temporal de la Escuela en 1973, Sergio Yulis preparó certificados que acreditaban la condición de profesor de la Escuela a todos los académicos que trabajaban ahí y que él creyó podrían estar en riesgo por ser de izquierda. Era previsible para Yulis en ese momento que los profesores desvinculados no podrían acreditar su participación en la Escuela luego de que él dejara la dirección.

Sergio Yulis y Julio F. Villegas pudieron salir con rumbo a México, pero, una vez ahí, no pudieron ingresar por dificultades con las políticas migratorias. Entonces, Villegas partió a Venezuela y Yulis, a Costa Rica, lugar donde residió junto a su familia entre Febrero y Agosto de 1974, trabajando como consejero de los programas de educación y estructurando el programa de Psicología en la Universidad Nacional en Heredia. Posteriormente Yulis viajó a Venezuela y Colombia, pero finalmente decidió irse a Montréal, Canadá, (C. Yulis, comunicación personal, Noviembre 18, 2012). En Canadá asumió como Director del Servicio Psicológico en el Hospital Royal Victoria del Allan Memorial Institute y como Profesor Asociado del Departamento de Psicología de la McGill University (Zagmutt, 1980). A pesar de la nostalgia que lo acompañó siempre por su país y amigos, Yulis alcanzó en este período un gran desarrollo como académico y científico. Al mismo tiempo, logró generar importantes lazos con otros residentes chilenos, armando, en palabras de Claudia Yulis (comunicación personal, Julio 28, 2008), su pequeño Chile en Montréal. A pesar de no tener certeza de poder reincorporase al trabajo académico en Chile y no obstante el éxito alcanzado en Canadá en el ámbito académico y personal, Sergio Yulis decide volver. Lamentablemente, no logró cumplir su anhelo, pues falleció el 5 de Junio de 1980, producto de un paro respiratorio ocurrido posteriormente a una operación correctiva del tabique nasal. La operación había sido exitosa, sin embargo, estando en la sala de recuperación y debido a una negligencia ocurrida en el Jewish General Hospital de Montréal, Sergio queda en estado vegetal durante un tiempo y luego muere (C. Yulis, comunicación personal, Julio 28, 2008). Su partida fue un duro golpe para sus amigos y seguidores que estaban en Chile y en el extranjero.

La Dictadura y la Aproximación Conductual

El alejamiento forzado de Yulis de la vida universitaria nacional durante el período de la dictadura generó un vacío y estancamiento de la investigación científica del quehacer clínico y de la perspectiva conductual en Chile (Zagmutt, 1980). Luego de su forzada renuncia al cargo de Director de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica, asume en su lugar el psicólogo del desarrollo, Hernán Berwart Torrens, quien se mantuvo en el cargo hasta 1980. Se inicia entonces la exoneración de muchos profesores, como Miren Busto y Alfonso Luco (Anónimo, 15 de Octubre de 2003, citado en Salas & Lizama, 2009), quienes eran claros seguidores de las enseñanzas de Yulis. Ocurrió lo mismo con Sonia Herrera, Grecia Gálvez, Julio F. Villegas y Luis Montesinos, quienes se incorporaron como docentes en el período de Sergio Yulis. Del mismo modo, y bajo el argumento de reducción presupuestaria, fue despedido el profesor Jorge Luzoro García, quien apeló al Vaticano durante 13 años ofreciendo sus servicios como docente e investigador ad honorem sin obtener una respuesta. Su libro (Luzoro, 2010) muestra la complicidad del Vaticano con la intervención militar en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La Universidad de Chile también fue intervenida en el año 1973, la carrera de Psicología, al igual que otras carreras, es clausurada temporalmente y varios académicos adeptos al gobierno de la Unidad Popular fueron expulsados, entre ellos académicos de marcada orientación conductual, como Alejandro Dorna y Hernán Méndez (1979).

En el ámbito de la ciencia y la disciplina, la intervención militar en las universidades produjo un aislamiento científico que contribuyó, según Vera-Villarroel et al. (2006, 2010), al surgimiento de posturas y protagonismos internos que por su atractivo relucían en un escenario carente de investigación, alentando la proliferación de especulaciones mentalistas entre los psicólogos chilenos. De este modo, el enfoque conductual, que había alcanzado un gran desarrollo gracias a la presencia de Yulis y sus discípulos, se vio directamente afectado, producto de la asociación que adeptos a la dictadura vieron entre conductismo y comunismo, creencia que es discordante con lo planteado por Dorna (1982), respecto a que desde la perspectiva de izquierda se tiende a juzgar la práctica conductista en base a la errónea postura de que los valores sociales y políticos son incompatibles con el uso de la metodología científica, justamente en un momento socio-político y cultural en el que parece necesario un análisis científico sobre la relación entre cambio de conducta y cambio en la sociedad. En esta línea, Dorna argumenta que el conductismo es un enfoque contrario al enfoque especulativo del idealismo filosófico que impregna la psicología mentalista, intentando definir objeto y método desde una perspectiva científica.

Por otro lado, Jorge Luzoro sostiene que:

El punto de vista conductista se debilitó notablemente luego del golpe militar, no solo por el alejamiento forzado de algunos de sus más relevantes expositores (...), sino también porque la filosofía y la ética que conllevan el conductismo caminan en la dirección contraria a los autoritarismos y mesianismos, bases del régimen militar. Por otra parte, connotados miembros de escuelas críticas del conductismo expresaron su simpatía por el nuevo gobierno (Berwart en la Universidad Católica; León, Rey y Aracena en la Universidad de Chile) (J. Luzoro, comunicación personal, Enero 21, 2012)

El progresivo debilitamiento del enfoque conductual durante la dictadura derivó en que en la actualidad no existe en la formación de psicología a nivel universitario e institucional en el país la fuerte presencia que lo conductual tuvo en la década del 70 (Vera-Villarroel et al., 2006, 2010). Sin embargo, cabe destacar que varios de los discípulos de Yulis han ganado un lugar en la historia de la psicología chilena y son en la actualidad modelos de formación académica y profesional. A modo de ejemplo, en el año 1976 Luis Montesinos, quien fue profesor asistente de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile entre los años 1973 y 1974, encabezó una exitosa y recordada intervención con pacientes psiquiátricos crónicos en el Hospital Sanatorio El Peral, basada en la economía de fichas y en el esquema de delegación de funciones (Montesinos et al., 1978). Por otro lado, Mirentxu Busto se ha convertido en un referente de la formación de terapeutas conductuales en Chile, como fundadora y docente del Instituto Ikastola Sergio Yulis.

Legado

Pese a lo breve que fue la estadía de Sergio Yulis en Chile luego de obtener su doctorado (1969-1974), su impacto en la psicología chilena resultó decisivo. El legado de Yulis trasciende el aspecto académico y profesional que es patente en su productividad científica, comparada con la de otros autores de la época. Yulis es recordado también en su calidad de maestro y mentor por quienes se iniciaron con él en el modelo conductual. Luis Montesinos (2000) recuerda a Sergio Yulis describiendo una serie de intervenciones conductuales que reflejan claramente la impronta del mentor, a quien alude a través de memorias y conversaciones.

Mirentxu Busto (1990) escribe a Yulis en primera persona en su tributo a 10 años de su muerte, destacando especialmente su calidad de docente, terapeuta y Director de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica, en un clima de furor político donde además la psicología estaba fuertemente dominada por el psicoanálisis. Diez años más tarde, en un segundo tributo a su mentor, Busto (2000) destaca las ideas de Yulis en relación al rol del psicólogo como terapeuta, a la neutralidad del terapeuta y al encuadre, sintetizando las ideas más relevantes de él respecto de estos temas, articulándolos con la evolución misma de la autora y creando un escenario virtual en relación a lo que opinaría Yulis sobre hechos de contingencia en la psicología.

El particular estilo de Sergio Yulis de abordar la psicología atrajo seguidores, sentando las bases para que el enfoque conductual alcanzara su máximo desarrollo en Chile, impulsando, según Miranda y Navarro (1995, citado en Wolff, Reyes, Winkler & Alvear, 2008), el análisis del comportamiento y la investigación rigurosa en la disciplina. Yulis “marcó una etapa en el desarrollo de la psicología chilena, impulsando el análisis mensurable y la investigación controlada de nuestra disciplina, otrora inabordable desde el ángulo riguroso del método científico” (Cruz, 1981, p. 316).

Sergio Yulis fue el primer Socio de Honor de la Sociedad Chilena de Psicología Clínica, la sociedad científica de psicología más antigua, fundada en junio de 1977, aún existente en el país. Esta Sociedad mantiene en alto el legado de Yulis a la psicología, al entregar todos los años el Premio Sergio Yulis al Psicólogo/a clínico/a más destacado/a del ámbito nacional.

Observaciones Finales

Luego de la reinstauración de la democracia en Chile, el panorama de la psicología conductual era bastante desolador, ante la casi total ausencia de psicólogos conductuales en las universidades del país y, en consecuencia un déficit en la formación en este campo, lo que hacía pensar que un retorno de esta aproximación al primer plano de la psicología chilena sería una quimera. Sin embargo, como lo plantean Vera-Villarroel et al. (2006, 2010), el enfoque conductual se ha ido revitalizando con el paso del tiempo y con el esfuerzo de sus representantes. Aunque solo algunos de ellos son discípulos directos de Sergio Yulis (e.g., Busto y Luco), la mayoría de los psicólogos conductuales mencionados en este artículo reconoce la influencia de Yulis en su trabajo.

Sergio Yulis fue un modelo de trabajo científico y profesional, de dedicación a la docencia, de entrega a la psicología y de coherencia entre discurso y acción. Su estilo de abordar el conocimiento en psicología, su rigurosidad como docente, mentor e investigador y su capacidad para llevar los principios de la conducta a la práctica clínica y de abordar el estudio de las disfunciones sexuales desde una mirada profesional y objetiva hacen que merezca un lugar destacado en la historia de la psicología en Chile. Es aconsejable para el lector interesado que revise los homenajes hechos a Sergio Yulis por Busto (1990, 2000) y Montesinos (1990, 2000). En pocas palabras ellos dejan claro cuánto perdió la psicología chilena al partir semejante maestro.

Referencias

Agüero, M. & Espinoza, M. (1973). El diferenciador semántico, un ejemplo de su aplicación (Tesis de Grado no publicada), Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Ardila, R. (2004). La psicología latinoamericana: el primer medio siglo. Revista Interamericana de Psicología, 38, 317-322.         [ Links ]

Barreiro, E. F. & Yulis, S. (1962). Estudio biotipológico de la homosexualidad masculina (Tesis de Grado no publicada), Universidad de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Bender, L. (1938/2003). Test guestaltico visomotor (B.G.): usos y aplicaciones clínicas (D. Carnelli, Trad.; Título original: A visual motor gestalt test and its clinical use). Buenos Aires, Argentina: Paidós.         [ Links ]

Boetsch, J. (1973). Análisis y tratamiento conductual de la neurosis obsesivo-compulsiva (Tesis de Grado no publicada), Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Brahm, G., Charnes, G., Jacard, L. M., Picota, E. & Rutman, F. (1973). El rol de la atención en la extinción de la conducta fóbica (Tesis de Grado no publicada), Universidad de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Bravo, L. (2004). Cincuenta años de psicología en la Universidad Católica. Psykhe, 13(1), 197-204. doi:10.4067/S0718-22282004000100016

        [ Links ]

Bravo, L. (2013). Cincuenta años de la psicología en Chile: una perspectiva personal. Psykhe, 22(1), 111-123. doi:10.7764/psykhe.2012.22.03

        [ Links ]

Busto, M. (1990). Homenaje a Sergio Yulis N. Ph.D.: a diez años de su muerte. Revista Chilena de Psicología, 1, 49-50.         [ Links ]

Busto, M. (2000). Que veinte años no es nada: recuerdos de un formador de terapeutas. Terapia Psicológica, 7, 185-188.         [ Links ]

Busto, M. & Luco, A. (1970). Aplicación experimental de una técnica de modificación conductual en un caso de fobia escolar (Tesis de Grado no publicada), Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Caponi, R. (1987). Psicopatología y semiología psiquiátrica (5ª ed.). Santiago, Chile: Editorial Universitaria.         [ Links ]

Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (1991). Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación. Santiago, Chile: Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación.         [ Links ]

Cruz, X. (1981). Sergio Yulis (1936-1980). Revista Latinoamericana de Psicología, 13, 315-317.         [ Links ]

Dorna, A. (1982). La psicología del comportamiento en Chile entre los años 1970 y 1973. Revista Latinoamericana de Psicología, 14, 147-155.         [ Links ]

Dorna, A. & Méndez, H. (1979). Ideología y conductismo. Barcelona, España: Fontanella.         [ Links ]

Dreckmann, L., Escaff, E., Fernández, R., Lucke, H. & Reyes, M. P. (1972). El factor relación terapeuta-paciente en la técnica de desensibilización sistemática (Tesis de Grado no publicada), Universidad de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Drescher, J. (2012). The removal of homosexuality from the DSM: Its impact on today’s marriage equality debate. Journal of Gay & Lesbian Mental Health, 16, 124-135. doi:10.1080/19359705.2012.653255

Dubrovsky, B. & Harris, R. (1980). In memoriam: Sergio Yulis N. Ph.D. (1936-1980). Revista Chilena de Psicología, 3, 87-88.         [ Links ]

Foa, E. B., Huppert, J. D. & Cahill, S. P. (2006). Emotional processing theory: An update. En B. O. Rothbaum (Ed.), Pathological anxiety: Emotional processing in etiology and treatment (pp. 3-24). New York, NY: Guilford Press.         [ Links ]

Harris, R., Yulis, S. & Lacoste, D. (1980). Relationships among sexual arousability, imagery ability, and introversion-extraversion. The Journal of Sex Research, 16, 72-86. doi:10.1080/00224498009551063

        [ Links ]

Ligüeño, S., Parra, D., Moncada, L. & Laborda, M. A. (2010). La psicología en la Universidad de Chile: antecedentes históricos y trayectoria de la carrera en el período 1947-1992. En M. A. Laborda & V. E. Quezada (Eds.), Notas históricas de la psicología en Chile (pp. 27-56). Santiago, Chile: Editorial Universitaria.         [ Links ]

Luco, A. (2010). La psicología en Chile: ciencia, disciplina y profesión. Santiago, Chile: Catalonia.         [ Links ]

Luzoro, J. (2010). Tutto ben considerato: sectarismo y encubrimiento en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile: Catalonia.         [ Links ]

Masters, W. H. & Johnson, V. E. (1966). Human sexual response. New York, NY: Bantam.         [ Links ]

Masters, W. H. & Johnson, V. E. (1970). Human sexual inadequacy. New York, NY: Bantam.         [ Links ]

Miguez, G., Betancourt, R. & Vera-Villarroel, P. E. (2010). Historia de los laboratorios de psicología en Chile. En M. A. Laborda & V. E. Quezada (Eds.), Notas históricas de la psicología en Chile (pp. 81-104). Santiago, Chile: Editorial Universitaria.         [ Links ]

Montesinos, L. (1990). Evocación. Revista Chilena de Psicología, 1, 51.         [ Links ]

Montesinos, L. (2000). La herencia de Sergio Yulis: una perspectiva personal. Revista Chilena de Psicología, 21, 105-110.         [ Links ]

Montesinos, L., Bravo, L., Tedias, M., Jara, R., Peralta, I., Álvarez … Zanghellini, G. (1978). Rehabilitación de pacientes mentales crónicos: una aplicación de la economía de fichas y el esquema de delegación de funciones. Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina, 24, 35-40.

Montesinos, L. & Ugalde, F. (1983). Behaviorism in Chile. The Behavior Therapist, 6, 195-196.         [ Links ]

Oyarzún, F. & Silva, J. R. (2009). Maestro de la psiquiatría chilena: entrevista con Fernando Oyarzún. Revista Chilena de Neuro-Psiquiatría, 47, 144-152. doi:10.4067/S0717-92272009000200007

        [ Links ]

Pailhez, G. & Bulbena, A. (2010). Body shape and psychiatric diagnosis revisited. International Journal of Psychiatry in Clinical Practice, 14, 236-243. doi:10.3109/13651501.2010.505344

        [ Links ]

Pavlov, I. P. (1927). Conditioned reflexes: An investigation of the physiological activity of the cerebral cortex. London, Reino Unido: Oxford University Press.         [ Links ]

Peña y Lillo, S., De la Graza, F. & Figueroa, G. (1966). Tratamiento decondicionante en cuatro casos de tartamudez con características fóbicas. Revista Chilena de Neuro-Psiquiatría, 5, 54-65.         [ Links ]

Peña y Lillo, S. & Guilbert, P. (1970). A propos de 37 cas de phobies traites par une technique combinée de déconditionnement [A propósito de 37 casos de fobias tratadas por una técnica combinada decondicionante]. L’Encéphale, 1, 25-55.

Pualuan, L. & Gomberoff, M. (1994). Una contribución al estudio de los antecedentes del psicoanálisis de niños en Chile. En S. Peña & D. Cáceres (Comps.), Psicoanálisis de niños y adolescentes en América Latina: desarrollos y perspectivas (pp. 83-93). Lima, Perú: Latina.         [ Links ]

Reyes de Acuña, O. (1972). Desensibilización sistemática: bases teóricas y aplicaciones empíricas (Tesis de Grado no publicada), Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago, Chile.         [ Links ]

Richard, D. C. S. & Lauterbach, D. (Eds.) (2007). Handbook of exposure therapies. New York, NY: Academic Press.         [ Links ]

Rodríguez, M. & Villegas, J. F. (2007). Historia de la investigación científica de la psicología en Chile. Volumen II. Santiago, Chile: Universidad Central, Facultad de Ciencias Sociales.         [ Links ]

Salas, G. & Lizama, E. (2009). Historia de la psicología en Chile: 1889-1981. La Serena, Chile: Editorial Universidad de La Serena.         [ Links ]

Sheldon, W. H. & Stevens, S. S. (1942). The varieties of temperament: A psychology of constitutional differences. New York, NY: Harper.         [ Links ]

Skinner, B. F. (1953). Science and human behavior. New York, NY: Macmillan.         [ Links ]

Spitzer, R. L. (1981). The diagnostic status of homosexuality in DSM-III: A reformulation of the issues. The American Journal of Psychiatry, 138, 210-215.         [ Links ]

Stoller, R. J., Marmor, J., Bieber, I., Gold, R., Socarides, C., Green, R. & Spitzer, R. L. (1973). A symposium: Should homosexuality be in the APA nomenclature? The American Journal of Psychiatry, 130, 1207-1216.         [ Links ]

Vásquez, H. (2010). Una luz sobre la sombra: detenidos desaparecidos y asesinados de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Santiago, Chile: Colectivo Memoria PUC.         [ Links ]

Vera-Villarroel, P. E., Montesinos, L. & Prieto, A. (2006). Análisis y terapia del comportamiento en Chile: orígenes, estado actual y proyectos. Avances en Psicología Latinoamericana, 24, 47-58.         [ Links ]

Vera-Villarroel, P. E., Montesinos, L. & Prieto, A. (2010). Historia del análisis y terapia del comportamiento en Chile. En M. A. Laborda & V. E. Quezada (Eds.), Notas históricas de la psicología en Chile (pp. 283-303). Santiago, Chile: Editorial Universitaria.         [ Links ]

Watson, J. B. (1913). Psychology as the behaviorist views it. Psychological Review, 20, 158-177. doi:10.1037/h0074428

        [ Links ]

Wolff, X., Reyes, M. I., Winkler, M. I. & Alvear, K. (2008). Ética en la obra de pioneros de la psicología: ¿metafísica o política? Psykhe, 17(1),1 7-27. doi:10.4067/S0718-22282008000100003

        [ Links ]

Yulis, S. (s.f.). Curriculum vitae. Manuscrito no publicado.         [ Links ]

Yulis, S. (1969a). The relationship between the Canter Background Interference Procedure (BIP) and intelligence. Journal of Clinical Psychology, 25, 405-406. doi:10.1002/1097-4679(196910)25:4<405::AID-JCLP2270250417>3.0.CO;2-O

        [ Links ]

Yulis, S. (1969b). Performance of normal and organic brain-damaged subjects on the Canter Background Interference Procedure test as a function of drive. Dissertation Abstracts International, 29(11B), 4390-4391.         [ Links ]

Yulis, S. (1970). Performance of normal and organic brain-damaged subjects on the Canter Background Interference Procedure test as a function of drive. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 34, 184-188. doi:10.1037/h0029043

        [ Links ]

Yulis, S. (1974). Terapia del comportamiento. Revista Latinoamericana de Psicología, 6, 381-402.         [ Links ]

Yulis, S. (1976). Generalization of therapeutic gain in the treatment of premature ejaculation. Behavior Therapy, 7, 355-358. doi:10.1016/S0005-7894(76)80063-9

        [ Links ]

Yulis, S. (1977). La respuesta genital: su investigación experimental y sus aplicaciones clínicas. Revista Latinoamericana de Psicología, 9, 29-45.         [ Links ]

Yulis, S. (1982). Comunicación: teoría y técnicas de tratamiento. Terapia Psicológica, 7, 7-15.         [ Links ]

Yulis, S., Brahm, G., Charnes, G., Jacard, L. M., Picota, E. & Rutman, F. (1975). The extinction of phobic behavior as a function of attention shifts. Behaviour Research and Therapy, 13, 173-176. doi:10.1016/0005-7967(75)90012-1

        [ Links ]

Yulis, S., Dreckman, L., Escaff, E., Fernández, R., Lucke, H. & Reyes, P. (1974). Evaluación de la desensibilización sistemática en sujetos fóbicos. Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina, 20, 46-50.         [ Links ]

Yulis, S. & Kiesler, D. J. (1968). Countertransference response as a function of therapist anxiety and content of patient talk. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 32, 413-419. doi:10.1037/h0026107

        [ Links ]

Zagmutt, A. (1980). Discurso leído en la ceremonia religiosa en la sinagoga de Santiago de Chile. Revista Chilena de Psicología, 3, 88-89.         [ Links ]

Zalaquett, J. (1999). La reconstrucción de la unidad nacional y el legado de violaciones de los derechos humanos. Perspectivas en Política, Economía y Gestión, 2(Número Especial), 385-405.         [ Links ]


Fecha de recepción: Octubre de 2012.
Fecha de aceptación: Diciembre de 2013.

Vanetza E. Quezada, Departamento de Psicología, Universidad de Chile y Programa de Doctorado en Psicoterapia, Pontificia Universidad Católica de Chile y Universidad de Chile, Santiago, Chile; Álvaro Vergés, Department of Psychological Sciences, University of Missouri, Columbia, MO, Estados Unidos; Mario A. Laborda, Departamento de Psicología, Universidad de Chile, Santiago, Chile.

La preparación de este artículo fue financiada en parte por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile, Beca de Doctorado Nacional Folio 21110311.

La correspondencia relativa a este artículo debe ser dirigida a Vanetza E. Quezada, Departamento de Psicología, Universidad de Chile, Ignacio Carrera Pinto 1045, Ñuñoa, Santiago, Chile. E-mail: qvanetza@u.uchile.cl