SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.14 número2La ruta turística enológica en Querétaro y Baja California, México: Un enfoque estratégicoPaisaje cultural y una nueva forma de entender el Patrimonio en Ecuador índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Revista interamericana de ambiente y turismo

versión impresa ISSN 0717-6651versión On-line ISSN 0718-235X

Rev. interam. ambient. tur. vol.14 no.2 Talca dic. 2018

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-235X2018000200134 

Artículos de investigación

Análisis de los atractivos turísticos de una ciudad intermedia: El caso de Bahía Blanca, Argentina

Analysis of the tourist attractions in an intermediate city: The case of Bahía Blanca, Argentina

Daniella Melisa Gambarota1 

María Amalia Lorda2 

1 Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales del Sur, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Departamento de Geografía y Turismo, Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca, Argentina. danielagambarota@gmail.com

2 Departamento de Geografía y Turismo, Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca, Argentina. mariaamalial@yahoo.com.ar

Resumen:

Actualmente el turismo es una actividad reconocida como motor de desarrollo en un territorio, provocando que los gobiernos y entidades privadas le otorguen una mayor atención a través de la promoción de diferentes programas y actividades relacionados con el turismo. Durante las últimas décadas se observa un proceso de desvalorización de productos y áreas tradicionales y, simultáneamente, se crean y valorizan nuevos productos alternativos. La ciudad está tomando un carácter relevante por la variedad de atractivos y actividades que se ofrecen. Bahía Blanca, ciudad ubicada al sudoeste de Argentina, es un centro urbano intermedio, posee atractivos y se está posicionando en el turismo de congresos y convenciones. El objetivo de este trabajo fue analizar la situación turística actual de Bahía Blanca a fin de conocer las fortalezas y oportunidades que posee respecto al turismo. La metodología incluyó una indagación bibliográfica respecto a las ciudades intermedias y su rol en el territorio, el turismo urbano, la presentación de los principales circuitos y propuestas turísticas que se gestionan desde el Municipio de Bahía Blanca, y el análisis de los atractivos actuales de la localidad con el objeto de conocer cuáles son las fortalezas y oportunidades que posee respecto al turismo. Una importante conclusión es que las ciudades intermedias pueden desempeñar un papel importante en la organización y desarrollo de las actividades regionales y Bahía Blanca reúne condiciones para un buen desempeño, dado que tiene capacidad para atraer actividades competitivas, como lo son las turísticas.

Palabras clave: Centro urbano intermedio; turismo de congresos y convenciones; actividades competitivas

Abstract

Tourism is an activity currently recognized as the development engine in a territory, such that governments and private organizations give it greater attention by promoting different tourism-related programs and activities. In recent decades, a devaluation process of traditional products and areas has been observed, while at the same time new alternative products are being created and developed. The city is taking on a relevant character due to the variety of attractions and activities offered. Bahía Blanca, a city in southwestern Argentina, is an intermediate urban center; it has attractions and is positioned in the tourism of conferences and conventions. The aim of this study was to analyze the present tourism situation in Bahía Blanca to learn about the strengths and opportunities it has regarding tourism. The methodology included a bibliographic search of intermediate cities and their role in the territory, urban tourism, the presentation of the main circuits and tourism proposals under the management of the Municipality of Bahía Blanca, and an analysis of its current attractions in order learn what strengths and opportunities it has regarding tourism. An important conclusion is that intermediate cities can play an important role in the organization and development of regional activities and Bahía Blanca meets the conditions for a good performance, given that it can attract competitive activities, which include tourist activities.

Key words: Intermediate urban center; conference and convention tourism; competitive activities

Introducción

El turismo es una actividad que en la actualidad es reconocida como motor de desarrollo en un territorio provocando que los distintos gobiernos y entidades privadas le otorguen una mayor atención promoviendo diferentes programas y actividades de fomento a la misma. Esta actividad se ha convertido en los últimos años, en un factor fundamental de desarrollo socioeconómico de los países (Kotler, 1997), habiéndose otorgado a nivel mundial mucha importancia al desarrollo de distintas actividades relacionadas con el ocio y la recreación, buscando satisfacer las crecientes e innovadoras demandas de los turistas.

Durante las últimas décadas, profundas transformaciones se han producido debido a la irrupción de la revolución tecnológica, el proceso de globalización de la economía y de la comunicación, modificando las formas de producir, consumir, informar, gestionar y pensar. Estos cambios han influido en la actividad turística, la cual debe adaptarse a las nuevas demandas de los viajeros.

En el sistema turístico actual el ‘turismo urbano’ ocupa hoy un lugar destacado, tal como lo destacan diversos estudios (Judd y Fainstein 1999; Page 1995; Selby 2004). Bertoncello (2016:110) afirma que las ciudades se van transformando en destinos turísticos privilegiados ya que: “concentran una amplia gama de servicios y atractivos, de actividades posibles de ser realizadas por los turistas, de manifestaciones culturales para observar y reconocer. Desde el conocimiento de sus barrios y ‘rincones’ peculiares y distintivos hasta la visita a un centro comercial o el paseo por sus peatonales, todo en ellas se transforma en un apelativo para el turismo”.

Bahía Blanca, por su condición de centro urbano intermedio, junto al impulso de la actividad turística que se está produciendo en las ciudades, posee una verdadera oportunidad de desarrollo. En palabras de Vera (1997:18): “…la creciente demanda de destinos y experiencias alternativas ha propiciado que todos los espacios sean potencialmente turísticos, en razón a su especificidad” y agrega (1997:12): “El turismo debe ser reconocido […] como pieza en la construcción de nuevos espacios de crecimiento a escalas regional y local […], en la transformación de las sociedades y territorios”.

En el presente trabajo se expondrá la situación turística actual de la localidad de Bahía Blanca, analizando su posicionamiento, su calidad como ciudad intermedia y sus atractivos turísticos.

Metodología

Metodológicamente se partirá de una indagación bibliográfica respecto a las ciudades intermedias y su rol en el territorio, el turismo urbano, se expondrán los principales circuitos y propuestas turísticas que se promueven desde el Municipio de Bahía Blanca, y a su vez se analizarán los atractivos actuales de la localidad con el objeto de conocer cuáles son las fortalezas y oportunidades que posee respecto al turismo.

Una aproximación a las ciudades intermedias

Actualmente el mundo es predominantemente urbano, las ciudades crecen a ritmo acelerado y predominan las urbes con una gran concentración de personas y de tecnología, en el extremo contrario se ubican los núcleos urbanos más pequeños y en una posición media, las ciudades intermedias las cuales están cobrando protagonismo en las últimas décadas gracias a su potencialidad. Prieto et al (2011:2), afirman que los centros urbanos intermedios son prestadores de servicios y bienes especializados, y se considera que presentan adecuadas condiciones para las iniciativas de desarrollo local.

Para identificar y denominar a las ciudades intermedias se aplican diversos criterios cuantitativos que tienen relación con las realidades de los territorios y las funciones que se le reconocen. En América Latina, según Rodríguez, (2002:38) se pueden considerar los centros urbanos de más de 50.000 habitantes y menos de 1 millón. Más importante que el tamaño demográfico, es su caracterización por sus funciones importantes como centro de servicios regional. Llop (2008:13), advierte que el concepto ciudades intermedias es transversal ya que incorpora a las dimensiones física y demográfica, “la intermediación, como dimensión intermedia o estar en medio de flujos y de espacios diversos”. “La doble cuestión a destacar en el momento de la definición de la ciudad intermedia, es que la talla mediana está en función del tamaño de la población… y que siempre tienen sentido y funcionan en y para un territorio regional, concreto y característico”.

Bolay y Rabinovich (2004), incorporan la esfera cualitativa y la noción de intermediación, como rol esencial de los centros urbanos y tiende a desplazar la definición de ciudad media que considera variables demasiado rígidas, como la densidad o el tamaño demográfico (Bellet, 2004:30; Pulido, 2004), para atender aspectos relacionados con la función de dicha ciudad en contextos territoriales definidos, su radio de influencia y las redes y flujos que genera hacia su hinterland. Estas nuevas dimensiones destacan el dinamismo demográfico y funcional, junto con una mayor capacidad de integración a redes locales, nacionales e internacionales (Pulido, 2004).

El Programa ESPON (2006) menciona actividades terciarias que deberían estar presentes en las ciudades intermedias, entre las cuales se pueden mencionar: los servicios financieros y empresariales, comercio minorista, servicios sociales y administrativos, educación en diferentes niveles, prestación de servicios agrícolas y turismo y recreación. Por su parte, los autores Bellet y Llop (2004) plantean que las funciones de intermediación pasan por la concentración de actividades y servicios especializados que también reflejan las estructuras de ocupación laboral de estas ciudades.

Las ciudades intermedias según lo asevera Méndez (2006), deben actuar como intermediarios entre la gran ciudad y los espacios rurales; como proveedores de bienes y servicios especializados, así como centros de interacción social, económica y cultural para su entorno. Por otro lado Rodríguez (2004:40), plantea que las posibilidades para una ciudad intermedia están condicionadas por: a) su base económica y sus relaciones con el sistema global, b) su articulación al sistema urbano regional y nacional, y c) el aprovechamiento de ventajas comparativas en materia de producción, oferta de servicios, infraestructura, generación de conocimiento e información. Retomando a Prieto (2011), se puede considerar que en el contexto actual las ciudades intermedias parecen estar mejor posicionadas para cumplir con estas funciones ya que disponen de tecnológicas, económicas, políticas y culturales, que se refuerzan mutuamente.

La ciudad intermedia no puede definirse solo por su tamaño demográfico. Es importante el papel y la función que juega en su territorio más o menos inmediato, la influencia y relación que ejerce y mantiene en éste y los flujos y relaciones que genera hacia el exterior. Algunas de las características que ayudan a definir el rol de una ciudad intermedia en su territorio, en una escala local/regional, son las siguientes: centros servidores de bienes y servicios más o menos especializados para la población del municipio y de otros municipios cercanos sobre los que ejerce cierta influencia; centros de interacción social, económica y cultural; centros ligados a redes de infraestructuras que conectan las redes locales, regionales y nacionales e incluso, algunas, con fácil acceso a las internacionales (como en el caso de las ciudades medias de las periferias metropolitanas). Son nodos que articulan flujos, puntos de referencia y de acceso a otros niveles de la red; centros que suelen alojar niveles de la administración de gobierno local y regional a través de los cuales se canalizan las demandas y necesidades de amplias capas de la población.

El turismo urbano

El turismo en las ciudades tiene su inicio a partir del Grand Tour, cuando los jóvenes europeos en los siglos XVI y XVII recorrían las principales ciudades del viejo continente, con el objetivo de perfeccionarse en su vida político profesional. Según lo afirma Barreto (2009:169): “el turismo urbano contemporáneo surge en el contexto de la restructuración económica de las sociedades llamadas postindustriales, de la globalización y de su contrapartida, la búsqueda de una identidad local. […] Recién en la última década del siglo XX aparecieron algunas publicaciones sobre el tema y se realizaron algunos seminarios internacionales con la contribución de expertos. Esto es inclusive paradójico ya que la historia del turismo, desde sus orígenes en el gran tour, se vincula al espacio urbano.”

Antón Clavé (2008:56) identifica las causas por las cuales la ciudad se convierte en un atractivo de visitantes entre las que se destacan: “la generalización de la nueva cultura de consumo del tiempo libre, con la transformación de los procesos productivos, organizativos y espaciales, con la puesta en valor de los elementos clave del patrimonio, con la inserción del turismo como instrumento de crecimiento en las estrategias de la ciudad y, sobre todo, con el desarrollo de los eventos como estrategia del marketing urbano y la puesta en marcha de diferentes tipos de instalaciones recreativas, culturales y comerciales […]”.

La OMT (Citada por Pinassi y Ercolani, 2012:2) define al turismo urbano de una manera limitada: “los viajes a las ciudades o los lugares de gran densidad de población.” En cambio, Rodríguez Vaquero (2009:174) , propone una definición más descriptiva y tiene en consideraciónel espacio sobre el que se desarrolla la práctica turística: “para definir el turismo urbano, de ciudad o de espacios urbanos, existen dos perspectivas diferentes: cualquier modalidad de actividad turística que se lleve a cabo dentro de un espacio catalogado como urbano y conjunto de actividades específicamente ligadas a la esencia de la ciudad más vinculadas con prácticas económicas (negocios), académico-formativas (estudios, seminarios, simposios, eventos y congresos) y sociales en general, que lleven a cabo los propios usuarios turísticos. En definitiva, es el que se realiza en la ciudad sobre el modelo de modo de vida urbano y comprende todas aquellas actividades que realizan los turistas y visitantes durante su estancia en la ciudad, ya sean culturales, recreativas o profesionales”.

El turismo metropolitano entendido como una extensión del urbano tradicional, asociado al turismo cultural y patrimonial (no referente a la escala de ciudades), fue analizado por diversos autores tales como Marchena Gómez, (1995); Vera Rebollo et al., (1997 y 2011) y Rodríguez Vaquero, (2009), consideran al turismo cultural como práctica de ocio en el espacio urbano, sumado a nuevas actividades enmarcadas en el contexto dinámico, profesional, productivo y económico de las ciudades. Es en este contexto que se consolidan modalidades turísticas, vinculadas al turismo de congresos y convenciones, el turismo de negocios y las motivaciones asociadas al entretenimiento y las compras.

Determinadas características deben darse en una localidad en la que se desarrolla el turismo urbano, entre las cuales se destacan según Marchena Gómez (1995:9-10), las siguientes: la formación-capacitación propia del sector turístico para satisfacer la demanda turístico-recreativa de la ciudad y la del producto turístico en sí mismo; la mejora del ambiente urbano: puesta en valor del espacio urbano; el desarrollo de infraestructura: accesibilidad física y económica al destino; el desarrollo de una “oferta central” y complementaria: posibilita el desarrollo de propuestas diferentes y la captación de diversos públicos objetivo; y el equilibrio entre los principales actores en el destino: es necesaria una articulación entre las “áreas de negocio […], investigación […], burocracia administrativa […], tecnologías […] y zonas cuya única vocación es el ocio de los ciudadanos y los turistas: los parques temáticos y los grandes espacios públicos de calidad”. El autor señala que además es necesario desarrollar una identidad propia, basada en el patrimonio histórico y cultural de la sociedad local. De esta manera en la ciudad confluyen diversas actividades, infraestructura y atractivosculturales, profesionales y recreativos.

Resultados

Caracterización de la ciudad de Bahía Blanca

Ubicada en el sudoeste de la Provincia de Buenos Airesa los 38º 44’ Latitud Sur y 62º 16’ Longitud Oeste sobre la costa del océano Atlántico; Bahía Blanca es la localidad cabecera del partido homónimo que incluye las localidades de Ingeniero White, General Daniel Cerri y Cabildo limitando con los distritos de Villarino, Tornquist, Coronel Pringles y Coronel Rosales, siendo su superficie de 2.300 km² (Figura 1).

Figura 1 Ubicación geográfica del partido de Bahía Blanca (Ramborger, M.A., 2009). 

Es una ciudad media por su tamaño demográfico, ya que el último censo arrojó la cantidad de 301.501 habitantes (INDEC, 2010) y un centro urbano de tamaño intermedio por sus funciones. Constituye un nodo de servicios especializados, particularmente en educación y salud, lo que se complementa con otros servicios y actividades comerciales diversificadas. Es un centro regional relevante en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires por sus actividades portuarias, industriales y de servicios, en especial en lo que respecta a la oferta educativa y de salud, de alta calidad y nivel de excelencia. Desempeña un rol tradicional como centro comercial y de servicios para un amplio ámbito regional, lo que se traduce en un predominio de los empleos relacionados con el sector terciario. Más aún, en su carácter de “nodo” geográfico se fueron fortaleciendo las ocupaciones vinculadas con el funcionamiento de ciertas actividades de servicios básicas (electricidad, gas natural, telefonía).

El sector comercial, está ampliamente diversificado y presenta una destacada participación en la economía local. El sector de venta minorista está orientado principalmente al mercado local. Desde fines de la década del ’90 se han radicado grandes superficies comerciales de venta, transformando las prácticas comerciales y generando nuevas alternativas de compras a los consumidores. El sector servicios explica casi el 40% del valor agregado generado en la localidad, destacándose los servicios empresariales, inmobiliarios y de alquiler (16.33%), los de almacenamiento, comunicaciones y transporte (8.75%), los vinculados a la educación (4.50%) y a la salud (3.39%); todos ellos se encuentran asociados a la dinámica del sector industrial de la ciudad y a la demanda del resto de las localidades de la región (Municipalidad de Bahía Blanca, 2017).

Bahía Blanca: Un panorama de su actividad turística

Bahía Blanca ofrece una diversa oferta vinculada a la actividad cultural, a los acontecimientos programados y a los espectáculos tanto de índole deportivo como teatral. Su condición de espacio de servicios y recreación, constituyen una verdadera fortaleza, ofreciéndole al visitante y residente la oportunidad de disfrute del tiempo de ocio, compras, entretenimientos, gastronomía, oferta hotelera, paseos al aire libre, peatonales, parques, espectáculos deportivos, cines, recitales, discos, pubs y vida nocturna otorgan un núcleo urbano que brinda un abanico de posibilidades para todos los gustos y edades. Gracias a su óptima accesibilidad, se comporta como nudo articulador de comunicaciones, facilitando la conexión con las principales ciudades del país a través de rutas, vías férreas y aéreas (Ver Figuras 2 y 3) confiriéndole el carácter de atractivo de su hinterland más cercano, otorgándole su sesgo funcional como centro de escala, recreación y servicios.

Figura 2 Accesibilidad vial a Bahía Blanca (Municipalidad de Bahía Blanca, 2014). 

Figura 3 Redes de transportes (vial, ferroviaria y aérea) (Schroeder, R., 2011). 

Asimismo, la ciudad es anfitriona de encuentros programados, deportivos, académicos, exposiciones, reuniones de negocios, y ferias, caracterizando un valor agregado de saberes especializados: Altas casas de Estudios como las Universidades Nacionales: del Sur y Tecnológica, Institutos Privados y Públicos, y Centros de Investigaciones Especializadas que, sumados a la diversidad de Colegios Profesionales, encuentran un espacio de producción que la posicionan como Sede de Turismo de Reuniones. Sus ventajas comparativas y competitivas la distinguen en el escenario provincial, nacional y mundial, concibiendo las potencialidades que le permiten impulsar el desarrollo de este tipo de producto con el mayor de los éxitos.

Un segmento prometedor: El turismo de reuniones

El turismo de reuniones, se desarrolla en la localidad de Bahía Blanca gracias a la disponibilidad de equipamiento e infraestructura de calidad, diversidad de atractivos y personal altamente capacitado para cubrir las necesidades de un mercado exigente. Actualmente la ciudad cuenta con sedes académicas y equipamiento para desarrollarlo (Tabla 1).

Tabla 1 Sedes académicas y equipamiento. 

Sedes académicas Salas Capacidad Datos de contacto
Biblioteca Rivadavia 2 450 0291 4554055
Cámara arbitral de cereales 3 420 0291 4560140
Club Argentino 7 1010 0291 4520211
Consejo Profesionales Ciencias Económicas 2 210 0291 4534070
Conicet 8 560 0291 4861666
Instituto Superior Juan XXIII 2 400 0291 4562117
Municipalidad de Bahía Blanca 2 335 0291 4594000
Universidad Nacional del Sur 4 900 0291 4595100
Casa de la Cultura 4 170 0291 4595100
Centro Histórico y Cultural UNS 4 220 0291 4595100
Universidad Tecnológica Nacional 3 330 0891 4555220
Teatros
Teatro Municipal 2 816 0291 4563973
Teatro Don Bosco 2 960 0291 4556498
Teatro Rossini 1 500 0291 4550686
Salones para eventos
EIS 1 280 0291 4523615
Realce 2 280 0291 4549195
Revoque Eventos 2 340 0291 5731521
Stradivarius 2 620 0291 4558888
Sueños 2 800 0291 4540881
Palihue Rugby Hockey Club 1 150 0291 4524514
Asociación de empleados de Comercio 3 3300 0291 4562960
Bahía Blanca Plaza Shopping 9 2810 0291 4594100
Salón Sindicato Luz y Fuerza 1 1100 0291 4546040
Salón Sindicato Obras Sanitarias 1 110 0291 4565305
Complejo Punto Aparte 2 290 0291 4861302
Club El Nacional 1 100 0291 4524091
Espacios para Ferias
Predio ferial Corporación del Comercio 5 4710 0291 4522112
Hoteles
Aparto Hotel Orión 1 80 0291 4513505
Hotel Argos 5 309 0291 4550404
Hotel Austral 5 292 0291 4561700
Hotel Bahía 1 50 0291 4553050
Hotel Land Plaza 7 336 0291 4599000
Parador Austral 3 80 0291 4861400

Fuente: Gambarota, D. (2017), en base a datos de la Municipalidad de Bahía Blanca.

En síntesis, la localidad de Bahía Blanca posee 90 salas disponibles para la realización de congresos y convenciones, con una capacidad total en salones de 23.538 personas. En el año 2014, Bahía Blanca ingresó por primera vez, por las reuniones registradas durante el 2013, en el Ranking Mundial de Países y Ciudades Sede de Eventos que anualmente elabora la Asociación Internacional de congresos y convenciones ICCA (International Congress and Convention Association). Con un total de seis eventos, la ciudad obtuvo el puesto 74 entre las ciudades latinoamericanas y 328 a nivel mundial. El área de turismo, viene trabajando sostenidamente en relación a este proyecto, tanto desde el contacto cotidiano con los potenciales organizadores, como desde la asistencia en destino mediante stand de informes turísticos, folleterías y visitas guiadas a los visitantes.

Durante el año 2013, desde la mencionada área, se registraron 83 acontecimientos programados, de los cuales 6 fueron internacionales. Los mismos fueron organizados por la Universidad Nacional del Sur, Universidad Tecnológica Nacional, Puerto de Bahía Blanca, INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), Institutos dependientes de la Universidad Nacional del Sur y APELL (Programa de Concientización y Preparación para Emergencias a Nivel Local).

Una exploración de los principales atractivos bahienses

Bahía Blanca posee una amplia diversidad de patrimonio arquitectónico y cultural en su haber, guardando el valor y el testimonio de la cultura bahiense, le imprimen al paisaje urbano su sesgo identitario, atributos que no pasan inadvertido por aquellos visitantes que buscan nuevos destinos, ávidos de conocer culturas diferentes y formas de vida.

Se ofrece al visitante una interesante producción y agenda artístico cultural, conformada por 16 museos y 5 salas teatrales, entre las que se destaca el Teatro Municipal, inaugurado en el año 1913, construcción que forma parte del Patrimonio Arquitectónico.

Entre los acontecimientos programados de mayor relevancia local encontramos: la Fiesta de San Silverio y Fiesta Nacional del Camarón y el Langostino, en White (Fiesta de alcance y jerarquía Nacional), Maratón de Reyes, Feria de la Producción, el Trabajo, el Comercio y los Servicios del Sur Argentino, Feria Nacional del Artesano y Fiesta Nacional del Básquet, entre otras.

El paseo portuario es el principal motivador para aquellos que desean el contacto con el mar, y también con el mundo industrializado. A tan sólo 5 km, del centro de la ciudad se puede visitar el Primer Puerto Autónomo de Aguas Profundas del país, el Parque Industrial, Polo Petroquímico y la localidad de Ingeniero White, sitio ideal para escuchar historias de inmigrantes, arquitectura ferroportuaria, casas de chapa y madera, historias de tango, gastronomía portuaria, tradiciones y fiestas populares, constituyen el reflejo de la cultura de una comunidad con apego a su territorio.

A poca distancia, el paisaje natural de la “Reserva natural de usos múltiples Bahía Blanca, Bahía Falsa, Bahía Verde”, compuesto por un grupo de islas permite tomar contacto con la naturaleza, flora y fauna autóctona, caracterizan un sitio de inigualable riqueza, pesca deportiva, avistaje de fauna, safaris fotográficos y visitas interpretativas, entre otras; son algunas de las alternativas que ofrece este sitio de singularidades especiales, ofreciendo la posibilidad de realizar prácticas ecoturísticas.

Distante a 15 km de la ciudad de Bahía Blanca, con una población de 8.716 habitantes (INDEC, 2010), y como si el tiempo no hubiese pasado, se encuentra la localidad de General Daniel Cerri, fundada el 27 de mayo de 1876, caracterizada por la tranquilidad, seguridad, riqueza cultural y natural. Las posibilidades recreativas que ofrece el sitio, cargan de connotaciones positivas el desarrollo turístico recreativo del sector, basado en la diagramación de circuitos culturales organizados en función a su acervo histórico y patrimonio industrial. El área de turismo del municipio ofrece hace varios años diferentes circuitos que permiten conocer la historia de la ciudad y los lugares más representativos, los cuales se encuentran detallados en el siguiente cuadro (Tabla 2).

Tabla 2 Circuitos turísticos de la ciudad de Bahía Blanca. 

Conclusiones

Las ciudades intermedias pueden desempeñar un papel importante en la organización y desarrollo de las actividades regionales y Bahía Blanca reúne condiciones para un buen desempeño, dado que tiene capacidad para atraer actividades competitivas, como lo son las turísticas.

Constituye un centro regional relevante en el sudoeste de la Provincia de Buenos Aires por sus actividades portuarias, industriales y de servicios, en especial en lo que respecta a la oferta educativa y de salud, de alta calidad y nivel de excelencia. En relación a su accesibilidad se encuentra bien posicionada y actualmente se desarrollan obras viales que facilitará una mejora en el transporte, sumado a los servicios aéreos que se están incorporando en la localidad tales como las líneas aéreas de bajo costo.

Si bien es cierto que la ciudad posee atractivos que pueden ser complementarios para acentuar el turismo de congresos y convenciones que año a año adquiere mayor relevancia en la localidad, muchas veces es sólo considerada como “ciudad de paso” hacia otros destinos. Sin embargo, podría considerarse la patrimonialización de recursos potenciales que puedan existir en la ciudad a fin de lograr un reconocimiento como destino turístico, tal podría ser el caso del termalismo. De esta manera, Bahía Blanca podría contar con una imagen de marca que la posicionaría de una manera diferente y destacada en el mercado turístico.

Las posibilidades para Bahía Blanca como ciudad intermedia tienen un gran potencial, y así lo afirma Santos (1996:155) “el mundo es solamente un conjunto de posibilidades, cuya efectividad depende de las oportunidades ofrecidas por los lugares”

Referencias

Antón Clavé, S. (2008). Turismo y ciudades. De la oportunidad del turismo urbano a los usos turísticos de las ciudades. En Destinos turísticos, viejos problemas, ¿nuevas soluciones? X Coloquio de Geografía del Turismo, Ocio y Recreación (AGE). Cuenca: ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha. [ Links ]

Barreto, M. (2009). Turismo urbano: Estrategias de planificación, en Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Temas de patrimonio cultural, 2 (26), 196-191. [ Links ]

Bellet Sanfeliu, C. y Llop Torné, J.M. (2004). Miradas a otros espacios urbanos: las ciudades intermedias. Scripta Nova Revista electrónica de geografía y ciencias sociales, 8 (165). Disponible en http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-165.htmLinks ]

Bertoncello, R., y Iuso, R. (2016). Turismo urbano en contexto metropolitano: Tigre como destino turístico en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Argentina). Cuadernos de Geografía: Revista Colombiana de Geografía, 26 (2), 107-125. [ Links ]

Bolay, J. y RAbinovich, A. (2004). Ciudades intermedias: ¿una nueva oportunidad para un desarrollo regional coherente en América Latina. En Globalización e Intermediación Urbana en América Latina. Santo Domingo: FLACSO. [ Links ]

Espon. (2006). The Role of Small and Medium-Sized Towns. Final Report. Recuperado de http://www.espon.eu/main/Menu_Projects/Menu_ESPON2006Projects/Menu_StudiesScientificSupportProjects/Links ]

Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. (2010). Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas Recuperado de http://www.indec.gob.ar/ftp/censos/2010/CuadrosDefinitivos/P2-D_6_56.pdfLinks ]

Judd, D. y Fainstein, S. (1999). The Tourist City. London: Yale University Press. [ Links ]

Kotler, P. (1997). Mercadotecnia para hostelería y turismo. México, Prentice Hall. [ Links ]

Llop, J. M. (2008). Ciudades intermedias, entre sus territorios y la globalización. Modulor, (5), 9-13. [ Links ]

Marchena Gómez, M. (1995). El turismo metropolitano: una aproximación conceptual, en Estudios turísticos, (126), 7-21. [ Links ]

Méndez, R. (2006). Del distrito industrial al desarrollo territorial: estrategias de innovación en ciudades intermedias. IX Seminario. Internacional de la Red Iberoamericana de Investigadores sobre Globalización y Territorio. Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca. [ Links ]

Municipalidad de Bahía Blanca (2014). Mapa de accesibilidad vial. Recuperado de http://www.gifex.com/argentina_maps/Bahia_Blanca_Access_Map_Buenos_Aires_Prov_Argentina_2.htmLinks ]

Municipalidad de Bahía Blanca (2017). Información sobre turismo en Bahía Blanca. Recuperado de http://www.bahia.gob.ar/conoce/Links ]

Municipalidad de Bahía Blanca (2017). Información sobre infraestructura física y de servicios en Bahía Blanca. Recuperado de http://www.bahia.gob.ar/ciudadLinks ]

Page, S. (1995). Urban Tourism. New York: Routledge. [ Links ]

Pinassi, C. A. y Ercolani, P. (2012). El turismo urbano-metropolitano y su configuración espacial en las ciudades. Análisis de la focalidad urbana en bahía blanca (argentina). Revista TURyDES, 5 (13). [ Links ]

Prieto, M. B.; Schroeder, R. y Formiga, N. (2011). Ciudades intermedias: dinámica y perspectivas: el caso de Bahía Blanca - Argentina. Revista Geográfica de América Central (2), 1-17. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/4517/451744820424.pdfLinks ]

Pulido, N. (2004). Globalización y surgimiento de “ciudades intermedias” en América Latina y Venezuela. Revista Geográfica Venezolana, 45(1), 91-121. Recuperado de http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/24611/2/articulo45-1-4.pdfLinks ]

Ramborger, M. A. y Lorda, M. A. (2010). Análisis de las transformaciones antrópicas de la franja costera de la Bahía Blanca a partir de la interpretación de fotografías aéreas. Revista Universitaria de geografía, 19 (1), 49-70. Recuperado de http://bibliotecadigital.uns.edu.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1852-42652010001100006&lng=es&nrm=isoLinks ]

Rodríguez Vaquero, J. E. (2009). Turismo urbano y sistema territorial. Almería, modelo emergente. Nimbus, (23-24), 171-181. [ Links ]

Rodríguez Vignoli, J. (2002). Distribución territorial de la población de América Latina y el Caribe: tendencias, interpretaciones y desafíos para las políticas públicas. Serie Población y desarrollo, (32). [ Links ]

Santos, M. (1996). El espacio banal, una epistemología de la existencia. Discurso en Solemne Investidura de Doctor Honoris Causa; Universitat de Barcelona. [ Links ]

Schroeder, R. (2011). La actividad turístico-recreativa en la reestructuración del espacio urbano. El caso de una ciudad media: Bahía Blanca, Argentina. Revista Turismo y Sociedad, 12, 215-234. Recuperado de http://revistas.uexternado.edu.co/index.php/tursoc/article/view/3125/3507Links ]

Selby, M. (2004). Consuming the City: Conceptualizing and Researching Urban Tourist Knowledge. Tourism Geographies, 6 (2), 186-207. [ Links ]

Vera Rebollo, J. F. (coord.), López Palomeque, F., Marchena Gómez, M. y Antón, S. (1997). Análisis territoriales del turismo. Una nueva Geografía del Turismo. Barcelona, España: Ariel. [ Links ]

Vera Rebollo, F. (Coord.) et al. (2011). Análisis territorial del turismo y planificación de destinos turísticos. Valencia España: Tirant lo Blanch [ Links ]

Recibido: 11 de Julio de 2018; Aprobado: 29 de Agosto de 2018

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons