SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número2Clima organizacional y satisfacción laboral en organizaciones del sector estatal (Instituciones públicas) Desarrollo, adaptación y validación de instrumentosPropuesta de un grafemario para el Rromané Jorajané, lengua hablada por los gitanos de Chile índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Compartir


Universum (Talca)

versión On-line ISSN 0718-2376

Universum v.23 n.2 Talca  2008

http://dx.doi.org/10.4067/S0718-23762008000200005 

Revista Universum N: 23 Vol.2: 86-111 , 2008

ARTICULOS

La circulación de las ideas económico-sociales de Latinoamérica y El Caribe, en Asia y África ¿Cómo llegaron y cómo se diseminaron? (1965-1985)1

 

Eduardo Devés-Valdés (*)

(*) Doctor en Filosofía, Universidad de Lovaina, Bélgica. Doctor en Estudios de Sociedades Latinoamericanas, Universidad de París III, Francia. Investigador del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago de Chile.

Dirección para correspondencia


RESUMEN

Dentro de un proyecto de largo aliento en torno a las relaciones y paralelos entre el pensamiento de América Latina y el Caribe con el de Asia y África, se trata de determinar los modos a través de los cuales las ideas de las ciencias económico-sociales producidas en esta región llegaron a aquellas y se diseminaron allí.

Se abordan 6 modelos más importantes y otros de menos importancia para entender los procesos de circulación a través de: Instituciones académicas del Primer Mundo; Encuentros de cientistas económico-sociales; Redes sobre cuestiones del desarrollo; Estadías de latinoamericanos en Asia y África; Conferencias y congresos internacionales; Publicaciones.

Se entregan ejemplos para cada uno de éstos y luego se jerarquizan, de acuerdo a la importancia específica para la circulación de las ideas de que se ocupa el trabajo.

Se intenta, como conclusión, pensar más en general acerca de la circulación de las ideas en las regiones periféricas, teniendo en cuenta la necesidad de aumentar y otorgarle más densidad a dicha circulación.

Palabras claves:

Circulación de las ideas - Pensamiento latinoamericano - Pensamiento asiático - Pensamiento africano - Pensamiento periférico - Ciencias económico-sociales


ABSTRACT

As a part of a project about the relations and parallels between Latin American and Caribbean thought with the African's one, I will try here to determine the ways through which the ideas of socio-economical sciences generated in the former region went to the latter and spread out there.

I'll research into the 6 most important "models", as well as others of lesser importance, in order to understand the process of circulation of ideas through: Academic institutions of the first world; Meetings of economic-social scientists; Networks about developmental themes; Stays of Latin American researchers in Asia and Africa; International conferences and congresses; and Publications.

Examples are offered for each one of these "models" and then ranked, according to the specific importance for the circulation of ideas above mentioned.

As a conclusion, I intend to think, in a larger scope, about the circulation of ideas in the peripheral regions, considering the necessity to enlarge and give more density to this circulation.

Key words:

Circulation of ideas - Latin-American thought - Asian thought - African thought - Peripheral thought - Economic-social sciences


 

INTRODUCCIÓN Y FORMULACIÓN PROBLEMA : CUESTIONES EIDOLÓGICAS, CIRCULACIÓN DE LAS IDEAS Y REDES INTELECTUALES EN LAS REGIONES PERIFÉRICAS

¿Por qué interesa la circulación de las ideas? Porque se trata en sí mismo de un problema, tal como interesa la circulación de las personas, de los bienes o del dinero. Pero, también como éstos, la circulación de las ideas es un asunto que se conecta con muchos otros como son, por citar apenas algunos: la dependencia cultural, las modas intelectuales y los impactos de unas sociedades sobre otras. En esta ocasión, sin embargo, es un tema que interesa particularmente pues tiene que ver con la producción del conocimiento y por consiguiente con la calidad del conocimiento producido. Producción del conocimiento y circulación del conocimiento (o de las ideas) son dos asuntos interconectados y esta interconexión adquiere mayor relevancia cuando la producción de conocimiento se concibe como un proceso no sólo espontáneo de algunas inteligencias brillantes (al modo antiguo artesanal), sino principalmente como un quehacer programado de vastas comunidades intelectuales (al modo moderno e industrial). Ello, en primer lugar, pues el conocimiento que se produce y circula es el principal insumo para la construcción de nuevo conocimiento. La importancia fundamental y clave de todo esto es que el conocimiento, por su carácter aléphico, es aquello que permite ver (y hacer funcionar) casi todas las otras dimensiones de la realidad humana, porque casi todas pasan por el conocimiento. Entender y mejorar los procesos de producción del conocimiento deviene así en la más decisiva de todas las tareas intelectuales.

Ahora bien, en los espacios periféricos, la pregunta por la difusión de las ideas aparecidas en esos espacios, más allá de la propia sociedad o del estado-nación, ha sido completamente excepcional. Las pocas ideas aparecidas en la periferia se han (supuestamente) difundido poco y a través de radios muy restringidos. La pregunta por la circulación de las ideas económico-sociales de América Latina y el Caribe (ALC) hacia otros continentes, puede sonar para muchas personas como algo completamente baladí, en el supuesto espontáneo, que éstas nunca se difundieron más allá de nuestros territorios.

Pero el problema de la diseminación, expansión, circulación de las novedades ha sido algo tradicional en los estudios eidológicos. Se ha intentado descubrir modos de diseminación y se han construido paradigmas para explicar la ocurrencia y las manifestaciones del fenómeno. Por ejemplo, en el mundo islámico, la peregrinación a la Meca ha sido fundamental para la diseminación de nuevas ideas; en el caso europeo, desde el Renacimiento, la concurrencia de jóvenes a las universidades o centros de enseñanza; en épocas más recientes, para ALC y algunos lugares de Asia y África la concurrencia de jóvenes a las universidades y otras instituciones de educación superior del Primer Mundo jugó este mismo papel.

Este trabajo se ocupa de un asunto muy desconocido: algunas de las ideas económico-sociales, aunque no sólo éstas, producidas en ALC durante los años 1950-1975 circularon profusamente por el mundo. Originadas principalmente en Brasil y Chile, aunque con aportes de personas de varios oros países, circularon en el medio intelectual de ALC en general, como también en sectores de Bangladesh, Canadá, Gran Bretaña, India, Kenia, Nigeria, Pakistán, Senegal, Sri Lanka, Sudáfrica, Suiza, USA, y Tanzania, entre otros países. Algunos de éstos y algunas instituciones en su interior, particularmente Gran Bretaña, se transformaron en retransmisores de estas mismas ideas. Es casi imposible imaginar que las ideas circulen a través de un solo canal o siguiendo un modelo único. De hecho, para que se constituya un movimiento de ideas, y en el propio proceso de constitución, se combinan numerosas maneras de circulación.

Para que existan contactos efectivos debe haber redes intelectuales que circulen las ideas de manera permanente. Tales redes han sido escasas entre las intelectualidades de las regiones periféricas. Obstáculos económicos e idiomáticos han dificultado este tipo de encuentros. La lejanía de los otros continentes periféricos y las limitaciones económicas de nuestras intelectualidades han conspirado contra sus relaciones fluidas a través de años. Para ALC, puede ser ilustrativo el hecho que si la intelectualidad hispanoamericana tuvo escasos contactos antes de los 1960s con la brasileña, es fácil imaginar cuán pocos habrán sido en casos más difíciles. De hecho la intelectualidad latinoamericana establece mínimos contactos con las de otras regiones periféricas antes de 1970. Pero las razones idiomáticas y económicas no han sido las más importantes. Ya sabemos que respecto de Francia y España fueron siempre superadas. Las razones más importantes se refieren a la ignorancia y a la falta de interés: la intelectualidad de unas regiones periféricas no sabe de la existencia de las otras y no ve interés en relacionarse con la intelectualidad de aquellas, a lo cual se suman razonas más pragmáticas. Aunque compartan problemas e ideas comunes, pero no lo saben, estas intelectualidades no se encuentran. Los pocos contactos que existen han sido en gran parte motivados por las naciones Unidas: UNCTAD, CEPAL, y sobre todo UNESCO.

Las vías a través de las cuales circularon las ideas desde ALC a, y por, Asia y África, fueron variadas. A continuación se formulan 6 modelos, y para cada uno se estudia algún ejemplo relevante. Se denominan "modelos" porque se asumen como formas que se dan en este caso, pero que se replican en otras situaciones, para otras ideas, pueblos y épocas. Se desarrollan en primer lugar los modelos más importantes para el caso en estudio y luego los que tuvieron menos relevancia. En todo caso, se trata apenas de pistas que podrían conducir a investigaciones mayores. Si puede servir de comparación para el medio iberoamericano, téngase en cuenta lo mucho que se ha escrito sobre la recepción y los viajes de José Ortega y Gasset a nuestra región. En este artículo se trata no de un individuo sino de una o más escuelas de pensamiento y de su circulación por ecosistemas intelectuales claramente mayores que el iberoamericano de la primera mitad del siglo XX. Con el fin de descargar un poco el texto de referencias eruditas y empíricas, se ha recurrido a notas algo copiosas, además de la conexión que se menciona en la nota 4 al proyecto "Atlas del Pensamiento".

Modelo 1- Presencia de africanos y asiáticos en instituciones académicas del Primer Mundo donde se manejaban las ideas procedentes de ALC

La estadía de personas de la región receptora en la región emisora de ideas ha sido una de las formas privilegiadas, sino la más importante, para la transmisión de las ideas. Los viajes de jóvenes a estudiar a los centros emisores de ideas ha sido una cuestión que ha marcado decisivamente el pensamiento y particularmente el pensamiento periférico en los últimos siglos. Esto sin embargo, ha tenido mucho menos importancia en la circulación de las ideas entre regiones periféricas. Una de las características de la condición periférica es la baja legitimidad de unas regiones ante otras y, por ello, el bajo interés que representaría para un joven africano o asiático estudiar en ALC. A ello deben sumarse razones idiomáticas y económicas, aunque sin duda no son las principales. Para nosotros es muy evidente como muchos jóvenes han ido a pasar penurias encandilados por el glamour de las ciudades del centro, lo cual ha sido asumido parcialmente también como una inversión. El viaje y la estadía en el centro contribuyen a ganar un capital de prestigio, lo que sería casi contraproducente si este viaje fuera a otra región periférica.

