SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
 número75EL SENTIMIENTO DE NO ESTAR DEL TODO: EL DISCURSO IDENTITARIO LATINOAMERICANO EN DOS CUENTOS DE JULIO CORTÁZARENTREVISTA A JORGE GUZMÁN índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista chilena de literatura

versión On-line ISSN 0718-2295

Rev. chil. lit.  n.75 Santiago nov. 2009

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-22952009000200016 

REVISTA CHILENA DE LITERATURA
Noviembre 2009, Número 75, 307 - 308

IV. DOCUMENTOS

 

LOS ESTUDIOS LITERARIOS CHILENOS EN EL SIGLO XX: CAMBIO DE PARADIGMA

 

Leónidas Morales T.
Universidad de Chile


 

La historia de los estudios literarios modernos es, al final, la historia de los sucesivos paradigmas desde donde se van leyendo los textos literarios, o hacia donde se remite la lectura. El "diseño" con que cada uno de estos paradigmas se presenta es tributario siempre de una determinada manera de concebir la estructura de la obra, sus relaciones con el autor, el lector y la sociedad. En otras palabras: es un diseño asociado a una determinada teoría de la literatura. Ya sabemos que en el mundo europeo, centralmente en el período de las décadas de 1910-1930, y en el contexto de las vanguardias, comienzan a elaborarse los conceptos fundamentales de lo que será la teoría contemporánea de la literatura, dentro de cuyo proceso ocupan un lugar de avanzada los aportes de los formalistas rusos (Sklovskij, Jakobson). La nueva teoría significa básicamente un giro en cuyo movimiento se instala al texto (a la especificidad de su lenguaje en cuanto lenguaje literario) como el eje de toda construcción crítica del sentido, y, en la misma medida, introduce una relación de verdadera ruptura con las concepciones anteriores de la obra (decimonónicas, positivistas) y con las prácticas críticas que hacían del autor o de la sociedad instancias previas y privilegiadas de dilucidación crítica.

En Chile, los estudios literarios se abren al horizonte de la teoría literaria contemporánea como teoría textual, solo en la década de 1950, más exactamente, desde la segunda mitad de esta década. La apertura es el resultado de la docencia y la investigación, en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, de un grupo de profesores jóvenes, formado por Félix Martínez Bonatti, Jorge Guzmán y Cedomil Goic. Más allá de las discusiones que se produjeron, entonces y después en torno, por ejemplo, a los límites o a los modos de entender la llamada "autonomía" del texto literario, la enseñanza y la investigación de esos profesores jóvenes configuraron lo que corresponde considerar como un verdadero acontecimiento: la instalación de un nuevo paradigma de lectura en la historia de los estudios literarios chilenos en el siglo XX. Es sobre su transfondo que debemos situar y definir las transformaciones que desde la década de 1980 se producen en las condiciones históricas tanto de producción como de lectura de los textos literarios. Estas condiciones, las de la posmodernidad, han impuesto, en los estudios literarios, revisiones y reformulaciones (reconceptualizaciones) en los paradigmas de lectura crítica de los textos.

Aprovechando la "movilización discursiva" que la proximidad del Bicentenario ha activado, me ha parecido oportuno recordar aquel acontecimiento de las décadas 50-60 del siglo anterior, y hacerlo entrevistando a uno de los tres profesores que intervinieron en el cambio de paradigma de lectura de los textos literarios: Jorge Guzmán, un crítico notable y además un gran novelista.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons