SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.42 issue1PUNTA ARENAS SIGLO XX.CUEVA DEL MILODÓN. PUBLICACIONES DESDE 1899 A 1996 author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Magallania (Punta Arenas)

On-line version ISSN 0718-2244

Magallania vol.42 no.1 Punta Arenas  2014

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-22442014000100015 

NOTAS Y COMENTARIOS BIBLIOGRÁFICOS

 

EL RUMBO SECRETO DE LAS BALLENAS. Por Mauricio Massone Mezzano. Ediciones de la Universidad de Magallanes. 16 x 24,5 cms. 146 págs. Ilustraciones. Punta Arenas, 2013.

Tenemos en las manos una obra que de primera sorprende. Ballenas, sélknam, guerra (paz) y trascendencia. ¿Qué relación pueden tener entre sí estos conceptos? ¿Cómo puede relacionárselos con sentido coherente en un escrito que es una suma de reflexiones hechas durante una prolongada secuencia de trabajo arqueológico?

Es lo que intenta Mauricio Massone en este libro y que pese a lo arduo del propósito consigue finalmente: transitar por el misterio de la existencia para buscar el sentido del universo.

Debí leerlo dos, veces dejando un lapso prudente entre la primera y la segunda vez, para aproximarme siquiera a la profundidad del pensamiento del autor y tratar de escribir una presentación como se la merecen él y su obra.

Me ha gustado lo escrito en forma de apuntes breves -"cuadros" los llama Massone-, en apariencia más inconexos que conexos pero que se hayan bien hilados. El texto revela la riqueza del pensamiento y la frescura del escrito espontáneo que logran asociar acertadamente lo contingente con lo trascendente.

¿Quién es Mauricio Massone, cabe preguntarse en el curso de la lectura? ¿Un arqueólogo experimentado, un filósofo o un naturalista, un poeta, un cronista de viajes y trabajos en terreno o un escritor de evocaciones? Pues es todo eso en un inextricable amasijo que revela lo polifacético de su talento a la manera que lo tenían los antiguos sabios. Es también un humanista que disfruta al escribir porque hacerlo... es una de las cosas de la vida que más quiero... el arte de poner las palabras en el papel (¡Qué bien lo hace!) Es una forma de expresión que siempre me ha atraído profundamente. Aquel instante íntimo, sin apremio, en el cual uno se encuentra consigo mismo y desde esa intimidad comienza a colocar las palabras que surgen de la meditación y la quietud.

El fruto es un libro diferente, convengamos, pero sugerente por su contenido y grato de leer por su lenguaje y estilo. Lo primero porque da cuenta con sencilla propiedad de sus trabajos profesionales referidos a la comprensión del remoto pasado humano en la Tierra del Fuego, incluyendo las experiencias de viaje, combinándolos hábilmente con reflexiones que de pronto parecen divagaciones, pero siempre atinadas y siguiendo un invisible hilo conductor (las ballenas). El texto, es claro, comienza, transcurre y concluye con la referencia a tan específico quehacer científico-humanista en procura de información que permita entender la relación que pudo darse entre los sélknam y los cetáceos, relación en la que se intercalan referencias míticas propias de aquella admirable etnia fueguina o reflexiones (que a veces van por separado) que son pertinentes y otras que pareciendo no serlo sí guardan relación con la materia según se avanza en la lectura.

Destacamos de entre sus "cuadros" dos síntesis interpretativas cabales como son el análisis de la generación de los años de 1960 -en la que se sitúa el autor- y su valorable y bien lograda reflexión sobre la realidad del mundo en que vivimos, esto es, sobre la globalización que nos afecta negativamente ("Hacia una nueva forma de pensar"), complementada luego con una suerte de continuación en la que se plantea el pensamiento recurrente del autor sobre la bondad y la necesidad de la paz como desiderátum de la humanidad. Es, en este aspecto, un libro que abunda en la consideración de los matices de tan trascendente concepto, en especial en un tiempo como el actual en el que el humanismo aparece jaqueado y perimido frente al tecnologismo.

En el segundo aspecto debe apreciarse el dominio, la riqueza y plasticidad del idioma, cosa importante de constatar en los días que corren cuando el mal uso y la pobreza del lenguaje son característicos del común, situación de la que no escapan los intelectuales como si se tratara de una epidemia. Escribe como piensa el autor, a la manera de los hombres cultos y espiritualmente amplios de antaño. Describe con vivacidad sus experiencias con la naturaleza, aspecto en el que a manera ejemplar mencionamos su reflexión sobre el viento -el más agobiante de los meteoros australes- al que con indulgencia compresiva describe como obra de ángeles juguetones... Su talento para evocar imágenes y situaciones se muestra magistralmente cuando describe el retorno al hogar de su padre desmovilizado de guerra ("Bocanadas de humo"). Lo encuentro tan vívido y veraz que me parece estar viendo una de esas estupendas películas italianas de la postguerra con sus características escenas dramáticas ¡admirable!

Al cabo de una lectura que estimula y reconforta, en cuyo ejercicio el libro pude dejarse y retomarse sin problemas, se conviene con el autor en que escribir (y leer) ayuda a disfrutar el misterio de la vida.

Parece necesario, por la propiedad, concluir tomando, o mejor retomando parte de sus palabras. Primero en lo que toca al porqué de un libro tan singular, con su hermosa metáfora que lo precisa y sintetiza: La arqueología como herramienta para conocer el pasado y reflexionar sobre él, ha sido el casco de esta embarcación. La emoción ha puesto el timón y las ballenas se adueñan de las velas. Así comenzó un derrotero sinuoso que exploró en secreto distintos rincones del reloj del mundo.

Mauricio Massone ha logrado muy bien lo que alguna vez se propuso, esto es, establecer un puente desde la arqueología hacia la literatura y demostrar que una obra escrita conduce al rescate del individuo y sus pensamientos, porque. el misterio de la vida está lleno de tesoros escondidos en nuestro interior, a la espera que los descubramos y escribir ayuda a disfrutar este misterio.

 

Mateo Martinic B.

Profesor emérito, Universidad de Magallanes, Punta Arenas, Chile.