Numerosos cientistas económico-sociales de las regiones periféricas concurrieron a universidades e instituciones educacionales del centro para estudiar. En estos lugares recibieron ideas que o no se manejaban en sus regiones de origen o sólo se manejaban muy vagamente. En este marco, el papel que jugó el IDS (Institut for Development Studies de Sussex University) y su director Dudley Seers en el traspaso de ideas económico-sociales desde ALC a África y Asia2 es de gran importancia (ver Devés 2004).

Ahora bien, ¿cómo fue posible la transmisión de estas ideas al interior del IDS o, más ampliamente, por medio del trabajo de sus fellows?

De hecho, en el pensamiento de D. Seers se "incrustaron" elementos del pensamiento económico latinoamericano; a otras fellows del IDS les ocurrió lo mismo o simplemente conocieron o citaron en sus trabajos también las ideas económico sociales latinoamericanas, especial mención debe ser hecha de quienes trabajaron en/sobre África y sobre Asia; por otra parte, en el IDS trabajaron numerosos latinoamericanos pertenecientes a la red cepalino-dependentista empapados de esas mismas ideas y en los documentos emanados del IDS, en especial su Bulletin, aparecieron con frecuencia artículos conteniendo tales ideas.

Para probar que Dudley Seers y el IDS pudieron ser difusores de estas ideas por el mundo, y particularmente en Asia y África se recurre a los ámbitos siguientes: 1) la participación en misiones o asesorías; 2) la docencia; 3) la realización de publicaciones en esos continentes y las publicaciones sobre esos continentes.

1) Es importante señalar que asiáticos y africanos concurrieron al IDS para realizar estudios y recibieron en los cursos las teorías que manejaban sus profesores para referirse a los asuntos del desarrollo. Uno de esos casos es el de Susantha Goonatilake. Su caso es particularmente interesante para este efecto por las polémicas que generó al interior del IDS y en las cuales se advierte su conocimiento y admiración por las teorías de ALC. Goonatilake, que en sus trabajos cita, por ejemplo, a O. Sunkel3, A. G. Frank, R. Stavenhagen, así como a D. Seers y otros autores que se manejaban con la conceptualización cepalino-dependentista, se ubica frente a problema del colonialismo y la dependencia intelectual. En un discurso donde se advierten las herencias de F. Fanon apunta a la "descolonización de la academia". Afirma que internacionalmente existe una comunidad académica que funciona según el modelo centro-periferia, o un modelo burocrático, en el cual el conocimiento serio sólo sería producido en el centro. La nueva relación en la academia, puede ser mejor descrita, en términos generales, citando y parafraseando aquello que ha dicho Sunkel sobre las multinacionales (1975a, 8-9). Dicho de manera más radical, "en el caso de los países periféricos dependientes, el conocimiento legitimado es determinado por las particulares relaciones socio-económicas entre el centro y a periferia dependiente" (1975b 34). Y se pregunta, en este contexto, por qué ciertos países del Tercer Mundo no han producido "un A. G. Frank, un Th. Dos Santos, un R. Stavenhagen o un C. Furtado" y "por qué los latinoamericanos han sido capaces de producir un vigoroso cuerpo de conocimiento sobre el desarrollo (el cual está siendo legitimado y re-transmitido por centros como el IDS hacia el resto del Tercer Mundo)", para luego responderse, "porque en los 1960s ellos críticamente confrontaron los análisis y soluciones propagados por el centro metropolitano" (1975b, 34). Y si hay excepciones en Sri Lanka, como es el caso de Gamani Corea, se debe a que ha seguido las posiciones creadas inicialmente por los latinoamericanos" y, en todo caso, no le parece que el trabajo de éste o de otros srilankeses sea una contribución del nivel de la realizada por los latinoamericanos (1975b, 34).

2) El IDS fue un instituto fundado y dirigido en sus primeros años por un conocedor y admirador del pensamiento económico social latinoamericano. Allí trabajaron latinoamericanos, se conocieron y difundieron las ideas de las escuelas cepalina y dependentista. Trabajaron allí también numerosos africanistas, varios de los cuales conocieron ideas y autores de ALC, que utilizaron en sus textos sobre África. A través de dichos textos y de las estadías en ese continente, por docencia, investigación o misiones, los fellows del IDS contribuyeron a hacer presentes las ideas económico-sociales latinoamericanas en África y Asia. De hecho, muchos de ellos investigaron y publicaron allí, como puede advertirse en la nota a continuación4.

3) En diversas ocasiones, en las publicaciones realizadas por el IDS sobre y/o en África y Asia se expresaron las ideas originarias de ALC. Ello ocurrió de diversas maneras. En el Bulletin, aparecieron unos pocos artículos de autores latinoamericanos, aparecieron también algunos artículos de los fellows dedicados a la obra de los latinoamericanos (como uno del propio Seers sobre Raúl Prebisch) así como otros, dedicados a cualquier materia, utilizando las categorías de origen latinoamericano (como por ejemplo los de Brett 1975, Collins 1971, Ingham 1989, Jolly 1989, Van Arkadie 1971) y, por último, los de asiáticos o africanos que ya han recepcionado (y eventualmente re-elaborado) las categorías de ALC, (como por ejemplo los de S. Goonatilake, cuyas propuestas se han reseñado antes). Hubo otras publicaciones del IDS, fuera del Bulletin, en las cuales también se reprodujeron estas ideas (como en Zammit, Ann y Palma, Gabriel eds. 1973).

Modelo 2 - Encuentros de cientistas económico-sociales: El Foro Tercer Mundo

Otro modelo importante de circulación de ideas se descubre en la realización de encuentros (congresos, jornadas, seminarios, coloquios, etc.) en que participaron cientistas económico-sociales de ALC junto a los de Asia y África. Hubo numerosas ocasiones en que se produjo este tipo de encuentros. Un ejemplo particularmente relevante para lo que nos interesa es la reunión preparatoria y la primera reunión formal del Foro Tercer Mundo (FTM) realizadas en Santiago de Chile en 19735 y en Karachi, Pakistán, en 1975.

La reunión de Santiago

La primera reunión del FTM, que se ha llamado la "reunión preparatoria" se realizó en las instalaciones de la CEPAL, en Santiago de Chile entre el 23 y el 25 de abril de 1973. La profesora india Padma Desai publicó una suerte de informe o crónica del encuentro, estableciendo que "alrededor de 40 cientistas sociales de América Latina, el Medio Oriente, el subcontinente indio e Indonesia convergieron en Santiago de Chile hacia fines de abril para discutir sobre problemas relativos al Tercer Mundo". Los organizadores "no traían una agenda o papers para la discusión, como tampoco tenían una lista de participantes. Esta intención no planificada e informal de la conferencia, sin embargo, fue más que compensada por el hecho que los delegados estaban unidos en espíritu por la pobreza de sus países y su determinación de articular en torno a ésta las percepciones y demandas de sus tierras y pueblos" (1973, 57). Se trataron en lo esencial tres temas: estrategias de desarrollo para el Tercer Mundo; comercio, ayuda y acuerdos monetarios; y medio ambiente y control de la población6.

En esta ocasión participaron personas de unos 15 países y ello en el momento de mayor exaltación del paradigma cepalino-dependentista, es decir en el marco del gobierno de Salvador Allende en Chile. La presencia de O. Sunkel, E. Iglesias y G. Martner, entre otras personas hace pensar en la exposición de las ideas cepalino-dependentistas.

La reunión de Karachi

La reunión de Karachi, patrocinada por el gobierno de Pakistán, se produjo entre el 5 y el 10 de enero de 1975, según el Comunicado oficial, "para analizar las medidas destinadas a solucionar la crisis constante de las relaciones entre los países industrializados y los de países en desarrollo" (1975, 1). En la reunión de Karachi estuvieron presentes figuras muy importantes de la producción de ALC, tanto como personas de otras procedencias ya familiarizadas con la producción de ALC7. Es fácil concluir que las ideas debieron ser expuestas y estar allí en discusión, aunque 1975 sea ya algo tarde para las ideas cepalino-dependentistas.

Lo que es muy claro, por otra parte, es que en el Comunicado las ideas de origen latinoamericano vienen claramente hibridadas con ideas de otras procedencias, particularmente con las de autosuficiencia (selfreliance), que se venían desarrollando en África, particularmente en Tanzania por Julius Nyerere (ver Nyerere 1968 y 1974, y Stöger-Eising, Viktoria 2000) y que, por otra parte, ya se habían ideo hibridando en África con las ideas de ALC (ver Devés-Valdés 2005b).

Los participantes del Foro respaldaron los objetivos enunciados en la "Declaración de Santiago" y convinieron en que era necesario librar una revolución intelectual permanente para superar la dependencia del Tercer Mundo e introducir cambios profundos en el orden interno y externo que los países en desarrollo encaran actualmente (Comunicado 1975, 1).

No se cuenta con las exposiciones de los participantes, aunque el Comunicado da cuenta de los acuerdos a los que se llegó y trasluce seguramente los conceptos e ideas de quienes lo redactaron, al menos. Conceptos como dependencia, autosuficiencia, naturaleza dispar del orden mundial vigente, orden económico internacional más justo. Pero lo que es más relevante es la formulación muy acabada del tercermundismo, en el cual confluían ideas de diversas procedencias y antigüedades: desarrollismo, dependentismo, autosuficiencia, especificidad, sentido social, comercio justo, deterioro, planificación.

Cuando se realizó esta reunión, ya había numerosos pakistaníes que conocían a los autores de ALC (siendo probablemente el más citado A. Lewis) y cuyas ideas se estaban cruzando en el medio pakistaní con algunas procedentes de la Europa del Éste y otras presentes en las variantes del socialismo islámico (ver Devés 2008).

Modelo 3- Redes sobre cuestiones del desarrollo: CODESRIA (Council for the Development of Economic and Social Research in Africa)8.

La red CODESRIA, por cierto, en conexión con otras instituciones que le fueron cercanas, como CEA (Comisión Económica para África) e IDEP (Instituto para el Desarrollo Económico y la Planificación), es clave para entender la circulación y la difusión de las ideas de las ciencias económico-sociales de ALC en África, aunque también, de modo mediato, se proyectó mas allá del continente, impactando en Asia.

La primera persona que llegó a Senegal con un conocimiento relativamente grande del pensamiento económico-social latinoamericano fue Samir Amin. En su libro autobiográfico anota: "en la época de mis estudios universitarios (mediados de los 50s) América Latina nos parecía todavía un continente lejano y poco conocido. Comprendíamos mejor lo que pasaba en las Antillas - en Haití, Jamaica o Guadalupe - que la política de Brasil, México o Argentina. Sin embargo descubrí personalmente los problemas de este continente a través de mi lectura de los primeros escritos de la naciente CEPAL, bajo el impulso de Raúl Prebisch" (1999, 34). Señala que cuando llegó al IDEP a mediados de los 60s era "como una 'escuela' de enseñanza barata de las 'técnicas de planificación'" (1999, 134) y que lo que pretendió, cuando se hizo cargo era "transformar 'la Escuela' en una escuela, a la par que un centro de investigaciones, y hacer de ella también un lugar de debates panafricanos, haciendo hincapié en la economía política de la dependencia, la liberación y el cambio social" (1999, 135). En relación a esto, es significativo lo que agrega a continuación: "quise sacar a África del aislamiento neo-colonial y organicé con este fin los primeros grandes encuentros entre los intelectuales de nuestro continente, los de América Latina (1972) y los de Asia (1974)" (1999, 135).

No se refiere con más detalle a estas reuniones, pero recuerda que trabajó en relación con la Comisión Económica para África (1999, 135) y sobre todo que trajo al IDEP a profesores afamados como Fawzy Mansour, Héctor Silva Michelena, Oscar Braun, Norman Girvan y otros más jóvenes (1999, 135). Pero lo más importante de todo es que estos profesores (especialmente el venezolano, el argentino y el jamaiquino) pertenecían a las redes cepalino-dependentistas y contribuyeron en la formación de cuadros realizada en el IDEP. Recuerda Amin que allí "formamos por lo menos a un millar de jóvenes africanos capaces de juzgar con espíritu crítico programas y políticas de 'desarrollo'. Pero al mismo tiempo contribuimos a construir una activa comunidad intelectual panafricana" (1999, 135-6). Cuenta que se realizaron múltiples encuentros nacionales o sub-regionales en África y que, en este marco, se creó CODESRIA (1999, 136), cuya sede también se instaló en Dakar.

De hecho, Amin ha sido en las décadas de 1970 y 1980 el cientista económico-social africano más reconocido dentro y fuera de su continente, sólo parangonable con los caribeños, medio africanos por adopción, Frantz Fanon y Walter Rodney. A la vez, él y Rodney se encuentran entre los mayores conocedores de la producción cepalino dependentista, lo que permite dimensionar, al menos en términos relativos, la importancia del traspaso de ideas desde ALC.

El conocimiento y utilización de las ideas de ALC por parte de Amin y otras personas ligadas a CODESRIA, como J. Reweyemamu, por ejemplo, las invitaciones del cientistas económico-sociales latinoamericanos, la organización de cursos y encuentros y las publicaciones fueron todas formas en que las ideas procedentes de ALC se difundieron en el medio africano, aunque CODESRIA no hay sido el único canal.

Modelo 4- Institutos dedicados a estudios económicos y sobre el desarrollo en Asia y África (IDEP y UNADI)

Se ha señalado que se ligaron a CODESRIA otras instituciones, particularmente dos auspiciadas por la ONU, CEA e IDEP. En ambos centros, particularmente en el segundo, se difundieron las ideas procedentes de ALC. Para el caso asiático es relevante el UNADI (United Nations Asian Development Institute), ubicado en Bangkok,

El UNADI se encuentra notoriamente más comprometido con otras nociones (como el desarrollo alternativo o lo que llaman "el esquema conceptual del otro desarrollo", cuestiones ecológicas, tecnologías apropiadas) que con las dependentistas, como ocurre con el IDEP, pero así y todo está recibiendo e hibridando algunos elementos procedentes de ALC con otras líneas geneidéticas.

Poona Wignaraja uno de los líderes de esta institución y de su programa sobre desarrollo agrícola se refiere, entre otras, a las iniciativas del IDEP y a su esfuerzo realizado a través de años por imaginar escenarios alternativos "para el desarrollo auto-centrado (selfrelian development) en África" (1977, 36). Además se refiere a que "en América Latina un equipo apoyado por la Fundación Bariloche ha refutado la tesis de los 'límites del crecimiento' y ha propuesto un 'modelo mundial latinoamericano'" (Wignaraja 1977, 37).

Wignaraja se había ligado antes a personas como Enrique Oteiza y Samir Amin, produciendo en conjunto el documento "Nuevas formas de colaboración internacional en materia de investigación y capacitación para el desarrollo". En éste se observa que "el contacto entre las instituciones de los diferentes países del T. M. suele ser limitado, y casi inexistente entre las instituciones de los diferentes continentes del T. M." (Amin et alt. 1975, 3). Estos juicios se enmarcan, por cierto, dentro de una reflexión que apunta precisamente a fomentar ese contacto, que aparece como necesario, en parte, debido a cuestiones epistémicas para evitar o aminorar "la perpetuación del uso de modelos y conceptos que reflejan los intereses y la experiencia de los países ricos" en las ciencias sociales y que "dificulta que los científicos sociales del T. M. adquieran un conocimiento genuino de sus sociedades, que tienen diferentes valores e instituciones" (Amin et alt. 1975, 4). Consecuentemente, el documento retoma las conclusiones del propio F. T. M., a lo cual ya había hecho alusión Padma Desai, señalando que "se reitera lo expresado en el F. T. M.: ha llegado el momento de buscar estrategias alternativas de desarrollo más adecuadas a las necesidades del Tercer Mundo y estas deben emerger de un trabajo intelectual ad hoc" (Amin et alt. 1975, 6). De hecho, este discurso sobre la tarea intelectual se imbrica con otro sobre la economía mundial. Es decir, se concibe también la realidad científica y tecnológica, e incluso la referida a las ciencias económico-sociales, como afectada por las coordenadas que rigen el sistema mundial. Así, se habla de un "imperialismo académico" (Amin et alt. 1975, 10), puesto que la experiencia demuestra que ha habido formas de colaboración académica vinculadas directamente con la preservación de formas antiguas de dominación o de formas nuevas de dependencia cultural y científica" (Amin et alt. 1975, 12)9.

Esta misma línea de trabajo, que se encuentra igualmente como se ha visto antes en S. Goonatilake, se proyecta en Wignaraja. Piensa que las sociedades del Asia del Sur han sido incorporadas dentro de un sistema global sobre el cual tienen muy poco control. En ese esquema no han podido realizar una significativa transición histórica al capitalismo o al socialismo, ni han sido capaces de integrar sus economías duales o erradicar las más terribles formas de pobreza y hambre o encontrar identidad cultural. Esto conlleva un avanzado sentido de alienación, un desperdicio de recursos y un fracaso en el despliegue efectivo de un sistema de conocimiento útil enraizado en la cultura del pueblo para un desarrollo sustentable (1989, 9).

El UNADI se prolonga en diversas iniciativas o convenios como el SAPNA (South Asian Perspective Network Asociation) y el "Proyecto Tercer Mundo y Desarrollo Mundial", realizados en el marco de la Universidad de las Naciones Unidas10. Este último apuntó a ligar desarrollo y democracia, pensándoles desde las condiciones del Tercer Mundo e intentando ir más allá de las propuestas liberales o marxistas que inspiraban a las intelectualidades de los países desarrollados.

Modelo 5- Publicaciones con vasta circulación

Como se va viendo, diversas revistas contribuyeron a este proceso de circulación de ideas, aunque no deben entenderse como organismos autónomos, sino como expresión de redes que se propusieron el designio de difundir o discutir sobre asuntos del desarrollo. En esta labor las revistas editadas en el Primer Mundo, aunque en ocasiones por intelectuales del Tercer Mundo residentes allí, son las de mayor importancia. Se ha aludido antes al Bulletin del IDS, pero debe mencionarse también, entre otras, el caso de Third World Quarterly, editada en Londres por el paquistaní Altaf Gauhar11.

El caso de Third World Quarterly y la Third World Foundation

Esta revista se fundó en 1979 con el designio de ocuparse de los temas del desarrollo en el Tercer Mundo, como expresión de una intelectualidad originaria del Tercer Mundo preocupada por crear medios de circulación de sus propias ideas.

En su primer editorial, se afirma que la revista aparece "en un momento crucial en el diálogo Norte-Sur". Esto es algo tarde para las ideas cepalino-dependentistas en su formulación más clásica, ya en franca revisión a fines de los 1970s. Esta versión recibió reelaboraciones que se proyectaron ampliamente y, en cierta forma, renovaron en nuevas expresiones. Una forma de renovación, pero a la vez de negación de los anteriores postulados, fue la idea de diálogo sobre materias primas y deuda externa, como también es algo nuevo el muy inmediato sentimiento de obtener pocos o nulos resultados con este discurso y renovada estrategia.

El editor, Altaf Guahar12, se plantea a lo largo de las notas con que introduce cada número de la revista, varias ideas que se articulan a las de Prebisch y al cepalino-dependentismo, formuladas en esa época en el seno de la UNCTAD y en lo que Prebisch mismo llamó su cuarta o quinta etapa de pensamiento. Por cierto, la revista convoca o reproduce los trabajos de importantes figuras que se encuentran en el mismo horizonte epistémico como son, entre otras, W. A. Lewis, Samir Amin, Ali Mazrui, Julius Nyerere, Michael Manley, Gamani Corea, Jagdish Whagwati, Shridath Ramphal, A. G. Frank, Dudley Seers, Guillermo O'Donnell, Nurul Islam y Raúl Prebisch. De varias de estas personas publica trabajos más de una vez, en los primeros años de la revista. Ello, además de mostrar la presencia de las ideas de ALC en Londres, donde se editaba y en el seno de la comunidad de estudios del desarrollo india y paquistaní (que producía y daba vida a la revista), muestra también la existencia de una red que relaciona a un conjunto de figuras de Tercer Mundo ocupadas del desarrollo y que se repiten en ocasiones diversas y en diferentes medios de expresión.

De hecho la Third World Foundation, asociada (o propietaria) de la revista, convocó a un premio: el Third World Prize13, instituido por ésta para ser "conferido a individuos o instituciones por sus importantes contribuciones al desarrollo del Tercer Mundo, particularmente en los campos económico, social, político o científico" (enero 1981, vol. 3, n. 1, p. vi). Dicho premio fue otorgado en su primera ocasión a Raúl Prebisch, por su "análisis de la relación centro-periferia en el comercio internacional y por el concepto del secular deterioro en los términos del intercambio de los países en desarrollo, teniendo un profundo impacto en el estímulo de del pensamiento económico, a lo largo de las últimas 3 décadas (enero 1981, vol. 3, n. 1, p. vii). Continúa la fundamentación del premio argumentando que "Maestro, es el modo como la gente se refiere al Dr. Prebisch en América Latina. Un hombre de ideas, un hombre de acción, él continúa ejerciendo una influencia decisiva en el pensamiento y las políticas en todos los foros internacionales comprometidos con el diálogo Norte-Sur. Su trabajo creativo ha estado marcado por gran originalidad y profunda inspiración; pocos académicos y planificadores en el campo del desarrollo económico han sido más innovadores" (enero 1981, vol. 3, n. 1, p. vii). "El Dr. Prebisch, que ha servido a toda la humanidad, a través de su trabajo ha hecho una sobresaliente contribución al desarrollo del Tercer Mundo en los campos económico y social" (enero 1981, vol. 3, n. 1, p. viii).

Altaf Gauhar, la Third World Fundation y la revista también organizaron foros sobre temas de interés para el Tercer Mundo, heredando en cierto modo el espíritu del FTM (ver Devés 2006). Ejemplo de ello fue la South-South Conference14 realizada en China, en abril de 1983, "para discutir las estrategias de desarrollo, negociación y cooperación llevadas a cabo por los países en desarrollo durante los últimos 30 años" (Gauhar, 1983, vii).

Modelo 6- Estadías, visitas y misiones de latinoamericanos y caribeños (o de autores del Primer Mundo inspirados en las ideas de ALC) en Asia y África

Las estadías de cientistas económico sociales de ALC en Asia y África fueron excepcionales, salvo en el caso de los caribeños, que tuvieron importante presencia, muchos de ellos instalándose por periodos largos: Frantz Fanon, Walter Rodney, Clive Thomas, y otros por periodos más cortos o por su participación en misiones, como W. A. Lewis, Norman Girvan o George Lamming. W. A. Lewis, realizó asesorías económicas en varios lugares del África y como producto de éstas publicó su Politics in West Africa (1965) (Bhagwati 1982, 18-19), pero no vivió en Asia o África, ni compartió con otros caribeños la idea de la vuelta a la tierra madre. Figuras importantes como R Prebisch, Osvaldo Sunkel, F. H. Cardoso y A. G. Frank o no estuvieron en África y Asia o lo hicieron apenas de pasada. Es decir, la mayoría de los principales productores del pensamiento económico-social de ALC no fueron los mismos que los principales transmisores en Asia y África. Mucho más frecuentes fueron las estadías, visitas y misiones de autores procedentes del Primer Mundo, algunos de los cuales estaban inspirados por ideas generadas por gente de ALC. Esto, como se ha insinuado, fue particularmente relevante para los fellows del IDS de Sussex.

Samir Amin, el cientista económico-social africano con mayores contactos en ALC, en sus memorias, confirma indirectamente la poca presencia, insistiendo en las personas que pasaron o con las cuales se encontró pero casi no aludiendo a estadías de largo aliento. Como se ha visto, recuerda haber recibido a Héctor Silva Michelena, Oscar Braun y Norman Girvan, y señala haber hecho un encuentro con latinoamericanos en 1972 (1999, 135). Aunque no se refiere con más detalle a esa reunión, debe señalarse que fue posiblemente con motivo de ésta que André G. Frank visitó Dakar. Comenta que "en 1972 viajé a Roma, vía Dakar. Me detuve en Dakar para asistir a una conferencia en la cual Samir Amin, quien también me había visitado en Santiago, se proponía introducir la teoría de la dependencia en África", (Frank: 1991, 61).

Debe considerarse entonces, principalmente la presencia de autores originarios del Primer Mundo, que manejaban las ideas procedentes de ALC y que las había incorporado a su discurso, y que estuvieron durante estadías largas en África o Asia. En Senegal estuvieron diversos extranjeros que manejaban algo de la conceptualización latinoamericana: británicos procedentes del IDS (Institut for Development Studies) de Sussex por ejemplo: Rita Cruise O'Brien y Donald Cruise-O'Brien; y franceses como Catherine Coquery Vidrovitch. En Tanzania trabajaron Paul Colins, Manfred Bienefeld, Colin Leys y Reginal Herbold Green. En Kenia residió durante años Colin Leys, el británico que más conoció, trabajó y discutió el dependentismo. Éste viajó y escribió sobre otos países de África y su obra fue también conocida en Asia. El mismo Dudley Seers viajó, visitó y realizó asesorías en numerosos países asiáticos y africanos.

El caso de Walter Rodney

Aunque Walter Rodney puede considerarse parte del pensamiento africano, para muchos efectos, por otra parte, puede considerarse como un extranjero que vehiculizó ideas desde otras regiones hacia el África15.

Rodney viajó a Tanzania gracias al apoyo de su tutor Richard Gray de la School of Oriental and African Studies, donde se doctoró, y a la invitación de T. O. Ranger, a la sazón jefe del Departamento de Historia en Dar es Salaam (R. Lewis: 95, 43ss). En África, particularmente en Dar es Salaam, confluyeron caribeños, con británicos y africanos. A esto último se refiere Dani W. Nabudere. Recordando la primera parte de los 70' en la capital de Tanzania y tratando de entregarnos el ambiente en el cual se fundó la African Association of Political Science (AAPS), Nabudere lo califica de un murmullo de actividades revolucionarias y debates sobre la liberación africana, el colonialismo, neocolonialismo e imperialismo. Esta atmósfera, piensa Nabudere, tuvo mayor radio de acción por el "dinamismo que prevalecía en la Universidad de Dar es Salaam". En esos años, recuerda, ésta había recibido a Walter Rodney; a estudiosos británicos progresistas como John Saul, John Iliffe y Sol Pichotto (sic, Saul es canadiense y Pichotto es Piccioto.); a estudiosos de otras regiones que se habían refugiado allí como Natham Shamuyarira, Yash Tandon, Mahmood Mamdani, Claude Ake, Akudiba Nnoli, a él mismo, y por cierto a los propios tanzanos como Anthony Rweyemamu, Issa Shivji y Justinian Rweyemamu, así como varios otros (Nabudere s/f).

Rodney fue probablemente quien se hizo más eco de la producción procedente de ALC, dándola a conocer en el medio tanzano, pero a la vez debe señalarse que prácticamente todas las personas mencionadas por Nabudere, poco antes o poco después, conocieron esta misma producción. Rodney utilizó más que otros autores tanzanos o residentes el material teórico originado en América Latina, con el objetivo de interpretar el pasado africano; fue también quien realizó la más importante reelaboración hibridando este material con elementos del pensamiento afroamericano y africano, articulando dependentismo, esclavitud, racialismo e independencia africana, todo ello en el marco de una perspectiva identitaria. Su obra acusa lecturas de autores como Furtado, A.G. Frank, Samir Amin y otros impregnados de las categorías estructural dependentistas.

La obra más importante de Rodney fue sin duda Cómo Europa subdesarrolló África, publicada en 1972 y de inmenso impacto en el pensamiento negro mundial. Su propuesta fundamental es que "el desarrollo africano sólo es posible sobre la base de un corte radical con el sistema capitalista internacional, que ha sido el principal agente del subdesarrollo en África, a través de los últimos cinco siglos" (1974, VII). Piensa que el capitalismo se encuentra rápidamente expirando (1974, 11) , y sea por ello o a pesar de ello, el desarrollo pasa por el corte con este sistema, por la independencia (1974,4), porque el subdesarrollo, como para otros dependentistas no es sinónimo de pobreza, desnutrición, insalubridad o ineficiencia, sino de "la relación de explotación de un país por otro" (1974, 14) y éste ha sido el caso de África, debido a que, cuando los términos del comercio son fijados por un país de una manera totalmente ventajosa para él, entonces el comercio va usualmente en detrimento del socio (1974, 22). Sintetiza sus ideas al respecto cuando afirma que "los escritores más progresistas dividen el sistema capitalista/imperialista (alude a Pierre Jalee) en dos partes. La primera es la dominante o sección metropolitana, los países del segundo grupo son frecuentemente llamados satélites, porque están en la órbita de las economías metropolitanas (alude a A. G. Frank); y están integradas de un modo que es desfavorable para África y garantiza que África es dependiente de los países capitalistas. La dependencia estructural es una de las características del desarrollo" (1974, 25).

Otros Modelos:

Los que se han señalado son los modelos más importantes para la circulación de estas ideas pero existen otros que también deben mencionarse. Para comenzar, la existencia de instancias como las conferencias y congresos internacionales, como por ejemplo la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente, que permitió reunir a cientistas económico-sociales de los diversos continentes. Enrique Iglesias, a la sazón director de la CEPAL, en su discurso de apertura de la reunión del FTM en Karachi, en enero de 1975, entrega información respecto a como se elaboró la iniciativa. Preguntándose por "los antecedentes que nos han llevado a estar reunidos aquí", recuerda que "durante los años 1971 y 1972 un grupo de expertos en ciencias sociales del Tercer Mundo, tuvo ocasión de colaborar muy estrechamente con la organización de la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente que se realizó en Estocolmo en 1972". En esa ocasión16, pudimos "trabajar juntos y elaborar las posiciones intelectuales y políticas del mundo subdesarrollado ante un nuevo desafío intelectual y una nueva cartografía política en las relaciones internacionales: el de los vínculos entre preocupaciones crecientes por el medio ambiente y las permanentes ansiedades por nuestros problemas del desarrollo económico y social"17. Deben mencionarse también los organismos internacionales, como el Banco Mundial o la UNCTAD, donde trabajaron personas dedicadas al desarrollo oriundas de diversos continentes, como Raúl Prebisch, Gamani Corea y Mahbub ul Haq, entre tantos otros intelectuales ocupados de asuntos del desarrollo. También tuvieron cierta relevancia las estadías, visitas y misiones de africanos y asiáticos en A.L.C. Al aludir al FTM se advirtió que visitaron Chile numerosos africanos y asiáticos, aunque por breve periodo. Algunos de éstos ya se conocían, otros se encontraban por primera vez. Algunos había visitado antes ALC otros lo hacían por vez primera. Hubo por estos años cientistas económico-sociales africanos o asiáticos que hicieron visitas, estadías o residencias en ALC, a comienzos de los 1970s: Amin realizó varias visitas, J. Bhagwati, Padma Desai, M. ul Haq, Gamani Corea, J. Rweyemamu, y muchas otras personas de las redes del desarrollo en Asia y África visitaron la región, aunque siempre por periodos breves o muy breves. Más tarde, el tanzanio Issa Shivji y sobre todo el keniano Peter Anyang-Nyongo (ver Anyang-Nyongo, 1989) estuvieron en México. Este último realizando investigación y docencia en el Colegio de México, editando posteriormente un libro donde además de dar cuenta de algunas de sus actividades, muestra las conexiones entre su pensamiento y las ciencias económico-sociales originarias de ALC. Deben mencionarse igualmente las redes y asociaciones de economistas y estudiosos del desarrollo a nivel global (no regional como CODESRIA), en el seno de las cuales circulaban ideas, se organizaban congresos, se creaban revistas y publicaciones colectivas, se coordinaban esfuerzos de personas e instituciones, a las cuales se encontraban ligadas prácticamente todas las personas a que se alude en este trabajo. Las relaciones personales y de colaboración académica, que se desarrollaron entre individuos que se desempeñaron en las mismas instituciones y que produjeron libros conjuntos, reuniones de trabajo, etc. -como André Gunder Frank y Hamza Alavi o como Dudley Seers y Osvaldo Sunkel-, tuvieron también alguna relevancia en la circulación de estas ideas. Por último debe mencionarse, que dichas ideas se difundieron a través de maestros que en Asia y África formaron un discipulado inspirándolo en éstas, como ocurrió, por ejemplo, con personas como Samir Amin en Senegal y R. Narayanan en la India18.

CONCLUSIONES Y PROYECCIONES

Se han señalado una buena cantidad de vías, dividiéndolas en grupos de importancia, a través de las cuales se difundieron las ideas de las ciencias económico-sociales originadas por autores procedentes de ALC por Asia y África. Algunas de estas vías pueden ser extrapolables hacia la circulación de otros cuerpos eidéticos, pero no de cualquier tipo de cuerpo eidético en cualquier tiempo. De hecho, numerosas modalidades de circulación dependen de los medios de comunicación y transporte como de la institucionalidad del conocimiento. No es pensable la circulación de cualquier tipo de ideas a través de cualquier tipo de medio-ambiente intelectual. Por cierto, el nivel de sofisticación, de los sistemas-de-ideas es correlativo al nivel de sofisticación de las personas envueltas. Si bien, muchas ideas para existir no requieren de una intelectualidad, en el sentido estricto del término, pudiendo existir en sociedades sin intelectualidad.

1-Características de las personas, medios e instituciones claves

Fueron claves en la circulación de las ideas procedentes de ALC numerosas personas, pero hubo quienes lo fueron particularmente, por su capacidad de transmitir ideas al discipulado (Amin, Seers, Narayanan), por su capacidad organizativa en la creación de redes y organización de encuentros (Iglesias, ul Haq, Amin), o todavía por el impacto de algunas de sus publicaciones, sea de trabajos de autoría propia o de revistas editadas por ellos (Amin, Rodney, Gauhar). Algunas de estas personas crearon o se ubicaron en el seno de instituciones que les sirvieron de trampolín o de antena para el relanzamiento de tales ideas y dichas instituciones a menudo crearon sus respectivos medios de difusión, particularmente, revistas, boletines o colecciones editoriales.

2-La proyección de las ideas hacia el espacio global: la falta de fluidez en la circulación de las ideas o el asunto de las "máquinas de los imperios", de las redes y del idioma

Las ideas económico-sociales de ALC circularon hacia otras regiones periféricas, de manera principal, a través de redes anglófonas y sólo en segundo lugar, muy abajo, a través de redes francófonas. El español y portugués, siendo los principales idiomas de origen, fueron marginales en la circulación19. Esto explica, en gran parte, el mayor impacto de la obra de W. A. Lewis y A. G. Frank, por haber sido publicada desde el inicio en inglés, en relación a la obra de R. Prebisch, C. Furtado, F. H. Cardoso u O. Sunkel.

Al parecer fue Vivekananda quien hacia 1900 se refirió a la necesidad de utilizar la formidable "maquina de los imperios para difundir sus ideas. El pensamiento religioso y teosófico indio aprovechó de la maquina de circulación del imperio británico para difundirse por el mundo. Por cierto, ello no fue algo completamente programado y no puede hablarse de una inmensa política planificada para difundir las ideas aparecidas en el medio intelectual indio, pero sin duda ello parcialmente existió y en todo caso los canales se aprovecharon. Esto adquiere particular relevancia si se advierte, como se ha hecho antes, que las figuras más importantes como R. Prebisch, W. A. Lewis, Osvaldo Sunkel, F. H. Cardoso y A. G. Frank o no estuvieron en África y Asia o lo hicieron apenas de pasada. En otras palabras, que los principales productores del pensamiento no fueron los mismos que los principales transmisores a Asia y África.

A partir de lo que se ha ido señalando, podría concluirse que la circulación de las ideas no es completamente fluida a través de las diversas regiones del mundo y que en tal circulación influyen fuerzas no puramente eidéticas, que éstas proceden también de poderes económicos, políticos, comunicacionales u otros y que a tales fuerzas se suman obstáculos "naturales" como los idiomas y las distancias. Este tipo de consideraciones, por válidas que sean, podrían conducir a la conclusión que la circulación de las ideas entre los espacios periféricos no es completamente fluida debido únicamente a grandes fuerzas inmanejables. Sin embargo, el sentido de este trabajo ha sido probar que por grandes que sean todas esas fuerzas, de hecho, algunas ideas de la periferia, que parecían atentar contra toda suerte de poderes se han difundido por otras periferias, muchas veces sustentadas en las propias máquinas montadas por tales poderes, permitiéndoles superar barreras espaciales o idiomáticas. La conclusión entonces, sería la contraria a la que tiende a utilizar el facilismo intelectual. La circulación de las ideas de unas a otras periferias no ha sido fluida, pero no porque los imperios se hubieran encargado de detenerla o silenciarla. Por el contrario, fueron precisamente las máquinas de los imperios, sus instituciones y canales, aquellos que más contribuyeron a esta circulación y de no ser por tales máquinas la circulación habría sido menos fluida aún. De hecho, antes de la existencia de tales máquinas la circulación de las ideas entre África, Asia y ALC era enormemente menos fluida. La conclusión es precisamente la contraria del facilismo: la poca fluidez de la circulación se debe en primer lugar al poquísimo interés que las intelectualidades de unas regiones periféricas han manifestado por la producción de otras.

3-La circulación de estas ideas y el tercermundismo

Teniendo en cuenta la cuestión del idioma a que se ha aludido antes, debe asumirse que las ideas que más se difundieron fueron aquellas que lograron expresarse en inglés y que entraron en la máquina de circulación de los imperios.

Pero, por cierto, la cuestión idiomática no basta para explicar todo. Si así fuera no habría razón para hablar de la proyección y la circulación de ideas producidas eminentemente en español y portugués, por regiones donde las intelectualidades son eminentemente anglo o franco parlantes. De hecho, una cierta rebelión del Tercer Mundo explica que dichas intelectualidades hayan echado mano de producciones aparecidas en otras regiones del mismo Tercer Mundo, en parte porque se sintieron interpretadas por dichas ideas y en parte, probablemente, pues el sentimiento tercermundista o periférico les hacía imaginar que la adopción misma de esas ideas era ya una rebelión contra el centro.

4-Las cuestiones de la circulación y la producción de las ideas

Ahora bien, para terminar debe señalarse que el problema abordado en este trabajo sobre la circulación de las ideas se topa con otros a los cuales acá apenas se ha aludido, pero que son de máxima importancia para quienes se ocupan de los estudios eidéticos, a saber:

a-¿Cuál es entonces el interés del asunto de la circulación y la falta de fluidez para la propia comunidad intelectual de nuestra región? Se señalarán apenas dos cuestiones clave: la primera, se refiere al asunto del "provincianismo intelectual" y el "paradigma nacional"; la segunda se refiere a la proyección de nuestro quehacer intelectual y cultural en el ámbito mundial. Es precisamente teniendo en cuenta los asuntos del "provincianismo intelectual" y del "paradigma nacional", que se ha empezado este trabajo aludiendo a la sorpresa que podría causar la pregunta sobre la proyección y circulación por el Asia y el África de las ideas económico-sociales que se han originado en ALC. Esta sorpresa tendría su origen en la mezcla de empiria y prejuicio que supondría que los productos culturales originados en ALC no tendrían proyecciones extra-regionales. Esta noción correlativa del provincianismo intelectual está en cierta forma ahogando la propia producción intelectual, que no asume desafíos que superen el estado-nación. Pensar más allá de estado-nación (no contra ni al margen del estado-nación) parece una cuestión clave en el escenario globalizado. Lo señalado evidentemente encuentra su corolario en la necesidad de proyectar nuestro quehacer intelectual y cultural en el ámbito mundial y por tanto ocuparse de las "máquinas de los imperios".

b- ¿Cómo se cruzaron estas ideas con otras que encontraron en sus medio-ambientes de destino (o de escala, porque no hay un destino final), cómo fueron reelaboradas en por quienes las recibieron en dichos lugares y cómo contribuyeron a la aparición de nuevas ideas o nuevos conocimiento? En verdad no ha sido un objetivo de este trabajo responder a tales peguntas, pero es importante señalar que la circulación de los "sistemas-de-ideas", en tanto que seres vivos, es solo comprensible en la medida que se estudian las evoluciones que van teniendo en los nuevos ecosistemas que van colonizando, y que esta "evolución" sólo adquiere toda su significación cundo se entienden los cruzamientos que tienen dichos sistemas-de-ideas en esos nuevos ecosistemas con otros sistemas-de-ideas presentes allí a su llegada. El surgimiento de nuevos sistemas-de-ideas, es decir de nuevos conocimientos, debe entenderse en importante medida de esta manera.

1 Este artículo es producto del proyecto Fondecyt Nº 1070104, capitaliza (reelaborándolas) partes de artículos escritos para Fondecyt 1030018 y 1030097, indicándose en cada caso las referencias. Se ha realizado sobre la base de investigaciones llevadas a cabo a partir de investigaciones realizadas en la Jawaharlal Nerhu University y en el Jawaharlal Nerhu Museum de Nueva Delhi, en CODESRIA, IDEP y Universidad Ch. A. Diop de Senegal, en la Universty of West Indies de Trinidad-Tobago, en el "Centro de Estudos Afro-Asiáticos" de la Universidad Candido Mendes de Río de Janeiro, en la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, en la biblioteca de la CEPAL en Santiago de Chile y a través de búsquedas en Internet.

2 Cuando se habla de "traspaso de ideas" desde América Latina a África no se está queriendo aludir al tránsito de ideas absolutamente originales ni totalmente elaboradas por oriundos del continente, sino de ideas elaboradas en el marco del ámbito intelectual latinoamericano, en lo cual participaron personas provenientes de lugares diversos. Para este caso el más relevante fue André G. Frank. Lo mismo, o en grado mayor, ocurre para África: africanos y africanistas, particularmente los residentes en el propio continente, conforman un todo. De este modo, cuando se habla de la importancia de la labor retransmisora, de proyección o circulación de las ideas a, y por, otras regiones, tampoco se supone que esto haya sido llevado a cabo, únicamente, por personas oriundas de tales regiones. De hecho, para el caso africano, sobre todo, pero también para el asiático o el europeo debe considerarse una cantidad de intelectuales que, sin haber nacido allí, trabajaron en esos lugares, utilizando estas ideas y difundiéndolas. Un caso relevante es el del galés Colin Leys que vivió y trabajó en África durante años.

3 Asumiendo la necesidad de una producción industrial de artículos, se ha optado por la formulación que consiste en subir a Internet una gran cantidad de piezas, llamémoslas "accesorias", de modo de no tener que incorporarlas a cada artículo, especialmente si van a ser publicados en papel. Ello implicaría un encarecimiento sustancial, por el crecimiento del texto. Muchos de los términos que corresponden a personas, escuelas de pensamiento, instituciones y redes, pueden consultarse en ATLAS DEL PENSAMIENTO en www.umbral.uprrp.edu Allí podrán encontrarse miles de otras informaciones y miles más de conexiones, para quienes deseen profundizar en estos temas. El proyecto ATLAS DEL PENSAMIENTO, como su nombre lo indica, apunta a exhibir geográficamente el pensamiento, particularmente de las regiones periféricas, durante los 3 últimos siglos. En el texto impreso se entregan únicamente las referencias más necesarias.

4 a) Participaron en misiones o asesorías: H. E. Caustin: Nigeria; Richard Jolly: Zambia; Dudley Seers: Ghana, Zambia b) Hicieron docencia, investigaron o actuaron como examinadores: Paul Colins: Tanzania; Rita Cruise O'Brien: Senegal; Richard Jolly: Uganda; Leonard Joy: Uganda; Raphael Kaplisky: Kenia; Colin Leys: Kenia. Tanzania, Uganda; Barbara Lloyd: Nigeria; Maureen Mackintosh: Senegal; Brian Van Arkadie c) Publicaron en África y/o sobre África: H. Berstein: África; Manfred Bienefeld: África, África Sudsahariana, Tanzania; E. A. Brett: África Sudsahariana, Uganda; Paul Colins: Tanzania; Rita Cruise O'Brien: Senegal; Rayah Feldman: Tanzania; Reginal Herbold Green: Tanzania, Sudán; Martin Godfrey: Kenia; Richard Jolly: Kenia; Raphael Kaplinsky: Kenia, Tanzania, Zambia; Paul Kennedy: Ghana; Stephen Langdon: Kenia, Senegal; Colin Leys: África Sudsahariana, Kenia; Marja Liisa Kiljunen: Namibia, Sudáfrica; Maureen Mackintosh: Senegal; Anthony Obeng; Brian Van Arkadie: varios paises d) Estuvieron en África sin especificar labor (asesoría y/o misión): Manfred Bienefeld: Tanzania; Reginal Herbold Green: Tanzania; Richad Jolly: Etiopía; Paul Kennedy: Ghana; Brian Van Arkadie: Kenia

5 Entre los numerosos antecedentes que fueron confluyendo en el encuentro del F.T.M., así como en otras iniciativas y que luego se proyectaron, por ejemplo en la Comisión Sur-Sur, heredera sin duda del F.T.M., debe hacerse particular mención de la reunión de cientistas económico-sociales realizada en Nairobi en febrero de 1971. Ésta fue destinada a tratar dos asuntos: la independencia económica y la constitución de una asociación de centros de investigación dedicados a los problemas de desarrollo de África. Entre los participantes deben destacarse Osvaldo Sunkel, Enrique Oteiza, Jorge Graciarena, H.M.A. Onitiri e Ismail Sabri Abadllah. Por cierto, en esta misma línea debe ponerse la fundación del CODESRIA (Council for Development of Economic and Social Research in Africa) en Dakar en febrero de 1973. Más allá de esto, sin duda el F.T.M. se convocó a través de redes ya existentes y que son anteriores a la oportunidad específica que señala Iglesias como ocasión originaria de la idea. Los economistas del desarrollo se leían, se citaban y se encontraban. La CEPAL, a través de sus poco más de 20 años de historia había desarrollado abundantes conexiones con organismos muy variados (Véase Devés, 2007) y que por ejemplo el Institut for Development Studies de Sussex había contribuido a ampliar esas redes hacia el espacio anglófono. Otra de las redes fue la del neomarxismo y del trotskysmo: la Monthly Review, la New Left Review entre muchas otras revistas y grupos.

6 Se ha dicho que participaron unas 40 personas, aunque de modo no totalmente formal; ni por la presentación de ponencias ni por el seguimiento de un programa. Para avanzar en la determinación de quiénes fueron se cuenta con tres fuentes de época que nos informan sobre los participantes: el citado artículo de Padma Desai, una breve crónica del diario La Tercera de Santiago y la declaración evacuada al final de la propia reunión del F. T. M. Entre los chilenos se encontraban Osvaldo Sunkel de la CEPAL e ILPES, Gonzalo Martner, Ministro Director de ODEPLAN (Oficina de Planificación Nacional); Alejandro Foxley, profesor del Centro de Estudios de Planificación (CEPLAN) de la Universidad Católica de Chile, Juan Somavía de ALALC (Asociación Latinoamericana de Libre Comercio) y Pacto Andino y Carlos Massad. Entre los extranjeros residentes en Chile, el uruguayo Enrique Iglesias, director de la CEPAL, uno de los gestores de la reunión y el dueño de casa, pues ésta se realizó en las instalaciones de la Comisión, como se ha visto. Los otros gestores o "padres fundadores" como los llama Padma Desai (1973: 57), fueron el economista egipcio residente en Senegal y el más importante promotor de las redes de cientistas económico sociales en África, Samir Amin; Mahbub Ul Haq, economista paquistaní y asesor del Presidente del Banco Mundial; el economista nigeriano H. M. A. Onitiri, director del Instituto de Desarrollo Social y Económico de la Universidad de Ibadan, y el nepalés B. Thapa. Se encontraban también el costarricense Oscar Arias, que sería luego Presidente de la República; Antonio Casas González, jefe del CORDIPLAN de Venezuela; el economista Carlos Díaz Alejandro; Rodrigo Botero, Director Ejecutivo de la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo de Colombia; Ismail Sabri Abdala, Ministro de Planificación de Egipto; Justinian Rweyemamu, tanzano, asesor del Presidente; Nurul Islam, economista paquistaní; Gamani Corea de Sri Lanka y que sería luego secretario general de la UNCTAD (United Nations Conference Trade and Development); Oneida (sin apellido) que se refirió al control de la población; Jagdish Bhagwati, indio, profesor de economía en Cambridge y esposo de Padma Desai, india también y profesora del Russian Research Center de Harvard.

El listado comprende unos 20 nombres. ¿Quiénes fueron las otras 20 personas que participaron? A falta de fuentes creo que esto puede responderse a partir de las redes e instituciones que armaron este encuentro. En primer lugar es razonable pensar que otras personas que trabajaban en la CEPAL, o en instituciones cercanas como ILPES y CELADE hayan participado; por cierto funcionarios del gobierno especialmente quienes compartían esta actividad con la docencia en escuelas de economía y sociología, debe señalarse además que el presidente Allende ofreció una recepción a los participantes al final de la reunión; la Universidad de Chile y particularmente el CESO (Centro de Estudios Sociales) cuya revista Sociedad y Desarrollo había publicado varios artículos de Samir Amin. Amin recuerda que en esos años conoció a numerosos latinoamericanos, pero no precisa si fue durante la reunión del F. T. M. (1999: 136); Justinian Rweyemamu estuvo invitado a la Universidad de Chile, presumiblemente por gente que encontró durante la reunión. Con respecto a otros extranjeros, fuera de los que trabajaban en la CEPAL, ILPES, CESO, etc., es razonable pensar que vienen de las instituciones ligadas al CODESRIA, pues entre los 7 miembros de su Comité directivo para los años 1973-1976, 4 se hicieron presentes: I. S. Abdallah, S. Amin, H. Onitiri y J. Rweyemamu.

7 F. H. Cardoso, Celso Furtado, Helio Jaguaribe, Enrique Iglesias, Amilcar Herrera, Enrique Oteiza, Oscar Arias, Luciano Tomassini, también Oscar Pino Santos, Manuel Perez Guerrero, Santiago Macario, José M. Suárez Mier y Otoniel Velasco. Hubo también figuras de Asia y África que ya conocían la producción de las ciencias económico-sociales de ALC, como Samir Amin de Senegal, Gamani Corea de Sri Lanka, Mahbub Ul-Haq de Pakistán y Justinian Rweyemamu de Tanzania. Hubo numerosos participantes del propio Pakistán como Sartaj Aziz de la FAO, Muinuddin Baqai de la División de Planificación del Gobierno, Jamil Nishtar Presidente del Banco Nacional y de otros países del Subcontinente Indio como Arun Shourie del Internacional Bank for Reconstruction and Development de Washington, indio de nacionalidad, Lal Jawardena del Ministerio de Planeación y Asuntos Económicos de Sri Lanka y Mosharref Hussain del Bangladesh Institut of Development Studies.

8 Se utilizan aquí algunos trozos de: Devés, Eduardo (2006) "La reelaboración de las ciencias económico-sociales en África: el caso de Senegal en el marco de las redes intelectuales al sur del Sahara, (1965-1985)" Estudos Afroasiáticos, Universidad Cándido Mendes, Río de Janeiro (ver www.scielo)        [ Links ]

9 Se utilizan aquí algunos trozos de: Devés, Eduardo (2006) "Los cientistas económico sociales chilenos en los largos 60 y su inserción en las redes internacionales: la reunión del Foro Tercer Mundo en Santiago en abril de 1973", en Universum 1º semestre, Universidad de Talca, N. 9, Septiembre (ver www.scielo)        [ Links ]

10 En este proyecto y en las publicaciones que produjo, Wignaraja se ligó entre otras personas a Orlando Fals-Borda, a Daniel Camacho, a Teresa S. Encarnación, a Eduardo Tandem y a u conjunto de africanos a quienes las ideas procedentes de ALC les eran familiares como Samir Amin, Mahmood Mamdani y Thandika Mkandawire (ver Wignaraja 1993).

11 Altaf Gauhar (1923-2000) Fue Secretario y Ministro de Información y Comunicaciones del gobierno de Pakistán en los años 1960s, Se transformó luego en editor de Dawn, en Karachi en 1972, y estuvo detenido por más de un año por sus escritos. Fue declarado por Amnistía Internacional como preso de conciencia en 1972, cosa que le permitió trasladarse a Londres. Allí fue creador y editor de la revista Third World Quarterly, Editor en Jefe de Third World Media y Secretario General de la Third World Foundation for Social and Economic Studies, a fines del los 1970s.

12 Editor: Altaf Gauhar, Editorial Adviser: Leslie Wolf-Phillips, Asociate Editor: Khalil Hasan, Editorial Research: Shahid Qadir)

13 El jurado estuvo constituido por Shridath Ramphal, presidente, B. K. Nerhu, Enrique Iglesias, Robert K. A. Gardiner y Azim Husain)

14 En dicha conferencia participaron las siguientes personas procedentes de ALC: Julián Gómez de Argentina, Celso Furtado y Edmar Bacha de Brasil, Enrique Iglesias de Uruguay, Osvaldo Sunkel de Chile, Víctor Urquidi de México y Shridath Ramphal de Guyana.

15 Se utilizan aquí algunos trozos de: Devés, Eduardo (2005)"Recepción y reelaboración del pensamiento económico-social chileno y latinoamericano en Tanzania 1965-1985: Su proceso de africanización", Atenea nº 492, Universidad de Concepción, Chile, pp. 45-68 (ver www.scielo)        [ Links ]

16 En la conferencia participaron al menos S. Amin, G. Corea, E. Iglesias y M. Ul Haq, entre los que más tarde estarían en el FTM.

17 Entre los numerosos antecedentes que fueron confluyendo en el encuentro del FTM, así como en otras iniciativas y que luego se proyectaron, por ejemplo en la Comisión Sur-Sur, heredera sin duda del FTM, debe hacerse particular mención de la reunión de cientistas económico-sociales realizada en Nairobi en febrero de 1971. Ésta fue destinada a tratar dos asuntos: la independencia económica y la constitución de una asociación de centros de investigación dedicados a los problemas de desarrollo de África. Entre los participantes deben destacarse Osvaldo Sunkel, Enrique Oteiza, Jorge Graciarena, H. M. A. Onitiri e Ismail Sabri Abadala. Por cierto, en esta misma línea debe ubicarse la fundación del CODESRIA en Dakar en febrero de 1973. Más allá de esto, sin duda el F.T.M. se convocó a través de redes ya existentes y que son anteriores a la oportunidad específica que señala Iglesias como ocasión originaria de la idea. Los economistas del desarrollo se leían, se citaban y se encontraban. La CEPAL, a través de sus poco mas de 20 años de historia había desarrollado abundantes conexiones con organismos muy variados (Véase Devés, 2007) y que por ejemplo el Institut for Development Studies (IDS) de Sussex había contribuido a ampliar esas redes hacia el espacio anglófono.

18 Deben mencionarse a este respecto las conversaciones del autor con Shyama Prasad Ganguly y Abdul Nafey, dos de los más importantes latinoamericanistas de la India. Ambos señalaron la importancia de R. Narayanan en la difusión del interés por ALC y de las ideas de esa procedencia. En este mismo sentido pueden mencionarse las reflexiones del rector A. Yogender Kumar (1997), sobre la familiaridad de las ideas procedentes de ALC en los 1970s para algunos cientistas económico-sociales de la India.

19 Incluso en las ideas económicas islámicas los textos en inglés están siendo más importantes que los textos en árabe Bill Maurerafirma que: English is the presumed universal standard. It brings more people together in Islamic banking than any other tongue, even (or especially) Arabic. It also provides an important bridge between centers of intellectual production and implementation in the United States, the United Kingdom, and India and Pakistan, on the one hand, with those in Malaysia and Indonesia, on the other. For many Malay/Indonesian speaking and reading publics, the dissemination of knowledge in English has been critical to the formation of Islamic banking in the "Malay world." It was the English texts of Siddiqi, Mannan, Afazlur Rahman, Anwar Iqbal Qureshi, and others that impacted the development of the field there to a far greater extent than the Arabic texts of al-Najjar or Qutb. Arabic terms thus function in Indonesian/Malay Islamic banking as they do in English: as supplements to a universal standard. Several interlocutors in the United States made explicit to me the role of Arabic as a supplement to English on several occasions. They stressed that English, or sometimes "America," like economics, was inherently perfectible through the addition of Islamic or Arabic terms (Bill Maurer, Mutual Life, Limited: Islamic Banking, Alternative Currencies, Lateral Reason, Princeton U. Press, acceso en 2008, http://press.princeton.edu/chapters/s7998.html)

BIBLIOGRAFÍA

Amin, Samir (1973) Le Développement Inégal , Minuit, Paris.        [ Links ]

Amin, Samir (1977) "La estrategia de los países en desarrollo" en Socialismo y participación, serie Cuadernos, Cuaderno n°1, Perugraph, Lima, octubre.        [ Links ]

Amin, Samir (1999) Miradas a un medio siglo. Itinerario intelectual 1945-1990, Plural-Iepala, Madrid.        [ Links ]

Amin, Samir; FOSSI, Julio; JOLLY, Richard; OTEIZA, Enrique y WIGNARAJA, Poona (1975) "Nuevas formas de colaboración internacional en materia de investigación y capacitación para el desarrollo" en Carpeta Foro Tercer Mundo, Biblioteca CEPAL        [ Links ]

Anónimo (1971) "Reunión de Nairobi" en revista América Latina, n° 3-4 año 14, CLAPS, Río de Janeiro, julio-diciembre.        [ Links ]

Anyang Nyong'O, Peter (1989) La política africana y la crisis del desarrollo, El Colegio de México, México D.F.        [ Links ]

Bhagwati, Jagdish (1977) "Introduction" a The new international economic order, MIT-Press, Cambridge-Mass, London.        [ Links ]

Bhagwati, Jagdish (1979) "International migration of the highly skilled: economics, ethics and taxes" en Third World Quarterly, vol. I, número 3.        [ Links ]

Bhagwati, Jagdish (1982) "W. Arthur Lewis: an appreciation" en GERSOVITZ, Mark et alt. The theory and experience of economic development. Essays in Honor of Sir W. Arthur Lewis, Allen & Unwin, Londres.        [ Links ]

Blomström, M. y Hettne, B. 1990. La teoría del desarrollo económico en transición, F.C.E., México.        [ Links ]

Brett, E.A. (1975) "The political economy of general Amin", en IDS Bulletin, 1/7, April.        [ Links ]

Campbell, H. (1986) "The impact of W. Rodney and progressive scholars on the Dar es Salaam School" en UTAFITI, vol. VIII, nº 2, U. de Dar es Salaam.        [ Links ]

Collins, Paul (1971) "Ideology, policy and the political development of research on Tanzania" en Bulletin, vol 4, n°1, IDS, Sussex, diciembre        [ Links ]

Corea, Gamani (1976) "A Message from the Secretary General of UNCTAD" en IDS Bulletin, vol. 7, número 4, Sussex University, mayo.        [ Links ]

Corea, Gamani (1981) Need for change. Towards the new international economic order, Pergamon Press, Oxford-New York.        [ Links ]

Desai, Padma (1973) "Third World social scientist in Santiago" en World Development, Vol. 1, N. 9, Septiembre.        [ Links ]

Desai, Padma; BHAGWATI, Jagdish (1975) "Socialism and Indian economic policy", en World Development, vol. 3, número 4        [ Links ]

Desai, Padma; BHAGWATI, Jagdish (1970) India planning for industrialization an trade policies since 1951, Organization for Economic Co-operation and Development, Great Britain        [ Links ]

Devés, Eduardo (2008) "Las ideas económico-sociales de América Latina y el Caribe en Pakistán: recepción y reelaboración (1965-1980)", entregado para publicación a la revista Universum        [ Links ]

Devés, Eduardo (2007) Redes intelectuales en América Latina, Hacia la constitución de una comunidad intelectual, Instituto de Estudios Avanzados, Universidad de Santiago de Chile, Santiago        [ Links ]

Devés, Eduardo (2006) "Los cientistas económico sociales chilenos en los largos 60 y su inserción en las redes internacionales: la reunión del Foro Tercer Mundo en Santiago en abril de 1973", en Universum, 1º semestre, Universidad de Talca        [ Links ]

Devés, Eduardo (2004) "¿Cómo pasaron las ideas socioeconómicas Latinoamericanas a África anglófona entre 1960-1980? Retransmisores de ideas Latinoamericanas: Dudley Seers y el Institut of Development Studies", en Latinoamérica. Revista de Estudios Latinoamericanos, CCYDEL-UNAM, México        [ Links ]

Devés, Eduardo (2000-2003-2004) El pensamiento latinoamericano en el siglo XX. Entre la modernización y la identidad, Tomo I: Del Ariel de Rodó a la CEPAL; Tomo II Desde la CEPAL al neoliberalismo; Tomo III Las figuras y las ideas del fin de siglo, Biblos, Buenos Aires; DIBAM, Santiago        [ Links ]

Foro Tercer Mundo (1973) "Declaración de Santiago", en Carpeta Foro Tercer Mundo, Biblioteca CEPAL        [ Links ]

Foro Tercer Mundo (1975) "Comunicado de Karachi", en Carpeta Foro Tercer Mundo, Biblioteca CEPAL.        [ Links ]

Foro Tercer Mundo (1975) "Constitución" en Carpeta Foro Tercer Mundo, Biblioteca CEPAL.        [ Links ]

Frank, André G. (1991) El subdesarrollo del desarrollo. Un ensayo autobiográfico, Nueva Sociedad, Caracas.        [ Links ]

Gauhar, Altaf (1983) "Introduction" a The rich and the poor. Development, negociations and cooperation. An assessment, Third World Foundation, London.        [ Links ]

Girvan, Norman 1977. "Technology: a new white magic for Africa?" en Africa Development, vol. II, nº 2, Dakar, pp. 5-7.        [ Links ]

Goonatilake, Susantha (1975a) "Development thinking as cultural neo-colonialism - the case of Sri Lanka", en IDS Bulletin, vol 7, n 1, Sussex University.        [ Links ]

Goonatilake, Susantha (1975b) "Cultural dependence. The debate continues" en IDS Bulletin, vol 7, n 3, Sussex University.        [ Links ]

Iglesias, Enrique (1972) "Exposición del señor Enrique V. Iglesias, Secretario Ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina en el Tercer Período de Sesiones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo", Estudios Internacionales, N°18, U. de Chile, Santiago, abril-junio        [ Links ]

Iglesias, Enrique (1973) "La integración económica latinoamericana en la planificación nacional del desarrollo" en AAVV: La integración latinoamericana en una etapa decisiva, Intal-BID, Buenos Aires        [ Links ]

Iglesias, Enrique (1975) "Declaración del señor Enrique V. Iglesias en la sesión inaugural del Foro del Tercer Mundo, Karachi, 5 de enero de 1975; en carpeta "Third World Forum: Documents presented 1972, 1975", Biblioteca CEPAL        [ Links ]

Ingham, Barbara (1989) "Dudley Seers as a development adviser in Ghana and Malta", en IDS Bulletin, Vol 20, N° 3, julio.        [ Links ]

Islam, Nurul (1977) "The hungry, crowded and competitive world" en World Development, vol. 5, número 8, Pergamon Press, Great Britain        [ Links ]

Jolly, Richard (1989) "Dudley Seers (1920-1983): His contributions to development perspectives, policy and studies", en IDS Bulletin, Vol 20, N° 3, Julio        [ Links ]

Lamming, G. (s/f) "George Lamming (b 1927)", acceso en: 2004 www.kirjasto.sci.fi/lamming.htm        [ Links ]

Lamming, G. (1989) "Transcript of an interview with G. Lamming", acceso en: 2004 www.pancaribbean.com/bayan/lamming.htm        [ Links ]

Lewis, A. (1965) Politics in West Africa , George Allen and Unwin, Londres.        [ Links ]

Lewis, A. (1970) Tropical development 1880-1930. Studies in economic progress, George Allen & Unwin Ltd, Londres.        [ Links ]

Lewis, A. (1992) "Autobiography" en Nobel lectures, Economics 1969 - 1980, Assar Lindbeck, edit, World Scientific Publishing, Singapur        [ Links ]

Lewis, R. (1995) Walter Rodney's intellectual and political thought, The press of the West Indies-Jamaica y Wayne State University y Press - Detroit        [ Links ]

Leys, C. (1996) The rise and fall of development theory, EAPE, Nairobi; Indiana University Press, Bloomington; James Currey, London        [ Links ]

Love, Joseph (1998) A construcao do Terceiro Mundo, Paz e Terra, Rio de Janeiro.        [ Links ]

Nabudere, D. W. s/f. "Globalization and the postcolonial African state", acceso en: 2004 www.aaps.co.zw/publications/global.html.htm        [ Links ]

Narayanan, R. (1988) "Historical links" en JADEJA, Daulatsinhji (edit) India and Latin America partners in progress, Trans Asia Publications, New Delhi        [ Links ]

Narayanan, R. (2000) Latin America in emerging world order. Opportunities for India. Reflections of R. Narayanan (edit Abdul Nafey), B.R.Publishing Corporation, New Delhi        [ Links ]

Nyerere, Julius (1974) Man and development, O. U.P., Dar es Salaam.        [ Links ]

Nyerere, Julius (1968) Freedom and Socialism. Uhuru na ujamaa: a selection of writtings and speeches 1965-1967, Oxford University Press, Dar es Salaam.        [ Links ]

Oteiza, Enrique (1977) "Inter-regional cooperation in the social sciences: the Latin American experience", en I.D.S Bulletin, vol 8, N° 3, Sussex, march        [ Links ]

Ranis, G. (2004) "Arthur Lewis' Contribution to Development Thinking and Policy", acceso en 2004 www.econ.yale.edu/~granis/        [ Links ]

Rodney, Walter (1974) How Europe underdeveloped Africa, Howard University Press, Washington D.C. (1°edic. 1972)        [ Links ]

Rodney, W. (1990) Walter Rodney Speaks: The making of an African intellectual, Africa World Press Inc., New Yersey, acceso en: 2004 www.landofsixpeoples.com/lviewrod.htm        [ Links ]

Singer, Hans W. (1989) "Keynes, Seers and economic development", en IDS Bulletin, Vol 20, N° 3, julio.        [ Links ]

Singer, Hans y Jolly, Richard (1973) "Unemployement in an African Setting. Lesson of the Employement Strategy Mission to Kenya", en International Labour Review, vol 107, N° 2, Feb, y IDS Comunication 111, IDS, Sussex-Brighton.        [ Links ]

Stöger-Eising, Viktoria (2000) "Ujamaa revisited: indigenous and european influences in Nyerere's social and political thought", en AFRICA, Journal of the International African Institute, vol. 70, nº1 pp. 118-143.        [ Links ]

Ul Haq, Mahbub (1973) "Crisis in development strategies" en World Development, vol. 1, número 7.        [ Links ]

Ul Haq, Mahbub (1974) "Development and Independence" en Development Dialogue, número 1.        [ Links ]

Ul Haq, Mahbub (1975) "The Third World Forum: Intellectual Self-Reliance" en International Development Review, nº 1, 1975, London.        [ Links ]

Ul Haq, Mahbub (1978) La cortina de la pobreza, Fondo de Cultura Económica, México.        [ Links ]

Van Arkadie, Brian (1971) "The role of state sector in the context of economic dependence" en IDS Bulletin, vol 3, nº4, august.        [ Links ]

Wignaraja, Poona (1977) "From the village to the global order. Elements in a conceptual framework for Another Development" en Development Dialogue, n. 1 , Dag Hammarskjöld Foundation, Uppsala.        [ Links ]

Wignaraja, Poona y Hussain, Akmal (1989) The challenge in South Asia. Development, democracy and regional cooperation, United Nations University y Sage Publications Tokyo y New Delhi        [ Links ]

Wignaraja, Poona (1993) New social movements in the South. Empowering the people, Vistaar Publications, New Delhi        [ Links ]

Yogender Kumar A. (1997) "Discurso del Rector de la U. J. N profesor Dr. Y.K.A. pronunciado en el acto inaugural de la conferencia", en: Shyama PRASAD GANGULY: Por los caminos del otro. Jornadas indias sobre las culturas española, portuguesa y latinoamericana, Consejo Indio de Relaciones Culturales, Nueva Delhi        [ Links ]

Zammit, Ann y Palma, Gabriel (eds) (1973) The chilean road to socialism, IDS, Sussex, England.        [ Links ]

Todos los textos citados que aparecen en la bibliografía en otros idiomas han sido traducidos por el autor.

Artículo recibido el 5 de marzo de 2008. Aceptado por el Comité Editorial el 3 de julio de 2008.

Correspondencia a: Correo electrónico: edeves@usach.cl

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons